Columnas
2013-12-17
1459 lecturas

Angel Saldomando
especial para G80

La vitrina y la realidad

Repasando el caudal informativo sobre la segunda vuelta de las elecciones presidenciales chilena, se tiene la impresión que muchos artículos ya estaban escritos de ante mano. Sólo había que agregar los resultados de la ganadora y el porcentaje de abstención. No había incógnita sobre quién ganaría. Ganó Bachelet y por un alto porcentaje 62%, es la mayoría de los pocos que votaron, tal fue la abstención. Detrás del hecho consumado hay un innegable aroma de fin de época que tiene la vitrina. Tres componentes caracterizan este estado de cosas.

La derecha derrotada

La derecha ha regresado a su rincón en minoría, derrotada moral y políticamente.  Las justificaciones del golpe militar que le dieron poder por 40 años murieron, su papel en las violaciones de los derechos humanos la descalifican, su arraigo en valores arcaicos están en desfase con la práctica social real de los chilenos, su modelo económico y social es rechazado, su personal político está desgastado y en desbandada, el intento de Piñera de refundar la derecha con un discurso popular fracasó. Nada de esto es menor, abre un inmenso espacio para repensar el país pero no borra las consecuencias duraderas de la devastadora y violenta dominación de la derecha. Y una de ellas y la más resistente sin duda es el modelo económico.

Hay una agenda de cambios sobre la mesa

Las tres principales prioridades de la agenda Bacheletista, porque la nueva mayoría es un engendro que aún no se sabe con qué está pegado y cómo va a funcionar, educación pública gratuita y de calidad, nueva constitución y reforma tributaria, constituyen cambios importantes si se realizan.  La característica fundamental de estas propuestas se relaciona con los marcos normativos y el financiamiento de cobertura institucional pública, particularmente en salud.

Queda por precisar la capacidad y el impacto redistributivo de esta agenda en lo económico y los avances democráticos que logre. Es claro que el paso de un neoliberalismo depredador a un capitalismo inclusivo, es el norte de la propuesta. Otra cosa es una agenda post neoliberal y un modelo socio económico sostenible, igualitario y democrático. Ello implica replantear el modelo económico algo de lo que todavía no se habla, concentración oligopólica, especialización primaria, derechos y participación social en las empresas y en el territorio, papel del estado, calidad de la inversión e impactos ambientales y sociales por ejemplo.

La tensión entre lo necesario, lo posible y las cuestiones de fondo, aparecen ahí en toda su dimensión. Es claro que no se puede hacer todo, pero abrir los canales para que se aborden es indispensable. El modelo de gobernabilidad cerrado con el híper pretexto de estabilidad a toda costa está derrotado y su último estertor lo dio bajo el gobierno Piñera, contra la movilizaciones en las regiones. Chile necesita imperiosamente abrirse cultural y políticamente y no sólo depender de una tecnocracia ilustrada que interpreta las demandas.

El modelo “bismarkiano”, reformas desde el estado, si se me permite el término, es seguro para la tecnocracia y la elite pero dejaría afuera una vez más a la sociedad.

El frente social pro cambios

La apertura cultural y política aparece sobredimensionada porque en un país crispado sobre el continuismo, reconocer una agenda de cambios da la impresión de un arranque nuevo. No es casual que en la derecha se sobredimensionara la propuesta de Bachelet con términos dignos de la guerra fría. “Es la vuelta del socialismo, quiere convertir a Chile en Venezuela, si se ponen muy socialistas conseguiremos otro Pinochet” es su versión más extrema de la descalificaciones ideológicas.

Pese a todo estamos ante la posibilidad de un cambio de tendencia histórico pero los actores de ese cambio todavía están en formación. En orden disperso han  logrado al menos hacer emerger la agenda, pero la conformación de un frente social pro cambios es una tarea pendiente.

El fenómeno Bachelet durará sólo cuatro años y no se podrá representar, la carta salvadora que se encontró para esta elección y canalizar las expectativas, no se podrá repetir. De allí que junto con su llegada al gobierno se abre un proceso de reconfiguración de alianzas y posicionamientos. La nueva mayoría, concertación más PC y algunas nuevas caras, no configura toda la geografía de ese posible bloque social. Basta ver la baja opinión positiva sobre los partidos y la tasa de abstención de la segunda vuelta presidencial y de las municipales.

Hacer nueva política para un nuevo ciclo requiere también repensar los caminos para desarrollar ese bloque social pro cambios en el largo aliento. Las teorías vanguardistas, de partidos autoafirmados como únicos representantes del pueblo están muertas, pero también las coaliciones centristas “responsables” pero sin definiciones y sin ética sobre los problemas de sociedad están moribundas.

La nueva mayoría es un útil taxi electoral que lleva a Bachelet a la Moneda pero hay que encontrar los buses y las avenidas que lleven a una mayoría social a sostener una dinámica de cambios en el tiempo, dónde lo necesario, lo posible y lo de fondo se articulen en el tiempo. Estos cuatro años serán en este sentido un desafío mayor. En su solución no sobra nadie y hará falta mucha madurez y menos exclusión para aprender a convivir en la construcción de ese bloque. Algunos se han encargado tempranamente de ofuscarse y de encerrarse en sus fronteras ideológicas inmutables, quedarán a la vera del camino. También existen buenas dosis de conservadurismo de sectores de derecha y de izquierda, coincidentes en modelos anacrónicos frente las exigencias de nuevos patrones de evolución social. También hay anomia y despolitización destructiva dentro de los abstencionistas, no sólo opinión de protesta. Permanecen núcleos ideológicos duros y con poder en favor de la preservación del modelo económico, dentro y fuera de la nueva mayoría.   

Las líneas divisorias y de alianza necesitarán moverse por sobre las exclusiones, porque la realidad las ha movido y ello pasa por dentro y por fuera de la mayoría, del vasto sector abstencionista, de las nuevas formaciones políticas. La nueva mayoría, la social, hay que hacerla aun realidad.

Angel Saldomando

Comenta con ayuda de Facebook(*) (Habilitado el 11 de diciembre del 2009): ¡OJO! Se puede comentar escribiendo un mail (no se muestra es solo para validación) o con cuenta de Facebook.


(*)Algunas versiones de Internet Explorer bloquean esta herramienta social, sugerimos navegar con Firefox, Safari, Opera, Chrome u otro navegador web para hacer y leer los comentarios



129.139 lecturas en total tienen las 77 columnas de Angel Saldomando con 1.677 lecturas en promedio por columna
Columnas de Angel Saldomando
2017-08-10
Venezuela: crisis para todo uso
738 lecturas

2017-08-09
Crisis DC: el partido fiorentino
542 lecturas

2017-08-01
Aires Irrespirables
499 lecturas

2016-06-20
Un debate en curso: Sobre la Constituyente
852 lecturas

2016-05-12
Chiloé: metástasis de un modelo agotado
982 lecturas

2016-05-09
De Aysén a Chiloé
1001 lecturas

2016-01-21
La licuadora
1274 lecturas

2015-10-07
Revelaciones tardias
950 lecturas

2015-08-05
La guerra de los diagnósticos
1023 lecturas

2015-07-06
Sísifo se cansó
1304 lecturas

2015-04-21
Chile estrena: las instituciones bikini
1328 lecturas

2015-04-08
La casta en su laberinto
1405 lecturas

2015-03-05
Tocar el fondo
1384 lecturas

2015-01-24
Gobiernos progresistas: el vaso ¿medio lleno o medio vacío?
1278 lecturas

2014-12-15
El pais de la elite
1347 lecturas

2014-09-30
Catastrofismos y pesimismos
2239 lecturas

2014-09-11
La alianza publico privada. La burbuja de la elite
1310 lecturas

2014-04-17
Cuando se quema la realidad
1918 lecturas

2014-03-20
El zorro en el gallinero
1423 lecturas

2014-03-19
Nuevas Mayorias ¿Usura o Renovación?
1496 lecturas

2014-03-12
Echeverria en el país de nunca más
1317 lecturas

2013-12-17
La vitrina y la realidad
1460 lecturas

2013-11-12
Dilemas electorales y después
1324 lecturas

2013-10-31
Las cartas sobre la mesa: programas y política
1356 lecturas

2013-09-10
Allende se invita a las elecciones
1322 lecturas

2013-09-07
¿Hacerse cargo del golpe o de la historia?
1212 lecturas

2013-07-28
De las primarias a las ultimarias
1399 lecturas

2013-07-09
La fractura
1643 lecturas

2013-05-28
Un debate necesario: sobre elecciones y perspectivas
1525 lecturas

2013-04-04
Contradicciones en torno a Bachelet: expectativas y realidades
1711 lecturas

2013-03-13
La hoja de ruta con o sin Bachelet
1603 lecturas

2012-12-19
De vida o muerte. Lucro Lacra Liviandad
1672 lecturas

2012-12-06
Fronteras externas e internas
1762 lecturas

2012-10-08
Venezuela en la mira
1541 lecturas

2012-10-03
El país entrampado
1654 lecturas

2012-09-24
El fondo de la cacerola. Malestar y cambio en la sociedad
1514 lecturas

2012-09-02
La fiebre o el termómetro. El debate sobre la encuesta Casen y la pobreza
1739 lecturas

2012-07-22
La lección paraguaya
1707 lecturas

2012-06-21
La espada de Damocles
1665 lecturas

2012-05-31
Rebelión en la granja
1692 lecturas

2012-04-16
La descentralización: ¿Trampa o refundación?
1894 lecturas

2012-03-22
Las regiones de la discordia
1765 lecturas

2012-03-15
Mirando al Sur
1706 lecturas

2012-03-07
La ceguera del poder
1836 lecturas

2012-02-26
La medida del poder o el poder de la medida
1691 lecturas

2012-02-25
Aysén II ¿Lo posible de lo imposible?
2116 lecturas

2012-02-23
Aysén o el otro país
1971 lecturas

2011-09-10
Los dilemas del movimiento social
2144 lecturas

2011-08-17
¿Y ahora qué?
1784 lecturas

2011-07-29
Legitimidad y refundación
1975 lecturas

2011-07-19
Primer round post concertación
1964 lecturas

2011-07-01
Grecia al matadero
2466 lecturas

2011-06-16
El enrarecido clima político
1989 lecturas

2011-06-08
Tendencias en la izquierda latinoamericana el amigo brasilero
2199 lecturas

2011-06-02
América Latina: La exigencia de más y mejor democracia
1925 lecturas

2011-05-07
La hora de la igualdad
2008 lecturas

2011-03-14
Un nuevo parte aguas
1860 lecturas

2011-03-11
Libia: Sacudida Mundial
2154 lecturas

2011-02-25
La Economía Política de los Mínimos
2578 lecturas

2011-02-01
El incendio se extiende a Egipto
2006 lecturas

2011-01-19
Túnez no está lejos
2032 lecturas

2010-12-14
Las dos caras de la moneda
2147 lecturas

2010-11-10
¡Alto trabajos en la vía política!
1686 lecturas

2010-10-29
Muertes Políticas
1789 lecturas

2010-10-20
Agitación en Francia
1883 lecturas

2010-10-13
Profundidades
1721 lecturas

2010-10-07
Paracaídas sin Correa
1956 lecturas

2010-09-01
El bicentenario y la copia feliz del edén
1758 lecturas

2010-05-27
¿Un Nuevo Comienzo Post Concertacionista?
2051 lecturas

2010-05-15
La deuda olímpica
2115 lecturas

2010-05-11
Crisis de Honduras: segundo round
2114 lecturas

2010-05-07
El Olimpo en bancarrota
2299 lecturas

2010-05-04
Estado de catástrofe
2023 lecturas

2010-03-12
El destape
1978 lecturas

2010-03-01
Chile a prueba
2382 lecturas

2010-01-23
Que 20 años no es nada
2016 lecturas

2010-01-10
Elecciones en Chile: ¿Fin de reino?
2047 lecturas




Hay 32 usuarios visitando www.generacion80.cl

òltimas Columnas
Vengo de un pueblo pequeño... que se llama Til Til por Vólker Gutiérrez
Tierra: medio siglo de la Ley de Reforma Agraria por Manuel Riesco
2016, Venezuela en la encrucijada. La grave crisis económica, social y política por Orlando Caputo
La Codelco de Eduardo Engel por Julián Alcayaga
Venezuela: crisis para todo uso por Ángel Saldomando
Otras noticias
2017-08-01
LUN DESTACA INVESTIGACIÓN EN FUSIÓN NUCLEAR DE LA CChEN
2017-07-27
CONMEMORAN LOS 50 AÑOS DE LA TOMA DE LA UC
2017-07-26
OFICIALIZAN LA POSTULACIÓN DEL FÍSICO LEOPOLDO SOTO NORAMBUENA