Columnas
2007-10-01
6622 lecturas

Leopoldo Lavín Mujica
especial para G-80

Desigualdad, violencia y capitalismo global: ¿Qué hacer?

En todas las latitudes (países, regiones, y continentes) donde la desigualdad social se mantiene y progresa, como en Chile, aparecen de manera correlativa diversas formas de expresión de la violencia social (1). Si bien esto es una realidad evidente cuando se lee la literatura científica y se investiga en el área de la llamada violencia urbana, lo que más llama la atención es la reacción desfasada y autista que queda al descubierto en el discurso de políticos y de algunos intelectuales mediáticos.

Allí donde la razón política aconseja medidas urgentes --inversiones masivas en educación y salud pública, nuevas instituciones democráticas que preserven el Bien Común y le pongan coto a la extensión del mercado a todas las actividades humanas, programas sociales de amplitud y un nuevo enfoque jurídico que ponga énfasis en la conciliación y la mediación de conflictos--, la mentalidad leguleya encierra a la percepción gubernamental en un esquema de interpretación de la cual sólo emerge la demanda de orden y de coerción para preservar la ‘cultura’.

La ley, en este caso, es concebida como un pretexto para el uso de la fuerza. Ni se les ocurre que la Ley en su acepción republicana es razonable cuando emana de un orden social justo que se impone al individuo por su racionalidad cívica misma --para facilitar la convivencia-- y al cual éste adhiere y consiente de manera autónoma. Allí donde la Ley no se contradice con la realidad aparece una fuerte y natural atracción por su observancia y respeto.

Ahora bien, las sociedades de mercado son sociedades violentas porque están fundadas sobre la primacía casi absoluta de elementos de competición entre los individuos por encima de los elementos de cooperación.

El neoliberalismo como tecnología gubernamental

Recordemos que la baja de la solidaridad social y la promoción de los valores individualistas han sido y son objetivos permanentes del proyecto neoliberal (2). Chile fue un caso paradigmático. La libertad individual mercadista asimilada a la posibilidad de elegir un producto entre varias marcas (de yogourt por ej.) era sinónimo de revolución capitalista, progreso y libertad. Tampoco debe olvidarse que el gurú neoliberal Milton Friedman, cuyas conferencias eran difundidas por la TV chilena en los 80, siempre pregonó la legalización de la droga y la determinación de su precio de venta en el mercado por el mecanismo de la oferta y la demanda. Lo mismo en lo que se refiere a la venta y la circulación de armas.

Pero, además, el neoliberalismo le declaró la guerra a instituciones clave de la democracia que permitían un cierto equilibrio en la negociación del reparto de la riqueza. El neoliberalismo sigue considerando a la institución sindical y a los derechos colectivos y de huelga pleno como irritantes o rigideces. Se quiere impedir que el movimiento sindical juegue ese rol vital de reequilibrio relativo que es la defensa de los derechos colectivos de los asalariados en su histórica y desigual relación social contradictoria con el Capital. Esa experiencia de clase se transmite de una generación a otra. Un joven enmascarado declaraba el pasado 29 de agosto ante las cámaras que su participación en la protesta antineoliberal era en nombre de su padre: ‘un trabajador explotado más que no pudo venir’. Así como el joven ejecutivo que hace un MBA en Boston sigue considerando que su clase ganó una guerra y que sin ella no habría un Modelo económico exitoso en Chile. Dos universos sociales, dos mentalidades.

De Perogrullo, cuando los mecanismos de negociación reales no existen y el sentimiento de explotación se vive a flor de piel aparecen la protesta, el conflicto y la resistencia. Los relatos sociales marcan el imaginario social.

La democracia vive las tensiones acumuladas. Un nuevo contrato social implica construir relaciones de fuerza y poder equilibradas que se traducirán en una nueva legalidad. De ahí viene la necesidad de una Asamblea Cnostituyente.

Resabios de la visión neoliberal del mundo surgen en las opiniones de intelectuales que ven en los malls que pululan en América Latina un signo de progreso. Por supuesto, es preferible para algunos ignorar lo evidente: las condiciones de explotación en las cuales trabajan los empleados de comercio; el endeudamiento y las altas tasas de interés de las tarjetas de créditos de los consumidores potenciales y el impacto sicológico de las imágenes mentales que representan la asimetría opulencia-carencia con las cuales vuelven tantos jóvenes a sus getos urbanos de las periferias de las megaciudades después de un paseo por los shoppings.

Durante las últimas semanas estas realidades fuertes han sido sistemáticamente evacuadas del debate para entender el problema de la violencia y la marginalidad en las sociedades de ‘libre mercado’ generadoras de exclusión. Sin olvidar que en otras sociedades, el vacío de sentido a la vida es llenado con el opio religioso fundamentalista o por el fenómeno de las bandas (gangs, maras, hooligans) de jóvenes fragilizados y atraídos por el mundo delictual.

A lo que se agrega el hecho de que la cultura dominante que promueve lo que se está llamando el hiper capitalismo financiero se funda en comportamientos de tipo exacerbadamente individualistas de las clases opulentas: mis accciones bursátiles, mis utilidades-rentas, mis intereses pecuniarios. Poco importan las crisis y turbulencias globales de las burbujas especulativas y sus efectos sobre el empleo, las tasas de interés y las quiebras de particulares. Es necesario que mi dinero rinda. Para eso están los servicios financieros disponibles para las familias acaudaladas.

Ahora bien, la fase actual del capitalismo globalizado, donde los intereses del poder financiero son determinantes, se caracteriza por una disociación entre lo político, lo económico y lo social. Por una marcada tendencia a encerrar al Estado en sus funciones ‘regalianas’ (justicia, ejercito, policía). Sociólogos de la escuela de Alain Touraine concluyen erróneamente, después de constatar la tendencia a la atomización individualista de las sociedades hiper capitalistas, que estamos frente a la ‘la muerte de lo social’ y en el reino del individualismo atomizado. Michel Foucault, más agudo, analizaba estas tendencias como el resultado directo de políticas de lo que él denominaba la ‘gubernamentalidad’. El pensador de las relaciones de Poder consideraba el neoliberalismo desde su ángulo político. Lo veía como una tecnología gubernamental de biopoder: de individuación, de domesticación sutil y de control de la vida, tanto de los cuerpos como de los espíritus. Por supuesto, estos procesos generan estrategias de resistencia por parte de los individuos.

Otros investigadores observan que junto con la profundización de la brecha social --resultado de la desigual distribución del ingreso-- se produce una tendencia a la endogamia en las clases sociales (Daniel Cohen y Jacques Donzelot). Cada una se encierra en su universo cultural propio y exclusivo (la moda de los ‘countries’ y los barrios cerrados con guardia privada y vigilancia electrónica en los sectores pudientes altos). Las clases sociales comunican entre ellas a través de los temas mediáticos favoritos del miedo, la violencia y la inseguridad. Evacuando de manera expedita los problemas de precaridad en el ámbito laboral, crisis familiar, situación precaria de la mujer trabajadora, educación deficiente y fragilidad sicológica (procesos de destrucción de la identidad) de la juventud marginal.

Lo social marginalizado dejado a la intemperie y conviviendo promiscuamente con las fuerzas del mercado y del capital vive los códigos de la ley de la jungla, se atasca y genera anomia, atomización y comportamientos considerados antisociales (según el paradigma del Orden de las instituciones dominantes).

Sin embargo, he aquí lo importante, las comunidades tienen recursos extraordinarios para producir vínculo social. Así lo han dejado ver militantes políticos de izquierda, sacerdotes y responsables sociales inmersos en los sectores considerados violentos y problemáticos. La necesidad de producir relación social obliga a los sectores político-sociales a inventar nuevas instituciones generadoras de identidades colectivas que funcionen según la lógica de la solidaridad y la transformación social. El objetivo es hacer retroceder al mercado disgregador y su correlato autoritario --la implementación de una política represiva por parte de la tecnocracia política estatal--, las instituciones por construirse deben preservar la autonomía de lo social frente al Estado. Éste debe invertir de manera prioritaria en programas e infraestructura social.

En otros términos, se trata de crear sociedad civil empoderada en redes o un poder popular de nuevo tipo, de carácter solidario, cooperativo y democrático. La sociedad chilena tiene en su historia reservas éticas y organizativas extraordinarias. Ella construyó poder social entre el 70-73 y entre el 80-89. Es el delgado hilo multicolor de la historia reciente que habría que retomar.

(1) Los países anglosajones aceptan sin problemas el aumento de la desigualdad social engendrada por la economía de mercado. Algunos autores sostienen que lo hacen por razones antropológicas; de estructura familiar, o más precisamente debido a formas ancestrales de traspaso de la propiedad a los primogénitos. En los países europeos, de tradición socialdemócrata, la desigualdad tiene menos aceptación social. Lo mismo en Latinoamérica, donde las luchas políticas actuales retoman los ideales de sociedades más justas y los que son el resultado de la supervivencia y renovación del imaginario de las identidades colectivas de los pueblos originarios renuentes a aceptar las aberraciones del capitalismo global. En India, donde los conatos de violencia social de las clases subalternas son recurrentes, el sistema de castas aún imperante logra, sin embargo, contener las exigencias de igualdad social.
En lo que respecta a China, por el momento, la desigualdad es mantenida con la promesa mítica de que en el 2050 todos los sectores sociales podrán gozar del fulgurante progreso económico.
(2) El neoliberalismo puede definirse como el proyecto de difusión de la forma mercado y de su racionalidad instrumental al conjunto de las relaciones humanas, pero, también es una forma de control social y de privación de libertad de individuos que el discurso liberal considera por definición ‘libres’. Gary Becker es uno de los máximos exponentes de esta tentativa.

Leopoldo Lavín Mujica es Profesor, Département de philosohie, Collège de Limoilou.



Comenta con ayuda de Facebook(*) (Habilitado el 11 de diciembre del 2009): ¡OJO! Se puede comentar escribiendo un mail (no se muestra es solo para validacin) o con cuenta de Facebook.


(*)Algunas versiones de Internet Explorer bloquean esta herramienta social, sugerimos navegar con Firefox, Safari, Opera, Chrome u otro navegador web para hacer y leer los comentarios



1.178.417 lecturas en total tienen las 308 columnas de Leopoldo Lavín Mujica con 3.826 lecturas en promedio por columna
Columnas de Leopoldo Lavín Mujica
2016-08-04
José Piñera, cómplice y mentor neoliberal de Pinochet
4360 lecturas

2016-07-28
Y el pueblo habló en multitudinaria manifestación: respuesta popular a las AFP y al saqueo neoliberal de la casta
2480 lecturas

2016-07-20
La "Jaula de acero" neoliberal, la crisis institucional y la política de Lagos
1960 lecturas

2016-06-20
Altibajos en la lucha social y escándalos mediáticos
2118 lecturas

2016-06-03
Crisis generalizada de liderazgos: Hay lugar para la unidad social y política del pueblo
2086 lecturas

2016-05-17
La corrupción en el PPD y el modelo extractivista
2135 lecturas

2016-05-09
La cúpula de la CUT fue por lana y la siguen trasquilando
2022 lecturas

2016-04-30
1ro. de mayo: en contexto de artero atentado contra la clase trabajadora
2083 lecturas

2016-04-26
Un funeral y una marcha
1882 lecturas

2016-04-20
Nueva Constitución: Entre estratagemas y consensos
1874 lecturas

2016-04-11
Las instituciones posdictadura amparan la corrupción
2140 lecturas

2016-04-01
Reforma laboral de la NM: otra promesa incumplida
1938 lecturas

2016-03-10
El pueblo y la casta: ¿Por qué este divorcio?
2033 lecturas

2016-03-07
Cuando la corrupción política es estructural
1173 lecturas

2016-01-20
Las confesiones del “alma” de Carlos Ominami en El Mercurio
2327 lecturas

2016-01-14
Proceso constituyente institucional opaco: ¿Premeditación o más incompetencia?
2239 lecturas

2015-12-29
Pragmatismo ciudadano y proceso constituyente popular
2403 lecturas

2015-12-21
La jaula constitucional, los derechos sociales y las luchas venideras
2274 lecturas

2015-12-13
La CUT en el muro de los lamentos
2353 lecturas

2015-12-08
Proceso constituyente institucional opaco: ¿Premeditación o más incompetencia?
2267 lecturas

2015-11-30
¿Farsa, o proceso constituyente con capacidad de decisión popular?
2251 lecturas

2015-11-02
Caso Matte-colusión: La política y el modelo neoliberal en la cloaca
2323 lecturas

2015-10-26
El secreto encanto de la burguesía lumpen
2382 lecturas

2015-10-09
CIUS UNA NUEVA FUERZA SINDICAL CLASISTA EN LA MOVILIZACIÓN Y EN EL DEBATE
2712 lecturas

2015-10-05
Corrupción de la casta político-empresarial: Se ha franqueado otra etapa
2504 lecturas

2015-10-04
Aclaración respecto propuesta de venida de médicos cubanos
2358 lecturas

2015-09-25
ME-O y los portonazos políticos del jet-set parlamentario
2387 lecturas

2015-09-08
La letanía del ministro Eyzaguirre en El Mercurio
2545 lecturas

2015-08-26
Corrupción política y precandidatos
2598 lecturas

2015-08-19
Los neoliberales de la NM como San Girardi* y otros PPdés en la prensa conservadora
2464 lecturas

2015-08-14
CORRUPCIÓN EN EL EJÉRCITO
2295 lecturas

2015-08-11
Impudicias graduales
2548 lecturas

2015-07-26
Imaginacción de Enrique Correa copa y pautea los medios
2769 lecturas

2015-07-23
Carmen Gloria, Rodrigo, la barbarie pinochetista y la justicia en la medida de lo posible
2777 lecturas

2015-07-22
La incompetencia, los renuncios y la desidia transpiran por los poros
2448 lecturas

2015-07-15
Poder neoliberal y corrupción versus alternativa democrática
2588 lecturas

2015-06-29
La salida de Eyzaguirre: triunfo de la educación y la movilización sindical
2620 lecturas

2015-06-24
Se equivocó la paloma: Isabel Allende ataca a Navarro sin exigir renuncias de Rossi, Quintana y Pizarro
2668 lecturas

2015-06-20
El regalo del PS al ministro Burgos
2792 lecturas

2015-06-15
Camilo Henríquez, Rousseau y las triquiñuelas para impedir una Asamblea Constituyente
2662 lecturas

2015-06-01
Entre el espectáculo político, las prácticas corruptas y la mortífera represión estatal
2716 lecturas

2015-05-21
¿Qué se espera ahora de la CUT y del movimiento sindical?
2695 lecturas

2015-05-12
La banalidad de lo mismo
2643 lecturas

2015-05-06
El misil de Bachelet-Tironi o el escenario del petardo mojado
2714 lecturas

2015-04-24
¿Qué va a pasar con las proposiciones de la comisión Engel contra la corrupción?
2929 lecturas

2015-04-20
La consciencia política alienada de Carlos Ominami
2911 lecturas

2015-04-15
La corrupción estructural y la crisis política del Estado neoliberal
2765 lecturas

2015-04-08
¿Y qué hacer ante tanta corrupción? Movilización social
2922 lecturas

2015-04-02
Jovino Novoa en su entrevista o el canto de la sirena guzmano-pinochetista
2859 lecturas

2015-03-20
La conjura de los poderes del Estado
2740 lecturas

2015-03-15
El Consejo asesor presidencial y la legitimidad democrática para ponerle coto a la corrupción político-empresarial
2930 lecturas

2015-03-07
La crisis política y la delincuencia de elite exigen una salida democrática
2832 lecturas

2015-01-18
El efecto Penta-Soquimich y el cinismo político
3377 lecturas

2014-12-29
2014: el año de las provocaciones y afrentas del establishment dominante
3309 lecturas

2014-12-26
Podemos se la puede en España: habría que podérsela también en Chile
2909 lecturas

2014-12-23
El Ecocidio Capitalista-neoliberal, el último libro de Naomi Klein: “El Capitalismo Contra el Clima”
3357 lecturas

2014-11-16
La política como técnica para impedir los cambios prometidos
3318 lecturas

2014-11-01
Sociología de las elites delincuentes. De la criminalidad de cuello y corbata a la corrupción política
5245 lecturas

2014-10-10
Penta y la corrupción político-empresarial
3686 lecturas

2014-10-05
Carmen Castillo y su combate por la memoria fiel
3782 lecturas

2014-09-09
Los mercados mandan, la política obedece, los estudiantes y trabajadores se movilizan
3405 lecturas

2014-08-05
Escenario y desafíos de la Confech: ¿Conducir o dejarse conducir?
2676 lecturas

2014-07-24
Peña (rector UDP) y Eyzaguirre (Ministro), personajes de opereta cómica
2690 lecturas

2014-07-09
Diputado Lorenzini (DC) sugiere que ministro Arenas (PS) se vendió a las multinacionales norteamericanas
2899 lecturas

2014-07-07
Gobierno de la Nueva Mayoría: Cuando falta convicción se construyen percepciones
2487 lecturas

2014-06-07
Aprender de esas izquierdas auténticas que se afirman en Grecia y España
3153 lecturas

2014-05-28
Entre el discurso y la práctica, o del ajuste y la reforma
3093 lecturas

2014-05-09
La dinámica de la movilización social y los ejes programáticos de la Nueva Mayoría
3284 lecturas

2014-04-15
Carlos Peña, rector (UDP) conmina a ministro Eyzaguirre a seguir los principios neoliberales del "capitalismo académico"
3413 lecturas

2014-02-26
Educación: "Expertos", lucro y movimiento estudiantil
3081 lecturas

2013-12-22
Naschla Aburman (CONFECH) es más creíble que Carlos Peña (UDP)
3302 lecturas

2013-12-01
Las Revueltas Lógicas y la política binominal
3271 lecturas

2013-11-18
Ganó el duopolio, perdió la Democracia
3434 lecturas

2013-11-11
Marcel Claude y Roxana Miranda en el escenario post electoral
3737 lecturas

2013-11-06
“Capitalismo inclusivo” con educación: La nueva pomada empresarial
3132 lecturas

2013-10-26
Matthei-Parisi: El falso debate mediático-demagógico
3303 lecturas

2013-10-11
La DC chilena es un partido conservador, pro-neoliberal y patriarcal
3659 lecturas

2013-10-03
Crisis en la derecha: ¿Una cuestión ética y cultural?
3160 lecturas

2013-09-25
Asamblea Constituyente: El último ninguneo concertacionista
3223 lecturas

2013-09-08
El Mercurio, sus compinches y la impunidad mediática
3391 lecturas

2013-08-30
¿La llamada “Reconciliación”, qué nombra?
3049 lecturas

2013-08-20
Neoliberalismo y Homo debitor: "La fábrica del hombre endeudado"
4045 lecturas

2013-08-08
Pugnas neoconcertacionistas: constitucionalistas versus neoliberales
3369 lecturas

2013-07-28
Las Matthei, las Bachelet y la "banalidad del mal" según Hannah Arendt
3737 lecturas

2013-07-20
Una derecha deprimida, un bacheletismo oportunista y una nueva dinámica social
3385 lecturas

2013-07-04
Primarias: ¿Simulacro o circo, o ambos?
3443 lecturas

2013-06-18
Alianza trabajadores-estudiantes: Una lección de unidad para la izquierda política
3913 lecturas

2013-06-12
La Concertación bacheletista y el proceso constituyente
3795 lecturas

2013-05-24
Homenaje, poema, "Sin nombrarla"
3433 lecturas

2013-05-22
CEP: Los empresarios afilan sus instituciones para un escenario de confrontación social
3556 lecturas

2013-05-13
El caso Laurence Golborne, la OCDE, Le Monde y la evasión tributaria
4603 lecturas

2013-05-07
Corrupción en la elite dominante
3613 lecturas

2013-05-02
O Proceso Constituyente o caricatura de Constitución
3732 lecturas

2013-04-23
“Somos hackers del futuro” dice la metáfora
3607 lecturas

2013-04-19
Movimientos sociales: ¿Y ahora qué después de la destitución de H. Beyer?
3525 lecturas

2013-04-12
Cuando la calle manda y la política es profana
3486 lecturas

2013-04-06
Coyuntura política y movilizaciones
3554 lecturas

2013-04-02
Política manipuladora, tiranía mediática y silencio del periodismo
3595 lecturas

2013-03-29
El retorno de la misma política y cómo perseverar en la nueva que emerge
3525 lecturas

2013-03-24
Actualidad del capitalismo neoliberal: Europa y Chile
4590 lecturas




Hay 33 usuarios visitando www.generacion80.cl

ltimas Columnas
Vengo de un pueblo pequeño... que se llama Til Til por Vólker Gutiérrez
Tierra: medio siglo de la Ley de Reforma Agraria por Manuel Riesco
2016, Venezuela en la encrucijada. La grave crisis económica, social y política por Orlando Caputo
La Codelco de Eduardo Engel por Julián Alcayaga
Venezuela: crisis para todo uso por Ángel Saldomando
Otras noticias
2017-08-01
LUN DESTACA INVESTIGACIÓN EN FUSIÓN NUCLEAR DE LA CChEN
2017-07-27
CONMEMORAN LOS 50 AÑOS DE LA TOMA DE LA UC
2017-07-26
OFICIALIZAN LA POSTULACIÓN DEL FÍSICO LEOPOLDO SOTO NORAMBUENA