Columnas
2013-03-13
1603 lecturas

Angel Saldomando
especial para G80

La hoja de ruta con o sin Bachelet

El año social y político ya empezó. A derecha se trata de terminar el periodo de Piñera con un aterrizaje lo más suave posible que deje bien parados a sus candidatos. Se trata de no hundirlos con el lastre de la baja popularidad del gobierno y la pésima imagen dejada por la colusión y el conflicto de interés de sus funcionarios. Del lado de las candidaturas aspirantes a la sustitución y a representar el variado malestar social la espera por la candidatura de Bachelet marca el compás. Lo sorprendente, no en la derecha que se sabe que es más de lo mismo, es que se aspire a darle un contenido más o menos reformador a la candidatura de la ex presidenta. Así mientras unos hacen “mandas” a pagar luego con penitencias, otros tienen rayada la cancha, la única que en realidad tiene Bachelet.

La hoja de ruta

El rayado de cancha, al estilo del senador Escalona, representa el consenso más duro y conservador que estructuró a la coalición concertacionista. Disfrazado de realismo, madurez pragmatismo y otros buenos títulos expresa la base de la convergencia de intereses políticos y económicos construida en torno al modelo neoliberal. En torno a ella se ordenan sucesivas capas de funcionarios, comunicadores, operadores beneficiados que constituyen, la base minoritaria pero con poder,  de la imagen de auto complacencia que le frotan en la cara al resto del país.

Cuatro temas acotan el sendero del próximo gobierno según esta visión.

La principal es recordarle al poder económico cuanto hizo la concertación por facilitar un entendimiento con el empresariado. Cuanto aportó a la estabilidad y al ambiente de negocios, incluida la privatización sin límites de servicios y recursos naturales. Pero ahora se hace un llamado a este mismo actor para que comprenda la necesidad de una negociación en torno a una situación social crítica imposible de ignorar (bajos salarios, desigualdad, falta de derechos, baja sindicalización y malestar evidente). En el fondo propone una dosis más alta de inyección social al mismo modelo. La principal propuesta en la hoja de ruta es ofrecer una transacción en torno a lo social para renovar la base política del modelo económico. No se trata de elaborar políticas públicas que deben construir adhesión social, derechos y apropiación ciudadana, es decir validación democrática. No, dependen de la flexibilidad que se obtenga de los grupos económicos, Chile es un país de oligopolios, para después presentarla como la mejor política posible.

Se considera en estos círculos que esta postura es madura y realista para conservar los “éxitos del modelo” y mejorarlo. Se apoyan en la letanía que repiten al unísono sobre las “buenas cifras macro económicas” del país para justificar esta posición. No tienen cuenta que el”éxito” sin hablar de su negativo impacto social y ambiental, se basa justamente en su conformación integral: régimen de propiedad, desregulación, concentración, desprotección social, modelo extractivo primario de recursos naturales. Es más probable que la inyección social no toque ningún de estos nervios del modelo.

El segundo punto y no menos importante es la oferta de estabilidad social sin confrontación. Con ello se hace una definición estratégica: no habrá espacio para la movilización social para abrir espacio a la negociación o forzarla y llegar con fuerza propositiva. Esto que suena tan bien en el papel de la política entre cuatro paredes, obvia dos cosas fundamentales. Una es que el país ya reinicio la senda de la movilización y otra es que pasará sin el iluminado empresariado por la predica realista, no hace concesiones. Nuestro progresistas que invocan modelos sociales de avanzada (Alemania, Suecia) convenientemente escamotean que incluso allí se hacen huelgas generales cuando es necesario para presionar la negociación.

En lo político la señal más fuerte es sin duda el planteamiento de la inviabilidad de una asamblea constituyente. Los argumentos son sibilinos y cínicos pero ahí están. El primero es que la institucionalidad en Chile no está en crisis y el segundo por comparación, es que aquí no se está en situaciones como Bolivia, Ecuador o Venezuela.

A esto no hay una respuesta absoluta pero por eso mismo la opción política se vuelve más importante. El argumento de que el estado no está en crisis es válido por tres razones: la capacidad de mantener el orden vía acuerdo de las elites y la disposición a la represión estatal están intactas, a ello se agrega una movilización social limitada. Pero, por el lado de la legitimidad y la adhesión de la sociedad, así como por la imposibilidad de resolver problemas estructurales sin modificar la constitución como condición política, si se detectan factores de crisis. Y no está demás de recordar que esas fueron las razones por las que se precipitaron los cambios de constitución en los países citados a lo que se agregó la movilización social y la imposibilidad de asumir situaciones de represión masiva. La cuestión queda en el aire y su respuesta es política: depende de lo que se estime necesario hacer.

Corolario de lo anterior es la de ofrecer garantías de orden y disciplina. No hay que hacer nada que desestabilice el modelo y abra flancos de crisis. Gobierno cerrados sin margen de dialogo crítico con la sociedad es la clave. La frase “el último que llega a la fiesta no puede poner la música” expresada por el también inefable Escalona, sugiere que los que se suban al carro deben  adherir al esquema dominante. Frase acuñada para eventuales nuevos aliados como el partido comunista, pero va más allá. Es también una señal fuerte para los nuevos movimientos sociales y a los liderazgos que se incorporan a diputaciones, estilo Iván Fuentes, Camila Vallejo, Giorgio Jacson.

La subjetividad que rodea esta hoja de ruta es también sintomática. Sin dramatizar sugiere la imagen de la orquesta del titanic que sigue tocando mientras el barco hace agua. Para la elite los tiempos políticos, a siete meses de las presidenciales, no expresan urgencia alguna. Todos pueden y deben esperar mientras todo sigue igual. No hay urgencias territoriales, sociales, sanitarias, ambientales o simplemente humanas. La política oficial apuesta por el aguante que manifiestan los chilenos, algunas compresas calmantes y por el consumo a crédito, tres estabilizadores que hasta ahora han funcionado. Con o sin Bachelet la hoja de ruta es la misma.

La incógnita está más bien ahora por el lado de la expresión del malestar y de los cambios en la percepción del modelo que se operado en la sociedad. De cuanto pesará está expresión como exigencia política, dependerá el que la reivindicación de una sociedad más justa y democrática no se asfixie en la camisa de fuerza que define la hoja de ruta. La elaboración política del malestar bajo formas programáticas, algo que se esbozó en la lucha por la educación pública, los conflictos regionales y ambientales, el conflicto mapuche y la más ambiciosa una nueva constitución democrática, testimonian y señalan a su vez el camino porque permite articular actores y le dan consistencia a las propuestas. Pero esa es otra hoja de ruta.

Angel Saldomando

Comenta con ayuda de Facebook(*) (Habilitado el 11 de diciembre del 2009): ¡OJO! Se puede comentar escribiendo un mail (no se muestra es solo para validación) o con cuenta de Facebook.


(*)Algunas versiones de Internet Explorer bloquean esta herramienta social, sugerimos navegar con Firefox, Safari, Opera, Chrome u otro navegador web para hacer y leer los comentarios



129.187 lecturas en total tienen las 77 columnas de Angel Saldomando con 1.678 lecturas en promedio por columna
Columnas de Angel Saldomando
2017-08-10
Venezuela: crisis para todo uso
738 lecturas

2017-08-09
Crisis DC: el partido fiorentino
542 lecturas

2017-08-01
Aires Irrespirables
499 lecturas

2016-06-20
Un debate en curso: Sobre la Constituyente
853 lecturas

2016-05-12
Chiloé: metástasis de un modelo agotado
983 lecturas

2016-05-09
De Aysén a Chiloé
1001 lecturas

2016-01-21
La licuadora
1275 lecturas

2015-10-07
Revelaciones tardias
950 lecturas

2015-08-05
La guerra de los diagnósticos
1023 lecturas

2015-07-06
Sísifo se cansó
1305 lecturas

2015-04-21
Chile estrena: las instituciones bikini
1329 lecturas

2015-04-08
La casta en su laberinto
1405 lecturas

2015-03-05
Tocar el fondo
1385 lecturas

2015-01-24
Gobiernos progresistas: el vaso ¿medio lleno o medio vacío?
1279 lecturas

2014-12-15
El pais de la elite
1348 lecturas

2014-09-30
Catastrofismos y pesimismos
2240 lecturas

2014-09-11
La alianza publico privada. La burbuja de la elite
1311 lecturas

2014-04-17
Cuando se quema la realidad
1918 lecturas

2014-03-20
El zorro en el gallinero
1424 lecturas

2014-03-19
Nuevas Mayorias ¿Usura o Renovación?
1497 lecturas

2014-03-12
Echeverria en el país de nunca más
1317 lecturas

2013-12-17
La vitrina y la realidad
1460 lecturas

2013-11-12
Dilemas electorales y después
1325 lecturas

2013-10-31
Las cartas sobre la mesa: programas y política
1356 lecturas

2013-09-10
Allende se invita a las elecciones
1322 lecturas

2013-09-07
¿Hacerse cargo del golpe o de la historia?
1213 lecturas

2013-07-28
De las primarias a las ultimarias
1400 lecturas

2013-07-09
La fractura
1643 lecturas

2013-05-28
Un debate necesario: sobre elecciones y perspectivas
1526 lecturas

2013-04-04
Contradicciones en torno a Bachelet: expectativas y realidades
1711 lecturas

2013-03-13
La hoja de ruta con o sin Bachelet
1604 lecturas

2012-12-19
De vida o muerte. Lucro Lacra Liviandad
1672 lecturas

2012-12-06
Fronteras externas e internas
1763 lecturas

2012-10-08
Venezuela en la mira
1541 lecturas

2012-10-03
El país entrampado
1655 lecturas

2012-09-24
El fondo de la cacerola. Malestar y cambio en la sociedad
1515 lecturas

2012-09-02
La fiebre o el termómetro. El debate sobre la encuesta Casen y la pobreza
1740 lecturas

2012-07-22
La lección paraguaya
1707 lecturas

2012-06-21
La espada de Damocles
1666 lecturas

2012-05-31
Rebelión en la granja
1693 lecturas

2012-04-16
La descentralización: ¿Trampa o refundación?
1895 lecturas

2012-03-22
Las regiones de la discordia
1765 lecturas

2012-03-15
Mirando al Sur
1707 lecturas

2012-03-07
La ceguera del poder
1837 lecturas

2012-02-26
La medida del poder o el poder de la medida
1691 lecturas

2012-02-25
Aysén II ¿Lo posible de lo imposible?
2116 lecturas

2012-02-23
Aysén o el otro país
1972 lecturas

2011-09-10
Los dilemas del movimiento social
2145 lecturas

2011-08-17
¿Y ahora qué?
1785 lecturas

2011-07-29
Legitimidad y refundación
1976 lecturas

2011-07-19
Primer round post concertación
1965 lecturas

2011-07-01
Grecia al matadero
2467 lecturas

2011-06-16
El enrarecido clima político
1990 lecturas

2011-06-08
Tendencias en la izquierda latinoamericana el amigo brasilero
2200 lecturas

2011-06-02
América Latina: La exigencia de más y mejor democracia
1925 lecturas

2011-05-07
La hora de la igualdad
2009 lecturas

2011-03-14
Un nuevo parte aguas
1860 lecturas

2011-03-11
Libia: Sacudida Mundial
2155 lecturas

2011-02-25
La Economía Política de los Mínimos
2579 lecturas

2011-02-01
El incendio se extiende a Egipto
2007 lecturas

2011-01-19
Túnez no está lejos
2032 lecturas

2010-12-14
Las dos caras de la moneda
2147 lecturas

2010-11-10
¡Alto trabajos en la vía política!
1686 lecturas

2010-10-29
Muertes Políticas
1790 lecturas

2010-10-20
Agitación en Francia
1883 lecturas

2010-10-13
Profundidades
1721 lecturas

2010-10-07
Paracaídas sin Correa
1957 lecturas

2010-09-01
El bicentenario y la copia feliz del edén
1758 lecturas

2010-05-27
¿Un Nuevo Comienzo Post Concertacionista?
2052 lecturas

2010-05-15
La deuda olímpica
2116 lecturas

2010-05-11
Crisis de Honduras: segundo round
2115 lecturas

2010-05-07
El Olimpo en bancarrota
2300 lecturas

2010-05-04
Estado de catástrofe
2024 lecturas

2010-03-12
El destape
1978 lecturas

2010-03-01
Chile a prueba
2383 lecturas

2010-01-23
Que 20 años no es nada
2017 lecturas

2010-01-10
Elecciones en Chile: ¿Fin de reino?
2048 lecturas




Hay 37 usuarios visitando www.generacion80.cl

òltimas Columnas
Vengo de un pueblo pequeño... que se llama Til Til por Vólker Gutiérrez
Tierra: medio siglo de la Ley de Reforma Agraria por Manuel Riesco
2016, Venezuela en la encrucijada. La grave crisis económica, social y política por Orlando Caputo
La Codelco de Eduardo Engel por Julián Alcayaga
Venezuela: crisis para todo uso por Ángel Saldomando
Otras noticias
2017-08-01
LUN DESTACA INVESTIGACIÓN EN FUSIÓN NUCLEAR DE LA CChEN
2017-07-27
CONMEMORAN LOS 50 AÑOS DE LA TOMA DE LA UC
2017-07-26
OFICIALIZAN LA POSTULACIÓN DEL FÍSICO LEOPOLDO SOTO NORAMBUENA