Columnas
2008-11-30
3826 lecturas

Luis Casado
especial para G80

Yo estaba allí...

La firme. Yo estaba. Así les voy a contar algún día a mis nietos, cuando llegue la ocasión. Ayer, 29 de noviembre del año de gracia de 2008, se fundó el “Parti de Gauche” (Partido de Izquierda) y servidor estaba entre los tres mil entusiastas participantes que llegamos hasta Saint-Ouen, suburbio proletario de París.

Desde el inicio de la reunión un pensamiento me atravesó el cucumelo: es la primera vez desde hace 35 años que tengo una buena razón para estar optimista y creer en el futuro, por primera vez en 35 años la voz de Allende, -“se abrirán las grandes Alamedas”-, encuentra un eco a escala planetaria.

El nacimiento del Parti de Gauche es el producto y la respuesta a la gigantesca crisis que sacude al mundo. Jean-Luc Mélenchon lo puso claro: “Siempre las crisis del capitalismo comienzan por ser financieras, luego se transfieren a la economía real y la crisis económica deviene crisis social, y por tanto crisis política”.

¿Podría una crisis de esta magnitud no traer consigo violentas convulsiones sociales?

Oskar Lafontaine, presidente de Die Linke, el partido de izquierda alemán, lo puso en evidencia al recordar una frase de Jaurès: “El capitalismo porta en su seno la guerra como los nubarrones la tormenta”.

El desafío de las fuerzas progresistas consiste en proponer una alternativa a la irracionalidad del mercado librado a sí mismo,  a un mundo sin reglas que se traduce siempre por el imperio de la ley de la jungla en donde dominan los poderosos. Que suelen enfrentarse incluso militarmente usando al pueblo como carne de cañón.

Oskar, lo dijo en palabras simples: “Ante las estupideces que nos cuenta el neoliberalismo con relación a la crisis, Karl Marx, un hombre del siglo XIX, es inmensamente más pertinente y moderno”.

“Die Linke, precisó Oskar, rechaza los compromisos podridos que terminan por pagar los trabajadores. Die Linke rechaza las donaciones de las empresas, no para asimilarse al zorro que declara no amar la uva porque no puede alcanzarla, sino porque no queremos que nos corrompan”.

“El dinero, agregó, el crédito, cumplen una función social, por esa razón hay que nacionalizar la banca”.

Jean-Luc, en nombre del Parti de Gauche, propuso una respuesta orgánica: el partido.

Una respuesta programática que se traduce por la ruptura con el capitalismo y la planificación ecológica que debe proteger la naturaleza y determinar otro modo de producción que respete al hombre y a su entorno.

Una estrategia: la conformación de un Frente de Izquierda que debe reunir a la mayoría del pueblo de Francia.

“Hoy está de regreso la Francia rebelde y revolucionaria. Hoy todos somos socialistas, comunistas, trotskistas, ecologistas, libertarios. Hoy asumimos todo el pasado de la izquierda, incluyendo sus zonas de sombra, pero también el resplandor de la brillante luz de sus victorias. Reivindicamos a Robespierre que nos legó la República, a Rosa Luxemburgo y a Karl Liebnecht que se opusieron a las guerras fratricidas en Europa, a Louise Michel combatiente de la Comuna de París, a Jean Jaurès asesinado por oponerse a la guerra, somos herederos de la Revolución Rusa que por primera vez en la historia quiso sobrepasar el capitalismo, somos los hijos del Frente Popular, de aquellos que le arrancaron al capital derechos esenciales para los trabajadores… ¡Es fácil ser de izquierda cuando uno quiere!”

La palabra por fin liberada, efectivamente, es fácil ser de izquierda.

Es fácil rechazar la refundación del capitalismo anunciada a golpes de billones de dólares, para salvar el sistema y no cambiar nada en el casino, sino las reglas que se le aplican al croupier.

En la Francia de Sarkozy que desea imponer el trabajo hasta los 70 años, es bueno luchar por la defensa de la jubilación a los 60 años, conquista alcanzada por las luchas obreras y el combate político.

En la Francia de Sarkozy, que prepara la privatización de la educación, es bueno luchar por la escuela de la República que ha hecho del pueblo de Francia uno de los más cultos y productivos del mundo.

En la Francia de Sarkozy, que destruye uno de los sistemas de salud más avanzados e igualitarios del planeta es bueno luchar por la defensa de la salud pública.

Y es bueno luchar porque nunca los sistemas previsionales vayan a parar a las manos del gran capital. El capital nunca da nada gratuitamente. Su interés por la previsión social solo es una manifestación de su insaciable voracidad de lucro.

La palabra por fin liberada, efectivamente, es fácil ser de izquierda.

Jean-Luc también propuso un objetivo y puso muy alto el listón: en junio próximo se efectúan las elecciones al parlamento Europeo, momento irreemplazable para combatir el Acuerdo de Lisboa que consagra la Europa liberal.

Hay que hacer respetar la soberanía popular: los europeos han rechazado repetidas veces la construcción de una Europa al servicio de los poderes financieros.

El objetivo consiste pues en obtener más votos que la derecha, más votos que el partido socialista dominado por la impotencia del social liberalismo.

Porque el Parti de Gauche aspira a gobernar, a construir un movimiento ampliamente mayoritario, el Frente de Izquierda, para construir un nuevo modelo de sociedad en Francia y en Europa: la República Social.

Aquella en la que “los intereses del pueblo marcharán adelante, los intereses financieros detrás”.

Jean-Luc concluyó su discurso con una magnífica frase del filósofo francés Gaston Bachelard:

“El futuro no es lo que ocurrirá mañana, el futuro es lo que nosotros seamos capaces de construir”.

Junto a los miles de militantes reunidos en Saint-Ouen, había representantes de los pueblos de Bolivia, cuya embajadora leyó un mensaje del presidente Evo Morales. Y también de Venezuela, y de Cuba.

Y por cierto de Chile. Servidor y Armando Uribe. La responsable de Relaciones Internacionales del Parti de Gauche precisó: “en representación de los socialistas chilenos, aquellos leales al combate de Salvador Allende”.

Por eso, como te decía, algún día les voy a contar a mis nietos, cuando llegue la ocasión, “La firme, yo estaba allí”…

Luis CASADO – 30/11/2008

Comenta con ayuda de Facebook(*) (Habilitado el 11 de diciembre del 2009): ¡OJO! Se puede comentar escribiendo un mail (no se muestra es solo para validacin) o con cuenta de Facebook.


(*)Algunas versiones de Internet Explorer bloquean esta herramienta social, sugerimos navegar con Firefox, Safari, Opera, Chrome u otro navegador web para hacer y leer los comentarios



1.114.159 lecturas en total tienen las 471 columnas de Luis Casado con 2.366 lecturas en promedio por columna
Columnas de Luis Casado
2017-08-07
El modelo democrático Vaticano
1760 lecturas

2017-08-03
Venezuela in chaos - What the world should do
2446 lecturas

2016-08-12
Lógica implacable
2915 lecturas

2016-08-02
La payasada de los "stress tests"
1846 lecturas

2016-06-24
Great Britain quits… So what?
2229 lecturas

2016-05-25
Reforma laboral
2395 lecturas

2016-05-18
Vivimos en un mundo peligroso
2349 lecturas

2016-05-16
Las mentadas clases medias
2110 lecturas

2016-05-03
La triste verdad…
2057 lecturas

2016-04-15
SOS: la teoría económica se muere
1280 lecturas

2016-04-14
Pesimismo en el FMI ¿Es grave Doctor?
2088 lecturas

2016-01-16
Problema de etiqueta
2433 lecturas

2016-01-06
De la dificultad de nacer. La previsible evolución del jaguar sudamericano
2680 lecturas

2015-12-24
Dime quién es tu ministro de Hacienda y te diré quién eres
2164 lecturas

2015-12-15
La saga de las tasas de la FED
2273 lecturas

2015-12-09
Francia: Desastres anunciados
2201 lecturas

2015-12-07
Los eminentes FDR
2247 lecturas

2015-12-04
The revolving crisis
2179 lecturas

2015-12-03
Jugando a los arúspices
2335 lecturas

2015-12-01
SOS Argentina: el mensaje a los mercados
2264 lecturas

2015-11-18
Era bueno el asado…
2199 lecturas

2015-11-12
La virguería de los PPP
2492 lecturas

2015-10-20
El curro: retorno al futuro
2382 lecturas

2015-10-14
El gran lupanar
2322 lecturas

2015-10-05
Vamos p’atrás
2269 lecturas

2015-09-24
Deutsche Qualität
2251 lecturas

2015-09-22
El corazón partío...
2224 lecturas

2015-08-31
Suelten a Bachelet...
2405 lecturas

2015-08-29
Missing
2238 lecturas

2015-08-24
¿Cuál es más peligroso?
2444 lecturas

2015-08-22
The revolving crisis
2326 lecturas

2015-08-16
Todo es mercancía
2178 lecturas

2015-07-15
La derrota de Grecia, derrota de Europa
2341 lecturas

2015-07-14
Un entierro de primera clase
2278 lecturas

2015-07-13
Lecciones de negociación
1129 lecturas

2015-07-10
La persistencia en el ser
2524 lecturas

2015-07-01
La injusticia tarda, pero llega
2280 lecturas

2015-06-30
Grecia: derrame de hipocresía
2248 lecturas

2015-06-25
Molôn labé (μολὼν λαβέ)
2310 lecturas

2015-06-22
Los consejos de Machiavelli
2330 lecturas

2015-06-20
Nein! Griechenland wird nicht deutsch sein!
2302 lecturas

2015-06-18
Grecia: el problema no es Varoufakis
2397 lecturas

2015-06-01
Julio, la araña y el horario
2409 lecturas

2015-05-29
Terremoto en España
2308 lecturas

2015-05-24
Friedrich II der Große y el molinero
2372 lecturas

2015-05-20
Me llamó Piero
2387 lecturas

2015-05-12
Formalidad, formalismos y formalizados
1288 lecturas

2015-05-06
Eduardo Engel y el milagro de la sanación
2360 lecturas

2015-05-04
Yo trabajo…
2247 lecturas

2015-04-29
La incubadora
2455 lecturas

2015-04-27
El gato de Alicia
2350 lecturas

2015-04-08
Esos polvos trajeron estos lodos
2402 lecturas

2015-04-07
Una distancia grande, como el mundo
2468 lecturas

2015-04-06
Economía real vs economía virtual
2370 lecturas

2015-04-02
Who’s paying the bill?
2500 lecturas

2015-03-24
La gota que desborda el vaso
2345 lecturas

2015-03-17
La gota que desborda el vaso
2609 lecturas

2015-03-16
Oscar y El Yeco
2566 lecturas

2015-03-15
Selon que vous serez puissant ou misérable…
1355 lecturas

2015-03-09
La aguda visión de la Justicia
2496 lecturas

2015-03-05
Hace falta un Míster
2440 lecturas

2015-03-02
De sofismas, cinismos y perversiones
2658 lecturas

2015-02-26
Es dulce ser despreciado por los capullos
2721 lecturas

2015-02-24
En la confianza está el peligro...
2543 lecturas

2015-02-23
No hemos inventado nada
2801 lecturas

2015-02-21
Soberanía
2715 lecturas

2015-02-15
Bancos, fraude fiscal e hipocresía
3033 lecturas

2015-02-04
Leyes reversibles
3103 lecturas

2015-01-30
La pasión Piketty III
2926 lecturas

2015-01-28
Grecia: “A la hora señalada”
2825 lecturas

2015-01-27
La pasión Piketty II
2780 lecturas

2015-01-25
Europa se prepara a la victoria de Syriza
2874 lecturas

2015-01-22
La pasión Piketty
2903 lecturas

2015-01-18
La imagen, Georg Baselitz y los profetas
1857 lecturas

2015-01-14
La excepción francesa
2738 lecturas

2015-01-12
PENTA: ¿dónde está la novedad?
1708 lecturas

2015-01-08
With a little help from my friends
2663 lecturas

2015-01-07
Je suis Charlie (Yo soy Charlie)
2906 lecturas

2015-01-05
¿Mercado del trabajo, o trabajo del mercado?
2628 lecturas

2014-12-31
¡Socorro... Vuelven los rojos!
2729 lecturas

2014-12-29
La curva de Kuznets, San Mateo y la parte del león
2810 lecturas

2014-12-23
Piñera: profesor Ciruela
2719 lecturas

2014-12-18
¿Patria o Muerte? O nos hundimos en el precipicio...
2750 lecturas

2014-12-17
Las güenas malas…
2993 lecturas

2014-12-09
Capital político
2693 lecturas

2014-11-20
Se necesita economista, tratar aquí
1656 lecturas

2014-11-03
No es pura coincidencia…
3077 lecturas

2014-10-27
De nuevo la diarrea... (y el virus Ébola no tiene na’ que ver...)
2995 lecturas

2014-10-25
Mon Dieu comment suis-je tombée si bas?
1693 lecturas

2014-10-10
Nicolas Rolin
3074 lecturas

2014-09-30
We, the People...
1793 lecturas

2014-09-13
Chile... ¿paraíso del “terrorismo”?
3258 lecturas

2014-09-12
La prensa internacional exulta... “El sector financiero brasileño apoya a la candidata presidencial Marina Silva”
2989 lecturas

2014-09-02
El blablá que bajo otros cielos llaman cháchara
3075 lecturas

2014-08-19
Yo soy el descueve (y es poco decir...)
3088 lecturas

2014-08-04
CODELCO: entre latrocinios y recapitalización
1976 lecturas

2014-07-22
Deus ex machina
2015 lecturas

2014-07-19
La reforma tributaria de Andrés
1786 lecturas

2014-07-14
Cómo hacer tortillas sin quebrar huevos (sin juego de palabras...)
2211 lecturas

2014-06-30
Oh... Boy!
1894 lecturas




Hay 13 usuarios visitando www.generacion80.cl

ltimas Columnas
Vengo de un pueblo pequeño... que se llama Til Til por Vólker Gutiérrez
Tierra: medio siglo de la Ley de Reforma Agraria por Manuel Riesco
2016, Venezuela en la encrucijada. La grave crisis económica, social y política por Orlando Caputo
La Codelco de Eduardo Engel por Julián Alcayaga
Venezuela: crisis para todo uso por Ángel Saldomando
Otras noticias
2017-08-01
LUN DESTACA INVESTIGACIÓN EN FUSIÓN NUCLEAR DE LA CChEN
2017-07-27
CONMEMORAN LOS 50 AÑOS DE LA TOMA DE LA UC
2017-07-26
OFICIALIZAN LA POSTULACIÓN DEL FÍSICO LEOPOLDO SOTO NORAMBUENA