Columnas
2007-11-23
7517 lecturas

Manuel Riesco
especial para G-80

Chávez, el Rey y los Otros

Parece significativo que una gritería entre participantes de una reunión internacional se haya convertido en un hecho histórico. Ha llegado a centenares de millones de personas en todo el mundo. Nadie ha permanecido indiferente, al menos en Ibero-América. El Rey no ha sido el único salido de sus casillas. Incluso El País cedió su página editorial a la diatriba de un conocido escritor contra los electorados "turbados" de América Latina. Al parecer se agitan en la región turbulencias profundas en las cuales España se encuentra más involucrada que nunca en los últimos dos siglos.


No resulta fácil comprenderlas sin considerar la diversidad de la región. Un día cualquiera verá a Don Timoteo Inquiltupa dedicado a cuidar sus llamas y alpacas al pie del majestuoso volcán Parinacota. Tal como "los antiguos" lo han venido haciendo en ese mismo lugar desde hace miles de años. Bajo el mismo sol de los Andes pero mucho más al norte, en Puebla, el Dr. Fernando Macías escribirá el mejor software del mundo. Su empresa cuenta entre sus clientes a un compatriota suyo que es el empresario más rico del planeta. Casi todas las formas sociales registradas en la historia se pueden encontrar hoy en América Latina.

La región viene emergiendo de su dolorosa transición a la época moderna, que le ha tomado buena parte del último siglo. Considerada en su conjunto, sin embargo, se encuentra todavía en plena transformación. Según estimaciones de organismos de NN.UU., solamente alrededor de un 15% de la población ha completado dicho proceso en lo fundamental, mientras en el otro extremo, no menos de un 10% se encuentra todavía dando sus primeros pasos. El restante 75% se encuentra aún en plena transición. Los campesinos representan un 42% de la población según la estimación más reciente del Banco Mundial. Sin embargo, de amanecida, centenares de millones abordan congestionados sistemas de locomoción hacia sus precarios empleos, generalmente en empresas privadas pequeñas y medianas, en las gigantescas usinas en que se han convertido las grandes ciudades del continente.

Por otra parte, las rutas históricas que han seguido resultan asombrosamente diversas. Una buena parte vive a lo largo de los Andes, allí donde florecieron los antiguos imperios americanos. Sus grandes señoríos seculares fueron sustituidos por los conquistadores españoles, dando origen a su magnificencia del período colonial y latifundista posterior a la independencia. No debería extrañar a nadie que cuando completen su transición en el curso de unas pocas décadas, florezca allí pujante la autentica modernidad Americana, enraizada profundamente en la riqueza de la cultura milenaria del grueso de sus poblaciones. Si bien se precisa algo de poesía para apreciarlo en el caos de su transformación presente, quizás se insinúa ya en el México moderno.

Las riberas del Río de la Plata, al otro lado del continente, vieron desembarcar una inmigración masiva, principalmente campesinos de España y Europa. En pocas décadas conformaron las magníficas y modernas ciudades gemelas de Buenos Aires y Montevideo. Uno de los pocos centros urbanos con más de un millón de habitantes al despuntar el siglo XX. Madrid alcanzaba entonces sólo a 750.000. Los americanos originarios, que eran más escasos, fueron exterminados en la conquista de las pampas, que rápidamente alcanzó hasta Tierra del Fuego. En Argentina solo se encuentra uno o dos "cabecitas negras" criollos en cualquier curso de primaria. Al revés, lo mismo ocurre con los inmigrantes de ultramar en casi todo el resto de América Latina.

El imperio decimonónico del Brasil, así como su economía colonial anterior, estuvieron basados en el trabajo de esclavos africanos. Un 40% del total fue exportado a estas tierras, y en medida menor a la isla de Cuba. Ello no se verificó en otros países. Diferente asimismo es la dura historia de los colonos españoles pobres que desde el siglo XVI se asentaron en las yermas tierras ubicadas en los márgenes de los antiguos imperios americanos. A lo largo de siglos fueron campesinos y a lo más pequeños señores. Sin embargo, conformaron castas de tejido tupido que fueron capaces de levantar Estados centralizados mas tempranamente. Adaptados por la fuerza a las cambiantes circunstancias, y expertos en asimilar recién llegados que se enriquecían, todavía hoy forman el núcleo dirigente mas o menos segregado en países como Chile y Costa Rica.

Los diferentes niveles de desarrollo e historias se verifican entre los diferentes países, considerados cada uno en promedio. Sin embargo, se pueden apreciar asimismo al interior de cada uno, desde luego en los más grandes. Aún en el pequeño Ecuador parecieran coexistir tres países distintos, en la costa, la cordillera, y los valles Amazónicos que no se parecen a ninguno de los anteriores.

La transición ha sido presidida por los Estados mediante dos estrategias sucesivas. Empezando en los años 1920 y hasta la década de 1980, asumieron directamente la responsabilidad del progreso económico y social de su países. Bajo formas muy diferentes, conservadoras y revolucionarias, democráticas y autoritarias, el desarrollismo latinoamericano acompañó la migración masiva de sus pueblos a las ciudades. Al mismo tiempo, les proporcionó salud, educación y previsión, en medida nada despreciable. Protegió al naciente empresariado, recuperó las riquezas naturales, y construyó la base de la infraestructura e industria, así como las instituciones del Estado moderno.

Quizás precisamente debido a sus logros en la transformación social y económica, el desarrollismo se tornó obsoleto y fue reemplazado hacia fines del siglo por el denominado Consenso de Washington. Éste privilegió en cambio el desarrollo de los negocios. La última estrategia presentó a su vez versiones muy diferentes, desde el extremismo revanchista y destructivo de los Chicago boys en el Chile de Pinochet, hasta aquellas mucho más moderadas aplicadas por los gobiernos democráticos de los años 1990 en toda la región.

América Latina parece estar atravesando hoy un nuevo momento de viraje estratégico. En un país tras otro, se van instalando nuevos bloques en el poder que se alejan inequívocamente del llamado Consenso de Washington. Abrazan una nueva estrategia en la cual los Estados nuevamente se proponen asumir la responsabilidad del desarrollo económico y social. Sólo que esta vez se apoyan en la moderna estructura surgida de todo el proceso anterior en su conjunto y la proyectan sobre el espacio mayor de una región crecientemente integrada.

Aunque todos coinciden en "cambiar el modelo Neoliberal," el contenido y los actores que la impulsan varían mucho dependiendo de las diferencias anotadas más arriba. Las burocracias estatales, civiles y militares, la sostienen en mayor o menor medida al igual que lo hicieron durante el viejo desarrollismo. Acostumbradas a pensar estratégicamente, comprenden que la conducción estatal e integración regional resultan imprescindibles para alcanzar el grado mínimo de soberanía compartida que se requiere para competir en el mundo de gigantes del siglo XXI. Los masivos sectores medios asalariados urbanos constituyen asimismo el sustento principal de las nuevas coaliciones gobernantes. Esta vez, el emergente empresariado latinoamericano es asimismo un actor principal. Las crecientes inversiones externas directas de capitales chilenos, por ejemplo, radican en Argentina en mas de la mitad, y casi todo el resto en Brasil, Perú y Bolivia.

Las formas que asume la nueva estrategia, sin embargo, así como el peso relativo de los distintos actores, varía radicalmente entre los países. Depende principalmente de los niveles de desarrollo alcanzados por unos y otros, así como de sus historias respectivas. Por ejemplo, el campesinado y los cordones de pobres urbanos que hace poco han dejado de serlo, son protagonistas en Bolivia, Ecuador, Centro América y Venezuela, entre otros. En cambio, no ocupan un rol significativo, por ejemplo, en Chile, Argentina y Uruguay, sencillamente porque su proporción se ha reducido allí a niveles que no se diferencian mucho de los de España. Asimismo, el rol asumido por el Estado en el primer grupo de países mencionados se parece mucho al del viejo desarrollismo. Ello resulta necesario, sencillamente porque la sociedad civil allí es todavía incipiente. En cambio, en el segundo grupo, su papel y estrecha relación con la empresa privada se asemejan al que tiene en España.

Por lo mismo, constituye un error garrafal pretender confrontar las diferentes modalidades en que se manifiesta la nueva estrategia. Cada país está aplicando la nueva fórmula del modo en que mejor se corresponde a sus rasgos propios. Esto lo comprenden perfectamente los líderes de los países principales de América del Sur, que a su vez son los más poderosos, avanzados y explícitos, en la aplicación de la nueva estrategia. En ningún momento ellos han antagonizado a los otros. Muy por el contrario, se allanan sucesivamente a la necesaria convivencia y alianza complementaria con aquellos, en el marco del común discurso anti-neoliberal, de cohesión social e integración regional. Más torpe aún parece el intento de algunos en presentar como un modelo alternativo aquello que no es sino el resabio obsoleto y agotado de la estrategia anterior que muere.

En ese cuadro, corresponde hacer mención al rol de España y sus empresas. Su papel en el proceso descrito parece tan importante como el que jugaron Inglaterra y los capitales de ese origen durante el siglo XIX en la conformación de lo que es hoy los EE.UU.. En una expansión asombrosa, las agresivas y a su vez emergentes empresas españolas han conquistado posiciones dominantes en sectores claves como las finanzas, energía y telecomunicaciones, entre otros. Se han establecido a través todo el continente en menos de una década. En la estela de estas grandes fragatas, una multitud de pequeñas y medianas empresas han recorrido a su vez el continente haciendo negocios por todos lados, con una energía y afán de exploración que en nada desmerecen al viejo Cabeza de Vaca. Puesto que visualizan a la región como un solo espacio de negocios, están entrenando a sus cuadros y socios latinoamericanos en la construcción del mismo. Sin embargo, como buenos conquistadores que son, no siempre su comportamiento parece el más adecuado para mejorar las relaciones con los países que los reciben. A su vez, el Estado español ha pasado a ser uno de los de mayor influencia en la región.

En ambos planos, los europeos están disputando decididamente la preminencia de los propios EE.UU.. Esta última, sin embargo, continúa siendo abrumadora en el ámbito geopolítico más amplio. Su perspectiva choca frontalmente con el intento latinoamericano de conformar un espacio crecientemente integrado que aspire a cierto grado de soberanía. La masa inmensa de la potencia del norte hace gravitar a cada uno de los países en el sentido opuesto a la integración regional. A ello se suma la acción abierta y subrepticia de la diplomacia civil y militar estadounidense que presionan constantemente en el mismo sentido. Por este motivo, la relación de América Latina con la Unión Europea adquieren una importancia estratégica redoblada. De alguna manera compensa la omnipresencia de su poderoso vecino.

De esta manera, parece presentarse un cuadro extremadamente favorable al desarrollo de las relaciones entre España y Portugal con sus antiguas colonias. Así parecen entenderlo sus actuales gobernantes sin vacilaciones de ningún tipo. Desde luego, ello corresponde además a la política de los gobiernos y al sentir profundo de los pueblos en América Latina. Parece de una tontería no apreciarlo de esa manera. Más aún, el azuzar de manera oportunista los resentimientos mutuos - los que siempre se encuentran muy cerca de la superficie en todos los continentes y estratos sociales -, ciertamente no parece cosa muy divertida.




Comenta con ayuda de Facebook(*) (Habilitado el 11 de diciembre del 2009): ¡OJO! Se puede comentar escribiendo un mail (no se muestra es solo para validacin) o con cuenta de Facebook.


(*)Algunas versiones de Internet Explorer bloquean esta herramienta social, sugerimos navegar con Firefox, Safari, Opera, Chrome u otro navegador web para hacer y leer los comentarios



1.631.802 lecturas en total tienen las 500 columnas de Manuel Riesco con 3.264 lecturas en promedio por columna
Columnas de Manuel Riesco
2017-08-10
Tierra: medio siglo de la Ley de Reforma Agraria
2327 lecturas

2017-08-02
Vueltas de la vida
1879 lecturas

2017-07-25
Superexplotación
1018 lecturas

2016-08-12
Apurando el Tranco
5179 lecturas

2016-08-02
Correligionarios del Ministro Secretario General de la Presidencia
3482 lecturas

2016-07-17
Tergiversación del ministro Valdes
2888 lecturas

2016-06-24
Recesión Valdés - Vergara
2905 lecturas

2016-06-20
Uber
2797 lecturas

2016-06-09
Rechazo: total y decidido al proyecto de reforma de educación superior
2859 lecturas

2016-05-25
Paso atrás... el gobierno aparece cansado y su ímpetu reformista frenado casi del todo
2822 lecturas

2016-05-19
Clase Obrera... diez millones de chilenos
2970 lecturas

2016-05-12
Extremos: ola de descontento popular viene reventando desde el sur
2993 lecturas

2016-05-05
Autoexilio de uno de los “Hijos de Pinochet”
2901 lecturas

2016-04-26
Aylwin... equivocó de bando en el momento trágico que marcará su rol en la historia
2783 lecturas

2016-04-20
Cojonudo: Ojalá, las vacas flacas no duren tres décadas
2741 lecturas

2016-04-14
Vendrán nuevas ventoleras y marejadas
2703 lecturas

2016-04-06
CAE: Trampitas contables y pillerías políticas
2900 lecturas

2016-03-29
TranSantiagazo
1148 lecturas

2016-03-10
Espejismo del acuerdo de CORFO y Rockwood Litio
3218 lecturas

2016-02-10
¿Ocurrió? El gran derretimiento del “Modelo chileno”
1147 lecturas

2016-01-21
Ocaso de los "Hijos de Pinochet". A mitad del segundo mandato de la Presidenta Bachelet (1 de 3)
3158 lecturas

2016-01-16
Indignación ante limitaciones de la gratuidad
3239 lecturas

2016-01-06
Año Nuevo desencuentro nuevo en la Nueva Mayoría
2962 lecturas

2016-01-04
Ahora se viene el tiempo de cambiar este modelo
3148 lecturas

2015-12-23
Balance Navideño
2806 lecturas

2015-12-15
¡La Gratuidad Va!
3100 lecturas

2015-12-03
La solución a los conflictos con nuestros vecinos pasa por integrarnos
3034 lecturas

2015-11-25
Los demonios de la modernidad son bien reales
2952 lecturas

2015-11-08
Élite
4902 lecturas

2015-11-01
¿Reforma de Macetero?
2971 lecturas

2015-10-21
Sistema de AFP: Inmoral
1334 lecturas

2015-10-15
¿Década Perdida?
1164 lecturas

2015-10-08
Tranco Firme: Se ha iniciado el fin de un mal sistema de educación
3195 lecturas

2015-09-23
Septiembre
2950 lecturas

2015-09-15
Pensiones
5371 lecturas

2015-09-14
Eyzaguirre 3.0
2962 lecturas

2015-08-31
Consejo consultivo
3008 lecturas

2015-08-30
Caída del precio del cobre
3109 lecturas

2015-08-24
Presupuesto de Educación 2016
3117 lecturas

2015-08-22
Ricardo Lagos ¿Jefe opositor?
3012 lecturas

2015-08-02
Derrota
3524 lecturas

2015-07-26
Asesinato
3664 lecturas

2015-06-11
Peligro Público
3217 lecturas

2015-05-18
Erupción
3265 lecturas

2015-04-29
Informe Engel
3513 lecturas

2015-01-25
Oro y Cobre
4135 lecturas

2014-12-17
Vacas Flacas
5817 lecturas

2014-10-05
Quo Vadis
5114 lecturas

2014-09-12
Emblemático. Nunca se avanza quitándole el puesto a otro
4259 lecturas

2014-08-18
No más CAE
4327 lecturas

2014-08-04
Gratuidad 2015
2971 lecturas

2014-08-01
Algunos elementos de diseño del nuevo esquema de financiamiento y calidad de la educación
2727 lecturas

2014-07-21
Eyzaguirre
2494 lecturas

2014-07-14
Parelé
2593 lecturas

2014-07-10
Arriba las Manos (bis)
2819 lecturas

2014-07-08
TranSantiagazo
2523 lecturas

2014-06-20
AFP del Estado no resuelve el problema de fondo
3092 lecturas

2014-06-10
Reforma tributaria
2818 lecturas

2014-04-17
Rectores
3734 lecturas

2014-03-21
Condiciones mínimas de la gratuidad (III) Reconstrucción
3347 lecturas

2014-03-20
Condiciones mínimas de la gratuidad (II) Gratuidad
3432 lecturas

2014-03-18
Condiciones mínimas de la gratuidad (I) Subsidio a la Demanda ¡Estúp...!
3275 lecturas

2014-03-08
"666"
3152 lecturas

2014-03-05
Correctivos
3227 lecturas

2014-03-03
La hija del torturador
3477 lecturas

2014-02-21
La Generación del 68
3024 lecturas

2014-02-10
Ocaso de los "Hijos de Pinochet"
3283 lecturas

2014-02-05
De Generaciones: El ocaso de los "Hijos de Pinochet"
6108 lecturas

2014-01-10
Perverso: la ilusión de la capitalización individual
3537 lecturas

2014-01-03
Pronósticos: ...derrumbe de la bolsa chilena
3372 lecturas

2013-12-26
Colapso Clínico: "lease back" del Hospital de la Universidad de Chile
3749 lecturas

2013-12-01
Renacionalización de los recursos naturales: Clamor Nacional
3668 lecturas

2013-11-16
Publicidad Engañosa de Asociación de AFP
4056 lecturas

2013-11-15
AC
3120 lecturas

2013-11-04
Demagogia
3091 lecturas

2013-09-29
Maremoto
3330 lecturas

2013-09-10
Aportes miserables
3181 lecturas

2013-08-23
Las demandas de hoy y las de ayer
3327 lecturas

2013-07-08
Acoplados
3822 lecturas

2013-06-21
A Chaucha Mais Grande
3670 lecturas

2013-05-27
Apoyo a Bachelet
3501 lecturas

2013-05-24
PIB
5310 lecturas

2013-05-08
Renta y Crisis
3647 lecturas

2013-03-24
Renacionalizar
4132 lecturas

2013-03-13
Chávez y Bolívar
3516 lecturas

2013-03-12
Sur
3631 lecturas

2013-03-08
Paleteados
3405 lecturas

2013-02-09
Pichicateada
4329 lecturas

2013-02-02
Charcha
3635 lecturas

2013-01-21
Japoneses
3557 lecturas

2012-12-25
Razón de Estado
3705 lecturas

2012-12-17
La Gran Pregunta
3592 lecturas

2012-11-19
Estatizar
3883 lecturas

2012-11-05
Desafíos del Vivir Más
3563 lecturas

2012-11-02
Mal Holandés
3676 lecturas

2012-09-15
Carta abierta a Camilo Escalona
5323 lecturas

2012-08-29
Candidatura de la Izquierda
4180 lecturas

2012-08-01
Escoria
3858 lecturas

2012-07-02
Opositores a Allende
4084 lecturas

2012-05-28
Zambullón
4018 lecturas




Hay 23 usuarios visitando www.generacion80.cl

ltimas Columnas
Vengo de un pueblo pequeño... que se llama Til Til por Vólker Gutiérrez
Tierra: medio siglo de la Ley de Reforma Agraria por Manuel Riesco
2016, Venezuela en la encrucijada. La grave crisis económica, social y política por Orlando Caputo
La Codelco de Eduardo Engel por Julián Alcayaga
Venezuela: crisis para todo uso por Ángel Saldomando
Otras noticias
2017-08-01
LUN DESTACA INVESTIGACIÓN EN FUSIÓN NUCLEAR DE LA CChEN
2017-07-27
CONMEMORAN LOS 50 AÑOS DE LA TOMA DE LA UC
2017-07-26
OFICIALIZAN LA POSTULACIÓN DEL FÍSICO LEOPOLDO SOTO NORAMBUENA