Columnas
2013-03-14
5589 lecturas

Arturo Alejandro Muñoz
especial para G80

El complot de ‘las patitas de chancho’

Es innegable; en Chile la derecha es tan fascista que complota contra todo… incluso contra sí misma. Este evento es un claro ejemplo de ello.

ALGUNOS POLITÓLOGOS aseguran que el general Carlos Ibáñez del Campo fue un perenne complotador, un golpista por antonomasia que logró finalmente ser elegido democráticamente como Presidente de la República el año 1952 con una alta votación, pese a que el país aún recordaba la trágica experiencia vivida en 1931, cuando Ibáñez –al mando de una dictadura derechista de corto respiro- debió huir de Chile amenazado por graves huelgas y disturbios. Sin embargo, regresó con presteza a la nación y retomó su actividad de siempre: complotar.

Reza el dicho popular: “Dios los cría y el diablo los junta”, pues el inefable y zigzagueante gobierno de Gabriel González Videla (1946-1952) le ofreció a Ibáñez magníficas posibilidades para desarrollar su capacidad sediciosa, ya que ‘Gabito’ –el traidor-, respondiendo a los requerimientos de la oligarquía criolla y a los dictámenes de Estados Unidos, proscribió al Partido Comunista que, al comienzo de su mandato presidencial, aportó varias de sus personalidades políticas para conformar el gabinete. Incluso, Pablo Neruda le había dedicado un poema que tituló: “Y el pueblo te llama Gabriel”, del cual debió abominar meses más tarde, especialmente cuando la policía política de González Videla buscaba al famoso vate por cielo y tierra (como se sabe, Neruda huyó a Argentina, disfrazado de arriero, por uno de los pasos cordilleranos del sur de Chile).

Casi al finalizar el año 1948, González Videla –con aprobación del Congreso dominado por radicales, conservadores y liberales- dictó la Ley de Defensa Permanente de la Democracia (la ‘ley maldita’), cuyo objetivo final era perseguir con saña a los miembros de esa tienda política y encerrarlos en el campo de concentración instalado en la nortina playa de Pisagua. Esa ley borró de los registros electorales a los miembros del PC y prohibió las libertades de asociación y de prensa, amén de castigar severamente cualquier acto contrario al régimen, como huelgas y paros. A partir de ese instante, Chile comenzó a vivir períodos de caos, huelgas, asonadas, complots, enfrentamientos callejeros e intentonas por derrocar al gobierno (recordar el número anterior de El Paskín donde comentamos el ‘Complot de Colliguay’).

Para afirmarse en el gobierno, González Videla –después de la dictación de la ‘ley maldita’- formó una coalición que bautizó como “gabinete de Concentración Nacional”, conformado por radicales anticomunistas, liberales, conservadores y algunos miembros de una fracción escindida del partido socialista. (Nota del autor: se ruega al lector leer correctamente el título del gabinete, pues se llamó ‘Concentración Nacional’, y no ‘Concertación’…pues las similitudes son llamativas y podrían inducir a error).

A la sazón, gobernaba Argentina el general Juan Domingo Perón, amigo personal de Carlos Ibáñez, con quien le unían no sólo lazos militares sino también ideas cercanas al fascismo italiano. Perón era un convencido de que Argentina tenía un ‘destino divino’ en la costa del Océano Pacífico, y veía en un posible gobierno ibañista la puerta ancha para cumplir con su mesiánico sueño. Por ello alentó –e incluso, aseguran algunos, financió- la intentona de Ibáñez del Campo para derrocar a González Videla y/o ganar después las elecciones presidenciales de 1952.

Fue así que en 1948 la mano del líder de los justicialistas argentinos, tras los desbaratados intentos golpistas contra La Moneda, apareció mencionada en varios medios de prensa nacionales y extranjeros como co-responsable del complot conocido como "Patitas de Chancho", en el cual participó una sombría rama de la logia masónica autodenominada "La Montaña" y varios militares afines a un gobierno dictatorial, de absoluto corte nacionalista, que pretendía deponer a González Videla y a todo el escenario político-partidista de la época, para imponer en el país un régimen de corte militarista-fascista-nacionalista, disfrazado de populismo y decididamente antidemocrático.

El episodio conocido con ese pintoresco nombre -“complot de las patitas de chancho”- fue el primero de una serie de obstáculos que enfrentaría el gobierno de González Videla. Esa confabulación, desarrollada entre septiembre y octubre de 1948, tenía como fin crear las condiciones favorables para un golpe de Estado que permitiera al general Carlos Ibáñez llegar al poder. Reiteremos que entre los implicados estaban oficiales y suboficiales del ejército y de la aviación y algunos grupos políticos.

A este respecto, el historiador chileno Luis Vitale, escribió: “Aunque es difícil apreciar los planteamientos ideológicos de los militares de aquella época por falta de documentos, libros o artículos escritos por ellos, es posible detectar, a través de su praxis, dos tendencias claras a finales de la década de 1940: una, conservadora, proclive a seguir la orientación de Estados Unidos, y otra filo-nacionalista, o mejor dicho antiyanqui, influenciada por los movimientos populistas de América Latina liderados por militares, como Perón”.

Pues bien, a esta última corriente pertenecían algunos militares simpatizantes del general Ibáñez. Ellos fueron quienes se reunieron y desarrollaron el fallido ‘Complot de las Patitas de Chancho’, bautizado así por el pueblo y la prensa ya que las ‘tertulias golpistas’ fueron fraguadas en reuniones que se hacían en un restaurante de San Bernardo cuya especialidad era este típico causeo chileno.

Desde fines de 1948 se confabulaban allí oficiales de la Escuela de Infantería, Escuela de Unidades Motorizadas, Escuela de Aviación y –tal como ya lo señalamos líneas arriba- algunos miembros de la logia masónica ‘La Montaña’. El cabecilla era el coronel de aviación Ramón Vergara, secundado por los oficiales Enrique Cox Chávez, uno de apellido Mellado, Ricardo Arias y Domingo Rivera, entre otros uniformados.

González Videla, alertado de estas reuniones por los servicios de inteligencia norteamericanos, instruyó a la Fiscalía Militar de Santiago hacer una investigación. Esta desbarató el complot y el comandante Ramón Vergara, así como algunos militares, fueron condenados a pena de extrañamiento. A otros uniformados sólo se les solicitó acogerse a retiro.

El Ejército, como siempre ha ocurrido en nuestra Historia, una vez fracasado el complot, intentó endosar la paternidad de la conspiración al pequeño grupo de masones –todos civiles- con el propósito de alivianar las culpas de los uniformados que se involucraron en el fallido complot y, a la vez, obtener la intermediación de la Iglesia Católica para atemperar las sanciones y obnubilar a una –entonces- muy beata población.

El mandatario, temeroso de una reacción militar mayor, influyó fuertemente en la Fiscalía a objeto de conseguir sanciones menores para los inculpados, pese a que el plan de los complotados era tomar La Moneda con tanques y rodear los edificios aledaños con fuerzas leales al golpe, mientras aviones de la FACH sobrevolaban el centro de Santiago atemorizando a la población, y ametrallándola en caso de encontrar resistencia civil (¿no le recuerda nada esto, querido lector?).

Durante el sumario se determinaron graves responsabilidades de los cónsules argentinos Luis Zervino y Roberto Bruñi, y del dirigente nacionalista argentino Emilio Gutiérrez Herreros, que estaba de paso en Chile, quedando al descubierto los vínculos del complot con altas autoridades diplomáticas y militares del gobierno peronista. Ello señalaba una inexcusable asociación de los militares golpistas con agentes extranjeros, tipificándose el gravísimo delito de alta traición, cuya única pena era el fusilamiento.

Si la Fiscalía reconocía lo anterior, el gobierno de González Videla se habría visto obligado a romper relaciones con Argentina, y ese era un adversario que por cierto no deseaba. Menos aún si al interior de Chile contaba ya con múltiples opositores y con fuerzas armadas dispuestas a deliberar políticamente. Por ello recurrió al único salvavidas personal que tenía fácilmente a mano: entregarse en cuerpo y alma a la oligarquía criolla y a los dictámenes que Washington implementaba en Latinoamérica a través de la doctrina de ‘seguridad nacional’.

Habida consideración de lo anterior, en una nueva similitud con lo que ocurriría en la década 1990-2000 -cuando los gobiernos de la Concertación no se atrevieron (o no quisieron) juzgar debidamente a otro militar dictador: Augusto Pinochet-, extraña e impensadamente Carlos Ibáñez fue absuelto de toda responsabilidad.

Como hayan sido este y otros complots de aquellos años, es sano afirmar que González Videla ocupa en nuestra Historia –merecidamente- la misma página destinada a los traidores, acompañado por aquel detestable personaje que estuvo detenido en Londres y que murió sin castigo legal (*), pero sancionado y abominado por el Chile real, ese cuya existencia y necesidades se niega a reconocer esta nueva, feble y extraña ‘democracia de los acuerdos’ que se asemeja a un pájaro con sólo un ala (la derecha).

(*) Terminado su mandato presidencial, González Videla desapareció durante veinte años de la política y de la vida pública, pues siempre manifestó temor por algún acto de ‘justicia popular’ que pudiese poner en riesgo su vida. Reapareció luego del golpe militar de 1973, haciendo declaraciones bravuconas contra la izquierda y la democracia, aceptando formar parte del “Consejo de Estado” que Pinochet y la Junta Militar estructuraron para afinar y adornar la Constitución Política (‘Constitución del 80’), cuyo texto, en lo principal, pertenecía a Jaime Guzmán Errázuriz, fundador de la UDI e ideólogo de la dictadura.

Arturo Alejandro Muñoz

Comenta con ayuda de Facebook(*) (Habilitado el 11 de diciembre del 2009): ¡OJO! Se puede comentar escribiendo un mail (no se muestra es solo para validacin) o con cuenta de Facebook.


(*)Algunas versiones de Internet Explorer bloquean esta herramienta social, sugerimos navegar con Firefox, Safari, Opera, Chrome u otro navegador web para hacer y leer los comentarios



1.578.276 lecturas en total tienen las 513 columnas de Arturo Alejandro Muñoz con 3.077 lecturas en promedio por columna
Columnas de Arturo Alejandro Muñoz
2017-08-03
El desorden del PS
1690 lecturas

2016-08-08
¿Qué quiere y para quién trabaja la Democracia Cristiana?
4069 lecturas

2016-08-02
La neo burguesía fiscal
4621 lecturas

2016-06-24
Chile vive hace años su propio “Brexit”
3172 lecturas

2016-06-20
El duopolio y sus alcaldes en comunas rurales, ¿ridículo… o ridículos?
2148 lecturas

2016-06-14
El enemigo no sólo es la derecha… es el sistema
2084 lecturas

2016-06-07
Cría cuervos... y la actual prensa canalla que siempre apoyaste te arrancará los ojos
2824 lecturas

2016-06-03
"Izquierdistas de orilla" en la Nueva Mayoría
2277 lecturas

2016-05-25
Ante un país en protesta, casta política apuesta al “mal menor”
1816 lecturas

2016-05-11
Redes sociales y prensa "oficial", ¿quién miente más?
2086 lecturas

2016-05-02
Trabajadores analizan nuevas formas de lucha
2161 lecturas

2016-04-29
Revoloteo en gallinero político confirma profundidad de la crisis
1633 lecturas

2016-04-26
¿Va a sufragar en octubre? Entonces lea esto
1790 lecturas

2016-04-21
¿El arte es de izquierda o sólo es arte sin apellidos?
1898 lecturas

2016-04-20
Tu generación y la mía unidas tras el mismo objetivo: Asamblea Constituyente
1864 lecturas

2016-04-12
Ese “centrino” llamado Patricio Aylwin Azócar
3340 lecturas

2016-04-05
Ese mal ejemplo político llamado Chile
1866 lecturas

2016-04-01
Democracia en reversa, dictadura perfecta
1910 lecturas

2016-03-14
¡¡¡A las municipales, a las municipales…!!!
2028 lecturas

2016-03-07
Graban conversación top-secret de dos sediciosos con un general
2059 lecturas

2016-01-20
Tarud, ¿parlamentario asertivo o simplemente bravucón?
2197 lecturas

2016-01-14
Gracias a mis miedos eres rico y estás libre
2129 lecturas

2016-01-11
Ya no hacemos ni haremos Historia
1987 lecturas

2016-01-06
Retazos olvidados para reconstruir una identidad política
2066 lecturas

2016-01-04
El último kilómetro
2122 lecturas

2015-12-13
La función terminó, a sacarse disfraces y caretas
2409 lecturas

2015-12-08
Izquierda latinoamericana sufre fractura en su columna vertebral
2270 lecturas

2015-11-30
No es por la democracia, es por otra cosa
2149 lecturas

2015-11-25
Neoliberalismo a la chilena se toma Argentina. ¿La culpa es del peronismo solamente?
2094 lecturas

2015-11-22
PDC, del éxtasis al regreso a sus raíces y al declive
2388 lecturas

2015-11-05
Que el populacho nos deje robar tranquilos, somos los jefes
2713 lecturas

2015-10-24
Iniciativa privada principal factor del desarrollo: mito empresarial
2828 lecturas

2015-10-21
Asamblea Constituyente: enemigo público número uno
2218 lecturas

2015-10-16
Mamihlapinatapai... en la administración comunal
2306 lecturas

2015-10-08
Señores parlamentarios, ustedes ya carecen de autoridad
2269 lecturas

2015-10-04
Pancho I, ¿pastor de algunos o capo de familia?
3482 lecturas

2015-09-25
La soberbia derrotada y la vanidad humillada
2417 lecturas

2015-09-21
Casos Wal-Mart y Felipe Kast certifican cuán débil es nuestra democracia
2276 lecturas

2015-09-08
Nuestra identidad nacional es la no-identidad
2559 lecturas

2015-08-31
Camioneros de Pinochet... raya para la suma
2472 lecturas

2015-08-27
No hay peor astilla que...
2191 lecturas

2015-08-24
El logro político de la corrupción y la estulticia
2210 lecturas

2015-08-21
Los temidos tres tercios anuncian regreso
1245 lecturas

2015-08-17
No hay tarugos para clavar la rueda de la Historia
2256 lecturas

2015-08-14
Sindicato Parlamentario, un proyecto posible
1401 lecturas

2015-08-09
La crisis política abrió las cloacas
1432 lecturas

2015-07-29
La UDI tiene su propio Ku-Klux-Klan
2636 lecturas

2015-07-23
La calva muerte busca siempre a los mejores
2860 lecturas

2015-07-14
Caso Stoulman-Pessa ¿podría comprometer a Augusto Pinochet Hiriart?
3485 lecturas

2015-07-10
Lo que nos ha enseñado el neoliberalismo
2519 lecturas

2015-07-09
En Chile no hay Bastilla, sólo hay Congreso Nacional
2255 lecturas

2015-07-02
La araña, la telaraña y la maraña
2240 lecturas

2015-06-24
Mirando Chile desde la otra banda
2393 lecturas

2015-06-17
¿Quo vadis, PS?
2270 lecturas

2015-06-15
La copa de la paciencia comienza a rebasarse
2202 lecturas

2015-06-08
Evaluación docente ¿Y el resto de las profesiones, qué?
2433 lecturas

2015-06-04
Este sofrito de democracia tampoco funciona
2587 lecturas

2015-06-01
Miro a Tonka y me reconozco abuelo
2706 lecturas

2015-05-29
Senador JP Letelier, me cuesta mucho creerle
2597 lecturas

2015-05-24
FFEE y el líder revolucionario “Fuenteovejuna”
2442 lecturas

2015-05-19
Soy columnista... no soy candidato, líder ni mago
2893 lecturas

2015-05-12
¡A los botes, o el retorno de los brujo$!
2396 lecturas

2015-05-07
¿Nuevo gabinete? ¡Aquí estoy!
2627 lecturas

2015-05-05
¿A cuál Democracia postulan derecha y empresariado?
2386 lecturas

2015-04-27
El pueblo no es corrupto ni traidor … ustedes sí
3337 lecturas

2015-04-21
Chile: La crisis existe, el sistema naufraga, ¿qué hacer?
2473 lecturas

2015-04-15
Andrés Zaldívar, la “Pimpinela Escarlata” del mega empresariado
2981 lecturas

2015-04-13
¿Son o no responsables los periodistas actuales de esta hecatombe política?
2556 lecturas

2015-04-07
Frente de mal tiempo tormentoso para el gobierno y sus socios derechistas
2663 lecturas

2015-03-28
No es desastre natural, es error humano
3207 lecturas

2015-03-24
Caso CAVAL comprometería a autoridades Región de O`Higgins
2648 lecturas

2015-03-21
Lo siento, pero la mejor cocina es la mía
3860 lecturas

2015-03-17
Todos corruptos... ¿también Michelle?
2567 lecturas

2015-03-15
¿Para quién trabaja realmente esa falsa izquierda oficial?
2662 lecturas

2015-03-06
Peloteros, pelotudos y "pelotehuenses"
2859 lecturas

2015-03-05
Venezuela 2015 no es Chile 1973
2492 lecturas

2015-03-03
Chile en la pitilla
2573 lecturas

2015-02-26
Políticos arrodillados ante el gran capital
2830 lecturas

2015-02-23
Goebbels le corrige la plana a los “honorables’ del Parlamento chileno
2742 lecturas

2015-02-17
El hijo de la jefa, “useful idiot” de Luksic
3587 lecturas

2015-02-13
Nueva tarea para los moralistas que censuran en La Moneda
3111 lecturas

2015-01-30
La UDI se enchula ¿Unidos por Ti? o ¿Unidos por Mí?
3227 lecturas

2015-01-28
Fidel, honor y gloria. Yo te saludo
3158 lecturas

2015-01-18
¡Ahora incluso la Derecha dice ser republicana!
2968 lecturas

2015-01-12
Una pregunta necesaria
3151 lecturas

2015-01-05
Mujer, ¿sientes que de verdad te has liberado?
2803 lecturas

2014-12-31
Si campaña del terror fracasa, ¿qué hará entonces la Derecha?
2747 lecturas

2014-12-29
Si no se acata lo que la Derecha quiere, ¿somos comunistas?
4317 lecturas

2014-12-23
Disquisiciones de un don nadie
2784 lecturas

2014-12-17
¿Podría tener Chile un presidente similar a Pepe Mujica?
2827 lecturas

2014-12-15
Aislada y sola, la UDI hojea el: Manual de los Sediciosos
1998 lecturas

2014-11-27
La UDI ya parece ser Unión Demócrata… In The Pendiente
2892 lecturas

2014-11-25
Mes de circos… y de Teletón, para felicidad de los alcaldes
1757 lecturas

2014-11-10
Mariana, Soledad, Ignacio y Gutenberg; ¿los “sheriff” de la Nueva Mayoría?
1981 lecturas

2014-11-01
Educación, copago, bolicheo y otras yerbas
3075 lecturas

2014-10-29
¿Quién ordenó –o solicitó- a la DINA asesinar al ministro José Tohá?
3655 lecturas

2014-10-22
A mi gente de la década de los 60
2630 lecturas

2014-10-19
Alex Vojkovic, ¿accidente, o secuestro y asesinato?
4210 lecturas

2014-10-16
Cena de amigos permite develar el peligro en que hemos vivido
2304 lecturas

2014-10-02
Soy provinciano, tengo fecha de vencimiento
3054 lecturas




Hay 9 usuarios visitando www.generacion80.cl

ltimas Columnas
Vengo de un pueblo pequeño... que se llama Til Til por Vólker Gutiérrez
Tierra: medio siglo de la Ley de Reforma Agraria por Manuel Riesco
2016, Venezuela en la encrucijada. La grave crisis económica, social y política por Orlando Caputo
La Codelco de Eduardo Engel por Julián Alcayaga
Venezuela: crisis para todo uso por Ángel Saldomando
Otras noticias
2017-08-01
LUN DESTACA INVESTIGACIÓN EN FUSIÓN NUCLEAR DE LA CChEN
2017-07-27
CONMEMORAN LOS 50 AÑOS DE LA TOMA DE LA UC
2017-07-26
OFICIALIZAN LA POSTULACIÓN DEL FÍSICO LEOPOLDO SOTO NORAMBUENA