Columnas
2012-09-27
3080 lecturas

Arturo Volantines
especial para G80

Jotabeche y los Escuadrones argentinos en El Sitio de La Serena

LA REVOLUCIÓN DE LOS LIBRES
Copiapó, 26 de diciembre 1851 — 8 de enero de 1852


José Joaquín Vallejo, JotabecheEl senador Pedro León Gallo dice, en el homenaje que le rinde a José Joaquín Vallejo (19 de agosto de 1811, Copiapó1), a propósito de su muerte, que era de “pobres y honrados padres”; y, que por lo mismo, fue llevado muy pequeño al Huasco. Luego, su tío, Juan José Espejo, consigue que ingrese al Liceo de La Serena, donde estudia literatura por, a los menos, cinco años. El diputado por Coquimbo, Ventura Marín, logra, a través la Municipalidad de La Serena, que vaya becado a Santiago. Adhiere tempranamente a los conservadores; su carácter le hizo durar poco como diputado y diplomático; sin embargo, fue escritor de pluma exquisita, exteriorista y “embelequero2”. Amó a Copiapó, lo explicó; pero no entró al alma del minero: profunda y volcánica.

Benjamín Vicuña Mackenna, dice de Jotabeche: “Hombre tímido, pero impresionable, exaltado, porque era pusilánime y cuya imaginación, antes bullente, herida ahora por un mal físico naciente, le atrajo de improviso una verdadera enfermedad de pánico”. Jotabeche, por sobre el intendente, era “la autoridad política, militar, civil y hasta eclesiástica3”. Jotabeche convenció al Cabildo Abierto de Copiapó, el 12 de septiembre de 1851, de generar una fuerza destructiva al “Motín Militar de La Serena”, con la oposición del joven y mesurado —juicioso por vida y, tal vez, el mejor hijo que ha tenido Atacama—: Manuel Antonio Matta.

Vicuña Mackenna apunta, que se apoderó de éste un pánico conservador, logrando convencer al Intendente de Atacama, Agustín Fontanes, de formar un ejército e invadir a la ciudad de La Serena. Alberto Edwards, también, apunta, que “a no mediar el embarazo de su esposa, habría ido, dice, a combatir personalmente a los insurrectos de La Serena4”. Ya, un poco antes, Jotabeche había aplastado, a sangre y fuego, una rebelión en Chañarcillo. Y, a partir del 15 de septiembre de ese año, Jotabeche es responsable, a lo menos, de siete editoriales, quejándose y llamando a formar un aparato militar, ya que el “Batallón Cívico no le bastaba”. En el artículo “El levantamiento de Chañarcillo”, publicado el 6 de noviembre de 1851, en El Mercurio, Jotabeche trata de “bandidos de Chañarcillo” a los mineros y, luego, agrega: “Este motín de bandidos ha sido excitado por emisarios de los bribones de La Serena5”. Y, además, persigue tenazmente a los opositores o a los que tenían simpatías por los Igualitarios; puso en arresto a Urízar Garfias, al diputado Juan Bello y a varios más; en un barco fueron llevados a Valparaíso.

Jotabeche logró, finalmente, que se formara un cuerpo militar muy bien vertebrado de casi 1000 hombres. Éstos eran básicamente argentinos: Unitarios, exiliados de Rosas, y guerreados en las pampas del noroeste argentino, y que estaban en período de preparación y acumulación de armas para volver a Argentina6. Domingo Oro se dedicó a reclutar sus connacionales. Se formó un batallón de fusileros; un escuadrón llamado “Carabineros de Atacama”, dirigido por el oficial argentino, Pablo Videla, que igual que Sarmiento, fue mayordomo de mina en Chañarcillo; y un tercer cuerpo, llamado “Lanceros de Atacama”, dirigido por el argentino Vicente Neirot. Había otro cuerpo de argentinos concentrado en el pueblo de San Antonio, cercano a Copiapó, y conducido por “un tercero, llamado Álvarez (Juan Crisóstomo) fue el jefe de un cuerpo militar que aplastó a los revolucionarios de Copiapó7”. Entre la oficialidad argentina, también se encontraban “un tal Carransa, dos Quiroga y un Pereira8”.

Allí aparecen, a lo menos, cuatro figuras del bronce argentino: Domingo Oro, asesor de gran influencia del presidente Sarmiento; Carlos Tejedor, abogado y que sería ministro de relaciones exteriores de Argentina y cofundador del diario “El Copiapino”; Juan Crisóstomo Álvarez, que días después de haber ayudado a exterminar la Revolución de Bernardino Barahona, fue derrotado y fusilado en Argentina. Juan Crisóstomo Álvarez, había estado, desde el principio, involucrado con la contrarrevolución; ya que, el mismo comandante Garrido, dice, en su informe, respecto al inicio de la revolución en la plaza de Copiapó, al Ministerio del Interior: “El fuego, sin embargo, se sostiene con entusiasmo por parte de los ciudadanos: Don Juan Crisóstomo Álvarez, acompañado de unos pocos llega hasta desarrajar su caballo sobre una pieza de artillería de los revoltosos…9”. En Tucumán, una de las calles principales, al lado de “Casona Histórica”, donde se firmó el acta de Independencia de ese país, lleva su nombre. Y, también se involucró, el gran americanista, Felipe Varela, ascendido recientemente a General de la República de Argentina, en forma póstuma, a quien la presidenta Cristina Fernández, le rindió un homenaje de connotación nacional.

Lelipe Varela (11 de mayo 1821 - 4 de junio 1870)Felipe Varela nació el 11 de mayo de 1821, en Catamarca y murió en Nantoco, cerca de Copiapó, el 4 de junio de 1870, a los 51 años. Resulta gravitante para la historiografía latinoamericana la implicancia de su verdadera participación en esta guerra civil de 1851, y que hasta el día de hoy, obviamente, no es consignada como tal por sus biógrafos. No hay duda que Felipe Varela es el caudillo más popular y amado en Argentina. En la obra “Felipe Varela, grandes protagonistas de la historia” de Félix Luna, aparece como capitán del ejército chileno. Me parece exagerado, ya que fueron menos de 4 meses sus servicios, y no fue, propiamente, una actividad militar, sino de mercenario: “un respetable cuerpo de aventureros”. Claro, a la fecha tenía 30 años, e incluso, Vicuña Mackenna ni siquiera lo nombra en su obra referente. Sus grandes triunfos vendrían después, cuando regresa a Argentina con el coronel chileno Estanislao Medina, y cuando lanza su proclama americanista.

Felipe Varela se enrola en el Huasco, el 9 de octubre de 1851, como ayudante del Estado Mayor de don Francisco de la Barrera, y ese día pasa revista como comisario y agregado del Escuadrón de Carabineros de Atacama, con el grado de Capitán. En el volumen 3 de “Integración cultural Riojana”, del poeta e historiador, Héctor David Gatica, se dice: “El Capitán don Felipe Varela que se ha nombrado por la comandancia general de armas de la provincia, de ayudante del Jefe de la División que marcha sobre Coquimbo, pasará su revista de Comisario como agregado a la plana mayor del Escuadrón de carabineros de Atacama, lo mismo que el Capitán que se nombre para la misma comisión como ayudante de dicho...10”. Es decir, queda establecida su participación como contrarrevolucionario y, obviamente, en los sucesos sanguinarios y de destrucción de la revolución en el Norte Chico. Además, queda evidente el período breve de su incorporación a las filas del ejército de mercenarios en que se alistó, al decir del oficialista Intendente Fontanes: “…en cuarenta y cuatro horas después de extendido el decreto de su formación, salió bien montado, vestido y armado a campaña11”. Es incuestionable su participación; no fue propiamente de oficial del ejército chileno, sino de extranjero a contrata, seguramente agradecidos del terruño que le dio acogida.

La expedición argentina encabezada por Videla, Álvarez, Neirot y Felipe Varela partió desde Copiapó, cerca del 19 de septiembre; se reúnen estas tropas en Vallenar. Los cazadores y los carabineros argentinos siguen, en los primeros días de octubre, hacia el sur. Jotabeche esperaba que el 14 de octubre se cumpliera la promesa del Comandante Ignacio José Prieto, de que las tropas argentinas se tomaran El Sitio de La Serena. El día 13 de octubre, las tropas argentinas se acantonan al lado norte del río Elqui, en la hacienda Las Compañías. Los ingleses no pudieron tomarse la ciudad; los argentinos menos. Éstos bordearon la playa desde el lado norte de la bahía de Coquimbo y terminaron acantonándose al lado sur, después de Peñuelas, donde está el puerto de Coquimbo.

Al saberse de la venida a La Serena de los invasores argentinos, y como las tropas revolucionarias, encabezadas por el general, don José Miguel Carrera Fontecilla, habían salido al sur a enfrentar a las tropas del Gobierno Central, la comunidad serenense atrincherada, forma un “Batallón de Voluntario de La Serena”. Se hizo llamado público a los ciudadanos a defender la ciudad. Una proclama, que se repartía en las trincheras, decía: “Ciudadanos de La Serena: Un centenar de bandidos argentinos cuya bandera es la matanza y el robo; es aquí la fuerza que el vil instrumento de la tiranía, intendente de Copiapó, ha comprado para invadir este pueblo. Si tuviesen la temeraria resolución de intentar invadirnos, recibirían el castigo de su perversidad. Armaos y estad listos para rechazar a esos cobardes, halagados por la esperanza del saqueo que le ha ofrecido un mandatario criminal, hijo desnaturalizado de la patria12”.

Esta milicia armada, al saber que la tropa de argentinos había pasado hacia Coquimbo, salieron a su encuentro en el punto llamado Peñuelas. El representante chileno de las tropas argentinas, Prieto ordenó una primera carga sobre la débil línea de los serenenses; luego, el capitán argentino Juan Carranza, con 50 carabineros de Atacama (argentinos), amagaba en guerrilla el franco derecho de la línea de infantería. Después de algunas horas de combate, ambas fuerzas se declaran vencedoras. En La Serena, al regresar las tropas insurgentes, fueron recibidas con campanas y vítores. Finalmente, las bajas no pasaron de una veintena, en ambos lados. Lo resultante, fue que los “Voluntarios de La Serena” hicieron demostración de valentía y resistencia. Las tropas argentinas no pudieron definitivamente tomarse La Serena. Quedó establecido que ninguna otra fuerza podría tomarse la ciudad; fue una compensación anímica, porque, ese mismo día, 14 de octubre, en Petorca, era derrotado el ejército revolucionario de Carrera.

Entonces, empezó un pliegue y despliegue, tanto de las tropas argentinas, que mantenían sitiada la ciudad, como de los sitiados; éstos, con audacia, proclamas y acciones temerarias, fueron causando desesperación en sus enemigos, en medio de la muerte y destrucción. Los argentinos saquearon, asaltaron e incendiaron las viviendas de alrededor y sableaban, generalmente, a los que salían del perímetro. También, los sitiados salían en excursiones encabezadas por el Comandante José Silvestre Galleguillos, para conseguir alimentos y metales para hacer balas y otros dispositivos militares, lo que provocaba enfrentamientos entre las caballerías de ambos bandos. Varios oficiales argentinos perecieron en estas refriegas.

También, hubo otro tipo de refriegas y engaños, que recuerdan el Sitio de Troya. Famosas fueron las acciones de la prostituta llamada “la Colorada”, que se internaba en los campamentos de los argentinos, entre malones y fiestas de trasnoche. Asimismo, se volvieron famosas las fechorías y aventuras del capitán argentino, Lindor Quiroga. Además, hubo escaramuzas donde quedaron prisioneros oficiales y soldados argentinos, y el caso de Quiroga, salvado por el legendario José Silvestre Galleguillos, de ser ajusticiado por tantos crímenes que había cometido en los suburbios de la ciudad.

El 17 de octubre, hubo otro enfrentamiento fuerte. Las tropas revolucionarias atacaron el campamento de los Carabineros de Atacama, acantonados en la Fundición de Carlos Lambert, en el margen norte del río Elqui. Los carabineros cuyanos de Atacama escaparon con algunas bajas y con muchos heridos. Salvó milagrosamente Felipe Varela, y el comandante de las tropas de argentina, Pablo Videla, a quien al saltar una tapia, un soldado le dio un sablazo.

Cuando se supo en El Sitio de La Serena, que genialmente, Bernardino Barahona se había tomado el poder en Atacama y formaba el “Ejército de los Libres”, muchos solidarios mineros partieron hacia el norte. En el lugar llamado “Cuesta de las Arenas”, mientras los soldados del batallón de mineros descansaban, a las orillas de un arroyo, fueron atacados por los escuadrones de caballería argentinos. Los mineros formaron un frente de batalla con un cañón de bronce en el centro. El escuadrón de carabineros de Videla —donde también iba Felipe Varela—, atacaron; y se presentaron, además, los lanceros de Neirot, para cortarles la retirada a los Igualitarios. Esto condujo a que muchos soldados de El Sitio de La Serena, fueran degollados. El prior de Santo Domingo, Fray José Tomás Roble, viendo que muchos otros mineros heridos iban a ser diezmados, intervino, salvándole la vida a otros tantos, al lograr que se rindieran. Sin embargo, cuando los argentinos vieron a los mineros desarmados, “sacaron sus sables y se precipitaron sobre los mineros como un manada de lobos, haciendo una espantosa carnicería…”. El comandante chileno Las Casas tuvo que intervenir para detener las muertes; y, al final, en esa acción, quedaron 26 mineros despedazados. El 31 de diciembre, “entraban por la calle de La Serena, dos carretas cargadas con los heridos de la batalla de la “Cuesta de las Arenas”, custodiábalos, como un fúnebre cortejo, la División Pacífica del Norte, que debió llamarse más bien Pacificadora de los Sepulcros13”.

Los escuadrones argentinos volvieron a Copiapó, a principio de enero, para exterminar la revolución de Bernardino Barahona. En esa ruta degollaron a varios mineros más, que avanzaban paralelamente hacia el norte. Aún, en los viejos relatos y leyendas de la zona, se cuentan las andanzas del oficial argentino, Pereira y su forma limpia de degollar mineros sublevados.

[“El coronel Garrido, al desarmar los escuadrones argentinos, a su regreso a Copiapó, el mes de febrero de 1852, aquel jefe les dirigió con estos términos de eterno escarnio y vilipendio: “Venís a entregar a la nación cubiertos de gloria el uniforme y las armas que os prestará para defenderla. Volvéis a vuestras casas y a vuestros trabajos rodeados de la estimación pública. Haced, pues, que el ciudadano activo, laborioso y honrado de la paz, no se eche demonios del soldado leal, subordinado y valiente de la guerra”.// En un brindis posterior, el mismo Garrido dijo, dirigiéndose a los degolladores de La Serena, que se sentaban a su lado, estas palabras: “La nación recordará siempre con complacencia la activa cooperación de los escuadrones de Atacama y el valor, la fidelidad y la constancia de sus jefes y oficiales y tropas”. El avezado Oro, que se encontraba presente, tomando la representación de sus compatriotas, contestó en esos términos: “si los argentinos han tenido una pequeña parte en esta victoria de la civilización chilena, yo me felicito de ello”. El rubor nos impide hacer comentarios sobre todo esto. La civilización chilena servida por los potros de la pampa!”]14

Resulta paradojal que los unitarios de allá eran los mismos federalistas de aquí; o sea, todos opositores a los gobiernos centrales de los dos países; pertenecían a las clases populares y deseosas de cambios. Pero, terminaron enfrentados; los de aquí, derrotados y los de allá, a la larga, también terminarían derrotados. En los años siguientes, la historia se volvería incesantemente a repetir y, de tanto repetirse, pareciera ser que en ambos pueblos quedó establecida la necesidad de descentralización y de anunciar definitivamente: esos sueños, que costaron “sangre, sudor y lágrimas”.

Sin embargo, a Jotabeche, a Juan Crisóstomo Álvarez, a Felipe Varela, el primero de los americanistas, y a otros caudillos argentinos, —y, a esa sombra omnipresente, que fuera mayordomo de mina en Chañarcillo, llamado Domingo Faustino Sarmiento—, les gotean medallas de inmortalidad, indudablemente; pero, también, de sangre.

Arturo Volantines

1 Biblioteca de Escritores de Chile, tomo VI, p. 2; Imprenta Barcelona, Santiago, 1911. Ver, también, en homenaje de Pedro León Gallo en el parlamento respecto a su muerte.
2 Ver, tal vez, la mejor su biografía, realizada por Alberto Edwards en: Biblioteca de Escritores de Chile, tomo VI; Imprenta Barcelona, Santiago, 1911.
3 Benjamín Vicuña Mackenna; Historia de los diez años de la administración de don Manuel Montt, levantamiento y sitio de La Serena, Tomo I, ps. 256, 257; Imprenta chilena, Santiago, 1862.
4 Biblioteca de Escritores de Chile, tomo VI, p. 4; Imprenta Barcelona, Santiago, 1911
5 Biblioteca de Escritores de Chile, tomo VI, p. 368; Imprenta Barcelona, Santiago, 1911.
6 Carta de Juan Crisóstomo Álvarez a Bernardino Barahona; Diario de los Libres nº 2, Copiapó, 30 de diciembre de 1851.
7 Ruth Iturriaga Jiménez; La comuna y el sitio de la Serena en 1851; p. 55; Editorial Quimantú, Santiago, 1973.
8 Benjamín Vicuña Mackenna; Historia de los diez años de la administración de don Manuel Montt, levantamiento y sitio de La Serena, Tomo I, p. 271; Imprenta chilena, Santiago, 1862.
9 Archivo Intendencia de Atacama; Volumen 116. Ver, también: Carta de Juan Crisóstomo Álvarez a Bernardino Barahona; Diario de los Libres nº 2, Copiapó, 30 de diciembre de 1851.
10 Héctor David Gatica; Volumen 3 de Integración cultural Riojana; Edición: ilustrada. Editor: H. D. Gatica, 2004. Ver, también: Rodolfo Ortega, Eduardo Luis Duhalde; Felipe Varela, caudillo americano; Colección Sudestada, Editorial El Buque, Buenos Aires, Argentina, 1992.
11 Oriel Álvarez, Atacama de Plata, p. 133; Oro impresores; Santiago, s/f.
12 Benjamín Vicuña Mackenna; Historia de los diez años de la administración de don Manuel Montt, levantamiento y sitio de La Serena, Tomo I, p. 277; Imprenta chilena, Santiago, 1862.
13 Benjamín Vicuña Mackenna; Historia de los diez años de la administración de don Manuel Montt, levantamiento y sitio de La Serena, Tomo II, p. 198; Imprenta chilena, Santiago, 1862.
14 El Mercurio de Valparaíso nº 7381; Valparaíso.


Carta de Bernardino Barahona a Juan Agustín Fontanes




Comenta con ayuda de Facebook(*) (Habilitado el 11 de diciembre del 2009): ¡OJO! Se puede comentar escribiendo un mail (no se muestra es solo para validación) o con cuenta de Facebook.


(*)Algunas versiones de Internet Explorer bloquean esta herramienta social, sugerimos navegar con Firefox, Safari, Opera, Chrome u otro navegador web para hacer y leer los comentarios



297.691 lecturas en total tienen las 99 columnas de Arturo Volantines con 3.007 lecturas en promedio por columna
Columnas de Arturo Volantines
2016-08-10
Región de Coquimbo irá tras la huella de Domingo Faustino Sarmiento
2609 lecturas

2016-01-21
VIENE GABRIEL SALAZAR A COQUIMBO 28, 29, 30, 31 DE ENERO
1741 lecturas

2016-01-11
Estudio peruano confirma identidad del soldado del 79 secuestrado por el ejército
1879 lecturas

2015-12-21
SOCIEDAD PEDRO PABLO MUÑOZ PROFUNDIZARÁ SU LABOR PATRIMONIAL
1881 lecturas

2015-12-01
II SEMINARIO EDITORESCRITORES
1417 lecturas

2015-11-01
EN FILSA SE PRESENTA LIBRO QUE DA CUENTA DE LA GESTA DE LA REGIÓN DE COQUIMBO EN LA GUERRA DEL PACÍFICO
1446 lecturas

2015-09-23
Centralismo, retrógrado y agresivo
1024 lecturas

2015-09-10
Participación del Choapa en la Guerra del Pacífico 1879 – 1884
1332 lecturas

2015-08-20
SE LANZA LIBRO DE LAS LENGUAS ORIGINARIAS DE LA PROVINCIA DE CHOAPA
1310 lecturas

2015-08-18
La férrea madera del duelo. Los poemas de Suecia de Oliver Welden
916 lecturas

2015-07-30
La poética de la RETAGUARDIA chilena. Tebaida (fortaleza del desierto de Atacama)
1182 lecturas

2015-07-13
Prólogo a Participación del Choapa en la Guerra del Pacífico
1420 lecturas

2015-01-24
PEDRO LEMEBEL NO SE IRÁ AL CIELO
2124 lecturas

2014-08-14
REGIONALISMO por Gabriela Mistral
1289 lecturas

2014-08-06
30/ Lienzo, El Repase: SOBRE EROS Y TUMBAS
1570 lecturas

2014-07-16
SE REMEMORA A FRANCISCO DE AGUIRRE EN SANTIAGO DEL ESTERO, ARGENTINA
2587 lecturas

2014-07-14
Gabriela Mistral: El Norte con su Norte en su Prosa Inédita
1309 lecturas

2014-05-28
Gabriela Mistral: Los mamones de la criatura de Coquimbo
1483 lecturas

2014-03-12
155 AÑOS DE LA BATALLA DE LOS LOROS
4999 lecturas

2014-03-04
PEDRO LEÓN GALLO EN EL CENTENARIO DE SU NACIMIENTO
4609 lecturas

2014-02-18
HALLAZGO DE MINUTA DE GUILLERMO DEISLER
3010 lecturas

2014-01-23
SI ES SÓLO PARA LEERLO
2900 lecturas

2014-01-08
LA CULTURA SE REÚNE EN EL MARCO DEL 3er FESTIVAL DE LA CULTURA Y LAS ARTES 2014
2073 lecturas

2013-12-04
Viajeros del siglo XVIII cuentan como era la región de Coquimbo
2383 lecturas

2013-11-11
FALTA DE PROBIDAD EN TORNO A PROYECTO CULTURAL
2338 lecturas

2013-10-30
SOLDADO ATACAMEÑO MUERTO EN LA GUERRA DEL PACÍFICO SIGUE PRISIONERO DEL EJÉRCITO CHILENO
4811 lecturas

2013-08-13
Gorriones de 1943: León Ocqueteaux
2053 lecturas

2013-08-05
SE LANZA ANTOLOGÍA RECOPILATIVA DE LA POESÍA DE LA SERENA
3105 lecturas

2013-07-21
Cuerno de Caza: León Ocqueteaux
2300 lecturas

2013-07-01
Un pueblo lanzado al mundo. Agua Lejana, Crónica, Relato y Poesía de Combarbalá
2034 lecturas

2013-06-26
2 poemas del último lárico: León Ocqueteaux
2137 lecturas

2013-05-16
LANZAN LIBRO SOBRE LA BATALLA DE LA SERENA
2765 lecturas

2013-04-30
El sueño más grande soñado por un atacameño: referido a la batalla de Cerro Grande, 29 de abril de 1859
2035 lecturas

2013-04-29
El Ejército Constituyente entra a Coquimbo
2998 lecturas

2013-04-16
JOSÉ SILVESTRE GALLEGUILLOS
2969 lecturas

2013-03-12
FRAGMENTO DEL TATUADO: Julio Fernando Miralles, 1974—2008
2290 lecturas

2013-02-22
IMPORTANTES ACTIVIDADES PATRIMONIALES EN LA SERENA
3761 lecturas

2013-01-17
FORO ANALIZARÁ FUTURO DE LA CULTURA COQUIMBANA
2321 lecturas

2013-01-08
MADRIGUERA DE PALOMAS: Poesía contemporánea de La Serena
3925 lecturas

2012-12-27
DESDE EL PARNASO COQUIMBANO AL BURRO DEL DIABLO
3719 lecturas

2012-11-19
El Diario de los Libres de Copiapó. Copiapó, 26 de diciembre 1851 — 9 de enero de 1852
2523 lecturas

2012-10-20
CONVOCATORIA A PARTICIPAR EN FILSA 2012 A ESCRITORES DE REGIÓN DE COQUIMBO
2697 lecturas

2012-10-12
El gobierno de Los Libres de Atacama, a través de los documentos y proclamas
2904 lecturas

2012-09-27
Jotabeche y los Escuadrones argentinos en El Sitio de La Serena
3081 lecturas

2012-09-10
La Revolución de los Libres. Copiapó, 26 de diciembre 1851 — 8 de enero de 1852
3163 lecturas

2012-09-05
Los Ararakus (La Muerte de Copiapó)
1786 lecturas

2012-07-07
Encuentros y desencuentros literarios
2389 lecturas

2012-06-15
JUAN BOHÓN, FUNDADOR DE LA SERENA
4845 lecturas

2012-05-25
ATACAMA TAMBIÉN EXISTE, Visibilización, tradición y canon en la literatura del norte
3228 lecturas

2012-04-13
SE LANZA OBRA DE HISTORIA DE LA EDUCACIÓN EN LA REGIÓN DE COQUIMBO
3680 lecturas

2012-01-08
Lanzamiento del libro ''Crónica de La Serena''
3184 lecturas

2011-12-22
UN GATO DORMIDO A LOS PIES DE LA LEONA SERENENSE
3060 lecturas

2011-11-16
Pequeños borradores para una mujer pintada de azul y primavera
2359 lecturas

2011-10-03
La bandera revolucionaria de Atacama
4562 lecturas

2011-09-24
Homenaje en La Higuera a Pedro Pablo Muñoz patriarca de los rotos de Coquimbo
3469 lecturas

2011-08-24
Un fogonazo de poesía en el norte argentino
2911 lecturas

2011-05-02
EN BOLIVIA LANZAN LIBRO DE LA REVOLUCIÓN CONSTITUYENTE DE 1859
5002 lecturas

2011-04-30
Entre la culebra y el colibrí
2381 lecturas

2011-02-18
''Pasajeras del ayer'' de Nélida Baros Fritis. Prólogo
2811 lecturas

2011-01-26
La Loba. Prólogo
2167 lecturas

2011-01-19
La Loba
2183 lecturas

2010-12-31
FRAGMENTO DEL TATUADO
2949 lecturas

2010-12-24
''te das cuenta en qué se ha convertido el ser por el que se dio casi la vida'' Mi correspondencia con la Tía Julia
3308 lecturas

2010-12-21
Un periodista revolucionario Elías Marcono Dolarea, capitán de los Zuavos de Chañarcillo
3353 lecturas

2010-12-15
CON PRESENCIA DE LA HIJA DEL PRESIDENTE DEL PERÚ SE LANZÓ LIBRO LA REVOLUCIÓN CONSTITUYENTE EN TACNA
4352 lecturas

2010-10-25
CON VISITA A LA MINA SAN JOSÉ PARTE CONGRESO DE LITERATURA EN ATACAMA
2795 lecturas

2010-09-29
Poetas y Pioneros (y la importancia del copiapino, Juan ''Chango'' López)
2212 lecturas

2010-09-25
HUARPES Y DIAGUITAS
8824 lecturas

2010-09-10
En el bar El Limbo de San José de Los Choros y de Punta de Choros en la Comuna La Higuera de Pedro Pablo Muñoz Godoy
3521 lecturas

2010-09-02
Contradanza con Borges
2017 lecturas

2010-08-29
Luis Emilio Recabarren. Ricos y pobres a través de un siglo de la vida Republicana
5590 lecturas

2010-07-29
Sady Zañartu. El Tile Vallejo y sus cuentos. Vida del Buscon Copiapino
2469 lecturas

2010-06-10
DESPUÉS DE 151 AÑOS SE INTERPRETARÁ ''LA CONSTITUYENTE''
2587 lecturas

2010-06-06
Se reconstruye obra de héroe en La Serena
3693 lecturas

2010-06-03
En el Centenario de Mario Bahamonde. ATACAMA en Pampinos y Salitreros
2942 lecturas

2010-05-25
DINKO PAVLOV
3028 lecturas

2010-04-23
En el lomo de los libros
2814 lecturas

2010-04-09
La muerte de un poeta revolucionario en combate. Batalla de Cerro Grande, 29 de abril de 1859
4761 lecturas

2010-04-03
Policarpo Munizaga Varela. Canto a las glorias de Cerro Grande
3314 lecturas

2010-03-14
Cuando los mineros de Atacama y Coquimbo derrotaron al ejército chileno
3655 lecturas

2010-03-03
MIL MANERAS DE AMAR
2869 lecturas

2010-02-08
MURIÓ SUSANA MOYA
4322 lecturas

2010-01-31
Pedro Pablo Muñoz Godoy. Relación genealógica de un revolucionario
8089 lecturas

2010-01-17
VISIÓN DE LA REGIÓN DE COQUIMBO A TRAVÉS DE GABRIELA MISTRAL
3930 lecturas

2009-11-23
MIL MANERAS DE AMAR
2396 lecturas

2009-10-27
Ramón Luis Escuti Orrego A la bandera de los zuavos constituyentes del año 1859
4932 lecturas

2009-10-13
ANDA LIBRE EN EL SURCO
2861 lecturas

2009-09-22
ROMEO MURGA
2691 lecturas

2009-09-13
La fae(nación) del mundo
2614 lecturas

2009-05-25
Pedro León Gallo: poeta y revolucionario
4368 lecturas

2009-05-04
Los Godoy y los revolucionarios de Atacama
4581 lecturas

2009-04-26
El sueño más grande soñado por un atacameño
2608 lecturas

2009-04-16
Gabriela Mistral, criatura del universo
2434 lecturas

2009-04-03
La rebelión de los mineros de Atacama
5011 lecturas

2009-03-03
Ramón Arancibia Contreras el poeta de la Revolución Constituyente, 1859
3616 lecturas

2009-01-25
Memoria de los 80
2636 lecturas

2009-01-09
150 años de la Revolución Constituyente
5535 lecturas

2009-01-04
Recado sobre Michoacán
2728 lecturas

2008-12-16
Un nuevo sueño se ha posado en Atacama
2847 lecturas




Hay 25 usuarios visitando www.generacion80.cl

òltimas Columnas
Vengo de un pueblo pequeño... que se llama Til Til por Vólker Gutiérrez
Tierra: medio siglo de la Ley de Reforma Agraria por Manuel Riesco
2016, Venezuela en la encrucijada. La grave crisis económica, social y política por Orlando Caputo
La Codelco de Eduardo Engel por Julián Alcayaga
Venezuela: crisis para todo uso por Ángel Saldomando
Otras noticias
2017-08-01
LUN DESTACA INVESTIGACIÓN EN FUSIÓN NUCLEAR DE LA CChEN
2017-07-27
CONMEMORAN LOS 50 AÑOS DE LA TOMA DE LA UC
2017-07-26
OFICIALIZAN LA POSTULACIÓN DEL FÍSICO LEOPOLDO SOTO NORAMBUENA