Columnas
2015-01-14
2107 lecturas

Luis Casado
especial para G80

La excepción francesa

¡Ah! Que les molesta la excepción francesa… ¿A quienes? Curiosamente, al mismo tiempo a los subnormales de la derecha globalizadora y a los subnormales de un izquierderío sin rumbo.



Los de la derecha me chupan un huevo, me dan igual, siguen iguales a ellos mismos, son lo que son, no se le puede pedir peras al olmo, somos adversarios, yo estoy en la vereda del frente, siempre me encontrarán ahí, no insistas, no tiene caso

Los otros, los “reolusionarioh” al pedo, me desesperan. Desde la masacre de los colaboradores de Charlie Hebdo dialectizan a concho, lo suyo es ergotear, hilar fino, ver debajo del alquitrán, contextualizar, probar que, después de todo, el culpable de la barbarie es el imperialim-mo, el colonialim-mo, los malos de la película que les enseñaron a identificar en plan maniqueo (que Mani me perdone): de un lado está la reacción y del otro el proletariado. Lo que no corresponda a esa prístina manera de ver las cosas es obra de Satán, de los agentes del imperialim-mo y de la CIA.

Desde luego “condenan” la masacre… PERO… y detrás de ese PERO agregan toda su confusión “proletaria”, su frustración de no haber podido –hasta ahora– ajustarle cuentas al primer mundo, a los imperios, a los culpables de la miseria del Tercer Mundo, a la explotación y a todos los males propios al capitalismo.

Hay quién condena la manifestación dominical del pueblo de Francia porque fue convocada por François Hollande… ¡Pobre imbécil! Si Hollande pudiese convocar a todo un pueblo se sabría…

Los franceses, sin distinción de partido, religión o condición social, salimos a las calles por decenas de miles, espontáneamente, el mismo día de la masacre de Charlie Hebdo.

La idea de la manifestación vino de los partidos de izquierda, y en menos de que lo que tardo en contarlo se transformó en una manifestación republicana, o sea en la movilización de todos. En la manifestación de aquellos modestos trabajadores que señalan que son “ciudadanos musulmanes” y en ningún caso “musulmanes ciudadanos”. En la manifestación de todos los que sostienen este edificio cuyo zócalo reposa en un pacto social y político que nos permite vivir juntos. Ateos, laicos, agnósticos, musulmanes, judíos, cristianos, derechistas, centristas, izquierdistas, hombres y mujeres, que entienden que la particularidad de este país reside precisamente en que cada cual es lo que es, y piensa lo que piensa, libremente, gracias a la República.

Charlie Hebdo llevó ese principio hasta sus extremos más dolorosos, los más difíciles de soportar. Ah… tú eres republicano… ¡Vamos a ver si te mamas esta…! Siempre es duro probar que aceptamos la diversidad, sobre todo cuando se trata de opiniones diametralmente opuestas a las nuestras.

Negros con blancas, blancos con negras, árabes y judíos (vete a ver la versión de Romeo y Julieta de Grand Corps Malade), anarquistas, comunistas, socialdemócratas, radicales, gaullistas, neofascistas, inmigrados, refugiados políticos, cien nacionalidades conviviendo en paz, intentado convencer a los demás de sus buenas razones.

Y en el medio, en el meollo, la lucha de clases desde luego, la confrontación filosófica, política, social, económica, lingüística, cultural y hasta gastronómica… pero respetando los principios que son la herencia de la Revolución Francesa: libertad, igualdad, fraternidad.

Como no soy angélico, sé que la fraternidad se manifiesta a veces a golpes, y la igualdad sufre de las diferencias de fortuna. Pero la libertad… Ah… la libertad. Partiendo, la libertad de expresión, la defensa de la libertad de conciencia, esa no la toques.

Es la que nos permite mandar al gobierno, y al propio presidente, a la madre que los parió sin temer por nuestra seguridad. La que nos autoriza a oponernos a todo, y a todos, sin temer ir a chirona. Es lo que nos queda. La única garantía que resiste contra el imperio del libre mercado, del pensamiento único, del lucro como motor de todo, del egoísmo como deus ex machina de la vida en sociedad, de la relación mercantil como única forma de relación social.

Por eso salimos a las calles. Espontáneamente.

¿Qué lo ocurrido será instrumentalizado por tal o cual político? Ya veremos. Quienes lo ven como algo inevitable tienden a pensar que los pueblos son, inevitablemente, más idiotas que ellos mismos.

Porque los boluditos de esta izquierda vergonzante se ven como la “vanguardia”, como los que de verdad saben y entienden, como los que deben dar orientación y rumbo…

En lo que me concierne, pueden irse a hacer puñetas.

Si el drama acaecido en París generó la emoción planetaria que constatamos, es porque Francia fue y es un símbolo de la lucha por las libertades. Símbolo que a ratos desfallece. ¿Y quién no? Símbolo que va hasta negarse a sí mismo cometiendo atrocidades. Pero que tiene un pueblo detrás, un pueblo mescolanza de todos los que han vivido en su suelo, ¡y vaya que hay mescolanza!

No somos puros, esa es nuestra fuerza. De alguna manera la excepción francesa consiste en proclamar a la faz del mundo que aquí queda una trinchera.

La de toda la humanidad.

Luis Casado

Comenta con ayuda de Facebook(*) (Habilitado el 11 de diciembre del 2009): ¡OJO! Se puede comentar escribiendo un mail (no se muestra es solo para validación) o con cuenta de Facebook.


(*)Algunas versiones de Internet Explorer bloquean esta herramienta social, sugerimos navegar con Firefox, Safari, Opera, Chrome u otro navegador web para hacer y leer los comentarios



1.013.688 lecturas en total tienen las 471 columnas de Luis Casado con 2.152 lecturas en promedio por columna
Columnas de Luis Casado
2017-08-07
El modelo democrático Vaticano
449 lecturas

2017-08-03
Venezuela in chaos - What the world should do
965 lecturas

2016-08-12
Lógica implacable
1871 lecturas

2016-08-02
La payasada de los "stress tests"
1568 lecturas

2016-06-24
Great Britain quits… So what?
1531 lecturas

2016-05-25
Reforma laboral
1708 lecturas

2016-05-18
Vivimos en un mundo peligroso
1689 lecturas

2016-05-16
Las mentadas clases medias
1473 lecturas

2016-05-03
La triste verdad…
1407 lecturas

2016-04-15
SOS: la teoría económica se muere
965 lecturas

2016-04-14
Pesimismo en el FMI ¿Es grave Doctor?
1417 lecturas

2016-01-16
Problema de etiqueta
1765 lecturas

2016-01-06
De la dificultad de nacer. La previsible evolución del jaguar sudamericano
1960 lecturas

2015-12-24
Dime quién es tu ministro de Hacienda y te diré quién eres
1524 lecturas

2015-12-15
La saga de las tasas de la FED
1621 lecturas

2015-12-09
Francia: Desastres anunciados
1542 lecturas

2015-12-07
Los eminentes FDR
1560 lecturas

2015-12-04
The revolving crisis
1518 lecturas

2015-12-03
Jugando a los arúspices
1671 lecturas

2015-12-01
SOS Argentina: el mensaje a los mercados
1609 lecturas

2015-11-18
Era bueno el asado…
1529 lecturas

2015-11-12
La virguería de los PPP
1835 lecturas

2015-10-20
El curro: retorno al futuro
1655 lecturas

2015-10-14
El gran lupanar
1667 lecturas

2015-10-05
Vamos p’atrás
1614 lecturas

2015-09-24
Deutsche Qualität
1567 lecturas

2015-09-22
El corazón partío...
1589 lecturas

2015-08-31
Suelten a Bachelet...
1714 lecturas

2015-08-29
Missing
1596 lecturas

2015-08-24
¿Cuál es más peligroso?
1761 lecturas

2015-08-22
The revolving crisis
1556 lecturas

2015-08-16
Todo es mercancía
1558 lecturas

2015-07-15
La derrota de Grecia, derrota de Europa
1664 lecturas

2015-07-14
Un entierro de primera clase
1626 lecturas

2015-07-13
Lecciones de negociación
859 lecturas

2015-07-10
La persistencia en el ser
1726 lecturas

2015-07-01
La injusticia tarda, pero llega
1635 lecturas

2015-06-30
Grecia: derrame de hipocresía
1601 lecturas

2015-06-25
Molôn labé (μολὼν λαβέ)
1663 lecturas

2015-06-22
Los consejos de Machiavelli
1683 lecturas

2015-06-20
Nein! Griechenland wird nicht deutsch sein!
1688 lecturas

2015-06-18
Grecia: el problema no es Varoufakis
1758 lecturas

2015-06-01
Julio, la araña y el horario
1780 lecturas

2015-05-29
Terremoto en España
1666 lecturas

2015-05-24
Friedrich II der Große y el molinero
1752 lecturas

2015-05-20
Me llamó Piero
1765 lecturas

2015-05-12
Formalidad, formalismos y formalizados
1025 lecturas

2015-05-06
Eduardo Engel y el milagro de la sanación
1735 lecturas

2015-05-04
Yo trabajo…
1653 lecturas

2015-04-29
La incubadora
1803 lecturas

2015-04-27
El gato de Alicia
1726 lecturas

2015-04-08
Esos polvos trajeron estos lodos
1776 lecturas

2015-04-07
Una distancia grande, como el mundo
1807 lecturas

2015-04-06
Economía real vs economía virtual
1742 lecturas

2015-04-02
Who’s paying the bill?
1860 lecturas

2015-03-24
La gota que desborda el vaso
1726 lecturas

2015-03-17
La gota que desborda el vaso
1983 lecturas

2015-03-16
Oscar y El Yeco
1923 lecturas

2015-03-15
Selon que vous serez puissant ou misérable…
1123 lecturas

2015-03-09
La aguda visión de la Justicia
1835 lecturas

2015-03-05
Hace falta un Míster
1816 lecturas

2015-03-02
De sofismas, cinismos y perversiones
2032 lecturas

2015-02-26
Es dulce ser despreciado por los capullos
2099 lecturas

2015-02-24
En la confianza está el peligro...
1903 lecturas

2015-02-23
No hemos inventado nada
2164 lecturas

2015-02-21
Soberanía
2078 lecturas

2015-02-15
Bancos, fraude fiscal e hipocresía
2399 lecturas

2015-02-04
Leyes reversibles
2445 lecturas

2015-01-30
La pasión Piketty III
2314 lecturas

2015-01-28
Grecia: “A la hora señalada”
2184 lecturas

2015-01-27
La pasión Piketty II
2184 lecturas

2015-01-25
Europa se prepara a la victoria de Syriza
2240 lecturas

2015-01-22
La pasión Piketty
2267 lecturas

2015-01-18
La imagen, Georg Baselitz y los profetas
1658 lecturas

2015-01-14
La excepción francesa
2108 lecturas

2015-01-12
PENTA: ¿dónde está la novedad?
1480 lecturas

2015-01-08
With a little help from my friends
2037 lecturas

2015-01-07
Je suis Charlie (Yo soy Charlie)
2271 lecturas

2015-01-05
¿Mercado del trabajo, o trabajo del mercado?
2004 lecturas

2014-12-31
¡Socorro... Vuelven los rojos!
2076 lecturas

2014-12-29
La curva de Kuznets, San Mateo y la parte del león
2191 lecturas

2014-12-23
Piñera: profesor Ciruela
2086 lecturas

2014-12-18
¿Patria o Muerte? O nos hundimos en el precipicio...
2116 lecturas

2014-12-17
Las güenas malas…
2349 lecturas

2014-12-09
Capital político
2035 lecturas

2014-11-20
Se necesita economista, tratar aquí
1454 lecturas

2014-11-03
No es pura coincidencia…
2469 lecturas

2014-10-27
De nuevo la diarrea... (y el virus Ébola no tiene na’ que ver...)
2342 lecturas

2014-10-25
Mon Dieu comment suis-je tombée si bas?
1464 lecturas

2014-10-10
Nicolas Rolin
2427 lecturas

2014-09-30
We, the People...
1594 lecturas

2014-09-13
Chile... ¿paraíso del “terrorismo”?
2647 lecturas

2014-09-12
La prensa internacional exulta... “El sector financiero brasileño apoya a la candidata presidencial Marina Silva”
2356 lecturas

2014-09-02
El blablá que bajo otros cielos llaman cháchara
2422 lecturas

2014-08-19
Yo soy el descueve (y es poco decir...)
2462 lecturas

2014-08-04
CODELCO: entre latrocinios y recapitalización
1742 lecturas

2014-07-22
Deus ex machina
1796 lecturas

2014-07-19
La reforma tributaria de Andrés
1581 lecturas

2014-07-14
Cómo hacer tortillas sin quebrar huevos (sin juego de palabras...)
1970 lecturas

2014-06-30
Oh... Boy!
1653 lecturas




Hay 33 usuarios visitando www.generacion80.cl

òltimas Columnas
Vengo de un pueblo pequeño... que se llama Til Til por Vólker Gutiérrez
Tierra: medio siglo de la Ley de Reforma Agraria por Manuel Riesco
2016, Venezuela en la encrucijada. La grave crisis económica, social y política por Orlando Caputo
La Codelco de Eduardo Engel por Julián Alcayaga
Venezuela: crisis para todo uso por Ángel Saldomando
Otras noticias
2017-08-01
LUN DESTACA INVESTIGACIÓN EN FUSIÓN NUCLEAR DE LA CChEN
2017-07-27
CONMEMORAN LOS 50 AÑOS DE LA TOMA DE LA UC
2017-07-26
OFICIALIZAN LA POSTULACIÓN DEL FÍSICO LEOPOLDO SOTO NORAMBUENA