Columnas
2015-07-13
1080 lecturas

Luis Casado
especial para G80

Lecciones de negociación

Si decides familiarizarte con los arcanos del comercio internacional, hay secuencias de formación que son relativamente sencillas, como las que tienen relación con sus aspectos burocráticos, reglamentarios y normativos cuyo dominio exige leer y guardar en memoria una cierta cantidad de información: Incoterms, Credocs, normas y procedimientos del derecho comercial, y un sinfín de disposiciones que surgieron primero del Gatt y ahora de la OMC.

Por otra parte debes someterte a secuencias iniciáticas como la práctica de las negociaciones. Para ello te proponen algunos ejercicios, llamados juegos de roles, en los que asumes alternativamente el papel del vendedor o exportador y el del comprador o importador, simulando dialogar como si se tratase de la cosa real. Para ser francos, es como aprender a pilotar un A380 en un PC 386 usando la primera versión de Flight Simulator.

Si no me crees, mira lo que pasa con las negociaciones entre Grecia y los tres cerdos –el FMI, el Banco Central Europeo y la Comisión Europea, en adelante la troika– para no hablar del presidente de la Zona Euro –un ectoplasma llamado Dejoer Djisselbloem– y otras dependencias de la burocracia designada a dedo.

Omito voluntariamente la prensa nacional e internacional al servicio de los mercados financieros, a los “expertos” económicos que –cotidianamente– vomitan su “ciencia” en función de lo que les ordenan, a las agencias de calificación de riesgo cuyo oficio –que se aparenta al de las meretrices– consiste en ponerle malas notas a Grecia para ablandar a sus representantes, y a los mercados financieros mismos que ejercen sabias presiones a través de los numerosos mecanismos, abiertos y encubiertos, dispuestos para eso.

Estos últimos –desde la prensa hasta los mercados financieros– se encargan de la campaña del terror, de la desinformación y de la guerra psicológica que acompaña siempre todas las guerras.

Es sabido que la primera víctima de una guerra es la verdad, del mismo modo que se sabe que los planes de guerra de los Estados Mayores sirven sólo hasta que suena el primer disparo: de ahí en adelante los generales improvisan, sin alcanzar jamás el arte de un Ornette Coleman, de un Chet Baker, de un Charlie Parker, o en estricto rigor del inolvidable Louis Armstrong.

En fin, no lo perdamos de vista, lo mío de va de las negociaciones entre Grecia y los rufianes.

Syriza y Alexis Tsipras fueron elegidos en enero pasado para ponerle un término al desangramiento de Grecia por parte de acreedores usureros, que luego de cobrar y recobrar lo suyo, le cedieron sus acreencias a instituciones y organismos públicos: el BCE, el mecanismo europeo de estabilidad, el FMI, etc.

Con esto quiero decir que los mercados financieros ya se deshicieron –a un 70-80%– de la deuda pública griega, deuda que por lo demás aumentó fuertemente cuando gobiernos irresponsables salvaron los bancos privados con dinero público. Ya sé que te parece conocido, visto que la dictadura hizo lo mismo con la banca chilensis en los años 1980 y quien pagó el pato fue el personal.

Al mismo tiempo, en pleno conocimiento de la situación de las arcas griegas (y de la manipulación por parte de Goldman Sachs de la contabilidad pública helena), Alemania y Francia forzaban la compra de submarinos, aviones y helicópteros de guerra que los griegos no necesitaban. Todo aquello, más intereses usureros que alcanzaron cifras sorprendentes, precipitó el desmadre de la deuda soberana.

¿Debo agregar que apenas se desató la crisis los grandes capitales huyeron de Grecia para refugiarse en Alemania y en un par de paraísos fiscales europeos sin que la UE dijese ni pío? Hasta ese momento los gobiernos de derecha habían facilitado el fraude fiscal, el relajo impositivo y las exenciones de tasas e impuestos al gran capital y la Iglesia… y ni el FMI, ni el BCE, ni la UE decían esta boca es mía.

Pero el pueblo griego terminó por cansarse, descartar a los irresponsables y corruptos, eligiendo una mayoría de izquierda. De izquierda en serio. A ese gobierno, el de Syriza, dirigido por Alexis Tsipras, le exigen ahora hacer en menos de un año lo que no le exigieron hacer a los gobiernos griegos en un siglo.

A la hora de negociar, la inflexible posición germana no tiene mucho que ver con el monto de la deuda, ni con una inevitable quita de parte de ella, ni con la flexibilización de las condiciones de pago –la salida de Grecia del Eurogrupo le costaría más caro a la UE, al BCE y al FMI que saldar la deuda griega– sino con la necesidad de dar un ejemplo para consolidar su dominio de Europa, su calidad de obersturmführer con ganas de devenir führer a secas.

Angela Merkel lo que quiere es deshacerse de los revoltosos, porque atrás hay media Europa endeudada, y esa Europa debe seguir consumiendo productos alemanes.

En su último libro, “Le Hareng de Bismarck”, Jean-Luc Mélenchon explicó las razones por las cuales el “modelo” alemán, enfermo y decadente, excluyente y fracasado, contaminante y agotado, exige que toda la Unión Europea se transforme en una suerte de patio trasero de su economía depredadora y discriminadora.

Tsipras, Varoufakis y sus compañeros del gobierno griego lo sabían, como sabían que Giorgos Papandreu (PS) y Antonis Samaras (derecha) primeros ministros de los gobiernos precedentes, habían mostrado una rara docilidad, una mansedumbre de caniche, para aceptar todo lo que les ordenaban a ladridos.

De modo que la posición de Tsipras fue clara, argumentada, sostenida por hechos incontestables, amén de radical en la defensa de los intereses del pueblo griego que –en apenas siete años– vio reducirse su PIB en un 25%, sus salarios en un 40%, su desempleo alcanzar un 27%, mientras la deuda pasaba de 100% a un 200% del PIB anual.

Todo gracias a ocho planes de reducción del gasto público y dos planes de ayuda pergeñados por la troika. Había que ahorrar para pagar la deuda…

A esas alturas, los extremos ya se topaban: de un lado Angela Merkel –que no busca sino conservar su mayoría electoral y se muestra intratable a la hora de ceder en nada– considera a Tsipras como una suerte de pelafustán. Del otro lado los aguerridos revolucionarios antiimperialistas que propician la salida de Grecia del euro, de la Unión Europea y del sistema solar, para los cuales Tsipras y Syriza ya estaban traicionando porque no le declaraban la guerra a los Jerjes contemporáneos.

Anda tú a negociar en esas condiciones…

De amenaza en ultimátum, la troika y Merkel han utilizado todas las argucias y todas las malas artes para someter a los griegos. Incluso la asfixia económica y financiera.

Tú no lo ves porque no miras la televisión europea o no lees la prensa berlinesa, madrileña o parisina: ¡Van hasta aconsejarle a los turistas no ir de vacaciones a Grecia!

Alemanes e ingleses prefieren ir a Túnez, o preferían, hasta que una creación directa o indirecta franco-británico-estadounidense (el Estado Islámico, o Daesh para los entendidos) cometió la masacre de Sousse asesinando a 38 inocentes y provocando la ruina de la economía tunecina.

Mientras esto escribo, los ministros de finanzas del Eurogrupo y Euclides Tsakalotos, el nuevo ministro de Finanzas griego, llevan adelante la definitivamente última ronda de negociaciones.

Las últimas propuestas griegas, según los entendidos, son una capitulación de cara al ÓXI (no) del referéndum e incluso de la posición griega del 1º de julio, pero en ningún caso una derrota de cara a la situación de partida en la que se encontraba este gobierno. Es falso que el gobierno griego hubiese podido obtener lo mismo sin luchar.

Ahora se está negociando un plan de tres años. El gobierno griego ha obtenido éxitos reales: la aceptación de una reforma del mercado del trabajo conforme a los estándares de la OCDE y la OIT, sin bajas de salarios ni reducción de efectivos en la función pública, preservando las jubilaciones, y con un esfuerzo mejor repartido socialmente a pesar del aumento del IVA (el de la electricidad se queda en 13%).

El plan de Tsipras es más elaborado de lo que parece a primera vista. El referéndum no fue inútil. Y es claro que los griegos tendrán que seguir soportando dolorosos sacrificios. La cuestión de fondo en toda negociación es lograr un resultado que no vaya más allá de la frontera que delimita lo no negociable.

La troika sigue buscando imponer su supervisión, o sea una “fiscalización” como la que aceptó sin arrugarse Rajoy en España, y que se traduce en la desaparición de toda soberanía. En ese caso el gobierno griego se transformaría en el corre-ve-y-dile de los acreedores.

En este momento nada está resuelto. Un país diminuto negocia de igual a igual con la primera potencia económica y financiera del mundo, la Unión Europea. David contra Goliat. Ya veremos los resultados hoy por la noche.

Una duda surge en medio de esta lección de negociación: ¿Y Los EEUU? Los EEUU, como siempre, buscan proteger sus propios intereses. Y ellos excluyen la salida de Grecia de la zona euro y de la UE: Obama se rajó con algunas llamadas telefónicas previniendo a sus socios europeos.

Ya ves, si quieres aprender a negociar no hace falta pagar universidades chantas: es mejor estudiar a Alexis Tsipras, a Yanis Varoufakis y a Euclides Tsakalotos…

Luis Casado

Comenta con ayuda de Facebook(*) (Habilitado el 11 de diciembre del 2009): ¡OJO! Se puede comentar escribiendo un mail (no se muestra es solo para validacin) o con cuenta de Facebook.


(*)Algunas versiones de Internet Explorer bloquean esta herramienta social, sugerimos navegar con Firefox, Safari, Opera, Chrome u otro navegador web para hacer y leer los comentarios



1.093.885 lecturas en total tienen las 471 columnas de Luis Casado con 2.322 lecturas en promedio por columna
Columnas de Luis Casado
2017-08-07
El modelo democrático Vaticano
1476 lecturas

2017-08-03
Venezuela in chaos - What the world should do
2142 lecturas

2016-08-12
Lógica implacable
2752 lecturas

2016-08-02
La payasada de los "stress tests"
1799 lecturas

2016-06-24
Great Britain quits… So what?
2091 lecturas

2016-05-25
Reforma laboral
2269 lecturas

2016-05-18
Vivimos en un mundo peligroso
2229 lecturas

2016-05-16
Las mentadas clases medias
1994 lecturas

2016-05-03
La triste verdad…
1936 lecturas

2016-04-15
SOS: la teoría económica se muere
1232 lecturas

2016-04-14
Pesimismo en el FMI ¿Es grave Doctor?
1976 lecturas

2016-01-16
Problema de etiqueta
2314 lecturas

2016-01-06
De la dificultad de nacer. La previsible evolución del jaguar sudamericano
2532 lecturas

2015-12-24
Dime quién es tu ministro de Hacienda y te diré quién eres
2048 lecturas

2015-12-15
La saga de las tasas de la FED
2145 lecturas

2015-12-09
Francia: Desastres anunciados
2078 lecturas

2015-12-07
Los eminentes FDR
2123 lecturas

2015-12-04
The revolving crisis
2060 lecturas

2015-12-03
Jugando a los arúspices
2210 lecturas

2015-12-01
SOS Argentina: el mensaje a los mercados
2148 lecturas

2015-11-18
Era bueno el asado…
2062 lecturas

2015-11-12
La virguería de los PPP
2351 lecturas

2015-10-20
El curro: retorno al futuro
2226 lecturas

2015-10-14
El gran lupanar
2203 lecturas

2015-10-05
Vamos p’atrás
2153 lecturas

2015-09-24
Deutsche Qualität
2103 lecturas

2015-09-22
El corazón partío...
2107 lecturas

2015-08-31
Suelten a Bachelet...
2277 lecturas

2015-08-29
Missing
2118 lecturas

2015-08-24
¿Cuál es más peligroso?
2321 lecturas

2015-08-22
The revolving crisis
2132 lecturas

2015-08-16
Todo es mercancía
2064 lecturas

2015-07-15
La derrota de Grecia, derrota de Europa
2219 lecturas

2015-07-14
Un entierro de primera clase
2153 lecturas

2015-07-13
Lecciones de negociación
1081 lecturas

2015-07-10
La persistencia en el ser
2275 lecturas

2015-07-01
La injusticia tarda, pero llega
2170 lecturas

2015-06-30
Grecia: derrame de hipocresía
2126 lecturas

2015-06-25
Molôn labé (μολὼν λαβέ)
2184 lecturas

2015-06-22
Los consejos de Machiavelli
2222 lecturas

2015-06-20
Nein! Griechenland wird nicht deutsch sein!
2192 lecturas

2015-06-18
Grecia: el problema no es Varoufakis
2264 lecturas

2015-06-01
Julio, la araña y el horario
2300 lecturas

2015-05-29
Terremoto en España
2190 lecturas

2015-05-24
Friedrich II der Große y el molinero
2274 lecturas

2015-05-20
Me llamó Piero
2273 lecturas

2015-05-12
Formalidad, formalismos y formalizados
1213 lecturas

2015-05-06
Eduardo Engel y el milagro de la sanación
2248 lecturas

2015-05-04
Yo trabajo…
2146 lecturas

2015-04-29
La incubadora
2335 lecturas

2015-04-27
El gato de Alicia
2241 lecturas

2015-04-08
Esos polvos trajeron estos lodos
2298 lecturas

2015-04-07
Una distancia grande, como el mundo
2354 lecturas

2015-04-06
Economía real vs economía virtual
2253 lecturas

2015-04-02
Who’s paying the bill?
2383 lecturas

2015-03-24
La gota que desborda el vaso
2236 lecturas

2015-03-17
La gota que desborda el vaso
2505 lecturas

2015-03-16
Oscar y El Yeco
2453 lecturas

2015-03-15
Selon que vous serez puissant ou misérable…
1318 lecturas

2015-03-09
La aguda visión de la Justicia
2371 lecturas

2015-03-05
Hace falta un Míster
2322 lecturas

2015-03-02
De sofismas, cinismos y perversiones
2551 lecturas

2015-02-26
Es dulce ser despreciado por los capullos
2617 lecturas

2015-02-24
En la confianza está el peligro...
2426 lecturas

2015-02-23
No hemos inventado nada
2692 lecturas

2015-02-21
Soberanía
2591 lecturas

2015-02-15
Bancos, fraude fiscal e hipocresía
2920 lecturas

2015-02-04
Leyes reversibles
2982 lecturas

2015-01-30
La pasión Piketty III
2818 lecturas

2015-01-28
Grecia: “A la hora señalada”
2715 lecturas

2015-01-27
La pasión Piketty II
2673 lecturas

2015-01-25
Europa se prepara a la victoria de Syriza
2751 lecturas

2015-01-22
La pasión Piketty
2783 lecturas

2015-01-18
La imagen, Georg Baselitz y los profetas
1815 lecturas

2015-01-14
La excepción francesa
2614 lecturas

2015-01-12
PENTA: ¿dónde está la novedad?
1674 lecturas

2015-01-08
With a little help from my friends
2555 lecturas

2015-01-07
Je suis Charlie (Yo soy Charlie)
2798 lecturas

2015-01-05
¿Mercado del trabajo, o trabajo del mercado?
2517 lecturas

2014-12-31
¡Socorro... Vuelven los rojos!
2606 lecturas

2014-12-29
La curva de Kuznets, San Mateo y la parte del león
2707 lecturas

2014-12-23
Piñera: profesor Ciruela
2608 lecturas

2014-12-18
¿Patria o Muerte? O nos hundimos en el precipicio...
2635 lecturas

2014-12-17
Las güenas malas…
2872 lecturas

2014-12-09
Capital político
2569 lecturas

2014-11-20
Se necesita economista, tratar aquí
1621 lecturas

2014-11-03
No es pura coincidencia…
2966 lecturas

2014-10-27
De nuevo la diarrea... (y el virus Ébola no tiene na’ que ver...)
2870 lecturas

2014-10-25
Mon Dieu comment suis-je tombée si bas?
1653 lecturas

2014-10-10
Nicolas Rolin
2952 lecturas

2014-09-30
We, the People...
1756 lecturas

2014-09-13
Chile... ¿paraíso del “terrorismo”?
3147 lecturas

2014-09-12
La prensa internacional exulta... “El sector financiero brasileño apoya a la candidata presidencial Marina Silva”
2860 lecturas

2014-09-02
El blablá que bajo otros cielos llaman cháchara
2927 lecturas

2014-08-19
Yo soy el descueve (y es poco decir...)
2971 lecturas

2014-08-04
CODELCO: entre latrocinios y recapitalización
1934 lecturas

2014-07-22
Deus ex machina
1973 lecturas

2014-07-19
La reforma tributaria de Andrés
1746 lecturas

2014-07-14
Cómo hacer tortillas sin quebrar huevos (sin juego de palabras...)
2169 lecturas

2014-06-30
Oh... Boy!
1855 lecturas




Hay 34 usuarios visitando www.generacion80.cl

ltimas Columnas
Vengo de un pueblo pequeño... que se llama Til Til por Vólker Gutiérrez
Tierra: medio siglo de la Ley de Reforma Agraria por Manuel Riesco
2016, Venezuela en la encrucijada. La grave crisis económica, social y política por Orlando Caputo
La Codelco de Eduardo Engel por Julián Alcayaga
Venezuela: crisis para todo uso por Ángel Saldomando
Otras noticias
2017-08-01
LUN DESTACA INVESTIGACIÓN EN FUSIÓN NUCLEAR DE LA CChEN
2017-07-27
CONMEMORAN LOS 50 AÑOS DE LA TOMA DE LA UC
2017-07-26
OFICIALIZAN LA POSTULACIÓN DEL FÍSICO LEOPOLDO SOTO NORAMBUENA