Columnas
2010-03-03
2004 lecturas

Ricardo Candia
especial para G80

Terremoto en Chile: inconvenientes trizaduras subdesarrolladas

Agotados de mirarse al espejo, el terremoto del 27/03 desconcertó a los que no pierden oportunidad de avisar que el Chile desarrollado está a la vuelta de la esquina. El gobierno no es el culpable del terremoto, pero sí es responsable de no haber reaccionado a tiempo. A cuatro días del desastre, se avisa que la ayuda va en camino.  

Que los vecinos no hayamos tenido manera de comunicarnos con los nuestros es explicable. Pero que el gobierno haya quedado aislado del país afectado es inconcebible. De qué vale tener decenas de mordernos F 16 si en caso de una conflagración el mando estará incomunicado de sus unidades tácticas y estratégicas. En el siglo de las comunicaciones, el gobierno queda sin comunicación con la segunda ciudad en importancia del país. 

La discusión semántica y técnica respecto de si tsunami o terremoto de los comunes, demoró decisiones vitales. La evaluación de los ministros respecto de la situación tomó tanto tiempo que unidades especializadas en rescate listas a emprender el vuelo, debieron esperar un tiempo precioso antes que se dispusiera su envío. Había que evaluar. 

Hoy, a cuatro días de la tragedia se informa que barcos navegan con alimentos, agua, materiales y maquinaria. Para cuando el terremoto de Haití, las autoridades hinchaban su pecho para decir que en menos de veinticuatro horas, Chile, humanitario y solidario, había hecho llegar, de los primeros, su ayuda humanitaria a esa devastada tierra. 

Lo que puede sonar a crítica estéril tiene un propósito más allá de dejar en evidencia la ineptitud de ciertas autoridades. Botar un poco la bronca. 

El subsecretario del Interior, entrevistado por la televisión, montó el cólera al preguntársele por la demora en la entrega de ayuda. Cómo si le urticara que los canales de televisión dieran cuenta, desde el sitio de los sucesos, lo que es evidente para todos: que otra cosa es con guitarra.  
La gente común no sólo debe sacudir el polvo de sus casas destruidas, debe además, sufrir los estragos de los saqueos generalizados. Esta vez no se trata de las barras bravas enfrentándose como estúpidos por los colores amados. Se trata de un estallido social larvado que ocupa malamente los estragos de un drama tremendo para hacerse ver. Terremoto social, han dicho con profusión y certeza muchos por distintos medios. Da la impresión que no sólo libera energía la placa de Nazca y su eterno enfrentamiento con la Sudamericana, sino que los ganadores de siempre enfrentados con los siempre perdedores. Por la vía del muy democrático sentido del resentimiento.  
Da la impresión que se libera parte del alma chilena profundamente trastocada en treinta y cinco años de machacar un individualismo que se olvidó de la solidaridad. Un tercio de siglo en que hizo mella el laissez faire, aplicado desde la cama al cementerio, por los constructores de malos edificios y buenos y negocios.  
Muchos recordarán la reacción de las antiguas organizaciones de trabajadores y de estudiantes para las catástrofes que de tanto en tanto se ensañan con esa castigada tierra. Al hacerlo, deberán tener en la memoria los contingentes de voluntarios que se movilizaban para atender las necesidades inmediatas de las víctimas. Recordarán cómo los artistas de entonces, solidarios, sin marearse aún por el vendaval de luces y estrellitas, llegaban donde los más afectados con su palabra, su canto de aliento y esperanza.  
Hoy les ganó la baza la Teletón. El desfile de luciérnagas en paños menores, la farándula holgazana, ocupara los espacios de la televisión para juntar millones que serán destinados a misteriosos pagos. En esta pasada de la naturaleza hemos podido ver un cadáver anterior al terremoto: la solidaridad, la organización del pueblo, su sentido de clase, su alma sufriendo por el que sufre, su mano abierta. No hay largas colas de voluntarios para marchar al sur.  

Las organizaciones de estudiantes siempre se dispusieron al trabajo voluntario en caso de catástrofes naturales y de las otras. Una vez atendido los heridos y removidos los escombros, levantaban sus banderas y seguían la lucha. Hoy, las organizaciones de trabajadores, qué tanto hicieron en la historia de este país, brillan por su ausencia. Se las llevó el maremoto del modelo social afinado por veinte años de Concertación y las organizaciones de vecinos, los sindicatos, las federaciones, la centrales, el tejido social, férreo, solidario, combativo, no existen.  

Salvo la notable iniciativa de la FECH, el pueblo desmovilizado hasta la insensibilidad, se conforma con putear mirando la tele. Los llamados a la solidaridad activa de las organizaciones de los trabajadores portuarios y pescadores artesanales, se pierden entre las noticias de la tragedia. 

Este país cuasi desarrollado que la Concertación construyó con ahínco, ha dejado ver su lado pobretón y tercermundista. Los atrapados por el concreto del edificio de Concepción, no se diferencian en mucho con relación a aquellos que fueron aplastados por los adobes del caribe. Ambos son cadáveres que deberán ser llorados por sus deudos y devueltos a la tierra. Unos fueron muertos por pobreza, otros por el relumbre de algo parecido a la riqueza pero que es un oropel que encubre el oro falso de un discurso repetido.  
En el tráfago de la primera hora, algunos olvidarán que las autoridades dijeron no a los ofrecimientos de ayuda extranjera con el argumento de no tener claro qué se necesitaba. Ahora ya se sabe, pero es tarde. Bien entrenados equipos taiwaneses, mexicanos y de otras nacionalidades ofrecieron su experiencia para salvar personas atrapadas, pero se les dijo que no a la espera de saber qué había pasado.  

Quien haya prendido la televisión desde el primer momento, se habrá dado cuenta que periodistas de muchos medios en pocas horas ya estaban en los lugares azotados por el tsunami, haciendo despachos en vivo y dando cuenta de la grave situación. Uno se pregunta si las autoridades no miraban la tele. Y uno se pregunta también, si pudieron llegar los periodistas y sus equipos, por qué no lo podía hacer la gente del ministerio del interior o de alguna otra autoridad.  

Cunde el rumor de que la Armada estaría siendo acusada por el Ministro de Defensa de no haber efectuado el aviso de tsunami, sólo para encubrir otra ineptitud inexcusable. La Marina dice que sí lo habría hecho mediante fax. La pelea subsiguiente por quién es el irresponsable, no devolverá la vida a quienes fueron arrastrados por el mar y que podrían haberse salvado si las alarmas hubieran cumplido su cometido. 

Hace muchos años que se habla que la llegada de un terremoto big y su socio el tsunami. Se han hecho simulacros, definido áreas seguras, constituido comités y equipos. Casi fusilan a unos tipos que hicieron en un video un simulacro en que Valparaíso era afectado por una catástrofe parecida. Nada sirvió. 
Parece que Chile dista de ser el país desarrollado que se vende en el exterior. Por lo menos, habrá  que reconocer que el desarrollo es también binominal, es decir, hay un desarrollo para ricos y otro para el resto.  

Pronto habrá que enfrentar la reconstrucción. Como siempre, el peso de esa inmensa labor recaerá en los hombros de los trabajadores. La incertidumbre que genera un próximo gobierno de los empresarios y millonarios, agrega mucha más oscuridad al panorama inmediato. Es difícil que las cosas vayan a ser tan distintas, si se considera que desde el 11 de marzo y por cuatro años, gobernarán los autores y compositores de la marcha neoliberal. Atrás quedará el recuerdo de los intérpretes de los últimos veinte años. 
Tanto el fin de la Concertación como el comienzo de la derecha en el gobierno, no será de un recuerdo grato. Algo en la naturaleza nos dice que la cosa no aspecta bien. Ni nuestro país, ni el maltratado mundo que se ahoga por la economía de mercado que lo estrangula y le quita el aire. 

Que hemos salido de situaciones peores, no le pone ni le quita. La buena onda y la esperanza incluida en esa afirmación, esconde también una especie de fatalismo superior. La aceptación de lo que venga, total, como somos duros de cabeza, lo superaremos.  

A ver si un día nos rebelamos ante tanta tragedia y decidimos cambiar de criterio y aceptar como destino sólo algo que se parezca a la felicidad y que los terremotos, tsunamis y otras calamidades sean en el futuro porque la tierra lo quiere y no porque gandules ambiciosos la llevan al cataclismo final, más encima sin que hagamos nada para impedirlo.

Ricardo Candia Cares

Terremoto y tsunami en Chile #terremotochile


Comenta con ayuda de Facebook(*) (Habilitado el 11 de diciembre del 2009): ¡OJO! Se puede comentar escribiendo un mail (no se muestra es solo para validación) o con cuenta de Facebook.


(*)Algunas versiones de Internet Explorer bloquean esta herramienta social, sugerimos navegar con Firefox, Safari, Opera, Chrome u otro navegador web para hacer y leer los comentarios



181.674 lecturas en total tienen las 109 columnas de Ricardo Candia con 1.667 lecturas en promedio por columna
Columnas de Ricardo Candia
2016-08-08
La derrota cotidiana del pueblo y la riqueza de los conversos
2458 lecturas

2016-07-28
Siempre es 26 de Julio
1597 lecturas

2016-06-21
¡Vivan los estudiantes!
711 lecturas

2016-06-14
Cuando las cosas comiencen a cambiar….
958 lecturas

2016-05-28
La Moneda bajo ataque
1180 lecturas

2016-05-26
La inhibición de carabineros, según Michelle
1038 lecturas

2016-05-18
La cuentas de Carolina
1213 lecturas

2016-05-17
Proceso constituyente: la última aporía del sistema
1147 lecturas

2016-05-12
El niño símbolo
928 lecturas

2016-05-11
¿Somos todos Chiloé?
954 lecturas

2016-05-06
Un país que se pudre
955 lecturas

2016-04-20
Hombre en la medida de lo posible
872 lecturas

2016-04-12
La trampa de los procesos constituyentes
1029 lecturas

2016-04-06
La agenda represiva de Michelle Bachelet
875 lecturas

2016-03-14
La policía de un país decente
884 lecturas

2016-03-09
El mal humor de la izquierda
1071 lecturas

2016-01-21
Esa cosa fea llamada Tarud
1213 lecturas

2015-06-08
Debe ser revisada toda la legislación sospechosa de haber sido comprada
1048 lecturas

2012-08-11
La violencia la pone el sistema, ctm...!!
1151 lecturas

2011-04-29
Todo tiempo tiene su Chico Peña
1695 lecturas

2011-01-11
La revolución de la derecha
1517 lecturas

2010-12-15
Los restos que flotan cerca del naufragio y el PC
1361 lecturas

2010-10-14
La fama es emífera, el dinero también
1355 lecturas

2010-09-25
Los poderosos exterminarán el planeta
1395 lecturas

2010-09-16
Apostillas a la nota de don Hernán Rivera Letelier
1417 lecturas

2010-09-04
La mala suerte del populacho
1256 lecturas

2010-09-01
Teología
1309 lecturas

2010-08-28
El peligro del terrorismo en Chile
1397 lecturas

2010-08-20
Los estudiantes no se rendirán
1336 lecturas

2010-08-12
El senador Walker y su cruzada contra Cuba
1334 lecturas

2010-08-11
Mineros víctimas de la codicia
1546 lecturas

2010-08-05
Los cubanos y los mapuche
1376 lecturas

2010-07-15
La pobreza, la indigencia y todo lo demás es culpa de los mismos de siempre
1369 lecturas

2010-07-10
Todos somos Bielsa. O por lo menos, los que se la puedan
1357 lecturas

2010-07-09
Cuba en la mira de los de siempre y los de ahora
1430 lecturas

2010-07-07
Si quieres un sistema de transporte digno, no pagues el pasaje
1346 lecturas

2010-06-24
El gobierno dejó ver su desprecio por la Agrupación de Detenidos Desaparecidos
1420 lecturas

2010-06-23
La cultura y la delincuencia
1552 lecturas

2010-06-19
Para construir un país, es preciso primero soñarlo
1474 lecturas

2010-06-11
Un hombre muere en la sala de espera de un hospital
1412 lecturas

2010-06-03
Equilibrios, volteretas y arcángeles
1497 lecturas

2010-05-29
La cultura de la derrota de la izquierda chilena
1731 lecturas

2010-05-19
El turno del ofendido
1589 lecturas

2010-05-12
El video del 27 de febrero
1549 lecturas

2010-05-06
El pueblo agradecido, a sus benefactores...
1610 lecturas

2010-05-04
El schok y la impunidad
1471 lecturas

2010-04-29
La DC al Gobierno de Piñera y el PPD y el PS un solo partido, entre otras réplicas
1718 lecturas

2010-04-23
Desconcierto e insensibilidad post traumáticas
1475 lecturas

2010-04-14
Cónclave intrascendente
1673 lecturas

2010-04-06
Diputado Teillier en gira con Piñera
1989 lecturas

2010-04-02
Autocríticas, ¿para qué?
1490 lecturas

2010-03-27
Con Cuba siempre
1550 lecturas

2010-03-23
Senadores chilenos en la campaña anti cubana
1658 lecturas

2010-03-19
Terremoteados por obra de la naturaleza. Perdedores y desorganizados, por obra y gracia de la Concertación y de otros más
1642 lecturas

2010-03-12
Terremoto en Chile: la ira de los propietarios y el aprendizaje vicario
1679 lecturas

2010-03-06
Terremoto en Chile: cosas que oculta y otras que devela
2245 lecturas

2010-03-05
Terremoto en Chile: El país seguirá siendo el mismo
1755 lecturas

2010-03-03
Terremoto en Chile: inconvenientes trizaduras subdesarrolladas
2005 lecturas

2010-03-01
Terremoto en Chile: Burundi, los ineptos y la propiedad privada
1898 lecturas

2010-02-16
Vueltas de chaqueta y de carnero
1646 lecturas

2010-01-23
Se viene el estallido
1718 lecturas

2010-01-16
Para qué ha servido el maldito voto nulo
1739 lecturas

2010-01-13
El que nace barrigón es al ñudo que lo fajen
1965 lecturas

2010-01-06
Perdedores profesionales se necesitan con urgencia
1817 lecturas

2009-12-24
Carta abierta al que no quiere votar por Frei
2080 lecturas

2009-12-23
Un fantasma recorre Chile
1876 lecturas

2009-12-18
Harboe y Cardemil, diputados por Santiago
1833 lecturas

2009-12-17
Ganan todos y pierden los de siempre
1669 lecturas

2009-12-12
De error en error hasta la victoria final
1680 lecturas

2009-12-08
Respecto de una carta abierta a Pablo Milanés
1686 lecturas

2009-12-04
Candidatos de izquierda y candidatos de la izquierda
1813 lecturas

2009-11-27
Homosexuales y maricones
2059 lecturas

2009-11-24
Carta a Pablo Milanés
2150 lecturas

2009-11-12
Las fotografías de campañas y Pavlov
1721 lecturas

2009-11-11
Un silencio inmoral en el debate
1956 lecturas

2009-10-27
Dios salve a la reina
1724 lecturas

2009-10-22
Cambios de última hora
1782 lecturas

2009-10-10
Salitre 2009
1872 lecturas

2009-09-25
Inscripciones, plazos, exclusiones y chistes
1875 lecturas

2009-09-24
El ministro Vidal entre ruido de sables y rugidos de F-16
1887 lecturas

2009-09-23
Los otros hombres, ¿dónde están?
1792 lecturas

2009-09-22
La izquierda binominal
1830 lecturas

2009-09-04
Cadena nacional
2070 lecturas

2009-09-02
Los fusilamientos de Vidal: ¿y por qué no?
1857 lecturas

2009-09-01
Los honorarios de los represores
1709 lecturas

2009-08-28
De Caupolicán a Bachelet
2164 lecturas

2009-08-21
La colusión y los estúpidos
2049 lecturas

2009-08-20
Olor a facho en La Moneda
2005 lecturas

2009-08-15
Asesinato en Malleco
1989 lecturas

2009-07-30
Sigue la guerra contra el pueblo mapuche
1979 lecturas

2009-07-23
La izquierda desvanecida
1851 lecturas

2009-07-22
Derecho a reunión y derecho a rebelión
2071 lecturas

2009-07-20
El espejo quebrado
2478 lecturas

2009-07-15
Edwards y los candidatos
1847 lecturas

2009-06-17
Anarquistas
2063 lecturas

2009-06-14
El rey León y la teoría del caos
1882 lecturas

2009-05-14
La infancia sub prime
1819 lecturas

2009-05-13
El virus AN1H1 y las otras pestes
2723 lecturas

2009-05-02
La culpa no la tiene el chancho, sino el que le da el afrecho
2002 lecturas

2009-04-29
Jorge Arrate es el candidato de una parte de la Izquierda
2084 lecturas




Hay 49 usuarios visitando www.generacion80.cl

òltimas Columnas
Vengo de un pueblo pequeño... que se llama Til Til por Vólker Gutiérrez
Tierra: medio siglo de la Ley de Reforma Agraria por Manuel Riesco
2016, Venezuela en la encrucijada. La grave crisis económica, social y política por Orlando Caputo
La Codelco de Eduardo Engel por Julián Alcayaga
Venezuela: crisis para todo uso por Ángel Saldomando
Otras noticias
2017-08-01
LUN DESTACA INVESTIGACIÓN EN FUSIÓN NUCLEAR DE LA CChEN
2017-07-27
CONMEMORAN LOS 50 AÑOS DE LA TOMA DE LA UC
2017-07-26
OFICIALIZAN LA POSTULACIÓN DEL FÍSICO LEOPOLDO SOTO NORAMBUENA