Columnas
2013-08-30
3048 lecturas

Leopoldo Lavín Mujica
especial para G80

¿La llamada “Reconciliación”, qué nombra?

La gran mayoría de nuestros desaparecidos, muertos y torturados en manos de los esbirros de la dictadura vivieron la experiencia del horror porque participaban y compartían un proyecto de transformación social.

Eran militantes políticos y luchadores sociales por la igualdad y el socialismo con consciencia histórica. Así también fueron percibidos por los enemigos de estos ideales: los civiles miembros y servidores de la clase dominante y su brazo armado militar dispuestos a todo para detener los cambios necesarios para construir una sociedad y vida dignas. Para eso había que quebrarlos espiritualmente primero y enseguida exterminarlos físicamente. Creando con el Terror y la Barbarie ejemplos disciplinarios para el futuro.  Fracasaron.

Los agitadores de la “Reconciliación” tendrían que saberlo. Ninguno de nuestros caídos murió en vano. El proyecto social de emancipación por el cual lucharon sigue vigente y con el componente moral de sus vidas éste se perfila con mayor nitidez. Se mantiene, reactualiza y otros lo retomarán. Siempre. No se puede detener el curso de una secuencia histórica de recuperación de fuerzas sociales transformadoras que comenzó el mismo 11 de septiembre de 1973 con la Resistencia, continuó con más fuerza casi toda la década del ochenta en las Protestas, para de nuevo levantarse con ímpetu el último lustro con los movimientos sociales antineoliberales.

Todos los caídos y los combatientes de la vida asesinados o muertos contra la dictadura son nuestro patrimonio histórico y ético. No sólo están en la memoria individual militante y colectiva, sino que están representados en el pensamiento y acciones nuestras por construir alternativas al capitalismo y su régimen político. Tanto en la mirada crítica, intelectual e inventiva, como en la lucha política y callejera contra la lógica del Capital y sus seudo instituciones democráticas y micro relatos distractivos actuales.

La “Reconciliación” de ellos y la Memoria Activa nuestra

Los llamados a la “Reconciliación” de la elite concertacionista, del Gobierno y de connotados derechistas han reaparecido con insistencia en este cuarenta años del Golpe cívico-militar del 11 de septiembre del 1973. Como siempre con su eco mediático. Es una farsa tenebrosa cuando Reconciliación busca rimar con olvido. Es un atentado contra la memoria hablar en esos términos. Es querer unir lo que se opone; aquello que es antagónico e irreconciliable. Lo seguirá siendo, mientras no cambien las condiciones sociales, políticas y económicas reales surgidas de los pilares estructurantes construidos durante y afiatados después del golpe con la violencia militar pinochetista.

La llamada “Reconciliación” es una maniobra para desfigurar las secuencias de la historia de Chile en nombre de un “presentismo” sometido a la lógica mercantil del lucro y a la impunidad amparada en los pactos pasados, actuales, presentes y futuros entre concertacionistas recalcitrantes y derechistas arrepentidos y duros. Acuerdos celebrados los primeros años de posdictadura “para no abrir las heridas” y, para, según ellos, no activar nuevamente los “boinazos y ejercicios de enlace” o demonios golpistas. Fueron pretextos para impedir la Verdad y la Justicia. Lo hicieron en nombre de la transición pactada para salvar la seguridad del Capital y su proyecto de gobernabilidad neoliberal (exactamente lo mismo que en España). Para arrogarse el papel de administradores del sistema; con el fin de manipular las expectativas de cambios posdictadura, fruto de la lucha de masas anti dictadura. Y para no cumplir las tareas de democratización del país y reconquista de derechos sociales y económicos.

Los “Reconciliadores”: distorsionarlo todo para vivir en la bruma

Persisten los olvidadizos de la llamada “renovación socialista” después de cuarenta años. Vuelven a la carga. Editan libros desmemoriados. Los Ricardo Nuñez y los Oscar G. Garretón repiten a coro la cantilena oportunista: “Todos fuimos culpables”. Ricardo Lagos una vez más se hunde en el oprobio al justificar al ex general Cheyre diciendo que era un joven oficial que estaba en guerra a partir de sptiembre del 73. Ni nombran las conspiraciones militares antes y después de que asumiera el Gobierno de la Unidad Popular, ni el crimen del General René Schneider a manos de militares golpistas y de la CIA. Que nos cayó como un rayo y nos demostró a quienes salíamos de la adolescencia el implacable engranaje del carácter de clase de las FF.AA y del Estado chileno explicado tal cual por Lenin en El Estado y la Revolución. Así como leyendo después a Marx comprendimos el funcionamiento de la mecánica explotadora del Trabajo por el Capital y la lógica expansiva de la acumulación de la riqueza en manos de unos pocos. ¡Gracias a los clásicos! Eso no ha cambiado ni con toda la fraseología democratoide actual. Como lo escribió Walter Benjamin: “ni el sentido de las palabras estarán a salvo” en sus bocas (la de lo vencedores de la clase dominante y sus nuevos comparsas). Los que cambiaron para peor fueron ellos: los “reconciliadores”.

¿Y el de hoy, el Estado criminalizador de los movimientos sociales a la Hinzpeter y el modelo neoliberal ultra sofisticado para explotar y concentrar la riqueza en manos de una burguesía financiera y extractiva y exportadora globalizada, con el agravante de que el sistema económico es también depredador de la Naturaleza, son tan diferentes a la lógica interna del capitalismo de 1970? Hoy “chorrea”, dicen. ¿Y a qué precio? ¿Otro olvido?

El pretexto del viraje ideológico de algunos arrepentidos es haber vivido exiliados en los países burocráticos del Este y cambiado la mirada debido a las aberraciones de lo que llamaban el “socialismo realmente existente” y al marxismo dogmático. En ese que muchos nunca confiamos. Sin embargo, esto no justifica el ser subdesarrollados éticos y cognitivos para aceptar los esquemas liberales y procapitalistas del actual dogma neoliberal sin ninguna distancia crítica. Para transformarse en compañeros de ruta de los neoliberales. De los cuales recién algunos pocos concertacionistas comienzan recién a desligarse. De profesores y profesoras de “materialismo histórico” se mutaron en aprendices de brujo de las formas y técnicas capitalistas e imperialistas de dominación. Al mismo tiempo, sus “sociólogos" quisieron hacer desaparecer la “centralidad del Trabajo” en las sociedades capitalistas para mejor justificar la misma explotación económica, los ataques contra la clase trabajadora y sus derechos socioeconómicos. Sólo habían “movimientos sociales” anodinos que reivindicaban por separado sin cuestionar el sistema ya que sólo exigían reformas o reconocimiento identitario dentro de él. A ellos el poder de administrar el modelo y negociar con la derecha empresarial. Al resto de los ciudadano de votar por ellos. Es la matriz ideológica de los “reconciliadores”, “renovados” y de mucho “progresista” de las terceras vías.

¿Y qué persiguen?

Así quieren borrar la memoria histórica, la consciencia sociopolítica alcanzada por un pueblo, la organización de poder de los trabajadores y el pueblo entre 1972-1973 (las cuales temen y denostan), las responsabilidades políticas, las promesas traicionadas, los crímenes planificados para desestabilizar al gobierno de Salvador Allende, el rol del imperialismo norteamericano, las conspiraciones de la derecha y la DC. Sus propios errores estratégicos e inconsistencia política. Les molesta reconstituir los hechos que acusan e interpelan. Huyen la realidad. Quieren sumergirse en la cultura del olvido posmodernista. Donde el instante pasajero, la imagen, la “comunicación estratégica”, el poder y el dinero mandan. El relativismo cultural del todo es igual en nombre de una visión ideológica y dominante de los Derechos Humanos como ritual formal y retórica con predominio de la amnesia, resultado de una concepción de la vida donde todo fluye, todo es “líquido”, corre y nada es sólido. Entre el confort de lo indiferenciado para tranquilidad de la falsa consciencia de  los protagonistas, de los cómplices del silencio y los beneficiarios del golpe militar. En la disolución de las responsabilidades. El todos esconde el Yo responsable del rendimiento de cuentas. De lo no hecho.

Comprender el presente a la luz de la historia

No es nuestra concepción de la historia. El actuar de los nuestros tuvo peso moral e histórico y fue parte de luchas sociales. Consistencia ética y no la liviandad del ser en el “desierto de lo real”. El presente del Capital y sus poderosos medios ideológicos que todo lo transforman en simulacro no lograrán triturar las razones que motivaron la lucha de nuestros caídos y el llamado que su ejemplo y muerte implica para los vivos que quedamos y los otros más jóvenes que retoman las banderas de la lucha. Son conceptos y hechos que mantenemos. Habrá que luchar con la razón para impedir la deformación de nuestra Historia. Aprender de las derrotas y ajustar la acción colectiva en el nuevo escenario del 2014 con la neoconcertación en el Gobierno. También de los ejemplos y victorias como las recientes que son pequeños hechos. Pero avances innegables en la construcción de nuevas perspectivas estratégicas de poder de los de abajo. El conocimiento nos ayuda y el primero es el histórico-político. Y la fidelidad al acontecimiento que pudo haber sido y que podrá nuevamente ser es un tributo a los nuestros.

En un país donde los conspiradores civiles del golpe militar no han sido juzgados; con Constitución de factura militar e instituciones económicas y políticas neoliberales planificadas para explotar, resultado del aplastamiento con las armas de la organización sindical y popular es imposible re-conciliarse. Re-conciliarse es volver a un estado o situación de armonía idílica, en este caso, falsa. En Chile, desde la fundación del Estado en los albores del XIX nunca ha habido paz social, conciliación. Preguntémosle al pueblo mapuche, a los pobladores de Puerto Montt de los sesenta, a los trabajadores de la Santa María de Iquique antes, a las matanzas de campesinos, a los saboteadores y hambreadores del 72. Esa es la violencia evidente, la otra la latente y estructural se expresa en la desigualdad social, la explotación de los trabajadores, los mineros muertos en las minas, la salud precaria, los femicidios, la represión disfrazada de leyes, la usura, los abusos, las enfermedades mortíferas del ecocidio ambiental, el encerramiento de los más pobres y los jóvenes en prisiones inhumanas. Desde los inicios del Estado chileno una aristocracia oligárquica arrogante es dueña del poder y la riqueza, castiga y reina impune sin conocer eso que llaman Estado de Derecho. Y ha empeorado en la era del capitalismo globalizado.

La cantilena virtuosa de la “reconciliación” es el auto ensalzamiento de la elite que se reencuentra en el binominal y los negocios; la palabrita clave de los discursos de los concertacionistas arrepentidos y de las homilías religiosas. Hoy tienen adeptos en la derecha. Cantan victoria. Pero no en las investigaciones históricas. Allí las instituciones republicanas siguen manchadas con sangre.

Abrir perspectiva

La historicidad en la cual nos situamos “se define como una relación con el presente en tanto que historia […] que le saca al presente su cotidianeidad inmediata y al hacerlo nos autoriza a tomar esta distancia que es al fin calificada de perspectiva histórica”. (Fredric Jameson). No hay presente sin vínculo creativo con el pasado desde el cual las luchas anteriores nos interpelan y donde el ejemplo de nuestros luchadores cobra sentido. Tenemos filosofía; ellos sólo adoran el becerro de oro obnubilados por el fetichismo de la mercancía y su lucro.

¿Por qué no afirmar con voluntad de poder la irrupción de la perspectiva del mundo por construir? La misma promesa actualizada por la cual se movieron los sueños de nuestros caídos. Darle curso, organización y fuerza hic et nunc (aquí y ahora) a ese proyecto unitario y diverso de transformación social. Contra viento y marea, sin caer en las trampas de los que lucharon algunos meses con los estudiantes y que hoy tienen la misma candidata que Jorge Awad, el patrón de los banqueros, el democratacristiano defensor del Capital y representante de los propietarios del plusvalor del Trabajo y los intereses de la usura bancaria. Hay que empezar por ahí. Por dónde pasa la memoria y la fidelidad histórica con los nuestros. Por nuestra autonomía e independencia de clase, por una ética inquebrantable de lealtad con los nuestros y por sus ideales de Justicia e Igualdad.

El periodista Juan Pablo Cárdenas, ejemplo ético del periodismo democrático, nos invitaba en su comentario matinal en Radio Universidad de Chile, este 29 de agosto, a contra manifestar en el acto de “Reconciliación” organizado por el piñerismo en La Moneda. Ahí estarán presentes entre nosotros ellos mismos, defendiendo su memoria y la nuestra, nuestros muertos y desaparecidos, denunciando la vil maniobra de recuperación neoliberal y posmodernista.

Leopoldo Lavín Mujica

Comenta con ayuda de Facebook(*) (Habilitado el 11 de diciembre del 2009): ¡OJO! Se puede comentar escribiendo un mail (no se muestra es solo para validacin) o con cuenta de Facebook.


(*)Algunas versiones de Internet Explorer bloquean esta herramienta social, sugerimos navegar con Firefox, Safari, Opera, Chrome u otro navegador web para hacer y leer los comentarios



1.178.377 lecturas en total tienen las 308 columnas de Leopoldo Lavín Mujica con 3.826 lecturas en promedio por columna
Columnas de Leopoldo Lavín Mujica
2016-08-04
José Piñera, cómplice y mentor neoliberal de Pinochet
4360 lecturas

2016-07-28
Y el pueblo habló en multitudinaria manifestación: respuesta popular a las AFP y al saqueo neoliberal de la casta
2480 lecturas

2016-07-20
La "Jaula de acero" neoliberal, la crisis institucional y la política de Lagos
1960 lecturas

2016-06-20
Altibajos en la lucha social y escándalos mediáticos
2118 lecturas

2016-06-03
Crisis generalizada de liderazgos: Hay lugar para la unidad social y política del pueblo
2086 lecturas

2016-05-17
La corrupción en el PPD y el modelo extractivista
2135 lecturas

2016-05-09
La cúpula de la CUT fue por lana y la siguen trasquilando
2022 lecturas

2016-04-30
1ro. de mayo: en contexto de artero atentado contra la clase trabajadora
2083 lecturas

2016-04-26
Un funeral y una marcha
1882 lecturas

2016-04-20
Nueva Constitución: Entre estratagemas y consensos
1874 lecturas

2016-04-11
Las instituciones posdictadura amparan la corrupción
2140 lecturas

2016-04-01
Reforma laboral de la NM: otra promesa incumplida
1938 lecturas

2016-03-10
El pueblo y la casta: ¿Por qué este divorcio?
2033 lecturas

2016-03-07
Cuando la corrupción política es estructural
1173 lecturas

2016-01-20
Las confesiones del “alma” de Carlos Ominami en El Mercurio
2327 lecturas

2016-01-14
Proceso constituyente institucional opaco: ¿Premeditación o más incompetencia?
2238 lecturas

2015-12-29
Pragmatismo ciudadano y proceso constituyente popular
2402 lecturas

2015-12-21
La jaula constitucional, los derechos sociales y las luchas venideras
2274 lecturas

2015-12-13
La CUT en el muro de los lamentos
2353 lecturas

2015-12-08
Proceso constituyente institucional opaco: ¿Premeditación o más incompetencia?
2267 lecturas

2015-11-30
¿Farsa, o proceso constituyente con capacidad de decisión popular?
2251 lecturas

2015-11-02
Caso Matte-colusión: La política y el modelo neoliberal en la cloaca
2323 lecturas

2015-10-26
El secreto encanto de la burguesía lumpen
2382 lecturas

2015-10-09
CIUS UNA NUEVA FUERZA SINDICAL CLASISTA EN LA MOVILIZACIÓN Y EN EL DEBATE
2712 lecturas

2015-10-05
Corrupción de la casta político-empresarial: Se ha franqueado otra etapa
2504 lecturas

2015-10-04
Aclaración respecto propuesta de venida de médicos cubanos
2358 lecturas

2015-09-25
ME-O y los portonazos políticos del jet-set parlamentario
2386 lecturas

2015-09-08
La letanía del ministro Eyzaguirre en El Mercurio
2545 lecturas

2015-08-26
Corrupción política y precandidatos
2598 lecturas

2015-08-19
Los neoliberales de la NM como San Girardi* y otros PPdés en la prensa conservadora
2464 lecturas

2015-08-14
CORRUPCIÓN EN EL EJÉRCITO
2295 lecturas

2015-08-11
Impudicias graduales
2548 lecturas

2015-07-26
Imaginacción de Enrique Correa copa y pautea los medios
2769 lecturas

2015-07-23
Carmen Gloria, Rodrigo, la barbarie pinochetista y la justicia en la medida de lo posible
2777 lecturas

2015-07-22
La incompetencia, los renuncios y la desidia transpiran por los poros
2448 lecturas

2015-07-15
Poder neoliberal y corrupción versus alternativa democrática
2588 lecturas

2015-06-29
La salida de Eyzaguirre: triunfo de la educación y la movilización sindical
2620 lecturas

2015-06-24
Se equivocó la paloma: Isabel Allende ataca a Navarro sin exigir renuncias de Rossi, Quintana y Pizarro
2668 lecturas

2015-06-20
El regalo del PS al ministro Burgos
2791 lecturas

2015-06-15
Camilo Henríquez, Rousseau y las triquiñuelas para impedir una Asamblea Constituyente
2662 lecturas

2015-06-01
Entre el espectáculo político, las prácticas corruptas y la mortífera represión estatal
2715 lecturas

2015-05-21
¿Qué se espera ahora de la CUT y del movimiento sindical?
2695 lecturas

2015-05-12
La banalidad de lo mismo
2643 lecturas

2015-05-06
El misil de Bachelet-Tironi o el escenario del petardo mojado
2714 lecturas

2015-04-24
¿Qué va a pasar con las proposiciones de la comisión Engel contra la corrupción?
2929 lecturas

2015-04-20
La consciencia política alienada de Carlos Ominami
2911 lecturas

2015-04-15
La corrupción estructural y la crisis política del Estado neoliberal
2764 lecturas

2015-04-08
¿Y qué hacer ante tanta corrupción? Movilización social
2922 lecturas

2015-04-02
Jovino Novoa en su entrevista o el canto de la sirena guzmano-pinochetista
2859 lecturas

2015-03-20
La conjura de los poderes del Estado
2740 lecturas

2015-03-15
El Consejo asesor presidencial y la legitimidad democrática para ponerle coto a la corrupción político-empresarial
2930 lecturas

2015-03-07
La crisis política y la delincuencia de elite exigen una salida democrática
2831 lecturas

2015-01-18
El efecto Penta-Soquimich y el cinismo político
3377 lecturas

2014-12-29
2014: el año de las provocaciones y afrentas del establishment dominante
3309 lecturas

2014-12-26
Podemos se la puede en España: habría que podérsela también en Chile
2908 lecturas

2014-12-23
El Ecocidio Capitalista-neoliberal, el último libro de Naomi Klein: “El Capitalismo Contra el Clima”
3357 lecturas

2014-11-16
La política como técnica para impedir los cambios prometidos
3318 lecturas

2014-11-01
Sociología de las elites delincuentes. De la criminalidad de cuello y corbata a la corrupción política
5245 lecturas

2014-10-10
Penta y la corrupción político-empresarial
3686 lecturas

2014-10-05
Carmen Castillo y su combate por la memoria fiel
3782 lecturas

2014-09-09
Los mercados mandan, la política obedece, los estudiantes y trabajadores se movilizan
3404 lecturas

2014-08-05
Escenario y desafíos de la Confech: ¿Conducir o dejarse conducir?
2675 lecturas

2014-07-24
Peña (rector UDP) y Eyzaguirre (Ministro), personajes de opereta cómica
2690 lecturas

2014-07-09
Diputado Lorenzini (DC) sugiere que ministro Arenas (PS) se vendió a las multinacionales norteamericanas
2899 lecturas

2014-07-07
Gobierno de la Nueva Mayoría: Cuando falta convicción se construyen percepciones
2487 lecturas

2014-06-07
Aprender de esas izquierdas auténticas que se afirman en Grecia y España
3153 lecturas

2014-05-28
Entre el discurso y la práctica, o del ajuste y la reforma
3093 lecturas

2014-05-09
La dinámica de la movilización social y los ejes programáticos de la Nueva Mayoría
3284 lecturas

2014-04-15
Carlos Peña, rector (UDP) conmina a ministro Eyzaguirre a seguir los principios neoliberales del "capitalismo académico"
3413 lecturas

2014-02-26
Educación: "Expertos", lucro y movimiento estudiantil
3081 lecturas

2013-12-22
Naschla Aburman (CONFECH) es más creíble que Carlos Peña (UDP)
3302 lecturas

2013-12-01
Las Revueltas Lógicas y la política binominal
3271 lecturas

2013-11-18
Ganó el duopolio, perdió la Democracia
3433 lecturas

2013-11-11
Marcel Claude y Roxana Miranda en el escenario post electoral
3737 lecturas

2013-11-06
“Capitalismo inclusivo” con educación: La nueva pomada empresarial
3132 lecturas

2013-10-26
Matthei-Parisi: El falso debate mediático-demagógico
3303 lecturas

2013-10-11
La DC chilena es un partido conservador, pro-neoliberal y patriarcal
3658 lecturas

2013-10-03
Crisis en la derecha: ¿Una cuestión ética y cultural?
3160 lecturas

2013-09-25
Asamblea Constituyente: El último ninguneo concertacionista
3223 lecturas

2013-09-08
El Mercurio, sus compinches y la impunidad mediática
3391 lecturas

2013-08-30
¿La llamada “Reconciliación”, qué nombra?
3049 lecturas

2013-08-20
Neoliberalismo y Homo debitor: "La fábrica del hombre endeudado"
4044 lecturas

2013-08-08
Pugnas neoconcertacionistas: constitucionalistas versus neoliberales
3369 lecturas

2013-07-28
Las Matthei, las Bachelet y la "banalidad del mal" según Hannah Arendt
3736 lecturas

2013-07-20
Una derecha deprimida, un bacheletismo oportunista y una nueva dinámica social
3384 lecturas

2013-07-04
Primarias: ¿Simulacro o circo, o ambos?
3443 lecturas

2013-06-18
Alianza trabajadores-estudiantes: Una lección de unidad para la izquierda política
3913 lecturas

2013-06-12
La Concertación bacheletista y el proceso constituyente
3795 lecturas

2013-05-24
Homenaje, poema, "Sin nombrarla"
3433 lecturas

2013-05-22
CEP: Los empresarios afilan sus instituciones para un escenario de confrontación social
3556 lecturas

2013-05-13
El caso Laurence Golborne, la OCDE, Le Monde y la evasión tributaria
4603 lecturas

2013-05-07
Corrupción en la elite dominante
3613 lecturas

2013-05-02
O Proceso Constituyente o caricatura de Constitución
3732 lecturas

2013-04-23
“Somos hackers del futuro” dice la metáfora
3607 lecturas

2013-04-19
Movimientos sociales: ¿Y ahora qué después de la destitución de H. Beyer?
3525 lecturas

2013-04-12
Cuando la calle manda y la política es profana
3485 lecturas

2013-04-06
Coyuntura política y movilizaciones
3554 lecturas

2013-04-02
Política manipuladora, tiranía mediática y silencio del periodismo
3594 lecturas

2013-03-29
El retorno de la misma política y cómo perseverar en la nueva que emerge
3525 lecturas

2013-03-24
Actualidad del capitalismo neoliberal: Europa y Chile
4590 lecturas




Hay 32 usuarios visitando www.generacion80.cl

ltimas Columnas
Vengo de un pueblo pequeño... que se llama Til Til por Vólker Gutiérrez
Tierra: medio siglo de la Ley de Reforma Agraria por Manuel Riesco
2016, Venezuela en la encrucijada. La grave crisis económica, social y política por Orlando Caputo
La Codelco de Eduardo Engel por Julián Alcayaga
Venezuela: crisis para todo uso por Ángel Saldomando
Otras noticias
2017-08-01
LUN DESTACA INVESTIGACIÓN EN FUSIÓN NUCLEAR DE LA CChEN
2017-07-27
CONMEMORAN LOS 50 AÑOS DE LA TOMA DE LA UC
2017-07-26
OFICIALIZAN LA POSTULACIÓN DEL FÍSICO LEOPOLDO SOTO NORAMBUENA