Columnas
2008-12-21
3938 lecturas

Luis Casado
especial para G-80

La forma y el fondo…

La violencia, el uso de los medios de comunicación para desinformar y dejar a las comunidades nacionales sin contra parte en las argumentaciones, logró imponer la idea del libre mercado, dejar al Estado ausente y hacer de la economía un evento sin mayores reglas ni árbitros atentos al desarrollo del libre juego de los intereses.

Después de diecisiete años de dictadura, casi veinte de prolongación institucional, política y económica es un poquillo demasié. Vistos los resultados… definitivamente demasié.

Ya basta.

La crisis financiera, económica, social y política desatada por el neoliberalismo desmadrado va poniendo en evidencia lo que había detrás del discurso exitista de la pensée unique: un vasto pillaje operado sobre miles y miles de empresas y cientos de millones de trabajadores que producen la riqueza real.

La pretendida “eficacia del mercado” no es sino la máscara con la que los maleantes financieros se  disfrazan para destruir hasta la noción de interés general, para hacer desaparecer la democracia, la soberanía popular.

La institucionalidad legada por la dictadura, -y tan celosamente conservada por el cogobierno Concertación-Alianza desde 1990-, no es sino la expresión más acabada de lo que los promotores del neoliberalismo intentan imponer a escala planetaria: la dominación del mercado y de los poderes financieros, la sumisión de la clase política a sus objetivos, a su lenguaje, a sus intereses, a su voracidad de lucro.

Fuera de la acumulación insensata de riqueza, de la concentración de capital a niveles nunca vistos en la historia de la humanidad, nada parecía tener sentido. Hasta que se rompió la burbuja dejando atrás miseria, desempleo, precariedad, recesión, hundimiento de los sistemas de previsión, destrucción de los servicios públicos, sufrimiento.

Hayek, Friedman, Reagan, Thatcher, Bush, Aznar, Piñeras, Lagos, Eyzaguirre, Velasco… son algunos de los nombres que jalonan la puesta en práctica de los postulados neoliberales.

Ya basta.

Las fuerzas republicanas, democráticas, populares y revolucionarias se van reactivando. Van saliendo del letargo, de la desesperanza, del derrotismo, de la fatalidad del mal menor. Van osando creer de nuevo en la alternativa propia. Diferentes líderes, cada uno con buenas razones, se ponen al frente y proponen encabezar la lucha.

No obstante, para darle pujanza real, credibilidad y brío, es necesario unir en solo bloque las fuerzas del pueblo. La historia muestra que la división solo le sirve al adversario.

Esa aguda consciencia lleva a muchos a pensar que basta con lanzar la idea de las primarias de la izquierda.

Creer que basta con primarias, -forma por lo demás ajena a las tradiciones del movimiento popular, que de un modo u otro implican una competición fratricida, un desgaste seguramente innecesario-, es un error que puede costar caro.

Para hacerle frente a la catástrofe neoliberal no basta con la forma.

Es preciso definir el fondo, el contenido de nuestras proposiciones, de nuestro programa, plasmar  la inmensa aspiración colectiva de profundas transformaciones institucionales, económicas y políticas que Chile y su pueblo necesitan.

No hablo de estructurar una oferta alternativa. Esto no es una feria ni un mercado. Se trata de recorrer un largo y difícil camino, para lo cual hay que transformar las fuerzas sociales en fuerza política capaz de traducir en decisiones concretas las aspiraciones de todo un pueblo.

Y esto no se resume al modo de designación de un candidato. Las primarias surgieron en el marco de la institucionalidad heredada de la dictadura como una mala copia del proceso electoral yanqui. En Chile, hasta para definir el universo de electores hay que recurrir a los dispositivos pergeñados por el dictador.

De Lautaro a Manuel Rodríguez, de Santiago Arcos y Francisco Bilbao a Luis Emilio Recabarren y a los mineros del salitre, de la República Socialista de Marmaduque Grove al movimiento popular que llevó a Salvador Allende a la Moneda, de los combatientes de la clandestinidad a los pingüinos, los chilenos hemos hecho prueba de creatividad para construir las organizaciones populares, para definir su estrategias de lucha y para designar a sus líderes.

Siempre, dándole al sueño común la solidez de un objetivo claro y los modos de alcanzarlo. No se trata de un combate coyuntural, el de la primera vuelta, para negociar un plato de lentejas en la  segunda. Se trata de forjar las fuerzas que deben alcanzar el poder para realizar sus propios objetivos sociales, republicanos, democráticos y populares.

Se trata de derrotar el cogobierno Concertación-Alianza, a los herederos de la institucionalidad y del modelo económico de la dictadura.

Para ello nada es más urgente que la reunión de todas las organizaciones, de todos los líderes, en torno a la tarea gigantesca de construir el programa de todos. Si no somos capaces de eso… ¿De qué sirven las primarias?

Fondo y forma. Forma y fondo.

No solo forma.

Luis CASADO

Comenta con ayuda de Facebook(*) (Habilitado el 11 de diciembre del 2009): ¡OJO! Se puede comentar escribiendo un mail (no se muestra es solo para validacin) o con cuenta de Facebook.


(*)Algunas versiones de Internet Explorer bloquean esta herramienta social, sugerimos navegar con Firefox, Safari, Opera, Chrome u otro navegador web para hacer y leer los comentarios



1.152.373 lecturas en total tienen las 471 columnas de Luis Casado con 2.447 lecturas en promedio por columna
Columnas de Luis Casado
2017-08-07
El modelo democrático Vaticano
2323 lecturas

2017-08-03
Venezuela in chaos - What the world should do
3066 lecturas

2016-08-12
Lógica implacable
3324 lecturas

2016-08-02
La payasada de los "stress tests"
1932 lecturas

2016-06-24
Great Britain quits… So what?
2498 lecturas

2016-05-25
Reforma laboral
2641 lecturas

2016-05-18
Vivimos en un mundo peligroso
2590 lecturas

2016-05-16
Las mentadas clases medias
2353 lecturas

2016-05-03
La triste verdad…
2303 lecturas

2016-04-15
SOS: la teoría económica se muere
1359 lecturas

2016-04-14
Pesimismo en el FMI ¿Es grave Doctor?
2345 lecturas

2016-01-16
Problema de etiqueta
2690 lecturas

2016-01-06
De la dificultad de nacer. La previsible evolución del jaguar sudamericano
2978 lecturas

2015-12-24
Dime quién es tu ministro de Hacienda y te diré quién eres
2423 lecturas

2015-12-15
La saga de las tasas de la FED
2540 lecturas

2015-12-09
Francia: Desastres anunciados
2449 lecturas

2015-12-07
Los eminentes FDR
2501 lecturas

2015-12-04
The revolving crisis
2426 lecturas

2015-12-03
Jugando a los arúspices
2604 lecturas

2015-12-01
SOS Argentina: el mensaje a los mercados
2529 lecturas

2015-11-18
Era bueno el asado…
2445 lecturas

2015-11-12
La virguería de los PPP
2731 lecturas

2015-10-20
El curro: retorno al futuro
2634 lecturas

2015-10-14
El gran lupanar
2569 lecturas

2015-10-05
Vamos p’atrás
2513 lecturas

2015-09-24
Deutsche Qualität
2496 lecturas

2015-09-22
El corazón partío...
2466 lecturas

2015-08-31
Suelten a Bachelet...
2671 lecturas

2015-08-29
Missing
2486 lecturas

2015-08-24
¿Cuál es más peligroso?
2693 lecturas

2015-08-22
The revolving crisis
2564 lecturas

2015-08-16
Todo es mercancía
2411 lecturas

2015-07-15
La derrota de Grecia, derrota de Europa
2591 lecturas

2015-07-14
Un entierro de primera clase
2582 lecturas

2015-07-13
Lecciones de negociación
1209 lecturas

2015-07-10
La persistencia en el ser
2774 lecturas

2015-07-01
La injusticia tarda, pero llega
2526 lecturas

2015-06-30
Grecia: derrame de hipocresía
2486 lecturas

2015-06-25
Molôn labé (μολὼν λαβέ)
2549 lecturas

2015-06-22
Los consejos de Machiavelli
2570 lecturas

2015-06-20
Nein! Griechenland wird nicht deutsch sein!
2548 lecturas

2015-06-18
Grecia: el problema no es Varoufakis
2636 lecturas

2015-06-01
Julio, la araña y el horario
2657 lecturas

2015-05-29
Terremoto en España
2554 lecturas

2015-05-24
Friedrich II der Große y el molinero
2625 lecturas

2015-05-20
Me llamó Piero
2629 lecturas

2015-05-12
Formalidad, formalismos y formalizados
1374 lecturas

2015-05-06
Eduardo Engel y el milagro de la sanación
2597 lecturas

2015-05-04
Yo trabajo…
2479 lecturas

2015-04-29
La incubadora
2695 lecturas

2015-04-27
El gato de Alicia
2607 lecturas

2015-04-08
Esos polvos trajeron estos lodos
2632 lecturas

2015-04-07
Una distancia grande, como el mundo
2718 lecturas

2015-04-06
Economía real vs economía virtual
2604 lecturas

2015-04-02
Who’s paying the bill?
2744 lecturas

2015-03-24
La gota que desborda el vaso
2590 lecturas

2015-03-17
La gota que desborda el vaso
2853 lecturas

2015-03-16
Oscar y El Yeco
2810 lecturas

2015-03-15
Selon que vous serez puissant ou misérable…
1418 lecturas

2015-03-09
La aguda visión de la Justicia
2737 lecturas

2015-03-05
Hace falta un Míster
2689 lecturas

2015-03-02
De sofismas, cinismos y perversiones
2911 lecturas

2015-02-26
Es dulce ser despreciado por los capullos
2963 lecturas

2015-02-24
En la confianza está el peligro...
2794 lecturas

2015-02-23
No hemos inventado nada
3043 lecturas

2015-02-21
Soberanía
2954 lecturas

2015-02-15
Bancos, fraude fiscal e hipocresía
3288 lecturas

2015-02-04
Leyes reversibles
3364 lecturas

2015-01-30
La pasión Piketty III
3172 lecturas

2015-01-28
Grecia: “A la hora señalada”
3077 lecturas

2015-01-27
La pasión Piketty II
3028 lecturas

2015-01-25
Europa se prepara a la victoria de Syriza
3123 lecturas

2015-01-22
La pasión Piketty
3157 lecturas

2015-01-18
La imagen, Georg Baselitz y los profetas
1917 lecturas

2015-01-14
La excepción francesa
2972 lecturas

2015-01-12
PENTA: ¿dónde está la novedad?
1779 lecturas

2015-01-08
With a little help from my friends
2904 lecturas

2015-01-07
Je suis Charlie (Yo soy Charlie)
3142 lecturas

2015-01-05
¿Mercado del trabajo, o trabajo del mercado?
2869 lecturas

2014-12-31
¡Socorro... Vuelven los rojos!
2984 lecturas

2014-12-29
La curva de Kuznets, San Mateo y la parte del león
3062 lecturas

2014-12-23
Piñera: profesor Ciruela
2970 lecturas

2014-12-18
¿Patria o Muerte? O nos hundimos en el precipicio...
3005 lecturas

2014-12-17
Las güenas malas…
3249 lecturas

2014-12-09
Capital político
2939 lecturas

2014-11-20
Se necesita economista, tratar aquí
1716 lecturas

2014-11-03
No es pura coincidencia…
3318 lecturas

2014-10-27
De nuevo la diarrea... (y el virus Ébola no tiene na’ que ver...)
3240 lecturas

2014-10-25
Mon Dieu comment suis-je tombée si bas?
1765 lecturas

2014-10-10
Nicolas Rolin
3339 lecturas

2014-09-30
We, the People...
1849 lecturas

2014-09-13
Chile... ¿paraíso del “terrorismo”?
3498 lecturas

2014-09-12
La prensa internacional exulta... “El sector financiero brasileño apoya a la candidata presidencial Marina Silva”
3243 lecturas

2014-09-02
El blablá que bajo otros cielos llaman cháchara
3329 lecturas

2014-08-19
Yo soy el descueve (y es poco decir...)
3342 lecturas

2014-08-04
CODELCO: entre latrocinios y recapitalización
2083 lecturas

2014-07-22
Deus ex machina
2082 lecturas

2014-07-19
La reforma tributaria de Andrés
1850 lecturas

2014-07-14
Cómo hacer tortillas sin quebrar huevos (sin juego de palabras...)
2291 lecturas

2014-06-30
Oh... Boy!
1956 lecturas




Hay 22 usuarios visitando www.generacion80.cl

ltimas Columnas
Vengo de un pueblo pequeño... que se llama Til Til por Vólker Gutiérrez
Tierra: medio siglo de la Ley de Reforma Agraria por Manuel Riesco
2016, Venezuela en la encrucijada. La grave crisis económica, social y política por Orlando Caputo
La Codelco de Eduardo Engel por Julián Alcayaga
Venezuela: crisis para todo uso por Ángel Saldomando
Otras noticias
2017-08-01
LUN DESTACA INVESTIGACIÓN EN FUSIÓN NUCLEAR DE LA CChEN
2017-07-27
CONMEMORAN LOS 50 AÑOS DE LA TOMA DE LA UC
2017-07-26
OFICIALIZAN LA POSTULACIÓN DEL FÍSICO LEOPOLDO SOTO NORAMBUENA