Columnas
2006-06-11
5662 lecturas

Manuel Riesco
Especial para G-80

Ecos del Pingüinazo

La sublevación de mayo de los estudiantes secundarios –los entrañables “pingüinos” -, constituye sin duda un hecho histórico. Su movimiento ha movilizado a centenares de miles de jóvenes y conmovido a millones de personas a lo largo de todo el país, concitando asimismo considerable atención internacional. Sus dimensiones y proyección distan todavía de estar claras, y pueden tener gran trascendencia para la esperada culminación de la transición a la democracia. En lo inmediato, ha logrado que finalmente las instituciones democráticas funcionen en el ámbito de la educación. Es decir, que de una vez por todas se decidan a empezar a desamarrar las ataduras heredadas de la dictadura, al menos en este sector.

En lo inmediato, el “pingüinazo” ha conseguido un objetivo que hasta hace pocas semanas se veía inalcanzable: poner en el centro de la agenda pública el cambio de la LOCE, el amarre educacional legado por Pinochet en su hora undécima. Todo Chile sabe que los problemas de educación son muy complejos, pero que en realidad se pueden reducir a unos cuantos temas centrales que, en verdad, son más bien claros y sencillos. El principal de ellos es precisamente derogar la Ley Orgánica Constitucional de Educación, o LOCE. Es la traba principal que hasta ahora impide al Estado asumir como corresponde, la reconstrucción del sistema público, que constituye la principal herramienta con que cuenta el país para dotarse de un sistema educacional de calidad.

Más allá de la ampulosa retórica acerca de libertades y derechos, el objetivo de la LOCE es bien claro y práctico: maniatar al sistema público, al mismo tiempo que promueve el desarrollo de la industria privada, en la esfera educacional. El sistema de financiamiento, consustancial a la LOCE, impide al Estado transferir recursos a los colegios públicos, si al mismo tiempo no entrega montos equivalentes a los colegios particulares subvencionados. Para que decir de la posibilidad que el Estado se plantee siquiera lo que precisamente se requiere. Es decir, un plan nacional de reconstrucción del sistema público de educación, aportando para ello con los recursos que sean necesarios. Esto queda descartado de plano por la LOCE. El Estado simplemente no puede hacerlo. Incurriría, según esta ley, en “competencia desleal” con la industria privada de educación. Esta manea afecta a los colegios públicos, pero asimismo a las universidades estatales. Así, la ley mantiene a colegios y universidades públicas sobreviviendo a duras penas “con una mano atada a la espalda,” según la expresión de una autoridad educacional.

Como se ha insistido en estas columnas, la causa principal de la crisis de la educación reside en el deliberado desmantelamiento a que ha sido sometido al sistema de educación público, construido a lo largo de más de un siglo por gobiernos de todos los signos. Primero fue el revanchismo feroz de la dictadura, oscurantista e insensata. De entrada, rebajó el presupuesto educacional a la mitad, y las remuneraciones del profesorado a la tercera parte. Los mantuvo en esos niveles hasta 1990. Expulsó a los mejores profesores y a alumnos destacados, no pocos de los cuales fueron víctimas de la represión. Quemó libros, prohibió disciplinas, cerró departamentos, escuelas y facultades. Despedazó las universidades nacionales y expulsó al Instituto Pedagógico de la Universidad de Chile. Durante la primera década de dictadura, las matrículas totales en el sistema educacional se redujeron en cerca de cien mil, y el sistema público perdió otro medio millón de alumnos en la década de 1980, después de la municipalización.

Luego vino el reinado de la LOCE. Durante los gobiernos de transición, se ha realizado sin duda un esfuerzo educacional considerable. Aparte del aumento de cobertura en enseñanza media y superior, los cambios curriculares y otros de menor importancia, el presupuesto educacional y las remuneraciones del magisterio se ha triplicado, o más. Sin embargo, estos todavía están lejos de los niveles alcanzados hace treinta años atrás. En parte, porque Lagos y Eyzaguirre volvieron a contraer el incremento del gasto público en educación. En 1983, por primera vez desde la dictadura, se gastó menos que el año anterior. La razón principal, sin embargo, es el bajísimo nivel inicial de los mismos. En los hechos, el gasto público en educación este año va a estar en el orden del 3.5% del PIB, o menos, mientras a principios de los años 1970 alcanzó al 7.2%. En moneda del mismo valor adquisitivo, por alumno, el jaguar de América gasta hoy por lo mismo en educación básica y media, y la mitad en el nivel superior, que lo que gastaba hace treinta años el modesto Chile desarrollista. Es verdad que paralelamente ha subido mucho el gasto en educación de las familias, sin embargo, este se concentra fuertemente en los segmentos de mayores ingresos y aún así, en total se gasta menos que hace tres décadas, como proporción del PIB.

Lo más grave, sin embargo, es que precisamente en virtud de la LOCE, de cada cinco alumnos adicionales a partir de 1990, en educación básica y media, cuatro fueron a colegios particulares subvencionados, y solo uno a los colegios públicos. De esta manera, la proporción del alumnado en el sistema público ha bajado de 2/3 a menos de la mitad, mientras el particular subvencionado aumentaba de 1/3 a más del 40%. La mitad del financiamiento adicional fue destinada al sector particular subvencionado, que inicialmente abarcaba 173 de la matrícula, como se ha mencionado. En el caso de la educación superior, prácticamente todo el incremento de matrícula ha estado destinado al sector privado. Es decir, el desmantelamiento del sistema público se ha acentuado, aunque ahora en términos relativos.

La solución de los problemas de calidad de la educación no parecen demasiado complicados, en la medida que se libere al sector público de la manea que representa la LOCE y la mentalidad que la engendró y la ha sustentado. Lo principal, es dejar de lado la ideología extremista que ha prevalecido hasta el momento, para la cual lo prioritario es garantizar la educación privada. Terminar definitivamente con la locura que el mercado puede resolver todos los problemas, pero particularmente, aquellos relacionados con la educación. Terminar definitivamente con la concepción que la educación es un negocio.

Volver a la idea que lo central es garantizar a todos educación de calidad. Para ello, evidentemente, el Estado debe priorizar lo que es más importante y ello es la urgente mejoría del sistema público, que es de lejos el principal, en todos los niveles. Lo primero es asumir sencillamente que el sistema público existe. Actualmente, bajo la fea y ordinaria denominación de “sostenedores,” se pretende la ficción que todos los colegios y universidades son iguales. Cualquiera habrá notado que en las conceptualizaciones de los teóricos que han sustentado todos estos años el actual modelo, también aquellos asociados a la “tercera vía,” nunca mencionan siquiera en sus escritos al sistema público. Hacen como si no existiese. Excepto, claro está, cuando despotrican contra el profesorado o los múltiples defectos de los colegios municipales, para acto seguido sugerir venderlos todos, como ha propuesto hace poco una alta autoridad en la materia.

Cualquiera con cierta experiencia en educación sabe lo que hay que hacer para mejorar la calidad de un colegio público, si cuenta con los recursos adecuados. En términos generales, el programa parece más bien sencillo. La clave es iniciar un gran programa de reconstrucción del sistema educacional público, en todos sus niveles, y destinar a ello todos los recursos materiales y humanos que sea necesario. En el marco de dicho desafío, todos los problemas del sistema público y de quienes trabajan en él pueden encontrar fácil solución. Desde el punto de vista del presupuesto, se trata de volver, al cabo de algunos años, a los niveles de gasto público previos a la dictadura, es decir, a niveles del 7% del PIB. Desde el punto de vista de la distribución del financiamiento, terminar con la tontería de los “vouchers” de Friedman, y volver a la asignación presupuestaria de los recursos.

Asimismo, terminar con la idea que los recursos públicos sólo son para los más pobres. Esto es propio de mentalidades que parten de la base que los recursos públicos deben ser muy escasos y que el Estado no debe preocuparse del desarrollo, puesto que eso es asunto de los “mercados”. Hace ochenta años, cuando el Chile inició el camino desarrollista después de 1924, se priorizó la educación superior, porque se consideró que para educar a los pobres había que tener buenos profesores, pero además, para desarrollar el país había que tener una base de ciencia y tecnología apreciable.

Desde el punto de vista de la estructura del sistema público, volver a la idea de un sistema nacional de educación, en todos los niveles. Ello sin perjuicio de equilibrar adecuadamente la centralización y la descentralización, categorías que sólo las mentalidades unilaterales consideran excluyentes, puesto que por el contrario, conforman siempre una unidad, como bien sabe cualquier persona experimentada en organización. Finalmente, desde el punto de vista del profesorado y demás personal del sistema público, lo primordial es, también en este ámbito del Estado, reconstruir un servicio civil profesional moderno, de alta calificación, remuneraciones adecuadas, carreras de por vida, ética acendrada. En este aspecto, lo que se ha pretendido en la educación –convertir al Estado en un proveedor de servicios y a los ciudadanos en consumidores -, no es muy diferente de lo que los ha llevado a desmantelar buena parte del servicio público civil. Felizmente, el mundo viene de regreso de tales extremismos,, y ahora se reconoce que el funcionamiento de cualquier Estado democrático requiere de un servicio civil profesional de alta calidad y dimensiones adecuadas.

Toda la educación pública debe ser gratuita como norma general, excepto para quiénes puedan pagarla sin esfuerzo mayor, Sin embargo, hay que invertir la fuerza de la prueba para la llamada “focalización”. En lugar de obligar a los que son pobres a demostrarlo, exigir a los más ricos -es fácil discriminarlos- demostrar que no lo son tanto, si quieren acceder al servicio gratuito. Desde luego, terminar con el absurdo criterio que asume que la educación es un “capital” que genera ganancias, por lo cual hay que someterlo a las reglas de los créditos bancarios. El educarse, la fuerza de trabajo no adquiere un capital, sino simplemente mayor calificación, de la cual desde luego obtienen luego ganancias no ellos, sino quienes los contratan - si no, no los harían. Los mayores salarios simplemente retribuyen exactamente el mayor costo de la fuerza de trabajo calificada. El capital no les paga ni un peso de más, y generalmente harto menos. El sistema de crédito universitario no es otra cosa que un impuesto de 5% al trabajo calificado, que genera una seria distorsión económica, al gravar la contratación de profesionales universitarios.

Nada de lo anteriormente expresado implica el desmantelamiento de la educación particular. Solamente, implica que el Estado prioriza, para variar, la educación pública. La mejor educación particular subvencionada -y vaya que la hay, en todos los niveles, a veces a cargo de instituciones de tradición centenaria en la materia- deberá seguir el noble destino de las universidades privadas del Consejo de Rectores. Es decir, el Estado deberá continuar promoviendo y subsidiando sólo instituciones dedicadas por entero a la educación, sin fines de lucro, y probada calificación académica. Como lo hacía generosamente el Estado desarrollista con la instituciones mencionadas.

__________________________________________
Manuel Riesco es economista del Cenda y miembro del consejo asesor presidencial en educación.

Comenta con ayuda de Facebook(*) (Habilitado el 11 de diciembre del 2009): ¡OJO! Se puede comentar escribiendo un mail (no se muestra es solo para validación) o con cuenta de Facebook.


(*)Algunas versiones de Internet Explorer bloquean esta herramienta social, sugerimos navegar con Firefox, Safari, Opera, Chrome u otro navegador web para hacer y leer los comentarios



1.493.391 lecturas en total tienen las 500 columnas de Manuel Riesco con 2.987 lecturas en promedio por columna
Columnas de Manuel Riesco
2017-08-10
Tierra: medio siglo de la Ley de Reforma Agraria
446 lecturas

2017-08-02
Vueltas de la vida
408 lecturas

2017-07-25
Superexplotación
178 lecturas

2016-08-12
Apurando el Tranco
3555 lecturas

2016-08-02
Correligionarios del Ministro Secretario General de la Presidencia
2581 lecturas

2016-07-17
Tergiversación del ministro Valdes
1943 lecturas

2016-06-24
Recesión Valdés - Vergara
1921 lecturas

2016-06-20
Uber
1885 lecturas

2016-06-09
Rechazo: total y decidido al proyecto de reforma de educación superior
1978 lecturas

2016-05-25
Paso atrás... el gobierno aparece cansado y su ímpetu reformista frenado casi del todo
1941 lecturas

2016-05-19
Clase Obrera... diez millones de chilenos
1967 lecturas

2016-05-12
Extremos: ola de descontento popular viene reventando desde el sur
2036 lecturas

2016-05-05
Autoexilio de uno de los “Hijos de Pinochet”
1967 lecturas

2016-04-26
Aylwin... equivocó de bando en el momento trágico que marcará su rol en la historia
1907 lecturas

2016-04-20
Cojonudo: Ojalá, las vacas flacas no duren tres décadas
1779 lecturas

2016-04-14
Vendrán nuevas ventoleras y marejadas
1848 lecturas

2016-04-06
CAE: Trampitas contables y pillerías políticas
2066 lecturas

2016-03-29
TranSantiagazo
814 lecturas

2016-03-10
Espejismo del acuerdo de CORFO y Rockwood Litio
2319 lecturas

2016-02-10
¿Ocurrió? El gran derretimiento del “Modelo chileno”
790 lecturas

2016-01-21
Ocaso de los "Hijos de Pinochet". A mitad del segundo mandato de la Presidenta Bachelet (1 de 3)
2316 lecturas

2016-01-16
Indignación ante limitaciones de la gratuidad
2302 lecturas

2016-01-06
Año Nuevo desencuentro nuevo en la Nueva Mayoría
2055 lecturas

2016-01-04
Ahora se viene el tiempo de cambiar este modelo
2272 lecturas

2015-12-23
Balance Navideño
1973 lecturas

2015-12-15
¡La Gratuidad Va!
2250 lecturas

2015-12-03
La solución a los conflictos con nuestros vecinos pasa por integrarnos
2166 lecturas

2015-11-25
Los demonios de la modernidad son bien reales
2070 lecturas

2015-11-08
Élite
2124 lecturas

2015-11-01
¿Reforma de Macetero?
2117 lecturas

2015-10-21
Sistema de AFP: Inmoral
992 lecturas

2015-10-15
¿Década Perdida?
815 lecturas

2015-10-08
Tranco Firme: Se ha iniciado el fin de un mal sistema de educación
2349 lecturas

2015-09-23
Septiembre
2102 lecturas

2015-09-15
Pensiones
2561 lecturas

2015-09-14
Eyzaguirre 3.0
2128 lecturas

2015-08-31
Consejo consultivo
2156 lecturas

2015-08-30
Caída del precio del cobre
2288 lecturas

2015-08-24
Presupuesto de Educación 2016
2262 lecturas

2015-08-22
Ricardo Lagos ¿Jefe opositor?
2193 lecturas

2015-08-02
Derrota
2701 lecturas

2015-07-26
Asesinato
2840 lecturas

2015-06-11
Peligro Público
2371 lecturas

2015-05-18
Erupción
2434 lecturas

2015-04-29
Informe Engel
2662 lecturas

2015-01-25
Oro y Cobre
3261 lecturas

2014-12-17
Vacas Flacas
4886 lecturas

2014-10-05
Quo Vadis
4250 lecturas

2014-09-12
Emblemático. Nunca se avanza quitándole el puesto a otro
3418 lecturas

2014-08-18
No más CAE
3490 lecturas

2014-08-04
Gratuidad 2015
2667 lecturas

2014-08-01
Algunos elementos de diseño del nuevo esquema de financiamiento y calidad de la educación
2361 lecturas

2014-07-21
Eyzaguirre
2198 lecturas

2014-07-14
Parelé
2230 lecturas

2014-07-10
Arriba las Manos (bis)
2496 lecturas

2014-07-08
TranSantiagazo
2196 lecturas

2014-06-20
AFP del Estado no resuelve el problema de fondo
2765 lecturas

2014-06-10
Reforma tributaria
2488 lecturas

2014-04-17
Rectores
3424 lecturas

2014-03-21
Condiciones mínimas de la gratuidad (III) Reconstrucción
3035 lecturas

2014-03-20
Condiciones mínimas de la gratuidad (II) Gratuidad
2976 lecturas

2014-03-18
Condiciones mínimas de la gratuidad (I) Subsidio a la Demanda ¡Estúp...!
2953 lecturas

2014-03-08
"666"
2785 lecturas

2014-03-05
Correctivos
2896 lecturas

2014-03-03
La hija del torturador
3154 lecturas

2014-02-21
La Generación del 68
2722 lecturas

2014-02-10
Ocaso de los "Hijos de Pinochet"
2954 lecturas

2014-02-05
De Generaciones: El ocaso de los "Hijos de Pinochet"
5644 lecturas

2014-01-10
Perverso: la ilusión de la capitalización individual
3197 lecturas

2014-01-03
Pronósticos: ...derrumbe de la bolsa chilena
3060 lecturas

2013-12-26
Colapso Clínico: "lease back" del Hospital de la Universidad de Chile
3443 lecturas

2013-12-01
Renacionalización de los recursos naturales: Clamor Nacional
3241 lecturas

2013-11-16
Publicidad Engañosa de Asociación de AFP
3744 lecturas

2013-11-15
AC
2697 lecturas

2013-11-04
Demagogia
2771 lecturas

2013-09-29
Maremoto
2995 lecturas

2013-09-10
Aportes miserables
2854 lecturas

2013-08-23
Las demandas de hoy y las de ayer
3033 lecturas

2013-07-08
Acoplados
3479 lecturas

2013-06-21
A Chaucha Mais Grande
3345 lecturas

2013-05-27
Apoyo a Bachelet
3119 lecturas

2013-05-24
PIB
4911 lecturas

2013-05-08
Renta y Crisis
3311 lecturas

2013-03-24
Renacionalizar
3744 lecturas

2013-03-13
Chávez y Bolívar
3163 lecturas

2013-03-12
Sur
3238 lecturas

2013-03-08
Paleteados
3046 lecturas

2013-02-09
Pichicateada
3947 lecturas

2013-02-02
Charcha
3325 lecturas

2013-01-21
Japoneses
3206 lecturas

2012-12-25
Razón de Estado
3374 lecturas

2012-12-17
La Gran Pregunta
3260 lecturas

2012-11-19
Estatizar
3561 lecturas

2012-11-05
Desafíos del Vivir Más
3224 lecturas

2012-11-02
Mal Holandés
3338 lecturas

2012-09-15
Carta abierta a Camilo Escalona
4871 lecturas

2012-08-29
Candidatura de la Izquierda
3875 lecturas

2012-08-01
Escoria
3520 lecturas

2012-07-02
Opositores a Allende
3761 lecturas

2012-05-28
Zambullón
3683 lecturas




Hay 32 usuarios visitando www.generacion80.cl

òltimas Columnas
Vengo de un pueblo pequeño... que se llama Til Til por Vólker Gutiérrez
Tierra: medio siglo de la Ley de Reforma Agraria por Manuel Riesco
2016, Venezuela en la encrucijada. La grave crisis económica, social y política por Orlando Caputo
La Codelco de Eduardo Engel por Julián Alcayaga
Venezuela: crisis para todo uso por Ángel Saldomando
Otras noticias
2017-08-01
LUN DESTACA INVESTIGACIÓN EN FUSIÓN NUCLEAR DE LA CChEN
2017-07-27
CONMEMORAN LOS 50 AÑOS DE LA TOMA DE LA UC
2017-07-26
OFICIALIZAN LA POSTULACIÓN DEL FÍSICO LEOPOLDO SOTO NORAMBUENA