Columnas
2016-05-05
1288 lecturas

Rafael Luis Gumucio Rivas
especial para G80

Pepe Auth y el siciliano

Desde 1911, con las leyes de Robert Michels, los partidos políticos, son organizaciones oligárquicas que se auto-reproducen en el poder y, es evidente, que su fin es mantener una pequeña minoría de dirigentes políticos-profesionales que se distribuyan los cargos públicos y aquellos que surgen de los procesos electorales.

El recientemente renunciado al Partido por la Democracia, Pepe Auth, denuncia que su partido es una especie de empresa, dominada por un socio mayoritario, que compra y vende cargos para complacer a los militantes, como si el clientelismo político fuera el monopolio de la práctica del senador Guido Girardi, cuando también es de la esencia de la corrupción de los partidos políticos chilenos, a partir de la “transacción” a la democracia.

Los partidos políticos actuales son ejércitos mercenarios, dirigidos por “condottieri” poderosos y afortunados, en que uno de ellos es el senador “siciliano”, quien se hace notar por el éxito mantener bajo sus órdenes a más del 80% de los pocos militantes que quedan en el PPD.

Es sabido que las elecciones dentro de los partidos son amañadas, por consiguiente, no expresan la voluntad de los militantes. En el Partido Socialista hay más experiencia en fraudes y, con un sistema indirecto, se reparten los cargos directivos entre mayorías y minorías – Isabel Allende, presidenta y Camilo Escalona, vicepresidente -; en el caso del PPD, es tal el dominio en votos y clientes del senador Girardi que, fácilmente, podría regalar algunos cargos secundarios a personas que no pertenecen a su “ejército” particular.

En la vida humana individual y en la historia es muy difícil retroceder en el tiempo, en consecuencia, el PPD nunca más será el partido instrumental capaz de aglutinar a conservadores de Julio Subercaseaux, a liberales de Armando Jaramillo, a socialistas, de Ricardo Lagos Escobar, Mapus, de Víctor Barrueto, ex Izquierda Cristiana, de Sergio Bitar, y de una serie de independientes que se auto-definen como socialdemócratas – es difícil militar a algún amigo de izquierda que alguna vez no haya militado en el PPD -, como tampoco volverá a ser una “sucursal” más light del Partido Socialista. Ahora, según Auth, es un partido izquierdista, que no guarda ninguna diferencia con el Partido Socialista – incluso con el Partido Comunista -.

Pepe Auth, que se autodefine como un socialdemócrata – vaya a saber qué significa en Chile en particular y en el mundo en general la socialdemocracia inserta en la democracia bancaria, y la tercera vía (Antony Gidens) no se diferencia mayormente de un proyecto social de mercado – aprovecha su carta de renuncia para denunciar la izquierdización del PPD, y utilizando el concepto de Jaime Quintana, la “retroexcavadora” se suma al coro de ex concertacionistas, para quienes cualquier cambio de sociedad y de modelo, por muy moderado y timorato que sea significa, nada menos, que conducir al país al apocalipsis.

En la época democrática, los partidos políticos estaban conectados a la sociedad civil y en ellos militaban sindicalistas, campesinos, jóvenes, mujeres y profesionales e integraban las directivas de las organizaciones sociales – Federaciones de Estudiantes, la CUT, sindicatos campesinos, Centros de Madres, entre otros -. Con el correr del tiempo se han convertido en grupos de dirigentes, casi sin militantes, salvo algunos que quieren postular a un pituto fiscal o a una candidatura a cargos de elección popular.

Las renuncia a los partidos por parte de algunos dirigentes, incluso fundadores – el caso de Pepe Auth – no constituye ninguna novedad, pues es de diaria ocurrencia - los Partidos Socialista, Democracia Cristiana y el mismo PPD han sufrido múltiples bajas en el transcurso de su historia, sin que por ello sufran un cambio fundamental, salvo el creciente aislamiento, fidelización y desprecio popular.

Es un lugar común el decir que “no hay democracia sin los partidos políticos”, pero en la democracia bancaria podría pensarse en un tipo de partido muy similar al de las empresas multinacionales y, de esta manera, aceptar la premisa de Michels “donde hay organización, hay burocracia”, donde hay partido, hay oligarquía.

Rafael Luis Gumucio Rivas (El Viejo)
05/05/2016

Comenta con ayuda de Facebook(*) (Habilitado el 11 de diciembre del 2009): ¡OJO! Se puede comentar escribiendo un mail (no se muestra es solo para validación) o con cuenta de Facebook.


(*)Algunas versiones de Internet Explorer bloquean esta herramienta social, sugerimos navegar con Firefox, Safari, Opera, Chrome u otro navegador web para hacer y leer los comentarios



46.898 lecturas en total tienen las 31 columnas de Rafael Luis Gumucio Rivas con 1.513 lecturas en promedio por columna
Columnas de Rafael Luis Gumucio Rivas
2016-08-12
Ricardo Lagos el emulo de Oswald Spengler: La decadencia de Chile
2583 lecturas

2016-08-04
Se puede prescindir de la presidencia de la república y de la próstata
1944 lecturas

2016-06-21
Se profundiza el irrealismo con renuncia: sale un ministro conservador DC y entra uno más pechoño
1152 lecturas

2016-06-07
Segunda vuelta electoral en Perú, un empate peligroso
844 lecturas

2016-06-03
La Reina, la Prensa, los cortesanos y los súbditos
1307 lecturas

2016-06-01
Reina pero no gobierna
1318 lecturas

2016-05-28
Partidos políticos y las magias burocráticas para distribuirse el botín del Estrado
1067 lecturas

2016-05-26
De rabioso revolucionario a fanático lobista
1396 lecturas

2016-05-25
¿Quién paga los platos rotos?
1375 lecturas

2016-05-17
Los pequeños miedos de la derecha
1397 lecturas

2016-05-12
El golpe parlamentario y la estrategia de la derecha
1237 lecturas

2016-05-11
Chiloé: la marea roja del centralismo santiaguino
1102 lecturas

2016-05-09
Militares “dignos y timoratos, donde haya queso no mandéis generales”
1231 lecturas

2016-05-05
Pepe Auth y el siciliano
1289 lecturas

2016-05-02
Respuesta a don Héctor Toledo a propósito de la responsabilidad de don Patricio Aylwin en el golpe
1449 lecturas

2016-04-27
¿Nueva Mayoría o “nueva tontería”?
1247 lecturas

2016-04-26
Las dos almas de la Democracia Cristiana
1369 lecturas

2016-04-20
Don Patricio Aylwin, el hombre de carne y hueso
1309 lecturas

2016-04-19
Luz verde para el golpe parlamentario en Brasil
505 lecturas

2016-04-14
Los golpes de Estado jurídico-mediáticos
1330 lecturas

2016-04-06
Jorge Pizarro, más machucado que membrillo de colegial
1253 lecturas

2013-07-16
Comando de Bachelet: La “Nueva Pillería”
1966 lecturas

2012-08-04
Bonos: una forma de camuflar la desigualdad
1208 lecturas

2012-08-01
La Encuesta CASEN es más mentirosa que 'el espejito de la madrastra'
1210 lecturas

2012-07-28
O seguir dominado por el 'peso de la noche' o atreverse a cambiar las reglas
1404 lecturas

2010-02-01
Chile y Argentina en el primer Centenario
4741 lecturas

2010-01-31
Cronistas chilenos y el pueblo mapuche
1732 lecturas

2008-07-16
Que venga una Ducha Fría
1631 lecturas

2007-11-19
Jauja Educativa: en el mejor de los mundos posibles
1671 lecturas

2007-04-18
Los senadores de derecha y demócrata cristianos predican la moral con el marrueco abierto
1884 lecturas

2007-02-13
Los chivos expiatorios
1747 lecturas




Hay 19 usuarios visitando www.generacion80.cl

òltimas Columnas
Vengo de un pueblo pequeño... que se llama Til Til por Vólker Gutiérrez
Tierra: medio siglo de la Ley de Reforma Agraria por Manuel Riesco
2016, Venezuela en la encrucijada. La grave crisis económica, social y política por Orlando Caputo
La Codelco de Eduardo Engel por Julián Alcayaga
Venezuela: crisis para todo uso por Ángel Saldomando
Otras noticias
2017-08-01
LUN DESTACA INVESTIGACIÓN EN FUSIÓN NUCLEAR DE LA CChEN
2017-07-27
CONMEMORAN LOS 50 AÑOS DE LA TOMA DE LA UC
2017-07-26
OFICIALIZAN LA POSTULACIÓN DEL FÍSICO LEOPOLDO SOTO NORAMBUENA