Columnas
2014-07-22
1369 lecturas

Daniel Pizarro
colaboración de Politika

Corto viaje al fondo de la prosperidad

Pusieron el siguiente letrero en la panadería de la esquina: “Si usted envidia mi prosperidad, haga como yo: TRABAJE”. Y más abajo se lee: “Si alguien le habló mal de mí, pregúntele cuánto me debe”. Uno no termina de mirar los pasteles de la vitrina y ya se indigestó.

El comercio reina en lo grande y lo pequeño. El pequeño rey del vecindario es un hijo de inmigrantes sirios con un genio terrible, que para evadir impuestos traspasó el negocio a su mujer y su hija. Son ellas quienes sufren el patriarcado. A la hija la trata a los gritos delante del público. “Viejo desgraciado, ojalá se muera”, le oí una vez. Ella tiene un hijo que cuando se pelea con los míos les dice: “Mi auto es más grande que el tuyo” (en rigor tienen tres autos, uno para cada miembro de la familia, todos más grandes que el mío).

El padre de ese niño no vive con ellos. “No soporto al caballero”, nos ha dicho. Es obrero de la construcción y lo pasa muy mal con un hijo adolescente, de otra mujer, que está metido en la droga y duerme debajo de los puentes. Pero visita la panadería para estar con el más pequeño y a veces va a buscarlo al colegio, donde estudia con mis hijos. Por uno de ellos supimos lo que dijo el niño al verlo aparecer: “¿Pa qué viniste, viejo culiao?”. Y agregó: “Yo no necesito papá”. Para rematar, la profesora le preguntó al hombre frente a todos: “¿Usted le enseña esas palabras?”.

Hay vías más modernas para conquistar la riqueza a pequeña escala. Eso que en el Chile de hoy llaman “hacerla” y que se ha convertido en el sueño de los explotados. No importa nada el qué sino el cómo le va a ese qué. Porque si al “qué” le va bien será porque satisfizo una demanda social. Eso dice el Mercado.

Tenemos por ejemplo el caso de Carlos, el rey de la depilación láser. También es apoderado del colegio y forjó su imperio a punta de ñeque y con la cuota de suerte que todos necesitamos para que nos vaya bien. El negocio del rayo láser pertenecía a un alemán, pionero en Chile con esta técnica.

Desde el comienzo Carlos fue su brazo derecho. Manejaba las finanzas y la administración. El alemán lo había contactado por un milagro: su tesis de titulación versaba sobre centros de depilación. Como es de esperarse el hombre era un perro. Hijo de inmigrante nazi, se decía. No podía confiar en nadie. Y nadie lo soportaba, excepto Carlos.

Hasta que un día a Carlos se le presentó la oportunidad de su vida: el alemán se aburrió de Chile pero no tenía a quién traspasar el negocio. Estaba peleado a muerte con los hijos. Había pensado en él. “Voy a hacer un auditoría –le dijo−, si me estás robando te meto preso; si encuentro todo en orden te dejo la empresa, ya veremos cómo me pagas”.

Como condición para entregarle los locales le exigió que buscara la fórmula para llevarse las utilidades sin pagar impuestos. Carlos fraguó varias sociedades fantasmas, fue trasvasijando los dineros, haciendo enjuagues hasta que ni un solo peso de la depilación láser fue a parar a las arcas fiscales. Como corresponde.

Daniel Pizarro

Comenta con ayuda de Facebook(*) (Habilitado el 11 de diciembre del 2009): ¡OJO! Se puede comentar escribiendo un mail (no se muestra es solo para validación) o con cuenta de Facebook.


(*)Algunas versiones de Internet Explorer bloquean esta herramienta social, sugerimos navegar con Firefox, Safari, Opera, Chrome u otro navegador web para hacer y leer los comentarios



52.079 lecturas en total tienen las 33 columnas de Daniel Pizarro con 1.578 lecturas en promedio por columna
Columnas de Daniel Pizarro
2016-08-12
City tour
2954 lecturas

2016-01-16
La Caty, con C
1640 lecturas

2015-12-13
Los nuevos putos
832 lecturas

2015-11-01
El patio de las princesas
1463 lecturas

2015-10-19
Equis
1293 lecturas

2015-10-04
La evidente obscenidad de cada día
1347 lecturas

2015-09-02
La ruta del café
1482 lecturas

2015-06-29
Frenesí
1368 lecturas

2015-06-01
La ventana discreta
1448 lecturas

2015-05-26
Un mundo feliz
1411 lecturas

2015-05-18
Metafísica de las esponjas
1498 lecturas

2015-05-12
I had a dream
963 lecturas

2015-04-21
Lecciones de cine (Allende en su laberinto)
1416 lecturas

2015-04-14
Los Picapiedras
1450 lecturas

2015-03-29
Un cuento imposible
1733 lecturas

2015-03-28
Una historia sencilla
1073 lecturas

2015-03-15
Un cuento imposible
972 lecturas

2015-03-11
Sería Cosa
1494 lecturas

2015-03-02
El juego de las preguntas
1551 lecturas

2015-02-26
Tratado de libre comercio
1730 lecturas

2015-02-13
El Camaro en la historia de Chile
1810 lecturas

2015-02-04
Terrores Nocturnos
2019 lecturas

2015-01-29
Un día en la vida de X
1805 lecturas

2015-01-22
Instrucciones para escribir un Currículum
1845 lecturas

2014-12-26
El signo que nos rige
1625 lecturas

2014-11-20
El mundo es ancho y ajeno
1353 lecturas

2014-11-01
Liberté
1344 lecturas

2014-10-15
La vida de los otros
1317 lecturas

2014-09-09
No es lugar para mujeres
1815 lecturas

2014-08-27
Taller en la Playa (Comedia en varios actos)
1720 lecturas

2014-07-22
Corto viaje al fondo de la prosperidad
1370 lecturas

2013-06-11
Profetas y Frenéticos
1488 lecturas

2013-05-28
Evaluaciones de desempeño: lo mejor de nosotros (para vomitar)
3450 lecturas




Hay 47 usuarios visitando www.generacion80.cl

òltimas Columnas
Vengo de un pueblo pequeño... que se llama Til Til por Vólker Gutiérrez
Tierra: medio siglo de la Ley de Reforma Agraria por Manuel Riesco
2016, Venezuela en la encrucijada. La grave crisis económica, social y política por Orlando Caputo
La Codelco de Eduardo Engel por Julián Alcayaga
Venezuela: crisis para todo uso por Ángel Saldomando
Otras noticias
2017-08-01
LUN DESTACA INVESTIGACIÓN EN FUSIÓN NUCLEAR DE LA CChEN
2017-07-27
CONMEMORAN LOS 50 AÑOS DE LA TOMA DE LA UC
2017-07-26
OFICIALIZAN LA POSTULACIÓN DEL FÍSICO LEOPOLDO SOTO NORAMBUENA