Columnas
2016-06-20
2043 lecturas

Manuel Riesco
especial para G80

Uber

La economía política clásica ayuda bastante para comprender el mundo del siglo XXI. Por cierto su gran descubrimiento, que cambió el curso del pensamiento humano según Marx, identifica nada menos que el origen y naturaleza de la moderna riqueza de las naciones, como tituló su obra Adam Smith: el valor agregado por el trabajo humano aplicado a la producción de mercancías, es decir, bienes y servicios que se venden en el mercado, medido cuidadosamente por el producto interno bruto (PIB) de las naciones. Quizás puede ayudarnos también a entender y resolver de manera más compasiva asuntos como los que angustian por estos días a quienes trabajan en el transporte de alquiler, que solo en Chile suman decenas de miles.

La economía política ayuda a explicar la transformación más masiva y determinante que sigue cursando la humanidad. El siglo seguirá viendo cómo se reduce la proporción de riqueza y poder de los países que se urbanizaron tempranamente mientras deslumbra el emerger de China, India, África y otras regiones y países que lo hacen recién ahora. Las manos de sus miles de millones de trabajadores va adquiriendo el toque del rey Midas a medida que se aplican a producir mercancías, es decir, cuestiones que se venden.

También explica asuntos puntuales que inquietan hoy a los chilenos, como el lucro que seguirá brotando hasta debajo las piedras mientras la educación se siga vendiendo, pagada por cierto en su mayor parte con becas y créditos con aval del Estado, y que en cambio se esfumará como por arte de magia cuando sea gratuita; aunque ello mermará un poco el PIB.

A la larga nada puede crecer más rápido que éste, que sigue muy de cerca el incremento global de la fuerza de trabajo que produce mercancías, lo que devela el ilusionismo de banqueros, especuladores y embaucadores que creen que el dinero por sí mismo crea dinero. Los que controlan mercados con escasez real o artificialmente provocada por monopolios no crean por ello valor alguno. Sólo lo succionan desde las ganancias de los capitalistas que operan en mercados competitivos, quienes deben necesariamente vender por debajo de sus costos de producción para que los que primeros puedan gozar de la renta, que es el exceso de precio que obtienen por encima de los suyos. Nada puede escapar a la ley fundamental de la economía, que la suma de los precios no puede exceder la de sus costos, puesto que estos generan la demanda solvente que sostiene los primeros.

Pero la renta es tan veleidosa como la escasez, puesto que ésta depende exclusivamente de las fluctuaciones de la demanda que mueve a cada instante el precio de estas mercancías, lo que se agudiza porque debido a eso mismo aquella en este caso tiene dos componentes, producción para consumo final como todo el resto y especulación. Fue el gran vuelo de los capitales golondrinas regresando al Norte en los años 1980 y nuevamente en la década en curso, lo que derrumbó lo que su visita en las décadas de 1970 y 2000 había insuflado en el Sur. Provocó entonces la década perdida de América Latina y derrumbó varias dictaduras, entre ellas la de Pinochet, y ahora ha volteado varios gobiernos y amenaza a otros, casi todos progresistas para mala pata.

La tecnología tampoco crea valor, sólo lo transfiere. A los innovadores desde sus competidores más lerdos. Desde las industrias y países intensivos en mano de obra a aquellos que ocupan medios de producción en proporción más elevada, de modo que la rentabilidad del capital total invertido se iguale en todas ellas. Pero es la única forma legítima de ganar más que el resto y el acicate que confiere al capitalismo su carácter revolucionario, que constantemente destruye y reconstruye todo a su paso. Estimular la auténtica producción capitalista es el gran desafío que enfrenta Chile en la actualidad, para lo cual requiere aventar la hegemonía de una élite que no tiene legitimidad por su adicción a la renta de los recursos naturales.

El salario no dice relación con el valor agregado por los trabajadores, sino es el valor de su fuerza de trabajo, es decir, lo que gastan en vivir ellos y sus familias, incluidos sus viejos. Por eso resulta tan absurdo hablar de “capital humano” como de “proyectiles humanos” y suponer que los estudiantes hacen un gran negocio contratando créditos para invertir en su propia educación; la competencia velará luego que no les paguen un peso más, en promedio, de lo que les costó formarse. Por otra parte, las élites se les concede el derecho a apropiarse los excedentes solo en la medida que respeten escrupulosamente la parte del producto que sus trabajadores requieren para vivir ellos y sus familias, incluidos sus viejos, Esta norma moral esencial, que por siglos respetaron hasta los amos de esclavos y señores de siervos e inquilinos, en la moderna sociedad capitalista significa que los capitalistas no pueden meterle mano a los salarios, que es precisamente lo que hacen la AFP, las que principalmente deben terminar por eso.

Si, la economía política ayuda a explicar muchas cosas del mundo de hoy. Quizás también ayude a entender el asunto de los taxis. La producción capitalista nace, muere y renace constantemente, en interacción y enfrentamiento incesante con la pequeña producción mercantil. Se repite constantemente la historia de Apple y Microsoft, que fueron creadas por unos muchachos que empezaron construyendo computadores personales en un garaje y a los pocos años se habían convertido en gigantes que opacaron a la estrella IBM y su constelación de planetas, que parecían invencibles y eternas.

En sus orígenes mismos, la producción capitalista nace asimismo sometiendo la pequeña producción mercantil que ha dominado mercados, por años, siglos y a veces durante milenios. Marx y Engels describen como las hilanderías inglesas nacieron de la simple concentración de muchas hilanderas de huso y rueca por parte de un capitalista, bajo un solo techo o dispersas en sus propias viviendas, a las que proporcionaron los medios de producción adelantan mínimos medios de vida y compraron sus productos.

La maravillosa e indispensable biografía de Charles Chaplin describe como la salud y la vida de su madre fueron consumidas por las horrorosas condiciones de explotación que se generan bajo esta relación que bien pudiera llamarse protocapitalista de producción. Baldomero Lillo describe la misma relación que prevaleció durante la segunda mitad del siglo XIX en lo que más tarde sería la industria carbonífera de Arauco. José Cademartori cita en su notable “La Economía Chilena” a Hernán Ramírez Necochea, describiendo la misma situación en las minas de plata de Chañarcillo, en Copiapó. La relación laboral en las oficinas salitreras inicialmente era parecida en algunos aspectos. Los trabajadores eran originalmente “Pirquineros”, mineros que trabajaban por su cuenta, pero fueron sometidos gradualmente por los nacientes capitalistas, Cousiño en Arauco, Matta y Gallo o financistas de Valparaíso en el caso de Chañarcillo, entre otros. La mayoría provenía de familias campesinas, tanto independientes como sometidos al régimen de hacienda.

En todos estos casos, los trabajadores y trabajadoras no recibían un salario, sino que “vendían” su producción, fueran hilados, costuras, carbón, plata o caliche, al capitalista, quien les descontaba los medios de vida adelantados, que en el caso de las minas eran proporcionados por las infames “pulperías”, tras lo cual muchas veces quedaban en deuda. No había regulación alguna de la jornada laboral, puesto que ella dependía del propio trabajador, forzado a trabajar doce, catorce y hasta diez y seis horas por jornada, debido a las elevadas cuotas de producción exigidas. Cualquiera que converse por estos días con choferes de Uber y Cabify en Santiago de Chile, especialmente de noche, puede escuchar historias similares.

“Empezamos a comprender que no somos contratistas, somo más parecidos a empleados” declaró al diario NYTimes Berhane Alemayoh, uno de los choferes del servicio de alto estandard UberBlack que participa en una protesta en Dallas, Texas. “Nos dicen que auto debemos conducir. Nos echan si un cliente dice que el auto está sucio. Han empezado a apretar el lazo. Gradualmente, ya no podemos respirar.” En efecto, Uber fija precios, no respeta el derecho a salario mínimo ni sobretiempo, exige promedio de 4,6 sobre 5 estrellas de calidad de atención. Los forzó a endeudarse para comprar autos nuevos y caros y luego les exigió atender en Uber X, el servicio de bajo costo. En Tampa, Florida, por ejemplo, las tarifas bajaron de 1,2 dólares por milla en marzo del 2015 a 0,95 en enero de este año y luego a 0,65 con lo cual los choferes llegaron al nivel inferior al salario mínimo.

La protesta en Dallas fue exitosa, lograron revertir la exigencia de atender el servicio de bajo costo, además de la reincorporación de despedidos por reclamar. Aunéis no tanto como en Seattle, donde se legalizó un sindicato de choferes Uber. La Asociación Internacional de Maquinistas y Trabajadores de industria Aeroespacial logró la representación de 35.000 choferes tras la reciente huelga en Nueva York, formando el “gremio de choferes independientes”. Sin embargo el acuerdo fue criticado porque se comprometieron a no exigir el cambio legal a trabajadores dependientes y no organizar huelgas por cinco años. Asimismo, no pueden negociar tarifas, beneficios y protecciones, aunque sí dialogar al respecto. Uber fue obligado judicialmente a pagar 100 millones de dólares a choferes de California y Massachussets y además permitir sindicato. La lucha será larga, pero ha comenzado, tal como se relata en Sub Terra y Sub Sole.

La organización y lucha sindical de los choferes por sus derechos laborales, y la legislación que los respalde reconociendo su carácter de trabajadores dependientes hechos y derechos, tal como muestran los ejemplos anteriores, parece ser el camino principal para enfrentar el fenómeno de Uber. Sin embargo, queda en pie atender el destino de los taxistas, trabajadores independientes que han ofrecido este servicio tradicionalmente y que son desplazados por el agresivo capitalismo de Uber y similares.

Los taxistas de París, cuyo número no ha cambiado mucho en un siglo y la renta creada por dicha regulación es de aproximadamente 200.000 Euros, que es lo que cuesta una patente en el mercado, muestran mejor que nadie que los gremios de trabajadores independientes pueden resistir por largo tiempo. Especialmente con el apoyo del Estado, que allí tiene una policía especial para protegerlos, los llamados Bóers, cuyo nombre viene desde los tiempos en que fue creada para proteger a los cocheros de París de la competencia de los ex soldados de Kolchack y Denikin huidos de la revolución rusa, quienes los llamaban “bourres” que viene siendo como “pacos”, pero en ruso. Sin embargo, es difícil que lo logren para siempre, como dicen los mismos Bóers que hoy persiguen a los de Uber, es lo mismo que reprimir el tráfico de drogas, una batalla perdida de antemano porque la demanda es muy fuerte.

En Santiago de Chile se vivió hace pocos años un proceso similar, de destrucción de un gremio de cerca de 10.000 pequeños transportistas y su reemplazo por unas pocas empresas capitalistas. Lo que el Estado hizo con los micreros tras la implantación del Transantiago es lo que hoy Uber está haciendo con los taxistas. Dejó atrás una secuela de sufrimiento y muerte, como fue el caso Francisco Cepeda, un hombre extraordinariamente inteligente y esforzado, ex detective y luego trabajador de Lan en tiempos de la República, sobrevivió como taxista y luego chofer y empresario de micros durante la dictadura. Al llegar el Transantiago intentó sobrevivir formando parte de la empresa de ex micreros con que el gobierno de entonces intentó mitigar el efecto del Transantiago sobre este gremio. No lo pudo aguantar, las deudas consumieron su capital, su salud y se cobraron finalmente su vida. No fue el único.

El gobierno parece preocupado de establecer condiciones parejas que no favorezcan a Uber, como hace la desregulacion actual, al tiempo que promover aplicaciones como Safer taxi que opera exclusivamente con taxistas de recorrido. Sin embargo, hay un cambio esencial que no ha sido abordado, y es el hecho que el número de taxis está limitado, en cambio el de vainilla Uber no lo está.

El asunto no es sencillo, pero la lucha conjunta de choferes de Uber luchando por sus derechos laborales y taxistas por su derecho a seguir trabajando parecen ser el camino a seguir.

Manuel Riesco, 31 de mayo 2016
Video publicado en Bío-Bío TV

Comenta con ayuda de Facebook(*) (Habilitado el 11 de diciembre del 2009): ¡OJO! Se puede comentar escribiendo un mail (no se muestra es solo para validación) o con cuenta de Facebook.


(*)Algunas versiones de Internet Explorer bloquean esta herramienta social, sugerimos navegar con Firefox, Safari, Opera, Chrome u otro navegador web para hacer y leer los comentarios



1.522.651 lecturas en total tienen las 500 columnas de Manuel Riesco con 3.045 lecturas en promedio por columna
Columnas de Manuel Riesco
2017-08-10
Tierra: medio siglo de la Ley de Reforma Agraria
748 lecturas

2017-08-02
Vueltas de la vida
765 lecturas

2017-07-25
Superexplotación
309 lecturas

2016-08-12
Apurando el Tranco
3778 lecturas

2016-08-02
Correligionarios del Ministro Secretario General de la Presidencia
2710 lecturas

2016-07-17
Tergiversación del ministro Valdes
2127 lecturas

2016-06-24
Recesión Valdés - Vergara
2101 lecturas

2016-06-20
Uber
2044 lecturas

2016-06-09
Rechazo: total y decidido al proyecto de reforma de educación superior
2140 lecturas

2016-05-25
Paso atrás... el gobierno aparece cansado y su ímpetu reformista frenado casi del todo
2130 lecturas

2016-05-19
Clase Obrera... diez millones de chilenos
2161 lecturas

2016-05-12
Extremos: ola de descontento popular viene reventando desde el sur
2216 lecturas

2016-05-05
Autoexilio de uno de los “Hijos de Pinochet”
2146 lecturas

2016-04-26
Aylwin... equivocó de bando en el momento trágico que marcará su rol en la historia
2067 lecturas

2016-04-20
Cojonudo: Ojalá, las vacas flacas no duren tres décadas
1925 lecturas

2016-04-14
Vendrán nuevas ventoleras y marejadas
1979 lecturas

2016-04-06
CAE: Trampitas contables y pillerías políticas
2197 lecturas

2016-03-29
TranSantiagazo
913 lecturas

2016-03-10
Espejismo del acuerdo de CORFO y Rockwood Litio
2471 lecturas

2016-02-10
¿Ocurrió? El gran derretimiento del “Modelo chileno”
876 lecturas

2016-01-21
Ocaso de los "Hijos de Pinochet". A mitad del segundo mandato de la Presidenta Bachelet (1 de 3)
2450 lecturas

2016-01-16
Indignación ante limitaciones de la gratuidad
2433 lecturas

2016-01-06
Año Nuevo desencuentro nuevo en la Nueva Mayoría
2206 lecturas

2016-01-04
Ahora se viene el tiempo de cambiar este modelo
2427 lecturas

2015-12-23
Balance Navideño
2092 lecturas

2015-12-15
¡La Gratuidad Va!
2394 lecturas

2015-12-03
La solución a los conflictos con nuestros vecinos pasa por integrarnos
2306 lecturas

2015-11-25
Los demonios de la modernidad son bien reales
2213 lecturas

2015-11-08
Élite
2251 lecturas

2015-11-01
¿Reforma de Macetero?
2244 lecturas

2015-10-21
Sistema de AFP: Inmoral
1067 lecturas

2015-10-15
¿Década Perdida?
892 lecturas

2015-10-08
Tranco Firme: Se ha iniciado el fin de un mal sistema de educación
2482 lecturas

2015-09-23
Septiembre
2235 lecturas

2015-09-15
Pensiones
2703 lecturas

2015-09-14
Eyzaguirre 3.0
2263 lecturas

2015-08-31
Consejo consultivo
2290 lecturas

2015-08-30
Caída del precio del cobre
2394 lecturas

2015-08-24
Presupuesto de Educación 2016
2404 lecturas

2015-08-22
Ricardo Lagos ¿Jefe opositor?
2310 lecturas

2015-08-02
Derrota
2842 lecturas

2015-07-26
Asesinato
2975 lecturas

2015-06-11
Peligro Público
2482 lecturas

2015-05-18
Erupción
2566 lecturas

2015-04-29
Informe Engel
2802 lecturas

2015-01-25
Oro y Cobre
3404 lecturas

2014-12-17
Vacas Flacas
5006 lecturas

2014-10-05
Quo Vadis
4367 lecturas

2014-09-12
Emblemático. Nunca se avanza quitándole el puesto a otro
3536 lecturas

2014-08-18
No más CAE
3608 lecturas

2014-08-04
Gratuidad 2015
2731 lecturas

2014-08-01
Algunos elementos de diseño del nuevo esquema de financiamiento y calidad de la educación
2437 lecturas

2014-07-21
Eyzaguirre
2257 lecturas

2014-07-14
Parelé
2306 lecturas

2014-07-10
Arriba las Manos (bis)
2567 lecturas

2014-07-08
TranSantiagazo
2245 lecturas

2014-06-20
AFP del Estado no resuelve el problema de fondo
2821 lecturas

2014-06-10
Reforma tributaria
2562 lecturas

2014-04-17
Rectores
3473 lecturas

2014-03-21
Condiciones mínimas de la gratuidad (III) Reconstrucción
3093 lecturas

2014-03-20
Condiciones mínimas de la gratuidad (II) Gratuidad
3063 lecturas

2014-03-18
Condiciones mínimas de la gratuidad (I) Subsidio a la Demanda ¡Estúp...!
3039 lecturas

2014-03-08
"666"
2864 lecturas

2014-03-05
Correctivos
2975 lecturas

2014-03-03
La hija del torturador
3230 lecturas

2014-02-21
La Generación del 68
2792 lecturas

2014-02-10
Ocaso de los "Hijos de Pinochet"
3028 lecturas

2014-02-05
De Generaciones: El ocaso de los "Hijos de Pinochet"
5729 lecturas

2014-01-10
Perverso: la ilusión de la capitalización individual
3273 lecturas

2014-01-03
Pronósticos: ...derrumbe de la bolsa chilena
3137 lecturas

2013-12-26
Colapso Clínico: "lease back" del Hospital de la Universidad de Chile
3489 lecturas

2013-12-01
Renacionalización de los recursos naturales: Clamor Nacional
3305 lecturas

2013-11-16
Publicidad Engañosa de Asociación de AFP
3828 lecturas

2013-11-15
AC
2781 lecturas

2013-11-04
Demagogia
2838 lecturas

2013-09-29
Maremoto
3060 lecturas

2013-09-10
Aportes miserables
2913 lecturas

2013-08-23
Las demandas de hoy y las de ayer
3084 lecturas

2013-07-08
Acoplados
3549 lecturas

2013-06-21
A Chaucha Mais Grande
3409 lecturas

2013-05-27
Apoyo a Bachelet
3193 lecturas

2013-05-24
PIB
4980 lecturas

2013-05-08
Renta y Crisis
3373 lecturas

2013-03-24
Renacionalizar
3832 lecturas

2013-03-13
Chávez y Bolívar
3236 lecturas

2013-03-12
Sur
3314 lecturas

2013-03-08
Paleteados
3154 lecturas

2013-02-09
Pichicateada
4027 lecturas

2013-02-02
Charcha
3390 lecturas

2013-01-21
Japoneses
3291 lecturas

2012-12-25
Razón de Estado
3425 lecturas

2012-12-17
La Gran Pregunta
3348 lecturas

2012-11-19
Estatizar
3624 lecturas

2012-11-05
Desafíos del Vivir Más
3290 lecturas

2012-11-02
Mal Holandés
3384 lecturas

2012-09-15
Carta abierta a Camilo Escalona
4931 lecturas

2012-08-29
Candidatura de la Izquierda
3923 lecturas

2012-08-01
Escoria
3598 lecturas

2012-07-02
Opositores a Allende
3821 lecturas

2012-05-28
Zambullón
3763 lecturas




Hay 37 usuarios visitando www.generacion80.cl

òltimas Columnas
Vengo de un pueblo pequeño... que se llama Til Til por Vólker Gutiérrez
Tierra: medio siglo de la Ley de Reforma Agraria por Manuel Riesco
2016, Venezuela en la encrucijada. La grave crisis económica, social y política por Orlando Caputo
La Codelco de Eduardo Engel por Julián Alcayaga
Venezuela: crisis para todo uso por Ángel Saldomando
Otras noticias
2017-08-01
LUN DESTACA INVESTIGACIÓN EN FUSIÓN NUCLEAR DE LA CChEN
2017-07-27
CONMEMORAN LOS 50 AÑOS DE LA TOMA DE LA UC
2017-07-26
OFICIALIZAN LA POSTULACIÓN DEL FÍSICO LEOPOLDO SOTO NORAMBUENA