Columnas
2015-08-11
2599 lecturas

Leopoldo Lavín Mujica
especial para G80

Impudicias graduales

Mientras que el pueblo ciudadano y crítico esperaba  definiciones claras de un Cónclave donde se suponía que el pomposo apelativo designaba el lugar y el momento dónde se  discutiría con ardor y se tomarían decisiones políticas realmente importantes, el relato salido de allí y condensado por la Presidenta Bachelet es más que un cúmulo de ambigüedades: es un real retroceso y renuncio con respecto a las reformas prometidas durante la campaña y a las expectativas de cambio que éste encarnó. Ese es el punto.

Otro acto fallido de los continuadores de la Concertación. Un elemento más de ruptura de lo que fue un tenue vínculo de confianza entre los electores y la coalición gobiernista en la cual participa el Partido Comunista.
     
A la que se agrega otra afrenta a la razón política ciudadana cuando la presidenta dice —de manera implícita— que los ministros más poderosos del gobierno, los que ella misma designó, la dupla Burgos-Valdés, no cortan ni pinchan. ¡Vaya uno a entenderla!
     
Esto del “segundo tiempo” ha sido un duro golpe a la democracia y a su principio de base que estipula que se vota y elige una presidenta y parlamentarios por su programa —bien pensado y elaborado— de transformaciones. Algo así como un contrato que se plebiscita y que merece ser respetado. Con técnicos competentes para aplicarlo y políticos dispuestos a defenderlo y a asumir el conflicto y sus contradicciones para imponérselo a los adversarios y enemigos de las transformaciones que benefician al pueblo ciudadano. Es el ABC de la política en el mundo del neoliberalismo, de la desigualdad social, de las luchas populares y de las crisis que genera el propio sistema capitalista para poder existir.
     
La consecuencia y fidelidad a un programa es también un postulado fundamental de las izquierdas de transformación social y de los progresismos democráticos. Con la diferencia que las izquierdas auténticas saben que sin movilización ni lucha social no se imponen las demandas sociales, por mucho que se las haya elegido a aquellas para gobernar. Simple, la casta político-empresarial y los poderes fácticos globales (estados imperialistas, FMI, OCDE, BM, monopolios de comunicación, etc) siempre van a oponerse a toda pérdida del poder económico y político. Y utilizarán o construirán todo tipo de pretextos e incluso catástrofes sociales y naturales para ello y, de paso, tapar las prácticas corruptas con las cuales se mueven.
     
No hay por dónde darle vueltas. Fue por un programa —en verdad moderado y gradualista en su concepción misma debido al carácter político centro-derechista de las fuerzas que lo diseñaron— que la gente votó y se dejó seducir la que no votó, y no por el statu quo o profundización del neoliberalismo derechista. Nunca se le dijo a los ciudadanos que el programa estaba supeditado a los vaivenes de los indicadores económicos de los mercados globales o financieros. Es así que la política es rebajada a un instrumento para engañar.
     
Ahora los ciudadanos ven cómo sin ningún empacho y sin lucha política al interior de la Nueva mayoría, entre los supuestos auténticos “reformistas” contra los “gradualistas” neoliberales, las reformas fueron sacrificadas en el altar de los sacrosantos imperativos económicos de los que controlan la economía. Sin otro argumento que la “desaceleración” económica; que hoy comienzan a llamar  crisis. ¡Cómo no va a haber decepción entonces cuando se señaliza a la izquierda y se gira a la derecha!
     
La bronca se traduce en las encuestas: el rechazo a la gestión presidencial se eleva al 70% y la aprobación a apenas el 22% según Cadem.
     
Y como si no hubiera otra alternativa que capitular ante el poder y los chantajes de la clase empresarial y su proyecto de despojo y endeudamiento social. Ni que tampoco hubieran otros proyectos económicos que el neoliberalismo de Valdés, Eyzaguirre, Cortázar, Ramos, Velasco y Engel.
     
Y lo peor, sin que haya necesariamente una relación directa y unívoca entre las reformas prometidas y la plata necesaria para realizarlas. Sólo con la baja de algunos indicadores económicos fácilmente manipulables, que sirven para demostrar una cosa y a la vez lo contrario.  
     
El reajuste a la reforma tributaria del ministro de Hacienda, viniendo de quien viene, no aumentará la recaudación fiscal sino que será una concesión a los altos ingresos y grandes empresas.   
     
Porque habrá que repetirlo cuando haya que levantar un programa de las izquierdas. El dinero para financiar demandas y programas sociales hay que ir a buscarlo dónde está. En los tributos impagos, evasiones y elusiones de las grandes las fortunas y empresas, en las altas rentas y los recursos naturales privatizados y en manos del capital extranjero. Y en los paraísos fiscales del 1%.
     
Recordemos. Entre otros, fue su propio hijo (el mismo que se dedicó son su esposa a la especulación inmobiliaria y al tráfico de influencias) el que durante la campaña le advirtió a la Presidenta —antes de que ésta regresara de Nueva York— acerca del peligro de una posible “explosión de expectativas” de un pueblo que se había empoderado en las luchas sociales entre el 2006 y el 2011. Aquél era el término utilizado en la época por un sector de los adherentes al realismo neoliberal para prever el reajuste de las reformas a las balizas impuestas por el sistema político oligárquico y de concentración de la riqueza que impera desde 1973.
     
El otro sector, el de los DC y del “fuego amigo”, que como Jorge Burgos, Zaldívar y Walker, también se expresaba en la prensa nacional, sostenía que desde el gobierno las cosas se verían de manera diferente; es decir que en el camino redondearían las aristas molestas de las demandas sociales que la NM había utilizado para propulsarse nuevamente al aparato estatal. Y que desde allí, una vez copado el Estado, necesariamente se impondría el “realismo”. Mariana Aylwin, quien hoy dice que “el programa era inviable aún sin la crisis económica” se refería ya a inicios del gobierno, a quienes creían en él, en términos de los “dogmáticos” del programa.  
     
La presidenta Bachelet dice en entrevista a la 3a: “[…] no está en cuestión la gratuidad universal en educación. Lo que sí, a lo mejor, no lo vamos a poder cumplir en los seis años que dijimos, sino que demorará un poquito más”.  ¿Es creíble? ¿Es la política un acto de fe o una lucha racional por abrir otros posibles?
     
¿Por qué la Presidenta y sus parlamentarios se niegan, en un contexto de baja de apoyo ciudadano, a la realización de un plebiscito para consultar al pueblo acerca de una Asamblea Constituyente para tener una Constitución, del derecho al aborto liso y llano de las mujeres, de la nacionalización del cobre, de la gratuidad universal en educación ya, de un sistema de pensiones solidario y de una salud pública universal?
     
Por eso mismo, pedir esperar “un poquito más” suena a impotencia política, a renunciar a actuar en el mundo de las relaciones de fuerzas.
     
El tipo de renuncios anunciados con eufemismos de carácter demagógico y al puro estilo orwelliano (se afirma algo que es lógicamente lo contrario) deben ser el punto de partida para una toma de consciencia de que no se le delega un programa de carácter transformador, que el pueblo mismo levantó en sus movilizaciones, a una coalición de carácter reformista burgués como la NM, dónde sus sectores de “centro izquierda” capitulan una y otra vez en nombre de un realismo sin principios.
     
¿Cómo es posible que que los dirigentes sindicales vinculados a la NM y a la CUT no le respondan enérgicamente al ministro neoliberal de Hacienda Rodrigo Valdés, militante del PPD, cuando éste dice que la reforma laboral debe “mantener los equilibrios en las relaciones entre trabajadores y empresarios” y que para ello los trabajadores deben someterse a los reemplazos durante la huelga, sin poder negociar por rama o sector industrial y sus dirigentes aceptar ser considerados delincuentes por la ley porque defienden los intereses de la clase trabajadora?  ¿Es posible pensar de manera tan simplona como lo hace Valdés, Ramos y Engel, sin hacerse responder que en el capitalismo los empresarios tendrán siempre enormes ventajas sistémicas, el poder del dinero para corromper como lo han hecho, un dispositivo mediático que les pertenece y relaciones de fuerzas internacionales a su favor para doblegar a los trabajadores e imponerles sus condiciones?
     
Recordarle por ejemplo que la negociación por rama y el derecho a huelga pleno son conquistas democráticas de la clase trabajadora que en Chile les fueron arrebatados con la fuerza bruta aplicada entre otros por el Mamo Contreras para aplastar las organizaciones sindicales.  
     
Recordarle que la dictadura no sólo violó Derechos Humanos en abstracto y destruyó vidas personales sino que si lo hizo fue para destruir un proyecto con su entramado de derechos sociales conquistados después de décadas de lucha y organización de los sectores populares. Es este “olvido” en la lucha política ideológica que los sectores populares le reprochan a quienes concibiéndose partidos de la clase trabajadora han bajado todas las banderas de lucha por una sociedad de iguales y sin clases después de la derrota de los regímenes estalinistas burocráticos convertidos hoy en paraísos capitalistas de la explotación de la clase trabajadora bajo pretexto del crecimiento económico (1).
     
Hay condiciones entonces para conformar un gran frente social y político para movilizarse y luchar contra los ajustes neoliberales del gobierno de la NM y por las grandes demandas compartidas que van desde una reforma laboral que satisfaga a los trabajadores hasta una AC, pasando por exigir la renuncia de los políticos corruptos, etc.  Se trata una vez más de superar diferencias ridículas en el seno del pueblo ciudadano y actuar con altura de miras. Depende de cada individuo, ciudadano, organización social y política de considerarse provisto de ese poder humano frágil, pero a la vez extraordinario de cambiar el curso de los acontecimientos y desarmar las estructuras del poder impuestas para mantener el estado de individuos sumisos (el “estado de minoría” de edad intelectual y humana al cual se refería Kant) incapaces de actuar y pensar por sí mismos. Es dar un paso hacia la emancipación (2).
     
Nota:

(1) En Alemania es la canciller Angela Merkel, una ex defensora del régimen comunista de la época, hoy adepta del ordoliberalismo alemán (versión alemana del neoliberalismo), quien convertida en dirigente de la CDU (democracia cristiana conservadora alemana) impone a los pueblos de Europa las decisiones tomadas a puertas cerradas por los poderes financieros y oligárquicos, situación denunciada incluso por intelectuales europeos como el prestigioso filósofo alemán Jürgen Habermas. La DC chilena ha adherido al ordoliberalismo. Es cosa de leer y contextualizar el pensamiento de Walker para percatarse. La DC chilena dejó de lado las versiones criollas de un desarrollo alternativo al capitalismo y según los valores de un “humanismo integral”.
(2) Citar alguna idea de un filósofo y nombrarlo no es un ejercicio pedante puesto que en un mundo dominado por el pensamiento económico, la filosofía nos recuerda la vocación democrática que tuvo desde sus inicios: generar un pensamiento crítico en el espacio democrático público. Oponerse mediante la argumentación y la praxis social a los poderes instituidos y al empobrecimiento intelectual que generan los dogmas de moda (ej.: el neoliberalismo dominante). Encerrar la filosofía en debates de especialistas es traicionar sus orígenes que se encuentran en la figura misma del mito de Prometeo reinterpretado por el esclavo filósofo griego Protágoras (siglo V antes de Jesucristo).


Leopoldo Lavín Mujica

Comenta con ayuda de Facebook(*) (Habilitado el 11 de diciembre del 2009): ¡OJO! Se puede comentar escribiendo un mail (no se muestra es solo para validacin) o con cuenta de Facebook.


(*)Algunas versiones de Internet Explorer bloquean esta herramienta social, sugerimos navegar con Firefox, Safari, Opera, Chrome u otro navegador web para hacer y leer los comentarios



1.192.417 lecturas en total tienen las 308 columnas de Leopoldo Lavín Mujica con 3.871 lecturas en promedio por columna
Columnas de Leopoldo Lavín Mujica
2016-08-04
José Piñera, cómplice y mentor neoliberal de Pinochet
4595 lecturas

2016-07-28
Y el pueblo habló en multitudinaria manifestación: respuesta popular a las AFP y al saqueo neoliberal de la casta
2535 lecturas

2016-07-20
La "Jaula de acero" neoliberal, la crisis institucional y la política de Lagos
2013 lecturas

2016-06-20
Altibajos en la lucha social y escándalos mediáticos
2190 lecturas

2016-06-03
Crisis generalizada de liderazgos: Hay lugar para la unidad social y política del pueblo
2155 lecturas

2016-05-17
La corrupción en el PPD y el modelo extractivista
2208 lecturas

2016-05-09
La cúpula de la CUT fue por lana y la siguen trasquilando
2077 lecturas

2016-04-30
1ro. de mayo: en contexto de artero atentado contra la clase trabajadora
2132 lecturas

2016-04-26
Un funeral y una marcha
1936 lecturas

2016-04-20
Nueva Constitución: Entre estratagemas y consensos
1932 lecturas

2016-04-11
Las instituciones posdictadura amparan la corrupción
2205 lecturas

2016-04-01
Reforma laboral de la NM: otra promesa incumplida
2019 lecturas

2016-03-10
El pueblo y la casta: ¿Por qué este divorcio?
2082 lecturas

2016-03-07
Cuando la corrupción política es estructural
1228 lecturas

2016-01-20
Las confesiones del “alma” de Carlos Ominami en El Mercurio
2378 lecturas

2016-01-14
Proceso constituyente institucional opaco: ¿Premeditación o más incompetencia?
2288 lecturas

2015-12-29
Pragmatismo ciudadano y proceso constituyente popular
2470 lecturas

2015-12-21
La jaula constitucional, los derechos sociales y las luchas venideras
2333 lecturas

2015-12-13
La CUT en el muro de los lamentos
2409 lecturas

2015-12-08
Proceso constituyente institucional opaco: ¿Premeditación o más incompetencia?
2343 lecturas

2015-11-30
¿Farsa, o proceso constituyente con capacidad de decisión popular?
2302 lecturas

2015-11-02
Caso Matte-colusión: La política y el modelo neoliberal en la cloaca
2373 lecturas

2015-10-26
El secreto encanto de la burguesía lumpen
2429 lecturas

2015-10-09
CIUS UNA NUEVA FUERZA SINDICAL CLASISTA EN LA MOVILIZACIÓN Y EN EL DEBATE
2801 lecturas

2015-10-05
Corrupción de la casta político-empresarial: Se ha franqueado otra etapa
2549 lecturas

2015-10-04
Aclaración respecto propuesta de venida de médicos cubanos
2408 lecturas

2015-09-25
ME-O y los portonazos políticos del jet-set parlamentario
2431 lecturas

2015-09-08
La letanía del ministro Eyzaguirre en El Mercurio
2598 lecturas

2015-08-26
Corrupción política y precandidatos
2653 lecturas

2015-08-19
Los neoliberales de la NM como San Girardi* y otros PPdés en la prensa conservadora
2518 lecturas

2015-08-14
CORRUPCIÓN EN EL EJÉRCITO
2355 lecturas

2015-08-11
Impudicias graduales
2600 lecturas

2015-07-26
Imaginacción de Enrique Correa copa y pautea los medios
2813 lecturas

2015-07-23
Carmen Gloria, Rodrigo, la barbarie pinochetista y la justicia en la medida de lo posible
2843 lecturas

2015-07-22
La incompetencia, los renuncios y la desidia transpiran por los poros
2488 lecturas

2015-07-15
Poder neoliberal y corrupción versus alternativa democrática
2637 lecturas

2015-06-29
La salida de Eyzaguirre: triunfo de la educación y la movilización sindical
2667 lecturas

2015-06-24
Se equivocó la paloma: Isabel Allende ataca a Navarro sin exigir renuncias de Rossi, Quintana y Pizarro
2728 lecturas

2015-06-20
El regalo del PS al ministro Burgos
2838 lecturas

2015-06-15
Camilo Henríquez, Rousseau y las triquiñuelas para impedir una Asamblea Constituyente
2719 lecturas

2015-06-01
Entre el espectáculo político, las prácticas corruptas y la mortífera represión estatal
2801 lecturas

2015-05-21
¿Qué se espera ahora de la CUT y del movimiento sindical?
2750 lecturas

2015-05-12
La banalidad de lo mismo
2701 lecturas

2015-05-06
El misil de Bachelet-Tironi o el escenario del petardo mojado
2764 lecturas

2015-04-24
¿Qué va a pasar con las proposiciones de la comisión Engel contra la corrupción?
2979 lecturas

2015-04-20
La consciencia política alienada de Carlos Ominami
2966 lecturas

2015-04-15
La corrupción estructural y la crisis política del Estado neoliberal
2813 lecturas

2015-04-08
¿Y qué hacer ante tanta corrupción? Movilización social
2976 lecturas

2015-04-02
Jovino Novoa en su entrevista o el canto de la sirena guzmano-pinochetista
2914 lecturas

2015-03-20
La conjura de los poderes del Estado
2785 lecturas

2015-03-15
El Consejo asesor presidencial y la legitimidad democrática para ponerle coto a la corrupción político-empresarial
2992 lecturas

2015-03-07
La crisis política y la delincuencia de elite exigen una salida democrática
2885 lecturas

2015-01-18
El efecto Penta-Soquimich y el cinismo político
3426 lecturas

2014-12-29
2014: el año de las provocaciones y afrentas del establishment dominante
3366 lecturas

2014-12-26
Podemos se la puede en España: habría que podérsela también en Chile
2961 lecturas

2014-12-23
El Ecocidio Capitalista-neoliberal, el último libro de Naomi Klein: “El Capitalismo Contra el Clima”
3437 lecturas

2014-11-16
La política como técnica para impedir los cambios prometidos
3383 lecturas

2014-11-01
Sociología de las elites delincuentes. De la criminalidad de cuello y corbata a la corrupción política
5321 lecturas

2014-10-10
Penta y la corrupción político-empresarial
3730 lecturas

2014-10-05
Carmen Castillo y su combate por la memoria fiel
3832 lecturas

2014-09-09
Los mercados mandan, la política obedece, los estudiantes y trabajadores se movilizan
3479 lecturas

2014-08-05
Escenario y desafíos de la Confech: ¿Conducir o dejarse conducir?
2728 lecturas

2014-07-24
Peña (rector UDP) y Eyzaguirre (Ministro), personajes de opereta cómica
2742 lecturas

2014-07-09
Diputado Lorenzini (DC) sugiere que ministro Arenas (PS) se vendió a las multinacionales norteamericanas
2950 lecturas

2014-07-07
Gobierno de la Nueva Mayoría: Cuando falta convicción se construyen percepciones
2535 lecturas

2014-06-07
Aprender de esas izquierdas auténticas que se afirman en Grecia y España
3201 lecturas

2014-05-28
Entre el discurso y la práctica, o del ajuste y la reforma
3144 lecturas

2014-05-09
La dinámica de la movilización social y los ejes programáticos de la Nueva Mayoría
3333 lecturas

2014-04-15
Carlos Peña, rector (UDP) conmina a ministro Eyzaguirre a seguir los principios neoliberales del "capitalismo académico"
3456 lecturas

2014-02-26
Educación: "Expertos", lucro y movimiento estudiantil
3133 lecturas

2013-12-22
Naschla Aburman (CONFECH) es más creíble que Carlos Peña (UDP)
3351 lecturas

2013-12-01
Las Revueltas Lógicas y la política binominal
3322 lecturas

2013-11-18
Ganó el duopolio, perdió la Democracia
3486 lecturas

2013-11-11
Marcel Claude y Roxana Miranda en el escenario post electoral
3789 lecturas

2013-11-06
“Capitalismo inclusivo” con educación: La nueva pomada empresarial
3178 lecturas

2013-10-26
Matthei-Parisi: El falso debate mediático-demagógico
3346 lecturas

2013-10-11
La DC chilena es un partido conservador, pro-neoliberal y patriarcal
3706 lecturas

2013-10-03
Crisis en la derecha: ¿Una cuestión ética y cultural?
3215 lecturas

2013-09-25
Asamblea Constituyente: El último ninguneo concertacionista
3299 lecturas

2013-09-08
El Mercurio, sus compinches y la impunidad mediática
3450 lecturas

2013-08-30
¿La llamada “Reconciliación”, qué nombra?
3112 lecturas

2013-08-20
Neoliberalismo y Homo debitor: "La fábrica del hombre endeudado"
4135 lecturas

2013-08-08
Pugnas neoconcertacionistas: constitucionalistas versus neoliberales
3433 lecturas

2013-07-28
Las Matthei, las Bachelet y la "banalidad del mal" según Hannah Arendt
3798 lecturas

2013-07-20
Una derecha deprimida, un bacheletismo oportunista y una nueva dinámica social
3443 lecturas

2013-07-04
Primarias: ¿Simulacro o circo, o ambos?
3495 lecturas

2013-06-18
Alianza trabajadores-estudiantes: Una lección de unidad para la izquierda política
3982 lecturas

2013-06-12
La Concertación bacheletista y el proceso constituyente
3850 lecturas

2013-05-24
Homenaje, poema, "Sin nombrarla"
3483 lecturas

2013-05-22
CEP: Los empresarios afilan sus instituciones para un escenario de confrontación social
3599 lecturas

2013-05-13
El caso Laurence Golborne, la OCDE, Le Monde y la evasión tributaria
4662 lecturas

2013-05-07
Corrupción en la elite dominante
3692 lecturas

2013-05-02
O Proceso Constituyente o caricatura de Constitución
3785 lecturas

2013-04-23
“Somos hackers del futuro” dice la metáfora
3664 lecturas

2013-04-19
Movimientos sociales: ¿Y ahora qué después de la destitución de H. Beyer?
3571 lecturas

2013-04-12
Cuando la calle manda y la política es profana
3571 lecturas

2013-04-06
Coyuntura política y movilizaciones
3599 lecturas

2013-04-02
Política manipuladora, tiranía mediática y silencio del periodismo
3696 lecturas

2013-03-29
El retorno de la misma política y cómo perseverar en la nueva que emerge
3574 lecturas

2013-03-24
Actualidad del capitalismo neoliberal: Europa y Chile
4637 lecturas




Hay 32 usuarios visitando www.generacion80.cl

ltimas Columnas
Vengo de un pueblo pequeño... que se llama Til Til por Vólker Gutiérrez
Tierra: medio siglo de la Ley de Reforma Agraria por Manuel Riesco
2016, Venezuela en la encrucijada. La grave crisis económica, social y política por Orlando Caputo
La Codelco de Eduardo Engel por Julián Alcayaga
Venezuela: crisis para todo uso por Ángel Saldomando
Otras noticias
2017-08-01
LUN DESTACA INVESTIGACIÓN EN FUSIÓN NUCLEAR DE LA CChEN
2017-07-27
CONMEMORAN LOS 50 AÑOS DE LA TOMA DE LA UC
2017-07-26
OFICIALIZAN LA POSTULACIÓN DEL FÍSICO LEOPOLDO SOTO NORAMBUENA