Columnas
2015-03-05
2450 lecturas

Luis Casado
especial para G80

Hace falta un Míster

El gran Guido Vallejos y su popular Barrabases nos enseñaron desde niños la falta que hace el Míster, tú ya sabes, el entrenador que más tarde llamarían el “mentiroso con buzo”, un personaje que no esperó ni a Mourinho ni al “Loco” Bielsa para tener salero y solera. Los peloteros, que –vengan de donde vengan– suelen tener origen humilde, se refieren a su entrenador con mucho respeto y cuando quieren mostrar que tienen algo de mundo le llaman el “coach”.

Pateando pelotas de trapo en la calle, con un entrenador en plan Míster Pipa, aprendí que había que evitar hacer como los equipos malos, en los cuales todos corren para donde va la pelota. Justamente.

Dos o tres “pelotazos” más tarde, y hablo de los que dejan algunos miles de millones de beneficios injustificados, veo con desmayo que la política chilena no tiene Míster, que el equipo es natre, que todos corren hacia donde va el esférico, que no hay orden, ni ténica, ni tática, que son las que conducen al ésito, como afirmaba un conocido entrenador autóctono de antes de la moda de escogerlos argentinos.

Un par de latrocinios –Penta y Caval– tienen a todo el mundo discurriendo de una legislación que nadie había echado de menos hasta ahora, una que establezca normas éticas para las relaciones entre la política y los negocios, o para decirlo sin perífrasis inútiles, entre la política y el billete.

Hasta ahora Chile no tenía necesidad de esa legislación, en caso contrario se hubiese sabido, la recua de parlamentarios que pagamos con nuestro dinero se hubiese dado cuenta, hubiese legislado con la prontitud y la eficiencia que le envidia el mundo entero. Y asunto resuelto. Pero eminentes presidentes de lo que tenemos de república se complacían en afirmar cada día de dios que “En Chile no hay corrupción”. Uno de ellos declaró ante un areópago de empresarios suecos que lo que más apreciaban los empresarios en Chile era precisamente su transparencia. Y lo dijo con su embajador al lado, un Álvaro García hundido hasta el cuello en el lodazal de Inverlink, y oportunamente enviado a Estocolmo para evitarle bochornos cotidianos en Santiago.

Por si quedaran dudas, Transparency Internacional, ese dudoso organismo de dudoso financiamiento, que se especializa en otorgarle certificados de buena conducta a quienes conviene –y en cuyo capítulo Chile sesionaba uno de los amos de las farmacias coludidas– aseguraba, hierático, que Chile era el país más clean de todo el continente.

De modo que, ante la irrupción de un tsunami de corrupción tan inesperado como la erupción del volcán Villarrica (que por lo menos estaba “monitoreado”, él…), Bachelet nos ofrece –una vez más– el recurso de la comisión, de un consejo asesor, lleno de expertos y gente que uno imagina de una probidad a toda prueba, capaces de concluir en nada al cabo de algunos meses, cuando los escándalos le hayan cedido la primera página de la prensa a la Copa América u otro asunto tan esencial para los destinos del país y la humanidad toda.

Para que, como en el gesto divino que separó la luz de las tinieblas, una ley nos regrese la tan ansiada virtud que hace de Chile un país tan “transparente” como una vitrina de Mall. Todos corren a sumarse a la feliz iniciativa –maricón el último– conscientes de que hasta ahora en lugar de ser transparentes han sido más bien “transparientes”. Y de que al personal las ruedas de carreta lo tienen un pelín atragantado.

Lo que no quita que hayan intentado desviar la atención del personal, sin mucho éxito a decir verdad.

Para un par de diputados, el caso Caval –en fin, el tráfico de influencias del hijo de la jefa de Estado– tenía el serio inconveniente de lastimar la imagen de la “presidenta”. Para el regente del PS la cuestión residía en deshacerse de la pareja “maldita”. Como le ganaron el quién vive y la pareja renunció a su militancia, el histriónico Andrade tuvo el culot de declarar: “Me hice cargo del problema, Dávalos y Compagnon dejaron de estar en el PS” (sic). Si todos los palos blancos dejasen el PS… ¿de quién sería presidente Andrade? Escalona, que busca suceder a su fideicomiso no muy ciego, declara que la culpa es de Peñailillo, que mal protegió a la “presidenta”.

Ya ves, la cuestión de fondo no tiene que ver con un sistema institucional, político, social, económico y financiero perverso que no funciona sin la fusión vergonzosa del poder del dinero con sus obligados de la política, sino con la imagen de su eminencia, con la presencia –o ausencia– en el padrón de un partido o con la premura con la que se maquillan los latrocinios.

La UDI, fiel a su tan cacareada raíz cristiana, cree que se trata de una cuestión de arrepentimiento, de confesión, de perdón… para poder regresar a lo mismo con la conciencia tranquila. Un par de padres nuestros, dos o tres aves marías y aquí no ha pasado nada.

Para tratar el tema de “la transparencia y la probidad”, el gobierno se reúne con… ¡la CPC!

Esto no se inventa. El gobierno no sabe que una condición sine qua non del emprendimiento en los luminosos días que nos toca vivir reside precisamente en la concusión, en la evasión y el fraude fiscal, en el tráfico de influencia y en la toma ilegal de interés…

No lo digo yo, lo dicen las autoridades estadounidenses, la OCDE, el FMI y la Unión Europea, que están precisamente entre los peores pájaros de cuentas. Un par de ejemplos.

“La evasión fiscal le costará al gobierno de los Estados Unidos US$ 305 mil millones en el ejercicio 2010 y ha costado más de US$ 3 billones en la década que termina. La evasión es quién más contribuye a los déficits presupuestarios y a la acumulación de la deuda pública desde el año 2001. La evasión fiscal también le cuesta a los presupuestos estaduales miles de millones de dólares. Cada contribuyente individual pagará un suplemento de US$ 2.200 en el año 2010 para suplir los fondos que se pierden con la evasión fiscal.”
(http://www.demos.org/data-byte/federal-revenue-lost-tax-evasion)

Un ectoplasma llamado José Ángel Gurría, que vive del cuento como Secretario General de la OCDE, declaraba no hace mucho: “Es difícil combatir las prácticas fiscales de las multinacionales”.

En esa frase queda todo dicho: las multinacionales no se avienen a las disposiciones impositivas de los países en que ganan plata, o en los que tienen su sede, sino que adoptan sus propias “prácticas fiscales”. En claro, no pagan impuestos, o muy pocos. Interrogado sobre ese detallito, sin perder su angélica sonrisa, José Ángel Gurría la juega en plan cándido.

Pregunta. La OCDE ha detectado que muchas multinacionales pagan el 5% en impuestos de sociedades cuando las pymes abonan el 30%. ¿Cómo es posible?

JAG: Esa es la paradoja, y fíjese en la situación política: en un momento en que los Gobiernos necesitan más dinero porque hay problemas de ingresos y gastos públicos. Así que los Gobiernos suben los impuestos, ¿a quién? A las pymes y a las familias, porque a los otros no hay manera.

¿Qué decir del presidente de la Unión Europea, Jean-Claude Juncker, que durante treinta años, desde el gobierno de Luxemburgo –un paraíso fiscal– se dedicó a organizar el fraude impositivo en escala industrial?

Gérard Filoche, miembro de la dirección nacional del PS francés, denuncia: “¿De qué se trata? El fraude fiscal del que se habla en Europa es dos veces superior a la deuda de todos los países de la zona euro. (…) durante esos 30 años él (Jean-Claude Juncker) blanqueó el dinero de 340 empresas, se ha estimado un total de 2,4 billones de euros… (€ 2,4 millones de millones…) entre las 340 empresas, entre las cuales 58 multinacionales francesas que, en vez de pagarle impuestos a nuestra república para permitir que se ayude a los cesantes a encontrar un trabajo, a que tengamos mejores hospitales, mejores escuelas, hacen trampas en Luxemburgo con la complicidad de Jean-Claude Juncker…”

La mecánica del capitalismo, o como dicen los expertos “la dura ley del mercado”, hace que quién obtiene ventajas comparativas se impone ante sus competidores que terminan por desaparecer. Lo que significa, muy simplemente, que si alguien trampea, están obligados a trampear todos.

El fraude fiscal, el tráfico de influencia, la concusión, la toma ilegal de interés, son prácticas de uso universal. No son la excepción, son la regla.

En alguna edición no muy antigua, TIMES Magazine publicó un artículo que demostraba que mientras las penas aplicadas por los cancerberos de los mercados sean notoriamente inferiores a las ganancias obtenidas mediante practicas tributarias delictuales, todo el mundo seguirá delinquiendo.

Un (pseudo) premio Nobel de economía (1992) teorizó el tema, un tal Gary Becker, cuyo análisis de las incitaciones postula que todo es un asunto de cálculo económico: si puedo robar sin que me pillen… es rentable robar, ergo… robo. Así de sencillo.

Ninguna de las grandes empresas auditoras de Balances de las multinacionales ha escapado a millonarias multas por cubrir y disimular el fraude fiscal. Y están… en lo mismo. Incluso en Chile. La evasión fiscal, la certificación de Balances truchos es SU negocio.

Los más grandes bancos del planeta crearon divisiones especializadas en la evasión fiscal, o como le llaman eufemísticamente, la “optimización fiscal”. Muchos de ellos han sido multados con miles de millones de dólares… suma siempre inferior a las ganancias obtenidas engañando a los Servicios de Impuestos Internos de numerosos países.

El reciente caso de McDonald’s, que se ahorró en Europa más de mil millones de dólares en impuestos recurriendo a artificios de este tipo no hace sino agregarle otra capa de basura a la montaña de delitos tributarios en los que reposa la “competitividad”.

En Chile, pasando por alto lo descrito más arriba, toda la costra política corre hacia donde va la pelota: el consejo asesor que sacó de una chistera de prestidigitador la “presidenta”, el proyecto de ley que nunca había sido necesario pero que ahora urge, las normas de “transparencia y probidad”, las relaciones entre el billete y lo que compra el billete: los políticos.

Como te decía… hace falta un Míster.

Luis Casado

Comenta con ayuda de Facebook(*) (Habilitado el 11 de diciembre del 2009): ¡OJO! Se puede comentar escribiendo un mail (no se muestra es solo para validacin) o con cuenta de Facebook.


(*)Algunas versiones de Internet Explorer bloquean esta herramienta social, sugerimos navegar con Firefox, Safari, Opera, Chrome u otro navegador web para hacer y leer los comentarios



1.115.351 lecturas en total tienen las 471 columnas de Luis Casado con 2.368 lecturas en promedio por columna
Columnas de Luis Casado
2017-08-07
El modelo democrático Vaticano
1779 lecturas

2017-08-03
Venezuela in chaos - What the world should do
2466 lecturas

2016-08-12
Lógica implacable
2932 lecturas

2016-08-02
La payasada de los "stress tests"
1851 lecturas

2016-06-24
Great Britain quits… So what?
2239 lecturas

2016-05-25
Reforma laboral
2404 lecturas

2016-05-18
Vivimos en un mundo peligroso
2359 lecturas

2016-05-16
Las mentadas clases medias
2120 lecturas

2016-05-03
La triste verdad…
2067 lecturas

2016-04-15
SOS: la teoría económica se muere
1282 lecturas

2016-04-14
Pesimismo en el FMI ¿Es grave Doctor?
2097 lecturas

2016-01-16
Problema de etiqueta
2443 lecturas

2016-01-06
De la dificultad de nacer. La previsible evolución del jaguar sudamericano
2689 lecturas

2015-12-24
Dime quién es tu ministro de Hacienda y te diré quién eres
2173 lecturas

2015-12-15
La saga de las tasas de la FED
2283 lecturas

2015-12-09
Francia: Desastres anunciados
2211 lecturas

2015-12-07
Los eminentes FDR
2255 lecturas

2015-12-04
The revolving crisis
2189 lecturas

2015-12-03
Jugando a los arúspices
2344 lecturas

2015-12-01
SOS Argentina: el mensaje a los mercados
2273 lecturas

2015-11-18
Era bueno el asado…
2207 lecturas

2015-11-12
La virguería de los PPP
2500 lecturas

2015-10-20
El curro: retorno al futuro
2390 lecturas

2015-10-14
El gran lupanar
2329 lecturas

2015-10-05
Vamos p’atrás
2277 lecturas

2015-09-24
Deutsche Qualität
2261 lecturas

2015-09-22
El corazón partío...
2232 lecturas

2015-08-31
Suelten a Bachelet...
2413 lecturas

2015-08-29
Missing
2246 lecturas

2015-08-24
¿Cuál es más peligroso?
2452 lecturas

2015-08-22
The revolving crisis
2333 lecturas

2015-08-16
Todo es mercancía
2189 lecturas

2015-07-15
La derrota de Grecia, derrota de Europa
2349 lecturas

2015-07-14
Un entierro de primera clase
2285 lecturas

2015-07-13
Lecciones de negociación
1133 lecturas

2015-07-10
La persistencia en el ser
2533 lecturas

2015-07-01
La injusticia tarda, pero llega
2287 lecturas

2015-06-30
Grecia: derrame de hipocresía
2256 lecturas

2015-06-25
Molôn labé (μολὼν λαβέ)
2319 lecturas

2015-06-22
Los consejos de Machiavelli
2339 lecturas

2015-06-20
Nein! Griechenland wird nicht deutsch sein!
2312 lecturas

2015-06-18
Grecia: el problema no es Varoufakis
2405 lecturas

2015-06-01
Julio, la araña y el horario
2416 lecturas

2015-05-29
Terremoto en España
2317 lecturas

2015-05-24
Friedrich II der Große y el molinero
2380 lecturas

2015-05-20
Me llamó Piero
2397 lecturas

2015-05-12
Formalidad, formalismos y formalizados
1290 lecturas

2015-05-06
Eduardo Engel y el milagro de la sanación
2369 lecturas

2015-05-04
Yo trabajo…
2256 lecturas

2015-04-29
La incubadora
2464 lecturas

2015-04-27
El gato de Alicia
2361 lecturas

2015-04-08
Esos polvos trajeron estos lodos
2411 lecturas

2015-04-07
Una distancia grande, como el mundo
2478 lecturas

2015-04-06
Economía real vs economía virtual
2380 lecturas

2015-04-02
Who’s paying the bill?
2509 lecturas

2015-03-24
La gota que desborda el vaso
2354 lecturas

2015-03-17
La gota que desborda el vaso
2618 lecturas

2015-03-16
Oscar y El Yeco
2576 lecturas

2015-03-15
Selon que vous serez puissant ou misérable…
1358 lecturas

2015-03-09
La aguda visión de la Justicia
2505 lecturas

2015-03-05
Hace falta un Míster
2451 lecturas

2015-03-02
De sofismas, cinismos y perversiones
2668 lecturas

2015-02-26
Es dulce ser despreciado por los capullos
2730 lecturas

2015-02-24
En la confianza está el peligro...
2552 lecturas

2015-02-23
No hemos inventado nada
2813 lecturas

2015-02-21
Soberanía
2725 lecturas

2015-02-15
Bancos, fraude fiscal e hipocresía
3042 lecturas

2015-02-04
Leyes reversibles
3114 lecturas

2015-01-30
La pasión Piketty III
2936 lecturas

2015-01-28
Grecia: “A la hora señalada”
2835 lecturas

2015-01-27
La pasión Piketty II
2790 lecturas

2015-01-25
Europa se prepara a la victoria de Syriza
2885 lecturas

2015-01-22
La pasión Piketty
2914 lecturas

2015-01-18
La imagen, Georg Baselitz y los profetas
1860 lecturas

2015-01-14
La excepción francesa
2746 lecturas

2015-01-12
PENTA: ¿dónde está la novedad?
1710 lecturas

2015-01-08
With a little help from my friends
2671 lecturas

2015-01-07
Je suis Charlie (Yo soy Charlie)
2916 lecturas

2015-01-05
¿Mercado del trabajo, o trabajo del mercado?
2636 lecturas

2014-12-31
¡Socorro... Vuelven los rojos!
2741 lecturas

2014-12-29
La curva de Kuznets, San Mateo y la parte del león
2819 lecturas

2014-12-23
Piñera: profesor Ciruela
2730 lecturas

2014-12-18
¿Patria o Muerte? O nos hundimos en el precipicio...
2759 lecturas

2014-12-17
Las güenas malas…
3005 lecturas

2014-12-09
Capital político
2704 lecturas

2014-11-20
Se necesita economista, tratar aquí
1657 lecturas

2014-11-03
No es pura coincidencia…
3085 lecturas

2014-10-27
De nuevo la diarrea... (y el virus Ébola no tiene na’ que ver...)
3004 lecturas

2014-10-25
Mon Dieu comment suis-je tombée si bas?
1697 lecturas

2014-10-10
Nicolas Rolin
3086 lecturas

2014-09-30
We, the People...
1794 lecturas

2014-09-13
Chile... ¿paraíso del “terrorismo”?
3267 lecturas

2014-09-12
La prensa internacional exulta... “El sector financiero brasileño apoya a la candidata presidencial Marina Silva”
2998 lecturas

2014-09-02
El blablá que bajo otros cielos llaman cháchara
3083 lecturas

2014-08-19
Yo soy el descueve (y es poco decir...)
3097 lecturas

2014-08-04
CODELCO: entre latrocinios y recapitalización
1977 lecturas

2014-07-22
Deus ex machina
2019 lecturas

2014-07-19
La reforma tributaria de Andrés
1788 lecturas

2014-07-14
Cómo hacer tortillas sin quebrar huevos (sin juego de palabras...)
2217 lecturas

2014-06-30
Oh... Boy!
1895 lecturas




Hay 13 usuarios visitando www.generacion80.cl

ltimas Columnas
Vengo de un pueblo pequeño... que se llama Til Til por Vólker Gutiérrez
Tierra: medio siglo de la Ley de Reforma Agraria por Manuel Riesco
2016, Venezuela en la encrucijada. La grave crisis económica, social y política por Orlando Caputo
La Codelco de Eduardo Engel por Julián Alcayaga
Venezuela: crisis para todo uso por Ángel Saldomando
Otras noticias
2017-08-01
LUN DESTACA INVESTIGACIÓN EN FUSIÓN NUCLEAR DE LA CChEN
2017-07-27
CONMEMORAN LOS 50 AÑOS DE LA TOMA DE LA UC
2017-07-26
OFICIALIZAN LA POSTULACIÓN DEL FÍSICO LEOPOLDO SOTO NORAMBUENA