Columnas
2014-11-01
2321 lecturas

Alejandro Lavquén
especial para G80

Pablo de Rokha El poeta rebelde

Al cumplirse 120 años del nacimiento del poeta Pablo de Rokha, vapuleado y discriminado en su época, su obra sobrepasa las fronteras del tiempo. Dos botones de muestra: Editorial DasKapital ha publicado el libro de Daniel Rozas, Pablo de Rokha y la revista Multitud y Arnaldo Delgado junto al grupo Canto Crisol musicaliza sus poemas. Esto, en el marco de una serie de actividades para celebrar al vate y el anuncio de próximas publicaciones.

Por otro lado, estudiantes y centros culturales de distintas poblaciones recuerdan a De Rokha en sus medios populares. La identificación de un sector importante de jóvenes estudiantes y trabajadores, vinculados a la comunidad literaria desde variadas instancias, con la obra rokhiana, ha ido en aumento en los últimos años. ¿Razones? Puede ser que al releer su obra, resaltan algunos motivos principales: su honestidad poética, su discurso sin pelos en la lengua, su insurgencia ante el capitalismo, su sentido de lo popular, su manifestación ideológica sin complejos, su ruptura, en la teoría y en la práctica, con un canon académico-social de la poesía que desde siempre el stablishment, político y literario del país, han querido imponer desde las aulas universitarias.

Pero lo importante, más que lo que otros pudieran decir sobre Pablo de Rokha y su obra, es lo que él mismo dice o expresa en sus poemas. De Rokha abarcó múltiples temas, siempre desde una perspectiva social, política, ideológica y cultural. Consideraba la poesía, y el arte en general, como una herramienta de lucha, una herramienta para denunciar los abusos patronales y del capitalismo. Su canto buscaba crear conciencia social, aportar en el camino de liberación del ser humano. Liberación de las cadenas impuestas por una minoría dueña de las armas, impulsada por la avaricia y el afán de poder. Dicho lo anterior, considero que lo mejor para celebrar estos 120 años del poeta, es dejarlo hablar a través de sus textos. Uno de ellos, “Epitafio en la tumba de Juan, el carpintero”, publicado en 1922, me parece que sintetiza muy bien su concepción del deber ser:

“Aquí yace “Juan, el carpintero”; vivió setenta y tres años sobre la tierra, pobremente, vio grandes a sus nietos menores y amó, amó, amó su oficio con la honorabilidad del hombre decente, odió al capitalista imbécil y al peón canalla, vil o utilitario; —juzgaba a los demás según el espíritu—.

Las sencillas gentes honestas del pueblo veíanle al atardecer explicando a sus hijos el valor funeral de las cosas del mundo; anochecido ya, cantaba ingenuamente junto a la tumba del rorro, —un olor a virutas de álamo o quillay, maqui, litre, boldo y peumos geniales perfumaba el ambiente rústico de la casa, su mujer sonreía; no claudicó jamás, y así fue su existencia, así fue su existencia.

Ejerció diariamente el grande sacerdocio del trabajo desde el alba, pues quiso ser humilde e infantil, modesto en ambiciones; los Domingos leía a Kant, Cervantes o Job; hablaba poco y prefería las sanas legumbres del campo; vivió setenta y tres años sobre la tierra, falleció en el patíbulo, POR REVOLUCIONARIO. R. I. P.”

ESCUELAS PRIMARIAS

Respecto a otros temas, he aquí algunas muestras. Sobre las escuelas primarias chilenas, escribió:

“Como un copihue agropecuario de condición frutal es un panal de abejas o nido de calandrias en un camino real, la Escuela Primaria Chilena.

Brama el río funeral de la miseria por adentro de sus cimientos y en su barco flamea el pabellón de lo épico.

El coraje forestal del profesor defiende a la desnutrida criatura proletaria, y la niña maestra es una gran paloma del saucedal obrero, en el cual Chile se define como lo heroico y su categoría.

Los quillayes, los boldos, los peumos, los maitenes cantan la tonada de la nacionalidad en la guitarra de la entraña escolar y el roto relumbra en su corazón.

La batalla social de los desamparados la plantea como vivencia y lenguaje de multitudes y adentro de sus techumbres desesperadas se están criando las semillas de las banderas del porvenir, como grandes potros.”

Pablo de Rokha era parte del pueblo, vivió como tal y asumió su voz, su defensa, su condición. Dice en el poema “Canto del macho anciano”:

“Caduco en “la República asesinada”

y como el dolor nacional es mío, el dolor popular me horada

la palabra, desgarrándome,

como si todos los niños hambrientos de Chile fueran mis parientes;

el trágico y el dionisíaco naufragan en este enorme atado de lujurias

            en angustia, y la acometida agonal

se estrella la cabeza en las murallas enarboladas de sol caído,

trompetas botadas, botellas quebradas, banderas ajadas, ensangrentadas

            por el martirio del trabajo mal pagado;

escucho la muerte roncando por debajo del mundo

a la manera de las culebras, a la manera de las escopetas apuntándonos

                        a la cabeza, a la manera

de Dios, que no existió nunca…”

(…)

“Tranqueo los pueblos rugiendo libros, sudando libros,

            mordiendo libros y terrores

contra el régimen que asesina niños, mujeres, viejos con macabro

            trabajo esclavo, arrinconando en su ataúd

a la pequeña madre obrera en la flor de su ternura,

ando y hablo entre mártires tristes y héroes de la expoliación, sacando

            mi clarinada a la vanguardia de las épocas, oscura e imprecatoria

de adentro del espanto local que levanta su muralla de puñales y de fusiles.”

EL AMOR POR WINÉTT

Otro tema inevitable en la obra rokhiana es el amor hacia Winétt, su idolatrada esposa y poeta, fallecida en 1951. En el poema “Oleaje de eternidades”, le canta:

“El sexo, el hambre, el vino y la justicia,

Winétt, enarbolaron las catedrales y los estandartes, y “Dios” es alcohol terrible,

los cantos son mando tronchado y libertad acumulada.

         Cuando te nombro, Luisa Anabalón, se remece la especie,

todos los muertos paran la oreja en lo infinito,

y del árbol del mundo caen lágrimas grandes, pálidas como truenos solos,

                             y águilas sin cabeza,

familias horriblemente heridas por la divina cuchillada de lo bello tremendo,

porque tu  nombre es el amor vestido de abismo, el dolor trayendo un recuerdo

de fabulosa heroína moribunda o pájaro oceánico,

                          y la naturaleza y la materia echando flor ogaño…”

LA REBELIÓN ROKHIANA

En el poema “Grano de pólvora a una cigarra”, también dedicado a Winétt, el amor y el sentido de rebelión ante la injusticia se hace latente con fuerza y furia, mostrándonos a Pablo de Rokha con toda su consecuencia literaria y política desatada. Además de la vigencia de los versos, podemos constatar su vigencia poética, porque, en realidad, 120 años no son nada, apenas el inicio.

“Empuña el sol tocando y desparramando su cuerno de fuego, y en los surcos maduros el pan estalla entre gaviotas y vasijas...

Todo está hecho así, Luisita: vihuelas y cadenas, y somos materia que habla, materia que llora, materia que canta y enormes categorías de espanto; cae el hombre y se levanta la sociedad huracanada, rompiendo esclavitud adentro y congojas grandes como espigas o como estruendos de eternidades que batallan arrojándose montañas a la cara; amor, aquí estoy cuidando tu sueño como un tigre rojo o un soldado de basalto de centinela en las avanzadas del mundo.

Sobre el hambre del régimen levantan los imperios económicos la bandera negra de la piratería internacional, enarbolada por los Caínes y traidores, y el águila de los infiernos desgarra y aplasta vientres de mujeres de miel y niños atroces con la pata macabra de la guerra y la inflación rugiente de cadáveres.”

(…)

“Entre el ilustre mar y tú, la relación de profundidad es enorme; es por aquello que no es tu recuerdo quien va adentro de mí, sino yo mismo íntegro adentro de tu recuerdo porque yo soy tu recuerdo; desde mi congoja llueve tu nombre, y voy como Galvarino con los brazos cortados a la altura del corazón.

Llora la ojota nacional, y el país hambriento y desesperado aguanta la patada del gran imperio del dólar tallada en la bota del patrón, y el peón apenas se puede la miseria; tranco a tranco, empujo mi alma como un carretón viejo; y estos renglones echan humo y pena de gran incendio, como si se quemasen todas las montañas del mundo; sobre las ruinas tremendas alto y ancho retumba el trueno; aguarda un momento Winétt: ¡voy a golpear la Eternidad con la cacha de mi revólver...!”

Alejandro Lavquén
Publicado en Revista Punto Final Nº 815, año 49, octubre 17, 2014.

Comenta con ayuda de Facebook(*) (Habilitado el 11 de diciembre del 2009): ¡OJO! Se puede comentar escribiendo un mail (no se muestra es solo para validacin) o con cuenta de Facebook.


(*)Algunas versiones de Internet Explorer bloquean esta herramienta social, sugerimos navegar con Firefox, Safari, Opera, Chrome u otro navegador web para hacer y leer los comentarios



448.779 lecturas en total tienen las 163 columnas de Alejandro Lavquén con 2.753 lecturas en promedio por columna
Columnas de Alejandro Lavquén
2016-08-12
Poetas, poetas y más poetas
4221 lecturas

2016-08-08
La autopsia fallida de Alberto Mayol
4650 lecturas

2016-07-26
El empresariado claramente está interesado en que no cambie nada
3413 lecturas

2016-05-03
La década de 1980, para un sector de la izquierda chilena, marcó un ascenso en su enfrentamiento con la dictadura
2378 lecturas

2016-04-20
El Estado protege saqueo del territorio mapuche
2267 lecturas

2016-04-12
Ley de financiamiento de la política: El paraíso fiscal de las cúpulas partidarias
1667 lecturas

2016-04-11
“Papeles de Panamá” y corrupción en Chile, vástagos de la explotación
1698 lecturas

2016-03-10
Premio Nacional de Literatura 2016
1861 lecturas

2015-12-05
...gobierno de Bachelet es el último eslabón de transformismo neoliberal
2218 lecturas

2015-11-10
El clan Edwards y la conspiración permanente
1947 lecturas

2015-11-08
Derecho al aborto y la eutanasia
1889 lecturas

2015-10-26
Sigue la pelea por la Asamblea Constituyente
1772 lecturas

2015-09-28
PLAZA MONTT - VARAS SIN NÚMERO
1814 lecturas

2015-09-27
Allende fue víctima, justamente, de su pertenencia a la clase política...
2051 lecturas

2015-09-25
A LA SOMBRA DE LOS CUERVOS. LOS CÓMPLICES CIVILES DE LA DICTADURA
1998 lecturas

2015-09-14
Los patriotas del diputado Urrutia
1902 lecturas

2015-08-05
Los Derechos Humanos y el cinismo de las derechas
1879 lecturas

2015-07-01
Eyzaguirre, capitán de la quinta columna
1880 lecturas

2015-06-16
Antes de la Asamblea Constituyente
1809 lecturas

2015-04-10
El PC, ARCIS, Mosciatti, Nueva Mayoría Y otros...
2064 lecturas

2015-03-29
Corrupción en Transantiago y telefónicas con la venia del parlamento
1812 lecturas

2015-03-24
La casta política y sus miserias…
1937 lecturas

2015-03-15
Comisión Anticorrupción: una faramalla más
1850 lecturas

2015-03-03
La clase política chilena: maleados sin remedio
1933 lecturas

2015-02-17
Rolando Jiménez y el atentado a Pinochet
2269 lecturas

2015-02-02
El parlamento y la farsa de la reforma educacional
2328 lecturas

2015-01-22
Reforma electoral y clase política
2185 lecturas

2015-01-14
La clase política de guatita al sol...
2036 lecturas

2015-01-12
Transantiago, el abuso continúa
2084 lecturas

2015-01-05
La derecha y la libertad de elección
2018 lecturas

2014-11-26
A propósito de la reforma educacional
2088 lecturas

2014-11-01
Pablo de Rokha El poeta rebelde
2322 lecturas

2014-10-02
Pablo de Rokha, poesía y política feraz
2472 lecturas

2014-09-13
Palabras para el diputado Urrutia
2104 lecturas

2014-08-18
Breve sobre “cambio” binominal
2105 lecturas

2014-08-11
El retorno de los mencheviques
1768 lecturas

2014-07-31
Un poco de historia...
1485 lecturas

2014-07-25
Los ojos de los niños palestinos
1753 lecturas

2014-07-21
Reforma Educacional: gato v/s liebre
1728 lecturas

2014-07-16
La cocina del senador Zaldívar
1745 lecturas

2014-07-12
A confesión de partes, dos botones de muestra
1798 lecturas

2014-07-07
Los crumiros del PC
1906 lecturas

2014-06-17
AFP estatal de mercado
1861 lecturas

2014-06-13
La izquierda sin el PC
1972 lecturas

2014-06-02
Aborto y libre albedrío
1741 lecturas

2014-06-02
Mi literatura siempre ha estado abierta a expresiones experimentales
2759 lecturas

2014-05-29
El Chile que tenemos y no queremos
1839 lecturas

2014-05-23
Nicolás Eyzaguirre, el engatusador
1892 lecturas

2014-05-23
Más que mensaje, la novela quiere ser una invitación
2555 lecturas

2014-05-13
Premio Nacional de Literatura en Chile
2013 lecturas

2014-05-05
MULTITUD, revista del pueblo
2704 lecturas

2014-05-02
“China roja” de Pablo de Rokha
2363 lecturas

2014-04-30
Las AFP en fácil
2109 lecturas

2014-04-24
La reforma “trucha” del binominal
2026 lecturas

2014-04-22
La novela del Golpe, es un juego con la realidad desde lo más preciado
2842 lecturas

2014-04-10
El 1º proyecto parlamentario de Boric y Jackson
2109 lecturas

2014-04-07
Pablo de Rokha, “Poeta Guerrillero”
2394 lecturas

2014-04-03
El homenaje a Jaime Guzmán
2271 lecturas

2014-03-19
Artículo 5 de la Constitución
2138 lecturas

2014-03-08
Eyzaguirre Ministro de “Educación”
2177 lecturas

2014-03-04
Ser diputado y senador en Chile
2131 lecturas

2014-02-17
Premio Nacional de Literatura 2014
2274 lecturas

2014-02-16
FERNANDO VILLEGAS: Escuchó cantar el gallo y no supo dónde
3310 lecturas

2014-02-03
Bachelet y sus fautores
2236 lecturas

2014-01-28
El gabinete de Bachelet
2155 lecturas

2013-12-30
El PC y sus aspiraciones de gobierno
2231 lecturas

2013-12-24
La revolución chilena
2398 lecturas

2013-12-12
TANGOS EN VALPARAÍSO
3484 lecturas

2013-11-25
Los caminos del nuevo parlamento
2177 lecturas

2013-11-23
Elección presidencial: El triunfo del gatopardismo
2292 lecturas

2013-10-06
Sobre el atentado a Pinochet y las acusaciones contra Guillermo Teillier
2403 lecturas

2013-09-29
"Chile está fundado sobre la esclavitud"
2891 lecturas

2013-09-28
Luis Emilio Recabarren
2635 lecturas

2013-09-01
40 años del golpe de estado de 1973: la verdad histórica es una sola
2620 lecturas

2013-08-31
¿Hablemos de democracia?
2057 lecturas

2013-08-26
La elección del 17 de noviembre 2013
2116 lecturas

2013-08-20
El silencio de Cheyre y otros más
2547 lecturas

2013-08-10
Derrotar a la derecha
2613 lecturas

2013-08-04
Porque Marcel Claude
3481 lecturas

2013-07-16
La “mirada humanitaria” del General
2594 lecturas

2013-07-11
El bluff del binominal y otros...
2209 lecturas

2013-06-22
Primarias 2013, más de lo mismo...
2552 lecturas

2013-06-04
El cuco que aterra a la derecha
2688 lecturas

2013-05-27
El PC y su apoyo a bachelet
2708 lecturas

2013-05-22
Sobre la democracia chilena
2450 lecturas

2013-05-20
Kike Morandé “Existe”
2667 lecturas

2013-05-19
El caradepalismo en chile
2382 lecturas

2013-05-10
Tolerancia 0 y el periodismo
2458 lecturas

2013-04-22
AFPs, despojo legalizado
2599 lecturas

2013-04-08
Transantiago para el rebaño
2921 lecturas

2013-03-24
Bolivia y el mar
2745 lecturas

2013-03-19
Francisco jesuita
2387 lecturas

2013-03-08
El inframundo de Hugo Chávez
2729 lecturas

2013-02-10
Escribo cuando me pica la mano
3262 lecturas

2013-02-09
Armada de Chile: Escuela de criminales
2970 lecturas

2013-02-01
¿Bachelet 2014?
2581 lecturas

2013-01-29
Piñera, Bolivia y la soberanía
2916 lecturas

2012-12-11
Semblanza de Fidel. Guerrillero del tiempo
3539 lecturas

2012-12-09
Casa de las Américas en acción
3112 lecturas

2012-11-29
Patricio Mans y los 100 años del PC
3305 lecturas




Hay 29 usuarios visitando www.generacion80.cl

ltimas Columnas
Vengo de un pueblo pequeño... que se llama Til Til por Vólker Gutiérrez
Tierra: medio siglo de la Ley de Reforma Agraria por Manuel Riesco
2016, Venezuela en la encrucijada. La grave crisis económica, social y política por Orlando Caputo
La Codelco de Eduardo Engel por Julián Alcayaga
Venezuela: crisis para todo uso por Ángel Saldomando
Otras noticias
2017-08-01
LUN DESTACA INVESTIGACIÓN EN FUSIÓN NUCLEAR DE LA CChEN
2017-07-27
CONMEMORAN LOS 50 AÑOS DE LA TOMA DE LA UC
2017-07-26
OFICIALIZAN LA POSTULACIÓN DEL FÍSICO LEOPOLDO SOTO NORAMBUENA