Columnas
2015-06-08
1912 lecturas

Arturo Alejandro Muñoz
especial para G80

Evaluación docente ¿Y el resto de las profesiones, qué?

Si la queja política y mediática respecto de la idoneidad del profesorado se interesara en el accionar propio de otras profesiones, el resultado –lo aseguro- sería peor. O nos evalúan a todos, o a nadie. 

SI usted está leyendo estas líneas significa que sabe leer, y ello se lo debe a un profesor. La aritmética, las primeras letras, las páginas esenciales de la Historia y de las ciencias naturales, la primera literatura y el buen uso del lenguaje… todo ello le fue entregado por una docente, o por un maestro.

Durante décadas, Chile creció guiado por las manos de profesores que entregaron a muchas generaciones el saber necesario para seguir avanzando en las ciencias, en las artes y en las tecnologías. En aquellos años los gobiernos de nuestro país se esforzaban por derramar educación en las antiguas provincias a través de escuelas públicas donde ejercían profesionales de la pedagogía, esforzados, rigurosos, sapientes.

“Gobernar es educar”, dijo un presidente de la república apellidado Aguirre Cerda. Y la construcción de escuelas se expandió a lo largo y ancho de nuestra patria, convirtiendo a Chile en un ejemplo educacional latinoamericano… en una perla a imitar.   

Sin embargo, en los últimos años la mano dura del ejecutivo, de los bloques del duopolio, y también la perteneciente a la prensa ‘oficial’, se ha cargado con fuerza sobre los docentes, a quienes el Estado y la sociedad les endilgan un cúmulo de acciones que definitivamente no corresponden ser realizadas por ellos, pues le quitan al profesorado preciosas horas que  este debe dedicar a la actividad única que, por excelencia, corresponde a los profesionales de la educación, cual es la enseñanza de materias, de programas de estudio, de contenidos y de información académica… y por ningún motivo hacerles responsables –dentro de la sala de clases y del establecimiento educacional- de labores y acciones que pertenecen a otras profesiones, a otras técnicas, como son las cuestiones psicológicas, sociológicas, morales, médicas, etc., pues para realizar tales actividades existen psicólogos, sociólogos, curas, pastores y médicos que se han preparado para esos efectos.

Por tanto, exigir a los docentes asumir tareas y responsabilidades que están fuera de su campo profesional, significa –en estricto rigor- que quien da esa instrucción (en este caso, quien administra el Estado Docente) es un ignorante con mayúscula…o un  politicastro obedeciendo instrucciones de capitalistas interesados en agenciarse esa área del quehacer nacional para convertirla en un boliche económicamente fructífero.   

En el supuesto evento de que el lector desconozca la situación de amarga crítica a la calidad de la docencia en Chile, resulta oportuno avisar que si la queja política y mediática respecto de la idoneidad del profesorado se interesara en el accionar propio de otras profesiones, el resultado –lo aseguro- sería peor.  Esa investigación se toparía cara a cara con ingenieros cuyos puentes colapsan a la primera inundación, con médicos que pierden  bebé y madre en los partos…con arquitectos que construyen edificios que se derrumban con un sismo de mediana intensidad…con economistas que fracasan ante la primera crisis…y así ocurriría con todas las profesiones.

Veamos cuán cierto (o cuán falso) es lo que se afirma en este último aserto.

El nuestro es un país proclive a experimentar fuertes ramalazos propinados por la madre natura. Deberíamos, por tanto, usar la extensa experiencia obtenida a lo largo de siglos en esos avatares a objeto de prever desaguisados mayores. No obstante, basta que sobre ciertas zonas de la nación se deje caer un aguacero significativo para que algunos puentes y carreteras queden inutilizables en  el más breve plazo. Entonces, la autoridad del momento ordena cerrar tales o cuales vías al paso de vehículos, y utilizar –por ejemplo en la zona norte de nuestro territorio- los históricos y viejos puentes construidos a base de piedras por el imperio inca, los cuales resisten desde hace 500 o más años los embates de la Pachamama sin inmutarse. ¡Vergüenza para nuestros ingenieros que ostentan, soberbios, maestrías y doctorados!

Capítulo aparte merecen economistas e ingenieros comerciales, pues la Economía –como profesión universitaria, y en cuanto actividad amparada por la política contingente-  es una ciencia social. No es una ciencia exacta; sobre ella se puede opinar libremente con ideas subjetivas, aunque de preferencia es sano y recomendable hacerlo con buena información mediante.  Las matemáticas, en cambio,  son exactas, por lo cual tener opiniones discrepantes al respecto resulta, a lo menos, discutible, y en honor a la verdad,  Economía y economistas aplican números y porcentajes a una ciencia social que, a fin de cuentas, tiene tanto de exactitud como el pronóstico de una relación sentimental de adolescentes.

¿Cuántos pueblos y naciones han desfallecido pobres merced a acciones y predicciones de esa ciencia llamada Economía, cuya eficacia queda retratada fidedignamente en las siguientes opiniones?

“Tanto depende la Economía de los economistas, como el clima de los meteorólogos” (anónimo). “La Economía mundial es la más eficiente expresión del crimen organizado” (Eduardo Galeano).

¿Y qué podemos decir de otros profesionales de “alto nivel”, como los médicos? Tal vez el relato de un hecho de la vida real sirva mejor que cien explicaciones.

Durante una impostergable visita al Hospital Regional de Rancagua, asistiendo a un control médico, sentado junto a unas cuarenta personas en la sección de traumatología, hube de esperar más de cuatro horas para ser atendido. Lo mismo ocurrió con el resto de los enfersmos, muchos de ellos pertenecientes a la tercera edad. Mientras tanto, algunos médicos deambulaban por los pasillos sin prestar mayor interés hacia quienes no sólo eran sus pacientes sino, además, proveedores. Con evidente desinterés en las urgentes  necesidades de esos seres humanos que les miraban con cándida esperanza, los doctores ingresaban a sus respetivos boxes de cuando en cuando, para nuevamente salir a dar un largo rodeo social por el lugar.

Respecto de cobros abusivos, diagnósticos errados, intervenciones quirúrgicas fallidas (otras innecesarias, con exclusivo objetivo comercial), asociación ilícita con laboratorios, etc., etc., también sería posible inundar los tribunales con  demandas justificadas… y en cuanto a muchos médicos extranjeros trabajando en el sistema público, la historia es aún peor.

Continuando con el tema, de los abogados podríamos llenar páginas completas, pues bien sabemos que entre ellos, en la administración pública (incluyendo a muchos municipios), hay una extensa patota de “tinterillos” ganando fácil y buen dinero mensualmente, pero que, en justo rigor, sirven para maldita la cosa pues flotan en un cargo como nubes sobre el valle. Burócratas, mentirosos, aprovechadores, ineficaces e ineficientes…pero, ahí están. Pegados a un escritorio como lapa a la roca. Y para colmo de males, algunos  ingresan al mundillo político y se convierten en parlamentarios. Que Dios nos pille confesados.

Sin embargo, la cuestión es darle duro a los profesores; total, los docentes carecen de poder económico y/o legal para imponer su verdad. A las pandillas políticas les resulta fácil convencer a la gente con una mentira reiterada, culpando a los educadores de la mala calidad de la educación pública, escondiendo un asunto que a todas luces desmiente sus dichos.

En muchas comunas, los colegios particulares (alabados por la prensa y los políticos) seleccionan severamente a los alumnos que desean ingresar, lo que les asegura un alto rendimiento como promedio, cuestión esta última que en gran medida resulta ser producto del accionar de buenos profesores. Pero… esos colegios particulares también tienen en sus planteles a docentes que trabajaron o trabajan en escuelas y liceos municipalizados. ¿Entonces, cómo explicar lo inexplicable?  

El problema pareciera no estar siempre radicado en el maestro, sino principalmente en el Estado Docente (MINEDUC y gobiernos), que no logra equipar de manera adecuada  a centenares de establecimientos fiscales a lo largo del país con buenas y dignas salas de clases, gimnasio, tecnología computacional de punta, biblioteca con textos acorde a los programas, patios amplios, y cursos con un número de estudiantes igual o inferior a 20, y no con salas atestadas de jóvenes, superando los 45 alumnos, como sucede en todos los establecimientos municipalizados que se ocupan de la educación básica.

Es bastante el paño a cortar en estos temas, sin embargo sólo a los profesores se les carga la mata, y aunque la evaluación a los docentes es cuestión necesaria que satisface al país, queda danzando en el aire la pregunta del por qué únicamente a ellos se les exige ponerse a prueba cada dos años, y no sucede los mismo con el resto de profesionales y técnicos que habitan en la administración pública.

A esos profesionales, ¿quién los fiscaliza? Más importante aún, ¿quién evalúa sus desempeños? ¿Por qué  para ellos no existe un ‘portafolios’ ni evaluadores pares qué midan y registren cómo hacen la pega, cuáles son sus reales conocimientos pertinentes a su profesión, cuales son los resultados concretos de sus trabajos y cómo atienden al público?  ¿Por qué no se consulta la opinión de los usuarios respecto del accionar de esos profesionales, tal cual se hace con los alumnos en relación a sus profesores?  ¿Por qué todo lo dicho aquí no ocurre? Lo justo es la tabla rasa. O nos evaluamos todos, o no se evalúa nadie.

Arturo Alejandro Muñoz

Comenta con ayuda de Facebook(*) (Habilitado el 11 de diciembre del 2009): ¡OJO! Se puede comentar escribiendo un mail (no se muestra es solo para validación) o con cuenta de Facebook.


(*)Algunas versiones de Internet Explorer bloquean esta herramienta social, sugerimos navegar con Firefox, Safari, Opera, Chrome u otro navegador web para hacer y leer los comentarios



1.473.629 lecturas en total tienen las 513 columnas de Arturo Alejandro Muñoz con 2.873 lecturas en promedio por columna
Columnas de Arturo Alejandro Muñoz
2017-08-03
El desorden del PS
631 lecturas

2016-08-08
¿Qué quiere y para quién trabaja la Democracia Cristiana?
3516 lecturas

2016-08-02
La neo burguesía fiscal
3442 lecturas

2016-06-24
Chile vive hace años su propio “Brexit”
2535 lecturas

2016-06-20
El duopolio y sus alcaldes en comunas rurales, ¿ridículo… o ridículos?
1577 lecturas

2016-06-14
El enemigo no sólo es la derecha… es el sistema
1470 lecturas

2016-06-07
Cría cuervos... y la actual prensa canalla que siempre apoyaste te arrancará los ojos
2263 lecturas

2016-06-03
"Izquierdistas de orilla" en la Nueva Mayoría
1676 lecturas

2016-05-25
Ante un país en protesta, casta política apuesta al “mal menor”
1221 lecturas

2016-05-11
Redes sociales y prensa "oficial", ¿quién miente más?
1494 lecturas

2016-05-02
Trabajadores analizan nuevas formas de lucha
1582 lecturas

2016-04-29
Revoloteo en gallinero político confirma profundidad de la crisis
1057 lecturas

2016-04-26
¿Va a sufragar en octubre? Entonces lea esto
1221 lecturas

2016-04-21
¿El arte es de izquierda o sólo es arte sin apellidos?
1346 lecturas

2016-04-20
Tu generación y la mía unidas tras el mismo objetivo: Asamblea Constituyente
1271 lecturas

2016-04-12
Ese “centrino” llamado Patricio Aylwin Azócar
2767 lecturas

2016-04-05
Ese mal ejemplo político llamado Chile
1324 lecturas

2016-04-01
Democracia en reversa, dictadura perfecta
1344 lecturas

2016-03-14
¡¡¡A las municipales, a las municipales…!!!
1467 lecturas

2016-03-07
Graban conversación top-secret de dos sediciosos con un general
1477 lecturas

2016-01-20
Tarud, ¿parlamentario asertivo o simplemente bravucón?
1604 lecturas

2016-01-14
Gracias a mis miedos eres rico y estás libre
1562 lecturas

2016-01-11
Ya no hacemos ni haremos Historia
1451 lecturas

2016-01-06
Retazos olvidados para reconstruir una identidad política
1524 lecturas

2016-01-04
El último kilómetro
1602 lecturas

2015-12-13
La función terminó, a sacarse disfraces y caretas
1850 lecturas

2015-12-08
Izquierda latinoamericana sufre fractura en su columna vertebral
1725 lecturas

2015-11-30
No es por la democracia, es por otra cosa
1596 lecturas

2015-11-25
Neoliberalismo a la chilena se toma Argentina. ¿La culpa es del peronismo solamente?
1559 lecturas

2015-11-22
PDC, del éxtasis al regreso a sus raíces y al declive
1833 lecturas

2015-11-05
Que el populacho nos deje robar tranquilos, somos los jefes
2141 lecturas

2015-10-24
Iniciativa privada principal factor del desarrollo: mito empresarial
2248 lecturas

2015-10-21
Asamblea Constituyente: enemigo público número uno
1660 lecturas

2015-10-16
Mamihlapinatapai... en la administración comunal
1748 lecturas

2015-10-08
Señores parlamentarios, ustedes ya carecen de autoridad
1719 lecturas

2015-10-04
Pancho I, ¿pastor de algunos o capo de familia?
2898 lecturas

2015-09-25
La soberbia derrotada y la vanidad humillada
1870 lecturas

2015-09-21
Casos Wal-Mart y Felipe Kast certifican cuán débil es nuestra democracia
1689 lecturas

2015-09-08
Nuestra identidad nacional es la no-identidad
1981 lecturas

2015-08-31
Camioneros de Pinochet... raya para la suma
1925 lecturas

2015-08-27
No hay peor astilla que...
1661 lecturas

2015-08-24
El logro político de la corrupción y la estulticia
1630 lecturas

2015-08-21
Los temidos tres tercios anuncian regreso
1029 lecturas

2015-08-17
No hay tarugos para clavar la rueda de la Historia
1709 lecturas

2015-08-14
Sindicato Parlamentario, un proyecto posible
1200 lecturas

2015-08-09
La crisis política abrió las cloacas
1218 lecturas

2015-07-29
La UDI tiene su propio Ku-Klux-Klan
2045 lecturas

2015-07-23
La calva muerte busca siempre a los mejores
2309 lecturas

2015-07-14
Caso Stoulman-Pessa ¿podría comprometer a Augusto Pinochet Hiriart?
2831 lecturas

2015-07-10
Lo que nos ha enseñado el neoliberalismo
1969 lecturas

2015-07-09
En Chile no hay Bastilla, sólo hay Congreso Nacional
1700 lecturas

2015-07-02
La araña, la telaraña y la maraña
1687 lecturas

2015-06-24
Mirando Chile desde la otra banda
1851 lecturas

2015-06-17
¿Quo vadis, PS?
1742 lecturas

2015-06-15
La copa de la paciencia comienza a rebasarse
1661 lecturas

2015-06-08
Evaluación docente ¿Y el resto de las profesiones, qué?
1913 lecturas

2015-06-04
Este sofrito de democracia tampoco funciona
1984 lecturas

2015-06-01
Miro a Tonka y me reconozco abuelo
2133 lecturas

2015-05-29
Senador JP Letelier, me cuesta mucho creerle
2021 lecturas

2015-05-24
FFEE y el líder revolucionario “Fuenteovejuna”
1890 lecturas

2015-05-19
Soy columnista... no soy candidato, líder ni mago
2187 lecturas

2015-05-12
¡A los botes, o el retorno de los brujo$!
1832 lecturas

2015-05-07
¿Nuevo gabinete? ¡Aquí estoy!
2057 lecturas

2015-05-05
¿A cuál Democracia postulan derecha y empresariado?
1840 lecturas

2015-04-27
El pueblo no es corrupto ni traidor … ustedes sí
2744 lecturas

2015-04-21
Chile: La crisis existe, el sistema naufraga, ¿qué hacer?
1957 lecturas

2015-04-15
Andrés Zaldívar, la “Pimpinela Escarlata” del mega empresariado
2384 lecturas

2015-04-13
¿Son o no responsables los periodistas actuales de esta hecatombe política?
2021 lecturas

2015-04-07
Frente de mal tiempo tormentoso para el gobierno y sus socios derechistas
2134 lecturas

2015-03-28
No es desastre natural, es error humano
2592 lecturas

2015-03-24
Caso CAVAL comprometería a autoridades Región de O`Higgins
2103 lecturas

2015-03-21
Lo siento, pero la mejor cocina es la mía
3285 lecturas

2015-03-17
Todos corruptos... ¿también Michelle?
2002 lecturas

2015-03-15
¿Para quién trabaja realmente esa falsa izquierda oficial?
2122 lecturas

2015-03-06
Peloteros, pelotudos y "pelotehuenses"
2247 lecturas

2015-03-05
Venezuela 2015 no es Chile 1973
1957 lecturas

2015-03-03
Chile en la pitilla
2047 lecturas

2015-02-26
Políticos arrodillados ante el gran capital
2253 lecturas

2015-02-23
Goebbels le corrige la plana a los “honorables’ del Parlamento chileno
2192 lecturas

2015-02-17
El hijo de la jefa, “useful idiot” de Luksic
3037 lecturas

2015-02-13
Nueva tarea para los moralistas que censuran en La Moneda
2554 lecturas

2015-01-30
La UDI se enchula ¿Unidos por Ti? o ¿Unidos por Mí?
2719 lecturas

2015-01-28
Fidel, honor y gloria. Yo te saludo
2632 lecturas

2015-01-18
¡Ahora incluso la Derecha dice ser republicana!
2424 lecturas

2015-01-12
Una pregunta necesaria
2591 lecturas

2015-01-05
Mujer, ¿sientes que de verdad te has liberado?
2222 lecturas

2014-12-31
Si campaña del terror fracasa, ¿qué hará entonces la Derecha?
2205 lecturas

2014-12-29
Si no se acata lo que la Derecha quiere, ¿somos comunistas?
3740 lecturas

2014-12-23
Disquisiciones de un don nadie
2254 lecturas

2014-12-17
¿Podría tener Chile un presidente similar a Pepe Mujica?
2299 lecturas

2014-12-15
Aislada y sola, la UDI hojea el: Manual de los Sediciosos
1795 lecturas

2014-11-27
La UDI ya parece ser Unión Demócrata… In The Pendiente
2335 lecturas

2014-11-25
Mes de circos… y de Teletón, para felicidad de los alcaldes
1565 lecturas

2014-11-10
Mariana, Soledad, Ignacio y Gutenberg; ¿los “sheriff” de la Nueva Mayoría?
1769 lecturas

2014-11-01
Educación, copago, bolicheo y otras yerbas
2534 lecturas

2014-10-29
¿Quién ordenó –o solicitó- a la DINA asesinar al ministro José Tohá?
3039 lecturas

2014-10-22
A mi gente de la década de los 60
2209 lecturas

2014-10-19
Alex Vojkovic, ¿accidente, o secuestro y asesinato?
3650 lecturas

2014-10-16
Cena de amigos permite develar el peligro en que hemos vivido
2064 lecturas

2014-10-02
Soy provinciano, tengo fecha de vencimiento
2524 lecturas




Hay 27 usuarios visitando www.generacion80.cl

òltimas Columnas
Vengo de un pueblo pequeño... que se llama Til Til por Vólker Gutiérrez
Tierra: medio siglo de la Ley de Reforma Agraria por Manuel Riesco
2016, Venezuela en la encrucijada. La grave crisis económica, social y política por Orlando Caputo
La Codelco de Eduardo Engel por Julián Alcayaga
Venezuela: crisis para todo uso por Ángel Saldomando
Otras noticias
2017-08-01
LUN DESTACA INVESTIGACIÓN EN FUSIÓN NUCLEAR DE LA CChEN
2017-07-27
CONMEMORAN LOS 50 AÑOS DE LA TOMA DE LA UC
2017-07-26
OFICIALIZAN LA POSTULACIÓN DEL FÍSICO LEOPOLDO SOTO NORAMBUENA