Columnas
2009-11-12
3884 lecturas

Luis Casado
especial para G80

Perspectivas económicas 2010

El tema que estamos invitados a abordar esta mañana suele ser la especialidad de arúspices, sibilas, oráculos, adivinos y algún tipo de economista. Predecir el futuro con la sana intención de limitar o eliminar la incertidumbre es un pasatiempo a la moda, curiosamente muy bien pagado, a pesar de los resultados que tenemos a la vista.

En abril del 2008, la revista empresarial francesa “Challenges” publicó una cobertura a plena página con la foto de un sonriente Ben Bernanke, presidente de la FED, y un breve título: “La crisis terminó – ¡Gracias Ben!” Glauben Sie Wirklich? Patrick Arthus el autor de tan osada afirmación, es un distinguido académico, economista jefe del Banco NATIXIS en Europa.

Algunos meses más tarde, en octubre del mismo año, el Sr.  Andrés Velasco, que oficia de ministro de Hacienda en Santiago, declaró en la prensa local “aquí no hay ni habrá ninguna crisis”. Glauben Sie Wirklich?

En el mismo mes de octubre de 2008, su ministerio envió al Congreso el proyecto de ley de presupuestos 2009 para la elaboración del cual distinguidos economistas y expertos hicieron sabios cálculos de proyección macroeconómica para el año en curso: 2009.

Entre los parámetros finamente estudiados por Hacienda están:

El precio del cobre, cuya evolución real muestra, según los datos del mismo ministerio de Hacienda, un error con relación a sus previsiones de un 21,72%. Volatilidad de los mercados, alguna carie en la dentición de Hu Jintao el presidente chino, algún problemilla con el algoritmo utilizado por los expertos de Hacienda pueden explicar este pequeño error de previsión.

El precio del molibdeno, para el cual el error fue de un 48,65%

La evolución del IPC, en el que los expertos de Hacienda erraron en un 118% pero eso tal vez se explique porque recibieron alguna ayuda de los expertos del Banco Central.

La variación del PIB, para el cual el error de Hacienda es de solo un 140%, y

La evolución de la demanda interna, para la cual el error fue de un insignificante 222%.

Uno se pregunta qué pasaría si el ministro Velasco, o sus expertos asesores, pasaran la prueba SIMCE.

Puede que sea este tipo de desaguisado el que llevó a John Maynard Keynes a escribir, refiriéndose a los mercados,  esa famosa aserción que dice: “De mañana no sabemos nada, y en el mediano plazo estaremos todos muertos”.

Prometer la creación de un millón de empleos o un crecimiento a tasas del seis por ciento durante doce años, como hace el Sr. Piñera, forma parte del mismo tipo de práctica chamánica de la economía. Por esa razón, cuando me solicitaron una frase para ilustrar nuestra forma de considerar las perspectivas para el año venidero y los siguientes, consideré oportuno citar esa frase del filósofo Gastón Bachelard que dice “El futuro no es lo que viene, sino lo que nosotros vamos a hacer”.

A nuestro modo de ver nadie en su sano juicio puede sostener que mantener tal cual el modelo, el sistema que ha llevado al mundo entero a una crisis de inimaginables proporciones, pueda ofrecerle bellas perspectivas a nadie. Hasta ahora, los remedios aportados son más de lo mismo. Como dice el propio Jacques Attali, -poco sospechoso de anarco sindicalismo-, es como un traguito más, el del estribo, al final de la reunión de los alcohólicos anónimos.

La gigantesca crisis económica que afecta al mundo tiene que ver primero que nada con el dominio de los mercados financieros por sobre la actividad productiva. Si el PIB planetario está en torno a U$ 45 billones, los productos financieros “estructurados” llegan a casi $ 800 billones o sea casi veinte veces más. De paso creo oportuno aclarar, aunque solo sea en beneficio de la precisión del lenguaje, que un emprendedor es un emprendedor, y que un especulador financiero es un especulador financiero.

El debate en el G20 tiene que ver con la especulación desenfrenada de las instituciones financieras que en este ámbito han tenido un comportamiento de rufianes, -no soy yo quién utilizó la palabra el primero sino John  Kenneth Galbraith al analizar la Gran Depresión de los años treinta-, debate que hasta ahora, lamentablemente, ha tenido muy pocos o ningún resultado concreto en lo que se refiere a una adecuada regulación de estos mercados.

Por otra parte, la irracional concentración de la riqueza en los EEUU y otros países, explica un crecimiento basado esencialmente en el crédito y el insostenible endeudamiento de los hogares. Por esa razón, los EEUU, Inglaterra, España, Suecia y otros países han sufrido más duramente que otros los efectos de la crisis.

Por su parte Chile sigue siendo uno de los países de más injusta distribución del ingreso en el planeta. El endeudamiento de los hogares crece a un ritmo desenfrenado con relación  a los salarios, y por nuestra parte nosotros seguimos insistiendo en que no es posible construir un país rico con una población pobre, a la que en un gesto de dudosa magnanimidad se le distribuyen bonos como una limosna que se entrega al salir de la iglesia.

Las sustanciales reformas que proponemos en caso de llegar al gobierno arrancan de este análisis. El crecimiento basado esencialmente en los mercados externos ha mostrado sus límites en el mundo entero. El único plan de reactivación económica digno de ese nombre y que ha tenido resultados tangibles es el que ha llevado adelante la República Popular China, que ha puesto el énfasis en el desarrollo del consumo interno.

No otra cosa sugirió Keynes al enfrentar la Gran Depresión de los años treinta. En estos días, aparte citar su nombre escribiéndolo con faltas de ortografía, el ministerio de Hacienda se viste con los perendengues de un keynesianismo de utilería, sin modificar nada que pudiese sustentar un cambio de orientación económica.

Como dijo Gabriel Valdés, quienquiera que sea elegido presidente lo va a tener crudo.

De modo que nuestras propuestas apuntan a una significativa redistribución del ingreso en Chile, a consagrar nuestros recursos a la actividad productiva en vez de esterilizarlos en bonos del Tesoro de los EEUU, a la recuperación de nuestras riquezas básicas y comenzando la renacionalización del cobre. Ya en los siglos XVIII y XIX los economistas sabían que el “ahorro empobrece y que la inversión productiva enriquece”. Y esos economistas no eran más idiotas que los de ahora.

Una reforma tributaria debiese corregir la terriblemente injusta carga de impuestos que pesa esencialmente sobre los hogares más modestos. Este hecho ya fue denunciado por Ricardo Lagos al llegar al gobierno el 2001, cuando pronunció una frase para el bronce en la apertura del XXVI Congreso del PSCh: “No quiero vivir en un país en el que los pobres pagan más impuestos que los ricos”. Pero el mismo Ricardo Lagos, que parece padecer de Alzheimer, se encargó de empeorar la situación aumentando el IVA, impuesto que le procura al Estado algo más del 50% de los recursos tributarios, mientras en los países de la OCDE ese tributo cuenta solo por un 16 o un 17%.

También estamos convencidos de la necesidad de revisar las políticas de exenciones tributarias injustificadas que favorecen esencialmente al gran capital y a los privilegiados, y que en el proyecto de presupuesto del 2010 en trámite en el Congreso suman U$ 8.145 millones, o sea un 20% del gasto efectivamente previsto.

Creemos necesario impulsar decididamente la pequeña y mediana empresa favoreciendo el acceso al crédito, eliminando el abuso de las instituciones financieras. Si en Francia una tasa de interés superior al 6,72% anual es considerada usurera, el crédito más barato del Banco que fue del Estado a las PYMES está en torno al 27% anual. Para las pequeñas empresas es imposible alcanzar niveles de rentabilidad del 35 al 40% para pagar el crédito y ganar algo, a menos que se dediquen al lucrativo negocio de la droga. O al crédito usurero, como hace un sistema financiero que en Chile tiene patente de corso.

Por otra parte, las PYMES deben tener acceso a una parte sustancial de los proyectos financiados con dinero público tal como se practica por ejemplo en los EEUU.

La participación del sector público en la actividad económica le debe ser restituida al Estado de Chile por medio de una Constitución que le devuelva al país su carácter de República democrática. En esa tesitura, la democratización de los gobiernos regionales, un vasto proceso de descentralización como los que tuvieron lugar en España, en Francia y en otros países avanzados, nos parece un objetivo primordial para que las decisiones económicas que afectan la vida de millones de ciudadanos se tomen allí donde se vive cada problema, y no en la oficina de un burócrata instalado en Santiago.

La creación y el desarrollo de instituciones financieras regionales con participación pública debiese, junto a un Banco del Estado rescatado de la fiebre mercantil y el lucro desmedido a corto plazo, facilitar el acceso al crédito y a las fuentes de financiamiento.

He ahí las grandes líneas de lo que queremos hacer y que cae tan lejos del continuismo de nuestros contrincantes. Esa es la ambición que tenemos para Chile y los chilenos, un futuro que ni cae del cielo, ni es el fruto de lo que nuestros amigos brasileños llaman “Conversa de vendedor”.

Comparado con esta ambición para Chile, el cacareo a propósito de la eficiencia del Estado, que viene precisamente de quienes se han encargado de reducirlo a su mínima expresión, nos parece una especie de gigantografía detrás de la cual se oculta el propósito de eternizar el modelo económico injusto y depredador que prevalece hasta hoy.

De ahí que cuando quienes preparaban este Foro me solicitaron una frase para ilustrar nuestra visión del porvenir, me permitiese citar al filósofo francés Gaston Bachelard, para quién “El futuro no es lo que viene, sino lo que nosotros vamos a hacer”.

Muchas gracias, por su amable atención.

Luis CASADO
Intervención en representación del candidato de la Izquierda Jorge ARRATE en Foro “Perspectivas económicas 2010” de la Cámara Alemana de Comercio Santiago de Chile – 11 de noviembre de 2009

Comenta con ayuda de Facebook(*) (Habilitado el 11 de diciembre del 2009): ¡OJO! Se puede comentar escribiendo un mail (no se muestra es solo para validacin) o con cuenta de Facebook.


(*)Algunas versiones de Internet Explorer bloquean esta herramienta social, sugerimos navegar con Firefox, Safari, Opera, Chrome u otro navegador web para hacer y leer los comentarios



1.195.558 lecturas en total tienen las 471 columnas de Luis Casado con 2.538 lecturas en promedio por columna
Columnas de Luis Casado
2017-08-07
El modelo democrático Vaticano
2955 lecturas

2017-08-03
Venezuela in chaos - What the world should do
3690 lecturas

2016-08-12
Lógica implacable
3783 lecturas

2016-08-02
La payasada de los "stress tests"
2024 lecturas

2016-06-24
Great Britain quits… So what?
2791 lecturas

2016-05-25
Reforma laboral
2940 lecturas

2016-05-18
Vivimos en un mundo peligroso
2878 lecturas

2016-05-16
Las mentadas clases medias
2641 lecturas

2016-05-03
La triste verdad…
2584 lecturas

2016-04-15
SOS: la teoría económica se muere
1451 lecturas

2016-04-14
Pesimismo en el FMI ¿Es grave Doctor?
2651 lecturas

2016-01-16
Problema de etiqueta
2987 lecturas

2016-01-06
De la dificultad de nacer. La previsible evolución del jaguar sudamericano
3305 lecturas

2015-12-24
Dime quién es tu ministro de Hacienda y te diré quién eres
2721 lecturas

2015-12-15
La saga de las tasas de la FED
2836 lecturas

2015-12-09
Francia: Desastres anunciados
2747 lecturas

2015-12-07
Los eminentes FDR
2786 lecturas

2015-12-04
The revolving crisis
2711 lecturas

2015-12-03
Jugando a los arúspices
2885 lecturas

2015-12-01
SOS Argentina: el mensaje a los mercados
2840 lecturas

2015-11-18
Era bueno el asado…
2739 lecturas

2015-11-12
La virguería de los PPP
3023 lecturas

2015-10-20
El curro: retorno al futuro
2932 lecturas

2015-10-14
El gran lupanar
2855 lecturas

2015-10-05
Vamos p’atrás
2820 lecturas

2015-09-24
Deutsche Qualität
2789 lecturas

2015-09-22
El corazón partío...
2737 lecturas

2015-08-31
Suelten a Bachelet...
2962 lecturas

2015-08-29
Missing
2806 lecturas

2015-08-24
¿Cuál es más peligroso?
2991 lecturas

2015-08-22
The revolving crisis
2862 lecturas

2015-08-16
Todo es mercancía
2701 lecturas

2015-07-15
La derrota de Grecia, derrota de Europa
2876 lecturas

2015-07-14
Un entierro de primera clase
2917 lecturas

2015-07-13
Lecciones de negociación
1311 lecturas

2015-07-10
La persistencia en el ser
3070 lecturas

2015-07-01
La injusticia tarda, pero llega
2820 lecturas

2015-06-30
Grecia: derrame de hipocresía
2771 lecturas

2015-06-25
Molôn labé (μολὼν λαβέ)
2848 lecturas

2015-06-22
Los consejos de Machiavelli
2854 lecturas

2015-06-20
Nein! Griechenland wird nicht deutsch sein!
2847 lecturas

2015-06-18
Grecia: el problema no es Varoufakis
2920 lecturas

2015-06-01
Julio, la araña y el horario
2944 lecturas

2015-05-29
Terremoto en España
2843 lecturas

2015-05-24
Friedrich II der Große y el molinero
2914 lecturas

2015-05-20
Me llamó Piero
2914 lecturas

2015-05-12
Formalidad, formalismos y formalizados
1494 lecturas

2015-05-06
Eduardo Engel y el milagro de la sanación
2889 lecturas

2015-05-04
Yo trabajo…
2752 lecturas

2015-04-29
La incubadora
2989 lecturas

2015-04-27
El gato de Alicia
2908 lecturas

2015-04-08
Esos polvos trajeron estos lodos
2908 lecturas

2015-04-07
Una distancia grande, como el mundo
3014 lecturas

2015-04-06
Economía real vs economía virtual
2904 lecturas

2015-04-02
Who’s paying the bill?
3040 lecturas

2015-03-24
La gota que desborda el vaso
2876 lecturas

2015-03-17
La gota que desborda el vaso
3152 lecturas

2015-03-16
Oscar y El Yeco
3104 lecturas

2015-03-15
Selon que vous serez puissant ou misérable…
1514 lecturas

2015-03-09
La aguda visión de la Justicia
3015 lecturas

2015-03-05
Hace falta un Míster
2995 lecturas

2015-03-02
De sofismas, cinismos y perversiones
3203 lecturas

2015-02-26
Es dulce ser despreciado por los capullos
3249 lecturas

2015-02-24
En la confianza está el peligro...
3093 lecturas

2015-02-23
No hemos inventado nada
3327 lecturas

2015-02-21
Soberanía
3236 lecturas

2015-02-15
Bancos, fraude fiscal e hipocresía
3583 lecturas

2015-02-04
Leyes reversibles
3659 lecturas

2015-01-30
La pasión Piketty III
3451 lecturas

2015-01-28
Grecia: “A la hora señalada”
3370 lecturas

2015-01-27
La pasión Piketty II
3311 lecturas

2015-01-25
Europa se prepara a la victoria de Syriza
3411 lecturas

2015-01-22
La pasión Piketty
3445 lecturas

2015-01-18
La imagen, Georg Baselitz y los profetas
2000 lecturas

2015-01-14
La excepción francesa
3254 lecturas

2015-01-12
PENTA: ¿dónde está la novedad?
1864 lecturas

2015-01-08
With a little help from my friends
3176 lecturas

2015-01-07
Je suis Charlie (Yo soy Charlie)
3431 lecturas

2015-01-05
¿Mercado del trabajo, o trabajo del mercado?
3145 lecturas

2014-12-31
¡Socorro... Vuelven los rojos!
3278 lecturas

2014-12-29
La curva de Kuznets, San Mateo y la parte del león
3351 lecturas

2014-12-23
Piñera: profesor Ciruela
3263 lecturas

2014-12-18
¿Patria o Muerte? O nos hundimos en el precipicio...
3299 lecturas

2014-12-17
Las güenas malas…
3549 lecturas

2014-12-09
Capital político
3235 lecturas

2014-11-20
Se necesita economista, tratar aquí
1790 lecturas

2014-11-03
No es pura coincidencia…
3603 lecturas

2014-10-27
De nuevo la diarrea... (y el virus Ébola no tiene na’ que ver...)
3531 lecturas

2014-10-25
Mon Dieu comment suis-je tombée si bas?
1871 lecturas

2014-10-10
Nicolas Rolin
3640 lecturas

2014-09-30
We, the People...
1928 lecturas

2014-09-13
Chile... ¿paraíso del “terrorismo”?
3791 lecturas

2014-09-12
La prensa internacional exulta... “El sector financiero brasileño apoya a la candidata presidencial Marina Silva”
3556 lecturas

2014-09-02
El blablá que bajo otros cielos llaman cháchara
3644 lecturas

2014-08-19
Yo soy el descueve (y es poco decir...)
3637 lecturas

2014-08-04
CODELCO: entre latrocinios y recapitalización
2185 lecturas

2014-07-22
Deus ex machina
2156 lecturas

2014-07-19
La reforma tributaria de Andrés
1929 lecturas

2014-07-14
Cómo hacer tortillas sin quebrar huevos (sin juego de palabras...)
2401 lecturas

2014-06-30
Oh... Boy!
2031 lecturas




Hay 23 usuarios visitando www.generacion80.cl

ltimas Columnas
Vengo de un pueblo pequeño... que se llama Til Til por Vólker Gutiérrez
Tierra: medio siglo de la Ley de Reforma Agraria por Manuel Riesco
2016, Venezuela en la encrucijada. La grave crisis económica, social y política por Orlando Caputo
La Codelco de Eduardo Engel por Julián Alcayaga
Venezuela: crisis para todo uso por Ángel Saldomando
Otras noticias
2017-08-01
LUN DESTACA INVESTIGACIÓN EN FUSIÓN NUCLEAR DE LA CChEN
2017-07-27
CONMEMORAN LOS 50 AÑOS DE LA TOMA DE LA UC
2017-07-26
OFICIALIZAN LA POSTULACIÓN DEL FÍSICO LEOPOLDO SOTO NORAMBUENA