Columnas
2009-10-23
4079 lecturas

Héctor Kol
especial para G80

Salmonicultura y Pesca Artesanal (XXII): El consumo de antibióticos en la salmonicultura intensiva en Chile

Dedicado “voluntariamente” al Fiscal ad-junto SERGIO CORONADO ROCHA del Ministerio Público de Los Lagos


En  carta fechada 14 de Julio de este año, el Ministerio de Economía respondió  a consultas efectuadas por la Fundación OCEANA-Chile respecto al consumo de antibióticos en la salmonicultura intensiva transnacional que opera en Chile.

Para la organización ambientalista, las cifras contenidas en la respuesta del Ministerio de Economía superaban las peores estimaciones de las organizaciones defensoras del medioambiente que se han preocupado del tema. Sin embargo, de la revisión de esas mismas cifras se desprenden más incertezas que respuestas claras a lo consultado por OCEANA-Chile.

En efecto, en dos cuadros entregados por el Ministerio de Economía en su carta,  aparecen cifras de consumo de antibióticos referidas a los años 2007 y 2008, pero las correspondientes al año 2007 son apenas “estimaciones”, como se aprecia en la Figura 1, en la que aparece el Cuadro 1 del documento entregado por el Ministerio a OCEANA-Chile:

FIGURA 1.- Cuadro 1 de la carta-respuesta del Ministerio de Economía a OCEANA-Chile. Carta Fechada 14 de Julio, 2009. Notar que los datos correspondientes al año 2007 son sólo “estimados”.
 

La primera pregunta que surge es ¿cómo “estimaron” estos datos en el Ministerio de Economía? 

La carta no lo señala, pero más preocupante que eso es lo  que se desprende de esta primera aseveración del Ministerio del que dependen los organismos fiscalizadores de la gestión ambiental salmonera (Subsecretaría de Pesca y SERNAPESCA) : el Ministerio evidentemente DESCONOCE cuántas drogas se usaron para producir salmones en el año 2007 y posiblemente en los años anteriores al señalado y, además, la única certeza de la respuesta del Ministerio de Economía es una cifra (325 toneladas de antibióticos) que fue reportada por las propias empresas.

Es decir, el Ministerio de Economía sigue dependiendo de la política de auto-regulación que posibilitó la crisis sanitaria que liquidó a la propia Industria Salmonera y que causó un desastre ambiental aún incalculable, especialmente en el Mar interior de Chiloé. 

Para explicar, además, por qué el Ministerio no se encuentra en condiciones de desagregar por empresas el consumo de drogas como lo solicitaba OCEANA-Chile en su consulta original, la carta ministerial señala que “… no le es posible informar en dicho sentido…” por no contar con esa información:
“3. Respecto de la información desagregada por empresas solicitadas, cabe señalar que, lamentablemente no es posible informar en dicho sentido, por no contarse con ella actualmente en este Ministerio, sin perjuicio de haber sido solicitada al Servicio Nacional de Pesca…”

(Carta del Ministerio de Economía a Fundación OCEANA-Chile. 14 de Julio, 2009)
Luego, el Ministerio que encabeza el proceso de Privatización del Mar Austral chileno IGNORA también cuántas drogas usa cada empresa en la producción de salmones en Chile. ¿Cómo estimaron, entonces, las cifras correspondientes al año 2007? ¿Sigue siendo Salmon-Chile, una agencia publicitaria, la fuente de datos del Ministerio de Economía? ¿Cuál es el rol que juega, en consecuencia, el Servicio Nacional de Pesca (SERNAPESCA)?

La base farmacológica que soportó a la hoy arruinada Industria Salmonera seguirá siendo un secreto para todos los chilenos y especialmente para la Pesca Artesanal Austral, en cuyo territorio marítimo, aquel que le reserva la propia Ley General de Pesca y Acuicultura (LGPA) que el Ministro de Economía pretende reformar para salvar a la Banca Privada, se han vertido cantidades insospechadas de productos químicos, desde pesticidas a antibióticos, arruinando la producción orgánica que desde milenios sustentaba a la Cultura de la Pesca Artesanal.

Más todavía, las cifras informadas por el Ministerio de Economía en la carta-respuesta ya citada no guardan relación alguna con las expuestas en publicaciones mucho más serias que las propias de Salmon-Chile o SERNAPESCA, aparentemente las fuentes de información del Ministerio.

Si se consideran las 325 toneladas y fracción de antibióticos que la carta ministerial señala como el consumo total de drogas en la salmonicultura intensiva transnacional durante el año 2008, la tasa de consumo de drogas (estos es, la cantidad de medicamentos usados por cada tonelada producida de salmón) alcanza a alrededor de 500 gramos de drogas por tonelada de pez. Una tasa de consumo aproximadamente igual se habría registrado durante el año 2007 en Chile, de acuerdo a la información “estimada” que entrega el Ministerio.

Dos fuentes de información contradicen fuertemente estas cifras entregadas por el Ministerio de Economía: el Reporte de Sustentabilidad 2008 publicado por la empresa noruega MARINE HARVEST (Sustainability Report 2008) y las propias Declaraciones de Impacto Ambiental (DIA) que entregaron las empresas salmoneras en Chile a las Comisiones Regionales del Medioambiente (COREMAs) para obtener los permisos ambientales de funcionamiento para distintos proyectos de engorda de salmónidos (CES).

En la Figura 2 aparecen las tasas de consumo de antibióticos (como “droga pura”) que MARINE HARVEST, en su reporte mencionado, consigna para sus distintas filiales en los países donde opera, entre ellos Chile, para los años 2007 y 2008.

Figura 2.- Tasas de consumo de antibióticos en la producción de salmones de distintas filiales de MARINE HARVEST en el mundo. Años 2007 y 2008. Fuente: Marine Harvest, Reporte de Sustentabilidad 2008. Adaptado de la fuente original.

En el año 2007, MARINE HARVEST informa, a través de este gráfico, que consumió 732 gramos de antibióticos por cada tonelada de salmón que produjo en Chile, mientras que en Noruega sólo ocupó 0,02 gramos de droga, esto es, unos 200 gramos más que lo informado por el Ministerio de Economía a OCEANA-Chile.

En el año 2008, mientras tanto, MARINE HARVEST ocupó en Chile 560 gramos de antibióticos por tonelada de salmón producida en Chile y sólo 0,07 gramos en Noruega, esto es, para Chile informa  un consumo cercano al entregado por el Ministerio de Economía a la ONG ambientalista.

Sin embargo, estas cifras oficialmente entregadas por MARINE HARVEST a través de su reporte dan cuenta de un hecho esencial: que en Chile, durante el año 2007, MARINE HARVEST ocupó 36.600 veces más antibióticos que en sus cultivos en Noruega y que en el año 2008 ocupó 8.000 veces más antibióticos en Chile que en Noruega.

En otras palabras, MARINE HARVEST da cuenta de cómo el territorio marítimo chileno ha sido bombardeado con drogas de manera ilimitada, des-regulada e irracional por la sola existencia de un Estado que sólo parece preocupado de la rentabilidad de las empresas salmoneras y totalmente indiferente a las graves consecuencias médicas y ambientales que tiene este uso descabellado de antibióticos en la salmonicultura transnacional que opera en Chile. 

MARINE HARVEST no ha hecho más que ceñirse a las regulaciones existentes en Chile para el consumo de antibióticos en la salmonicultura intensiva, es decir, a la NULA regulación. Nadie está, ciertamente, fuera de la Ley cuando la Ley no existe.

La segunda fuente de información citada, las Declaraciones de Impacto Ambiental construidas y presentadas por las propias empresas salmoneras, están disponibles en la página web de la CONAMA.

En base a estas “declaraciones”, el Programa Salmonicultura de la AGO-Pescadores Artesanales de Aysén y el Programa Fiordos de la Fundación Pumalín se encuentran calculando el monto de antibióticos (como “droga pura”) que las empresas salmoneras han consignado como dispuestas a usar en caso de eventos sanitarios negativos, por ejemplo, la epidemia viral del ISA o la bacteriana del Síndrome Rickettsial del Salmón (SRS).

En sus primeros resultados, el estudio en ejecución por ambos Programas han calculado que la tasa de consumo de antibióticos en Chile para la producción salmonera podría superar largamente los 2.000 gramos (2 KILOS) de droga por cada tonelada producida de salmón de acuerdo a los consumos potenciales que han consignado las empresas salmoneras en las DIA de sus distintos proyectos de engorda de salmones.

Desde las DIAs de 15 “centros de engorda de salmónidos” (CES) con proyectos vigentes y aprobados por la COREMA-Los Lagos que se encuentran distribuidos en los Fiordos Reñihué y Comau (Chiloé Continental) se tomaron los consumos de antibióticos que las empresas han declarado como disponibles para enfrentar eventos sanitarios negativos. Para el estudio sólo se han considerado los suministros de drogas por vía “oral” (disueltas en el alimento) y los consumos “máximos”  de estas, calculadas según el máximo de días de tratamiento y las máximas dosis de drogas consignadas por las empresas en las respectivas DIAs.

Los resultados de “consumo potencial de antibióticos” (consumo máximo) en el Sector Reñihué-Comau se muestran en el  siguiente Cuadro:


CUADRO1.- Tasas de consumo de antibióticos disponibles en Sector Reñihué-Comau de acuerdo a los consumos de drogas declarados en las Declaraciones de Impacto Ambiental de 15 centros de engorda de salmónidos (CES) autorizados para operar. Proyectos vigentes al 30 de Septiembre, 2009. Fuente: Programa Salmonicultura AGO y Programa Fiordos de Fundación Pumalín, 2009: Consumo potencial de antibióticos en la salmonicultura intensiva en Chile. En preparación.

De acuerdo a estos cálculos, en el Sector Reñihué-Comau de la Región de Los Lagos, para producir 42.968 toneladas anuales de salmón en los 15 CES analizados, las empresas han declarado tener la disposición de usar (por vía oral) un total de 187 toneladas de antibióticos (formulación comercial) .

Las empresas rara vez señalan la concentración de principio activo en los medicamentos que usan, pero la moda corresponde a un 80% de concentración en la mayoría de los excepcionales casos donde se declara el porcentaje de droga pura en los antibióticos a usar.
 

Considerando una concentración de 80% de principio activo (droga pura) en los  antibióticos  suministrados, el consumo de drogas total en este sector de Chiloé  Continental se estima en casi 150 toneladas/año, de acuerdo al Cuadro superior. Para una concentración de 50% de principio activo, el consumo total de drogas alcanzaría a las 93,7 toneladas/año.

Luego, las tasas de consumo, para una concentración de 80% de droga pura, corresponderían a 3,4 KILOS de antibióticos por cada una de las 42.968 toneladas producidas. Para una concentración de 50% de principio activo, la tasa de consumo de antibióticos sería de 2,18 KILOS por cada tonelada producida de salmón en este sector.

En consecuencia, ante una crisis sanitaria como la registrada por la Industria Salmonera con el SRS desde el año 2004 y la epidemia del ISA desde el año 2007, el Estado chileno, a través de su COREMA-Los Lagos, autorizó a estas empresas salmoneras para usar, en promedio, entre 3,5 y 2,2 KILOS de antibióticos en  la producción de una tonelada de salmón.

Estas cifras son entre 4 y 6 veces superiores a las consignadas por el Ministerio de Economía en su carta-respuesta a OCEANA-Chile y la única posibilidad de que sea verdadero lo afirmado por este Ministerio reside en que las empresas sólo ocuparon, en medio de la crisis sanitaria que las liquidó, entre un 15 y un 25% de los montos de medicamentos que tenían autorizados por COREMA. Un escenario totalmente improbable.

La literatura científica señala que hasta un 70% de los antibióticos que se suministran por “vía oral” a los peces en cautiverio, se inyecta directamente en el medio acuático con consecuencias altamente degradantes tanto para el estado ambiental del sistema intervenido por la acuicultura intensiva como para el propio ser humano: académicos de la Universidad Austral de Chile han alertado de la presencia de genes de resistencia a los antibióticos (una suerte de inmunidad a los medicamentos) con una tasa elevada en los habitantes de la Región de Los Lagos, que atribuyen al consumo crónico de antibióticos que han contaminado a los productos del mar que forman parte de sus dietas.

La misma Fundación OCEANA-Chile, en el año 2006, publicó los resultados de un muestreo de peces silvestres del Estuario del Reloncaví donde el 40% de la fauna pelágica analizada estaba contaminada con antibióticos. La Pesca Artesanal NO USA antibióticos…

Resulta impresentable que el Ministerio encargado de fiscalizar esta producción química en que se llegó a convertir la producción salmonera en Chile desconozca las cantidades de medicamentos que se vierten en el Mar Territorial Austral. También es impresentable que el Ministerio de Salud no tenga una opinión respecto a este tema a pesar de las advertencias del Colegio Médico de Chile sobre este uso irracional de antibióticos en la salmonicultura transnacional en Chile.
 
Quizás menos grave que lo anterior, pero igualmente importante y serio, es el hecho de que en las reformas a la Ley General de Pesca y Acuicultura que impulsa precisamente este desinformado Ministerio de Economía, no existe una sola limitación al consumo de antibióticos en la “Salmonicultura 2.0” que pretenden instalar en Chile en reemplazo de la que ya desapareció. Por el contrario, en esta “nueva salmonicultura” el Estado insiste en la auto-regulación empresarial en el uso de productos químicos, la mayoría de ellos tóxicos para el ambiente acuático, como lo ha denunciado permanentemente la AGO-Pescadores Artesanales de Aysén.

La Naturaleza ha dado grandes señales de no soportar más este tipo de agresiones; la Banca Privada proyecta reemplazar con el mar de todos los chilenos los recursos financieros que ingenuamente le entregó a una Industria que nunca demostró ser viable en Chile; miles de trabajadores salmoneros se capacitan hoy en albañilería, repostería y joyería mapuche al perder el empleo que subsidiaba el Estado ( es decir, también los propios trabajadores salmoneros) y que desapareció junto a una industria insustentable.

A pesar de todas esas tragedias, aún los Ministerios ignoran aspectos esenciales de este ejercicio de alquimia que es, en verdad, la producción de salmones en un país tercermundista, con gobernantes y parlamentarios tercermundistas, que siguen apostando por un Modelo Económico que arrasa con todo lo que encuentre a su paso y que ya no se aplica en los países de donde provienen las inversiones que, tarde o temprano, terminamos pagando todos, con nuestros recursos financieros o con nuestro Patrimonio Natural.

Ese es el caso del Mar Territorial Austral chileno, hoy en vías de privatización para resucitar al que fuera el Último Mito Chilote… pero el primero en desaparecer.

Héctor Kol
Programa Salmonicultura
AGO-Pescadores Artesanales de Aysén
Octubre, 2009.
e-mail intervenido: kolhector2@gmail.com

Comenta con ayuda de Facebook(*) (Habilitado el 11 de diciembre del 2009): ¡OJO! Se puede comentar escribiendo un mail (no se muestra es solo para validacin) o con cuenta de Facebook.


(*)Algunas versiones de Internet Explorer bloquean esta herramienta social, sugerimos navegar con Firefox, Safari, Opera, Chrome u otro navegador web para hacer y leer los comentarios



52.884 lecturas en total tienen las 25 columnas de Héctor Kol con 2.115 lecturas en promedio por columna
Columnas de Héctor Kol
2017-08-03
SERNAPESCA, SUBPESCA y la Isla de la Fantasía
1559 lecturas

2015-12-15
Un fantasma recorre los valles de la Patagonia
1570 lecturas

2015-05-06
SUBPESCA y la falsificación ideológica: Las Nuevas AAA en la Región de Aysén
1227 lecturas

2015-03-05
La destrucción del mar del Fin del Mundo
1510 lecturas

2014-06-11
Hidroaysén era el síntoma...
1128 lecturas

2013-12-31
Tarantino y la salmonicultura chilena
1316 lecturas

2013-09-13
La Generación de los 80
1539 lecturas

2013-01-16
Ley de pesca y abstención
1440 lecturas

2012-07-15
Del Salmo-UTI al Salmo-JALAR
2502 lecturas

2012-04-02
Aysén la derecha ''rebelde'': Una Rebelión al servicio de la Salmonicultura
1936 lecturas

2012-03-13
Aysén la derecha ''rebelde''
1748 lecturas

2011-05-06
La Bomba de Tiempo... y el diario ''El Llanquihue''
2089 lecturas

2011-02-12
Mar interior de Chiloé: ¿Un Mar Muerto?
3534 lecturas

2011-01-25
Magallanes en Paro: ¿Quién dijo que todo está perdido?
1482 lecturas

2010-11-19
La república independiente de Patricio Díaz. Neoliberalismo y Naturaleza (XXVII-2ª Época)
1390 lecturas

2010-08-29
El peligro público
1283 lecturas

2010-08-25
Neoliberalismo y Naturaleza (XXV- 2ª época) Dueños de nada
1383 lecturas

2010-05-08
Expansión salmonera en la Patagonia: Especulación financiera?
5175 lecturas

2010-02-15
CAMPAÑA SALVEMOS EL MAR CHILENO
2443 lecturas

2010-01-28
Salmonicultura y Pesca Artesanal (XXIII): El país que no se vende
1555 lecturas

2009-12-04
Sin Dios, Sin Ley y Sin Trabajadores
1884 lecturas

2009-10-23
Salmonicultura y Pesca Artesanal (XXII): El consumo de antibióticos en la salmonicultura intensiva en Chile
4080 lecturas

2009-08-28
Chile : ¡¡El Rico Veneno !!
5189 lecturas

2009-08-27
Mi nieta... la terrorista
2031 lecturas

2008-07-15
La recta en el espacio
1891 lecturas




Hay 25 usuarios visitando www.generacion80.cl

ltimas Columnas
Vengo de un pueblo pequeño... que se llama Til Til por Vólker Gutiérrez
Tierra: medio siglo de la Ley de Reforma Agraria por Manuel Riesco
2016, Venezuela en la encrucijada. La grave crisis económica, social y política por Orlando Caputo
La Codelco de Eduardo Engel por Julián Alcayaga
Venezuela: crisis para todo uso por Ángel Saldomando
Otras noticias
2017-08-01
LUN DESTACA INVESTIGACIÓN EN FUSIÓN NUCLEAR DE LA CChEN
2017-07-27
CONMEMORAN LOS 50 AÑOS DE LA TOMA DE LA UC
2017-07-26
OFICIALIZAN LA POSTULACIÓN DEL FÍSICO LEOPOLDO SOTO NORAMBUENA