Columnas
2015-01-28
3580 lecturas

Luis Casado
especial para G80

Grecia: “A la hora señalada”

En la peli de 1952, Gary Cooper, que encarna al sheriff de un pueblito de nada, se va quedando solo cuando corre la noticia de la inminente llegada de un pistolero sin dios ni ley que él mismo había encarcelado tiempo atrás. Problema: el malo no viene solo. Y ahí, a todo el mundo se le hacen agua los helados.

En el “remake” europeo los papeles están invertidos. Acaba de llegar el “bueno”, Alexis Tsipras, y los forajidos son legión. Por el momento Tsipras parece abandonado a su triste suerte.

Jean-Claude Juncker, presidente de la Comisión Europea, reciente organizador del fraude fiscal más masivo de la historia del continente, que fuese varias veces primer ministro de Luxemburgo uno de los paraísos fiscales más activos del planeta, y primer presidente del Eurogrupo –el consejo de ministros de finanzas de la zona euro (el zorro en el gallinero)–, hace un mes declaraba que no le gustan los “extremistas” ni las “caras nuevas”.

Con la misma cara de sable con la que explicó haber organizado el fraude fiscal de cientos de multinacionales para salvaguardar los intereses de Luxemburgo, Juncker felicitó efusivamente a Tsipras por su “éxito” electoral y le ofreció la asistencia del Ejecutivo europeo para lograr “crecimiento sostenible” y “credibilidad fiscal”. ¿Por qué te ríes?

Este es el tipo de rufián que en las pelis de cowboy llega por la espalda, cuando el bueno de la peli está ocupado ayudando a la rubia platino, con el revólver descargado y las cananas vacías.

Por su parte, Angela Merkel hace lo que mejor que sabe hacer: ladra.

Los socialistas y la derecha españoles, que temen correr en mayo la misma suerte que sus homólogos del PASOK y de Nueva Democracia, ningunean a los griegos. Esa economía, dicen, pesa lo que la economía de Andalucía, vale decir hongo.

François Hollande, en una actitud reptiliana, ofrece “cooperación”. Invita a Tsipras a venir a París, en plan Kaa jugando con Mowgli en el Libro de la Jungla, como juega el gato maula con el mísero ratón. No hace mucho Tsipras vino a París, y no le quiso recibir nadie, si exceptuamos al Frente de Izquierda.

El primer ministro finlandés, Alexander Stubb, advirtió que su país –con elecciones en marzo– no aceptará una quita. “No vamos a perdonar ninguna deuda”, dijo. O sea que con Finlandia no se juega, Grecia tiene que pagar la deuda, o si no… O si no ¿qué? ¿Invaden Grecia?

Lo cierto es que unos y otros miden la importancia histórica de lo que puede ocurrir. Algunos como Sarkozy –haciendo de necesidad, virtud– proclaman que hay que escuchar la voz del pueblo griego, y buscar seriamente un acuerdo porque si las cosas se ponen feas, los que más tienen que perder son Alemania y Francia. Los griegos no: ya perdieron todo, o casi todo.

Se vive pues un ambiente de vela de armas, antes del combate final.

Ahora bien, como todo el mundo sabe, la deuda pública griega es impagable. La troika impuso una austeridad feroz que en cinco años redujo el PIB de Grecia en un 25%, puso la tasa de cesantía en un 26% (60% para la juventud), e hizo pasar la deuda de un 120% a un 190% del PIB.

El Banco Central Europeo (BCE) le compra los bonos de la deuda griega a los bancos privados, y cobra intereses de hasta un 18% al año, ¡mientras las tasas del BCE están prácticamente en cero! Mediante el Mecanismo Europeo de Estabilidad Financiera, Alemania (€ 60 mil millones) y Francia (€ 50 mil millones) participan del festín.

Sin embargo, según los cancerberos del neoliberalismo “hay que cumplir con lo pactado”, y seguir pagando, lo que es lo mismo que “seguir muriendo”.

Alexis Tsipras recordó oportunamente que después de la Segunda Guerra Mundial (1953) se le anuló a Alemania el 60% de la deuda que tenía con los vencedores. El milagro alemán se apoyó en ese gesto, magnánimo, para con los principales responsables de 60 millones de muertos.

No sólo fue reducida la deuda contractada por Alemania –fuera de las dos guerras mundiales– en un 60%, sino que el pago de las deudas de guerra y el pago de las reparaciones a las víctimas civiles y a los Estados fueron postergadas a una fecha indeterminada. En los hechos, a la reunificación alemana que intervino en 1990 y al tratado de paz firmado en Moscú el mismo año entre las autoridades de las dos Alemanias en curso de reunificación, los EEUU, la URSS, el Reino Unido y Francia.

Y Grecia, que no ha invadido a nadie, ni desatado ninguna guerra… ¿no merece igual tratamiento?

Al apoderarse de Irak, para no hacerse cargo de ese muerto, los EEUU estimaron que la deuda pública era una “deuda odiosa”, contractada por el régimen de Saddam Hussein, y que no podía ser pagada. El tema se arregló en el Club de París, que anuló 80% de esa deuda (120 mil millones de dólares), eliminando la referencia a la noción de “deuda odiosa” para evitar que otros países reclamasen la anulación de sus propias deudas invocando el mismo motivo.

Y Grecia… ¿no merece igual tratamiento?

Hace un par de días, Henri Guaino, ex ministro de Sarkozy, declaró que antes de entrar en política había trabajado en el Club de París, y que había sido testigo de múltiples negociaciones para anular deudas públicas, reducir los intereses y/o prolongar los plazos de rembolso. Dicho de otro modo, no hay nada excepcional en lo que exige Grecia hoy día. Y agregó que esperaba que la victoria de Syriza pudiese hacer “reflexionar a Europa y hacerla deshacerse de sus dogmas”. “Una cosa es segura, apuntó, y es que las políticas de austeridad que hemos seguido no funcionan”.

Después de las consabidas amenazas, ladridos, intimidaciones y otras aniñadas, llegará el momento de echar un pulso. El flamante ministro de Finanzas griego, el economista Yanis Varoufakis, no es un principiante, ni tiene sangre de horchata.

Ahí se verá si Merkel es el “tigre de papel” que denuncia Jean-Luc Mélenchon, y si Alexis Tsipras y su gobierno son, o no son, capaces de levantarse frente a la Europa de las finanzas.

Del resultado depende buena parte del futuro de Europa. Y de alguna manera, el futuro del resto del mundo.

Luis Casado

Comenta con ayuda de Facebook(*) (Habilitado el 11 de diciembre del 2009): ¡OJO! Se puede comentar escribiendo un mail (no se muestra es solo para validacin) o con cuenta de Facebook.


(*)Algunas versiones de Internet Explorer bloquean esta herramienta social, sugerimos navegar con Firefox, Safari, Opera, Chrome u otro navegador web para hacer y leer los comentarios



1.245.602 lecturas en total tienen las 471 columnas de Luis Casado con 2.645 lecturas en promedio por columna
Columnas de Luis Casado
2017-08-07
El modelo democrático Vaticano
3451 lecturas

2017-08-03
Venezuela in chaos - What the world should do
4207 lecturas

2016-08-12
Lógica implacable
4103 lecturas

2016-08-02
La payasada de los "stress tests"
2140 lecturas

2016-06-24
Great Britain quits… So what?
2977 lecturas

2016-05-25
Reforma laboral
3136 lecturas

2016-05-18
Vivimos en un mundo peligroso
3078 lecturas

2016-05-16
Las mentadas clases medias
2841 lecturas

2016-05-03
La triste verdad…
2764 lecturas

2016-04-15
SOS: la teoría económica se muere
1583 lecturas

2016-04-14
Pesimismo en el FMI ¿Es grave Doctor?
2856 lecturas

2016-01-16
Problema de etiqueta
3196 lecturas

2016-01-06
De la dificultad de nacer. La previsible evolución del jaguar sudamericano
3518 lecturas

2015-12-24
Dime quién es tu ministro de Hacienda y te diré quién eres
2920 lecturas

2015-12-15
La saga de las tasas de la FED
3039 lecturas

2015-12-09
Francia: Desastres anunciados
2944 lecturas

2015-12-07
Los eminentes FDR
2987 lecturas

2015-12-04
The revolving crisis
2907 lecturas

2015-12-03
Jugando a los arúspices
3077 lecturas

2015-12-01
SOS Argentina: el mensaje a los mercados
3037 lecturas

2015-11-18
Era bueno el asado…
2930 lecturas

2015-11-12
La virguería de los PPP
3221 lecturas

2015-10-20
El curro: retorno al futuro
3133 lecturas

2015-10-14
El gran lupanar
3052 lecturas

2015-10-05
Vamos p’atrás
3026 lecturas

2015-09-24
Deutsche Qualität
2986 lecturas

2015-09-22
El corazón partío...
2927 lecturas

2015-08-31
Suelten a Bachelet...
3169 lecturas

2015-08-29
Missing
3027 lecturas

2015-08-24
¿Cuál es más peligroso?
3189 lecturas

2015-08-22
The revolving crisis
3064 lecturas

2015-08-16
Todo es mercancía
2893 lecturas

2015-07-15
La derrota de Grecia, derrota de Europa
3069 lecturas

2015-07-14
Un entierro de primera clase
3128 lecturas

2015-07-13
Lecciones de negociación
1453 lecturas

2015-07-10
La persistencia en el ser
3263 lecturas

2015-07-01
La injusticia tarda, pero llega
3019 lecturas

2015-06-30
Grecia: derrame de hipocresía
2950 lecturas

2015-06-25
Molôn labé (μολὼν λαβέ)
3036 lecturas

2015-06-22
Los consejos de Machiavelli
3046 lecturas

2015-06-20
Nein! Griechenland wird nicht deutsch sein!
3053 lecturas

2015-06-18
Grecia: el problema no es Varoufakis
3110 lecturas

2015-06-01
Julio, la araña y el horario
3135 lecturas

2015-05-29
Terremoto en España
3040 lecturas

2015-05-24
Friedrich II der Große y el molinero
3124 lecturas

2015-05-20
Me llamó Piero
3110 lecturas

2015-05-12
Formalidad, formalismos y formalizados
1618 lecturas

2015-05-06
Eduardo Engel y el milagro de la sanación
3075 lecturas

2015-05-04
Yo trabajo…
2920 lecturas

2015-04-29
La incubadora
3192 lecturas

2015-04-27
El gato de Alicia
3113 lecturas

2015-04-08
Esos polvos trajeron estos lodos
3097 lecturas

2015-04-07
Una distancia grande, como el mundo
3217 lecturas

2015-04-06
Economía real vs economía virtual
3114 lecturas

2015-04-02
Who’s paying the bill?
3229 lecturas

2015-03-24
La gota que desborda el vaso
3058 lecturas

2015-03-17
La gota que desborda el vaso
3374 lecturas

2015-03-16
Oscar y El Yeco
3313 lecturas

2015-03-15
Selon que vous serez puissant ou misérable…
1658 lecturas

2015-03-09
La aguda visión de la Justicia
3209 lecturas

2015-03-05
Hace falta un Míster
3192 lecturas

2015-03-02
De sofismas, cinismos y perversiones
3396 lecturas

2015-02-26
Es dulce ser despreciado por los capullos
3440 lecturas

2015-02-24
En la confianza está el peligro...
3290 lecturas

2015-02-23
No hemos inventado nada
3547 lecturas

2015-02-21
Soberanía
3423 lecturas

2015-02-15
Bancos, fraude fiscal e hipocresía
3790 lecturas

2015-02-04
Leyes reversibles
3860 lecturas

2015-01-30
La pasión Piketty III
3642 lecturas

2015-01-28
Grecia: “A la hora señalada”
3581 lecturas

2015-01-27
La pasión Piketty II
3510 lecturas

2015-01-25
Europa se prepara a la victoria de Syriza
3616 lecturas

2015-01-22
La pasión Piketty
3631 lecturas

2015-01-18
La imagen, Georg Baselitz y los profetas
2100 lecturas

2015-01-14
La excepción francesa
3443 lecturas

2015-01-12
PENTA: ¿dónde está la novedad?
1971 lecturas

2015-01-08
With a little help from my friends
3357 lecturas

2015-01-07
Je suis Charlie (Yo soy Charlie)
3629 lecturas

2015-01-05
¿Mercado del trabajo, o trabajo del mercado?
3330 lecturas

2014-12-31
¡Socorro... Vuelven los rojos!
3478 lecturas

2014-12-29
La curva de Kuznets, San Mateo y la parte del león
3561 lecturas

2014-12-23
Piñera: profesor Ciruela
3446 lecturas

2014-12-18
¿Patria o Muerte? O nos hundimos en el precipicio...
3511 lecturas

2014-12-17
Las güenas malas…
3754 lecturas

2014-12-09
Capital político
3434 lecturas

2014-11-20
Se necesita economista, tratar aquí
1897 lecturas

2014-11-03
No es pura coincidencia…
3790 lecturas

2014-10-27
De nuevo la diarrea... (y el virus Ébola no tiene na’ que ver...)
3731 lecturas

2014-10-25
Mon Dieu comment suis-je tombée si bas?
1989 lecturas

2014-10-10
Nicolas Rolin
3868 lecturas

2014-09-30
We, the People...
2045 lecturas

2014-09-13
Chile... ¿paraíso del “terrorismo”?
4001 lecturas

2014-09-12
La prensa internacional exulta... “El sector financiero brasileño apoya a la candidata presidencial Marina Silva”
3749 lecturas

2014-09-02
El blablá que bajo otros cielos llaman cháchara
3841 lecturas

2014-08-19
Yo soy el descueve (y es poco decir...)
3845 lecturas

2014-08-04
CODELCO: entre latrocinios y recapitalización
2300 lecturas

2014-07-22
Deus ex machina
2283 lecturas

2014-07-19
La reforma tributaria de Andrés
2037 lecturas

2014-07-14
Cómo hacer tortillas sin quebrar huevos (sin juego de palabras...)
2521 lecturas

2014-06-30
Oh... Boy!
2146 lecturas




Hay 34 usuarios visitando www.generacion80.cl

ltimas Columnas
Vengo de un pueblo pequeño... que se llama Til Til por Vólker Gutiérrez
Tierra: medio siglo de la Ley de Reforma Agraria por Manuel Riesco
2016, Venezuela en la encrucijada. La grave crisis económica, social y política por Orlando Caputo
La Codelco de Eduardo Engel por Julián Alcayaga
Venezuela: crisis para todo uso por Ángel Saldomando
Otras noticias
2017-08-01
LUN DESTACA INVESTIGACIÓN EN FUSIÓN NUCLEAR DE LA CChEN
2017-07-27
CONMEMORAN LOS 50 AÑOS DE LA TOMA DE LA UC
2017-07-26
OFICIALIZAN LA POSTULACIÓN DEL FÍSICO LEOPOLDO SOTO NORAMBUENA