Columnas
2016-04-14
1820 lecturas

Luis Casado
especial para G80

Pesimismo en el FMI ¿Es grave Doctor?

El FMI acaba de publicar la última edición de sus “Perspectivas de la economía mundial”, tan llena de banalidades como cualquier edición anterior. Aún más pesimista que las precedentes, lo que no deja de ser sabroso si se tiene en cuenta que los consejos que el FMI le prodiga a medio mundo son los que tienen la economía en el suelo.

¿Y Ud., de qué está pesimista? De mí misma, debe responder Christine Lagarde, directora-gerente del FMI. O bien Maurice Obstfeld, economista jefe del FMI, que es a la economía lo que Heraldo Muñoz a la diplomacia: un chiste.

En una larga letanía de “riesgos” que explican el marasmo mundial, Obstfeld cuenta la caída del precio del petróleo que, hasta hace poco, debía ser la causa de una aceleración del crecimiento.

Tú ya sabes: si el precio de la energía disminuye, disminuyen los costos de producción, se estimula la demanda y papita p’al loro. Ahora no, es al revés. ¿Por qué? Lo de siempre: la ley de la oferta y la demanda. O bien la de Moraga, el FMI no lo tiene claro.

La guerra en Siria es otro “riesgo”. Como lo lees. No lo digo yo, lo dice el FMI. Lo que lleva a preguntarse si el FMI está bien de la cafetera, visto que la guerra en Siria la desataron los occidentales para alegría y jolgorio de los fabricantes de armas.

Francia acaba de lanzar ocho misiles de crucero contra el Estado Islámico, a un precio unitario de un millón de euros, sin contar la amortización de los aviones, el carburante, los salarios de los pilotos, el apoyo técnico y otros detallitos. El fabricante de misiles se relame los dedos.

Tercer “riesgo”, la amenaza terrorista. Que no cayó del cielo como las malas lluvias. Obstfeld olvida mencionar que –como dice el filósofo francés Michel Onfray– esa amenaza tiene una genealogía, un origen. Ese origen está en las guerras que occidente lanzó en Iraq, en Afganistán, en Yemen, en Libia, en Siria, en Malí y otros países. El razonamiento de los terroristas es de una sencillez abismante: “Tú me matas yo te mato”. A nadie, incluyendo el FMI, se le ha ocurrido que la paz pudiese ser una alternativa.

La eventual salida de Gran Bretaña de la Unión Europea completa el sombrío cuadro que pinta el FMI, cuadro en el cual el elemento más preocupante es “la caída de la demanda”.

La caída de la demanda proviene de la austeridad preconizada por el FMI, que redujo significativamente los presupuestos públicos de los Estados que le hacen caso. Y del alto nivel de desempleo que genera la caída del gasto público. Y de la renuencia a invertir por parte del sector privado, visto que no hay demanda.

En otras palabras la caída de la demanda provoca la caída de la demanda. Keynes lo había explicado con manzanitas en el año 1936 en su Teoría General. Uno se pregunta a qué diablos se dedica el economista jefe del FMI.

Lo más extraordinario de todo es que el FMI confiesa su perplejidad ante la falta de eficacia de su propia medicina, lo que Obstfeld llama “remedios convencionales.”

Los “remedios convencionales” consisten mayormente en el relajo monetario que llaman quantitative easing, o sea la emisión sin respaldo, la creación de moneda trucha: el dinero nunca ha estado tan disponible, ni a tasas de interés tan bajas. No obstante la demanda, traducida en consumo o en inversión, no despega.

Aún cuando el FMI reconoce que sus recetas son inútiles, sigue proponiendo remedios que para dinamizar la economía son tan inservibles como los emplastos de mostaza para curar el cáncer.

Para aumentar la demanda el FMI sugiere generar empleo. Para facilitar la creación de empleo, el FMI aconseja una reforma del mercado del trabajo que consiste en facilitar los despidos y reducir o aún eliminar las indemnizaciones de despido. Lo espeluznante es que el FMI reconoce que –gracias a la citada reforma– la situación empeoraría antes de mejorar.

Al mismo tiempo sugiere limitar la duración y el nivel de las indemnizaciones que reciben quienes están sin trabajo, en la esperanza que el hambre estimule la búsqueda de un curro, como si el hecho de buscar empleo lo crease.

A las genialidades que te cuento, el FMI le agrega la necesidad de “mejorar el funcionamiento del sistema monetario internacional y la estabilidad de los mercados financieros, así como la cooperación internacional”, materias en las cuales “queda mucho por hacer”. En el pedir no hay engaño.

Una publicación financiera europea ofreció la conclusión más evidente: “He ahí una constatación del FMI que suena como el reconocimiento de su propia impotencia”.

Afortunadamente para la Humanidad existe Rodrigo Valdés, ministro de Hacienda de Chile, quién le enmienda la plana al FMI. Comentando las mediocres perspectivas que el FMI le adjudica a la economía chilena, Valdés declaró “Creo que es una foto que no tiene la última información”. Lo que lees: “una foto que no tiene la última información…” Comprenda quién pueda.

Y para que no quedase la sombra de una duda, Rodrigo Valdés, afirmó “que si el FMI hubiera conocido el Imacec de febrero probablemente no habría hecho esa estimación”.

¿Es grave Doctor? Lo del FMI sí, muy grave. Lo de Valdés es terminal.

Luis Casado

Comenta con ayuda de Facebook(*) (Habilitado el 11 de diciembre del 2009): ¡OJO! Se puede comentar escribiendo un mail (no se muestra es solo para validacin) o con cuenta de Facebook.


(*)Algunas versiones de Internet Explorer bloquean esta herramienta social, sugerimos navegar con Firefox, Safari, Opera, Chrome u otro navegador web para hacer y leer los comentarios



1.073.407 lecturas en total tienen las 471 columnas de Luis Casado con 2.279 lecturas en promedio por columna
Columnas de Luis Casado
2017-08-07
El modelo democrático Vaticano
1244 lecturas

2017-08-03
Venezuela in chaos - What the world should do
1838 lecturas

2016-08-12
Lógica implacable
2562 lecturas

2016-08-02
La payasada de los "stress tests"
1728 lecturas

2016-06-24
Great Britain quits… So what?
1947 lecturas

2016-05-25
Reforma laboral
2123 lecturas

2016-05-18
Vivimos en un mundo peligroso
2085 lecturas

2016-05-16
Las mentadas clases medias
1853 lecturas

2016-05-03
La triste verdad…
1790 lecturas

2016-04-15
SOS: la teoría económica se muere
1150 lecturas

2016-04-14
Pesimismo en el FMI ¿Es grave Doctor?
1821 lecturas

2016-01-16
Problema de etiqueta
2175 lecturas

2016-01-06
De la dificultad de nacer. La previsible evolución del jaguar sudamericano
2380 lecturas

2015-12-24
Dime quién es tu ministro de Hacienda y te diré quién eres
1907 lecturas

2015-12-15
La saga de las tasas de la FED
2008 lecturas

2015-12-09
Francia: Desastres anunciados
1940 lecturas

2015-12-07
Los eminentes FDR
1984 lecturas

2015-12-04
The revolving crisis
1925 lecturas

2015-12-03
Jugando a los arúspices
2070 lecturas

2015-12-01
SOS Argentina: el mensaje a los mercados
2001 lecturas

2015-11-18
Era bueno el asado…
1925 lecturas

2015-11-12
La virguería de los PPP
2218 lecturas

2015-10-20
El curro: retorno al futuro
2041 lecturas

2015-10-14
El gran lupanar
2072 lecturas

2015-10-05
Vamos p’atrás
2014 lecturas

2015-09-24
Deutsche Qualität
1969 lecturas

2015-09-22
El corazón partío...
1976 lecturas

2015-08-31
Suelten a Bachelet...
2136 lecturas

2015-08-29
Missing
1979 lecturas

2015-08-24
¿Cuál es más peligroso?
2189 lecturas

2015-08-22
The revolving crisis
1942 lecturas

2015-08-16
Todo es mercancía
1933 lecturas

2015-07-15
La derrota de Grecia, derrota de Europa
2052 lecturas

2015-07-14
Un entierro de primera clase
2003 lecturas

2015-07-13
Lecciones de negociación
1019 lecturas

2015-07-10
La persistencia en el ser
2134 lecturas

2015-07-01
La injusticia tarda, pero llega
2038 lecturas

2015-06-30
Grecia: derrame de hipocresía
1979 lecturas

2015-06-25
Molôn labé (μολὼν λαβέ)
2051 lecturas

2015-06-22
Los consejos de Machiavelli
2088 lecturas

2015-06-20
Nein! Griechenland wird nicht deutsch sein!
2066 lecturas

2015-06-18
Grecia: el problema no es Varoufakis
2136 lecturas

2015-06-01
Julio, la araña y el horario
2172 lecturas

2015-05-29
Terremoto en España
2052 lecturas

2015-05-24
Friedrich II der Große y el molinero
2143 lecturas

2015-05-20
Me llamó Piero
2143 lecturas

2015-05-12
Formalidad, formalismos y formalizados
1158 lecturas

2015-05-06
Eduardo Engel y el milagro de la sanación
2116 lecturas

2015-05-04
Yo trabajo…
2017 lecturas

2015-04-29
La incubadora
2202 lecturas

2015-04-27
El gato de Alicia
2109 lecturas

2015-04-08
Esos polvos trajeron estos lodos
2167 lecturas

2015-04-07
Una distancia grande, como el mundo
2225 lecturas

2015-04-06
Economía real vs economía virtual
2123 lecturas

2015-04-02
Who’s paying the bill?
2253 lecturas

2015-03-24
La gota que desborda el vaso
2102 lecturas

2015-03-17
La gota que desborda el vaso
2372 lecturas

2015-03-16
Oscar y El Yeco
2318 lecturas

2015-03-15
Selon que vous serez puissant ou misérable…
1263 lecturas

2015-03-09
La aguda visión de la Justicia
2238 lecturas

2015-03-05
Hace falta un Míster
2190 lecturas

2015-03-02
De sofismas, cinismos y perversiones
2417 lecturas

2015-02-26
Es dulce ser despreciado por los capullos
2489 lecturas

2015-02-24
En la confianza está el peligro...
2288 lecturas

2015-02-23
No hemos inventado nada
2560 lecturas

2015-02-21
Soberanía
2460 lecturas

2015-02-15
Bancos, fraude fiscal e hipocresía
2792 lecturas

2015-02-04
Leyes reversibles
2846 lecturas

2015-01-30
La pasión Piketty III
2689 lecturas

2015-01-28
Grecia: “A la hora señalada”
2580 lecturas

2015-01-27
La pasión Piketty II
2546 lecturas

2015-01-25
Europa se prepara a la victoria de Syriza
2616 lecturas

2015-01-22
La pasión Piketty
2656 lecturas

2015-01-18
La imagen, Georg Baselitz y los profetas
1776 lecturas

2015-01-14
La excepción francesa
2480 lecturas

2015-01-12
PENTA: ¿dónde está la novedad?
1620 lecturas

2015-01-08
With a little help from my friends
2424 lecturas

2015-01-07
Je suis Charlie (Yo soy Charlie)
2664 lecturas

2015-01-05
¿Mercado del trabajo, o trabajo del mercado?
2393 lecturas

2014-12-31
¡Socorro... Vuelven los rojos!
2475 lecturas

2014-12-29
La curva de Kuznets, San Mateo y la parte del león
2577 lecturas

2014-12-23
Piñera: profesor Ciruela
2472 lecturas

2014-12-18
¿Patria o Muerte? O nos hundimos en el precipicio...
2506 lecturas

2014-12-17
Las güenas malas…
2736 lecturas

2014-12-09
Capital político
2429 lecturas

2014-11-20
Se necesita economista, tratar aquí
1573 lecturas

2014-11-03
No es pura coincidencia…
2837 lecturas

2014-10-27
De nuevo la diarrea... (y el virus Ébola no tiene na’ que ver...)
2736 lecturas

2014-10-25
Mon Dieu comment suis-je tombée si bas?
1605 lecturas

2014-10-10
Nicolas Rolin
2820 lecturas

2014-09-30
We, the People...
1712 lecturas

2014-09-13
Chile... ¿paraíso del “terrorismo”?
3012 lecturas

2014-09-12
La prensa internacional exulta... “El sector financiero brasileño apoya a la candidata presidencial Marina Silva”
2731 lecturas

2014-09-02
El blablá que bajo otros cielos llaman cháchara
2791 lecturas

2014-08-19
Yo soy el descueve (y es poco decir...)
2832 lecturas

2014-08-04
CODELCO: entre latrocinios y recapitalización
1882 lecturas

2014-07-22
Deus ex machina
1929 lecturas

2014-07-19
La reforma tributaria de Andrés
1706 lecturas

2014-07-14
Cómo hacer tortillas sin quebrar huevos (sin juego de palabras...)
2115 lecturas

2014-06-30
Oh... Boy!
1807 lecturas




Hay 30 usuarios visitando www.generacion80.cl

ltimas Columnas
Vengo de un pueblo pequeño... que se llama Til Til por Vólker Gutiérrez
Tierra: medio siglo de la Ley de Reforma Agraria por Manuel Riesco
2016, Venezuela en la encrucijada. La grave crisis económica, social y política por Orlando Caputo
La Codelco de Eduardo Engel por Julián Alcayaga
Venezuela: crisis para todo uso por Ángel Saldomando
Otras noticias
2017-08-01
LUN DESTACA INVESTIGACIÓN EN FUSIÓN NUCLEAR DE LA CChEN
2017-07-27
CONMEMORAN LOS 50 AÑOS DE LA TOMA DE LA UC
2017-07-26
OFICIALIZAN LA POSTULACIÓN DEL FÍSICO LEOPOLDO SOTO NORAMBUENA