Columnas
2009-10-23
5315 lecturas

Arturo Alejandro Muñoz
especial para G80

¿Y si gana Piñera, qué pasa?

Sólo el triunfo de la derecha –el triunfo de Sebastián Piñera- provocaría (involuntariamente, por cierto) que el mundo sindical se viese en la  necesidad imperiosa de volver a estrechar filas y parir una central laboral única, nacional, fuerte y autónoma, con la cual podría imponer sus términos de exigencias legales, e incluso el llamado a estructurar, por fin, una Asamblea Constituyente. 

UNA VEZ MÁS, las elecciones que se aproximan refrendarán el viejo aserto que ha caracterizado a gran parte de la historia política chilena. ¿Qué se vota cuando se vota? ¿Se vota apoyo a alguien o es mayor rechazo lo que finalmente se sufraga? Lo pregunto porque circula entre muchos ciudadanos la idea de “castigar a la Concertación, votando por Piñera”.

La inquietud no es nada novedosa, ya está dicho en la primera línea, pues en muchas otras ocasiones ocurrieron eventos similares.  A objeto de no rasguñar  amarillentas páginas de nuestra historia política, bastará recordar los comicios municipales del año 2008 aquí en Coltauco, pues en ellos hubo un guarismo electoral que en absoluto puede ser adjudicado al  actual alcalde Rubén Jorquera merced a supuestas “características positivas del candidato (que era bastante desconocido en la comuna, asunto que por ser cierto e innegable le sigue molestando cuando alguien se lo recuerda) y al buen programa prometido” sino, por el contrario,  a que la gente estaba ya hasta más arriba de la coronilla con las continuas administraciones de Rosa Vial, las cuales, siendo sincero y directo, comenzaban a mostrar evidentes signos de corrupción –a espaldas de la alcaldesa- gerenciados por algunos de sus funcionarios de confianza.  

Cuando una autoridad cierra los oídos y se niega a escuchar la voz del pueblo, suele ocurrir que tarde o temprano (generalmente, temprano) un nuevo personaje ocupará el puesto del que disfrutaba el porfiado sordo. Y para no perdernos en recovecos, digamos que la Concertación de Partidos por la Democracia viene sufriendo de tozuda sordera y evidente miopía desde hace quince años… por lo menos.  

Cuántas veces, a esa Concertación, se le avisó, se le anticipó, se le aconsejó, se le previno, se le criticó, respecto del ‘familisterio’ usado como fórmula política de gobierno; cuántas veces también se le recordó que en las elecciones donde ella resultó gananciosa el pueblo determinaba que no quería un sistema económico clasista, depredador, creador de  brechas insalvables.  

Y cuántas otras veces se le envió recados vía prensa para que desde La Moneda se tomaran las medidas necesarias en orden a detener el avance de los monopolios financieros y se apoyara, de hecho y de derecho, a las organizaciones sindicales, a los trabajadores del campo y la ciudad, a las etnias originarias, a las fundaciones y grupos que luchan defendiendo el delicado y débil medio ambiente, etc., etc.  

Sin embargo, nunca hubo respuestas positivas a esas demandas. Poco a poco fue quedando claro que el bloque oficialista llamado Concertación estaba dirigido, desde el año 1990 a la fecha, por un grupo de políticos ‘renovados’ que decidieron aprovechar el sentimiento de apoyo que manifestaba hacia ellos la población, luego de tantos años de dura tiranía, para planificar su entrega total a los dictámenes del ‘gran señor dólar’, transformándose en verdaderos mayordomos de la derecha económica y del empresariado transnacional.

Hoy día, el pueblo –que de tonto no tiene un pelo (pero de desinformado tiene incluso chasquillas)- está dispuesto a aceptar que la derecha dura, la económica, la clasista, la predadora, la antidemocrática, se haga del gobierno y administre directamente el gallinero, sin la presencia de aquellos dirigentes concertacionistas lacayos que mintieron y traicionaron al país trabajador para privilegiar sus personales posiciones económicas.  

Hoy día, el pueblo, cansado de tanta demagogia, de tanto contubernio a sus espaldas y de tanta corrupción asociada y compartida por el duopolio binominal, parece estar proclive a dejar que todo se vaya por el alcantarillado y que la derecha se tome el gobierno para que las conciencias despierten, las fuerzas de la izquierda y del verdadero progresismo se reagrupen dejando fuera a los  yanaconas conocidos, y la gente se decida por fin a luchar para abrir una nueva alborada dentro de cuatro años.  

Hay algo que muchos analistas tienen claro y coinciden plenamente en ello:  sólo el triunfo de la derecha –el triunfo de Sebastián Piñera- provocaría (involuntariamente, por cierto) que el mundo sindical se viese en la  necesidad imperiosa de volver a estrechar filas y parir una central laboral única, nacional, fuerte y autónoma, con la cual podría imponer sus términos de exigencias legales en beneficio de sus organizaciones menores (sindicatos) tomándose las calles y deteniendo el andar de fábricas, packings, fundos, universidades, liceos, transporte urbano, locales comerciales, supermercados y malls… al igual que el histórico ‘Comando Nacional de Trabajadores’ lo hizo contra la dictadura pinochetista los años 1982-83, logrando finalmente que el tirano estableciera –con mano temblorosa y aguada valentía- el itinerario hacia la transición democrática y hacia el plebiscito de 1988.  

E incluso, claro que sí, imponiendo la idea  cada vez más aceptada entre los chilenos respecto de estructurar una Asamblea Constituyente que comenzara a redactar una nueva Constitución Política del Estado. Pero ello se lograría sólo de una forma: por la fuerza de las razón y de la presión laboral, a través de huelgas, paros y tomas de fábricas, calles y campos. No hay otro camino.   

DESPUÉS DE DICIEMBRE HAY OTRA REALIDAD

Por cierto, una vez finalizado el proceso eleccionario de diciembre, la política chilena será  muy distinta a la que hoy conocemos. Poca duda cabe que los viejos ‘tres tercios’ regresarán en gloria y majestad, y con ellos vendrá un agregado –un ‘bonus track’, dicen los jóvenes- que será el mundo sindical reavivado por la propia argamasa patronal e impulsado –también de forma involuntaria- por las traiciones del concertacionismo entreguista.  

No importará quién sea el ganador en diciembre, pues Piñera, Frei y Enríquez Ominami son parte activa de la misma sociedad que ha estructurado esta especie de dictadura perfecta disfrazada de seudo democracia, de este ditiritambo predador y clasista vestido con ropajes de falso progresismo. Pero no cabe duda que solamente un gobierno en manos del empresario Piñera podría gatillar el renacimiento de un sindicalismo poderoso, luchador y consciente, cuyas acciones lograrían poner en real jaque a todo el establishment neoliberal obligándolo a signar acuerdos y leyes en beneficio de las masas trabajadoras y del país.  

Años después, terminado el gobierno que se iniciará en marzo del 2010, quien llegue a La Moneda deberá consensuar, primero y siempre, con las organizaciones de trabajadores, porque de otra laya le será casi imposible administrar Chile para privilegiar los réditos que aguardan  las empresas transnacionales que han hecho de nuestro país una verdadera Sodoma/Gomorra del capitalismo salvaje.  

En palabras simples, nunca más ministros de hacienda impuestos por Estados Unidos y por el FMI (como Aninat, Eyzaguirre y Velasco), nunca más pelafustanes política y económicamente fascistas como Mónica Jiménez (para conocerla basta abrir este link: http://www.kaosenlared.net/noticia/chile-docentes-ministra-indecente); nunca más ‘cow-boys’ como Felipe Harboe, ‘faraones’ como Ricardo Lagos, demagogos de la tercera edad como Viera-Pollo ni ex -cadetes  boquiflojos como Francisco ‘Panchulo’ Vidal.   

Nunca más nada de ello… pero, para lograrlo, primero es necesario que los trabajadores, los técnicos, los profesionales, los campesinos, los estudiantes y los pobladores, se organicen creando una central nacional, un referente único, fuerte, independiente y autónomo, muy superior a esta enclenque CUT que ha estado dirigida por ciertas correas de transmisión concertacionistas enquistadas en el cuerpo de un Arturo Martínez, lacayo también de su propio partido y de los gobiernos entreguistas del mayordomazgo socialista-pepedeísta-democristiano, pro sistema neoliberal y encubridor del escenario de corruptelas y familisterio que caracteriza a las administraciones  del falso progresismo.   

Quizás hoy, como nunca antes, la figura de Clotario Blest se hace  indispensable, pues la última esperanza para el pueblo de Chile –al igual que en épocas pretéritas-  vuelve a estar en las filas de los trabajadores organizados.  
 
Arturo Alejandro Muñoz

Comenta con ayuda de Facebook(*) (Habilitado el 11 de diciembre del 2009): ¡OJO! Se puede comentar escribiendo un mail (no se muestra es solo para validación) o con cuenta de Facebook.


(*)Algunas versiones de Internet Explorer bloquean esta herramienta social, sugerimos navegar con Firefox, Safari, Opera, Chrome u otro navegador web para hacer y leer los comentarios



1.484.026 lecturas en total tienen las 513 columnas de Arturo Alejandro Muñoz con 2.893 lecturas en promedio por columna
Columnas de Arturo Alejandro Muñoz
2017-08-03
El desorden del PS
591 lecturas

2016-08-08
¿Qué quiere y para quién trabaja la Democracia Cristiana?
3651 lecturas

2016-08-02
La neo burguesía fiscal
3423 lecturas

2016-06-24
Chile vive hace años su propio “Brexit”
2586 lecturas

2016-06-20
El duopolio y sus alcaldes en comunas rurales, ¿ridículo… o ridículos?
1594 lecturas

2016-06-14
El enemigo no sólo es la derecha… es el sistema
1496 lecturas

2016-06-07
Cría cuervos... y la actual prensa canalla que siempre apoyaste te arrancará los ojos
2282 lecturas

2016-06-03
"Izquierdistas de orilla" en la Nueva Mayoría
1688 lecturas

2016-05-25
Ante un país en protesta, casta política apuesta al “mal menor”
1216 lecturas

2016-05-11
Redes sociales y prensa "oficial", ¿quién miente más?
1538 lecturas

2016-05-02
Trabajadores analizan nuevas formas de lucha
1597 lecturas

2016-04-29
Revoloteo en gallinero político confirma profundidad de la crisis
1070 lecturas

2016-04-26
¿Va a sufragar en octubre? Entonces lea esto
1225 lecturas

2016-04-21
¿El arte es de izquierda o sólo es arte sin apellidos?
1362 lecturas

2016-04-20
Tu generación y la mía unidas tras el mismo objetivo: Asamblea Constituyente
1282 lecturas

2016-04-12
Ese “centrino” llamado Patricio Aylwin Azócar
2772 lecturas

2016-04-05
Ese mal ejemplo político llamado Chile
1342 lecturas

2016-04-01
Democracia en reversa, dictadura perfecta
1369 lecturas

2016-03-14
¡¡¡A las municipales, a las municipales…!!!
1480 lecturas

2016-03-07
Graban conversación top-secret de dos sediciosos con un general
1499 lecturas

2016-01-20
Tarud, ¿parlamentario asertivo o simplemente bravucón?
1601 lecturas

2016-01-14
Gracias a mis miedos eres rico y estás libre
1551 lecturas

2016-01-11
Ya no hacemos ni haremos Historia
1459 lecturas

2016-01-06
Retazos olvidados para reconstruir una identidad política
1504 lecturas

2016-01-04
El último kilómetro
1564 lecturas

2015-12-13
La función terminó, a sacarse disfraces y caretas
1833 lecturas

2015-12-08
Izquierda latinoamericana sufre fractura en su columna vertebral
1732 lecturas

2015-11-30
No es por la democracia, es por otra cosa
1591 lecturas

2015-11-25
Neoliberalismo a la chilena se toma Argentina. ¿La culpa es del peronismo solamente?
1565 lecturas

2015-11-22
PDC, del éxtasis al regreso a sus raíces y al declive
1824 lecturas

2015-11-05
Que el populacho nos deje robar tranquilos, somos los jefes
2118 lecturas

2015-10-24
Iniciativa privada principal factor del desarrollo: mito empresarial
2232 lecturas

2015-10-21
Asamblea Constituyente: enemigo público número uno
1640 lecturas

2015-10-16
Mamihlapinatapai... en la administración comunal
1765 lecturas

2015-10-08
Señores parlamentarios, ustedes ya carecen de autoridad
1723 lecturas

2015-10-04
Pancho I, ¿pastor de algunos o capo de familia?
2966 lecturas

2015-09-25
La soberbia derrotada y la vanidad humillada
1858 lecturas

2015-09-21
Casos Wal-Mart y Felipe Kast certifican cuán débil es nuestra democracia
1691 lecturas

2015-09-08
Nuestra identidad nacional es la no-identidad
1972 lecturas

2015-08-31
Camioneros de Pinochet... raya para la suma
1904 lecturas

2015-08-27
No hay peor astilla que...
1668 lecturas

2015-08-24
El logro político de la corrupción y la estulticia
1634 lecturas

2015-08-21
Los temidos tres tercios anuncian regreso
1083 lecturas

2015-08-17
No hay tarugos para clavar la rueda de la Historia
1711 lecturas

2015-08-14
Sindicato Parlamentario, un proyecto posible
1252 lecturas

2015-08-09
La crisis política abrió las cloacas
1266 lecturas

2015-07-29
La UDI tiene su propio Ku-Klux-Klan
2052 lecturas

2015-07-23
La calva muerte busca siempre a los mejores
2296 lecturas

2015-07-14
Caso Stoulman-Pessa ¿podría comprometer a Augusto Pinochet Hiriart?
2813 lecturas

2015-07-10
Lo que nos ha enseñado el neoliberalismo
1920 lecturas

2015-07-09
En Chile no hay Bastilla, sólo hay Congreso Nacional
1684 lecturas

2015-07-02
La araña, la telaraña y la maraña
1681 lecturas

2015-06-24
Mirando Chile desde la otra banda
1815 lecturas

2015-06-17
¿Quo vadis, PS?
1718 lecturas

2015-06-15
La copa de la paciencia comienza a rebasarse
1623 lecturas

2015-06-08
Evaluación docente ¿Y el resto de las profesiones, qué?
1911 lecturas

2015-06-04
Este sofrito de democracia tampoco funciona
1975 lecturas

2015-06-01
Miro a Tonka y me reconozco abuelo
2112 lecturas

2015-05-29
Senador JP Letelier, me cuesta mucho creerle
1991 lecturas

2015-05-24
FFEE y el líder revolucionario “Fuenteovejuna”
1855 lecturas

2015-05-19
Soy columnista... no soy candidato, líder ni mago
2172 lecturas

2015-05-12
¡A los botes, o el retorno de los brujo$!
1825 lecturas

2015-05-07
¿Nuevo gabinete? ¡Aquí estoy!
2067 lecturas

2015-05-05
¿A cuál Democracia postulan derecha y empresariado?
1821 lecturas

2015-04-27
El pueblo no es corrupto ni traidor … ustedes sí
2740 lecturas

2015-04-21
Chile: La crisis existe, el sistema naufraga, ¿qué hacer?
1942 lecturas

2015-04-15
Andrés Zaldívar, la “Pimpinela Escarlata” del mega empresariado
2383 lecturas

2015-04-13
¿Son o no responsables los periodistas actuales de esta hecatombe política?
1984 lecturas

2015-04-07
Frente de mal tiempo tormentoso para el gobierno y sus socios derechistas
2121 lecturas

2015-03-28
No es desastre natural, es error humano
2573 lecturas

2015-03-24
Caso CAVAL comprometería a autoridades Región de O`Higgins
2091 lecturas

2015-03-21
Lo siento, pero la mejor cocina es la mía
3257 lecturas

2015-03-17
Todos corruptos... ¿también Michelle?
1999 lecturas

2015-03-15
¿Para quién trabaja realmente esa falsa izquierda oficial?
2117 lecturas

2015-03-06
Peloteros, pelotudos y "pelotehuenses"
2225 lecturas

2015-03-05
Venezuela 2015 no es Chile 1973
1933 lecturas

2015-03-03
Chile en la pitilla
2035 lecturas

2015-02-26
Políticos arrodillados ante el gran capital
2263 lecturas

2015-02-23
Goebbels le corrige la plana a los “honorables’ del Parlamento chileno
2155 lecturas

2015-02-17
El hijo de la jefa, “useful idiot” de Luksic
3021 lecturas

2015-02-13
Nueva tarea para los moralistas que censuran en La Moneda
2558 lecturas

2015-01-30
La UDI se enchula ¿Unidos por Ti? o ¿Unidos por Mí?
2667 lecturas

2015-01-28
Fidel, honor y gloria. Yo te saludo
2588 lecturas

2015-01-18
¡Ahora incluso la Derecha dice ser republicana!
2384 lecturas

2015-01-12
Una pregunta necesaria
2565 lecturas

2015-01-05
Mujer, ¿sientes que de verdad te has liberado?
2199 lecturas

2014-12-31
Si campaña del terror fracasa, ¿qué hará entonces la Derecha?
2194 lecturas

2014-12-29
Si no se acata lo que la Derecha quiere, ¿somos comunistas?
3784 lecturas

2014-12-23
Disquisiciones de un don nadie
2239 lecturas

2014-12-17
¿Podría tener Chile un presidente similar a Pepe Mujica?
2237 lecturas

2014-12-15
Aislada y sola, la UDI hojea el: Manual de los Sediciosos
1827 lecturas

2014-11-27
La UDI ya parece ser Unión Demócrata… In The Pendiente
2333 lecturas

2014-11-25
Mes de circos… y de Teletón, para felicidad de los alcaldes
1577 lecturas

2014-11-10
Mariana, Soledad, Ignacio y Gutenberg; ¿los “sheriff” de la Nueva Mayoría?
1807 lecturas

2014-11-01
Educación, copago, bolicheo y otras yerbas
2502 lecturas

2014-10-29
¿Quién ordenó –o solicitó- a la DINA asesinar al ministro José Tohá?
3009 lecturas

2014-10-22
A mi gente de la década de los 60
2263 lecturas

2014-10-19
Alex Vojkovic, ¿accidente, o secuestro y asesinato?
3702 lecturas

2014-10-16
Cena de amigos permite develar el peligro en que hemos vivido
2090 lecturas

2014-10-02
Soy provinciano, tengo fecha de vencimiento
2489 lecturas




Hay 35 usuarios visitando www.generacion80.cl

òltimas Columnas
Vengo de un pueblo pequeño... que se llama Til Til por Vólker Gutiérrez
Tierra: medio siglo de la Ley de Reforma Agraria por Manuel Riesco
2016, Venezuela en la encrucijada. La grave crisis económica, social y política por Orlando Caputo
La Codelco de Eduardo Engel por Julián Alcayaga
Venezuela: crisis para todo uso por Ángel Saldomando
Otras noticias
2017-08-01
LUN DESTACA INVESTIGACIÓN EN FUSIÓN NUCLEAR DE LA CChEN
2017-07-27
CONMEMORAN LOS 50 AÑOS DE LA TOMA DE LA UC
2017-07-26
OFICIALIZAN LA POSTULACIÓN DEL FÍSICO LEOPOLDO SOTO NORAMBUENA