Columnas
2007-09-28
6767 lecturas

Manuel Riesco
especial para G-80

Acabo de Mundo

Ni el mismísimo Juan El Bautista pudiera haber delirado una hecatombe como la que ha venido pintado la muy circunspecta prensa financiera mundial: ¡Acabo de mundo con fecha fija el lunes 17 de Septiembre! Tal como profetizaron, ese día se abrieron los cielos y un rayo del Señor pulverizó una pecaminosa casa de Gomorra.... ¡que ni siquiera mantenía contacto con los aún más pecadores de Sodoma, al otro lado del mar! Durante los que siguieron, los amos del universo mantuvieron sus barbas en remojo mientras desesperados clamaban a gritos el auxilio de la Santa Madre Iglesia y todos los poderes de la tierra. Acudieron a su rescate, echando toda la carne a la parrilla y al cabo de una semana la tormenta parece haber amainado. Sin embargo, los improbables profetas del juicio final siguen anunciando que males aún más terribles pueden estar recociéndose. De todo esto, el mundo apenas si se ha enterado mientras todos y las autoridades siguen como si no pasara nada.

Desde hace semanas, los principales medios financieros - especialmente los de la City de Londres donde se ubicó el epicentro del terremoto - vienen alertando incesantemente acerca de la gravedad de la crisis mundial. Ésta se desencadenó el 9 de Agosto con el cierre de dos sucursales del principal banco de Francia y la intervención de Alemania para rescatar un banco de provincia, ambos expuestos al derrumbado mercado hipotecario estadounidense. El efecto inmediato fue el congelamiento total del crédito en el mundo. A partir de aquel día, la famosa London Interbank Offered Rate (LIBOR) ha venido subiendo en flecha, al tiempo que ¡perdía todo sentido! Según su propia confesión, los bancos no se prestan un peso ni siquiera entre ellos mismos, a ninguna tasa ¡ni para pasar la noche! Que queda para el resto.

Esta situación se prolonga ya por más de un mes, pese a la masiva inyección de dinero de los bancos centrales - especialmente la del Banco Central Europeo (BCE) que hasta el viernes 14 de septiembre superaba el cuarto de billón de euros (aproximadamente US$350.000 millones). Los principales bancos del mundo han venido sobreviviendo día a día con este crédito de emergencia.

El apuro está centrado en el mercado del llamado "crédito respaldado por activos (asset backed credit)" que empresas y financieras utilizan para obtener dinero a corto y muy corto plazo. Solo en los EEUU, dicho mercado alcanzaba en julio a 2,2 billones de dólares según la más reciente estimación de la reserva federal. Según la misma fuente, en Europa suma alrededor de 0,6 billones de euros adicionales. Puesto que los "activos" que respaldan dichos créditos incluyen toda la desprestigiada fauna de "derivados" financieros, (1) nadie los está renovando. Los rescates en agosto sumaron más de un cuarto de billón de dólares (US$250.000 millones) sólo en los EE.UU. Esta cifra es del orden de magnitud de la que ha debido inyectar el BCE y equivale a poco menos del doble del PIB chileno. El 17 de septiembre vencían "créditos respaldados por activos" por alrededor de ¡un billón de dólares! Puesto que nadie sabía cuantos de ellos iban a ser renovados, los bancos estuvieron intentando desesperadamente juntar el dinero suficiente para reembolsar eventuales retiros y evitar una "corrida" mayor.

¿Porqué los bancos si la mayor parte de los "créditos respaldados por activos" no han sido otorgados por ellos directamente? En efecto, este inmenso volumen es manejado en buena parte por instituciones que hasta ahora casi nadie conocía, denominadas "conductos (conduits)" y "vehículos de inversión estructurada (structured investment vehicles o SIV)." En su mayor parte, éstas fueron creadas por los mismos bancos, sin embargo, no las registran en sus balances aprovechándose de un resquicio de la regulación respectiva. De este modo se han saltado las exigencias que limitan sus créditos normales a una determinada proporción de su capital, aparte de eludir impuestos. Para dar semblanza de solvencia a financieras tan oscuras, los bancos que las apadrinan las dotaron de líneas de crédito ilimitadas. Lo que nunca previeron es que iban a recurrir a ellas en masa debido a que sus inversores protagonizarían una "corrida" sin precedentes.

Tal negocio siempre fue irresponsablemente arriesgado, puesto que generalmente dependía de créditos de corto plazo para financiar operaciones de largo plazo y liquidez incierta. Los referidos "papeles respaldados en activos" incluyen por ejemplo aquellos respaldados por paquetes de bonos hipotecarios. Mientras la plata dulce corría, todos los involucrados recortaban comisiones a manos llenas al tiempo que incrementaban sus operaciones a un ritmo desenfrenado. Los inversionistas se peleaban por entrar al negocio y renovaban puntualmente sus depósitos, puesto que tales operaciones ofrecían una rentabilidad muy superior a la que podían obtener en depósitos bancarios normales. Especialmente, mientras la tasa de interés se mantuvo por años artificialmente baja, en parte importante debido a la política reactivadora de la Reserva Federal de los EE.UU. tras el estallido de la burbuja .com el 2000.

El Northern Rock Bank era hasta el viernes 14 de septiembre mucho menos conocido que la peste que afectó a las gallinas de todo el mundo hace años, originada asimismo en el condado de Newcastle ubicado sobre el norte de la costa inglesa, cerca de Escocia. Adam Applegarth, su presidente ejecutivo, oficiaba hace una década de empresario de la construcción. Cayó entonces en cuenta que obtenía mucho mejores beneficios de prestar plata a sus clientes, además de construirles casas. Especialmente, cuando descubrió la posibilidad de obtener financiamiento ilimitado del entonces naciente mercado de "créditos respaldados por activos." Lo mejor del caso era que por toda garantía le aceptaban paquetes de los mismos créditos que otorgaba a sus clientes. Estos eran luego debidamente empaquetados, barajados y transformados en "instrumentos," en virtud de la milagrosa alquimia de la ingeniería financiera. Seguidamente, eran catalogados como de bajísimo riesgo por complacientes agencias clasificadoras. Ni corto ni perezoso, Mr. Applegarth se sacudió el polvo de cemento y ladrillos y convertido en mago de las finanzas, creó un banco hipotecario que creció mas ligero que la espuma hasta convertirse en el quinto del Reino Unido.

Todo funcionó de maravillas hasta el 9 de agosto. Desde aquel día ningún pagaré vencido fue renovado. Sus inversionistas, antes tan confiados, ahora querían su dinero de vuelta. Desde entonces Mr. Applegarth ha vivido al día. Golpeó todas las puertas y se deshizo en todos los ruegos. Inventó malabares para pasar cada noche y sin pegar pestaña hizo declaraciones cada mañana de que aquí no pasa nada. Aguantó un mes. El jueves 13 de septiembre ya no logró juntar ni de cerca lo necesario para cubrir los cuantiosos vencimientos del malhadado lunes 17. Completamente reventado tiró la toalla en las puertas del Banco de Inglaterra. Mr. Adam Applegarth todavía no sabe lo que le pasó por encima, puesto que asegura sus clientes son todos muy solventes y pagan puntualmente sus hipotecas. Desde luego, ninguno de ellos proviene del nauseabundo pantano de los "subprime" estadounidenses.

Mr. Mervyn King, gobernador del Banco de Inglaterra, tuvo que comerse sus palabras de la víspera. Había pontificado contra el salvataje protagonizado por el BCE y la Reserva Federal estadounidense, declarando que jamás el Banco de Inglaterra acudiría de ese modo al rescate de prestamistas irresponsables. Sin embargo, cuando Applegarth llegó con su pastel no le quedó más remedio que extenderle una línea de crédito ilimitada, a cambio de quedarse el mismo con las hipotecas de Northern Rock. Probablemente, éstas se convertirán bien pronto en su legado, puesto que no se ve que vaya a durar mucho en el cargo después de tamaño papelón.

Lo peor de todo es que el salvataje de Mr. King no le sirvió de mucho a Mr. Applegarth. Tampoco tuvieron efecto los repetidos llamados a la calma del Rt Hon Alistair Darling MP, Chancellor of the Exchequer del Reino Unido, como se llama en ese país el ministro de hacienda. Las acciones del Northern Rock se fueron a piso al tiempo que los clientes de la sucursal London south-east proporcionaron al Financial Times la histórica foto de portada del sábado 15 de septiembre, que los muestra haciendo "cola" para retirar sus depósitos. En pocas horas habían sacado dos mil millones de libras esterlinas (US$ 4.000 millones). El lunes 17 de septiembre, Mr. King y Mr. Darling se desayunaron con la noticia que las colas de retirantes eran mas largas que las del viernes ¡ y se habían extendido hacia otros bancos! Por la tarde, el Chancellor of the Exchequer tuvo que extender una garantía estatal sin precedentes ¡a todos los depósitos bancarios! Al día siguiente la prensa londinense se lo agradecería titulando "Thanks, Darling."

Confiado en que todo había pasado, Mr. King se fue a dormir tranquilo aquella noche. No podía estar más equivocado. A las pocas horas recibió un llamado de la asociación de bancos del Reino Unido que pedía una reunión urgente con él y los demás reguladores financieros de la City, la que tuvo lugar el miércoles 19 y terminó ya entrada la noche. El mensaje de los banqueros no pudo ser más claro: o el Banco de Inglaterra les suplía los "créditos respaldados por activos" o varios de ellos se iban cortados, incluidos los más grandes. A Mr. King no le quedó más remedio que capitular. Poniendo al mal tiempo buena cara o más bien cara de palo, acudió al rescate del sistema bancario británico tal y como el BCE y la Reserva Federal estadounidense habían hecho en las semanas precedentes. De este modo, igual como ocurrió en Chile en 1982 con la "cartera vencida," los principales bancos centrales se han hecho cargo de la cartera riesgosa del sistema financiero mundial. Es decir, "se pusieron" con el billón de dólares que vencía el 17 de septiembre.

Mr. Appelgarth no puede más de rabia. ¿Porqué no lo salvaron igual a él durante el mes que anduvo mendigando que le aceptaran sus "activos" como garantía de nuevos créditos? Tiene toda la razón. Los bancos centrales en los EE.UU, y Europa se han transformado en bancos hipotecarios con una cartera más que dudosa. Adicionalmente, en el caso del Reino Unido todos los depósitos bancarios fueron nacionalizados y de una plumada se transformaron en deuda pública. Mientras tanto, los dineros prestados o garantizados de este modo continúan en manos privadas, como hizo notar el Financial Times. Existe un debate abierto en este momento, acerca de como los accionistas de las instituciones rescatadas van a devolver el gigantesco subsidio que han recibido en el curso de este salvataje. En Chile, todos los bancos fueron intervenidos en 1982 y los grupos que los controlaban fueron a la quiebra o quedaron reducidos a una mínima expresión. Rolf Lüders, que los intervino como bi-ministro terminó él mismo en la cárcel como ex-ejecutivo del grupo Vial. Desde entonces, los bancos han venido pagando la "deuda subordinada" así adquirida, con la parte del león de sus utilidades. El perdonazo vino en los años 1990 y benefició a los grupos que los adquirieron cuando fueron privatizados nuevamente - principalmente a los Luksic. Todavía se recuerda la actitud digna de Roberto Zahler que renunció a la presidencia del Banco Central porque no aceptó dicho perdonazo en el caso del Banco Santiago.

Al cabo de un mes, la más gigantesca "corrida" financiera de la historia que venía transcurriendo tras las tupidas bambalinas donde se mueve el opaco mundo de los "derivados" se había desbordado a la calle en una corrida bancaria bien "a la antigua." En el caso de Londres la última que se recuerda fue el colapso del banco Overend and Gurney en 1866. Las imágenes evocan aquella que fue la más famosa de todas y que tuvo lugar hace exactamente un siglo, en el Nueva York de 1907. Se cuenta que entonces apareció Mr. John Pierpont Morgan, el mayor "robber baron" devenido en el más respetado banquero de la plaza. Entre los aplausos de inversionistas desesperados se dice que declaró: "¡No señor! Este no es asunto de dinero sino de confianza." Reuniendo a sus colegas, los obligó a prestarse plata unos a otros para afrontar la "corrida" de conjunto. De ese modo nacieron los bancos centrales.

El mundo parece haberse salvado, al menos por ahora. Incluso es posible - así lo estima por ejemplo el Financial Times, aunque lo ve cada vez más improbable - que las bolsas experimenten todavía un último espasmo de crecimiento similar al que experimentaron entre 1998 y 2000 y en ocasiones anteriores. "En tal caso - dice el medio citado - habrá algunos afortunados que hagan todavía algún dinero, siempre que tengan ojo para retirarse a tiempo puesto que todo va a terminar igual entre lágrimas... para gente no tan arriesgada, invertir en las bolsas ahora se parece a la codicia insensata de quien trata de recoger unas pocas monedas desparramadas en el camino de una aplanadora que avanza" (FT 09/09/2007).

De acuerdo al mismo medio, lo ocurrido no es sino el primer capítulo de una serie, en la cual hay que ver todavía como se desenmarañan los que vienen. Entre éstos, el inminente riesgo que representa una recesión en los EE.UU., el continuado reventaje de bolsas y otros mercados inmobiliarios todavía en plena "burbuja." Cabe mencionar que durante el fin de semana se anunció la caída del banco Standard en Rusia y la cesación de pagos de Llanero, una constructora de tamaño medio en España.

La mayor incógnita que mencionan, sin embargo, son los efectos de la fuerte devaluación del dólar a consecuencia de la nueva rebaja de tasas de la Reserva Federal estadounidense. Como se sabe, este país ha venido financiando por décadas su inmenso déficit en cuenta corriente mediante el sencillo expediente de emitir dólares - echando a andar la maquinita, como se decía antes. Está por verse el efecto que puede tener ahora una eventual pérdida de confianza de los inversionistas mundiales en dicha moneda, aparte de otras carambolas muy complicadas que afectan a todo el mundo. El precio del oro se ha disparado probablemente debido a esto.

¿Nada nuevo bajo el sol? Esa es precisamente la primera conclusión de los acontecimientos del presente que han subrayado los principales medios financieros. Lo más peligroso - remachan constantemente por estos días - es cuando se escucha a la gente (es decir a los inversionistas) decir "esta vez es diferente." El 2000 gracias a la internet las acciones podían finalmente alcanzar el cielo. Ahora los "derivados" financieros habían eliminado el riesgo y los negocios inmobiliarios podían elevarse a alturas insospechadas. Antes de 1990 a los japoneses no los paraba nadie igual que ahora a los chinos. Dicho sea de paso, los analistas del Financial Times transmutados ahora en El Bautista, vienen profetizando desde hace tiempo el inevitable derrumbe del mercado inmobiliario en España y el colapso la bolsa china. A los chinos les importa un bledo y siguen apostando como desquiciados, de modo que si sus cotizaciones bursátiles actuales fuesen reales resultaría la de Shanghai la bolsa más capitalizada del mundo.

A pesar de los inmensos cambios ocurridos, los viejos ciclos del capitalismo continúan funcionando de modo un general bastante regular (2). Se trata sin duda de una conclusión importante de la cual se pueden extraer lecciones en planos muy diversos. Por lo menos se puede tener la tranquilidad que el mundo no se va a acabar.

Hablando de profecías más relevantes para la inmensa mayoría que no se dedica a jugar en las bolsas - pero que igual resulta afectada por lo que allí ocurre -, parece oportuno recordar la extraordinaria clarividencia de las aseveraciones de Eric Hobsbawm durante su visita a Chile en 1998: "Tampoco el capitalismo se va a acabar - dijo Hobsbawm -, al menos no todavía. Superará esta crisis como ha superado las anteriores. Lo que no va a sobrevivir, sin embargo, es la locura neoliberal que los mercados por si solos son capaces de resolver todos los problemas y traer prosperidad estable al mundo." (Eric Hobsbawm "Los Límites del Poder Americano" LOM Editores - Revista Encuentro XXI, Santiago, 2005). En medio de la crisis surgen voces sensatas que apuntan en la dirección sugerida por Hobsbawm, es decir, la necesidad de establecer regulaciones que logren morigerar estos excesos.

Dos debates actualmente en curso parecen adquirir vigencia inmediata en Chile. El primero se refiere a la imperiosa necesidad de ubicar cuanto antes donde se encuentran las pérdidas de la actual debacle. En estos precisos momentos, se desarrolla otro drama tras bambalinas o más bien entre las mangas negras que calzan los contadores y auditores. Los bancos deben presentar en pocos días sus balances trimestrales y existe una fuerte presión sobre los mismos para que reconozcan de una vez las pérdidas completas.

No todos parecen haber asumido esta necesidad. Mientras en Londres ocurrían los acontecimientos descritos, en Nueva York entregaron sus resultados los cuatro principales bancos de inversión: Lehman, Morgan Stanley, Bear Stearns y Goldman-Sachs. Todos ellos había estado en el ojo de la tormenta de agosto, cerrando hedge funds y otras financieras y asumiendo créditos comprometidos para fusiones que ahora nadie quiere comprar. A pesar de ello, todos reportaron ¡utilidades! Es verdad que tres de ellos rebajaron las suyas comparado con el año anterior, en un 3%, 7% y en el caso de Bear Stearns en un 69%. Sin embargo, Goldman Sachs ¡incrementó las suyas en más de un 70% para lograr la cifra record de US$4.890 millones! "Acabo de mundo y Goldman dispara sus utilidades," tituló el Financial Times.

Por cierto, todos perdieron como en la guerra en las operaciones relacionadas con la hecatombe producida - el propio Goldman Sachs reportó miles de millones de dólares en castigos diversos. Sin embargo, todos reportan importantes utilidades, gigantescas en el caso de Goldman, en los seguros (hedge) contraídos ante esta eventualidad. El caso más increíble se produjo cuando inversionistas ganaron miles de millones de libras esterlinas ¡precísamente con el derrumbe de las acciones del Northern Rock! el mecanismo que usaron fue lo que se denomina "vender corto" sobre esas acciones, lo cual significa que las piden prestadas, las venden y las recompran una vez que bajan de precio para devolverlas a sus dueños originales.

Las pérdidas sin embargo, siguen existiendo, Lo único que significan estas operaciones mágicas, es que los más vivarachos logran traspasarle el muerto a otro. ¿A quién? Todavía no se sabe. "Todos deben valorar todos sus activos a precios de mercado de hoy día - ha declarado Josef Ackermann presidente del Deutsche Bank(FT 4/09/2007). Se argumenta que ello es necesario aunque signifique rebajarlas a cero, como es probable que ocurra en muchos casos. Sólo una acción drástica en este sentido - se insiste - permitiría develar en toda su dimensión la magnitud de las pérdidas en este momento, restablecer la confianza de los inversionistas y terminar con la "corrida" en curso. Más adelante, cuando vuelva la calma, muchos de los activos hoy castigados recuperarán en parte su valor y los bancos que hagan bien las cosas podrán traspasar a utilidades las previsiones que ahora efectúen de estas pérdidas.

Es precisamente lo que debería hacer la autoridad chilena en este momento respecto del valor de las inversiones de los fondos de pensiones. ¿Cual es el valor de mercado hoy de todos los papeles que las AFP han adquirido en el exterior? Hay algunos que se conocen bien, como los bonos del tesoro estadounidense, por ejemplo, de los cuales las AFP parecen haberse acordado en los últimos días, aumentando en un 500% sus inversiones en este seguro instrumento durante las últimas semanas. Sin embargo, aún después de tal espectacular incremento, sus inversiones en este tipo de instrumentos seguros no alcanzan más allá del ¡0,5% (la mitad de un uno por ciento) del total invertido en el exterior!. Al mismo tiempo, han continuado sacando fondos aprovechando la irresponsable alza en los límites de inversión externa y la mayor parte de los mismos los han colocado ¡en acciones! (La Tercera 16/09/2007). Para aumentar de este modo la exposición de los fondos, el gobierno y los parlamentarios actuaron mucho más de prisa que con respecto a las pensiones solidarias, las cuales se siguen postergando para las calendas griegas y negando a las mujeres de 60 a 65 años.

Otra parte menor de las inversiones de las AFP en el exterior se encuentra en acciones de empresas, cuyo valor al menos se conoce y se pueden liquidar. La mayor parte, sin embargo, más de la mitad del total, está invertido en apenas ocho financieras todas las cuales se encuentran en este momento cubiertas por un enorme manto de dudas. ¿Cuanto valen hoy, por ejemplo, los 743 millones de dólares que al 30 de julio las AFP tenían invertidos en una financiera francesa llamada AXA y otros 1.045 millones de dólares que estaban en un fondo del mismo país llamado Parvest, ambos del PNB Paribas que ha declarado en cesación de pagos a fondos del mismo nombre? ¿Cuanto valen hoy los 2.857 millones de dólares que a esa fecha se hallaban invertidos en papeles de una financiera llamada DFA? (ver Inversiones de las AFP en el Exterior en www.cendachile.cl). Lo mas probable es que aplicando el muy sensato procedimiento de contabilización propuesto por el presidente del Deutsche Bank, muchas de las inversiones de las AFP en el exterior en este momento valgan ¡cero! Sencillamente porque hoy ni las pueden retirar ni nadie se las va a comprar. Así debería consignarlas la autoridad de modo de evaluar de modo realista hasta que punto ello está afectando los fondos de pensiones chilenos.

El otro debate en curso adquiere todavía mayor significación. "El mundo está experimentando su primera crisis financiera de la nueva era, la que está siguiendo un curso impredecible," ha declarado Kenneth Rogoff ex economista jefe del Fondo Monetario Internacional (FMI). "Nos encontramos ante una ventana de vulnerabilidad," ha dicho. "Hemos alcanzado un punto en que habrá movidas bastante agresivas de tasas de interés y si eso no resulta suficiente entonces podremos ver algunas intervenciones regulatorias dramáticas." Rogoff llegó a sugerir que "la caída de un banco de tamaño medio puede resultar casi una bendición en este momento puesto que daría a los bancos centrales la confianza necesaria para hacer algo más dramático"(FT 10/09/2007).

Estas declaraciones fueron realizadas cuatro días antes que el Northern Rock viniera a proporcionar "la caída de un banco de tamaño medio" que el ex economista jefe del FMI estimaba necesario para lograr la "intervención regulatoria dramática" que en su opinión resulta imprescindible. Sin duda, el haber nacionalizado los depósitos y rescatado a la banca Londinense constituyen intervenciones bien dramáticas. Sin embargo, por ahora no han significado cambios en la regulación, que es lo que pide Rogoff.

En el caso de Chile, la "intervención regulatoria dramática" que parece necesario efectuar sin demora es la de los fondos de pensiones. Ello es imprescindible para proceder a su repliegue ordenado hacia inversiones seguras en el país que minimicen las pérdidas y garanticen que no se volverá a repetir en el futuro los tambaleos que atraviesan en este momento. Lamentablemente, lo más probable es que las pérdidas sean de todos modos cuantiosas. El ritmo que han alcanzado en algunos días pasados equivale a perder un mes de cotizaciones por cada día hábil transcurrido desde el inicio de la crisis. Lo que resulta del todo inaceptable y que la intervención debe evitar, es que las mismas recaigan en las personas menos informadas - o derechamente desinformadas - respecto de la gravedad de la situación. Un mes después de iniciada la crisis los mejor enterados, que generalmente tienen mayores ingresos, ya han procedido a refugiar sus fondos en la relativa seguridad del fondo E. Al mismo tiempo, muchos miles ¡continúan cambiándose al volátil e inseguro fondo A! (ver cuadro con el monto de esas pérdidas actualizado diariamente desde el 25 de Julio en www.cendachile.cl).

Una vez atendida la urgencia de poner a resguardo los fondos de los afiliados, el Estado debe asumir su responsabilidad para con las pensiones de los sectores medios. Así lo está haciendo en parte con las personas de menos ingresos mediante la reforma en curso, la que deberá proporcionar una pensión básica solidaria al menos al 60% de la población que queda fuera de cobertura de las AFP. Del mismo modo, es necesario enfrentarse al hecho que las pensiones del restante 40% no pueden quedar sometidas por completo a los inevitables vaivenes del ámbito más incierto y fluctuante de la economía, como son los mercados financieros. Para otorgar pensiones adecuadas a los sectores medios es necesario volver a destinar las cotizaciones previsionales - que son establemente crecientes y de monto más que suficientes - a lo que se supone deben hacer: pagar pensiones definidas, vitalicias y al menos equivalentes a las del antiguo sistema público de reparto. Tampoco pueden seguir los afiliados a merced de las AFP y compañías de seguro que se han embolsado para si uno de cada tres pesos cotizados entre 1982 y 2006 (ver estudio de CENDA en www.cendachile.cl).

CENDA ha enviado días atrás una carta al presidente de la Comisión de Hacienda de la Cámara de Diputados, en la cual solicita a) abrir una investigación acerca del grado real de exposición de los fondos de pensiones y, b) intervención inmediata de los mismos para proceder a su repliegue ordenado hacia instrumentos seguros de los cuales nunca debieron haber salido. Ojalá que sea un clamor en el desierto.

(1) La denominación de "derivados financieros" se utiliza en su sentido más amplio de papeles que no están respaldados por activos reales, sino por otros papeles como bonos o acciones, u otros derivados.
(2) Los ciclos que acompañan al capitalismo moderno al menos desde 1825 se siguen sucediendo con la inevitabilidad de las estaciones aunque lamentablemente sin la precisión del día y la noche. Sus causas profundas siguen radicando donde mismo, es decir, en el hecho que el mismo mecanismo mediante el cual la competencia capitalista revoluciona la tecnología y en definitiva todo, conduce inevitablemente a atochamientos periódicos en todos los mercados. La clave que determina su carácter cíclico, sin embargo, es que los mismos ocasionan de modo necesario lo que en tiempos de Marx se denominaba "sobreabundancia de capital." Es decir, se llega a un punto en que las ganancias globales - comprimidas por el atochamiento general de los mercados de bienes y factores - resultan inferiores a su monto anterior al último ciclo inversionista, o al menos su aumento resulta inferior a aquel. En ese momento - que ni los capitalistas individuales y ni siquiera los bancos centrales son capaces de controlar y difícilmente llegan a detectar con antelación - quedan establecidas las condiciones para que cualquier detonante, usualmente perturbaciones en los mercados financieros, desencadene la nueva contracción.



Comenta con ayuda de Facebook(*) (Habilitado el 11 de diciembre del 2009): ¡OJO! Se puede comentar escribiendo un mail (no se muestra es solo para validacin) o con cuenta de Facebook.


(*)Algunas versiones de Internet Explorer bloquean esta herramienta social, sugerimos navegar con Firefox, Safari, Opera, Chrome u otro navegador web para hacer y leer los comentarios



1.577.421 lecturas en total tienen las 500 columnas de Manuel Riesco con 3.155 lecturas en promedio por columna
Columnas de Manuel Riesco
2017-08-10
Tierra: medio siglo de la Ley de Reforma Agraria
1620 lecturas

2017-08-02
Vueltas de la vida
1336 lecturas

2017-07-25
Superexplotación
707 lecturas

2016-08-12
Apurando el Tranco
4552 lecturas

2016-08-02
Correligionarios del Ministro Secretario General de la Presidencia
3123 lecturas

2016-07-17
Tergiversación del ministro Valdes
2499 lecturas

2016-06-24
Recesión Valdés - Vergara
2528 lecturas

2016-06-20
Uber
2434 lecturas

2016-06-09
Rechazo: total y decidido al proyecto de reforma de educación superior
2511 lecturas

2016-05-25
Paso atrás... el gobierno aparece cansado y su ímpetu reformista frenado casi del todo
2483 lecturas

2016-05-19
Clase Obrera... diez millones de chilenos
2590 lecturas

2016-05-12
Extremos: ola de descontento popular viene reventando desde el sur
2629 lecturas

2016-05-05
Autoexilio de uno de los “Hijos de Pinochet”
2536 lecturas

2016-04-26
Aylwin... equivocó de bando en el momento trágico que marcará su rol en la historia
2439 lecturas

2016-04-20
Cojonudo: Ojalá, las vacas flacas no duren tres décadas
2355 lecturas

2016-04-14
Vendrán nuevas ventoleras y marejadas
2365 lecturas

2016-04-06
CAE: Trampitas contables y pillerías políticas
2567 lecturas

2016-03-29
TranSantiagazo
1016 lecturas

2016-03-10
Espejismo del acuerdo de CORFO y Rockwood Litio
2860 lecturas

2016-02-10
¿Ocurrió? El gran derretimiento del “Modelo chileno”
1002 lecturas

2016-01-21
Ocaso de los "Hijos de Pinochet". A mitad del segundo mandato de la Presidenta Bachelet (1 de 3)
2826 lecturas

2016-01-16
Indignación ante limitaciones de la gratuidad
2883 lecturas

2016-01-06
Año Nuevo desencuentro nuevo en la Nueva Mayoría
2611 lecturas

2016-01-04
Ahora se viene el tiempo de cambiar este modelo
2799 lecturas

2015-12-23
Balance Navideño
2463 lecturas

2015-12-15
¡La Gratuidad Va!
2753 lecturas

2015-12-03
La solución a los conflictos con nuestros vecinos pasa por integrarnos
2674 lecturas

2015-11-25
Los demonios de la modernidad son bien reales
2589 lecturas

2015-11-08
Élite
4562 lecturas

2015-11-01
¿Reforma de Macetero?
2635 lecturas

2015-10-21
Sistema de AFP: Inmoral
1206 lecturas

2015-10-15
¿Década Perdida?
1043 lecturas

2015-10-08
Tranco Firme: Se ha iniciado el fin de un mal sistema de educación
2854 lecturas

2015-09-23
Septiembre
2625 lecturas

2015-09-15
Pensiones
5018 lecturas

2015-09-14
Eyzaguirre 3.0
2629 lecturas

2015-08-31
Consejo consultivo
2668 lecturas

2015-08-30
Caída del precio del cobre
2786 lecturas

2015-08-24
Presupuesto de Educación 2016
2769 lecturas

2015-08-22
Ricardo Lagos ¿Jefe opositor?
2683 lecturas

2015-08-02
Derrota
3202 lecturas

2015-07-26
Asesinato
3330 lecturas

2015-06-11
Peligro Público
2890 lecturas

2015-05-18
Erupción
2922 lecturas

2015-04-29
Informe Engel
3176 lecturas

2015-01-25
Oro y Cobre
3805 lecturas

2014-12-17
Vacas Flacas
5455 lecturas

2014-10-05
Quo Vadis
4764 lecturas

2014-09-12
Emblemático. Nunca se avanza quitándole el puesto a otro
3922 lecturas

2014-08-18
No más CAE
3999 lecturas

2014-08-04
Gratuidad 2015
2875 lecturas

2014-08-01
Algunos elementos de diseño del nuevo esquema de financiamiento y calidad de la educación
2605 lecturas

2014-07-21
Eyzaguirre
2395 lecturas

2014-07-14
Parelé
2451 lecturas

2014-07-10
Arriba las Manos (bis)
2701 lecturas

2014-07-08
TranSantiagazo
2392 lecturas

2014-06-20
AFP del Estado no resuelve el problema de fondo
2967 lecturas

2014-06-10
Reforma tributaria
2688 lecturas

2014-04-17
Rectores
3627 lecturas

2014-03-21
Condiciones mínimas de la gratuidad (III) Reconstrucción
3233 lecturas

2014-03-20
Condiciones mínimas de la gratuidad (II) Gratuidad
3276 lecturas

2014-03-18
Condiciones mínimas de la gratuidad (I) Subsidio a la Demanda ¡Estúp...!
3159 lecturas

2014-03-08
"666"
3029 lecturas

2014-03-05
Correctivos
3102 lecturas

2014-03-03
La hija del torturador
3357 lecturas

2014-02-21
La Generación del 68
2919 lecturas

2014-02-10
Ocaso de los "Hijos de Pinochet"
3162 lecturas

2014-02-05
De Generaciones: El ocaso de los "Hijos de Pinochet"
5929 lecturas

2014-01-10
Perverso: la ilusión de la capitalización individual
3424 lecturas

2014-01-03
Pronósticos: ...derrumbe de la bolsa chilena
3256 lecturas

2013-12-26
Colapso Clínico: "lease back" del Hospital de la Universidad de Chile
3628 lecturas

2013-12-01
Renacionalización de los recursos naturales: Clamor Nacional
3445 lecturas

2013-11-16
Publicidad Engañosa de Asociación de AFP
3945 lecturas

2013-11-15
AC
2915 lecturas

2013-11-04
Demagogia
2982 lecturas

2013-09-29
Maremoto
3199 lecturas

2013-09-10
Aportes miserables
3046 lecturas

2013-08-23
Las demandas de hoy y las de ayer
3205 lecturas

2013-07-08
Acoplados
3691 lecturas

2013-06-21
A Chaucha Mais Grande
3549 lecturas

2013-05-27
Apoyo a Bachelet
3382 lecturas

2013-05-24
PIB
5161 lecturas

2013-05-08
Renta y Crisis
3512 lecturas

2013-03-24
Renacionalizar
4003 lecturas

2013-03-13
Chávez y Bolívar
3365 lecturas

2013-03-12
Sur
3454 lecturas

2013-03-08
Paleteados
3270 lecturas

2013-02-09
Pichicateada
4217 lecturas

2013-02-02
Charcha
3518 lecturas

2013-01-21
Japoneses
3412 lecturas

2012-12-25
Razón de Estado
3579 lecturas

2012-12-17
La Gran Pregunta
3483 lecturas

2012-11-19
Estatizar
3762 lecturas

2012-11-05
Desafíos del Vivir Más
3434 lecturas

2012-11-02
Mal Holandés
3542 lecturas

2012-09-15
Carta abierta a Camilo Escalona
5163 lecturas

2012-08-29
Candidatura de la Izquierda
4050 lecturas

2012-08-01
Escoria
3721 lecturas

2012-07-02
Opositores a Allende
3944 lecturas

2012-05-28
Zambullón
3912 lecturas




Hay 38 usuarios visitando www.generacion80.cl

ltimas Columnas
Vengo de un pueblo pequeño... que se llama Til Til por Vólker Gutiérrez
Tierra: medio siglo de la Ley de Reforma Agraria por Manuel Riesco
2016, Venezuela en la encrucijada. La grave crisis económica, social y política por Orlando Caputo
La Codelco de Eduardo Engel por Julián Alcayaga
Venezuela: crisis para todo uso por Ángel Saldomando
Otras noticias
2017-08-01
LUN DESTACA INVESTIGACIÓN EN FUSIÓN NUCLEAR DE LA CChEN
2017-07-27
CONMEMORAN LOS 50 AÑOS DE LA TOMA DE LA UC
2017-07-26
OFICIALIZAN LA POSTULACIÓN DEL FÍSICO LEOPOLDO SOTO NORAMBUENA