Columnas
2009-04-24
2302 lecturas

Ricardo Candia
especial para G80

La infancia sub prime

El Cisarro admira a Daddy Yankee y al equipo de la Universidad de Chile. De sus nueve hermanos, cuatro están presos por robo y su padrastro cumplió una condena por asalto. A los nueve años, de lo que se sabe, hizo su primera incursión contra la sacra propiedad privada y su cumpleaños número diez los celebró en una comisaría  para evitar que lo hiciera afanando a alguien en la calle. 

Tres programas sociales distintos y simultáneos no han podido convencerlo de que el robo es cosa mala. Tiene buena suerte este niño si lo comparamos con los otros 4.000 que en la Región Metropolitana se dedican al lucrativo trabajo de asaltar, robar, hurtar, atacar mujeres solas y escalar las mansiones que los dueños de todo levantan cada día más alto para cuidarse de estos perdedores. No existe plan o política pública que se logre salvarlos de la garra feroz que ya los secuestró de por vida: la delincuencia y su secuela de violencia, dolor, crimen, cárcel y muerte.

Los mejores amigos y socios de El Cisarro, se llaman El Garra y El Gorila. Tienen 15 años y cada cual exhibe sus reiteradas detenciones y condenas. Su madre de cuarenta y tres años, que sufre de diabetes y tiene problemas mentales, vive en un rancho de diez por seis con los sesenta mil pesos que le regala cada mes la municipalidad.

Cisarro es del mismo team que componen el Coca Cola Chico, el Miguelito, el Poto Rico y Juanito Pistolas. Podrían ser expuestos como un resultado notable de la política cultural que el régimen se ha preocupado de construir en dieciocho años en su versión milica y en los últimos veinte de civil.

La farándula, en sus versiones política, futbolística y televisiva, oculta cuando le conviene a estos personajes que confirman todos los días para dónde va la economía, la cultura, la política y todos los demás. La existencia de estos habitantes suburbanos, subhumanos, demuestra de manera brutal lo que a escala infantil es el neoliberalismo: la existencia de muchos perdedores que apenas se levantan del suelo, para que haya un puñado de ganadores.  

Estos niños demuestran la inmoralidad del bienamado crecimiento, su cara inhumana, su carácter de proyecto fracasado, su perfil mezquino. Retrata el desprecio, el apartheid, la relegación, el hacinamiento, el odio, la esquizofrenia que cultiva el país minuto a minuto.  

Estos hijos del fracaso nacen todos los días y mueren todos los días liquidados por la violencia en la que nacieron, tiroteados por algún socio o derretidos por la droga y el alcohol.  

Esta mecánica, vista desde el sistemita, tiene su lado lucrativo porque echa a andar la maquinaria que se sirve de estos subproductos andrajosos. Corporaciones, organizaciones no gubernamentales, programas sociales del gobierno, cárceles privadas y de las otras, proyectos de reinserción, fundaciones de naturaleza varia y la omnipresente maquinaria represiva, se ponen en movimiento con la excusa de contener, poner a salvo y reintegrar a los hijos del fracaso. Pero por cada paso que dan, cobran sueldos y estipendios jugosos y nutritivos. Cada una de estas benefactoras instituciones, saben como nadie o como todos, que su esfuerzo es útil sólo para su propia sobrevivencia y lucro. Alojados en el ADN del sistemita, a esos niños no los salva ni Cristo resucitado.  

Utilizando la intuición que la pobreza, el maltrato y el sufrimiento les desarrolla con precocidad, los niños del fracaso saben que dependen de su habilidad mientras no más dejan de gatear. Mientras más rápido aprenden que la norma es quitarle lo más que puedan a los que más tienen, aumentan sus probabilidades de llegar vivos a la adultez. Y que mientras más tempranamente elijen los modelos a seguir de entre sus mayores, en esa misma medida se harán de un nombre y del respeto de los demás, dispuestos a desenguaracar una treinta y ocho y despacharse a quien pinte mucho mono o dé mucho jugo.

Estos pequeños son el futuro esplendoroso que mañana  alimentara la morbosidad de la televisión. Estará ya en marcha la película de El Cisarro u otras seriales televisivas que han encontrado en estas formas de miseria humana una buena veta para ganar dinero sin pagar derechos de autor, ni nada que se parezca. Será un buen modo de olvidarse colectivamente que estos niños poblarán, en poco tiempo, las cárceles privadas que tanto enorgullecen a los ministros.  

Mientras miles de niños sub prime deambulan ajenos a la crisis y sin saber de fondos mutuos, el sistemita prepara elecciones. Todo candidato que se precie hace cálculos, especula porcentajes y redacta programas de gobierno, los que por sus intenciones son magistrales, pero que caen en el olvido no bien termina el recuento de los votos.  

La derecha en su nido de víboras caníbales tratando de adecentar lo indecente. La Concertación tratando de seguir engrupiendo para mantener la inagotable teta del estado, una parte de la izquierda suplicando por un escaño, y otras partes en esfuerzos de lucidez variable.

Hace falta soñar un poco más. Es necesario que simplifiquemos las cosas y en vez de grandes discusiones y sesudos programas de gobierno, pensemos cómo sería un país en que sus niños no tengan posibilidad alguna de convertirse en delincuentes antes del quinto básico.  

Diseñar una patria en que una medida fundamental sea el grado de felicidad de los pequeños.  

Imaginarse un país que se avergüence de los miles de metros cuadrados de cárceles privadas construidas, en vez de inaugurarlas como quien estrena una sinfonía.  

Un estado que asegure la educación, la salud, la vivienda de la mejor calidad para los niños aunque para financiarla debamos vender los aviones de guerra y fundir los tanques.  

Soñar un territorio que reparta sus riquezas entre los más desposeídos y el que más tenga, más ponga.

Construir un país en que la democracia no sea sinónimo de elección, sino un sistema de vida que comience en el pololeo, siga en la vida en común, se perfeccione en la crianza de los hijos y se deje ver a diario en la economía, la sociología y la sexualidad doméstica.  

Que en las elecciones no sea el dinero el que compre los votos, sino sea el mérito el que los gane. Y que se pueda sacar con viento fresco a aquel que mintió para el efecto.

Y que mande la gente o que no mande nadie.

Un país pensado para niños, contiene un país para todas y todos. La pregunta es cómo salvar al Cisarro, al Garra, al Gorila, al Coca Cola Chico al Poto Rico y al Juanito Pistolas de su presente desgraciado y asegurarle un futuro fuera de las cárceles, de inútiles programas de rescate, de la represión y de cementerios prematuros.

Las respuestas aún se esconden detrás de los discursos, de las buenas intenciones que no son tales, de la mentira que ha secuestrado la verdad, de las fortunas que necesitan de tanta pobreza para alimentarse y de la tremenda falta de valentía de los que alguna vez fueron capaces de ofrecer tanto mártir y tanto héroe a una causa que aún espera por un relevo con suficiente mérito.
 
Ricardo Candia Cares

Comenta con ayuda de Facebook(*) (Habilitado el 11 de diciembre del 2009): ¡OJO! Se puede comentar escribiendo un mail (no se muestra es solo para validación) o con cuenta de Facebook.


(*)Algunas versiones de Internet Explorer bloquean esta herramienta social, sugerimos navegar con Firefox, Safari, Opera, Chrome u otro navegador web para hacer y leer los comentarios



228.273 lecturas en total tienen las 109 columnas de Ricardo Candia con 2.094 lecturas en promedio por columna
Columnas de Ricardo Candia
2016-08-08
La derrota cotidiana del pueblo y la riqueza de los conversos
5973 lecturas

2016-07-28
Siempre es 26 de Julio
1930 lecturas

2016-06-21
¡Vivan los estudiantes!
1128 lecturas

2016-06-14
Cuando las cosas comiencen a cambiar….
1394 lecturas

2016-05-28
La Moneda bajo ataque
1658 lecturas

2016-05-26
La inhibición de carabineros, según Michelle
1509 lecturas

2016-05-18
La cuentas de Carolina
1586 lecturas

2016-05-17
Proceso constituyente: la última aporía del sistema
1549 lecturas

2016-05-12
El niño símbolo
1300 lecturas

2016-05-11
¿Somos todos Chiloé?
1384 lecturas

2016-05-06
Un país que se pudre
1365 lecturas

2016-04-20
Hombre en la medida de lo posible
1305 lecturas

2016-04-12
La trampa de los procesos constituyentes
1445 lecturas

2016-04-06
La agenda represiva de Michelle Bachelet
1276 lecturas

2016-03-14
La policía de un país decente
1280 lecturas

2016-03-09
El mal humor de la izquierda
1463 lecturas

2016-01-21
Esa cosa fea llamada Tarud
1614 lecturas

2015-06-08
Debe ser revisada toda la legislación sospechosa de haber sido comprada
1463 lecturas

2012-08-11
La violencia la pone el sistema, ctm...!!
1591 lecturas

2011-04-29
Todo tiempo tiene su Chico Peña
2138 lecturas

2011-01-11
La revolución de la derecha
1934 lecturas

2010-12-15
Los restos que flotan cerca del naufragio y el PC
1775 lecturas

2010-10-14
La fama es emífera, el dinero también
1776 lecturas

2010-09-25
Los poderosos exterminarán el planeta
1762 lecturas

2010-09-16
Apostillas a la nota de don Hernán Rivera Letelier
1804 lecturas

2010-09-04
La mala suerte del populacho
1650 lecturas

2010-09-01
Teología
1674 lecturas

2010-08-28
El peligro del terrorismo en Chile
1759 lecturas

2010-08-20
Los estudiantes no se rendirán
1700 lecturas

2010-08-12
El senador Walker y su cruzada contra Cuba
1738 lecturas

2010-08-11
Mineros víctimas de la codicia
1908 lecturas

2010-08-05
Los cubanos y los mapuche
1744 lecturas

2010-07-15
La pobreza, la indigencia y todo lo demás es culpa de los mismos de siempre
1765 lecturas

2010-07-10
Todos somos Bielsa. O por lo menos, los que se la puedan
1734 lecturas

2010-07-09
Cuba en la mira de los de siempre y los de ahora
1804 lecturas

2010-07-07
Si quieres un sistema de transporte digno, no pagues el pasaje
1724 lecturas

2010-06-24
El gobierno dejó ver su desprecio por la Agrupación de Detenidos Desaparecidos
1814 lecturas

2010-06-23
La cultura y la delincuencia
1954 lecturas

2010-06-19
Para construir un país, es preciso primero soñarlo
1836 lecturas

2010-06-11
Un hombre muere en la sala de espera de un hospital
1840 lecturas

2010-06-03
Equilibrios, volteretas y arcángeles
1868 lecturas

2010-05-29
La cultura de la derrota de la izquierda chilena
2056 lecturas

2010-05-19
El turno del ofendido
1952 lecturas

2010-05-12
El video del 27 de febrero
1956 lecturas

2010-05-06
El pueblo agradecido, a sus benefactores...
1972 lecturas

2010-05-04
El schok y la impunidad
1856 lecturas

2010-04-29
La DC al Gobierno de Piñera y el PPD y el PS un solo partido, entre otras réplicas
2071 lecturas

2010-04-23
Desconcierto e insensibilidad post traumáticas
1852 lecturas

2010-04-14
Cónclave intrascendente
2041 lecturas

2010-04-06
Diputado Teillier en gira con Piñera
2365 lecturas

2010-04-02
Autocríticas, ¿para qué?
1827 lecturas

2010-03-27
Con Cuba siempre
1915 lecturas

2010-03-23
Senadores chilenos en la campaña anti cubana
2011 lecturas

2010-03-19
Terremoteados por obra de la naturaleza. Perdedores y desorganizados, por obra y gracia de la Concertación y de otros más
1995 lecturas

2010-03-12
Terremoto en Chile: la ira de los propietarios y el aprendizaje vicario
2065 lecturas

2010-03-06
Terremoto en Chile: cosas que oculta y otras que devela
2677 lecturas

2010-03-05
Terremoto en Chile: El país seguirá siendo el mismo
2163 lecturas

2010-03-03
Terremoto en Chile: inconvenientes trizaduras subdesarrolladas
2540 lecturas

2010-03-01
Terremoto en Chile: Burundi, los ineptos y la propiedad privada
2320 lecturas

2010-02-16
Vueltas de chaqueta y de carnero
1981 lecturas

2010-01-23
Se viene el estallido
2074 lecturas

2010-01-16
Para qué ha servido el maldito voto nulo
2113 lecturas

2010-01-13
El que nace barrigón es al ñudo que lo fajen
2347 lecturas

2010-01-06
Perdedores profesionales se necesitan con urgencia
2280 lecturas

2009-12-24
Carta abierta al que no quiere votar por Frei
2450 lecturas

2009-12-23
Un fantasma recorre Chile
2270 lecturas

2009-12-18
Harboe y Cardemil, diputados por Santiago
2287 lecturas

2009-12-17
Ganan todos y pierden los de siempre
2023 lecturas

2009-12-12
De error en error hasta la victoria final
2018 lecturas

2009-12-08
Respecto de una carta abierta a Pablo Milanés
2163 lecturas

2009-12-04
Candidatos de izquierda y candidatos de la izquierda
2172 lecturas

2009-11-27
Homosexuales y maricones
2496 lecturas

2009-11-24
Carta a Pablo Milanés
2576 lecturas

2009-11-12
Las fotografías de campañas y Pavlov
2084 lecturas

2009-11-11
Un silencio inmoral en el debate
2345 lecturas

2009-10-27
Dios salve a la reina
2075 lecturas

2009-10-22
Cambios de última hora
2173 lecturas

2009-10-10
Salitre 2009
2263 lecturas

2009-09-25
Inscripciones, plazos, exclusiones y chistes
2266 lecturas

2009-09-24
El ministro Vidal entre ruido de sables y rugidos de F-16
2251 lecturas

2009-09-23
Los otros hombres, ¿dónde están?
2248 lecturas

2009-09-22
La izquierda binominal
2233 lecturas

2009-09-04
Cadena nacional
2468 lecturas

2009-09-02
Los fusilamientos de Vidal: ¿y por qué no?
2291 lecturas

2009-09-01
Los honorarios de los represores
2056 lecturas

2009-08-28
De Caupolicán a Bachelet
2565 lecturas

2009-08-21
La colusión y los estúpidos
2452 lecturas

2009-08-20
Olor a facho en La Moneda
2421 lecturas

2009-08-15
Asesinato en Malleco
2397 lecturas

2009-07-30
Sigue la guerra contra el pueblo mapuche
2343 lecturas

2009-07-23
La izquierda desvanecida
2261 lecturas

2009-07-22
Derecho a reunión y derecho a rebelión
2504 lecturas

2009-07-20
El espejo quebrado
2959 lecturas

2009-07-15
Edwards y los candidatos
2276 lecturas

2009-06-17
Anarquistas
2547 lecturas

2009-06-14
El rey León y la teoría del caos
2293 lecturas

2009-05-14
La infancia sub prime
2257 lecturas

2009-05-13
El virus AN1H1 y las otras pestes
3200 lecturas

2009-05-02
La culpa no la tiene el chancho, sino el que le da el afrecho
2422 lecturas

2009-04-29
Jorge Arrate es el candidato de una parte de la Izquierda
2504 lecturas




Hay 32 usuarios visitando www.generacion80.cl

òltimas Columnas
Vengo de un pueblo pequeño... que se llama Til Til por Vólker Gutiérrez
Tierra: medio siglo de la Ley de Reforma Agraria por Manuel Riesco
2016, Venezuela en la encrucijada. La grave crisis económica, social y política por Orlando Caputo
La Codelco de Eduardo Engel por Julián Alcayaga
Venezuela: crisis para todo uso por Ángel Saldomando
Otras noticias
2017-08-01
LUN DESTACA INVESTIGACIÓN EN FUSIÓN NUCLEAR DE LA CChEN
2017-07-27
CONMEMORAN LOS 50 AÑOS DE LA TOMA DE LA UC
2017-07-26
OFICIALIZAN LA POSTULACIÓN DEL FÍSICO LEOPOLDO SOTO NORAMBUENA