Columnas
2016-04-26
1882 lecturas

Leopoldo Lavín Mujica
especial para G80

Un funeral y una marcha

La historia está llena de imprevistos que apelan a repasar sus versiones ante la vorágine de imágenes y declaraciones para las cámaras que oscurecen los acontecimientos del pasado y del presente. El ex presidente demócrata cristiano Patricio Aylwin, transformado en ícono de la transición pactada entre la dictadura cívico militar y el establishment político de la Concertación, después de haberse destacado por gestos y discursos de clara connotación golpista durante 1973 y coronar su vida de político como primer presidente elegido por los votos después de Salvador Allende, murió un día antes de la manifestación estudiantil convocada para el jueves 21 de abril.

Dos maneras de vivir el presente

Medios y políticos de la coalición gobernante llamaron a los estudiantes universitarios a postergar su marcha por ser el segundo día de duelo nacional decretado para homenajear al difunto hombre de Estado rebautizado como un demócrata ejemplar. Los estudiantes respondieron directamente a los admiradores del patriarca concertacionista: “Hoy día los hijos de la gran frase que se cimentó durante la transición, que es ‘en la medida de lo posible’ (1), tenemos claro que lo único posible es lo necesario.” Y “Nuestro futuro sigue en deuda; de nosotros depende cambiar la educación”. Hermosos llamados a pasar a la acción y a no vivir prisioneros de mitos conservadores.

Como bien sabemos, algunos medios se obsesionan con la “encarnación”, las “figuras representativas”, los “líderes” y todo ese repertorio de filosofía individualista y heroica de la historia. Y cuando no encuentran eso que buscan a toda costa, lo inventan. Hacen una construcción social de la realidad y sucumben a una liturgia política donde el discurso oficial que legitima la versión de los grupos dominantes es la que se impone.

Fue así como, desconfiando de los llamados de la vieja política oficial, los estudiantes hicieron oídos sordos a los cantos de sirena del inmovilismo y retomaron el camino de las grandes movilizaciones para reivindicar sus derechos e imponer su agenda a un Gobierno que no rompe sino que ajusta el modelo mercadista en la educación superior. Mientras tanto, los actores preponderantes de la transición pactada y de la consolidación de las instituciones creadas por la dictadura se embarcaban en la parafernalia post mortem para continuar con el mito de que lo que existe es fruto del “pragmatismo inteligente” y que dada las circunstancias, en aquel momento, cuando se aceptó la hoja de ruta del dictador Pinochet allá por 1985, no habían otras opciones.

Dos hechos que muestran una vez más el foso que separa a quienes reclaman para ellos la vuelta a la democracia, y que en función de eso construyen un relato acerca de los méritos de Patricio Aylwin por haber aceptado un marco jurídico político donde se reconocía “en los hechos” que la dictadura tenía la fuerza y su propia legitimidad constitucional. Nadie les niega que el votar NO el 5 de octubre de 1988 fue una buena cosa para poder después votar el 14 de diciembre de 1989 por un presidente y un programa. Lo que no permite de ninguna manera justificar el carácter que asumió más tarde la transición concertacionista. Que adhirió sin matices siquiera al esquema institucional funcional al modelo económico neoliberal de los “Chicago boys”. Y que la Concertación de partidos por la democracia abandonó toda veleidad de cambio, y al hacerlo desperdició un caudal político ciudadano transformador de la manera más indecorosa imaginable.

De transiciones y transitólogos

Sin embargo, recordemos que los protocolos de los investigadores o transitólogos (2) que habían estudiado la transición Filipina, Griega, Española y Argentina ya habían propuesto antes del 84 el paradigma de las ‘transiciones modélicas”. Que los “papers” ya circulaban en la academia norteamericana y en los desks de los policymakers del Departamento de Estado de las administraciones Carter y Reagan. La conclusión de aquellos estudios era la misma de los estudios de inversión y mercado. Hay que eliminar la “incertidumbre” en un proceso de transición de un régimen de dictadura militar a parlamentario/presidencial electo y partir por el reconocimiento de los “interlocutores válidos” que tienen legitimidad institucional e internacional.

Había que reconocer como normal el actuar del “actor militar institucional” (las FF.AA.) incline a la violencia desmedida. No provocarlos. Toda otra salida generaba desorden y caos. El ingeniero Boeninger de la DC se engolosinaría con tales análisis entre el cálculo y la funcionalidad del juego de los actores. Otros, como Francisco Javier Cuadra, desde la vereda opuesta, apostarían al tirano, al Estado Leviatán y al terrorismo de Estado para aplastar la lucha social. Al término de la Segunda Guerra Mundial un esquema parecido había sido puesto en práctica en Grecia, Italia y Francia para derrotar los avances de las izquierdas y los programas de democratización de derechos sociales y de economías sociales propuestas por las resistencias al nazismo.

La recomposición ideológica del bloque dominante

Fue así como se recompuso el fino tejido social de la elite chilena que pese al pasado reciente de quiebres descubrió que seguían compartiendo la misma cultura política, las mismas redes de influencia; que estaban hablando el mismo lenguaje jurídico institucional, tal como hoy se sigue haciendo en el Tribunal Constitucional, en el Consejo de Observadores Ciudadanos que controla el “proceso constituyente”, en Chile Transparente, en el Servicio de Impuestos Internos, en el Congreso Nacional y los ministerios (como el de Defensa que obstaculiza la entrega de las actas del COSENA a periodistas tenaces por informar).

Todas estas son instituciones que se inscriben en la misma lógica transicional de obtención de pactos y consensos de gobernabilidad entre las fuerzas del bloque hegemónico. Es la obra política gruesa que dejó la dictadura además de las AFP e ISAPRES para apropiarse de los ingresos de los asalariados. Para eso, entre el 1982 y 1985 había que operar dentro de un marco ajustado; y así lo hicieron. De ahí transformaron necesidad en virtud y a quien los representó, en líder espiritual del régimen postdictadura. Es que no les quedaba otra. Glorificar hasta impedir la comprensión real de los hechos con tal de mantener vivo el relato de la transición exitosa.

En los mismos ochenta se impondría el neoliberalismo como visión única y racionalidad hegemónica a la que adherirían los partidos socialdemócratas de Europa. La debacle de los partidos comunistas burocratizados en Europa del Este, los sucesos de Polonia donde los trabajadores de Solidarnosc se enfrentaban a la misma burocracia y un Papa anticomunista (Juan Pablo II) serían factores de derechización de las fuerzas políticas que antes habían luchado por el cambio social.

La tesis aylwinista fue una tesis conservadora que se proyectó al presente

Vale la pena seguir recordando un poco más. El Chile de los 1984-1985 en que se impone la tesis aylwinista de aceptación de la condiciones de Pinochet hacia la democracia, era un Chile de luchas y protestas sociales de estirpe popular y de partidos de izquierda vinculados a los movimientos sociales tal como lo explica el diputado Boric de Izquierda Autónoma en su reciente columna (3). Paralelamente, el establishment buscaba una salida ordenada al régimen militar que se agotaba. El problema, como ya lo hemos delineado, es que los dirigentes políticos de la época le compraron todo a la dictadura (Constitución de 1980 incluida) y se negaron a darse un margen posterior de maniobra para hacer política democrática, cumplir las reformas prometidas y ampliar la democracia. Se olvidaron de la Asamblea constituyente, de los imperativos de la justicia para vivir en democracia y sin impunidad; de la renacionalización del cobre y siguieron con el impulso sin frenos privatizando todo lo privatizable convencidos del credo neoliberal. Así empezaron los concertacionistas primero, legitimando el marco de actuar político a la Guzmán, con un sistema político binominal que conjura el quiebre debido a los dos tercios designados culpables, pero cuyo objetivo era prolongar el paradigma del constitucionalista conservador de 1980 para trabar esas reformas necesarias.

El contexto internacional no era favorable a una vuelta atrás

Cualquier ciudadano ansioso de verdad se dará cuenta de lo anterior. Lo que se excluye siempre es el contexto internacional donde después de la elección del mismo Aylwin no había ninguna posibilidad de vuelta atrás hacia dictaduras militares. Pero el espantapájaros funcionó en el Chile de la Concertación.

Las potencias occidentales hicieron del tema una causa común y Reagan (EE.UU) una política de Estado que les permitiría afrontar a la URSS y a gobiernos de izquierda salidos de combates contra las dictaduras. No obstante, Somoza había sido derrotado en Nicaragua y los sandinistas tenían elecciones libres; en Irán había caído el Shah, los coroneles se habían ido en Grecia; en Portugal éstos mismos habían expulsado al dictador y en Argentina tambaleaba y se iría derrotada por Thatcher la dictadura militar de Galtieri (4). Este impulso democrático y retórica sobre el tema duró hasta fines de los 90 y permitió a los EE.UU. justificar más tarde la invasión de Irak de Sadam Hussein. Hechos y conclusiones siempre ocultados de manera premeditada por la academia conservadora y el establishment político para justificar las condiciones de Pinochet, sus boinazos y enlaces. Pragmáticamente hablando, había espacio (como hoy lo hay) en los años en que la elite de la DC, la cúpula de la Iglesia y la política norteamericana forman la Alianza Democrática para ya ir planteando satisfacer derechos sociales conculcados y luchar por ampliar las libertades democráticas. En Chile eso era un logro de un movimiento social policlasista. Más posibilidades aún existieron de hacerlo durante el gobierno de Aylwin.

La respuesta estudiantil

Hoy, son las instituciones de esta transición pactada y considerada modélica según los cánones de la ciencia política conservadora las que hacen agua por todos lados. Al punto que el ejecutivo, figura clave de la institucionalidad del Estado postdictdura adopta una agenda autoritaria que como bien lo expresó la joven diputada comunista Karol Kariola, conduce derecho a un Estado policial al restringir libertades civiles, con leyes de detención preventiva contra las libertades individuales y mordaza contra el periodismo. Por suerte ahí estuvieron los estudiantes como en 2011, el año de la impugnación del neoliberalismo, hechos de carne, sangre y pasiones democráticas y revolucionarias vivas, movilizándose masivamente este 21 de abril para hacer posible el sueño inconcluso de apertura de las grandes alamedas por dónde circulen los hombres y mujeres libres. Mientras ellos, los de la casta —es su derecho y hay que respetarlo— veneran su muerto, pero de paso, en el ámbito ideológico pretenden sacralizar un pasado que magnifican, pero marcado por las pasiones tristes de una transición significada por la corrupción política, la concentración de la riqueza (¡el 1% controla 32% del ingreso nacional, peor que antes!) y la profunda crisis de legitimidad de sus instituciones.

------

(1) Frase que traduce el estilo conservador de Patricio Aylwin en lo que respecta a su política de Estado hacia las FF.AA. y las violaciones a los DD.HH, así como su actitud ante la reivindicación de justicia y castigo a los culpables y contra la impunidad. La fórmula aylwinista terminó por traducir bien el espíritu de la Concertación en los gobiernos que se siguen proyectando hoy como el de la Nueva Mayoría de la presidenta Bachelet.
(2) http://www.theclinic.cl/2016/04/21/columna-quien-define-lo-posible/
(3) Los escritos clásico sobre el tema fueron escritos por Guillermo O’Donnell y Philippe C. Schmitter. (
4) Sobre el período y la geopolítica de la época en el Cono Sur leer: “Guerra y conflicto de las Malvinas: Margaret Thatcher, Galtieri y Pinochet” en: http://g80.cl/noticias/columna_completa.php?varid=1037

Leopoldo Lavín Mujica

Comenta con ayuda de Facebook(*) (Habilitado el 11 de diciembre del 2009): ¡OJO! Se puede comentar escribiendo un mail (no se muestra es solo para validacin) o con cuenta de Facebook.


(*)Algunas versiones de Internet Explorer bloquean esta herramienta social, sugerimos navegar con Firefox, Safari, Opera, Chrome u otro navegador web para hacer y leer los comentarios



1.178.563 lecturas en total tienen las 308 columnas de Leopoldo Lavín Mujica con 3.827 lecturas en promedio por columna
Columnas de Leopoldo Lavín Mujica
2016-08-04
José Piñera, cómplice y mentor neoliberal de Pinochet
4366 lecturas

2016-07-28
Y el pueblo habló en multitudinaria manifestación: respuesta popular a las AFP y al saqueo neoliberal de la casta
2480 lecturas

2016-07-20
La "Jaula de acero" neoliberal, la crisis institucional y la política de Lagos
1960 lecturas

2016-06-20
Altibajos en la lucha social y escándalos mediáticos
2118 lecturas

2016-06-03
Crisis generalizada de liderazgos: Hay lugar para la unidad social y política del pueblo
2087 lecturas

2016-05-17
La corrupción en el PPD y el modelo extractivista
2136 lecturas

2016-05-09
La cúpula de la CUT fue por lana y la siguen trasquilando
2024 lecturas

2016-04-30
1ro. de mayo: en contexto de artero atentado contra la clase trabajadora
2083 lecturas

2016-04-26
Un funeral y una marcha
1883 lecturas

2016-04-20
Nueva Constitución: Entre estratagemas y consensos
1874 lecturas

2016-04-11
Las instituciones posdictadura amparan la corrupción
2141 lecturas

2016-04-01
Reforma laboral de la NM: otra promesa incumplida
1938 lecturas

2016-03-10
El pueblo y la casta: ¿Por qué este divorcio?
2033 lecturas

2016-03-07
Cuando la corrupción política es estructural
1174 lecturas

2016-01-20
Las confesiones del “alma” de Carlos Ominami en El Mercurio
2328 lecturas

2016-01-14
Proceso constituyente institucional opaco: ¿Premeditación o más incompetencia?
2239 lecturas

2015-12-29
Pragmatismo ciudadano y proceso constituyente popular
2403 lecturas

2015-12-21
La jaula constitucional, los derechos sociales y las luchas venideras
2274 lecturas

2015-12-13
La CUT en el muro de los lamentos
2353 lecturas

2015-12-08
Proceso constituyente institucional opaco: ¿Premeditación o más incompetencia?
2268 lecturas

2015-11-30
¿Farsa, o proceso constituyente con capacidad de decisión popular?
2252 lecturas

2015-11-02
Caso Matte-colusión: La política y el modelo neoliberal en la cloaca
2323 lecturas

2015-10-26
El secreto encanto de la burguesía lumpen
2382 lecturas

2015-10-09
CIUS UNA NUEVA FUERZA SINDICAL CLASISTA EN LA MOVILIZACIÓN Y EN EL DEBATE
2712 lecturas

2015-10-05
Corrupción de la casta político-empresarial: Se ha franqueado otra etapa
2504 lecturas

2015-10-04
Aclaración respecto propuesta de venida de médicos cubanos
2358 lecturas

2015-09-25
ME-O y los portonazos políticos del jet-set parlamentario
2388 lecturas

2015-09-08
La letanía del ministro Eyzaguirre en El Mercurio
2546 lecturas

2015-08-26
Corrupción política y precandidatos
2598 lecturas

2015-08-19
Los neoliberales de la NM como San Girardi* y otros PPdés en la prensa conservadora
2465 lecturas

2015-08-14
CORRUPCIÓN EN EL EJÉRCITO
2295 lecturas

2015-08-11
Impudicias graduales
2549 lecturas

2015-07-26
Imaginacción de Enrique Correa copa y pautea los medios
2771 lecturas

2015-07-23
Carmen Gloria, Rodrigo, la barbarie pinochetista y la justicia en la medida de lo posible
2779 lecturas

2015-07-22
La incompetencia, los renuncios y la desidia transpiran por los poros
2448 lecturas

2015-07-15
Poder neoliberal y corrupción versus alternativa democrática
2589 lecturas

2015-06-29
La salida de Eyzaguirre: triunfo de la educación y la movilización sindical
2620 lecturas

2015-06-24
Se equivocó la paloma: Isabel Allende ataca a Navarro sin exigir renuncias de Rossi, Quintana y Pizarro
2668 lecturas

2015-06-20
El regalo del PS al ministro Burgos
2792 lecturas

2015-06-15
Camilo Henríquez, Rousseau y las triquiñuelas para impedir una Asamblea Constituyente
2662 lecturas

2015-06-01
Entre el espectáculo político, las prácticas corruptas y la mortífera represión estatal
2716 lecturas

2015-05-21
¿Qué se espera ahora de la CUT y del movimiento sindical?
2696 lecturas

2015-05-12
La banalidad de lo mismo
2644 lecturas

2015-05-06
El misil de Bachelet-Tironi o el escenario del petardo mojado
2714 lecturas

2015-04-24
¿Qué va a pasar con las proposiciones de la comisión Engel contra la corrupción?
2929 lecturas

2015-04-20
La consciencia política alienada de Carlos Ominami
2912 lecturas

2015-04-15
La corrupción estructural y la crisis política del Estado neoliberal
2765 lecturas

2015-04-08
¿Y qué hacer ante tanta corrupción? Movilización social
2922 lecturas

2015-04-02
Jovino Novoa en su entrevista o el canto de la sirena guzmano-pinochetista
2859 lecturas

2015-03-20
La conjura de los poderes del Estado
2740 lecturas

2015-03-15
El Consejo asesor presidencial y la legitimidad democrática para ponerle coto a la corrupción político-empresarial
2930 lecturas

2015-03-07
La crisis política y la delincuencia de elite exigen una salida democrática
2832 lecturas

2015-01-18
El efecto Penta-Soquimich y el cinismo político
3377 lecturas

2014-12-29
2014: el año de las provocaciones y afrentas del establishment dominante
3309 lecturas

2014-12-26
Podemos se la puede en España: habría que podérsela también en Chile
2909 lecturas

2014-12-23
El Ecocidio Capitalista-neoliberal, el último libro de Naomi Klein: “El Capitalismo Contra el Clima”
3357 lecturas

2014-11-16
La política como técnica para impedir los cambios prometidos
3318 lecturas

2014-11-01
Sociología de las elites delincuentes. De la criminalidad de cuello y corbata a la corrupción política
5245 lecturas

2014-10-10
Penta y la corrupción político-empresarial
3687 lecturas

2014-10-05
Carmen Castillo y su combate por la memoria fiel
3782 lecturas

2014-09-09
Los mercados mandan, la política obedece, los estudiantes y trabajadores se movilizan
3405 lecturas

2014-08-05
Escenario y desafíos de la Confech: ¿Conducir o dejarse conducir?
2677 lecturas

2014-07-24
Peña (rector UDP) y Eyzaguirre (Ministro), personajes de opereta cómica
2691 lecturas

2014-07-09
Diputado Lorenzini (DC) sugiere que ministro Arenas (PS) se vendió a las multinacionales norteamericanas
2900 lecturas

2014-07-07
Gobierno de la Nueva Mayoría: Cuando falta convicción se construyen percepciones
2487 lecturas

2014-06-07
Aprender de esas izquierdas auténticas que se afirman en Grecia y España
3153 lecturas

2014-05-28
Entre el discurso y la práctica, o del ajuste y la reforma
3095 lecturas

2014-05-09
La dinámica de la movilización social y los ejes programáticos de la Nueva Mayoría
3284 lecturas

2014-04-15
Carlos Peña, rector (UDP) conmina a ministro Eyzaguirre a seguir los principios neoliberales del "capitalismo académico"
3413 lecturas

2014-02-26
Educación: "Expertos", lucro y movimiento estudiantil
3081 lecturas

2013-12-22
Naschla Aburman (CONFECH) es más creíble que Carlos Peña (UDP)
3302 lecturas

2013-12-01
Las Revueltas Lógicas y la política binominal
3271 lecturas

2013-11-18
Ganó el duopolio, perdió la Democracia
3435 lecturas

2013-11-11
Marcel Claude y Roxana Miranda en el escenario post electoral
3738 lecturas

2013-11-06
“Capitalismo inclusivo” con educación: La nueva pomada empresarial
3133 lecturas

2013-10-26
Matthei-Parisi: El falso debate mediático-demagógico
3303 lecturas

2013-10-11
La DC chilena es un partido conservador, pro-neoliberal y patriarcal
3661 lecturas

2013-10-03
Crisis en la derecha: ¿Una cuestión ética y cultural?
3161 lecturas

2013-09-25
Asamblea Constituyente: El último ninguneo concertacionista
3226 lecturas

2013-09-08
El Mercurio, sus compinches y la impunidad mediática
3391 lecturas

2013-08-30
¿La llamada “Reconciliación”, qué nombra?
3050 lecturas

2013-08-20
Neoliberalismo y Homo debitor: "La fábrica del hombre endeudado"
4045 lecturas

2013-08-08
Pugnas neoconcertacionistas: constitucionalistas versus neoliberales
3369 lecturas

2013-07-28
Las Matthei, las Bachelet y la "banalidad del mal" según Hannah Arendt
3737 lecturas

2013-07-20
Una derecha deprimida, un bacheletismo oportunista y una nueva dinámica social
3385 lecturas

2013-07-04
Primarias: ¿Simulacro o circo, o ambos?
3443 lecturas

2013-06-18
Alianza trabajadores-estudiantes: Una lección de unidad para la izquierda política
3913 lecturas

2013-06-12
La Concertación bacheletista y el proceso constituyente
3795 lecturas

2013-05-24
Homenaje, poema, "Sin nombrarla"
3433 lecturas

2013-05-22
CEP: Los empresarios afilan sus instituciones para un escenario de confrontación social
3558 lecturas

2013-05-13
El caso Laurence Golborne, la OCDE, Le Monde y la evasión tributaria
4603 lecturas

2013-05-07
Corrupción en la elite dominante
3613 lecturas

2013-05-02
O Proceso Constituyente o caricatura de Constitución
3733 lecturas

2013-04-23
“Somos hackers del futuro” dice la metáfora
3608 lecturas

2013-04-19
Movimientos sociales: ¿Y ahora qué después de la destitución de H. Beyer?
3525 lecturas

2013-04-12
Cuando la calle manda y la política es profana
3486 lecturas

2013-04-06
Coyuntura política y movilizaciones
3554 lecturas

2013-04-02
Política manipuladora, tiranía mediática y silencio del periodismo
3597 lecturas

2013-03-29
El retorno de la misma política y cómo perseverar en la nueva que emerge
3525 lecturas

2013-03-24
Actualidad del capitalismo neoliberal: Europa y Chile
4592 lecturas




Hay 37 usuarios visitando www.generacion80.cl

ltimas Columnas
Vengo de un pueblo pequeño... que se llama Til Til por Vólker Gutiérrez
Tierra: medio siglo de la Ley de Reforma Agraria por Manuel Riesco
2016, Venezuela en la encrucijada. La grave crisis económica, social y política por Orlando Caputo
La Codelco de Eduardo Engel por Julián Alcayaga
Venezuela: crisis para todo uso por Ángel Saldomando
Otras noticias
2017-08-01
LUN DESTACA INVESTIGACIÓN EN FUSIÓN NUCLEAR DE LA CChEN
2017-07-27
CONMEMORAN LOS 50 AÑOS DE LA TOMA DE LA UC
2017-07-26
OFICIALIZAN LA POSTULACIÓN DEL FÍSICO LEOPOLDO SOTO NORAMBUENA