Columnas
2015-12-08
2168 lecturas

Arturo Alejandro Muñoz
especial para G80

Izquierda latinoamericana sufre fractura en su columna vertebral

La campaña mundial del occidente neoliberal contra la República Bolivariana de Venezuela fue brutal, y es la mayor que se ha hecho contra un gobierno de América Latina

Poca duda cabe que el primer gran golpe dado a la izquierda latinoamericana por el sistema neoliberal, administrado desde EEU, fue en Chile, específicamente a través de un conglomerado político  llamado Concertación de Partidos por la Democracia, el cual se originó en plena dictadura –año 1983- ideado, propuesto y cobijado por el ministro del Interior de aquella época, el ultraderechista terrateniente Sergio Onofre Jarpa. Esta es la historia.

En 1983, tras diez años de violenta represión militar, los trabajadores organizados en Federaciones, Confederaciones y Comando Nacional, retoman la iniciativa, y en las jornadas más masivas y combativas de la historia reciente de Chile, pusieron en retirada a la dictadura, la cual, con la jerarquía católica y la embajada norteamericana como intermediarios, aceptará presentar al país la hoja de ruta para contener la explosión social e iniciar una salida negociada.

Al iniciarse el mes de agosto de 1983, Pinochet decide nombrar como ministro del interior a un político ‘profesional’ (como gustaba llamar el tirano a todos aquellos civiles que se dedicaban a tales afanes). Es así que entrega la conducción del gobierno interior al ultraderechista terrateniente y ex parlamentario Sergio Onofre Jarpa, miembro activo del antiguo Partido Nacional (que era la unión de conservadores y liberales), quien se había destacado por su  virulencia en  la lucha frontal contra el gobierno de Salvador Allende una década antes.  

Jarpa era zorro vejo en esas lides y tenía claro que con los trabajadores organizados en el Comando Nacional poco y nada lograría; por el contrario, intentar negociaciones con ellos  sólo provocaría al gobierno militar el más  absoluto y sonoro de los fracasos y, peor aún, originaría el derrumbe de toda la argamasa fascista-empresarial estructurada en esos años de conducción “chicaguiana”.  También sabía que los dirigentes políticos de las tiendas partidistas opositoras (hasta ese momento declaradas “fuera de la ley” por la dictadura) coincidían con él en tales aprensiones, ya que ni los democristianos, ni los socialdemócratas, y tampoco un sector de los socialistas, aceptarían ser sobrepasados por el mundo sindical perdiendo no sólo las calles sino,  principalmente, el control y conducción de las masas.

Luego de varias reuniones en las que Onofre Jarpa tomó tecito y comió galletas con algunos dirigentes políticos opositores (seleccionados por La Moneda en un trabajo llevado a efecto por el propio Jarpa junto con su subsecretario Alberto Cardemil), y después de constatarse el éxito de la cuarta protesta social encabezada por el Comando Nacional de Trabajadores, el día 22 de agosto de 1983 nace la Alianza Democrática conformada por el partido Demócrata Cristiano, el Partido Republicano (de clara tendencia derechista), el Partido Radical, el Partido Socialista, el Partido Socialdemócrata y la Unión Socialista Popular, dispuestos todos a negociar con Pinochet una transición a la democracia.

En ese intríngulis, la Alianza Democrática –por exigencia explícita del dictador y de su jefe de gabinete- llama  los dirigentes sindicales que pertenecían a sus tiendas partidistas y les ordena “entregar las banderas” de la conducción popular a los nuevos mandamases de ese ave fénix político (que de ‘nuevos’ nada tenían ya que eran los mismos actores que conjugaron la tragedia de los años 70, incluyendo por cierto a Jarpa, Cardemil, Pinochet y todos los demás).

Fue así que los principales dirigentes del Comando Nacional de Trabajadores (Seguel, Bustos, Ríos, Martínez) bajaron sus banderas y se inclinaron servilmente ante las órdenes de sus respectivas tiendas políticas, cediéndoles la conducción de las masas y el control de las calles al nuevo esqueleto político que era del pleno gusto de Pinochet y que, pocos años después, se llamaría Concertación de Partidos por la Democracia, un bloque que se estructuró desgajándose de aquel huevo de la serpiente llamado Alianza Democrática que –en estricto rigor- había sido pensada, impulsada, orientada y creada por el ministro del interior, Sergio Onofre Jarpa, cual última y desesperada forma para detener lo que hasta ese momento surgía como irrefrenable: el avance de los trabajadores hacia una Asamblea Nacional y el derrumbe de la estructura de capitalismo salvaje impuesto por el régimen tiránico.  

Décadas más tarde, el segundo golpe acaeció en Argentina, país en el cual se dividió el peronismo permitiendo no sólo el triunfo de un empresario de oscuro pasado –Mauricio Macri- sino, principalmente, la puesta en práctica de un “neoliberalismo a la chilena”, eufemismo que reemplaza al término “capitalismo salvaje”.

El tercer golpe, fuerte y severo, ocurrió en las elecciones parlamentarias de Venezuela el pasado domingo 06 de diciembre de 2015, donde la revolución bolivariana y el gobierno del presidente Nicolás Maduro sufrieron un serio revés, una derrota contundente, a manos de la oposición derechista que administran empresarios y transnacionales, lo que generará una verdadera avalancha neoliberal –aprovechando lo sucedido en Argentina y lo que Chile ha venido haciendo desde hace dos décadas-  que amenaza asfixiar a Bolivia, Ecuador y Brasil, naciones que aún se mantienen intentando humanizar un sistema que en esencia es depredador y clasista.    

La derrota de la izquierda en Venezuela ha sido, sin lugar a dudas, un potente muro de contención levantado por la derecha del país llanero, la que no sólo impulsó sino también aprovechó el conjunto de errores en política económica que caracterizó los últimos dos años del gobierno del presidente Maduro, ya que –tal como lo señala nítidamente el investigador político Juan Pablo Moreno- “Todo se juntó para esta derrota: errores políticos del gobierno, corrupción dentro y fuera de las filas del PSV, clientelismo sin conciencia (lo que en Chile llamamos “familisterio” y “amiguismo”), falta de comunicación oportuna y masiva de los descubrimientos de artículos acaparados, mano blanda ante ese acaparamiento, cierre tardío de la frontera con Colombia… y como si ello no bastara, existió una brutal campaña mediática universal contra la RB de Venezuela, la cual cobijó la guerra económica y las estafas de la burguesía parasitaria importadora que estimuló el acaparamiento y el contrabando. Además, la baja en el precio del petróleo –provocada por USA y sus aliados árabes de las monarquías semi feudales del golfo-  permitió a los opositores al gobierno aprovechar muy bien todos esos errores y amplificar sus efectos”.

Convengamos además en un hecho irrefutable; la campaña mundial del occidente neoliberal contra la República Bolivariana de Venezuela fue brutal, y es la mayor que se ha hecho contra un gobierno de América Latina. Por ello, tanto el complejo militar-financiero de la OTAN como casi todas las burguesías gobernantes y empresariales de Latinoamérica, decidieron que el ‘enemigo principal’ del sistema capitalista en nuestra región era, sin duda, la revolución bolivariana, y esa decisión –convertida en ataques y maniobras de todo tipo- se acentuó a partir del fallecimiento de Hugo Chávez el año 2011.

Para Washington, para el FMI y para los consorcios predadores transnacionales, destrozar la revolución socialista venezolana equivale a “quebrarle la columna vertebral” a los intentos de emancipación política y económica de nuestro subcontinente.  Es la trascendencia de los resultados electorales del domingo 6 de diciembre pasado en la tierra de Bello, pues la oposición al gobierno del presidente Maduro, si logra obtener 112 de los 167 curules de la Asamblea Nacional, vale decir obtener los 2/3, podrá derribar legal y constitucionalmente al gobierno, a la vez que podrá tomarse todos los poderes públicos por la vía de la destitución directa y del nombramiento a voluntad.

Aquello que EEUU, el FMI, los ‘Chicago boys”, las transnacionales, la dictadura militar y el mega empresariado lograron instaurar en Chile el año 1983, tal cual se explicó en las primeras líneas de esta nota,  ha contado con dos nuevos pasos en su beneficio; uno en Argentina, y el otro, más decisivo y letal, en Venezuela. Para ello, para reconquistar terreno a nombre de los predadores transnacionales, los aliados de la OTAN y del FMI contaron en Chile con el decidido apoyo de ‘socialistas’ como Juan Pablo Letelier, Fulvio Rossi, Marcelo Díaz e Isabel Allende.  

Arturo Alejandro Muñoz

Comenta con ayuda de Facebook(*) (Habilitado el 11 de diciembre del 2009): ¡OJO! Se puede comentar escribiendo un mail (no se muestra es solo para validacin) o con cuenta de Facebook.


(*)Algunas versiones de Internet Explorer bloquean esta herramienta social, sugerimos navegar con Firefox, Safari, Opera, Chrome u otro navegador web para hacer y leer los comentarios



1.554.362 lecturas en total tienen las 513 columnas de Arturo Alejandro Muñoz con 3.030 lecturas en promedio por columna
Columnas de Arturo Alejandro Muñoz
2017-08-03
El desorden del PS
1470 lecturas

2016-08-08
¿Qué quiere y para quién trabaja la Democracia Cristiana?
3965 lecturas

2016-08-02
La neo burguesía fiscal
4337 lecturas

2016-06-24
Chile vive hace años su propio “Brexit”
3011 lecturas

2016-06-20
El duopolio y sus alcaldes en comunas rurales, ¿ridículo… o ridículos?
2031 lecturas

2016-06-14
El enemigo no sólo es la derecha… es el sistema
1944 lecturas

2016-06-07
Cría cuervos... y la actual prensa canalla que siempre apoyaste te arrancará los ojos
2713 lecturas

2016-06-03
"Izquierdistas de orilla" en la Nueva Mayoría
2158 lecturas

2016-05-25
Ante un país en protesta, casta política apuesta al “mal menor”
1711 lecturas

2016-05-11
Redes sociales y prensa "oficial", ¿quién miente más?
1976 lecturas

2016-05-02
Trabajadores analizan nuevas formas de lucha
2031 lecturas

2016-04-29
Revoloteo en gallinero político confirma profundidad de la crisis
1524 lecturas

2016-04-26
¿Va a sufragar en octubre? Entonces lea esto
1676 lecturas

2016-04-21
¿El arte es de izquierda o sólo es arte sin apellidos?
1785 lecturas

2016-04-20
Tu generación y la mía unidas tras el mismo objetivo: Asamblea Constituyente
1734 lecturas

2016-04-12
Ese “centrino” llamado Patricio Aylwin Azócar
3230 lecturas

2016-04-05
Ese mal ejemplo político llamado Chile
1765 lecturas

2016-04-01
Democracia en reversa, dictadura perfecta
1788 lecturas

2016-03-14
¡¡¡A las municipales, a las municipales…!!!
1923 lecturas

2016-03-07
Graban conversación top-secret de dos sediciosos con un general
1955 lecturas

2016-01-20
Tarud, ¿parlamentario asertivo o simplemente bravucón?
2090 lecturas

2016-01-14
Gracias a mis miedos eres rico y estás libre
2009 lecturas

2016-01-11
Ya no hacemos ni haremos Historia
1889 lecturas

2016-01-06
Retazos olvidados para reconstruir una identidad política
1966 lecturas

2016-01-04
El último kilómetro
2028 lecturas

2015-12-13
La función terminó, a sacarse disfraces y caretas
2298 lecturas

2015-12-08
Izquierda latinoamericana sufre fractura en su columna vertebral
2169 lecturas

2015-11-30
No es por la democracia, es por otra cosa
2043 lecturas

2015-11-25
Neoliberalismo a la chilena se toma Argentina. ¿La culpa es del peronismo solamente?
1994 lecturas

2015-11-22
PDC, del éxtasis al regreso a sus raíces y al declive
2277 lecturas

2015-11-05
Que el populacho nos deje robar tranquilos, somos los jefes
2602 lecturas

2015-10-24
Iniciativa privada principal factor del desarrollo: mito empresarial
2709 lecturas

2015-10-21
Asamblea Constituyente: enemigo público número uno
2117 lecturas

2015-10-16
Mamihlapinatapai... en la administración comunal
2184 lecturas

2015-10-08
Señores parlamentarios, ustedes ya carecen de autoridad
2162 lecturas

2015-10-04
Pancho I, ¿pastor de algunos o capo de familia?
3368 lecturas

2015-09-25
La soberbia derrotada y la vanidad humillada
2303 lecturas

2015-09-21
Casos Wal-Mart y Felipe Kast certifican cuán débil es nuestra democracia
2156 lecturas

2015-09-08
Nuestra identidad nacional es la no-identidad
2445 lecturas

2015-08-31
Camioneros de Pinochet... raya para la suma
2370 lecturas

2015-08-27
No hay peor astilla que...
2091 lecturas

2015-08-24
El logro político de la corrupción y la estulticia
2089 lecturas

2015-08-21
Los temidos tres tercios anuncian regreso
1210 lecturas

2015-08-17
No hay tarugos para clavar la rueda de la Historia
2149 lecturas

2015-08-14
Sindicato Parlamentario, un proyecto posible
1363 lecturas

2015-08-09
La crisis política abrió las cloacas
1394 lecturas

2015-07-29
La UDI tiene su propio Ku-Klux-Klan
2514 lecturas

2015-07-23
La calva muerte busca siempre a los mejores
2741 lecturas

2015-07-14
Caso Stoulman-Pessa ¿podría comprometer a Augusto Pinochet Hiriart?
3360 lecturas

2015-07-10
Lo que nos ha enseñado el neoliberalismo
2414 lecturas

2015-07-09
En Chile no hay Bastilla, sólo hay Congreso Nacional
2129 lecturas

2015-07-02
La araña, la telaraña y la maraña
2140 lecturas

2015-06-24
Mirando Chile desde la otra banda
2294 lecturas

2015-06-17
¿Quo vadis, PS?
2167 lecturas

2015-06-15
La copa de la paciencia comienza a rebasarse
2096 lecturas

2015-06-08
Evaluación docente ¿Y el resto de las profesiones, qué?
2326 lecturas

2015-06-04
Este sofrito de democracia tampoco funciona
2445 lecturas

2015-06-01
Miro a Tonka y me reconozco abuelo
2588 lecturas

2015-05-29
Senador JP Letelier, me cuesta mucho creerle
2479 lecturas

2015-05-24
FFEE y el líder revolucionario “Fuenteovejuna”
2336 lecturas

2015-05-19
Soy columnista... no soy candidato, líder ni mago
2795 lecturas

2015-05-12
¡A los botes, o el retorno de los brujo$!
2285 lecturas

2015-05-07
¿Nuevo gabinete? ¡Aquí estoy!
2524 lecturas

2015-05-05
¿A cuál Democracia postulan derecha y empresariado?
2280 lecturas

2015-04-27
El pueblo no es corrupto ni traidor … ustedes sí
3211 lecturas

2015-04-21
Chile: La crisis existe, el sistema naufraga, ¿qué hacer?
2372 lecturas

2015-04-15
Andrés Zaldívar, la “Pimpinela Escarlata” del mega empresariado
2848 lecturas

2015-04-13
¿Son o no responsables los periodistas actuales de esta hecatombe política?
2460 lecturas

2015-04-07
Frente de mal tiempo tormentoso para el gobierno y sus socios derechistas
2564 lecturas

2015-03-28
No es desastre natural, es error humano
3021 lecturas

2015-03-24
Caso CAVAL comprometería a autoridades Región de O`Higgins
2539 lecturas

2015-03-21
Lo siento, pero la mejor cocina es la mía
3751 lecturas

2015-03-17
Todos corruptos... ¿también Michelle?
2453 lecturas

2015-03-15
¿Para quién trabaja realmente esa falsa izquierda oficial?
2567 lecturas

2015-03-06
Peloteros, pelotudos y "pelotehuenses"
2720 lecturas

2015-03-05
Venezuela 2015 no es Chile 1973
2391 lecturas

2015-03-03
Chile en la pitilla
2464 lecturas

2015-02-26
Políticos arrodillados ante el gran capital
2712 lecturas

2015-02-23
Goebbels le corrige la plana a los “honorables’ del Parlamento chileno
2644 lecturas

2015-02-17
El hijo de la jefa, “useful idiot” de Luksic
3474 lecturas

2015-02-13
Nueva tarea para los moralistas que censuran en La Moneda
3006 lecturas

2015-01-30
La UDI se enchula ¿Unidos por Ti? o ¿Unidos por Mí?
3130 lecturas

2015-01-28
Fidel, honor y gloria. Yo te saludo
3058 lecturas

2015-01-18
¡Ahora incluso la Derecha dice ser republicana!
2849 lecturas

2015-01-12
Una pregunta necesaria
3038 lecturas

2015-01-05
Mujer, ¿sientes que de verdad te has liberado?
2693 lecturas

2014-12-31
Si campaña del terror fracasa, ¿qué hará entonces la Derecha?
2641 lecturas

2014-12-29
Si no se acata lo que la Derecha quiere, ¿somos comunistas?
4217 lecturas

2014-12-23
Disquisiciones de un don nadie
2694 lecturas

2014-12-17
¿Podría tener Chile un presidente similar a Pepe Mujica?
2718 lecturas

2014-12-15
Aislada y sola, la UDI hojea el: Manual de los Sediciosos
1961 lecturas

2014-11-27
La UDI ya parece ser Unión Demócrata… In The Pendiente
2782 lecturas

2014-11-25
Mes de circos… y de Teletón, para felicidad de los alcaldes
1726 lecturas

2014-11-10
Mariana, Soledad, Ignacio y Gutenberg; ¿los “sheriff” de la Nueva Mayoría?
1944 lecturas

2014-11-01
Educación, copago, bolicheo y otras yerbas
2969 lecturas

2014-10-29
¿Quién ordenó –o solicitó- a la DINA asesinar al ministro José Tohá?
3499 lecturas

2014-10-22
A mi gente de la década de los 60
2594 lecturas

2014-10-19
Alex Vojkovic, ¿accidente, o secuestro y asesinato?
4077 lecturas

2014-10-16
Cena de amigos permite develar el peligro en que hemos vivido
2254 lecturas

2014-10-02
Soy provinciano, tengo fecha de vencimiento
2956 lecturas




Hay 25 usuarios visitando www.generacion80.cl

ltimas Columnas
Vengo de un pueblo pequeño... que se llama Til Til por Vólker Gutiérrez
Tierra: medio siglo de la Ley de Reforma Agraria por Manuel Riesco
2016, Venezuela en la encrucijada. La grave crisis económica, social y política por Orlando Caputo
La Codelco de Eduardo Engel por Julián Alcayaga
Venezuela: crisis para todo uso por Ángel Saldomando
Otras noticias
2017-08-01
LUN DESTACA INVESTIGACIÓN EN FUSIÓN NUCLEAR DE LA CChEN
2017-07-27
CONMEMORAN LOS 50 AÑOS DE LA TOMA DE LA UC
2017-07-26
OFICIALIZAN LA POSTULACIÓN DEL FÍSICO LEOPOLDO SOTO NORAMBUENA