Columnas
2009-08-14
4888 lecturas

Arturo Alejandro Muñoz


Kapos, quintacolumnistas y demagogos manejan la política chilena

Son empleados obsecuentes y serviles del neoliberalismo rampante y del sistema binominal, enemigos además de reformar en serio la actual Constitución. Castas dirigenciales de la derecha, centro, izquierda, generalato  y empresariado, se han coludido contra la voluntad del pueblo mayoritario, pese a que en su conjunto no constituyen siquiera el 5% del país.

SI LES CREEMOS a las encuestas de opinión, Sebastián Piñera sería el próximo Presidente de Chile por el período 2010-2014, pero carecería del apoyo necesario en el Congreso Nacional donde la Concertación tendría mayor número y presencia de parlamentarios. En palabras simples, o en buen chileno, “no pasaría ná, y todo seguiría igual”.

Efectivamente ocurriría poco, y la novedades serían mínimas e intrascendentes para la mayoría de la población, ya que el sistema económico (neoliberal) y el sistema político (binominalismo) mantendrían su presencia férrea en nuestro territorio, así como también la continuidad a ultranza de la actual Constitución Política impuesta a esta seudo democracia por  una de las peores y más sangrientas dictaduras conocidas en el continente americano.

Con o sin Piñera en La Moneda, el pequeño mundo financiero-económico-político criollo seguirá aireando y utilizando con desparpajo ese falaz documento llamado Encuesta CASEN, del que se desglosan los programas de asistencia social, construcción de viviendas, atención de salud, educación pública, etc., los cuales –obligadamente- deben basar sus presupuestos económicos en los guarismos e indicadores de una encuesta trucha, manejada mañosamente en beneficio de intereses económicos del empresariado transnacional y, obvio, de la clase política que ya formó una sociedad administrativa-comercial y que, además, se esfuerza en construir la dictadura perfecta (esta CASEN es la que señala, oficialmente, que en Chile, POBRE es aquella persona que tiene ingresos menores a  $49.000 al mes; por lo tanto, el que gana $50.000 mensuales, en Chile, según el dupolio binominal y el empresariado,  NO ES POBRE).

Todo aquello no va a cambiar con Piñera, ni con Frei, ni con Enríquez-Ominami, pues ellos ya avalaron graciosamente la mentira de ese documento. Entonces, ¿dónde está la diferencia? ¿En las políticas laborales? En nuestro país solamente el 11% de los trabajadores tienen acceso legal a la Negociación Colectiva y menos del 10% de los asalariados pertenecen a un sindicato. No ocurre ello mismo en naciones más civilizadas, como Suecia y Noruega, donde el 92% de los trabajadores negocian colectivamente, una estupenda fórmula para acortar de verdad la brecha económica entre ricos y pobres sin crear traumas sociales ni pánicos bursátiles.

Algunos ilusos (y otros vivarachos, amén de fanáticos sin movimiento propio) arguyen que al menos esta vez el sistema podría contar con un par o un  trío de parlamentarios comunistas, quienes realizarían –desde el interior de la Concertación y de toda la clase política parlamentaria- una “ardua labor de concientización y terapia democrática” para ir provocando cambios y giros en el andar legislativo.  ¡¡Es una de las historias de ciencia ficción más leída en este año 2009!! ¿Tres granos de arena hacen una playa?

Aún más, los amigos comunistas chilenos…corrijo: los amigos dirigentes comunistas chilenos DE ESTE MOMENTO, ¿tienen realmente la capacidad intelectual, política, sociológica y anímica  necesarias para enfrentarse día a día a un Congreso que -en rigor y esencia- los rechaza visceralmente y los aislará en la misma medida que les negará apoyo en sus proyectos de ley? Los felicito por la intención y el valor, pero insisto en recordarles que la política real se hace estando uno despierto, no soñando.

INVADIDOS POR QUINTACOLUMNISTAS

Todas estas disquisiciones traen a la memoria el desarrollo trágico y siniestro de la política nazi en las décadas de los años 1930- 40, específicamente en los terroríficos campos de concentración donde –de manera hábil y detestable- los dirigentes del partido nacionalsocialista alemán (particularmente los jefes de las Tropas de Asalto o SS y de la Gestapo) extrajeron de las filas de los prisioneros a ciertos elementos para entregarles la repudiable responsabilidad de “cuidar y ordenar” al resto de los detenidos. Esos individuos, generalmente propietarios de actitudes violentas y métodos brutales, se les conoció con un nombre o apelativo que en el curso de los años fue cambiando hasta adquirir erróneamente cierta fisonomía de buen talante social. Eran los kapos.

Los kapos no eran nazis, y tampoco eran alemanes; se trataba entonces de prisioneros deportados por la Wermacht y la Gestapo, pero prisioneros de confianza de los guardias nazis y que gozaban de ciertos privilegios (comían, vestían y recibían mejor asistencia médica que el resto de los detenidos) a cambio de servir incondicionalmente a los amos absolutos, los SS, en todas las tareas al interior de los campos de concentración, incluso en las de asesinos y verdugos.

En la actualidad, esos privilegios podrán parecer humildes a cualquier ciudadano de nuestros países, pero en las condiciones infrahumanas existentes en aquellos recintos de muerte y horror tales ‘excepciones’ les permitían permanecer con vida y regular estado de salud, mientras que en torno suyo los demás deportados morían como moscas producto del hambre, las enfermedades, las torturas y, por cierto, el asesinato masivo. En tales condiciones se trataba entonces de privilegios exorbitantes.

En Buchenwald, Auschwitz, Treblinka  y otros campos de concentración nazis, los kapos eran designados de entre los mismos prisioneros por la oficialidad nacionalsocialista, y actuaron al servicio de los SS y Gestapo más eficazmente que los propios soldados alemanes. Su brutalidad fue inconmensurable, quizá mayor incluso que su traición a la patria, la raza y la humanidad.

Esta colaboración activa de los kapos en las más negras y mortíferas tareas creó un odio mortal de los demás prisioneros hacia ellos, a veces aún mayor que hacia los nazis, porque éstos eran el enemigo y el mundo estaba en guerra. Un enemigo monstruoso, es cierto, pero enemigo al fin y al cabo, mientras que los kapos eran camaradas coterráneos, tan deportados y tan prisioneros como todos ellos pero que actuaban cual fuerza represiva oficial al servicio de los SS.

Para manifestar su odio y desprecio, los prisioneros de los campos de concentración les llamaron kapos, o sea, Kameraden Polizei, camaradas policías.

Hoy, en Chile, en política, ¿cuántos kamaraden polizei están  actuando, intercediendo e incluso sufragando por la derecha a través del apoyo a un bloque concertacionista que, a fin de cuentas, no es sino un apéndice de los grupos ultramontanos capitalistas que dirigen el país desde la época de la dictadura militar? Esto debe preocupar seriamente a quienes se encargan de elegir los cuadros técnicos en cada tienda partidista popular.

Es que en nuestro país se está dando incluso el caso contrario, vale decir, algunos reconocidos y destacados miembros del conservadurismo pinochetista neoliberal y antidemocrático –de esos que en los 17 años de dictadura colaboraron hasta con la DINA y la CNI entregando nombres de chilenos para que el milicaje los torturase, exiliase o asesinase- hoy se alistan –como verdaderos infiltrados quintacolumnistas- en las filas de partidos que tienen raigambre popular y logran alcanzar cargos, puestos y nominaciones que al mismo pueblo les son vedadas por una dirigencia cuya conducta y acción raya en el estalinismo.

LA OCULTA VERDAD DE UN PENSAMIENTO PARLAMENTARIO

¿Cuántos alcaldes y concejales presentados y avalados por la Concertación pertenecían (o siguen perteneciendo) a las cofradías patronales del inquilinaje mental impuesto por Pinochet? ¿Cuántos seremis, gobernadores y jefes de servicios públicos son derechistas infiltrados trabajando para el régimen neoliberal globalizador? Es decir, impulsan y defienden un régimen cuyo objetivo primordial es el mantenimiento del statu quo…v.gr.: que las cosas y las situaciones continúen tal como están, sin cambiar un ápice en lo que pueda ser fundamental.

Y ello no es un asunto de menor valía, ya que  no ha muchos meses, en la madrugada de un regado cumpleaños familiar, un ex-dirigente regional de una tienda política –con el cuerpo bamboleando por efecto del alcohol- expresó su opinión respecto a la baja cantidad de jóvenes inscritos en los registros electorales, y tal comentario –no me cabe duda ya- representa en cierto grado la postura real que la alta dirigencia de los partidos que conforman el duopolio binominal mantiene bajo siete llaves y detrás de gruesas puertas.

Dijo ese ex -dirigente: “si yo fuera parlamentario haría lo mismo que hacen hoy en silencio muchos diputados y senadores: evitar en los hechos concretos que la cabrería se inscriba en los registros electorales, y también lucharía pa’callado para que los universitarios y los flaites de las poblaciones siguieran drogándose y emborrachándose todos los días, porque eso significa que ninguno de esos huevones se va a interesar en la política y con ellos afuera yo sigo adentro del Congreso”.

Quizás las encuestas estén acertando en sus pronósticos y esta vez la derecha y el pinochetismo alcancen el triunfo, ya que entre kamaraden polizeis e infiltrados, amén de los miles de tontos útiles y de desinformados consumistas de realities televisivos y farándula barata, la estructura institucional de nuestra actual seudo democracia no sólo es un mal chiste sino, también, un enorme socavón por donde pueden colarse los personajes más insólitos de nuestro quehacer público, tal cual ocurrió el año 1952 cuando el ex dictador Carlos Ibáñez (con apoyo de grupos nazis) se encaramó al sillón de O’Higgins por la vía electoral, merced a que la ciudadanía –al igual que hoy- estaba harta de una clase politiquera demagoga, mentirosa y corrupta.

Pero el problema de este año 2009 no se condice exactamente con el acaecido en 1952. Carlos Ibáñez representó en su momento la “no política partidista” frente a los radicales, conservadores, liberales y comunistas, amén de prometer un entramado económico diferente al que impulsaban esas tiendas.

Con el caso de Sebastián Piñera –y lo hemos dicho cien veces- no se produce nada nuevo, no hay ninguna oferta que difiera fuertemente de lo que ya existe o de lo que sus adversarios también propugnan. Piñera, al igual que Frei y Enríquez-Ominami, es simplemente más de lo mismo…y con mucho ‘más de lo mismo’ deberán vivir los chilenos de aquí en adelante estos próximos cuatro años, pese a que en rigor y esencia la mayoría de la gente, en su fuero interno, está profundamente disconforme con el estado de cosas, pero nadie que se encuentre en su sano juicio apostará fichas por el caos, el desorden y la desobediencia civil progresiva. .  

Por ello, quienes trabajan, luchan e impetran por establecer en Chile una Asamblea Constituyente y mediante plebiscitos futuros echar debajo de una vez por todas el sistema bicameral que en la actualidad destaca por el familisterio, corrupción y anquilosamiento, obtienen cada día mayor apoyo ciudadano y ven sumarse voluntades a una tarea que reclama urgencia, pues de kapos, infiltrados y demagogos dominando la política nacional, Chile está ya hasta más arriba de la coronilla. .  
 
Arturo Alejandro Muñoz

Comenta con ayuda de Facebook(*) (Habilitado el 11 de diciembre del 2009): ¡OJO! Se puede comentar escribiendo un mail (no se muestra es solo para validacin) o con cuenta de Facebook.


(*)Algunas versiones de Internet Explorer bloquean esta herramienta social, sugerimos navegar con Firefox, Safari, Opera, Chrome u otro navegador web para hacer y leer los comentarios



1.593.073 lecturas en total tienen las 513 columnas de Arturo Alejandro Muñoz con 3.105 lecturas en promedio por columna
Columnas de Arturo Alejandro Muñoz
2017-08-03
El desorden del PS
1811 lecturas

2016-08-08
¿Qué quiere y para quién trabaja la Democracia Cristiana?
4141 lecturas

2016-08-02
La neo burguesía fiscal
4809 lecturas

2016-06-24
Chile vive hace años su propio “Brexit”
3245 lecturas

2016-06-20
El duopolio y sus alcaldes en comunas rurales, ¿ridículo… o ridículos?
2221 lecturas

2016-06-14
El enemigo no sólo es la derecha… es el sistema
2156 lecturas

2016-06-07
Cría cuervos... y la actual prensa canalla que siempre apoyaste te arrancará los ojos
2892 lecturas

2016-06-03
"Izquierdistas de orilla" en la Nueva Mayoría
2351 lecturas

2016-05-25
Ante un país en protesta, casta política apuesta al “mal menor”
1886 lecturas

2016-05-11
Redes sociales y prensa "oficial", ¿quién miente más?
2162 lecturas

2016-05-02
Trabajadores analizan nuevas formas de lucha
2232 lecturas

2016-04-29
Revoloteo en gallinero político confirma profundidad de la crisis
1702 lecturas

2016-04-26
¿Va a sufragar en octubre? Entonces lea esto
1860 lecturas

2016-04-21
¿El arte es de izquierda o sólo es arte sin apellidos?
1966 lecturas

2016-04-20
Tu generación y la mía unidas tras el mismo objetivo: Asamblea Constituyente
1931 lecturas

2016-04-12
Ese “centrino” llamado Patricio Aylwin Azócar
3411 lecturas

2016-04-05
Ese mal ejemplo político llamado Chile
1935 lecturas

2016-04-01
Democracia en reversa, dictadura perfecta
2015 lecturas

2016-03-14
¡¡¡A las municipales, a las municipales…!!!
2098 lecturas

2016-03-07
Graban conversación top-secret de dos sediciosos con un general
2127 lecturas

2016-01-20
Tarud, ¿parlamentario asertivo o simplemente bravucón?
2281 lecturas

2016-01-14
Gracias a mis miedos eres rico y estás libre
2200 lecturas

2016-01-11
Ya no hacemos ni haremos Historia
2054 lecturas

2016-01-06
Retazos olvidados para reconstruir una identidad política
2144 lecturas

2016-01-04
El último kilómetro
2192 lecturas

2015-12-13
La función terminó, a sacarse disfraces y caretas
2477 lecturas

2015-12-08
Izquierda latinoamericana sufre fractura en su columna vertebral
2340 lecturas

2015-11-30
No es por la democracia, es por otra cosa
2218 lecturas

2015-11-25
Neoliberalismo a la chilena se toma Argentina. ¿La culpa es del peronismo solamente?
2164 lecturas

2015-11-22
PDC, del éxtasis al regreso a sus raíces y al declive
2463 lecturas

2015-11-05
Que el populacho nos deje robar tranquilos, somos los jefes
2786 lecturas

2015-10-24
Iniciativa privada principal factor del desarrollo: mito empresarial
2899 lecturas

2015-10-21
Asamblea Constituyente: enemigo público número uno
2289 lecturas

2015-10-16
Mamihlapinatapai... en la administración comunal
2372 lecturas

2015-10-08
Señores parlamentarios, ustedes ya carecen de autoridad
2342 lecturas

2015-10-04
Pancho I, ¿pastor de algunos o capo de familia?
3556 lecturas

2015-09-25
La soberbia derrotada y la vanidad humillada
2494 lecturas

2015-09-21
Casos Wal-Mart y Felipe Kast certifican cuán débil es nuestra democracia
2346 lecturas

2015-09-08
Nuestra identidad nacional es la no-identidad
2629 lecturas

2015-08-31
Camioneros de Pinochet... raya para la suma
2545 lecturas

2015-08-27
No hay peor astilla que...
2257 lecturas

2015-08-24
El logro político de la corrupción y la estulticia
2278 lecturas

2015-08-21
Los temidos tres tercios anuncian regreso
1263 lecturas

2015-08-17
No hay tarugos para clavar la rueda de la Historia
2326 lecturas

2015-08-14
Sindicato Parlamentario, un proyecto posible
1418 lecturas

2015-08-09
La crisis política abrió las cloacas
1452 lecturas

2015-07-29
La UDI tiene su propio Ku-Klux-Klan
2705 lecturas

2015-07-23
La calva muerte busca siempre a los mejores
2935 lecturas

2015-07-14
Caso Stoulman-Pessa ¿podría comprometer a Augusto Pinochet Hiriart?
3569 lecturas

2015-07-10
Lo que nos ha enseñado el neoliberalismo
2591 lecturas

2015-07-09
En Chile no hay Bastilla, sólo hay Congreso Nacional
2321 lecturas

2015-07-02
La araña, la telaraña y la maraña
2306 lecturas

2015-06-24
Mirando Chile desde la otra banda
2460 lecturas

2015-06-17
¿Quo vadis, PS?
2337 lecturas

2015-06-15
La copa de la paciencia comienza a rebasarse
2268 lecturas

2015-06-08
Evaluación docente ¿Y el resto de las profesiones, qué?
2497 lecturas

2015-06-04
Este sofrito de democracia tampoco funciona
2654 lecturas

2015-06-01
Miro a Tonka y me reconozco abuelo
2778 lecturas

2015-05-29
Senador JP Letelier, me cuesta mucho creerle
2663 lecturas

2015-05-24
FFEE y el líder revolucionario “Fuenteovejuna”
2510 lecturas

2015-05-19
Soy columnista... no soy candidato, líder ni mago
2963 lecturas

2015-05-12
¡A los botes, o el retorno de los brujo$!
2460 lecturas

2015-05-07
¿Nuevo gabinete? ¡Aquí estoy!
2696 lecturas

2015-05-05
¿A cuál Democracia postulan derecha y empresariado?
2451 lecturas

2015-04-27
El pueblo no es corrupto ni traidor … ustedes sí
3410 lecturas

2015-04-21
Chile: La crisis existe, el sistema naufraga, ¿qué hacer?
2540 lecturas

2015-04-15
Andrés Zaldívar, la “Pimpinela Escarlata” del mega empresariado
3054 lecturas

2015-04-13
¿Son o no responsables los periodistas actuales de esta hecatombe política?
2621 lecturas

2015-04-07
Frente de mal tiempo tormentoso para el gobierno y sus socios derechistas
2732 lecturas

2015-03-28
No es desastre natural, es error humano
3275 lecturas

2015-03-24
Caso CAVAL comprometería a autoridades Región de O`Higgins
2712 lecturas

2015-03-21
Lo siento, pero la mejor cocina es la mía
3932 lecturas

2015-03-17
Todos corruptos... ¿también Michelle?
2632 lecturas

2015-03-15
¿Para quién trabaja realmente esa falsa izquierda oficial?
2729 lecturas

2015-03-06
Peloteros, pelotudos y "pelotehuenses"
2932 lecturas

2015-03-05
Venezuela 2015 no es Chile 1973
2555 lecturas

2015-03-03
Chile en la pitilla
2645 lecturas

2015-02-26
Políticos arrodillados ante el gran capital
2898 lecturas

2015-02-23
Goebbels le corrige la plana a los “honorables’ del Parlamento chileno
2875 lecturas

2015-02-17
El hijo de la jefa, “useful idiot” de Luksic
3656 lecturas

2015-02-13
Nueva tarea para los moralistas que censuran en La Moneda
3181 lecturas

2015-01-30
La UDI se enchula ¿Unidos por Ti? o ¿Unidos por Mí?
3292 lecturas

2015-01-28
Fidel, honor y gloria. Yo te saludo
3223 lecturas

2015-01-18
¡Ahora incluso la Derecha dice ser republicana!
3038 lecturas

2015-01-12
Una pregunta necesaria
3224 lecturas

2015-01-05
Mujer, ¿sientes que de verdad te has liberado?
2876 lecturas

2014-12-31
Si campaña del terror fracasa, ¿qué hará entonces la Derecha?
2819 lecturas

2014-12-29
Si no se acata lo que la Derecha quiere, ¿somos comunistas?
4392 lecturas

2014-12-23
Disquisiciones de un don nadie
2853 lecturas

2014-12-17
¿Podría tener Chile un presidente similar a Pepe Mujica?
2890 lecturas

2014-12-15
Aislada y sola, la UDI hojea el: Manual de los Sediciosos
2015 lecturas

2014-11-27
La UDI ya parece ser Unión Demócrata… In The Pendiente
2963 lecturas

2014-11-25
Mes de circos… y de Teletón, para felicidad de los alcaldes
1777 lecturas

2014-11-10
Mariana, Soledad, Ignacio y Gutenberg; ¿los “sheriff” de la Nueva Mayoría?
2001 lecturas

2014-11-01
Educación, copago, bolicheo y otras yerbas
3143 lecturas

2014-10-29
¿Quién ordenó –o solicitó- a la DINA asesinar al ministro José Tohá?
3726 lecturas

2014-10-22
A mi gente de la década de los 60
2652 lecturas

2014-10-19
Alex Vojkovic, ¿accidente, o secuestro y asesinato?
4292 lecturas

2014-10-16
Cena de amigos permite develar el peligro en que hemos vivido
2324 lecturas

2014-10-02
Soy provinciano, tengo fecha de vencimiento
3123 lecturas




Hay 15 usuarios visitando www.generacion80.cl

ltimas Columnas
Vengo de un pueblo pequeño... que se llama Til Til por Vólker Gutiérrez
Tierra: medio siglo de la Ley de Reforma Agraria por Manuel Riesco
2016, Venezuela en la encrucijada. La grave crisis económica, social y política por Orlando Caputo
La Codelco de Eduardo Engel por Julián Alcayaga
Venezuela: crisis para todo uso por Ángel Saldomando
Otras noticias
2017-08-01
LUN DESTACA INVESTIGACIÓN EN FUSIÓN NUCLEAR DE LA CChEN
2017-07-27
CONMEMORAN LOS 50 AÑOS DE LA TOMA DE LA UC
2017-07-26
OFICIALIZAN LA POSTULACIÓN DEL FÍSICO LEOPOLDO SOTO NORAMBUENA