Columnas
2014-05-28
2937 lecturas

Leopoldo Lavín Mujica
especial para G80

Entre el discurso y la práctica, o del ajuste y la reforma

La campaña del bloque político empresarial y mediático opositor a las medidas programáticas de la Nueva Mayoría hizo mella en el Ejecutivo. El común denominador de las medidas presentadas en el discurso del 21 de mayo por la Presidenta es la baja intensidad de las reformas con respecto a la profundidad de las demandas sociales planteadas y a las expectativas generadas. El objetivo: no provocar problemas con los sectores empresariales y derechistas; mantenerse en el plano de aquello que llaman gobernabilidad.

Nada sobre la elección de una Asamblea Constituyente donde el poder constituyente sea ejercido en plena libertad por el pueblo para redactar una nueva constitución. Ni sobre una resuelta política energética que privilegie fuentes y tecnologías no depredadoras (HidroAysén en las sombras); se continúa con la política de posponer cambios que resguarden la calidad de vida de las mayorías. Se persiste en la ignorancia de las reivindicaciones fundamentales del pueblo mapuche con respecto a sus derechos ancestrales y a la autonomía política. El pacto de postergación de los derechos colectivos de los trabajadores entre las cúpulas sindicales y los partidos de la Nueva Mayoría (PC, PS, DC) mantiene las condiciones de explotación extremas de la fuerza de trabajo. Las pensiones de las AFP y los presupuestos destinados a salud pública seguirán siendo miserables comparados a los de otros países de la misma OCDE. Y las impostergables reformas en educación son funcionales a un proyecto de formación del “capital humano” según las normas de los poderes globales, FMI, Banco Mundial, OCDE.  No hay proyecto educativo para un nuevo horizonte que no sea el que se enmarca en el dominio del capital y sus mercados.

Un ejemplo claro de la tónica de la acción gubernamental: los estudiantes podrán utilizar el pase escolar los 365 días del año, pero éste no será gratuito. Ya lo señalaron con disgusto los estudiantes.

Y en la batalla social por conquistar bienes públicos, el transporte público gratuito para todos, y no sólo para los estudiantes, es una demanda social que se avecina a pasos agigantados. En Brasil, el movimiento por la gratuidad del transporte es un movimiento social con futuro.

En Chile, la rutina dilatoria siempre obliga a hacer un comité de expertos para llegar a la misma conclusión que estudios internacionales ya han asentado como una certeza racional: las ciudades del mundo con mejor calidad de vida son las que tienen un transporte público barato y con tramos de gran afluencia gratuitos, además de ciclovías seguras. Así se incentiva el desuso del automóvil individual para liberar las ciudades del monóxido de carbono, de los ruidos ensordecedores, al mismo tiempo que se estimula la caminata y se ahorra en programas de salud para reducir el régimen sedentario de vida.

Obvio. Pero para introducir estas medidas racionales se necesita audacia.

Explotación capitalista y lucha por la gratuidad de servicios y bienes

Basta con ver. Es la fuerza de trabajo corpórea— la que se moviliza y copa el transporte llamado público, que en las horas de punta en Santiago es más caro. Otra astucia mercantil para habituar mentalmente sin relajo al ciudadano a someterse cotidianamente a la lógica implacable del mercado.  Domesticar los cuerpos y las mentes, diría Michel Foucault.

Y pese al poder y a la fuerza estructural del sistema de dominación, a sus potentes dispositivos de captura y programation de la subjetividad y deseos individuales, siempre es posible hacer retroceder al capitalismo neoliberal. Su talón de Aquiles es y seguirá siendo la exigencia de gratuidad de bienes públicos y comunes para satisfacer necesidades sociales urgentes que se van acumulando en educación, salud, vivienda, transporte y pensiones de vejez.

Para eso se necesita voluntad política y presupuestos para financiar proyectos sociales. No era necesario ser economista o haber leído a Thomas Piketty* para plantear una reforma tributaria de envergadura que con una eficiente campaña pedagógica ciudadana informara acerca de los procedimientos de concentración de la riqueza y el poder hoy en manos de la burguesía criolla y global. De Perogrullo. La propaganda es otra cosa, son pocas ideas para la multitud. ¿Fueron a buscar los economistas  de la NM el financiamiento necesario en forma de tributos a las personas y empresas que han acumulado fortunas y capitales a destajo durante más de cuarenta años. No. ¿Hicieron lo suficiente para ir a recaudar más? ¿Y el 10% del cobre que se va a las FFAA? ¿Por qué no recaudar el 5% del PIB en cuatro años y así poder financiar las necesidades sociales del 60% de los chilenos que tienen ingresos de pobres según la OCDE, además de vivir endeudados? ¿Abrieron un debate ciudadano informado? Decidieron no hacerlo. Un Estado desprovisto de medios de información es un Estado a la merced del dispositivo mediático dominante.

El discurso engorroso y la opacidad de las leyes tributarias y del aparato de recaudo fiscal no tienen otro objetivo que ocultar las cifras reales  y los resquicios tributarios que indican que los ricos  a los que se les acaba de rebajar en un 5% los tributos personales no contribuyen con lo que deberían. Es una manera de entregarles el poder a expertos economistas de las escuelas neoclásicas y otras derivadas de un keynesianismo timorato para decidir quiénes, cuánto y cómo pagan.

Es la mecánica institucional misma del neoliberalismo en el marco del régimen de postdictadura la que impide la satisfacción de las demandas y la práctica de la democracia real. A lo que se suma la falta de voluntad política de las elites reformistas de la Nueva Mayoría y de la derecha, que cohabitan las instituciones del Estado.

Pareciera que en la práctica existiera un sólo "bloque histórico" dominante, como diría Gramsci. Porque tal como se dan las cosas, las reformas obtenidas en el régimen de capitalismo-parlamentario (binominal) se hacen sólo bajo el empuje de las luchas de los movimientos sociales.

Para levantar el cuerpo cada día, ir a trabajar e ignorar  los mecanismos de la explotación capitalista se necesita, además de estar obligado a vivir de un sueldo, un imaginario mental. Este no es otro que el del capitalismo neoliberal que captura y modela la subjetividad individual. Es el fondo de la relación salarial de dominación de los desposeídos de capitales y rentas patrimoniales  con los dueños de medios de producción, capitales y patrimonios. No es el mundo de la modernidad que postula un "sujeto libre, consciente y autónomo". Es el mito neoliberal de la “soberanía” del consumidor que se le considera “libre” porque, como decía Spinoza, “ignora las causas que lo hacen actuar”.  Aquí no opera la ética kantiana. Ésta prescribe que nadie puede ser usado como medio o instrumento puesto que la dignidad del ser humano reside en ser respetado como un fin en sí, en una República de iguales. Bajo el régimen capitalistas los trabajadores y su fuerza de trabajo son simples medios (son instrumentalizados) para obtener ganancias **.

De ahí la importancia de bajar los umbrales de tolerancia y revelar lo insoportable e indignante de cada situación vivida. Buscar e inventar maneras de transitar en cada espacio al régimen de lo común y de la igualdad social: de la democracia participativa, la autogestión y la gratuidad.

Las clases medias: una construcción social que sirve para manipular

El mito de las clases medias es una construcción imaginaria, pero efectiva. Le permite a los poderes dominantes (a sus ideólogos, políticos, medios y publicistas) manipular con los temas y angustias de la inseguridad y el temor de la pérdida de ingresos y posibilidades de inversión a sectores sociales precarizados por los bajos salarios y el endeudamiento, pero tildados de clase media por sus gustos inducidos, que no son otros que los gustos globalizados de los shoppings, más el deseo normal de consumo o posesión de las mercancías ofrecidas por el desarrollo capitalista para satisfacer necesidades sociales.

Las campañas en contra de las reformas fiscales y tributarias de parte de empresarios y de las derechas asumen y activan las formas de violencia simbólica que las mismas estructuras e instituciones facilitan, porque para eso fueron diseñadas. Para capturar cuerpos y espíritus. Es la “modernidad” capitalista de los opinólogos mercuriales.

¿No dijo un eminente ideólogo de la Nueva Mayoría como Eugenio Tironi en entrevista a Qué Pasa que el FUT era parte de la “cultura” chilena, y que su origen dictatorial no importaba? Los mandarines del sistema han ocultado durante años el obsequio que el FUT ha significado para la burguesía empresarial: la optimización de las ganancias y la elusión fiscal vía paraísos fiscales a través de la banca privada que a su vez hace circular el dinero de las AFP con créditos bajos para las empresas y con lucrativos intereses cuando se les arrienda el dinero a los particulares para pagar educación, vivienda y salud. Aún sin FUT ese sistema estructural permanece intacto. Si con el FUT las grandes empresas no tributaban, ahora pagarán un poco.

Un liderazgo sin audacia

¿Habrá entonces que conformarse con tan poco después de tanta alharaca de la Nueva Mayoría?

La falta de audacia de Bachelet, al igual que en su primer período, salta a la vista. No utiliza su legitimidad de líder y conductora. Podría, pero sus limitaciones en términos de visión global y de proyecto de cambio son una evidencia. En su primer mandato Bachelet se puso a la disposición del neoliberal Andrés Velasco y ahora se somete a la prudencia excesiva de sus equipos de economistas, políticos y tecnócratas cuyo horizonte sigue siendo el capitalismo de la economía neoclásica en una economía globalizada con algunos retoques de pikketysmo *** redistribuidor. No es la socialdemocracia, puesto que ésta veía siempre las reformas por hacer en régimen parlamentario y economía capitalista en una perspectiva socialista. Mejor dicho, se trata de un socio-liberalismo progresista.

Es una evidencia que Bachelet pudo haber ido más lejos que las tibias reformas “incrementales”, pero los discursos inflamados del empresariado, las advertencias de The Economist, del The Wall Street Journal y de la Embajada norteamericana, junto las dosificadas declaraciones de Walker y del inefable Zaldívar, la frenaron.

La Concertación cedió programáticamente ante el carácter justo de algunas demandas estudiantiles y ante las masivas movilizaciones de los Movimientos sociales. El carácter del debate anterior obliga a la NM a responder a ciertas demandas para aplacar los ímpetus.

En estas semanas quedaron evidencias: no son los movimientos sociales que luchan por profundizar las reformas los que generan la violencia sistémica bajo la forma de violencia simbólica o la represiva pura de los aparatos del Estado. No son las tímidas reformas las que “polarizan” la sociedad como acusa MEO al Gobierno de manera oportunista. Es la división social entre, por un lado, los que poseen los medios materiales y simbólicos en abundancia, y que por lo tanto perciben la gran tajada de los ingresos y rentas del capital y, por el otro, quienes deben trabajar en condiciones de explotación para sobrevivir con un salario o ingresos insuficientes. Entre los que predican la "libertad" de elegir (de mercado) la enseñanza y niegan a las mujeres la libertad de decidir sobre los procesos de su propio cuerpo y las que contra ellos luchan por sus derechos y por la emancipación de las opresiones patriarcales.

En tales circunstancias cabe reducir los niveles de tolerancia y revelar lo insoportable de cada situación vivida. Buscar e inventar maneras de transitar en cada espacio al régimen de lo común: de la democracia participativa, la autogestión y la gratuidad.

Una mirada retrospectiva muestra que las grandes reformas realmente significativas en régimen parlamentario serán siempre conquistas legales resultado de intensas luchas sociales. Conclusión válida tanto para un proyecto educativo como para el de recuperar los derechos de la clase trabajadora. Es una evidencia histórica de peso. Cabe agregar, eso sí, siempre: inestables y sometidas a los avatares de las correlaciones políticas y sociales de fuerzas.

-----------

(*) (***) Thomas Piketty es el economista francés, con gran llegada en economistas como el Nobel Paul Krugman, que en su libro Le Capital au XXIe siècle, presenta con una gran cantidad de datos empíricos e históricos la desigual repartición de ingresos que existe en más de veinte países. Según Piketty, criticado en medios neoliberales como el Financial Times que cuestiona sus datos acerca de los patrimonios, esta tendencia se acentuará y profundizará las desigualdades debido a un rendimiento del capital superior a la tasa de crecimiento de la economía. Para impedir que la economía siga siendo dominada por los herederos de las grandes fortunas como en el siglo XIX, Piketty propone instaurar una tributación progresiva a los patrimonios y a las grandes fortunas y empresas. Ojalá mundial. La tesis central en su libro acerca del capital en siglo XXI es que las desigualdades sociales y económicas nunca habían sido tan grandes desde los años que precedieron la Primera Guerra Mundial. En una entrevista a la Agencia AFP y al diario Le Monde, Piketty acusa de deshonestidad al Financial Times al sugerir éste que debido a que los datos acerca de los patrimonios son imperfectos (pero los de las suceciones son mas confiables afirma Piketty) sus conclusiones no serían las mismas. "Ésto no cambia en nada las cosas, sostiene el economista francés, estudios recientes confirman mis conclusiones al utilizar fuentes diferentes". En su presentación ante la cámara de diputados Eduardo Engel se apoyó en los estudios de Piketty para defender la reforma tributaria de la NM. Cabe decir que mientras los ingresos de las burguesías han aumentado, en proporción los ingresos del trabajo han disminuído. Y lo que caracteriza al neoliberalismo es concentrar la riqueza en un polo. Piketty aporta la prueba con la enorme cantidad de datos recopilados y analizados.

** El impérativo práctico de la ética de Kant dice: "Actúa de manera tal que trates la humanidad (que hay en tí y en los otros) como un fin y nunca como un medio". En claro:  ¡No instrumentalices! Queremos decir que en estricto rigor, bajo las condiciones de la acumulación capitalista y de su relación de dominación salarial, los empresarios tratan a los trabajadores como medios (obtención de plusvalía) y no como fines (dignos e iguales). Bien sabemos desde Marx que la relación salarial es una relación de fuerza resultado de la desposesión de los trabajadores de medios productivos de subsistencia. Y si los empresarios pueden contratar personal durante la huelga (sin derecho a huelga pleno) la negociación colectiva es una farsa que esconde una relación social de dominación. Los efectos de este ejercicio del poder empresarial son los bajos sueldos de los trabajadores chilenos, además de la fatiga. Una relación de poder o dominación siempre produce efectos (Foucault).


Leopoldo Lavín Mujica

Comenta con ayuda de Facebook(*) (Habilitado el 11 de diciembre del 2009): ¡OJO! Se puede comentar escribiendo un mail (no se muestra es solo para validación) o con cuenta de Facebook.


(*)Algunas versiones de Internet Explorer bloquean esta herramienta social, sugerimos navegar con Firefox, Safari, Opera, Chrome u otro navegador web para hacer y leer los comentarios



1.144.237 lecturas en total tienen las 308 columnas de Leopoldo Lavín Mujica con 3.715 lecturas en promedio por columna
Columnas de Leopoldo Lavín Mujica
2016-08-04
José Piñera, cómplice y mentor neoliberal de Pinochet
3481 lecturas

2016-07-28
Y el pueblo habló en multitudinaria manifestación: respuesta popular a las AFP y al saqueo neoliberal de la casta
2327 lecturas

2016-07-20
La "Jaula de acero" neoliberal, la crisis institucional y la política de Lagos
1795 lecturas

2016-06-20
Altibajos en la lucha social y escándalos mediáticos
1952 lecturas

2016-06-03
Crisis generalizada de liderazgos: Hay lugar para la unidad social y política del pueblo
1929 lecturas

2016-05-17
La corrupción en el PPD y el modelo extractivista
1999 lecturas

2016-05-09
La cúpula de la CUT fue por lana y la siguen trasquilando
1903 lecturas

2016-04-30
1ro. de mayo: en contexto de artero atentado contra la clase trabajadora
1944 lecturas

2016-04-26
Un funeral y una marcha
1739 lecturas

2016-04-20
Nueva Constitución: Entre estratagemas y consensos
1739 lecturas

2016-04-11
Las instituciones posdictadura amparan la corrupción
1958 lecturas

2016-04-01
Reforma laboral de la NM: otra promesa incumplida
1786 lecturas

2016-03-10
El pueblo y la casta: ¿Por qué este divorcio?
1903 lecturas

2016-03-07
Cuando la corrupción política es estructural
1035 lecturas

2016-01-20
Las confesiones del “alma” de Carlos Ominami en El Mercurio
2174 lecturas

2016-01-14
Proceso constituyente institucional opaco: ¿Premeditación o más incompetencia?
2097 lecturas

2015-12-29
Pragmatismo ciudadano y proceso constituyente popular
2228 lecturas

2015-12-21
La jaula constitucional, los derechos sociales y las luchas venideras
2129 lecturas

2015-12-13
La CUT en el muro de los lamentos
2190 lecturas

2015-12-08
Proceso constituyente institucional opaco: ¿Premeditación o más incompetencia?
2128 lecturas

2015-11-30
¿Farsa, o proceso constituyente con capacidad de decisión popular?
2118 lecturas

2015-11-02
Caso Matte-colusión: La política y el modelo neoliberal en la cloaca
2204 lecturas

2015-10-26
El secreto encanto de la burguesía lumpen
2222 lecturas

2015-10-09
CIUS UNA NUEVA FUERZA SINDICAL CLASISTA EN LA MOVILIZACIÓN Y EN EL DEBATE
2513 lecturas

2015-10-05
Corrupción de la casta político-empresarial: Se ha franqueado otra etapa
2365 lecturas

2015-10-04
Aclaración respecto propuesta de venida de médicos cubanos
2214 lecturas

2015-09-25
ME-O y los portonazos políticos del jet-set parlamentario
2253 lecturas

2015-09-08
La letanía del ministro Eyzaguirre en El Mercurio
2380 lecturas

2015-08-26
Corrupción política y precandidatos
2443 lecturas

2015-08-19
Los neoliberales de la NM como San Girardi* y otros PPdés en la prensa conservadora
2344 lecturas

2015-08-14
CORRUPCIÓN EN EL EJÉRCITO
2120 lecturas

2015-08-11
Impudicias graduales
2415 lecturas

2015-07-26
Imaginacción de Enrique Correa copa y pautea los medios
2621 lecturas

2015-07-23
Carmen Gloria, Rodrigo, la barbarie pinochetista y la justicia en la medida de lo posible
2627 lecturas

2015-07-22
La incompetencia, los renuncios y la desidia transpiran por los poros
2311 lecturas

2015-07-15
Poder neoliberal y corrupción versus alternativa democrática
2448 lecturas

2015-06-29
La salida de Eyzaguirre: triunfo de la educación y la movilización sindical
2486 lecturas

2015-06-24
Se equivocó la paloma: Isabel Allende ataca a Navarro sin exigir renuncias de Rossi, Quintana y Pizarro
2526 lecturas

2015-06-20
El regalo del PS al ministro Burgos
2642 lecturas

2015-06-15
Camilo Henríquez, Rousseau y las triquiñuelas para impedir una Asamblea Constituyente
2524 lecturas

2015-06-01
Entre el espectáculo político, las prácticas corruptas y la mortífera represión estatal
2587 lecturas

2015-05-21
¿Qué se espera ahora de la CUT y del movimiento sindical?
2572 lecturas

2015-05-12
La banalidad de lo mismo
2510 lecturas

2015-05-06
El misil de Bachelet-Tironi o el escenario del petardo mojado
2592 lecturas

2015-04-24
¿Qué va a pasar con las proposiciones de la comisión Engel contra la corrupción?
2793 lecturas

2015-04-20
La consciencia política alienada de Carlos Ominami
2772 lecturas

2015-04-15
La corrupción estructural y la crisis política del Estado neoliberal
2621 lecturas

2015-04-08
¿Y qué hacer ante tanta corrupción? Movilización social
2794 lecturas

2015-04-02
Jovino Novoa en su entrevista o el canto de la sirena guzmano-pinochetista
2711 lecturas

2015-03-20
La conjura de los poderes del Estado
2621 lecturas

2015-03-15
El Consejo asesor presidencial y la legitimidad democrática para ponerle coto a la corrupción político-empresarial
2783 lecturas

2015-03-07
La crisis política y la delincuencia de elite exigen una salida democrática
2700 lecturas

2015-01-18
El efecto Penta-Soquimich y el cinismo político
3245 lecturas

2014-12-29
2014: el año de las provocaciones y afrentas del establishment dominante
3162 lecturas

2014-12-26
Podemos se la puede en España: habría que podérsela también en Chile
2774 lecturas

2014-12-23
El Ecocidio Capitalista-neoliberal, el último libro de Naomi Klein: “El Capitalismo Contra el Clima”
3161 lecturas

2014-11-16
La política como técnica para impedir los cambios prometidos
3147 lecturas

2014-11-01
Sociología de las elites delincuentes. De la criminalidad de cuello y corbata a la corrupción política
5109 lecturas

2014-10-10
Penta y la corrupción político-empresarial
3562 lecturas

2014-10-05
Carmen Castillo y su combate por la memoria fiel
3622 lecturas

2014-09-09
Los mercados mandan, la política obedece, los estudiantes y trabajadores se movilizan
3267 lecturas

2014-08-05
Escenario y desafíos de la Confech: ¿Conducir o dejarse conducir?
2541 lecturas

2014-07-24
Peña (rector UDP) y Eyzaguirre (Ministro), personajes de opereta cómica
2554 lecturas

2014-07-09
Diputado Lorenzini (DC) sugiere que ministro Arenas (PS) se vendió a las multinacionales norteamericanas
2736 lecturas

2014-07-07
Gobierno de la Nueva Mayoría: Cuando falta convicción se construyen percepciones
2372 lecturas

2014-06-07
Aprender de esas izquierdas auténticas que se afirman en Grecia y España
3011 lecturas

2014-05-28
Entre el discurso y la práctica, o del ajuste y la reforma
2938 lecturas

2014-05-09
La dinámica de la movilización social y los ejes programáticos de la Nueva Mayoría
3138 lecturas

2014-04-15
Carlos Peña, rector (UDP) conmina a ministro Eyzaguirre a seguir los principios neoliberales del "capitalismo académico"
3288 lecturas

2014-02-26
Educación: "Expertos", lucro y movimiento estudiantil
2949 lecturas

2013-12-22
Naschla Aburman (CONFECH) es más creíble que Carlos Peña (UDP)
3163 lecturas

2013-12-01
Las Revueltas Lógicas y la política binominal
3132 lecturas

2013-11-18
Ganó el duopolio, perdió la Democracia
3320 lecturas

2013-11-11
Marcel Claude y Roxana Miranda en el escenario post electoral
3604 lecturas

2013-11-06
“Capitalismo inclusivo” con educación: La nueva pomada empresarial
2999 lecturas

2013-10-26
Matthei-Parisi: El falso debate mediático-demagógico
3179 lecturas

2013-10-11
La DC chilena es un partido conservador, pro-neoliberal y patriarcal
3537 lecturas

2013-10-03
Crisis en la derecha: ¿Una cuestión ética y cultural?
3024 lecturas

2013-09-25
Asamblea Constituyente: El último ninguneo concertacionista
3094 lecturas

2013-09-08
El Mercurio, sus compinches y la impunidad mediática
3243 lecturas

2013-08-30
¿La llamada “Reconciliación”, qué nombra?
2915 lecturas

2013-08-20
Neoliberalismo y Homo debitor: "La fábrica del hombre endeudado"
3866 lecturas

2013-08-08
Pugnas neoconcertacionistas: constitucionalistas versus neoliberales
3230 lecturas

2013-07-28
Las Matthei, las Bachelet y la "banalidad del mal" según Hannah Arendt
3590 lecturas

2013-07-20
Una derecha deprimida, un bacheletismo oportunista y una nueva dinámica social
3246 lecturas

2013-07-04
Primarias: ¿Simulacro o circo, o ambos?
3309 lecturas

2013-06-18
Alianza trabajadores-estudiantes: Una lección de unidad para la izquierda política
3785 lecturas

2013-06-12
La Concertación bacheletista y el proceso constituyente
3648 lecturas

2013-05-24
Homenaje, poema, "Sin nombrarla"
3287 lecturas

2013-05-22
CEP: Los empresarios afilan sus instituciones para un escenario de confrontación social
3422 lecturas

2013-05-13
El caso Laurence Golborne, la OCDE, Le Monde y la evasión tributaria
4460 lecturas

2013-05-07
Corrupción en la elite dominante
3448 lecturas

2013-05-02
O Proceso Constituyente o caricatura de Constitución
3584 lecturas

2013-04-23
“Somos hackers del futuro” dice la metáfora
3467 lecturas

2013-04-19
Movimientos sociales: ¿Y ahora qué después de la destitución de H. Beyer?
3385 lecturas

2013-04-12
Cuando la calle manda y la política es profana
3331 lecturas

2013-04-06
Coyuntura política y movilizaciones
3428 lecturas

2013-04-02
Política manipuladora, tiranía mediática y silencio del periodismo
3427 lecturas

2013-03-29
El retorno de la misma política y cómo perseverar en la nueva que emerge
3388 lecturas

2013-03-24
Actualidad del capitalismo neoliberal: Europa y Chile
4450 lecturas




Hay 13 usuarios visitando www.generacion80.cl

òltimas Columnas
Vengo de un pueblo pequeño... que se llama Til Til por Vólker Gutiérrez
Tierra: medio siglo de la Ley de Reforma Agraria por Manuel Riesco
2016, Venezuela en la encrucijada. La grave crisis económica, social y política por Orlando Caputo
La Codelco de Eduardo Engel por Julián Alcayaga
Venezuela: crisis para todo uso por Ángel Saldomando
Otras noticias
2017-08-01
LUN DESTACA INVESTIGACIÓN EN FUSIÓN NUCLEAR DE LA CChEN
2017-07-27
CONMEMORAN LOS 50 AÑOS DE LA TOMA DE LA UC
2017-07-26
OFICIALIZAN LA POSTULACIÓN DEL FÍSICO LEOPOLDO SOTO NORAMBUENA