Columnas
2009-06-11
2134 lecturas

Andrés Bianque
especial para G80

Un recado para Mario Bagua Llosa

Una vez lanzada la flecha, no cambia su rumbo ó destino, dependiendo del blanco al que ha sido arrojada.  (Anorak Emutiaa)

Sé que corro el riesgo de no lograr el lustre elemental y el acento exacto en las palabras que aguardan en filas nerviosas ir a presentarse delante del escritorio-pasarela lingüística que usted también maneja. Creo entender que cuando el talento nos es huraño, las ganas reemplazan ciertas plazas desabitadas de capacidades y el simple honesto impulso de comunicar algo, nos es suficiente. He ahí la médula motriz que atraviesa la columna vertebral de esta carta dilatada, a la cual, tantas veces le faltó el timbre y, penosamente, si me lo permite, ha tenido que venir un triste membrete de membranas indígenas rotas a empujar este sobre debajo de la puerta de los criados.

Quisiera evitarle el tedio de saborear alguna lisonja monótona a título de sus probadas capacidades literarias. No, no es eso lo que se discute, no es ello lo que aviva las brasas de estas palabras. Es todo lo contrario, y lo expongo, dispense usted mi brutal franqueza, en una pregunta ¿Cómo se puede ser tan talentoso en lo literario y tan fracasado en lo humano? Simplemente no le encuentro la rima. Parece incompatible, paradójico, contradictorio. ¿El arte al servicio del desastre o del desarme?

No es que se llore su consabida partida, hacia otros partidos, no. Tiempo ha, que tenemos claro que la oscilación del pensamiento funciona como un péndulo y en su sabio vaivén de analizar y calibrar situaciones, categorías y axiomas, hasta las hojas más filosas y brillantes  se quedan adheridas al tentador magneto de los magnates.

Los hay de aquellos que insisten que este mundo no es el mejor lugar para vivir, una gran mayoría. Los hay de otra cepa, que han sido entrenados para no saber más que de trivialidades y otros que saben que algo anda mal, pero prefieren mirar para otro lado y no liarse en asuntos complicados.
Y están aquellos a los cuales les encanta el orden en el cual están distribuidos los seres humanos en el planeta tierra, así como la riqueza de ésta.
Entiendo que mi explicación rudimentaria, ofensivamente básica quizás, avinagre su mirada, sin embrago, creo que es exactamente esto, algo tan sencillo y silvestre, lo que se le ha olvidado. No sé sí es conciente de que usted ha tomado palco y lado con la minoría que aterroriza a la humanidad.

Es doloroso ver como uno que habitó con los nuestros, como uno que recitó en la cima del Machu Pichu los versos de Neruda, como uno que habló y escribió subrayadamente acerca de sistemas económicos y sociales más justos, como uno que vio y sintió en carne propia las carencias y dolencias de la pobreza, se haya olvidado de todo. Y digo todo, porque también incluyo el auto-olvido, que debe ser un averno enfermo creado y criado por personas realmente desequilibradas. Porque uno puede dejar de coleccionar tangos y simplemente no realizar más está acción, pero de ahí a criticar a los coleccionistas de tangos, al tango mismo, a sus bailarines, creadores, escupir los bandoneones y lo que es peor, proponer o alabar el baile de la muerte, atado de cuello, manos y pies, puesto de rodillas contra una muro, todo esto adosado melosamente al exquisito compás marcial,  parece horrible.

Sin olvidar la pena insondable de como una astilla del propio palo se entierra en el pecho de los árboles.

No quisiera especular acerca del posible indiscutible trauma que usted haya vivido, imagino que ha sido una especie de violación intelectual radical, bastante traumática, tanto, que lo hizo borrar, como sistema de autodefensa primitivo, cualquier estadio en el cual usted haya gritado por un mundo mejor. Y así, en su lozano trauma de olvidarse de si mismo, quisiera que esta carta le lleve, aunque sea, alguna postal olvidada de sus años jóvenes. ¿No extraña a ese ser humano encerrado entre costillas doradas?

Entiendo que los poderosos escalan posiciones a costa de las procesiones de los pobres, entiendo que hay escritores que escalan posiciones a costa de las composiciones que le hacen de los pobres.
Bien sabe que la cultura en su gran totalidad proviene de la gente pobre, bien sabe que los artistas más grandes, por lo general, se educan bajo la estricta maestra del hambre ó bajo el severo alero de un maestro de sudores envueltos en sangre.

Perdimos a uno de los nuestros, es triste ver, a un amigo, disfrazado de bufón de palacio o cortesano de piruetas, vueltas y muecas que encantan a los señores.
Creo entender que es bien poco probable que un afectado por la mordida de un clan de chupasangres y vampiros de papiros diplomados por el sin fondo monetario internacional, pueda volver al cauce claro de los ideales y no se sienta a sus anchas por las cloacas del imperio. Sin embargo, ¿Qué se pierde con intentarlo?
Baladí pudiere resultar éste, quizás, innecesario esbozo biográfico de su merced, pero creí necesario mostrar lacónicamente la historia de las líneas de sus palmas, como así también, ratificar, resumidamente su oficio de ofidio de piedras tibias, antes de comentarle lo que nos adolece

Hace un pestañeo de semanas atrás, entiendo que asistió a Venezuela para declamar acerca de las libertades económicas, la justa emancipación liberal, el estreñimiento neuronal europeo de aún no aceptar los resultados del sufragio (naufragio para ustedes) universal electoral, más otros asuntos financiados por quienes ponen el pan sobre su mesa y pagan su criada, que tiene prohibido hablarle cuando usted merienda.

Usted, más una cáfila de destacados intelectuales, de los cuales, no conozco a ninguno, ni tampoco sus nombres, se presentaron a debatir y urdir asuntos varios publicados por ciertos diarios que usted tan bien conoce.

El asunto es que, a sabiendas de lo preocupado que usted está por el buen curso de la América morena, me he atrevido a escribirle pensando que tal vez, levantará su mano rugosa y apuntará con su poética cutícula denunciando y solidarizándose con los indígenas asesinados brutalmente en el aciago suceso acaecido con fecha Cinco de Junio, año de los Señores, 2009, en lo que tristemente se conoce como La Matanza de Bogua, lugar ubicado en un lejano País que alguna vez, entiendo, usted visitó, Perú.

Resulta que un sádico encomendero de noble apellido español, García, respaldado por el omnipresente poder del dinero cuajado y distribuido en la casi totalidad del cuerpo del estado, ha primero, obsequiado, por una mínima caricia metálica en sus bolsillos, nuestros territorios ancestrales y sagrados a insignes compañías que cuentan los minutos en que nos muramos, para así usar nuestros huesos como adoquines para sus caminos.

Somos los Shawis, los Chayawitas, los Candoshi, Cocama-cocamilla, los Shibilos, Awajun-wampis, entre muchos otros de la familia linda y unida de los Jíbaros, que conforman las más de 50 etnias en el Amazonas.  
Permítame agregar, a modo anecdótico, que somos de aquellos que encogíamos la cabeza de nuestros enemigos, (Tsantsa) sólo que nosotros lo hacíamos con la parte externa de las cabezas, nunca dentro, como es su caso.

Continuando con mi narración, lo cierto es que han enterrado ciertos decretos con el amargo sabor del déspota que los redacta o firma o declama sobre nuestra selva. Casi 70 millones de hectáreas serán entregadas como áreas de enriquecimiento a costa del sufrimiento de tantos. Las mismas compañías de energía y madereras que asolan otras tierras, y países hermanos, lamentablemente han fijado su mirada en nuestros patios.

Fuimos a sentarnos a la calle por semanas en plan de protesta, fuimos a dormir con la intemperie, a pernoctar con nuestros antepasados que nos acunaron con sus voces pequeñas. El pasado viernes, aún no se levantaba la mañana, cuando libélulas de aceradas alas, escupían balas sobre cualquier cosa viviente, aún, muchos no entienden cómo se puede enlatar el humo del infierno o de los volcanes y arrojarlo sobre los niños y mujeres. Muchos no conocían ni en sus peores pesadillas el aroma tan denso de la muerte.
Nos defendimos. Piedras, palos, flechas y lanzas. Somos humildes, pero soberbios cuando tocan a uno de nuestra gente. Y como bien ha dicho uno de los nuestros, “Si alguien ataca nuestro panal, saldremos todos a defender la miel que alimenta nuestras aldeas”.
Muchos han caído, algunos han sido exiliados de sepulturas dignas, y han sido obligados a dormir en el lecho de los ríos, otros han sido quemados para usar sus cenizas como abono en las terrazas, usted bien sabe que ocultando el cuerpo, se oculta el delito.

Es penoso, pero lamentablemente también tuvimos que matar, matar para que no nos siguieran matando. No se puede conversar con el Otorongo (Jaguar) cuando éste tiene sus dientes enterrados en los brazos, los costados. Que más hubiésemos querido, el poder sentarnos allá en La Curva del diablo y parlamentar nuestros desacuerdos. Pero parece imposible cuando quien nos interpela profiere balas y palos contra nuestros rostros.
Los medios de comunicación nos llama Terroristas, y ante tamaña acusación, tendrían que preguntarles a los niños que habitan estos lares, quiénes creen ellos que son los que siembran y cosechan terror.

Si esto hubiera ocurrido en Bolivia, Venezuela, Cuba u otros lados, creo que el silencio no hubiere sido lo único, que tanto su boca, como su pluma pronunciarían en estas horas.
Es así que, imaginando que existe cierta ética, cierto grado de correlación, de consecuencia en sus publicitadas apariciones y opiniones, sabrá hacerle honor al decoro que cada persona se precie y a su desarrollada boca para “denunciar” tanta fechoría.

Asoma obvio que el realizar una acción de esta envergadura, podría indisponer de muy mala manera a sus desinteresados, nuevos amigos, pero. Ponga atención por favor.
No muy al interior del Amazonas, pero no tan lejos tampoco, hemos dispuesto la construcción de una casa verde para usted. Color que adquirirá a raíz del abrazo feliz de las lianas en bienvenida, además de una hamaca hecha con el cabello donado por niños y mujeres nativos. Estamos dispuestos a recolectar un saco de arroz, un costal de quínoa, patatas frescas. Jugo o sopa de mandioca todas las mañanas, frutas varias, además de un bulto de hojas blancas limpiecitas, dos lapiceros y un bolígrafo que encontramos llorando entremedio de unos arbustos.
No tendrá neones particulares o privados donde tanto se solazan polillas de todos los rincones y colores, pero tendrá la luna a campo abierto para reflexionar, luna que será para todos, luna libre, donde, si gusta, la miraremos juntos cada noche.

Obtendrá la investidura moral de ser un ciudadano de la Amazonía.
Sabemos que no es mucho lo que le ofrecemos, pero le aseguramos que no hemos robado, ni matado, ni saqueado, ni estafado a nadie. Todo lo que le ofrecemos es producto de nuestro trabajo. Trabajo justo por lo demás, sin explotar o humillar a nadie.
No le pedimos que empuñe nuestras lanzas, pero entendemos que el sindicato, aldea o tribu de palabras en frases y oraciones son certeros movimientos que hacen temblar la mesa de quienes tragan la comida a costa de la carestía e inopia de los demás.

Andrés Bianque

Comenta con ayuda de Facebook(*) (Habilitado el 11 de diciembre del 2009): ¡OJO! Se puede comentar escribiendo un mail (no se muestra es solo para validacin) o con cuenta de Facebook.


(*)Algunas versiones de Internet Explorer bloquean esta herramienta social, sugerimos navegar con Firefox, Safari, Opera, Chrome u otro navegador web para hacer y leer los comentarios



159.042 lecturas en total tienen las 66 columnas de Andrés Bianque con 2.410 lecturas en promedio por columna
Columnas de Andrés Bianque
2016-08-08
AFPs: Afrenta pública
3205 lecturas

2013-01-10
La Ideología en Llamas
1448 lecturas

2013-01-05
La Causa en Llamas
1574 lecturas

2012-07-06
Rodrigo Rojas: fotografía de una muerte transitoria
1893 lecturas

2012-06-22
Duelo de Guitarra Austral
2009 lecturas

2011-09-07
Fragmento marino de Septiembre
1974 lecturas

2011-03-22
Chile, un Deja vu permanente
2056 lecturas

2010-10-14
Viaje al Centro de la Tragedia
2245 lecturas

2010-10-12
Día de la Raza. Día de la Mafia. El Paseo. Jira ó Un día de campo
1924 lecturas

2010-09-15
Breve Bicampanario Historiográfico de Chile
1992 lecturas

2010-08-24
Cuando la oscuridad se hace carne y también combustible para algunos
2054 lecturas

2010-03-03
Féretro 27, Versículo 3.34, Terremoto a la Chilena
2162 lecturas

2010-01-26
Graduación Fuerzas Especiales de Chile o la Epidermis sensible de algunos
2317 lecturas

2010-01-21
Mortandad de Claves Sucedáneos
2079 lecturas

2010-01-06
Nere Laztana Asel Luzarraga
2242 lecturas

2009-10-28
Los Incomunicados
1996 lecturas

2009-10-05
Miguel Enríquez, el menos muerto de todos
2195 lecturas

2009-09-24
Próxima Estación, Andén de la Muerte. México
2133 lecturas

2009-09-07
El Ocaso Laboral, obra y gracia de Acosadores Laborales
2131 lecturas

2009-09-01
Cárcel de Hombres, Infierno de Mujeres
2266 lecturas

2009-07-09
Herminia de la Pincoya
2594 lecturas

2009-07-04
Humanicemos el Capitalismo, vía reformismo. Viva Honduras, vía Zelaya, viva la ONU y la OEA
2048 lecturas

2009-07-01
Salvemos el Capitalismo, que vuelva Zelaya
1965 lecturas

2009-06-20
Seres de río Tormentoso. Andha Chile
2242 lecturas

2009-06-11
Un recado para Mario Bagua Llosa
2135 lecturas

2009-05-25
Anarquista en esquirlas óseas
2250 lecturas

2009-05-13
Cortando el Maíz con Guadaña Estatal
2034 lecturas

2009-03-21
A la Sombra de la Catedral
2160 lecturas

2009-02-24
De Mirlos y Loicas
2131 lecturas

2009-01-08
Postal desde el fin del mundo
2229 lecturas

2008-11-23
Temporeros, Recolectores. El Trabajo más fácil del Mundo
2184 lecturas

2008-10-23
El Ballet de los Amantes Invisibles
2394 lecturas

2008-10-10
Día de la Raza. Día de la Mafia
2403 lecturas

2008-10-05
Trastorno Ideológico Bipolar
2277 lecturas

2008-09-24
Palabras Anti-Oxidantes
2236 lecturas

2008-09-17
Bolivia, paz o gas, he ahí el dilema
2264 lecturas

2008-09-14
Bolivia, una flor de cuarzo acechada
2090 lecturas

2008-09-07
Maltrato verbal contra Carabineros de Chile
2376 lecturas

2008-08-29
La Educación Chilena se Cae a Pedazos: Liceo de Aplicación
2245 lecturas

2008-08-26
La espera: Siempre hay vacantes para el desempleo
2299 lecturas

2008-07-04
México, profesionalizando la Tortura
2234 lecturas

2008-06-16
La noche de los Cristos Rotos. Matanza de Corpus Christi
2267 lecturas

2008-06-13
Hernán Larraín, Educado para el descaro
2408 lecturas

2008-06-05
Todos contra la Ley de Ganancia Estudiantil, LGE
2504 lecturas

2008-06-02
Tormentas y Tormentos
2371 lecturas

2008-04-01
Paulina Aguirre, Nenúfar Combatiente
2468 lecturas

2008-03-29
Epístola de Espigas para Consolar a una Madre Atardecida
2457 lecturas

2008-03-12
“Coincidencias y Casualidades” Colombianas
2347 lecturas

2008-02-18
Discriminación, Tribus urbanas y Mutantes
5033 lecturas

2008-01-26
Patricia Troncoso, delgado pétalo empujado al infierno
2451 lecturas

2008-01-03
Matías Catrileo, Tambor de Volcán Ausente
3012 lecturas

2007-12-24
Día Internacional del Consumismo o Navidad
2825 lecturas

2007-12-20
Santa María Pampina. Matanza y Labranza de Obreros
2972 lecturas

2007-11-12
Chile en Estado de Sitio, el enemigo somos todos
2861 lecturas

2007-11-04
Joaquín Lavín, de bufón militar a principito empresarial
2693 lecturas

2007-10-05
Miguel Enríquez, el menos muerto de todos
2479 lecturas

2007-09-23
Doña Bachelet y sus Dos Partidos
2517 lecturas

2007-06-16
Tocata y Fuga en Mi Mayor
2462 lecturas

2007-05-31
Carlos Larraín, Una momia Hablando de Arqueología
2673 lecturas

2007-05-07
Celulosa Arauco, talando obreros a balazos
2645 lecturas

2007-05-02
Recuerdos de Dictadura
Carta Póstuma

3222 lecturas

2007-04-23
Una fogata incandescente
3147 lecturas

2007-03-29
José Huenchunao, otra hoja escrita en el viento
2607 lecturas

2006-11-23
La canibalización de la Araucanía
2609 lecturas

2006-11-13
Para Luciano Carrasco, mi otro Compañero de Clase
4368 lecturas

2006-10-27
Waikilaf Cadín Calfunao, otro prisionero político
2959 lecturas




Hay 30 usuarios visitando www.generacion80.cl

ltimas Columnas
Vengo de un pueblo pequeño... que se llama Til Til por Vólker Gutiérrez
Tierra: medio siglo de la Ley de Reforma Agraria por Manuel Riesco
2016, Venezuela en la encrucijada. La grave crisis económica, social y política por Orlando Caputo
La Codelco de Eduardo Engel por Julián Alcayaga
Venezuela: crisis para todo uso por Ángel Saldomando
Otras noticias
2017-08-01
LUN DESTACA INVESTIGACIÓN EN FUSIÓN NUCLEAR DE LA CChEN
2017-07-27
CONMEMORAN LOS 50 AÑOS DE LA TOMA DE LA UC
2017-07-26
OFICIALIZAN LA POSTULACIÓN DEL FÍSICO LEOPOLDO SOTO NORAMBUENA