Columnas
2013-05-28
3249 lecturas

Daniel Pizarro
colaboración de POLITIKA

Evaluaciones de desempeño: lo mejor de nosotros (para vomitar)

En pleno centro hay un café que se volvió, al parecer, lugar obligado para cerrar evaluaciones de desempeño. De todas las instituciones públicas y privadas del sector, que son muchas, acude gente para revisar uno por uno los ítems que miden lo bien o lo mal que lo están haciendo los empleados en el trabajo. Si uno tiene la mala costumbre de atender a las conversaciones ajenas, la situación se pone interesante. Por lo general evaluador y evaluado eligen una mesa aparte y a si uno por descuido se le ocurre sentarse cerca te dirigen una mirada de perro. Pero yo me siento igual y disimulo con un libro o el diario en la mano.

Tienen algo de penoso o grotesco las evaluaciones de desempeño, según cómo se lo mire. La semana pasada me tocó ver en el café a un hombre evaluando a una mujer. En un tono que perseguía la confianza, jamás la complicidad, el hombre procedía al auto de fe acompañado de una pauta muy rigurosa. Ella asentía en silencio y, a veces, discrepaba. En esos momentos no existía para la mujer realidad más allá de la mesa donde se jugaba su destino laboral.

Como en este país nos cuesta una enormidad hablar de frente, la escena también parecía torturante para el evaluador. En cada palabra comedida, de uno y otra, vibraba la tensión. Pero ambos no podían sino tomarse muy en serio la evaluación, y era aquí cuando lo penoso o lo grotesco tomaba un tinte perverso, cuando los actores, incapaces de poner distancia con lo que hacían, se sometían a un mecanismo de control asimilado como deseable y que debe culminar con una recompensa o un castigo. Lo perverso es encubrir con una fachada de objetividad aquello que en el fondo es una lucha feroz.

También yo he sido evaluado. He sentido la adrenalina del juicio. Pero, lo reconozco, he tenido el privilegio de decir lo que pienso sin que eso me cueste la pega:
  • Las evaluaciones de desempeño son denigrantes.
  • Su mecanismo reproduce el mecanismo social por medio del cual se administra el poder, se regulan los ascensos y se castigan las disensiones.
  • La supuesta objetividad con que pretenden medir la calidad del trabajo es ilusoria.
Por último, las evaluaciones de desempeño, nos dejen satisfechos o resentidos, no hacen sino poner de manifiesto, apelando a la farsa del clima laboral –a menudo empeorándolo−, que los empleados de empresas o instituciones generalmente grandes y prestigiadas socialmente se encuentran en pie de guerra entre sí, y nos dicen además que eso es conveniente, que el reparto del animal, del porte que sea la porción que nos toque, tiene que hacerse a cuchilladas porque así se logra mayor productividad y eficiencia. Damos lo mejor de nosotros y eso se premia con una nota.

Daniel Pizarro
©2013 Politika | diarioelect.politika@gmail.com

Comenta con ayuda de Facebook(*) (Habilitado el 11 de diciembre del 2009): ¡OJO! Se puede comentar escribiendo un mail (no se muestra es solo para validación) o con cuenta de Facebook.


(*)Algunas versiones de Internet Explorer bloquean esta herramienta social, sugerimos navegar con Firefox, Safari, Opera, Chrome u otro navegador web para hacer y leer los comentarios



47.889 lecturas en total tienen las 33 columnas de Daniel Pizarro con 1.451 lecturas en promedio por columna
Columnas de Daniel Pizarro
2016-08-12
City tour
2255 lecturas

2016-01-16
La Caty, con C
1526 lecturas

2015-12-13
Los nuevos putos
723 lecturas

2015-11-01
El patio de las princesas
1356 lecturas

2015-10-19
Equis
1198 lecturas

2015-10-04
La evidente obscenidad de cada día
1245 lecturas

2015-09-02
La ruta del café
1371 lecturas

2015-06-29
Frenesí
1272 lecturas

2015-06-01
La ventana discreta
1329 lecturas

2015-05-26
Un mundo feliz
1309 lecturas

2015-05-18
Metafísica de las esponjas
1414 lecturas

2015-05-12
I had a dream
873 lecturas

2015-04-21
Lecciones de cine (Allende en su laberinto)
1313 lecturas

2015-04-14
Los Picapiedras
1353 lecturas

2015-03-29
Un cuento imposible
1580 lecturas

2015-03-28
Una historia sencilla
965 lecturas

2015-03-15
Un cuento imposible
871 lecturas

2015-03-11
Sería Cosa
1379 lecturas

2015-03-02
El juego de las preguntas
1449 lecturas

2015-02-26
Tratado de libre comercio
1635 lecturas

2015-02-13
El Camaro en la historia de Chile
1703 lecturas

2015-02-04
Terrores Nocturnos
1913 lecturas

2015-01-29
Un día en la vida de X
1701 lecturas

2015-01-22
Instrucciones para escribir un Currículum
1757 lecturas

2014-12-26
El signo que nos rige
1520 lecturas

2014-11-20
El mundo es ancho y ajeno
1237 lecturas

2014-11-01
Liberté
1224 lecturas

2014-10-15
La vida de los otros
1203 lecturas

2014-09-09
No es lugar para mujeres
1692 lecturas

2014-08-27
Taller en la Playa (Comedia en varios actos)
1628 lecturas

2014-07-22
Corto viaje al fondo de la prosperidad
1272 lecturas

2013-06-11
Profetas y Frenéticos
1373 lecturas

2013-05-28
Evaluaciones de desempeño: lo mejor de nosotros (para vomitar)
3250 lecturas




Hay 36 usuarios visitando www.generacion80.cl

òltimas Columnas
Vengo de un pueblo pequeño... que se llama Til Til por Vólker Gutiérrez
Tierra: medio siglo de la Ley de Reforma Agraria por Manuel Riesco
2016, Venezuela en la encrucijada. La grave crisis económica, social y política por Orlando Caputo
La Codelco de Eduardo Engel por Julián Alcayaga
Venezuela: crisis para todo uso por Ángel Saldomando
Otras noticias
2017-08-01
LUN DESTACA INVESTIGACIÓN EN FUSIÓN NUCLEAR DE LA CChEN
2017-07-27
CONMEMORAN LOS 50 AÑOS DE LA TOMA DE LA UC
2017-07-26
OFICIALIZAN LA POSTULACIÓN DEL FÍSICO LEOPOLDO SOTO NORAMBUENA