Columnas
2014-04-22
2463 lecturas

Alejandro Lavquén
Pepe Cuevas al ataque

La novela del Golpe, es un juego con la realidad desde lo más preciado

El destacado poeta (o ex poeta), José Ángel Cuevas, acaba de publicar el libro La novela del Golpe (Libros La Calabaza del Diablo), donde narra las vivencias de una generación de jóvenes que pasó de la celebración del triunfo de la Unidad Popular a una situación de persecución, encarcelamiento y asesinato tras el golpe de Estado de 1973. José Ángel Cuevas es un sobreviviente de aquellos terribles años de dictadura militar, y su obra –tanto poética como en prosa- refleja esa realidad que nos permite mantener la memoria histórica. Sobre esta nueva publicación el escritor conversó con revista Punto Final.

Si bien tu trabajo literario se destaca por la poesía que has escrito, desde hace un tiempo has incursionado en la narrativa ¿Es cierto, entonces, eso de que te has declarado un ex poeta?

Es cierto, hay gente que por ahí me dice que hasta cuando sigo escribiendo poesía, que me estoy repitiendo. No sé si son tipos picados o fachos, o amantes de la poesía clásica, soneteros, etcétera. Aunque de verdad yo he escrito y publicado más o menos seis libros, lo demás fueron folletos hechos a mano durante la dictadura que no se pueden llamar libros, y luego fueron reunidos por mi amigo César Soto en el libro Adiós muchedumbres.

La imagen de ex poeta es también una voz, un sujeto que habla desde sí, por todo lo que he pasado. En veinte años no he conseguido pega, no tengo contactos, ni influencias de ninguna especie. Hace años que me exoneraron de profesor de filosofía y la filosofía se acabó, ya casi no se enseña en este Chile de hoy. Vieras la cantidad de currículos que he mandado, soy amigo de la gente de ARCIS, nunca me han dado nada, en mi niñez y juventud fui mecánico de máquinas de escribir como mi padre, pero las máquinas se  acabaron  con la computación. No me queda más que escribir,  por eso estoy en la prosa, o si no andaría vagando, sin hacer nada, como miles y miles de chilenos, tomando por ahí.

En tu obra está la historia de Chile de las últimas cuatro décadas ¿La novela del Golpe, como la defines?

La novela del Golpe, es un juego con la realidad desde lo más preciado: Los amigos, los yuntas que nos hemos acompañado por años de años, desde mediados de los ‘60, en el glorioso Pedagógico. Y por otro lado, por un hecho real: No se ha escrito la novela del Golpe, y ya creo que nadie la va a escribir porque los viejos se han ido muriendo y las nuevas generaciones están en otra.  

La novela resalta lo que fue la generación del 70 del ex pedagógico, sus esperanzas, el festejo del triunfo de la Unidad Popular y la represión brutal que sufrieron ¿Aún no se cierra esa herida?

Me preguntas si aún no se cierra esa herida. Te respondo que no es una herida así como así, sino que es un holocausto como el de los judíos. Es la destrucción del pueblo, la mitad del país, su ser, los pobres, esa hermandad, ese compañerismo tan, pero tan hermoso, las salitreras, los campos, los viejos de las poblaciones, lo mejor de Chile, su forma de llevar el mundo. Y te digo, casi, casi lo logramos con Allende: Hacer un país solidario,  hermano, basado en el guitarreo, el folklore, la Violeta, Víctor, la CUT, el manejo de las riquezas nacionales con justicia, los estudiantes, las mujeres, sin arribismo ni consumismo imbécil, sino en el verdadero ser: ser compañeros.

El factor guía de La novela del Golpe es la búsqueda de los cuadernos del grupo América ¿Cómo defines a este grupo y qué queda de aquello?

Ese grupo son mis compadres con los que hemos seguido siendo como hermanos. Son tipos llenos de gracia, estudiosos a full, todos están al día en lo que devino a la caída del socialismo: Foucault, Derridá, Lacan, es decir no se quedaron pegados sino que cargan conceptualizaciones estéticas vigentes, pero no sólo académicas, como muchos que solo hablan de fragmentariedad, escena, otredad. Y además no han perdido nunca el humor, las ganas de gueviar, bailar, tomar, hacer revistas, ir a todas concentraciones sin ningún afán de poder. Es la generación del ‘70. Alguno es pianista, el otro cineasta, otro filósofo, otros han llegado del exilio, muy “doctorados” los perlas. Pero siguen tomando en el Baquedano, el Tongoy, Tomy y Lucho Valenzuela, Kiko Rojas, el más duro aquí en el interior, Chico Dago, mi gran amigo Carlos Cabrera, la Angélica Selman, el Jorge Vargas, Cochín Muñoz, etcétera. Si no fuera por ellos no se qué sería de mí.

Haber vivido con toque de queda y en la clandestinidad, en un exilio dentro de Chile, es algo que se resalta en la novela.

Quitarle la noche a un país lleno de vida es un crimen. En la noche estaba la vida, Il Bosco lleno, Raúl Ruiz, Teillier, Lihn, La Coneja, Stella Díaz Varín, unas conversaciones mejor que 100 universidades juntas, todo a la mierda. Estábamos en plena revolución. El Norte, el cobre en Chuqui, los campos del sur, las poblaciones obreras llenas de empuje social, ganas, identidad. Para después caer al fondo de la muerte, del aplastamiento. Recuerdo las “Punto 30” encima de la población La Bandera, La Pincoya, La Victoria. También recuerdo el heroísmo más grande conocido en Chile, o más bien desconocido, luchar, entregar un papel, hacer una reunión encima del Comando Conjunto, de la AGA, de la DINA. Todo estaba infiltrado, lleno de sapos en los barrios, oficinas, liceos, escuelas: Todo. Fíjate que asesinaron a casi 1000 miristas, 900 militantes comunistas, 700 o más socialistas ¿Te das cuenta? Amén de miles de dirigentes sociales, campesinos, mujeres, niños. Los crímenes más grandes de Chile y por debajo la derecha repartiéndose todas las empresas nacionales, Endesa, Chilectra Telefónica, Lan, que se habían formado con don Pedrito Aguirre el año ‘38, con el Frente Popular, los Fondos Previsionales de los trabajadores, todo a los bolsillos de la derecha. La vida son los intereses. No iban a soportar perderlos, menos los EEUU. No le doy a nadie vivir esos 17 años. Pero también de aquella época salieron héroes, ejemplos para reconstruir la moral de Chile.

Los personajes son todos reales en tu novela, muchos conocidos públicamente, ya en el plano literario o político ¿Te has seguido comunicando con ellos en estos años?

Los personajes son imaginarios, pero yo usé el nombre de mis amigos. Claro que a más de alguno no le gustó. Te cuento, por ejemplo, que el Chico Martínez fue acusado en Francia de asilarse sin permiso del partido. Y Martínez, al llegar de paseo a Chile desde Canadá, se indignó. Me dice: “Mira guevón, yo me fui con permiso del Partido”. Pero si son ficciones le digo. Ah, fíjate que Martínez me dejó al irse sus clases en el Liceo de Renca el año ‘74. ¿Te fijas? Entre nosotros hay mucho juego, gueveo, burla, chacota en buena. Es la onda de los años del Peda. La amistad no la rompe nadie.

Al parecer las nuevas generaciones no tienen conciencia de lo terrible del Golpe y sus consecuencias, de la intensidad del dolor de quienes sufrieron en carne y hueso la persecución, cárcel, tortura, exilio ¿Qué piensa de esto?

Es así, desgraciadamente, son 17 años en manos de los grupos económicos Matte, Claro, Edwards, Angelini, Lucksic, Paulman; ellos se quedaron con la televisión y métale huequeo, farándula, telenovelas tontas, noticiarios llenos de asaltos, crímenes. A nuestra sociedad vapuleada, aterrorizada, le “hicieron la mente” como dice el huaso. Y después la tecnología de la computación, el celular, todos pegados al celular y qué maravilla la sociedad de consumo, con grandes ofertas y préstamos, tarjetas. La gente se fue formando 17 años en esa. A pesar de ser explotados muchos dicen: “endeudarse es la única manera de tener, la única”. Quieren zapatillas última moda, celulares conectados a Internet, autos, etcétera. Se formó una sociedad sin valores, sin solidaridad, individualista y consumista a matarse. Salvo, por cierto, la gente con su poco de conciencia y que ha tenido tradición militante.

La alegría prometida por la Concertación llegó sólo para algunos privilegiados ¿Crees que algún día podrán cambiar las cosas y los chilenos recuperen todo lo que les fue saqueado?

Veinte años de Concertación y amarres, buscando la gobernabilidad con la derecha en los gobiernos DC. Después, Lagos y Bachelet, socialistas, no quisieron enfrentarse tampoco con la derecha, aceptaron la sociedad de consumo y no quisieron fortalecer la participación del pueblo. Veinte años huecos más 17 de atroz aplastamiento.

Mucha gente que esperaba, ingenuamente, algo de la Concertación hoy dice: “No se puede esperar nada de estos gobiernos, es el pueblo el que debe empujar, salir, darle”. Pero hay problemas, dispersión. Fíjate, por ejemplo, que la CUT, no tiene ni el 20% de los trabajadores sindicalizados. La sociedad de consumo es muy fuerte con su oferta. El deseo de tener. Y van apareciendo objetos y más objetos diferentes para atrapar el deseo del habitante, competir, ser más. Falta que Chile se redescubra a sí mismo. Hoy es como un gallo hueco, enajenado, que no le importa nada.

Yo creo que habría que trabajar duro, reeducar a las poblaciones, juntas de vecinos, que participen, que hablen, se metan en su verdadera realidad, que no es solo tener. Hay que luchar contra la maldita droga, que el pueblo tome conciencia de sí mismo y se ponga las pilas. Yo no quiero por el momento ningún socialismo, pero si que los millones de personas que ganamos entre 150 y 500 lucas, el 70% de los chilenos tomemos conciencia de que hay que luchar, tener otra música, otra tele, otra historia, otro ser. Somos los herederos de la gloriosa Unidad Popular, que hizo la reforma agraria, nacionalizó el cobre, levantó la educación, el arte, la música, la unidad, con afecto y compañerismo. Ese es el camino.

Alejandro Lavquén
alavquen.blogspot.com
Entrevista publicada en revista Punto Final Nº 802, año 48/ abril 18/ 2014

Comenta con ayuda de Facebook(*) (Habilitado el 11 de diciembre del 2009): ¡OJO! Se puede comentar escribiendo un mail (no se muestra es solo para validacin) o con cuenta de Facebook.


(*)Algunas versiones de Internet Explorer bloquean esta herramienta social, sugerimos navegar con Firefox, Safari, Opera, Chrome u otro navegador web para hacer y leer los comentarios



395.656 lecturas en total tienen las 163 columnas de Alejandro Lavquén con 2.427 lecturas en promedio por columna
Columnas de Alejandro Lavquén
2016-08-12
Poetas, poetas y más poetas
2637 lecturas

2016-08-08
La autopsia fallida de Alberto Mayol
3250 lecturas

2016-07-26
El empresariado claramente está interesado en que no cambie nada
2396 lecturas

2016-05-03
La década de 1980, para un sector de la izquierda chilena, marcó un ascenso en su enfrentamiento con la dictadura
1738 lecturas

2016-04-20
El Estado protege saqueo del territorio mapuche
1543 lecturas

2016-04-12
Ley de financiamiento de la política: El paraíso fiscal de las cúpulas partidarias
1388 lecturas

2016-04-11
“Papeles de Panamá” y corrupción en Chile, vástagos de la explotación
1400 lecturas

2016-03-10
Premio Nacional de Literatura 2016
1553 lecturas

2015-12-05
...gobierno de Bachelet es el último eslabón de transformismo neoliberal
1654 lecturas

2015-11-10
El clan Edwards y la conspiración permanente
1476 lecturas

2015-11-08
Derecho al aborto y la eutanasia
1379 lecturas

2015-10-26
Sigue la pelea por la Asamblea Constituyente
1310 lecturas

2015-09-28
PLAZA MONTT - VARAS SIN NÚMERO
1307 lecturas

2015-09-27
Allende fue víctima, justamente, de su pertenencia a la clase política...
1615 lecturas

2015-09-25
A LA SOMBRA DE LOS CUERVOS. LOS CÓMPLICES CIVILES DE LA DICTADURA
1448 lecturas

2015-09-14
Los patriotas del diputado Urrutia
1601 lecturas

2015-08-05
Los Derechos Humanos y el cinismo de las derechas
1603 lecturas

2015-07-01
Eyzaguirre, capitán de la quinta columna
1566 lecturas

2015-06-16
Antes de la Asamblea Constituyente
1558 lecturas

2015-04-10
El PC, ARCIS, Mosciatti, Nueva Mayoría Y otros...
1766 lecturas

2015-03-29
Corrupción en Transantiago y telefónicas con la venia del parlamento
1565 lecturas

2015-03-24
La casta política y sus miserias…
1654 lecturas

2015-03-15
Comisión Anticorrupción: una faramalla más
1567 lecturas

2015-03-03
La clase política chilena: maleados sin remedio
1673 lecturas

2015-02-17
Rolando Jiménez y el atentado a Pinochet
1998 lecturas

2015-02-02
El parlamento y la farsa de la reforma educacional
2068 lecturas

2015-01-22
Reforma electoral y clase política
1939 lecturas

2015-01-14
La clase política de guatita al sol...
1772 lecturas

2015-01-12
Transantiago, el abuso continúa
1808 lecturas

2015-01-05
La derecha y la libertad de elección
1771 lecturas

2014-11-26
A propósito de la reforma educacional
1829 lecturas

2014-11-01
Pablo de Rokha El poeta rebelde
2040 lecturas

2014-10-02
Pablo de Rokha, poesía y política feraz
2190 lecturas

2014-09-13
Palabras para el diputado Urrutia
1829 lecturas

2014-08-18
Breve sobre “cambio” binominal
1825 lecturas

2014-08-11
El retorno de los mencheviques
1484 lecturas

2014-07-31
Un poco de historia...
1237 lecturas

2014-07-25
Los ojos de los niños palestinos
1468 lecturas

2014-07-21
Reforma Educacional: gato v/s liebre
1460 lecturas

2014-07-16
La cocina del senador Zaldívar
1488 lecturas

2014-07-12
A confesión de partes, dos botones de muestra
1528 lecturas

2014-07-07
Los crumiros del PC
1629 lecturas

2014-06-17
AFP estatal de mercado
1555 lecturas

2014-06-13
La izquierda sin el PC
1677 lecturas

2014-06-02
Aborto y libre albedrío
1482 lecturas

2014-06-02
Mi literatura siempre ha estado abierta a expresiones experimentales
2389 lecturas

2014-05-29
El Chile que tenemos y no queremos
1586 lecturas

2014-05-23
Nicolás Eyzaguirre, el engatusador
1605 lecturas

2014-05-23
Más que mensaje, la novela quiere ser una invitación
2127 lecturas

2014-05-13
Premio Nacional de Literatura en Chile
1748 lecturas

2014-05-05
MULTITUD, revista del pueblo
2351 lecturas

2014-05-02
“China roja” de Pablo de Rokha
2015 lecturas

2014-04-30
Las AFP en fácil
1805 lecturas

2014-04-24
La reforma “trucha” del binominal
1745 lecturas

2014-04-22
La novela del Golpe, es un juego con la realidad desde lo más preciado
2464 lecturas

2014-04-10
El 1º proyecto parlamentario de Boric y Jackson
1855 lecturas

2014-04-07
Pablo de Rokha, “Poeta Guerrillero”
2120 lecturas

2014-04-03
El homenaje a Jaime Guzmán
2031 lecturas

2014-03-19
Artículo 5 de la Constitución
1861 lecturas

2014-03-08
Eyzaguirre Ministro de “Educación”
1940 lecturas

2014-03-04
Ser diputado y senador en Chile
1854 lecturas

2014-02-17
Premio Nacional de Literatura 2014
2001 lecturas

2014-02-16
FERNANDO VILLEGAS: Escuchó cantar el gallo y no supo dónde
2860 lecturas

2014-02-03
Bachelet y sus fautores
1917 lecturas

2014-01-28
El gabinete de Bachelet
1896 lecturas

2013-12-30
El PC y sus aspiraciones de gobierno
1948 lecturas

2013-12-24
La revolución chilena
2055 lecturas

2013-12-12
TANGOS EN VALPARAÍSO
3108 lecturas

2013-11-25
Los caminos del nuevo parlamento
1949 lecturas

2013-11-23
Elección presidencial: El triunfo del gatopardismo
2027 lecturas

2013-10-06
Sobre el atentado a Pinochet y las acusaciones contra Guillermo Teillier
2142 lecturas

2013-09-29
"Chile está fundado sobre la esclavitud"
2566 lecturas

2013-09-28
Luis Emilio Recabarren
2343 lecturas

2013-09-01
40 años del golpe de estado de 1973: la verdad histórica es una sola
2350 lecturas

2013-08-31
¿Hablemos de democracia?
1842 lecturas

2013-08-26
La elección del 17 de noviembre 2013
1873 lecturas

2013-08-20
El silencio de Cheyre y otros más
2265 lecturas

2013-08-10
Derrotar a la derecha
2341 lecturas

2013-08-04
Porque Marcel Claude
3161 lecturas

2013-07-16
La “mirada humanitaria” del General
2330 lecturas

2013-07-11
El bluff del binominal y otros...
1947 lecturas

2013-06-22
Primarias 2013, más de lo mismo...
2293 lecturas

2013-06-04
El cuco que aterra a la derecha
2424 lecturas

2013-05-27
El PC y su apoyo a bachelet
2390 lecturas

2013-05-22
Sobre la democracia chilena
2179 lecturas

2013-05-20
Kike Morandé “Existe”
2401 lecturas

2013-05-19
El caradepalismo en chile
2130 lecturas

2013-05-10
Tolerancia 0 y el periodismo
2212 lecturas

2013-04-22
AFPs, despojo legalizado
2310 lecturas

2013-04-08
Transantiago para el rebaño
2634 lecturas

2013-03-24
Bolivia y el mar
2521 lecturas

2013-03-19
Francisco jesuita
2073 lecturas

2013-03-08
El inframundo de Hugo Chávez
2467 lecturas

2013-02-10
Escribo cuando me pica la mano
2894 lecturas

2013-02-09
Armada de Chile: Escuela de criminales
2711 lecturas

2013-02-01
¿Bachelet 2014?
2300 lecturas

2013-01-29
Piñera, Bolivia y la soberanía
2620 lecturas

2012-12-11
Semblanza de Fidel. Guerrillero del tiempo
3169 lecturas

2012-12-09
Casa de las Américas en acción
2759 lecturas

2012-11-29
Patricio Mans y los 100 años del PC
3047 lecturas




Hay 20 usuarios visitando www.generacion80.cl

ltimas Columnas
Vengo de un pueblo pequeño... que se llama Til Til por Vólker Gutiérrez
Tierra: medio siglo de la Ley de Reforma Agraria por Manuel Riesco
2016, Venezuela en la encrucijada. La grave crisis económica, social y política por Orlando Caputo
La Codelco de Eduardo Engel por Julián Alcayaga
Venezuela: crisis para todo uso por Ángel Saldomando
Otras noticias
2017-08-01
LUN DESTACA INVESTIGACIÓN EN FUSIÓN NUCLEAR DE LA CChEN
2017-07-27
CONMEMORAN LOS 50 AÑOS DE LA TOMA DE LA UC
2017-07-26
OFICIALIZAN LA POSTULACIÓN DEL FÍSICO LEOPOLDO SOTO NORAMBUENA