Columnas
2017-08-01
541 lecturas

Angel Saldomando
especial para G80

Aires Irrespirables

Las estaciones meteorológicas miden variables climáticas, entre ellas, la calidad del aire. A veces hay que tomar medidas de urgencia para contener la contaminación que hace el aire irrespirable. Pero hay otro tipo de cosas que hacen el aire irrespirable: la contaminación de la política. La variable corrupción, tan mal medida por las estaciones internacionales de probidad, ha contaminado a tal grado la política que esta se ha hecho irrespirable.

Los “Panamá papers”, sobre los paraísos fiscales, pusieron en evidencia redes internacionales, financieras y políticas, que sin distingo de fronteras, lavan dinero, evaden impuestos, reciclan coimas. Desde Islandia a Chile las revelaciones conformaron una lista inagotable de políticos, empresarios y burócratas convergentes en prácticas corruptas.

En el contexto latinoamericano no hay país a salvo de la epidemia, la corrupción ha destruido sistemas políticos completos o tiene a otros en muy mal estado. La corrupción, otrora contenida por menos disponibilidad de capital y por sistemas políticos patrimoniales, limitados a unas cuantas familias y grupos económicos, se desbordó. El boom latinoamericano de altos precios de materias primas y agro negocios; incrementó el capital y la pugna por la apropiación. En un contexto de ampliación de demandas sociales, luego del largo periodo de ajuste neoliberal, de ampliación de la intervención pública, mediante programas e inversión estatales, y de expansión política con un largo período de elecciones democráticas e incorporación de nuevas fuerzas al sistema político en todos sus niveles, se generaron necesidades nuevas.

El nuevo contexto combinó la necesidad de mantener continuidad política, para las fuerzas calificadas de progresistas, con la permanencia de sistemas políticos débiles y muy penetrados por grupos de interés que mercantilizaban sus apoyos. El alto volumen de recursos financieros disponibles, asociados a programas sociales e inversión pública, tanto como a proyectos de infraestructura o extractivos, desataron una aguda lucha por el control, la asignación y los beneficios. El nivel de corrupción se disparó de manera exponencial, sin que la transparencia, los controles, las sanciones estuvieran al mismo nivel, con ello creció la impunidad y la colusión para proteger las posiciones de poder adquiridas. Grupos políticos y empresariales conservadores desacreditados por la pobreza que produjeron durante sus gobiernos en los años 80 y 90 del siglo pasado (en casi todos los países de la región), se asimilaron al nuevo contexto en espera quizá de un retorno de situación. Aprovechar las oportunidades, tejer redes, desgastar y esperar fue su política. Este periodo fasto, largo de una quincena de años, le dio a América Latina una imagen de prosperidad, estabilidad y democracia que generó una complacencia generalizada. El ciclo comenzó a declinar desde 2013, se agravó en los años siguientes, las políticas redistributivas comenzaron a agotarse en ausencia de otras reformas (tributarias, presupuestarias, distribución de renta de la industrias extractiva). El desgaste político, pese a la continuidad en algunos países de fuerzas de base social popular, abrió una brecha para la reactivación de propuestas conservadoras. Las tensiones se incrementaron, con economías concentradas, con menor crecimiento y campañas políticas asociadas a denuncias, golpes bajos, destituciones, corrupción.

Se podría quizá haber salido por arriba de esta nueva fase que comenzaba, con debates de fondo sobre que reformas hacer, como mejorar las instituciones y el sistema político. Pero el proceso se hundió en un abismo de descomposición. De México a Chile la política se hizo irrespirable. El epicentro se ubicó en Brasil, la expresión más concentrada de lo sintetizado hasta aquí.

El proceso de corrupción conocido como Lava Jato (lavado rápido) que involucró a Petrobras gigante petrolero estatal y a Odebretch gigante de la construcción privada, abrió una caja de Pandora que no sólo arrasó con la clase política brasileña, contaminó a otros ocho países con casos de corrupción asociados a coimas por contratos, financiamiento ilegal de la política, sobre precios en proyectos públicos etc. Esto se veía venir en Brasil, donde una alianza espuria entre el Estado, el Partido de los Trabajadores de Lula y los grandes empresarios, en aras de la estabilidad y de sueños de gran potencia, financiaban proyectos, carreras políticas, incluso en otros países y coimas con tal de ganar contratos, apoyos políticos e influencia. La diferencia es que unos no representan más que el lucro pero los otros defendían un proyecto social cuya legitimidad es esencial. Más allá de la suerte que corran empresarios, políticos y el propio sistema judicial en Brasil, fuertemente instrumentalizado por las partes en una guerra sin cuartel, quedó al descubierto algo muy grave y estructural. La bonanza y la estabilidad fueron abundantemente irrigadas con la corrupción, que aceitaron alianzas, campañas presidenciales, operadores políticos y negocios. Oscuros operadores como Joao Santana en Brasil llamado el “creador de presidentes” o Duran Barba ecuatoriano residente en Argentina vinculado al presidente Macri, o lobistas ligados a todas las tramoyas como Enrique Correa en Chile o la empresa Soquimich manejada por el yerno de Pinochet, financiadora transversal del sistema; han gangrenado la política.

Conservadores y progresistas aparecen igualados en la desbarrancada, aunque aquí o allá algunas personalidades puedan aun defender su imagen, no cabe duda que el daño es enorme. Los espacios para discutir y legitimar proyectos sociales se reduce al espectáculo de la última denuncia, el último implicado, o de quien sobrevivirá a la debacle para llegar al gobierno. La sociedad con justificadas dosis de cinismo queda relegada a espectadora del escándalo y en el vacío no se sabe que saldrá de allí.

Angel Saldomando

Comenta con ayuda de Facebook(*) (Habilitado el 11 de diciembre del 2009): ¡OJO! Se puede comentar escribiendo un mail (no se muestra es solo para validación) o con cuenta de Facebook.


(*)Algunas versiones de Internet Explorer bloquean esta herramienta social, sugerimos navegar con Firefox, Safari, Opera, Chrome u otro navegador web para hacer y leer los comentarios



130.108 lecturas en total tienen las 77 columnas de Angel Saldomando con 1.690 lecturas en promedio por columna
Columnas de Angel Saldomando
2017-08-10
Venezuela: crisis para todo uso
780 lecturas

2017-08-09
Crisis DC: el partido fiorentino
581 lecturas

2017-08-01
Aires Irrespirables
542 lecturas

2016-06-20
Un debate en curso: Sobre la Constituyente
870 lecturas

2016-05-12
Chiloé: metástasis de un modelo agotado
1006 lecturas

2016-05-09
De Aysén a Chiloé
1023 lecturas

2016-01-21
La licuadora
1294 lecturas

2015-10-07
Revelaciones tardias
976 lecturas

2015-08-05
La guerra de los diagnósticos
1034 lecturas

2015-07-06
Sísifo se cansó
1324 lecturas

2015-04-21
Chile estrena: las instituciones bikini
1352 lecturas

2015-04-08
La casta en su laberinto
1422 lecturas

2015-03-05
Tocar el fondo
1404 lecturas

2015-01-24
Gobiernos progresistas: el vaso ¿medio lleno o medio vacío?
1302 lecturas

2014-12-15
El pais de la elite
1365 lecturas

2014-09-30
Catastrofismos y pesimismos
2262 lecturas

2014-09-11
La alianza publico privada. La burbuja de la elite
1337 lecturas

2014-04-17
Cuando se quema la realidad
1928 lecturas

2014-03-20
El zorro en el gallinero
1430 lecturas

2014-03-19
Nuevas Mayorias ¿Usura o Renovación?
1506 lecturas

2014-03-12
Echeverria en el país de nunca más
1327 lecturas

2013-12-17
La vitrina y la realidad
1469 lecturas

2013-11-12
Dilemas electorales y después
1340 lecturas

2013-10-31
Las cartas sobre la mesa: programas y política
1364 lecturas

2013-09-10
Allende se invita a las elecciones
1330 lecturas

2013-09-07
¿Hacerse cargo del golpe o de la historia?
1225 lecturas

2013-07-28
De las primarias a las ultimarias
1410 lecturas

2013-07-09
La fractura
1651 lecturas

2013-05-28
Un debate necesario: sobre elecciones y perspectivas
1533 lecturas

2013-04-04
Contradicciones en torno a Bachelet: expectativas y realidades
1719 lecturas

2013-03-13
La hoja de ruta con o sin Bachelet
1609 lecturas

2012-12-19
De vida o muerte. Lucro Lacra Liviandad
1681 lecturas

2012-12-06
Fronteras externas e internas
1771 lecturas

2012-10-08
Venezuela en la mira
1547 lecturas

2012-10-03
El país entrampado
1664 lecturas

2012-09-24
El fondo de la cacerola. Malestar y cambio en la sociedad
1521 lecturas

2012-09-02
La fiebre o el termómetro. El debate sobre la encuesta Casen y la pobreza
1754 lecturas

2012-07-22
La lección paraguaya
1722 lecturas

2012-06-21
La espada de Damocles
1673 lecturas

2012-05-31
Rebelión en la granja
1700 lecturas

2012-04-16
La descentralización: ¿Trampa o refundación?
1902 lecturas

2012-03-22
Las regiones de la discordia
1772 lecturas

2012-03-15
Mirando al Sur
1712 lecturas

2012-03-07
La ceguera del poder
1842 lecturas

2012-02-26
La medida del poder o el poder de la medida
1699 lecturas

2012-02-25
Aysén II ¿Lo posible de lo imposible?
2127 lecturas

2012-02-23
Aysén o el otro país
1982 lecturas

2011-09-10
Los dilemas del movimiento social
2155 lecturas

2011-08-17
¿Y ahora qué?
1793 lecturas

2011-07-29
Legitimidad y refundación
1985 lecturas

2011-07-19
Primer round post concertación
1984 lecturas

2011-07-01
Grecia al matadero
2475 lecturas

2011-06-16
El enrarecido clima político
2002 lecturas

2011-06-08
Tendencias en la izquierda latinoamericana el amigo brasilero
2205 lecturas

2011-06-02
América Latina: La exigencia de más y mejor democracia
1932 lecturas

2011-05-07
La hora de la igualdad
2022 lecturas

2011-03-14
Un nuevo parte aguas
1865 lecturas

2011-03-11
Libia: Sacudida Mundial
2160 lecturas

2011-02-25
La Economía Política de los Mínimos
2584 lecturas

2011-02-01
El incendio se extiende a Egipto
2012 lecturas

2011-01-19
Túnez no está lejos
2043 lecturas

2010-12-14
Las dos caras de la moneda
2155 lecturas

2010-11-10
¡Alto trabajos en la vía política!
1693 lecturas

2010-10-29
Muertes Políticas
1797 lecturas

2010-10-20
Agitación en Francia
1894 lecturas

2010-10-13
Profundidades
1728 lecturas

2010-10-07
Paracaídas sin Correa
1964 lecturas

2010-09-01
El bicentenario y la copia feliz del edén
1772 lecturas

2010-05-27
¿Un Nuevo Comienzo Post Concertacionista?
2056 lecturas

2010-05-15
La deuda olímpica
2126 lecturas

2010-05-11
Crisis de Honduras: segundo round
2124 lecturas

2010-05-07
El Olimpo en bancarrota
2309 lecturas

2010-05-04
Estado de catástrofe
2032 lecturas

2010-03-12
El destape
1984 lecturas

2010-03-01
Chile a prueba
2393 lecturas

2010-01-23
Que 20 años no es nada
2023 lecturas

2010-01-10
Elecciones en Chile: ¿Fin de reino?
2057 lecturas




Hay 37 usuarios visitando www.generacion80.cl

òltimas Columnas
Vengo de un pueblo pequeño... que se llama Til Til por Vólker Gutiérrez
Tierra: medio siglo de la Ley de Reforma Agraria por Manuel Riesco
2016, Venezuela en la encrucijada. La grave crisis económica, social y política por Orlando Caputo
La Codelco de Eduardo Engel por Julián Alcayaga
Venezuela: crisis para todo uso por Ángel Saldomando
Otras noticias
2017-08-01
LUN DESTACA INVESTIGACIÓN EN FUSIÓN NUCLEAR DE LA CChEN
2017-07-27
CONMEMORAN LOS 50 AÑOS DE LA TOMA DE LA UC
2017-07-26
OFICIALIZAN LA POSTULACIÓN DEL FÍSICO LEOPOLDO SOTO NORAMBUENA