Columnas
2015-12-07
2500 lecturas

Luis Casado
especial para G80

Los eminentes FDR

Una vez más debo comenzar por desmentir tu inclinación a las interpretaciones precipitadas. No, no se trata de Franklin Delano Roosevelt, único presidente del imperio elegido cuatro veces seguidas, cómo estarían de cabreados los republicanos que lograron cambiar la ley, imponiendo un límite de dos períodos presidenciales.

Cuando me refiero a los FDR se trata de aquellos tíos que habida cuenta de la frescura que rodea las proximidades de su orto, – situado como sabes en la parte distal del conducto rectal que termina el sistema digestivo, exteriormente implantado en la ranura conformada por dos nalgas que prolongan ventajosamente la caída de riñones o, si prefieres, los bajos del sector lumbar –, merecen con creces la denominación de frescos de raja, mendas que en nuestros años mozos designábamos con el popular acrónimo FDR, pronunciado efedéerre.

Si hay quién tiene méritos para tal calificación y ostentar orgullosamente el título es Juan Luis Cebrián, regente del diario madrileño El País. En sus orígenes el diario posaba de “progre” y hasta se puede decir que lo fue. Luego, en plena apostasía felipista, en medio de la fiebre del “pelotazo” – úsease el enriquecimiento rápido y sin causas confesables – el grupo Prisa, que controla El País y a Cebrián, impuso la rentabilidad a cualquier precio, incluyendo la mentira, la manipulación, el olvido del más mínimo respeto a la deontología profesional, para no hablar de la inopia ética que se transformó en condición sine qua non para dirigir la publicación.

En medio de una crisis económica sin precedentes, El País da consejos. Por ejemplo a China, cuando el Imperio del Medio crecía a tasas del diez por ciento anual y España se hundía en la agonía del estallido de su muy culpable burbuja inmobiliaria que envió a más de un 25% de currantes al desempleo, a cientos de miles de hogares al desahucio – al desalojo de su vivienda – y a la reducción de sus presupuestos destinados a la Educación, a la Salud, a la niñez, a la investigación científica y en general al bienestar de su población.

La inmoralidad, la corrupción y el descaro, abarcó lo más granado de las elites hispanas, comenzando por los famosillos – encabezados por Isabel Pantoja, la tonadillera – hasta alcanzar la corona, incluyendo a Juan Carlos, pasando por los partidos políticos – socialistas y populares haciendo de guaripolas –, los gobernantes autonómicos – a los cuales el muy independentista Jordi Pujol es lo que Don Corleone a la bella y asoleada Sicilia –, y la banca en la que Rodrigo Rato, un momento considerado candidato a suceder a José María Aznar en la presidencia del gobierno español antes de ser exiliado como director gerente del FMI, mostró ser un rufián de mucho cuidado a tal punto que – como su sucesor en el FMI – terminó en manos de la policía y de la Justicia.

Si te cuento lo que precede es porque el Editorial del diario El País, en su edición de hoy, le da lecciones a Brasil:

“Brasil debe reaccionar - Dilma Rousseff tiene que adoptar lo antes posible las medidas necesarias para evitar el desplome de la economía de su país”

Cualquiera piensa que España la lleva, que la estabilidad y el dinamismo de su economía y de sus finanzas se comparan con las de la Sevilla que recibía toneladas de oro y plata desde América allá en los siglos XVI y XVII.

El diario El País, cuando las elecciones presidenciales brasileñas amenazaban con llevar a Lula a Brasilia, osó escribir que tal eventualidad destruiría la economía brasileña. Yo ya sabía, por haber trabajado en Brasil durante años, que eso era imposible: ya estaba destruida.

Que te guste o no, Lula puso a Brasil en el mapa, y transformó ese maravilloso país en una de las diez primeras potencias económicas del planeta. Mejor aún, le devolvió la esperanza a esos millones de preteridos que hasta ese momento sólo podían cantar ese samba que dice: “Me arruma um trabalho doutor, estou desempregado…”

Cierto, Brasil sufre, como otros países “emergentes”, las consecuencias una crisis generada bajo otros cielos. Y también es cierto que el riquerío brasileño – en el cual se cuentan algunos de mis amigos – no perdona el programa “fome cero” (hambre cero) que le aporta a los miserables la certeza de una pitanza cotidiana hasta antes de Lula muy incierta.

Según los Piñera locales, – en la misma onda que sus predecesores de los que hablé en mi nota “Un método infalible para la laboriosidad” – tal programa de ayuda a los pobres e indigentes sólo fomenta la ociosidad al tiempo que hace subir artificialmente los salarios. Me lo dijeron bajándose de sus helicópteros particulares en los que vinieron a una de nuestras reuniones que, para cambiar un resto, tuvo lugar en un magnífico campo de golf.

El País exige cambios en Brasil, “las medidas necesarias para evitar que el país que ha protagonizado uno de los mayores milagros económicos de las últimas décadas —con la incorporación de decenas de millones de pobres a las clases medias— se precipite en una espiral de graves consecuencias para sus habitantes y para la economía global”.

Por ejemplo, la privatización del patrimonio público, la liberalización a ultranza –como en España – de los mercados, una austeridad que debe comenzar suprimiendo el programa “fome cero”, para que los miserables sientan en carne propia el imprescindible estímulo que acrecienta la productividad.

El Editorial del diario El País osa mencionar la corrupción brasileña, olvidando que uno de sus amos la practica en América latina al punto de haber llegado a ser el hombre más rico del mundo, dándose el lujo de tener un ex presidente del gobierno español a su servicio, que para más inri forma parte del directorio de… El País. Para no mencionar el monopolio del que dispone Santillana, una de las filiales del grupo Prisa, en materia de libros escolares en Chile, monopolio logrado gracias a los FDR que comen en la mano del amo.

Así va la desinformación, en manos de grupos financieros ante los cuales el duopolio que ejercen El Mercurio y Copesa no pasa de ser un epifenómeno. Ancilar, es cierto, pero con el cual se conforman los FDR que mangonean en el Parlamento, en el Gobierno, y en el gran capital.

Luis Casado

Comenta con ayuda de Facebook(*) (Habilitado el 11 de diciembre del 2009): ¡OJO! Se puede comentar escribiendo un mail (no se muestra es solo para validación) o con cuenta de Facebook.


(*)Algunas versiones de Internet Explorer bloquean esta herramienta social, sugerimos navegar con Firefox, Safari, Opera, Chrome u otro navegador web para hacer y leer los comentarios



1.152.365 lecturas en total tienen las 471 columnas de Luis Casado con 2.447 lecturas en promedio por columna
Columnas de Luis Casado
2017-08-07
El modelo democrático Vaticano
2323 lecturas

2017-08-03
Venezuela in chaos - What the world should do
3066 lecturas

2016-08-12
Lógica implacable
3324 lecturas

2016-08-02
La payasada de los "stress tests"
1932 lecturas

2016-06-24
Great Britain quits… So what?
2498 lecturas

2016-05-25
Reforma laboral
2641 lecturas

2016-05-18
Vivimos en un mundo peligroso
2590 lecturas

2016-05-16
Las mentadas clases medias
2353 lecturas

2016-05-03
La triste verdad…
2303 lecturas

2016-04-15
SOS: la teoría económica se muere
1359 lecturas

2016-04-14
Pesimismo en el FMI ¿Es grave Doctor?
2345 lecturas

2016-01-16
Problema de etiqueta
2690 lecturas

2016-01-06
De la dificultad de nacer. La previsible evolución del jaguar sudamericano
2978 lecturas

2015-12-24
Dime quién es tu ministro de Hacienda y te diré quién eres
2423 lecturas

2015-12-15
La saga de las tasas de la FED
2540 lecturas

2015-12-09
Francia: Desastres anunciados
2449 lecturas

2015-12-07
Los eminentes FDR
2501 lecturas

2015-12-04
The revolving crisis
2426 lecturas

2015-12-03
Jugando a los arúspices
2604 lecturas

2015-12-01
SOS Argentina: el mensaje a los mercados
2529 lecturas

2015-11-18
Era bueno el asado…
2445 lecturas

2015-11-12
La virguería de los PPP
2731 lecturas

2015-10-20
El curro: retorno al futuro
2634 lecturas

2015-10-14
El gran lupanar
2569 lecturas

2015-10-05
Vamos p’atrás
2513 lecturas

2015-09-24
Deutsche Qualität
2496 lecturas

2015-09-22
El corazón partío...
2466 lecturas

2015-08-31
Suelten a Bachelet...
2671 lecturas

2015-08-29
Missing
2486 lecturas

2015-08-24
¿Cuál es más peligroso?
2693 lecturas

2015-08-22
The revolving crisis
2564 lecturas

2015-08-16
Todo es mercancía
2411 lecturas

2015-07-15
La derrota de Grecia, derrota de Europa
2591 lecturas

2015-07-14
Un entierro de primera clase
2582 lecturas

2015-07-13
Lecciones de negociación
1209 lecturas

2015-07-10
La persistencia en el ser
2774 lecturas

2015-07-01
La injusticia tarda, pero llega
2526 lecturas

2015-06-30
Grecia: derrame de hipocresía
2486 lecturas

2015-06-25
Molôn labé (μολὼν λαβέ)
2549 lecturas

2015-06-22
Los consejos de Machiavelli
2570 lecturas

2015-06-20
Nein! Griechenland wird nicht deutsch sein!
2548 lecturas

2015-06-18
Grecia: el problema no es Varoufakis
2636 lecturas

2015-06-01
Julio, la araña y el horario
2657 lecturas

2015-05-29
Terremoto en España
2554 lecturas

2015-05-24
Friedrich II der Große y el molinero
2625 lecturas

2015-05-20
Me llamó Piero
2629 lecturas

2015-05-12
Formalidad, formalismos y formalizados
1374 lecturas

2015-05-06
Eduardo Engel y el milagro de la sanación
2597 lecturas

2015-05-04
Yo trabajo…
2478 lecturas

2015-04-29
La incubadora
2695 lecturas

2015-04-27
El gato de Alicia
2607 lecturas

2015-04-08
Esos polvos trajeron estos lodos
2632 lecturas

2015-04-07
Una distancia grande, como el mundo
2718 lecturas

2015-04-06
Economía real vs economía virtual
2604 lecturas

2015-04-02
Who’s paying the bill?
2744 lecturas

2015-03-24
La gota que desborda el vaso
2590 lecturas

2015-03-17
La gota que desborda el vaso
2853 lecturas

2015-03-16
Oscar y El Yeco
2809 lecturas

2015-03-15
Selon que vous serez puissant ou misérable…
1418 lecturas

2015-03-09
La aguda visión de la Justicia
2737 lecturas

2015-03-05
Hace falta un Míster
2689 lecturas

2015-03-02
De sofismas, cinismos y perversiones
2911 lecturas

2015-02-26
Es dulce ser despreciado por los capullos
2963 lecturas

2015-02-24
En la confianza está el peligro...
2794 lecturas

2015-02-23
No hemos inventado nada
3043 lecturas

2015-02-21
Soberanía
2954 lecturas

2015-02-15
Bancos, fraude fiscal e hipocresía
3288 lecturas

2015-02-04
Leyes reversibles
3364 lecturas

2015-01-30
La pasión Piketty III
3172 lecturas

2015-01-28
Grecia: “A la hora señalada”
3077 lecturas

2015-01-27
La pasión Piketty II
3028 lecturas

2015-01-25
Europa se prepara a la victoria de Syriza
3123 lecturas

2015-01-22
La pasión Piketty
3157 lecturas

2015-01-18
La imagen, Georg Baselitz y los profetas
1917 lecturas

2015-01-14
La excepción francesa
2972 lecturas

2015-01-12
PENTA: ¿dónde está la novedad?
1779 lecturas

2015-01-08
With a little help from my friends
2904 lecturas

2015-01-07
Je suis Charlie (Yo soy Charlie)
3142 lecturas

2015-01-05
¿Mercado del trabajo, o trabajo del mercado?
2869 lecturas

2014-12-31
¡Socorro... Vuelven los rojos!
2984 lecturas

2014-12-29
La curva de Kuznets, San Mateo y la parte del león
3062 lecturas

2014-12-23
Piñera: profesor Ciruela
2970 lecturas

2014-12-18
¿Patria o Muerte? O nos hundimos en el precipicio...
3005 lecturas

2014-12-17
Las güenas malas…
3249 lecturas

2014-12-09
Capital político
2939 lecturas

2014-11-20
Se necesita economista, tratar aquí
1716 lecturas

2014-11-03
No es pura coincidencia…
3318 lecturas

2014-10-27
De nuevo la diarrea... (y el virus Ébola no tiene na’ que ver...)
3240 lecturas

2014-10-25
Mon Dieu comment suis-je tombée si bas?
1765 lecturas

2014-10-10
Nicolas Rolin
3339 lecturas

2014-09-30
We, the People...
1849 lecturas

2014-09-13
Chile... ¿paraíso del “terrorismo”?
3498 lecturas

2014-09-12
La prensa internacional exulta... “El sector financiero brasileño apoya a la candidata presidencial Marina Silva”
3243 lecturas

2014-09-02
El blablá que bajo otros cielos llaman cháchara
3329 lecturas

2014-08-19
Yo soy el descueve (y es poco decir...)
3342 lecturas

2014-08-04
CODELCO: entre latrocinios y recapitalización
2083 lecturas

2014-07-22
Deus ex machina
2082 lecturas

2014-07-19
La reforma tributaria de Andrés
1850 lecturas

2014-07-14
Cómo hacer tortillas sin quebrar huevos (sin juego de palabras...)
2291 lecturas

2014-06-30
Oh... Boy!
1956 lecturas




Hay 31 usuarios visitando www.generacion80.cl

òltimas Columnas
Vengo de un pueblo pequeño... que se llama Til Til por Vólker Gutiérrez
Tierra: medio siglo de la Ley de Reforma Agraria por Manuel Riesco
2016, Venezuela en la encrucijada. La grave crisis económica, social y política por Orlando Caputo
La Codelco de Eduardo Engel por Julián Alcayaga
Venezuela: crisis para todo uso por Ángel Saldomando
Otras noticias
2017-08-01
LUN DESTACA INVESTIGACIÓN EN FUSIÓN NUCLEAR DE LA CChEN
2017-07-27
CONMEMORAN LOS 50 AÑOS DE LA TOMA DE LA UC
2017-07-26
OFICIALIZAN LA POSTULACIÓN DEL FÍSICO LEOPOLDO SOTO NORAMBUENA