Columnas
2015-08-29
2804 lecturas

Luis Casado
especial para G80

Missing

No te cabrees si pongo el título en ínglitch, pasa que practico la lengua de Shakespeare leyendo sus obras de teatro. Además, confieso padre –pero no me toque loh huevoh– que grabo los discursos de David Cameron y los escucho in extenso, cuestión de contagiarme el acento de Oxbridge.

Eso –como sabes– es una mezcla de Oxford & Cambridge, la parlancia de la elite británica, los mendas que manejan el palito del emboque, poco importa que sean conservadores o laboristas: de la Vieja de Hierro y Tony el Oneroso en adelante gobierna la dizquierecha, que es a los partidos políticos lo que Oxbridge a los acentos.

Cameron es un tronko como se pide, un jefe de gobierno que no “valora” boludeces, ni alega estar “trrra-ajando”. El día que Cameron ponga las amígdalas del sur arriba de la mesa tendrá que ser –por lo menos– una mesa de billar, el tipo tiene cojones.

En su discurso a la Conferencia Conservadora del 2014, David dijo tres o cuatro verdades, en fin, sus verdades, sin pedir disculpas ni poner cada de culo. Por ejemplo, que la Carta de los Derechos Humanos de la Unión Europea se la suda –a Palomo no le gusta que yo escriba “le chupa un huevo”– y que tiene la intención de limpiarse con ella. Remplazándola por una legislación que le permita expulsar del Reino Unido a quién le salga de las narices. Al que no le guste, dice David, que se la haga un nudo. ¿Y Schengen? ¡Que le den morcilla!

En materia económica se propone –escucha, atiende, pon atención– bajarle los impuestos a las multinacionales en modo tal que Brit’n (así lo pronuncia él) tenga los más bajos impuestos del G20, más bajos que Japón, Alemania y los EEUU. Lo que Alain Supiot, en su libro “L’esprit de Philadelphie”, llama la “competencia impositiva” o –dicho en lengua vernácula– “donde te pillo te cago”.

Claro está, señala el buen David, que a la multinacional que no pague sus impuestos más le vale comprarse un litro de morfina, un Lederhose (ese pantalón de cuero con el que Arturo Vidal adquiere pinta tirolesa), o en su defecto un tapón de caucho reforzado porque –en este momento Camerón señala con el índice la afilada punta de sus zapatos italianos– se lo voy a perder en el orto.

Un escalofrío recorre las espinas dorsales de los miembros de la Royal CPC, pero, haciendo gala de una flema muy británica, they chill down un puñao, y callan.

De cara a la Unión Europea el bravo David es –si cabe– aún más claro: iré a Bruselas –dice– a exigir los derechos de Brit’n (así lo pronuncia él) y no aceptaré ningún “NO” como respuesta.

El tipo es serio, no cambia de opinión, ni cede, ni ofrece formar ninguna estúpida comisión para estúpidos, ni ofrece consensos, ni dialoga con nadie.

Se limita a llamar al Reino Unido a un referéndum mediante el que los súbditos de su majestáh pueden mandar la Unión Europea de regreso al claustro materno, lo que en lenguaje vernáculo –versión acronímica– da “a la CDM”.

¿Y ahí? Justamente. Yo escuchaba a David Camerón y sin preguntarle sabía que no era sshileno.

Nuestros jefes/as de Estado suelen ser acomodaticios, evanescentes e indecisos. No tienen convicciones, sino intereses. Propios o de su familia directa, aunque se enteren por la prensa. Prometen una cosa, y dejan que quienes gobiernan en su lugar hagan muy otra.

Quiero decir que ni siquiera gobiernan, nadie les elige para eso: su propaganda abteilung jamás afirmó cosa parecida y se limitó a hacerles bailar alguna cumbia (Evelyn no, ella baila rancheras), a fotografiarse con Shakira sin exigir una movidita de cayana en plan danzas orientales tampoco hay que exagerar, y a repetir algún discurso redactado por algún “negro” o “negra” no es cosa de discriminar.

Bachelet por ejemplo, si te fijas, está missing, ausente, etérea, sutil, impalpable, incorpórea. Apenas habla y si lo hace ni te fijas, no hace falta, sabes que no es nada importante, ancillary issues, algo que la dejan hacer, temas en los cuales no corre riesgo de decir enormidades que luego se pagan caras como eso de la gratuidad, la asamblea constituyente, el cierre de Punta Peuco, la despenalización del aborto, temas para adultos que deben ser tratados por personas mayores –de criterio formado se entiende– como el chico Zaldívar, Sebastián Piñera, Ricardo Lagos, o en estricto rigor Jorge Burgos.

Uno llega a la conclusión que Bachelet es una versión moderna –en plan secuela– de los reyes francos merovingios, también llamados “les rois fainéants”, “the lazy kings”, los reyes que se tiraban las pelotas para que me entiendas, así llamados por Eginhard, biógrafo de Carlomagno (siglo IX) porque, como lo puso el mismo Eginhard, los merovingios “de rey tenían sólo el nombre”.

Durante los últimos reinados merovingios, numerosas querellas de sucesión (que si el candidato es un DC, un RN, un ex intendente de palacio como Velasco, un ejemplar de museo como Lagos o un papanatas cualquiera, para el caso es más o menos lo mismo) trajeron un período de inestabilidad (cualquier parecido no es pura coincidencia) y el poder fue usurpado por la aristocracia (como te decía cualquier parecido no es pura coincidencia) y en particular por personal subalterno como Charles Martel y Pepino el Breve –padre de Carlomagno– que fundó la dinastía de los carolingios (no me preguntes de donde saco todo esto: formaba parte del programa de Historia en mi Liceo público, laico y gratuito de San Fernando, la firme).

Ya ves para donde van los tiros: hay épocas en las cuales salen sobrando los milicos, los campos de concentración, los detenidos desaparecidos, las torturas, el exilio y otras particularidades más o menos divertidas de la violencia a la que obliga algún mandatario con dignidad y convicciones.

Una reina haragana, relajada e inconsistente, o un monarca con las mismas características, permite –si fuese el caso– que tenga lugar un cambio de guardia, una sustitución, una sucesión, en fin, un golpe de Estado blando, incruento, plácido, apacible, en el que si figura algún general lo más probable es que se trate de uno que se ocupa de ordenar el tránsito de los camiones.

En cuanto a Childerico III, el último rey merovingio, el postrero roi fainéant, lo relegaron a un monasterio después de tonsurarlo como conviene a quienes entran en las órdenes. Corría el mes de diciembre del año de gracia de 751.

No es por incordiar, pero… ¿tú conoces algún convento, un claustro o una cartuja que pudiese convenir?

Luis Casado

Comenta con ayuda de Facebook(*) (Habilitado el 11 de diciembre del 2009): ¡OJO! Se puede comentar escribiendo un mail (no se muestra es solo para validación) o con cuenta de Facebook.


(*)Algunas versiones de Internet Explorer bloquean esta herramienta social, sugerimos navegar con Firefox, Safari, Opera, Chrome u otro navegador web para hacer y leer los comentarios



1.195.430 lecturas en total tienen las 471 columnas de Luis Casado con 2.538 lecturas en promedio por columna
Columnas de Luis Casado
2017-08-07
El modelo democrático Vaticano
2954 lecturas

2017-08-03
Venezuela in chaos - What the world should do
3689 lecturas

2016-08-12
Lógica implacable
3782 lecturas

2016-08-02
La payasada de los "stress tests"
2024 lecturas

2016-06-24
Great Britain quits… So what?
2790 lecturas

2016-05-25
Reforma laboral
2938 lecturas

2016-05-18
Vivimos en un mundo peligroso
2877 lecturas

2016-05-16
Las mentadas clases medias
2640 lecturas

2016-05-03
La triste verdad…
2583 lecturas

2016-04-15
SOS: la teoría económica se muere
1451 lecturas

2016-04-14
Pesimismo en el FMI ¿Es grave Doctor?
2650 lecturas

2016-01-16
Problema de etiqueta
2986 lecturas

2016-01-06
De la dificultad de nacer. La previsible evolución del jaguar sudamericano
3304 lecturas

2015-12-24
Dime quién es tu ministro de Hacienda y te diré quién eres
2720 lecturas

2015-12-15
La saga de las tasas de la FED
2835 lecturas

2015-12-09
Francia: Desastres anunciados
2746 lecturas

2015-12-07
Los eminentes FDR
2785 lecturas

2015-12-04
The revolving crisis
2710 lecturas

2015-12-03
Jugando a los arúspices
2884 lecturas

2015-12-01
SOS Argentina: el mensaje a los mercados
2839 lecturas

2015-11-18
Era bueno el asado…
2737 lecturas

2015-11-12
La virguería de los PPP
3022 lecturas

2015-10-20
El curro: retorno al futuro
2931 lecturas

2015-10-14
El gran lupanar
2854 lecturas

2015-10-05
Vamos p’atrás
2819 lecturas

2015-09-24
Deutsche Qualität
2788 lecturas

2015-09-22
El corazón partío...
2736 lecturas

2015-08-31
Suelten a Bachelet...
2961 lecturas

2015-08-29
Missing
2805 lecturas

2015-08-24
¿Cuál es más peligroso?
2990 lecturas

2015-08-22
The revolving crisis
2861 lecturas

2015-08-16
Todo es mercancía
2700 lecturas

2015-07-15
La derrota de Grecia, derrota de Europa
2875 lecturas

2015-07-14
Un entierro de primera clase
2916 lecturas

2015-07-13
Lecciones de negociación
1311 lecturas

2015-07-10
La persistencia en el ser
3069 lecturas

2015-07-01
La injusticia tarda, pero llega
2819 lecturas

2015-06-30
Grecia: derrame de hipocresía
2770 lecturas

2015-06-25
Molôn labé (μολὼν λαβέ)
2847 lecturas

2015-06-22
Los consejos de Machiavelli
2853 lecturas

2015-06-20
Nein! Griechenland wird nicht deutsch sein!
2846 lecturas

2015-06-18
Grecia: el problema no es Varoufakis
2919 lecturas

2015-06-01
Julio, la araña y el horario
2943 lecturas

2015-05-29
Terremoto en España
2842 lecturas

2015-05-24
Friedrich II der Große y el molinero
2913 lecturas

2015-05-20
Me llamó Piero
2913 lecturas

2015-05-12
Formalidad, formalismos y formalizados
1494 lecturas

2015-05-06
Eduardo Engel y el milagro de la sanación
2888 lecturas

2015-05-04
Yo trabajo…
2751 lecturas

2015-04-29
La incubadora
2988 lecturas

2015-04-27
El gato de Alicia
2907 lecturas

2015-04-08
Esos polvos trajeron estos lodos
2907 lecturas

2015-04-07
Una distancia grande, como el mundo
3013 lecturas

2015-04-06
Economía real vs economía virtual
2902 lecturas

2015-04-02
Who’s paying the bill?
3039 lecturas

2015-03-24
La gota que desborda el vaso
2875 lecturas

2015-03-17
La gota que desborda el vaso
3151 lecturas

2015-03-16
Oscar y El Yeco
3103 lecturas

2015-03-15
Selon que vous serez puissant ou misérable…
1514 lecturas

2015-03-09
La aguda visión de la Justicia
3014 lecturas

2015-03-05
Hace falta un Míster
2993 lecturas

2015-03-02
De sofismas, cinismos y perversiones
3202 lecturas

2015-02-26
Es dulce ser despreciado por los capullos
3248 lecturas

2015-02-24
En la confianza está el peligro...
3092 lecturas

2015-02-23
No hemos inventado nada
3326 lecturas

2015-02-21
Soberanía
3235 lecturas

2015-02-15
Bancos, fraude fiscal e hipocresía
3582 lecturas

2015-02-04
Leyes reversibles
3658 lecturas

2015-01-30
La pasión Piketty III
3450 lecturas

2015-01-28
Grecia: “A la hora señalada”
3369 lecturas

2015-01-27
La pasión Piketty II
3309 lecturas

2015-01-25
Europa se prepara a la victoria de Syriza
3410 lecturas

2015-01-22
La pasión Piketty
3444 lecturas

2015-01-18
La imagen, Georg Baselitz y los profetas
2000 lecturas

2015-01-14
La excepción francesa
3253 lecturas

2015-01-12
PENTA: ¿dónde está la novedad?
1864 lecturas

2015-01-08
With a little help from my friends
3175 lecturas

2015-01-07
Je suis Charlie (Yo soy Charlie)
3429 lecturas

2015-01-05
¿Mercado del trabajo, o trabajo del mercado?
3144 lecturas

2014-12-31
¡Socorro... Vuelven los rojos!
3277 lecturas

2014-12-29
La curva de Kuznets, San Mateo y la parte del león
3350 lecturas

2014-12-23
Piñera: profesor Ciruela
3262 lecturas

2014-12-18
¿Patria o Muerte? O nos hundimos en el precipicio...
3298 lecturas

2014-12-17
Las güenas malas…
3548 lecturas

2014-12-09
Capital político
3233 lecturas

2014-11-20
Se necesita economista, tratar aquí
1790 lecturas

2014-11-03
No es pura coincidencia…
3602 lecturas

2014-10-27
De nuevo la diarrea... (y el virus Ébola no tiene na’ que ver...)
3529 lecturas

2014-10-25
Mon Dieu comment suis-je tombée si bas?
1870 lecturas

2014-10-10
Nicolas Rolin
3638 lecturas

2014-09-30
We, the People...
1928 lecturas

2014-09-13
Chile... ¿paraíso del “terrorismo”?
3789 lecturas

2014-09-12
La prensa internacional exulta... “El sector financiero brasileño apoya a la candidata presidencial Marina Silva”
3555 lecturas

2014-09-02
El blablá que bajo otros cielos llaman cháchara
3643 lecturas

2014-08-19
Yo soy el descueve (y es poco decir...)
3636 lecturas

2014-08-04
CODELCO: entre latrocinios y recapitalización
2185 lecturas

2014-07-22
Deus ex machina
2155 lecturas

2014-07-19
La reforma tributaria de Andrés
1929 lecturas

2014-07-14
Cómo hacer tortillas sin quebrar huevos (sin juego de palabras...)
2401 lecturas

2014-06-30
Oh... Boy!
2031 lecturas




Hay 29 usuarios visitando www.generacion80.cl

òltimas Columnas
Vengo de un pueblo pequeño... que se llama Til Til por Vólker Gutiérrez
Tierra: medio siglo de la Ley de Reforma Agraria por Manuel Riesco
2016, Venezuela en la encrucijada. La grave crisis económica, social y política por Orlando Caputo
La Codelco de Eduardo Engel por Julián Alcayaga
Venezuela: crisis para todo uso por Ángel Saldomando
Otras noticias
2017-08-01
LUN DESTACA INVESTIGACIÓN EN FUSIÓN NUCLEAR DE LA CChEN
2017-07-27
CONMEMORAN LOS 50 AÑOS DE LA TOMA DE LA UC
2017-07-26
OFICIALIZAN LA POSTULACIÓN DEL FÍSICO LEOPOLDO SOTO NORAMBUENA