Columnas
2009-07-14
6286 lecturas

Leopoldo Lavín Mujica
especial para G80

Chile: ¿Poder oligárquico y ''Estado de excepción permanente''?

Poco sirven los calificativos de democracias liberales de mercado, elitistas y representativas para comprender las sociedades modernas, ya que ellas se definen más bien por vivir y existir en un “estado de excepción permanente”, afirma, Giorgio Agamben. Si el filósofo político italiano hubiera pasado por Chile o leído algunos hechos significativos relatados por la prensa chilena del mes de junio, hubiera encontrado evidencias incontestables para argumentar su tesis acerca de la “violencia pura” que se encubre detrás del Estado de Derecho contemporáneo.

El estado de excepción incluso ha alcanzado su más extenso despliegue planetario. El aspecto normativo del Derecho (*la norma de derecho positiva misma: las leyes) puede ser así impunemente escamoteado y contradicho por una violencia gubernamental que, ignorando en el exterior el Derecho Internacional y produciendo en el interior un estado de excepción permanente, pretende, sin embargo, aplicar aún este Derecho”.  

El párrafo anterior resume la tesis clave del filósofo italiano en su libro Homo Sacer, convertido desde su aparición, en una obra insoslayable de la filosofía política y la ciencia política contemporáneas.

Y como los debates y confrontaciones de ideas entre intelectuales son siempre estimulantes, los hombres y mujeres que buscan pensar por sí mismos podrán comprobar que el colega del pensador italiano, el francés Jacques Rancière, aporta un matiz importante a las apreciaciones de Agamben cuando se trata de analizar la cuestión del origen de la violencia institucional y sus razones.  

Las reflexiones de Rancière acerca de las democracias contemporáneas nos permiten también tener una mirada crítica de la sociedad chilena debido al énfasis que éste pone en la condensación oligárquica de los poderes en las democracias de postguerra y en regímenes postdictaduras.  

Jacques Rancière, en “La haine de la démocratie”, escribe: “No vivimos en democracias. Tampoco vivimos en campos de concentración como lo afirman algunos autores que nos ven a todos sometidos a la ley de excepción del gobierno biopolítico (se refiere a Agamben y a  la influencia que sobre éste ejercen las tesis de Foucault). Vivimos en Estados de Derecho oligárquicos, es decir en Estados donde el poder de la oligarquía está limitado por el doble reconocimiento de la soberanía popular y las libertades individuales”.   

Réplica importante es la que le hace Rancière a la  implacable caracterización de Agamben. Rancière le otorga un lugar de honor a dos conquistas, fruto de las luchas que la humanidad libra desde el Renacimiento en Europa en contra del poder religioso y el monárquico. Por un lado, la que el origen y la fuente del poder político reside en los individuos ciudadanos y, por el otro, que éstos son sujetos libres (hombres y mujeres por igual) capaces de disponer de sí mismos y de acceder a la autonomía.  

Ambos temas son de una pertinencia vital en el Chile electoral, ya que la soberanía popular es cercenada por el régimen político postdictadura con su modo binominal de representación que genera castas políticas más interesadas en la dieta parlamentaria que en el Bien Común. Además, el derecho de las mujeres a disponer libremente de su cuerpo no es reconocido por la legislación oscurantista, ya que niega el derecho a la mujer a interrumpir el embarazo (**), criminaliza el aborto terapéutico y, lo que es el colmo, prohíbe la distribución de la píldora anticonceptiva.

Agreguemos de inmediato que los denominados “pueblos sin Estado”, lejos de la “Civilización”, como el pueblo mapuche, también resistieron a la ocupación española, papal y europea en nombre de la libertad de decidir por ellos mismos frente al poder del agresor; contra la opresión del conquistador foráneo y por la defensa de su modo de vida y cultura. Los indoamericanos no necesitaron leer a San Agustín para saber que sus resistencias forman parte de lo que desde la Edad Media se ha dado en llamar las “guerras justas”.

Ahora bien, por disponer de recursos y de los intelectuales de la clase ascendente, el liberalismo anglosajón (***) pudo apropiarse del concepto de “libertad”, pero para definirla como “ausencia de interferencia” en la acción de las personas. Mientras que el socialismo y el republicanismo la definieron como ausencia de dominación entre los individuos. El concepto de dominación molesta a los progresistas-liberales, ya que éstos son amantes del mercado, por lo tanto del capitalismo.  

Hagamos un paréntesis. Los liberales-progresistas  aceptan como necesarias las consecuencias del régimen de producción capitalista: la desigualdad social y la división de la sociedad en clases.  Por lo mismo, el progresismo liberal no cuestiona la estructura capitalista y sus principios de base: la explotación del trabajo asalariado y la búsqueda del máximo de lucro posible. Es así como toleran y se acomodan con el poder de las oligarquías capitalistas, sus constituciones y los abusos y violencias generados bajo los “Estados de Derecho” o por el Estado imperial.

Yendo al grano y conforme a las apreciaciones de ambos pensadores, no es sorprendente que quienes se definen como progresistas en Chile, hayan aceptado participar en un debate acerca de la “seguridad ciudadana” organizado por uno de los mentores intelectuales de la oligarquía. El poder que  ésta detenta es tan fuerte y omnipresente que el patrón del El Mercurio, representante de los poderes fácticos, políticos y mediáticos pauteó el debate de Paz Ciudadana en un tema sensible como la “delincuencia”, complejo e imposible de aislar de la estructura social y económica capitalista del Chile postdictadura.  

Lo peor es que los candidatos de izquierda tampoco pudieron resistir a la tentación de sacarse la foto en Casapiedra (símbolo del poder oligárquico mediático y empresarial), legitimando de paso a Agustín Edwards como el benefactor patronal del orden público.   

Al no imponerse límites éticos y al diluir sus posiciones acerca de la violencia sistémica, la izquierda política se borra ella misma del escenario electoral dejándole el protagonismo a los progresismos-liberales de Frei y Enríquez-Ominami y al conservatismo liberal de Piñera.

Pero lo que más hubiera retenido la atención de los teóricos del pensamiento político del siglo XXI son tres hechos del mismo calibre, marcados por la violencia sistémica en un país cuya Constitución es de origen oligárquico, en un Estado que pretende ser de “Derecho”.  

Pero, ¿por qué Agamben? Simple. Éste afirma que bajo la apariencia de la norma de Derecho se esconde la violencia pura que busca disciplinar e imponer identidades, doblegando cuerpos y espíritus. La biopolítica es la aplicación del poder sobre los cuerpos incluso para “salvarlos”, según el discurso del poder, sostiene Agamben apoyándose en Foucault. Así se reprime incluso por razones aparentemente benévolas, como fue el caso en la represión a los miembros de ANDHA Chile acampados en el Mapocho donde se mandó a desalojar con violencia por razones “humanitarias”, según la técnica, la retórica y la práctica gubernamental. Violencia difusa, sistémica; pero efectiva.  

La misma violencia se aplica sistemáticamente en la Araucanía a las comunidades mapuche. Allí, el dispositivo de poder por donde fluye la violencia bajo el manto de la legalidad incluye a los empresarios del agro, las corporaciones forestales (vinculadas a El Mercurio), los miembros del poder judicial, algunos medios y las fuerzas policiales. Las barreras policiales de identificación y perfilaje en las rutas y caminos son el pan cotidiano de quienes circulan en la región. Los medios “hacen bien su trabajo”, equiparando la fuerza policial armada mortífera y sofisticada con los palos y azadones de los comuneros mapuche.

La violencia que emana del aparato estatal chileno asentado en una legalidad no descontaminada de su pasado dictatorial se expresó recientemente de manera brutal en el pueblo de Tambillos. Esta vez TVN informó de “incidentes graves entre carabineros y trabajadores de Tambillos”. En el pueblo de Tambillos las fuerzas especiales de carabineros reprimieron a las familias de trabajadores mineros en huelga por “entorpecer el paso de los camiones de la minera”.  

Lo más probable es que en el Congreso Mundial de Ciencia Política que se realizará en Santiago entre el 15 y 17 de julio los nombres y la obra de Giorgio Agamben y de Jacques Rancière sean citados a menudo por los intelectuales chilenos como prueba de erudición. Pero se necesitará una buena dosis de coraje y de honestidad intelectual para aplicar sus teorías y conceptos a la realidad social y política chilena y sacar las conclusiones necesarias.  

La oligarquía chilena y sus nuevos aliados, los liberales-progresistas, son un obstáculo para la democratización de la sociedad chilena.

Notas

(*) La explicación es mía.

(**) El aborto es una opción extrema y una decisión difícil para la mujer, pero es ella quien debe decidir libremente de un proceso que ocurre en su cuerpo. Ella tiene la última palabra.

(***) Las sociedades donde la oligarquía manda tienen Constituciones oligárquicas y sistemas de partidos organizados en función de la exclusión de una buena parte del electorado popular. Los liberales-progresistas son fuerzas marcadas por la voluntad de asimilarse al modelo que le es funcional a las fuerzas conservadoras, el neoliberalismo les conviene a los dos. El discurso acerca de las libertades individuales de la ideología liberal se detiene donde comienzan los límites del capitalismo. Conservadores y liberales progresistas confluyen en la defensa de las fuerzas del mercado.  El liberalismo anglosajón considera la libertad como flujo sin trabas a la circulación de discursos, personas y sobre todo de mercancías. La libertad se detiene donde comienza el orden del capital. No hay ni democracia ni libertad dentro de la empresa. El capitalismo es jerárquico y sin regulaciones no conoce límites éticos.      
 
Leopoldo Lavín Mujica 

Comenta con ayuda de Facebook(*) (Habilitado el 11 de diciembre del 2009): ¡OJO! Se puede comentar escribiendo un mail (no se muestra es solo para validacin) o con cuenta de Facebook.


(*)Algunas versiones de Internet Explorer bloquean esta herramienta social, sugerimos navegar con Firefox, Safari, Opera, Chrome u otro navegador web para hacer y leer los comentarios



1.178.376 lecturas en total tienen las 308 columnas de Leopoldo Lavín Mujica con 3.826 lecturas en promedio por columna
Columnas de Leopoldo Lavín Mujica
2016-08-04
José Piñera, cómplice y mentor neoliberal de Pinochet
4360 lecturas

2016-07-28
Y el pueblo habló en multitudinaria manifestación: respuesta popular a las AFP y al saqueo neoliberal de la casta
2480 lecturas

2016-07-20
La "Jaula de acero" neoliberal, la crisis institucional y la política de Lagos
1960 lecturas

2016-06-20
Altibajos en la lucha social y escándalos mediáticos
2118 lecturas

2016-06-03
Crisis generalizada de liderazgos: Hay lugar para la unidad social y política del pueblo
2086 lecturas

2016-05-17
La corrupción en el PPD y el modelo extractivista
2135 lecturas

2016-05-09
La cúpula de la CUT fue por lana y la siguen trasquilando
2022 lecturas

2016-04-30
1ro. de mayo: en contexto de artero atentado contra la clase trabajadora
2083 lecturas

2016-04-26
Un funeral y una marcha
1882 lecturas

2016-04-20
Nueva Constitución: Entre estratagemas y consensos
1874 lecturas

2016-04-11
Las instituciones posdictadura amparan la corrupción
2140 lecturas

2016-04-01
Reforma laboral de la NM: otra promesa incumplida
1938 lecturas

2016-03-10
El pueblo y la casta: ¿Por qué este divorcio?
2033 lecturas

2016-03-07
Cuando la corrupción política es estructural
1173 lecturas

2016-01-20
Las confesiones del “alma” de Carlos Ominami en El Mercurio
2327 lecturas

2016-01-14
Proceso constituyente institucional opaco: ¿Premeditación o más incompetencia?
2238 lecturas

2015-12-29
Pragmatismo ciudadano y proceso constituyente popular
2402 lecturas

2015-12-21
La jaula constitucional, los derechos sociales y las luchas venideras
2274 lecturas

2015-12-13
La CUT en el muro de los lamentos
2353 lecturas

2015-12-08
Proceso constituyente institucional opaco: ¿Premeditación o más incompetencia?
2267 lecturas

2015-11-30
¿Farsa, o proceso constituyente con capacidad de decisión popular?
2251 lecturas

2015-11-02
Caso Matte-colusión: La política y el modelo neoliberal en la cloaca
2323 lecturas

2015-10-26
El secreto encanto de la burguesía lumpen
2382 lecturas

2015-10-09
CIUS UNA NUEVA FUERZA SINDICAL CLASISTA EN LA MOVILIZACIÓN Y EN EL DEBATE
2712 lecturas

2015-10-05
Corrupción de la casta político-empresarial: Se ha franqueado otra etapa
2504 lecturas

2015-10-04
Aclaración respecto propuesta de venida de médicos cubanos
2358 lecturas

2015-09-25
ME-O y los portonazos políticos del jet-set parlamentario
2386 lecturas

2015-09-08
La letanía del ministro Eyzaguirre en El Mercurio
2545 lecturas

2015-08-26
Corrupción política y precandidatos
2598 lecturas

2015-08-19
Los neoliberales de la NM como San Girardi* y otros PPdés en la prensa conservadora
2464 lecturas

2015-08-14
CORRUPCIÓN EN EL EJÉRCITO
2295 lecturas

2015-08-11
Impudicias graduales
2548 lecturas

2015-07-26
Imaginacción de Enrique Correa copa y pautea los medios
2769 lecturas

2015-07-23
Carmen Gloria, Rodrigo, la barbarie pinochetista y la justicia en la medida de lo posible
2777 lecturas

2015-07-22
La incompetencia, los renuncios y la desidia transpiran por los poros
2448 lecturas

2015-07-15
Poder neoliberal y corrupción versus alternativa democrática
2588 lecturas

2015-06-29
La salida de Eyzaguirre: triunfo de la educación y la movilización sindical
2620 lecturas

2015-06-24
Se equivocó la paloma: Isabel Allende ataca a Navarro sin exigir renuncias de Rossi, Quintana y Pizarro
2668 lecturas

2015-06-20
El regalo del PS al ministro Burgos
2791 lecturas

2015-06-15
Camilo Henríquez, Rousseau y las triquiñuelas para impedir una Asamblea Constituyente
2662 lecturas

2015-06-01
Entre el espectáculo político, las prácticas corruptas y la mortífera represión estatal
2715 lecturas

2015-05-21
¿Qué se espera ahora de la CUT y del movimiento sindical?
2695 lecturas

2015-05-12
La banalidad de lo mismo
2643 lecturas

2015-05-06
El misil de Bachelet-Tironi o el escenario del petardo mojado
2714 lecturas

2015-04-24
¿Qué va a pasar con las proposiciones de la comisión Engel contra la corrupción?
2929 lecturas

2015-04-20
La consciencia política alienada de Carlos Ominami
2911 lecturas

2015-04-15
La corrupción estructural y la crisis política del Estado neoliberal
2764 lecturas

2015-04-08
¿Y qué hacer ante tanta corrupción? Movilización social
2922 lecturas

2015-04-02
Jovino Novoa en su entrevista o el canto de la sirena guzmano-pinochetista
2859 lecturas

2015-03-20
La conjura de los poderes del Estado
2740 lecturas

2015-03-15
El Consejo asesor presidencial y la legitimidad democrática para ponerle coto a la corrupción político-empresarial
2930 lecturas

2015-03-07
La crisis política y la delincuencia de elite exigen una salida democrática
2831 lecturas

2015-01-18
El efecto Penta-Soquimich y el cinismo político
3377 lecturas

2014-12-29
2014: el año de las provocaciones y afrentas del establishment dominante
3309 lecturas

2014-12-26
Podemos se la puede en España: habría que podérsela también en Chile
2908 lecturas

2014-12-23
El Ecocidio Capitalista-neoliberal, el último libro de Naomi Klein: “El Capitalismo Contra el Clima”
3357 lecturas

2014-11-16
La política como técnica para impedir los cambios prometidos
3318 lecturas

2014-11-01
Sociología de las elites delincuentes. De la criminalidad de cuello y corbata a la corrupción política
5245 lecturas

2014-10-10
Penta y la corrupción político-empresarial
3686 lecturas

2014-10-05
Carmen Castillo y su combate por la memoria fiel
3782 lecturas

2014-09-09
Los mercados mandan, la política obedece, los estudiantes y trabajadores se movilizan
3404 lecturas

2014-08-05
Escenario y desafíos de la Confech: ¿Conducir o dejarse conducir?
2675 lecturas

2014-07-24
Peña (rector UDP) y Eyzaguirre (Ministro), personajes de opereta cómica
2690 lecturas

2014-07-09
Diputado Lorenzini (DC) sugiere que ministro Arenas (PS) se vendió a las multinacionales norteamericanas
2899 lecturas

2014-07-07
Gobierno de la Nueva Mayoría: Cuando falta convicción se construyen percepciones
2487 lecturas

2014-06-07
Aprender de esas izquierdas auténticas que se afirman en Grecia y España
3153 lecturas

2014-05-28
Entre el discurso y la práctica, o del ajuste y la reforma
3093 lecturas

2014-05-09
La dinámica de la movilización social y los ejes programáticos de la Nueva Mayoría
3284 lecturas

2014-04-15
Carlos Peña, rector (UDP) conmina a ministro Eyzaguirre a seguir los principios neoliberales del "capitalismo académico"
3413 lecturas

2014-02-26
Educación: "Expertos", lucro y movimiento estudiantil
3081 lecturas

2013-12-22
Naschla Aburman (CONFECH) es más creíble que Carlos Peña (UDP)
3302 lecturas

2013-12-01
Las Revueltas Lógicas y la política binominal
3271 lecturas

2013-11-18
Ganó el duopolio, perdió la Democracia
3433 lecturas

2013-11-11
Marcel Claude y Roxana Miranda en el escenario post electoral
3737 lecturas

2013-11-06
“Capitalismo inclusivo” con educación: La nueva pomada empresarial
3132 lecturas

2013-10-26
Matthei-Parisi: El falso debate mediático-demagógico
3303 lecturas

2013-10-11
La DC chilena es un partido conservador, pro-neoliberal y patriarcal
3658 lecturas

2013-10-03
Crisis en la derecha: ¿Una cuestión ética y cultural?
3160 lecturas

2013-09-25
Asamblea Constituyente: El último ninguneo concertacionista
3223 lecturas

2013-09-08
El Mercurio, sus compinches y la impunidad mediática
3391 lecturas

2013-08-30
¿La llamada “Reconciliación”, qué nombra?
3048 lecturas

2013-08-20
Neoliberalismo y Homo debitor: "La fábrica del hombre endeudado"
4044 lecturas

2013-08-08
Pugnas neoconcertacionistas: constitucionalistas versus neoliberales
3369 lecturas

2013-07-28
Las Matthei, las Bachelet y la "banalidad del mal" según Hannah Arendt
3736 lecturas

2013-07-20
Una derecha deprimida, un bacheletismo oportunista y una nueva dinámica social
3384 lecturas

2013-07-04
Primarias: ¿Simulacro o circo, o ambos?
3443 lecturas

2013-06-18
Alianza trabajadores-estudiantes: Una lección de unidad para la izquierda política
3913 lecturas

2013-06-12
La Concertación bacheletista y el proceso constituyente
3795 lecturas

2013-05-24
Homenaje, poema, "Sin nombrarla"
3433 lecturas

2013-05-22
CEP: Los empresarios afilan sus instituciones para un escenario de confrontación social
3556 lecturas

2013-05-13
El caso Laurence Golborne, la OCDE, Le Monde y la evasión tributaria
4603 lecturas

2013-05-07
Corrupción en la elite dominante
3613 lecturas

2013-05-02
O Proceso Constituyente o caricatura de Constitución
3732 lecturas

2013-04-23
“Somos hackers del futuro” dice la metáfora
3607 lecturas

2013-04-19
Movimientos sociales: ¿Y ahora qué después de la destitución de H. Beyer?
3525 lecturas

2013-04-12
Cuando la calle manda y la política es profana
3485 lecturas

2013-04-06
Coyuntura política y movilizaciones
3554 lecturas

2013-04-02
Política manipuladora, tiranía mediática y silencio del periodismo
3594 lecturas

2013-03-29
El retorno de la misma política y cómo perseverar en la nueva que emerge
3525 lecturas

2013-03-24
Actualidad del capitalismo neoliberal: Europa y Chile
4590 lecturas




Hay 34 usuarios visitando www.generacion80.cl

ltimas Columnas
Vengo de un pueblo pequeño... que se llama Til Til por Vólker Gutiérrez
Tierra: medio siglo de la Ley de Reforma Agraria por Manuel Riesco
2016, Venezuela en la encrucijada. La grave crisis económica, social y política por Orlando Caputo
La Codelco de Eduardo Engel por Julián Alcayaga
Venezuela: crisis para todo uso por Ángel Saldomando
Otras noticias
2017-08-01
LUN DESTACA INVESTIGACIÓN EN FUSIÓN NUCLEAR DE LA CChEN
2017-07-27
CONMEMORAN LOS 50 AÑOS DE LA TOMA DE LA UC
2017-07-26
OFICIALIZAN LA POSTULACIÓN DEL FÍSICO LEOPOLDO SOTO NORAMBUENA