Columnas
2016-05-02
2228 lecturas

Arturo Alejandro Muñoz
especial para G80

Trabajadores analizan nuevas formas de lucha

Una de ellas viene de Holanda. Ir a la huelga trabajando normalmente, pero con un ‘detalle’ relevante…he ahí lo novedoso.

Los trabajadores chilenos –vale decir, la fuerza laboral del país- siguen siendo considerados elementos desechables por el actual sistema económico, lo que redunda en irrespeto hacia quienes no son propietarios de medios productivos, sean estos bienes o servicios. Cualquier alumno de primer semestre universitario podrá informar a parlamentarios, gobierno y dirigentes empresariales que lo fundamental en la economía de un país es la Producción, y que ella está conformada por diversos factores, entre los que sobresale con énfasis y relevancia el Trabajo Humano, mismo que en el mediano y largo plazo resulta irreemplazable por máquina o animal alguno. No obstante, a este factor productivo se le obstaculiza en los hechos concretos, pues se le colocan obstáculos cuando desea organizarse al mismo nivel que lo han hecho los empresarios, quienes poseen numerosas cofradías mediante las cuales influyen de manera directa en las decisiones políticas que deberían ser resortes exclusivos de dos poderes del Estado: el Ejecutivo y el Legislativo.

La Sociedad Nacional de Agricultura (SNA), la Sociedad Nacional de Minería (SONAMI), la Sociedad de Fomento Fabril (SOFOFA), la Confederación de la Producción y el Comercio (CPC), entre otras, constituyen referentes de los poderosos grupos patronales, los mismos que en una u otra medida –a través de sus representantes en los poderes del estado- obstaculizan cualquier intento de los trabajadores por contar con organizaciones fuertes, asfixiando la construcción de redes legislativas que vayan en defensa del menos poderoso (económicamente) de los ya citados factores de la producción.

Sin embargo, ¿alguien, en el mundo sindical, habrá efectuado alguna vez cálculos matemáticos respecto al monto –en pesos- que mensualmente administran federaciones y confederaciones de trabajadores también poderosas, como la CTC (cobre), la ENAP (refinería), CAP (acero), etc.? Puedo asegurar que la suma de esas mensualidades, adicionando por cierto a muchas otras federaciones y confederaciones existentes- debería arrojar una cantidad de dinero que abriría el apetito de bancos, financieras y del propio gobierno. Si todas esas organizaciones se unieran financieramente en una sola, el poder económico que esta adquiriría en el mercado nacional sería impresionante, toda vez que contaría mes a mes con “dinero fresco” y seguro proveniente del aporte de sus socios, el que en muchos casos es obtenido mediante descuento por planilla de pagos de las mismas empresas donde laboran.

No faltará quien salte a la palestra diciendo: “pero, federaciones, confederaciones y sindicatos tienen que preocuparse del bienestar de sus asociados y no de competir en la banca o en la bolsa”. ¿Y por qué no? ¿Cuál sería el ‘delito’ si los trabajadores organizados decidieran participar de lleno en la marcha del mercado y economía nacionales utilizando sus propios recursos monetarios, técnicos y financieros?

Por ello, si el 80% de los trabajadores chilenos tuviese acceso efectivo a procesos de negociación colectiva por área de producción o de servicio, otro gallo le cantaría al mundo del trabajo. Ahí está el quid de todo este asunto, ya que con la negociación colectiva se cubrirían las necesidades de apoyo y bienestar de los trabajadores, y estos dejarían ‘libre’ el dinero fresco de sus propios aportes a la organizaciones sindicales de base y a las de intermediación (léase en este caso, Federaciones, Confederaciones y Central), las que deberían generar un cuerpo mayor, el que terciaría en la banca, en la Bolsa y en las mismas políticas fiscales dado su poder económico sólido y con dinero siempre ‘fresco’, lo que le permitiría sentarse a la mesa de los ‘grandes’ –ahora sí en un ‘tripartismo’ efectivo, de igual a igual- para negociar políticas económicas y laborales en beneficio de la masa trabajadora.

En suma, mientras el sistema capitalista sea quien predomine sin ambages en el país, el viejo y necesario sindicalismo sólo tendrá tres opciones, a saber (tal cual lo dije hace años, pero me permito reiterarlo ahora):

1.- Oponerse de hecho y de efecto al sistema mismo, declarándose su enemigo inexcusable… lo cual le llevaría, necesariamente, a la adopción de medidas severas y permanentes, como por ejemplo: huelgas generales que obtengan la paralización del país (sin plazo de término), tomarse calles, plazas, campos y carreteras, deteniendo todo intento oficial por recomponer la situación.

2.- Mediante la unidad sectorial primero, y universal más tarde, fundando un partido popular que represente al mundo del trabajo en el Parlamento, y desde allí actuar proactivamente a objeto de evacuar legislaciones que sean favorables a los trabajadores.

3.- Jugar el juego que el sistema permite, lo que significa aprovechar las franquicias que da el mismo y meter baza en los intersticios legales que se encuentran suficientemente abiertos para obtener ganancias en beneficio del colectivo.

Por cierto, la primera alternativa no es viable (ni hoy, ni ayer ni mañana) porque dentro del mundo laboral las fuerzas se equiparan en cuanto a aquellas que luchan contra el sistema con las que luchan por el sistema; y fuera de broma, estas últimas –al menos hasta hoy- siguen siendo mayoritarias.

La segunda alternativa ya se efectuó a comienzos del siglo veinte, cuando Luis Emilio Recabarren fundó los partidos obreros cuya misión, única, era representar a los trabajadores en el Parlamento… y bien sabemos qué ocurrió: la traición tenía fecha, toda vez que esos partidos son hoy elementos activos de las cofradías neoliberales que protegen y apoyan al mega empresariado transnacional (además, siendo severamente sincero, muy pocos trabajadores llegaron al Congreso nominados o apoyados por esas tiendas ‘populares’).

Por lo tanto, la opción válida pareciera ser la tercera. ¿Será así? ¿No se constituiría ese nuevo poder económico y financiero en una especie de mafia? ¿Cuál es el riesgo? ¿Abandonar la lucha por el cambio del sistema para afirmar lo existente? Y si el sindicalismo entrase a terciar con propiedades bancarias, industriales y periodísticas desde el corazón mismo del sistema, ¿lo estaría combatiendo o consolidando? Son las preguntas y dudas que sólo una profunda discusión puede resolver, pues junto a lo dicho, para todo trabajador sería pésimo negocio no participar activamente en un sindicato.

Ah, pero en el ínterin de cualquier resolución, hay una nueva forma de lucha que puede venir en franco apoyo a la última de las alternativas descritas. Se trata de una forma que es consistentemente efectiva y definitivamente pacífica. No constituye un invento del suscrito, ni tampoco puede considerarse producto de la creatividad criolla, pues los trabajadores holandeses la vienen practicando –con total éxito para sus intereses- desde hace años allá en el país de los tulipanes.

En Ámsterdam, Rotterdam, Gouda, Utrecht y otras ciudades de Holanda, las huelgas son efectuadas “trabajando”, sin siquiera salir a la acalle a protestar enfrentándose a palos y piedras con la policía. No, nada de eso. Los trabajadores holandeses en pleno período de huelga legal concurren normalmente sus lugares de labores, respetan los horarios de inicio y término de cada jornada, pero… y aquí está lo novedoso y eficaz de esta forma de lucha…atienden al público, a los usuarios, sin cobrarles un solo centavo por el servicio ni por los bienes o artículos que esos clientes-usuarios requieran y lleven.

¿Trabajadores del Metro y/o de la locomoción colectiva inician la huelga? Bien pues, ese día los trabajadores están ‘normalmente’ atendiendo las funciones principales, pero a los usuarios no se les exige pago alguno y el uso del Metro y de los buses es gratuito durante todos los días que dure la huelga. ¿Trabajadores de una gran empresa del retail inicia la huelga legal? Sucede lo mismo que ya anotamos en las líneas anteriores. Se les permite a los clientes llevar gratis un determinado número de artículos, y ello seguirá siendo así durante los días que la huelga esté activa. ¿Los funcionarios del servicio de Identificación entran en huelga legal? Bien pues, concurren normalmente a sus puestos laborales pero a los usuarios no se les cobra ni un centavo por sus certificados de nacimiento, de antecedentes, de matrimonio, cédulas de identidad, pasaportes, etc.

Obviamente, el sistema aplicado por los holandeses obliga a las empresas o al gobierno (según sea el caso) a dar solución a las demandas de los huelguistas lo más pronto posible, ya que cada día, junto con la alegría de los usuarios por la gratuidad, quien de verdad pierde dinero (y mucho dinero) son los propietarios, no los trabajadores, pues estos no han tenido que lanzar ni una piedra, ni llamar a conferencia de prensa a medios informativos que mayoritariamente ocultan la información de movimientos huelguísticos. El sistema funciona, y funciona bien (para los trabajadores), contando con la abierta simpatía de la población, sin duda.

¿Esto se podrá realizar en Chile? ¿Usted cree que es difícil? ¿Y por qué no intentarlo, y después hacemos el análisis respectivo? Una nueva, pacífica y eficaz forma de lucha que los trabajadores podrían hacer suya. Imagínese y sólo imagínese, que esta idea fuese implementada por las centrales sindicales y por los gremios profesionales realizando una huelga nacional –exigiendo, por ejemplo, titularidad sindical- donde todo podría ser gratis para el público usuario y/o consumidor durante 24, 48 o 72 horas. Y sin moverse del escritorio. Para pensarlo, ¿no le parece? Arturo Alejandro Muñoz
@aralmu

Comenta con ayuda de Facebook(*) (Habilitado el 11 de diciembre del 2009): ¡OJO! Se puede comentar escribiendo un mail (no se muestra es solo para validacin) o con cuenta de Facebook.


(*)Algunas versiones de Internet Explorer bloquean esta herramienta social, sugerimos navegar con Firefox, Safari, Opera, Chrome u otro navegador web para hacer y leer los comentarios



1.592.549 lecturas en total tienen las 513 columnas de Arturo Alejandro Muñoz con 3.104 lecturas en promedio por columna
Columnas de Arturo Alejandro Muñoz
2017-08-03
El desorden del PS
1805 lecturas

2016-08-08
¿Qué quiere y para quién trabaja la Democracia Cristiana?
4139 lecturas

2016-08-02
La neo burguesía fiscal
4802 lecturas

2016-06-24
Chile vive hace años su propio “Brexit”
3242 lecturas

2016-06-20
El duopolio y sus alcaldes en comunas rurales, ¿ridículo… o ridículos?
2218 lecturas

2016-06-14
El enemigo no sólo es la derecha… es el sistema
2153 lecturas

2016-06-07
Cría cuervos... y la actual prensa canalla que siempre apoyaste te arrancará los ojos
2888 lecturas

2016-06-03
"Izquierdistas de orilla" en la Nueva Mayoría
2347 lecturas

2016-05-25
Ante un país en protesta, casta política apuesta al “mal menor”
1883 lecturas

2016-05-11
Redes sociales y prensa "oficial", ¿quién miente más?
2159 lecturas

2016-05-02
Trabajadores analizan nuevas formas de lucha
2229 lecturas

2016-04-29
Revoloteo en gallinero político confirma profundidad de la crisis
1699 lecturas

2016-04-26
¿Va a sufragar en octubre? Entonces lea esto
1857 lecturas

2016-04-21
¿El arte es de izquierda o sólo es arte sin apellidos?
1962 lecturas

2016-04-20
Tu generación y la mía unidas tras el mismo objetivo: Asamblea Constituyente
1927 lecturas

2016-04-12
Ese “centrino” llamado Patricio Aylwin Azócar
3407 lecturas

2016-04-05
Ese mal ejemplo político llamado Chile
1932 lecturas

2016-04-01
Democracia en reversa, dictadura perfecta
2011 lecturas

2016-03-14
¡¡¡A las municipales, a las municipales…!!!
2095 lecturas

2016-03-07
Graban conversación top-secret de dos sediciosos con un general
2124 lecturas

2016-01-20
Tarud, ¿parlamentario asertivo o simplemente bravucón?
2276 lecturas

2016-01-14
Gracias a mis miedos eres rico y estás libre
2197 lecturas

2016-01-11
Ya no hacemos ni haremos Historia
2051 lecturas

2016-01-06
Retazos olvidados para reconstruir una identidad política
2140 lecturas

2016-01-04
El último kilómetro
2188 lecturas

2015-12-13
La función terminó, a sacarse disfraces y caretas
2474 lecturas

2015-12-08
Izquierda latinoamericana sufre fractura en su columna vertebral
2337 lecturas

2015-11-30
No es por la democracia, es por otra cosa
2215 lecturas

2015-11-25
Neoliberalismo a la chilena se toma Argentina. ¿La culpa es del peronismo solamente?
2161 lecturas

2015-11-22
PDC, del éxtasis al regreso a sus raíces y al declive
2460 lecturas

2015-11-05
Que el populacho nos deje robar tranquilos, somos los jefes
2783 lecturas

2015-10-24
Iniciativa privada principal factor del desarrollo: mito empresarial
2896 lecturas

2015-10-21
Asamblea Constituyente: enemigo público número uno
2284 lecturas

2015-10-16
Mamihlapinatapai... en la administración comunal
2368 lecturas

2015-10-08
Señores parlamentarios, ustedes ya carecen de autoridad
2338 lecturas

2015-10-04
Pancho I, ¿pastor de algunos o capo de familia?
3553 lecturas

2015-09-25
La soberbia derrotada y la vanidad humillada
2489 lecturas

2015-09-21
Casos Wal-Mart y Felipe Kast certifican cuán débil es nuestra democracia
2343 lecturas

2015-09-08
Nuestra identidad nacional es la no-identidad
2626 lecturas

2015-08-31
Camioneros de Pinochet... raya para la suma
2541 lecturas

2015-08-27
No hay peor astilla que...
2254 lecturas

2015-08-24
El logro político de la corrupción y la estulticia
2274 lecturas

2015-08-21
Los temidos tres tercios anuncian regreso
1263 lecturas

2015-08-17
No hay tarugos para clavar la rueda de la Historia
2322 lecturas

2015-08-14
Sindicato Parlamentario, un proyecto posible
1418 lecturas

2015-08-09
La crisis política abrió las cloacas
1452 lecturas

2015-07-29
La UDI tiene su propio Ku-Klux-Klan
2702 lecturas

2015-07-23
La calva muerte busca siempre a los mejores
2930 lecturas

2015-07-14
Caso Stoulman-Pessa ¿podría comprometer a Augusto Pinochet Hiriart?
3565 lecturas

2015-07-10
Lo que nos ha enseñado el neoliberalismo
2588 lecturas

2015-07-09
En Chile no hay Bastilla, sólo hay Congreso Nacional
2315 lecturas

2015-07-02
La araña, la telaraña y la maraña
2303 lecturas

2015-06-24
Mirando Chile desde la otra banda
2456 lecturas

2015-06-17
¿Quo vadis, PS?
2334 lecturas

2015-06-15
La copa de la paciencia comienza a rebasarse
2265 lecturas

2015-06-08
Evaluación docente ¿Y el resto de las profesiones, qué?
2494 lecturas

2015-06-04
Este sofrito de democracia tampoco funciona
2650 lecturas

2015-06-01
Miro a Tonka y me reconozco abuelo
2775 lecturas

2015-05-29
Senador JP Letelier, me cuesta mucho creerle
2660 lecturas

2015-05-24
FFEE y el líder revolucionario “Fuenteovejuna”
2507 lecturas

2015-05-19
Soy columnista... no soy candidato, líder ni mago
2960 lecturas

2015-05-12
¡A los botes, o el retorno de los brujo$!
2457 lecturas

2015-05-07
¿Nuevo gabinete? ¡Aquí estoy!
2693 lecturas

2015-05-05
¿A cuál Democracia postulan derecha y empresariado?
2448 lecturas

2015-04-27
El pueblo no es corrupto ni traidor … ustedes sí
3407 lecturas

2015-04-21
Chile: La crisis existe, el sistema naufraga, ¿qué hacer?
2537 lecturas

2015-04-15
Andrés Zaldívar, la “Pimpinela Escarlata” del mega empresariado
3050 lecturas

2015-04-13
¿Son o no responsables los periodistas actuales de esta hecatombe política?
2618 lecturas

2015-04-07
Frente de mal tiempo tormentoso para el gobierno y sus socios derechistas
2729 lecturas

2015-03-28
No es desastre natural, es error humano
3271 lecturas

2015-03-24
Caso CAVAL comprometería a autoridades Región de O`Higgins
2708 lecturas

2015-03-21
Lo siento, pero la mejor cocina es la mía
3929 lecturas

2015-03-17
Todos corruptos... ¿también Michelle?
2629 lecturas

2015-03-15
¿Para quién trabaja realmente esa falsa izquierda oficial?
2726 lecturas

2015-03-06
Peloteros, pelotudos y "pelotehuenses"
2928 lecturas

2015-03-05
Venezuela 2015 no es Chile 1973
2552 lecturas

2015-03-03
Chile en la pitilla
2642 lecturas

2015-02-26
Políticos arrodillados ante el gran capital
2895 lecturas

2015-02-23
Goebbels le corrige la plana a los “honorables’ del Parlamento chileno
2872 lecturas

2015-02-17
El hijo de la jefa, “useful idiot” de Luksic
3653 lecturas

2015-02-13
Nueva tarea para los moralistas que censuran en La Moneda
3178 lecturas

2015-01-30
La UDI se enchula ¿Unidos por Ti? o ¿Unidos por Mí?
3289 lecturas

2015-01-28
Fidel, honor y gloria. Yo te saludo
3220 lecturas

2015-01-18
¡Ahora incluso la Derecha dice ser republicana!
3034 lecturas

2015-01-12
Una pregunta necesaria
3221 lecturas

2015-01-05
Mujer, ¿sientes que de verdad te has liberado?
2873 lecturas

2014-12-31
Si campaña del terror fracasa, ¿qué hará entonces la Derecha?
2815 lecturas

2014-12-29
Si no se acata lo que la Derecha quiere, ¿somos comunistas?
4388 lecturas

2014-12-23
Disquisiciones de un don nadie
2849 lecturas

2014-12-17
¿Podría tener Chile un presidente similar a Pepe Mujica?
2886 lecturas

2014-12-15
Aislada y sola, la UDI hojea el: Manual de los Sediciosos
2015 lecturas

2014-11-27
La UDI ya parece ser Unión Demócrata… In The Pendiente
2960 lecturas

2014-11-25
Mes de circos… y de Teletón, para felicidad de los alcaldes
1777 lecturas

2014-11-10
Mariana, Soledad, Ignacio y Gutenberg; ¿los “sheriff” de la Nueva Mayoría?
2001 lecturas

2014-11-01
Educación, copago, bolicheo y otras yerbas
3140 lecturas

2014-10-29
¿Quién ordenó –o solicitó- a la DINA asesinar al ministro José Tohá?
3721 lecturas

2014-10-22
A mi gente de la década de los 60
2652 lecturas

2014-10-19
Alex Vojkovic, ¿accidente, o secuestro y asesinato?
4286 lecturas

2014-10-16
Cena de amigos permite develar el peligro en que hemos vivido
2324 lecturas

2014-10-02
Soy provinciano, tengo fecha de vencimiento
3118 lecturas




Hay 14 usuarios visitando www.generacion80.cl

ltimas Columnas
Vengo de un pueblo pequeño... que se llama Til Til por Vólker Gutiérrez
Tierra: medio siglo de la Ley de Reforma Agraria por Manuel Riesco
2016, Venezuela en la encrucijada. La grave crisis económica, social y política por Orlando Caputo
La Codelco de Eduardo Engel por Julián Alcayaga
Venezuela: crisis para todo uso por Ángel Saldomando
Otras noticias
2017-08-01
LUN DESTACA INVESTIGACIÓN EN FUSIÓN NUCLEAR DE LA CChEN
2017-07-27
CONMEMORAN LOS 50 AÑOS DE LA TOMA DE LA UC
2017-07-26
OFICIALIZAN LA POSTULACIÓN DEL FÍSICO LEOPOLDO SOTO NORAMBUENA