Columnas
2008-11-14
9776 lecturas

Arturo Alejandro Muñoz
especial para G80

Las andanzas de Jorge Schaulsohn y las maquinaciones políticas de ‘Chile First’

Jorge Schaulsohn y Juan Antonio Coloma, sorprendidos en sonriente y confianzuda charla en un  discreto café de una callecita de  Providencia. En el caso de Schaulsohn, nada nuevo,  como puede deducirse luego de leer este artículo y de saber que el lobbysta y operador de Chile Primero quedó ‘sin habla’ ni respuestas ante las acusaciones que un ciudadano le hizo cara a cara y en un lugar público. 

La trayectoria política de Jorge Schaulsohn Brodsky –poco conocida por los electores gracias al apoyo irrestricto de la llamada ‘prensa seria’ y del silencio cómplice de muchos dirigentes concertacionistas- podría servir de guión para un filme de thriller político-comercial. ¿Se interesarían Michael Moore y Spike Lee para llevarlo a efecto? La pregunta es válida, ya que en Chile difícilmente el duopolio Alianza-Concertación moverá un dedo en pro de la verdad, si esta compromete a uno o más de sus componentes.  

Y Schaulsohn es uno de ellos. Fue también uno de los dirigentes ‘renovados’, proveniente de la Juventud Radical Revolucionaria durante el gobierno de la Unidad Popular, y luego del Partido Radical, que participaron en la formación del PPD el año 1987, y merced a personajes como él, esa tienda partidista ha sido considerada siempre como un ‘cajón de sastre’ en el que tienen cabida elementos variopintos, tal cual son algunos ex pinochetistas, fascistas arrepentidos, derechistas republicanos, progresistas reconvertidos a la fe neoliberal, buena parte de ex MAPUs y MAPUs-OC, ex radicales, ex PCs, ex socialistas, ex PDCs e ICs y uno que otro izquierdista independiente que sigue creyendo estar en un partido popular o progresista en serio.  

Como se sabe, Jorge Schaulsohn abandonó el PPD para integrarse al nuevo referente político creado por el senador Fernando Flores y el diputado Esteban Valenzuela –‘Chile Primero’-, grupo que después de su notorio fracaso en las elecciones municipales 2008 se aproximó subrepticiamente a RN (ya lo había hecho Schaulsohn como socio de Andrés Allamand) y a la UDI, tienda fundada por Jaime Guzmán y ‘bendecida’ por el mismísimo Pinochet. 

Por el fracaso en la inscripción en el SERVEL, ‘Chile Primero’ sólo pudo presentar un puñado de candidatos como independientes en las listas del PRI-Chile Limpio, plancha electoral comprada en $200.000.000 por los colorines desgajados  del  PDC  al ex socialista, creador del curioso “Partido Socialista Chileno” en 1989, y ex agente CNI para el Plebiscito de 1988, Juan Carlos Moraga… pero todos los candidatos ‘independientes’ de Chile First fracasaron.  

Esa ‘movida’ no les resultó a Fernando Flores, Esteban Valenzuela y Jorge Schaulsohn, pero ¡¡ojo con este último!!, porque en  su recorrido político-comercial hay significativos eventos que requieren ser conocidos por los chilenos, ya que se trata de un ‘hombre público’ que en una u otra forma ha intentado alcanzar relevantes cargos de representación popular. Y según se me ha informado, parece que sigue intentándolo.

LA REUNIÓN ‘TOP SECRET’ DE SCHAULSOHN CON EL PRESIDENTE DE LA UDI  

El año 1992 Jorge Schaulsohn era el presidente del PPD, y desde ese cargo presionó para que el gobierno de Patricio Aylwin negara la concesión de asilo humanitario al moribundo ex Primer Ministro de la República Democrática Alemana (RDA), Erich Honecker, con quien miles de chilenos tenían una enorme deuda de gratitud ya que la RDA les había abierto sus puertas durante el largo exilio a que los sometió la dictadura de Pinochet.  

Tres años más tarde (en septiembre de 1995), Iván Moreira, diputado pinochetista y UDI –ex Avanzada Nacional en Punta Arenas, donde actuaba como animador de una Boite a la que asistían los miembros de la CNI- insultó y agredió a Schaulsohn en los pasillos del Congreso Nacional, frente a muchos periodistas, porque el parlamentario PPD era la voz cantante en la denuncia del nunca aclarado  ni sancionado caso de los ‘pinocheques’.  La agresión de Moreira funcionó a la perfección, ya que el lobbysta New York-Santiago (Schaulsohn) olvidó el asunto y comenzó a derivar fuertemente hacia una tendencia derechista, como se demuestra ahora con su participación en Chile Primero.  

Si el mundo es un pañuelo y Chile una estampilla, Santiago resulta ser sólo una molécula. Digo esto porque no es difícil ni tampoco inusual sorprender a personajes conocidos reuniéndose en lugares públicos. La ley de las probabilidades es altamente favorable.  

El martes 11 de noviembre recién pasado, aproximadamente a las nueve y cuarto  de la mañana, Jorge Schaulsohn ocupaba en solitario una  mesa en el  Café ‘Mokka’ de Providencia (calle Coyancura a 20 metros de la Avenida Ricardo Lyon). Minutos después apareció el actual presidente de la UDI, Juan Antonio Coloma, quien tomó asiento a su lado y, luego de un efusivo saludo, iniciaron una animada y cariñosaconversación. ¿De qué hablaban?  Sólo Dios y ellos lo saben.  

Somos amigos desde hace años", explicaron después, sincronizadamente, aunque reconocieron que “hablamos del escenario político, de cómo se ve el 2009…y hablamos también del asunto presidencial porque Chileprimero no descarta levantar una candidatura propia, pero también está abierto a ver qué pasa en la Alianza". ¿Sería realmente ese el único punto de tan soterrada conversación, a solas, sin la presencia de las directivas de sus grupos políticos, en un discreto Café ubicado en una callecita de la comuna de Providencia, alejada del mundanal ruido,  y a las  nueve de la mañana?   

Para mala suerte de ambos contertulios, mi amigo Juan Pablo Moreno, que había investigado a fondo el caso Stoulman-Pessa durante ocho años, y que en ese momento venía de regreso desde el Metro, los reconoció y no pudo resistir la tentación de pasar frente a ellos. Se detuvo, y mirando a los dos políticos, les dijo: “Vaya, vaya…Dios los cría y el neoliberalismo los junta”.   

Schaulsohn hizo un gesto despectivo  y Juan Antonio Coloma, al parecer preocupado de la aparición de algún celular con cámara fotográfica o periodista con videocam, se dio vuelta en su silla dando la espalda al inoportuno ciudadano, y se quedó tieso mirando la ventana del café sin hacer el menor gesto de solidaridad con el interpelado Schaulsohn, que pasó del gesto despectivo a la palidez cuando el investigador del caso Stoulman le comenzó a recordar las razones del asunto de la Troika Judía de 1996 y otras cositas, como su giro político a partir del sacudón que le dio el UDI Iván Moreira en uno de los pasillos del Congreso.   

Mi irreverente amigo investigador no se amilanó ante el intento de ‘baypaseo’ que intentó el ex diputado PPD, y por el contrario, durante algunos  minutos interpeló a Schaulsohn recordándole –a viva voz- el extraño asunto de la ‘Troika Judía’ de la primera quincena de octubre de 1996, y las razones que el ex PPD tuvo para montar una mediática operación de distracción con el entonces presidente del CREJ (Comité Representativo de las Entidades Judías en Chile), León Dobry Folkman.

Indignado, Schaulsohn miró con ojos de fuego al acusador y le contestó: “como siempre tú cagando fuera del tiesto”. Pero mi insistente amigo investigador le respondió, con voz fuerte y clara, que  tenía todos los antecedentes de las razones de fondo de su socio Dobry y de los otros denunciantes en el asunto de la ‘troika judía’, y que estaban relacionados con el secuestro en Buenos Aires -en mayo de 1977- del cambista Jacobo Stoulman (y su mujer Matilde Pessa Mois), quien sacaba de Chile las platas evadidas de impuestos  -y otros  dineros negros-  pertenecientes a su entonces socio León Dobry y a otros importantes empresarios y rentistas de la comunidad judía.  

Le recordó además  que todo ello estaba publicado desde hacía años, claro que no en medios como El Mercurio, y  como luego de tantos años sin haber sido desmentido ni querellado, sería importante volver a publicarlo con los nuevos antecedentes que habían aparecido en el proceso criminal iniciado por el Juez Juan Guzmán el  año 2000, proceso aún abierto.  

Schaulsohn comenzó a empalidecer y se le vio abrir su boca en gesto de estupefacción. . Aprovechando el silencio inexplicable de los dos dirigentes políticos, Juan Pablo Moreno, antes de abandonar la sección vereda del  Café ‘Mokka’, agregó como colofón final una afirmación y una pregunta: “”Veo, Schaulsohn, que la UDI ya te perdonó los malos ratos que le hiciste pasar a Pinochet con lo de los pinocheques  en 1991. ¿Estás negociando para Chile First algún pactito por omisión u otra martingala con la UDI y con los RN de tu socio Andrés Allamand, para esquivar la funesta estafa binominal en las elecciones del próximo año 2009?”   

Jorge Schaulsohn nada dijo, mientras Juan Antonio Coloma seguía curvado en su silla, mirando de reojo el vidrio del café Mokka, situado a sus espaldas, como tratando de demostrar que él….’ná que ver en esto’. 

Al recibir el correo electrónico que me envió Juan Pablo Moreno relatando estos sabrosos asuntos, revisé mis apuntes, hojeé mis viejos cuadernos en los que he ido anotando mil eventos, junté antecedentes, consulté en Google, até cabos y rápidamente tuve la siguiente certeza:: 

Jorge Schaulsohn, co-dueño de Chile Primero, está conversando con la UDI -y seguramente con RN también- para estructurar secretamente algún negocio electoral que le permita a su  nuevo grupo político escapar de la muerte segura a la que los sometería la estafa binominal vigente, que es artículo de fe para los viudos del pinochetismo,  ya que hoy, con casi cuatro millones de no inscritos y dos millones de abstencionistas, nulos y blancos en las recientes elecciones municipales, la derecha dura puede controlar la llave institucional en el Parlamento hasta con el voto de uno de cada siete mayores de 18 años (más o menos, 1,7 millones de votos de 11,9 millones de mayores de 18 años). 

Y en las pasadas elecciones de concejales, su peor resultado desde hace 10 años,  la Alianza por Chile obtuvo 2,2 millones de votos (35,99%), o sea que con la estafa  binominal la derecha dura sigue sobrada de cariño.  

Pero, ¿por qué J.P.Moreno, investigador del caso Stoulman-Pessa, encaró a Jorge Schaulsohn recordándole ese espinudo y trágico evento, así como le enrostró aquello de la ‘troika judía’? ¿Qué fue esa ‘troika’, y cuál fue el caso Stoulman-Pessa, así como cuál fue también la responsabilidad de Jorge Schaulsohn en todo esto?  

EL CASO STOULMAN-PESSA  

El domingo 29 de mayo de 1977, en el aeropuerto de Ezeiza (Buenos Aires), el matrimonio judío-chileno formado por Jacobo Stoulman Bortnik y Matilde Pessa Mois fue detenido por un operativo conjunto de agentes de las dictaduras militares argentina y chilena, sacado rápidamente de la terminal aérea y conducido a lugares de interrogación y tortura.   En la losa de Ezeiza, al pie de la escalerilla de un avión de la línea Braniff y subiendo a un auto como presuntos pasajeros VIP fue la última vez que se vio al matrimonio Stoulman-Pessa con vida. La Operación Cóndor había dado un nuevo golpe maestro, y a partir de ese momento una densa madeja de elaborados operativos distractores, traiciones familiares, deslealtades societales y comunitarias e intereses económicos comenzó a tejer una densa niebla sobre el doble secuestro y otros once crímenes y desapariciones relacionadas en Buenos Aires y Santiago. En este oscuro asunto tuvieron algún importante grado de participación (y de responsabilidad) relevantes miembros de la comunidad judía en Chile, muchos de ellos partidarios de la dictadura pinochetista hasta hoy, y notorios votantes UDI.  

A los 43 años de edad, Jacobo Stoulman Bortnik era, paradójicamente, el menos anónimo de esos personajes. Sin militancia política conocida, inteligente y seductor, en sólo ocho meses en 1976 su empresa Cambio Andes, ubicada en Agustinas al llegar a Ahumada, había captado a los más codiciados inversores, en particular los de la comunidad judía. Estrella en alza del mundo financiero, Stoulman no podía ser secuestrado en Chile sin que se armara un escándalo.  

La DINA chilena, la poderosa central de inteligencia de Manuel Contreras que asesinó a Orlando Letelier en Washington y al general Carlos Prats en Buenos Aires, buscó la captura de ese matrimonio tanto por las necesidades de financiamiento de una DINA vetada desde el gobierno de Jimmy Carter, como por dar un severo golpe político al Partido Comunista y a su aparato financiero, que también utilizaba los caros y eficientes servicios del cambista Stoulman.  

La policía secreta sabía que Jacobo Stoulman manejaba los dineros de grandes inversores locales, los suyos propios y los que el financista chileno-húngaro Klein (tío del ahora famoso y generoso empresario minero Farkas Klein que heredó y reinició hace cuatro años las actividades de su rentable Minera Santa Bárbara), pudiese haber enviado a través de Cambios Andes para el Partido Demócrata Cristiano y para el ex presidente Eduardo Frei Montalva, que ya había recibido en 1973 (y antes también) importantes apoyos financieros desde Suiza del empresario minero Klein para su campaña senatorial y la desestabilización anti-Allende en marcha. Además, la DINA había detectado que el cambista  Stoulman era también el intermediario de un operativo financiero del Partido Comunista chileno para ingresar al país fondos que permitieran rearmar su estructura.  

Efectuar el secuestro en Chile podía arriesgarlo todo. Entonces entró en acción el Plan Cóndor que, como todos los de la conexión chilena de la coordinación represiva en el Cono Sur, abundaba en misterios y se le armó al cambista un bien elaborado plan para hacerlo viajar a Buenos Aires, utilizando a un militante comunista chileno-suizo de apellido Jaccard, aún desaparecido, secuestrado en un hotel de Buenos Aires dos semanas antes del fatal viaje Brannif (Jaccard fue esposo de Paulina Veloso, ex  ministra de la administración Bachelet).   

En el caso Stoulman la inteligencia operó para ‘demostrar’ que el matrimonio había proseguido tranquilamente viaje a Montevideo, versión que se dio oficialmente a la cancillería chilena en un cable firmado por el general Rafael Videla y, después, inexplicablemente "extraviado". Junto con esto se desplegó una acción psicológica exitosa.

El boca a boca -y en especial el dirigido a la comunidad judía- travistió a Stoulman en una suerte de demoníaco chileno que traficaba fondos recolectados en secuestros subversivos en Argentina y Uruguay (Montoneros y Tupamaros) en aras de la célebre "conspiración judeo-bolchevique apátrida". Instalada esta falsa versión, que "justificaba" así su secuestro por los militares argentinos y liberaba a la DINA de toda responsabilidad, nadie  --salvo sus hijas y un hermano de Matilde Pessa Mois- osó reclamar por su suerte. Menos aun lo hicieron los grandes financistas amigos o conocidos de Stoulman, cuyas inversiones habían sido prolijamente detectadas por la agencia represora que dirigía Manuel Contreras.   

LA TROIKA JUDÍA ENTRA EN ACCIÓN 

Para tapar un escándalo en ciernes, que a principios de octubre de 1996 podía  afectar a buena parte de la cúpula empresarial y dirigencial de la comunidad judía chilena en dictadura -por las razones espurias, encubridoras  y corruptas, hasta con negociación con la DINA a través del abogado pinochetista Ambrosio Rodríguez, y de su inacción ante el doble secuestro de 1977-, se montó apresuradamente otro escándalo mediático, esta vez con el apoyo de toda la prensa del duopolio: había estallado el asunto de la ‘Troika Judía’, es decir, la acción de importantes personeros y personajes que estructuraron un montaje finamente pensado y activado para echar tierra sobre asuntos que cuestionaban duramente el comportamiento ético y político de muchos inversionistas, educadores, dirigentes religiosos y conocidos empresarios de la comunidad judía chilena durante la dictadura.  

Además, los medios de prensa que mencionaremos a lo largo de este artículo develaron también otra arista de este deleznable caso: el asunto de la hermana de Jacobo Stoulman, quien junto con su marido –Isaac Pessó- después del doble secuestro cambiaron rápidamente de ‘pelo’, pues de modestos empleados de una Casa de Cambios y Turismo pasaron a constituirse en importantes empresarios de ambos rubros, y hoy son, además, co-dueños del Hotel Intercontinental y de otras empresas. El cuñado de  Stoulman –Isaac Pessó- en los años 80 y 90 fue directivo del CREJ y Tesorero del Estadio Israelita.  

Lo de la ‘Troika Judía’ habría sido un apresurado montaje en el que participó decisivamente el entonces alto dirigente PPD Schaulsohn para aplacar otro escándalo de Derechos Humanos que se empezaba a develar después de 17 años de mentiras y silencios.   De paso, Schaulsohn intentó también proteger al menos a tres dirigentes importantes de la comunidad judía que tuvieron una muy cuestionable actuación en el doble secuestro (los señores Gil Sinay Sestopal, León Dobry Folkman e Isaac Pessó Faraggi), y proteger, por cierto, a dos abogados pinochetistas que estaban relacionados con ellos en el encubrimiento y falsificación del verdadero origen y consecuencias del secuestro del matrimonio Stoulman-Pessa. Uno de esos abogados era Ambrosio Rodríguez Quiroz, fiel servidor del tirano durante los 17 años de gobierno totalitario.  

Todos estos personajes, seguramente consideraron que estaban amenazados por las revelaciones de un reportaje publicado el 29 de septiembre de 1996 por la Revista Semanal del diario La Nación, en el cual se demostraba el verdadero origen del doble secuestro efectuado por la DINA y su Operación Cóndor en mayo de 1977, y la forma en que se había encubierto y silenciado el asunto durante 19 años.     

Menos de dos semanas después de aquella publicación estalló el distractor asunto de la "Troika Judía", sepultando el impacto de la publicación de prensa que daba las primeras pistas de los cómplices y culposos manejos de la cúpula de la comunidad judía en dictadura, puesto que algunos de sus dirigentes aparecieron como posibles encubridores y cómplices por omisión y falsificación del doble secuestro en Ezeiza, y el señor León. Dobry -junto con Jorge Schaulsohn- terminó en reuniones de alto nivel en La Moneda, hecho que significó que el caso Stoulman-Pessa quedara sepultado convenientemente, y durante seis años no fuera abordado por la prensa chilena.  

El Director de la Revista Semanal del diario La Nación –Luis Alberto Ganderats- debió renunciar por no haber solicitado permiso al Director PDC de La Nación para publicar ese autocensurado reportaje del periodista Iván Cabezas, quien nunca más volvió a publicar en La Revista Semanal de ese medio informativo. El reclamo lo hizo directamente al diario gubernamental el entonces Ministro Secretario General de Gobierno, José Joaquín Brunner, ex MAPU-OC y PPD. 

Un intento de reflotar el caso ocurrió en agosto del 2000, en el diario electrónico El Mostrador, con un largo y completo reportaje de la periodista Pascale Bonnefoy, a raíz de la querella criminal contra Pinochet de las tres hijas del matrimonio Stoulman-Pessa. Pero, el intento fue frustrado por la censura que consiguió el propio León Dobry con su amigo y compañero de directorio en un banco: Juan Agustín Figueroa, socio mayoritario de la empresa que publicaba El Mostrador. La censura duró cuatro años y el reportaje de Pascale Bonnefoy sólo fue subido a la web de El Mostrador el 2004, cuando Pinochet estaba procesado por el juez Juan Guzmán en el caso Cóndor y el doble secuestro de Ezeiza de 1977.   

UNA AMORDAZADA PRENSA CHILENA SE REBELA 

El caso ha sido censurado en muchas ocasiones, extraña y especialmente tras el fin de la dictadura, porque junto con acusar a empingorotados personajes del régimen militar, como los involucrados en la Operación Cóndor que van desde el abogado Ambrosio Rodríguez hasta su defendido ex Comandante en Jefe, cruza la comunidad judía nacional y sus vínculos con los más variados sectores políticos. 

La Nación Domingo retomaría el caso el 15.12.2002, en un reportaje firmado por un no periodista, el ex funcionario de CEPAL-ILPES, Juan Pablo Moreno, que venía investigando el caso desde una estadía en Buenos Aires en el verano de 1996. La publicación del reportaje fue posibilitado tanto por la detención de Pinochet en Londres en 1998 como por las decisivas revelaciones en 1999 de los documentos desclasificados del Departamento de Estado de los EEUU, trabajo que fue publicado con cortes y censuras por La Nación Domingo, pero complementado -y completado- el 07 de enero de 2003 por el desaparecido semanario La Firme. 

En el doble secuestro del matrimonio Stoulman-Pessa,  hubo una clara participación de la dictadura de Pinochet, así como la actuación distractora, silenciadora y encubridora de parientes y socios del cambista secuestrado, como también de muchos personajes e importantes empresarios pertenecientes a la comunidad judía, varios de ellos implicados en el tráfico de platas evadidas de impuestos y dineros negros.  

Más allá de algunas gestiones en la Vicaría de la Solidaridad y en el Ministerio de RREE que realizó el hermano de Matilde Pessa, Isaac Pessa Mois, que  en represalia fue cesanteado por el empresario Ventura y obligado a emigrar a Israel unos años después, ninguno de los parientes y socios de Jacobo Stoulman presentó jamás algún recurso judicial, hasta que por fin las hijas del matrimonio secuestrado-asesinado (que eran adolescentes en 1977), presentaron una querella patrocinada por el abogado de Derechos Humanos Héctor Salazar Ardiles…pero habían pasado más de 23 años del doble secuestro de Ezeiza.

Con ese doble secuestro-asesinato, la DINA-Cóndor se había apropiado de unos US$40.000.000 (de hoy), y los cómplices chilenos que estafaron a las tres hijas huérfanas del matrimonio Stoulman-Pessa, entre ellos sus propios tíos Pessó-Stoulman, se apropiaron de unos US$8.000.000 (ocho millones de dólares de hoy).  

Todos los antecedentes relativos al caso Stoulman-Pessa y a la ‘Troika Judía’ que se mencionan en este artículo, corresponden a artículos y columnas ya publicadas por los siguientes medios de la prensa escrita: La Nación en 1996 y 2002, Punto Final en 1996, El Mostrador en 2004, y La Firme en 2003; revelaciones, acusaciones e informaciones que nunca fueron desmentidas ni menos aún querelladas.

Arturo Alejandro Muñoz



Comenta con ayuda de Facebook(*) (Habilitado el 11 de diciembre del 2009): ¡OJO! Se puede comentar escribiendo un mail (no se muestra es solo para validación) o con cuenta de Facebook.


(*)Algunas versiones de Internet Explorer bloquean esta herramienta social, sugerimos navegar con Firefox, Safari, Opera, Chrome u otro navegador web para hacer y leer los comentarios



1.484.016 lecturas en total tienen las 513 columnas de Arturo Alejandro Muñoz con 2.893 lecturas en promedio por columna
Columnas de Arturo Alejandro Muñoz
2017-08-03
El desorden del PS
591 lecturas

2016-08-08
¿Qué quiere y para quién trabaja la Democracia Cristiana?
3651 lecturas

2016-08-02
La neo burguesía fiscal
3423 lecturas

2016-06-24
Chile vive hace años su propio “Brexit”
2586 lecturas

2016-06-20
El duopolio y sus alcaldes en comunas rurales, ¿ridículo… o ridículos?
1594 lecturas

2016-06-14
El enemigo no sólo es la derecha… es el sistema
1496 lecturas

2016-06-07
Cría cuervos... y la actual prensa canalla que siempre apoyaste te arrancará los ojos
2282 lecturas

2016-06-03
"Izquierdistas de orilla" en la Nueva Mayoría
1688 lecturas

2016-05-25
Ante un país en protesta, casta política apuesta al “mal menor”
1216 lecturas

2016-05-11
Redes sociales y prensa "oficial", ¿quién miente más?
1538 lecturas

2016-05-02
Trabajadores analizan nuevas formas de lucha
1597 lecturas

2016-04-29
Revoloteo en gallinero político confirma profundidad de la crisis
1069 lecturas

2016-04-26
¿Va a sufragar en octubre? Entonces lea esto
1225 lecturas

2016-04-21
¿El arte es de izquierda o sólo es arte sin apellidos?
1362 lecturas

2016-04-20
Tu generación y la mía unidas tras el mismo objetivo: Asamblea Constituyente
1282 lecturas

2016-04-12
Ese “centrino” llamado Patricio Aylwin Azócar
2772 lecturas

2016-04-05
Ese mal ejemplo político llamado Chile
1342 lecturas

2016-04-01
Democracia en reversa, dictadura perfecta
1369 lecturas

2016-03-14
¡¡¡A las municipales, a las municipales…!!!
1480 lecturas

2016-03-07
Graban conversación top-secret de dos sediciosos con un general
1499 lecturas

2016-01-20
Tarud, ¿parlamentario asertivo o simplemente bravucón?
1601 lecturas

2016-01-14
Gracias a mis miedos eres rico y estás libre
1551 lecturas

2016-01-11
Ya no hacemos ni haremos Historia
1459 lecturas

2016-01-06
Retazos olvidados para reconstruir una identidad política
1504 lecturas

2016-01-04
El último kilómetro
1564 lecturas

2015-12-13
La función terminó, a sacarse disfraces y caretas
1833 lecturas

2015-12-08
Izquierda latinoamericana sufre fractura en su columna vertebral
1732 lecturas

2015-11-30
No es por la democracia, es por otra cosa
1591 lecturas

2015-11-25
Neoliberalismo a la chilena se toma Argentina. ¿La culpa es del peronismo solamente?
1565 lecturas

2015-11-22
PDC, del éxtasis al regreso a sus raíces y al declive
1824 lecturas

2015-11-05
Que el populacho nos deje robar tranquilos, somos los jefes
2118 lecturas

2015-10-24
Iniciativa privada principal factor del desarrollo: mito empresarial
2232 lecturas

2015-10-21
Asamblea Constituyente: enemigo público número uno
1640 lecturas

2015-10-16
Mamihlapinatapai... en la administración comunal
1765 lecturas

2015-10-08
Señores parlamentarios, ustedes ya carecen de autoridad
1723 lecturas

2015-10-04
Pancho I, ¿pastor de algunos o capo de familia?
2966 lecturas

2015-09-25
La soberbia derrotada y la vanidad humillada
1858 lecturas

2015-09-21
Casos Wal-Mart y Felipe Kast certifican cuán débil es nuestra democracia
1690 lecturas

2015-09-08
Nuestra identidad nacional es la no-identidad
1972 lecturas

2015-08-31
Camioneros de Pinochet... raya para la suma
1904 lecturas

2015-08-27
No hay peor astilla que...
1668 lecturas

2015-08-24
El logro político de la corrupción y la estulticia
1633 lecturas

2015-08-21
Los temidos tres tercios anuncian regreso
1083 lecturas

2015-08-17
No hay tarugos para clavar la rueda de la Historia
1711 lecturas

2015-08-14
Sindicato Parlamentario, un proyecto posible
1252 lecturas

2015-08-09
La crisis política abrió las cloacas
1266 lecturas

2015-07-29
La UDI tiene su propio Ku-Klux-Klan
2052 lecturas

2015-07-23
La calva muerte busca siempre a los mejores
2296 lecturas

2015-07-14
Caso Stoulman-Pessa ¿podría comprometer a Augusto Pinochet Hiriart?
2813 lecturas

2015-07-10
Lo que nos ha enseñado el neoliberalismo
1920 lecturas

2015-07-09
En Chile no hay Bastilla, sólo hay Congreso Nacional
1684 lecturas

2015-07-02
La araña, la telaraña y la maraña
1680 lecturas

2015-06-24
Mirando Chile desde la otra banda
1815 lecturas

2015-06-17
¿Quo vadis, PS?
1718 lecturas

2015-06-15
La copa de la paciencia comienza a rebasarse
1623 lecturas

2015-06-08
Evaluación docente ¿Y el resto de las profesiones, qué?
1911 lecturas

2015-06-04
Este sofrito de democracia tampoco funciona
1975 lecturas

2015-06-01
Miro a Tonka y me reconozco abuelo
2112 lecturas

2015-05-29
Senador JP Letelier, me cuesta mucho creerle
1991 lecturas

2015-05-24
FFEE y el líder revolucionario “Fuenteovejuna”
1855 lecturas

2015-05-19
Soy columnista... no soy candidato, líder ni mago
2172 lecturas

2015-05-12
¡A los botes, o el retorno de los brujo$!
1825 lecturas

2015-05-07
¿Nuevo gabinete? ¡Aquí estoy!
2067 lecturas

2015-05-05
¿A cuál Democracia postulan derecha y empresariado?
1821 lecturas

2015-04-27
El pueblo no es corrupto ni traidor … ustedes sí
2740 lecturas

2015-04-21
Chile: La crisis existe, el sistema naufraga, ¿qué hacer?
1942 lecturas

2015-04-15
Andrés Zaldívar, la “Pimpinela Escarlata” del mega empresariado
2383 lecturas

2015-04-13
¿Son o no responsables los periodistas actuales de esta hecatombe política?
1984 lecturas

2015-04-07
Frente de mal tiempo tormentoso para el gobierno y sus socios derechistas
2121 lecturas

2015-03-28
No es desastre natural, es error humano
2573 lecturas

2015-03-24
Caso CAVAL comprometería a autoridades Región de O`Higgins
2091 lecturas

2015-03-21
Lo siento, pero la mejor cocina es la mía
3256 lecturas

2015-03-17
Todos corruptos... ¿también Michelle?
1999 lecturas

2015-03-15
¿Para quién trabaja realmente esa falsa izquierda oficial?
2117 lecturas

2015-03-06
Peloteros, pelotudos y "pelotehuenses"
2225 lecturas

2015-03-05
Venezuela 2015 no es Chile 1973
1933 lecturas

2015-03-03
Chile en la pitilla
2035 lecturas

2015-02-26
Políticos arrodillados ante el gran capital
2263 lecturas

2015-02-23
Goebbels le corrige la plana a los “honorables’ del Parlamento chileno
2155 lecturas

2015-02-17
El hijo de la jefa, “useful idiot” de Luksic
3021 lecturas

2015-02-13
Nueva tarea para los moralistas que censuran en La Moneda
2558 lecturas

2015-01-30
La UDI se enchula ¿Unidos por Ti? o ¿Unidos por Mí?
2667 lecturas

2015-01-28
Fidel, honor y gloria. Yo te saludo
2588 lecturas

2015-01-18
¡Ahora incluso la Derecha dice ser republicana!
2384 lecturas

2015-01-12
Una pregunta necesaria
2565 lecturas

2015-01-05
Mujer, ¿sientes que de verdad te has liberado?
2199 lecturas

2014-12-31
Si campaña del terror fracasa, ¿qué hará entonces la Derecha?
2194 lecturas

2014-12-29
Si no se acata lo que la Derecha quiere, ¿somos comunistas?
3784 lecturas

2014-12-23
Disquisiciones de un don nadie
2239 lecturas

2014-12-17
¿Podría tener Chile un presidente similar a Pepe Mujica?
2237 lecturas

2014-12-15
Aislada y sola, la UDI hojea el: Manual de los Sediciosos
1827 lecturas

2014-11-27
La UDI ya parece ser Unión Demócrata… In The Pendiente
2333 lecturas

2014-11-25
Mes de circos… y de Teletón, para felicidad de los alcaldes
1577 lecturas

2014-11-10
Mariana, Soledad, Ignacio y Gutenberg; ¿los “sheriff” de la Nueva Mayoría?
1807 lecturas

2014-11-01
Educación, copago, bolicheo y otras yerbas
2502 lecturas

2014-10-29
¿Quién ordenó –o solicitó- a la DINA asesinar al ministro José Tohá?
3009 lecturas

2014-10-22
A mi gente de la década de los 60
2263 lecturas

2014-10-19
Alex Vojkovic, ¿accidente, o secuestro y asesinato?
3702 lecturas

2014-10-16
Cena de amigos permite develar el peligro en que hemos vivido
2090 lecturas

2014-10-02
Soy provinciano, tengo fecha de vencimiento
2489 lecturas




Hay 40 usuarios visitando www.generacion80.cl

òltimas Columnas
Vengo de un pueblo pequeño... que se llama Til Til por Vólker Gutiérrez
Tierra: medio siglo de la Ley de Reforma Agraria por Manuel Riesco
2016, Venezuela en la encrucijada. La grave crisis económica, social y política por Orlando Caputo
La Codelco de Eduardo Engel por Julián Alcayaga
Venezuela: crisis para todo uso por Ángel Saldomando
Otras noticias
2017-08-01
LUN DESTACA INVESTIGACIÓN EN FUSIÓN NUCLEAR DE LA CChEN
2017-07-27
CONMEMORAN LOS 50 AÑOS DE LA TOMA DE LA UC
2017-07-26
OFICIALIZAN LA POSTULACIÓN DEL FÍSICO LEOPOLDO SOTO NORAMBUENA