Columnas
2012-02-23
2287 lecturas

Angel Saldomando
especial para G80

Aysén o el otro país

La palabra Aysén tiene un origen representativo para la situación que se está viviendo en Chile. Una versión sugiere que el capitán inglés Robert Fitzroy nombró la región como Ice-End, el fin del hielo cuando la exploró. Otra versión más enraizada en la cultura indígena, inscribe el origen de la palabra en el vocablo mapudungun Aisén, que significa desmembrarse, en alusión a los fiordos que configuran la geografía.

La relación es simbólicamente fuerte. La movilización de Aysén confirma el fin de la era glaciar en que Chile se congeló con el modelo económico y político salido de las entrañas de la dictadura, modelo al que el movimiento estudiantil ya le había aplicado suficiente temperatura. Por otro lado las tensiones sociales y regionales configuran un desmembramiento del orden político cerrado y amarrado entre la derecha y la concertación.

LA AGENDA POSTERGADA

El recuento de las movilizaciones sociales en Chile se ha convertido en una letanía obligada en cada artículo de análisis sobre la situación del país. Esto es una evidencia de la nueva etapa que se está viviendo y de los problemas que plantea. Dos grandes temas están en la mesa, los que pueden desagregarse a voluntad según la sensibilidad política. Pero lo que no puede hacerse es ignorarlos.

Uno son los cambios políticos e institucionales, otro es la redefinición de un modelo económico calificado con justeza como un caso de oligopolios con asistencialismo. Se espera de que las respuestas generen más democracia, más igualdad social y un país más sostenible tanto en lo regional como en lo ambiental.

Hay ciertamente opciones técnicamente discutibles, pero la cuestión fundamental es si la agenda política asume o no la nueva situación, todo lo demás serán subterfugios.

Con las municipales ad portas y las presidenciales ya en el horizonte, el juego político comienza a develar justamente hasta donde se está dispuesto a avanzar en los dos grandes temas. Que hoja de ruta se propone y qué tipo de coaliciones se pretenden armar para responder a una situación cuyas exigencias golpean a la puerta.

El escenario político no arroja muchas innovaciones. La derecha en el gobierno y en su laberinto, crispada en la defensa del modelo, sacó un tímido dedo a través de renovación nacional para engancharlo con otro tímido dedo de la democracia cristiana para abordar también tímidamente el tema de las reformas políticas.

La concertación, a falta de otro nombre actualizado, oscila entre el silencio de la esfinge Bachelet y las movidas milagrosas que no la castiguen demasiado frente los dos eventos electorales que se vienen. El PC por su parte ya inserto en la búsqueda de su lugar al sol en la futura concertación negocia puestos y caras para las municipales. La izquierda aun no logra ser una referencia orgánica de peso frente al país y quizá porque no encuentra el camino.

Las cartas están ahí son casi las mismas y en rigor no se puede esperar demasiado que viejos políticos hagan política nueva, no por la edad sino que por su obsolescencia.

La lapidaria descripción del periódico inglés Financial Times sobre chile, en relación a que hace falta políticos de estado, se queda corta. Estamos ante la ausencia de referentes políticos capaces de organizar los materiales necesarios para una nueva etapa.

BUSCANDO LA SALIDA

La pequeña política alcanza para administrar las rutinas y las pequeñas combinaciones de periodos estables, pero el país está movilizándose, se está debatiendo, hay desafíos políticos, económicos y ambientales y regionales urgentes. Hace falta una gran política con una nueva propuesta de relación entre el gobierno y la sociedad.

Los políticos no son a priori ni inteligentes, ni sabios ni filósofos, pero pueden hacer parte del problema o de la solución. Por ahora son un lastre y las posibilidades de un avance se determinarán entre la capacidad de la presión social y la posibilidad de conformar una nueva coalición para los nuevos tiempos. Esa es la versión optimista. La pesimista es que la actual situación se mantenga y continúe degradándose sin salida política.

La pregunta continuará en el aire ¿Quiénes y cómo plantearan esa salida? En el Chile de aquí y ahora, para los ciudadanos de a pie y a como está y donde está el país, es decir con los recursos disponibles para comenzar a responder a los dos grandes problemas del país.

Y con toda franqueza hay que asumir que no habrá, en el quienes y el cómo, una salida químicamente pura, que será un hibrido y que debe aspirarse a abrir el camino para que la agenda se construya en el tiempo y con una geometría variable en lo social. Es decir generar cada vez la máxima convergencia y alianza social en cada tema de la agenda, en vez de un alineamiento político único.

Todo lo contrario del modelo de gobernabilidad de la concertación que expiró y el de la derecha que fracasó. De alguna manera el movimiento estudiantil, la movilización de Punta Arenas, Aisén y Calama muestran la vía y acumulan antecedentes en este sentido. Por allí asoman los materiales de nuevas coaliciones.

Los tiempos de la política y los cálculos de los políticos podrán ver en esto una amenaza y sin duda lo es. Basta ver sus reacciones, el gobierno todo lo ve como problema de orden público, la concertación tiembla ante algo inmanejable y los pequeños cálculos del PC administrando a Camila Vallejo y a Camilo Ballesteros como candidatos a alcaldes en vez de dejarlos aportar en la construcción del movimiento social.

No hay solución a corto plazo, simplemente porque estas no existen. Pero por ahora, la mejor contribución es la que están aportando los movimientos sociales porque sin ellos las salidas políticas estarán siempre más lejos.

No es fácil construir un nuevo referente que se instale como proyección política de la nueva situación. No basta hacer discursos, organización y tener liderazgos sociales sectoriales, lleva tiempo y necesita madurez para hacer alianzas. Hay que ganar elecciones y adquirir una credibilidad y una dimensión nacional. Y hay que reconocerlo de esos hay muy pocos.

Los liderazgos de la concertación surgieron de las banderas y partidos que encarnaron la salida política de la dictadura. Los de la derecha salieron del modelo que continuó y del poder económico que conservaron. La coyuntura del desgaste de la concertación les permitió volver al gobierno.

Pero ahora que se inició una nueva etapa dónde toda esa capa política está prisionera del pasado, de los equilibrios y beneficios que consiguieron y del control que habían logrado, dejándoles la exclusividad de la política en sus manos, la que practicaron con arrogancia y verticalismo.

La sociedad que emerge políticamente ahora necesita de su propia proyección política, de nuevas ideas en la economía, la cultura, la educación, los derechos, el ambiente. ¿Alguien recuerda alguna gran idea programática de la clase política chilena que no hayan sido parches al sistema, post conflicto, post estafa, post catástrofe? No hay, esa la expresión máxima de su agotamiento político.

Pero también Chile se está agotando por un modelo económico depredador, las elites actúan como si tuvieran hasta tres países con recursos naturales pero no somos Brasil. A no ser que ya tengan pensado dónde irse.

Lo que se ve es un delgado país estirarse al límite de sus posibilidades y una sociedad tensionada al máximo por la desigualdad. Un pescador artesanal, me decía hace poco –Mire señor no creo que esta caleta sobreviva más de dos años. Cada uno tiene sus plazos y sus urgencias, eso es lo que se está juntando.

La autocomplacencia de las elites económicas y políticas cada vez más autistas frente a la realidad, no parecen advertirlo o no quieren reconocerlo. Ni la vieja política ni los liderazgos que la representan desparecerán tienen sus propias anclas, pero enderezar la balanza será un buen comienzo.

El cambio de eje social de la política, de los grandes empresarios y de sus operadores políticos, a los ciudadanos de a pie es la demanda que surge, la cuestión es si logrará engendrar su propia proyección política, que le de poder de representación y negociación. Esto es lo que no se avizora aún.

Angel Saldomando

Comenta con ayuda de Facebook(*) (Habilitado el 11 de diciembre del 2009): ¡OJO! Se puede comentar escribiendo un mail (no se muestra es solo para validacin) o con cuenta de Facebook.


(*)Algunas versiones de Internet Explorer bloquean esta herramienta social, sugerimos navegar con Firefox, Safari, Opera, Chrome u otro navegador web para hacer y leer los comentarios



162.155 lecturas en total tienen las 77 columnas de Angel Saldomando con 2.106 lecturas en promedio por columna
Columnas de Angel Saldomando
2017-08-10
Venezuela: crisis para todo uso
2361 lecturas

2017-08-09
Crisis DC: el partido fiorentino
2218 lecturas

2017-08-01
Aires Irrespirables
1788 lecturas

2016-06-20
Un debate en curso: Sobre la Constituyente
1622 lecturas

2016-05-12
Chiloé: metástasis de un modelo agotado
1801 lecturas

2016-05-09
De Aysén a Chiloé
1784 lecturas

2016-01-21
La licuadora
2034 lecturas

2015-10-07
Revelaciones tardias
1719 lecturas

2015-08-05
La guerra de los diagnósticos
1308 lecturas

2015-07-06
Sísifo se cansó
2030 lecturas

2015-04-21
Chile estrena: las instituciones bikini
2084 lecturas

2015-04-08
La casta en su laberinto
2170 lecturas

2015-03-05
Tocar el fondo
2101 lecturas

2015-01-24
Gobiernos progresistas: el vaso ¿medio lleno o medio vacío?
2030 lecturas

2014-12-15
El pais de la elite
2077 lecturas

2014-09-30
Catastrofismos y pesimismos
3058 lecturas

2014-09-11
La alianza publico privada. La burbuja de la elite
2108 lecturas

2014-04-17
Cuando se quema la realidad
2232 lecturas

2014-03-20
El zorro en el gallinero
1715 lecturas

2014-03-19
Nuevas Mayorias ¿Usura o Renovación?
1810 lecturas

2014-03-12
Echeverria en el país de nunca más
1609 lecturas

2013-12-17
La vitrina y la realidad
1789 lecturas

2013-11-12
Dilemas electorales y después
1595 lecturas

2013-10-31
Las cartas sobre la mesa: programas y política
1655 lecturas

2013-09-10
Allende se invita a las elecciones
1585 lecturas

2013-09-07
¿Hacerse cargo del golpe o de la historia?
1553 lecturas

2013-07-28
De las primarias a las ultimarias
1664 lecturas

2013-07-09
La fractura
1910 lecturas

2013-05-28
Un debate necesario: sobre elecciones y perspectivas
1813 lecturas

2013-04-04
Contradicciones en torno a Bachelet: expectativas y realidades
1999 lecturas

2013-03-13
La hoja de ruta con o sin Bachelet
1904 lecturas

2012-12-19
De vida o muerte. Lucro Lacra Liviandad
1972 lecturas

2012-12-06
Fronteras externas e internas
2110 lecturas

2012-10-08
Venezuela en la mira
1838 lecturas

2012-10-03
El país entrampado
1926 lecturas

2012-09-24
El fondo de la cacerola. Malestar y cambio en la sociedad
1838 lecturas

2012-09-02
La fiebre o el termómetro. El debate sobre la encuesta Casen y la pobreza
2052 lecturas

2012-07-22
La lección paraguaya
2022 lecturas

2012-06-21
La espada de Damocles
1951 lecturas

2012-05-31
Rebelión en la granja
2008 lecturas

2012-04-16
La descentralización: ¿Trampa o refundación?
2196 lecturas

2012-03-22
Las regiones de la discordia
2071 lecturas

2012-03-15
Mirando al Sur
2007 lecturas

2012-03-07
La ceguera del poder
2101 lecturas

2012-02-26
La medida del poder o el poder de la medida
1998 lecturas

2012-02-25
Aysén II ¿Lo posible de lo imposible?
2458 lecturas

2012-02-23
Aysén o el otro país
2288 lecturas

2011-09-10
Los dilemas del movimiento social
2451 lecturas

2011-08-17
¿Y ahora qué?
2127 lecturas

2011-07-29
Legitimidad y refundación
2272 lecturas

2011-07-19
Primer round post concertación
2279 lecturas

2011-07-01
Grecia al matadero
2779 lecturas

2011-06-16
El enrarecido clima político
2278 lecturas

2011-06-08
Tendencias en la izquierda latinoamericana el amigo brasilero
2482 lecturas

2011-06-02
América Latina: La exigencia de más y mejor democracia
2211 lecturas

2011-05-07
La hora de la igualdad
2293 lecturas

2011-03-14
Un nuevo parte aguas
2267 lecturas

2011-03-11
Libia: Sacudida Mundial
2474 lecturas

2011-02-25
La Economía Política de los Mínimos
2914 lecturas

2011-02-01
El incendio se extiende a Egipto
2319 lecturas

2011-01-19
Túnez no está lejos
2321 lecturas

2010-12-14
Las dos caras de la moneda
2476 lecturas

2010-11-10
¡Alto trabajos en la vía política!
1979 lecturas

2010-10-29
Muertes Políticas
2075 lecturas

2010-10-20
Agitación en Francia
2199 lecturas

2010-10-13
Profundidades
1982 lecturas

2010-10-07
Paracaídas sin Correa
2277 lecturas

2010-09-01
El bicentenario y la copia feliz del edén
2056 lecturas

2010-05-27
¿Un Nuevo Comienzo Post Concertacionista?
2343 lecturas

2010-05-15
La deuda olímpica
2388 lecturas

2010-05-11
Crisis de Honduras: segundo round
2405 lecturas

2010-05-07
El Olimpo en bancarrota
2597 lecturas

2010-05-04
Estado de catástrofe
2318 lecturas

2010-03-12
El destape
2267 lecturas

2010-03-01
Chile a prueba
2677 lecturas

2010-01-23
Que 20 años no es nada
2345 lecturas

2010-01-10
Elecciones en Chile: ¿Fin de reino?
2342 lecturas




Hay 10 usuarios visitando www.generacion80.cl

ltimas Columnas
Vengo de un pueblo pequeño... que se llama Til Til por Vólker Gutiérrez
Tierra: medio siglo de la Ley de Reforma Agraria por Manuel Riesco
2016, Venezuela en la encrucijada. La grave crisis económica, social y política por Orlando Caputo
La Codelco de Eduardo Engel por Julián Alcayaga
Venezuela: crisis para todo uso por Ángel Saldomando
Otras noticias
2017-08-01
LUN DESTACA INVESTIGACIÓN EN FUSIÓN NUCLEAR DE LA CChEN
2017-07-27
CONMEMORAN LOS 50 AÑOS DE LA TOMA DE LA UC
2017-07-26
OFICIALIZAN LA POSTULACIÓN DEL FÍSICO LEOPOLDO SOTO NORAMBUENA