Columnas
2010-03-11
6107 lecturas

Arturo Alejandro Muñoz
especial para G80

Fracasada la mitomanía economicista del duopolio, Chile descubre que se asemeja más a Perú y Paraguay, que a España y Australia

Y a empezar de nuevo...pero ojalá esta vez lo hagamos como debe ser. No más quietud de ovejas ante el incremento de la brecha económica, el saqueo de nuestros recursos naturales y la depredación de nuestra hermosa pero delicada geografía

HACE MUCHOS AÑOS, en la universidad, un profesor ejemplificaba los conceptos ‘mitomanía-mitómano’ con un corto relato respecto de un individuo mentiroso que comenzó a gritar en una esquina de su pueblo que un OVNI había aterrizado en el cerro cercano. A los pocos minutos una multitud corría ansiosa cerro arriba para presenciar el arribo de la máquina alienígena. Incluso los periodistas del diario local pasaron presurosos por un costado del hombre de las mentiras, el que con cara de sorpresa concluyó que sí, que era cierto: un OVNI había llegado al pueblo, por lo que de manera entusiasta y muy convencido de la realidad del fenómeno se sumó a la multitud.

Mitomanía: manía de decir mentiras y/o contar cosas fabulosas inexistentes…pero esta manía, al profundizarse, se transforma en enfermedad y el individuo llega a creer que sus mentiras son ciertas.

He comenzado este artículo con un simpático ejemplo de mitomanía expresamente para poner el dedo en la misma llaga que el megaterremoto develó, sacando a plena luz una realidad dolorosa la cual había estado escondida tras las falacias propagadas –interesadamente- por los principales dirigentes de la sociedad chilena, incluyendo por cierto a dueños de medios de comunicación, empresarios y políticos (en este último caso, el asunto se refiere exclusivamente a los políticos del llamado ‘duopolio binominal’, es decir, Alianza y Concertación).

A lo largo y ancho de estos últimos diez años hemos venido escuchando –casi majaderamente- que el nuestro es un país que se encuentra “a las puerta del desarrollo”, y para ejemplificar el aserto, las autoridades, los políticos del duopolio y el empresariado, así como los especialistas en economía que escriben en los diarios ‘oficiales’ de la república (ergo, en las cadenas Emol y Copesa), han recurrido una y mil veces a las odiosas comparaciones con las naciones que están –al igual que nosotros- dentro del mismo patio trasero norteamericano.

Que crecemos anualmente sobre el 4%; que nuestro PIB es uno de los mejores y más sólidos de Latinoamérica; que presentamos enorme seguridad política y financiera para los inversionistas extranjeros; que tenemos tratados de libre comercio con cien países, incluyendo a las potencias económicas; que vamos a la cabeza del avance tecnológico en la región; que los indicadores de pobreza señalan nuestra pronta salida del mundo tercermundista e ingreso al primer mundo; que poseemos uno de los mejores ingresos per cápita de América toda; en fin…que somos el descueve y que difícilmente dejaremos de serlo.

Bueno, eso nos dijeron durante más de una década, y muchos chilenos creyeron a pie juntillas las falacias y fantasías que los gobiernos de turno -y los empresarios perennemente avaros- tuvieron a bien machacar y machacar a través de la televisión y de la prensa escrita derechista (en este caso, toda la prensa).  
 
De nada sirvió demostrarle al país que los indicadores oficiales (como por ejemplo la CASEN 2006) eran fraudulentos, viciados por los intereses de los grupos económicos dominantes que pertenecen y/o representan a las grandes transnacionales.

De nada sirvió demostrar a la nación que los índices de pobreza real superaban el 30%, muy distante del mentiroso 13% que todavía esgrime el gobierno de la Concertación y aplaude la ‘oposición’ derechista. De nada sirvió dejar en claro que el 70% de nuestro cobre se encuentra en manos privadas, las que pagan un impuesto risible de 6%, y que en los últimos ocho años se han embolsicado la friolera de US$120.000.000.000 (ciento veinte mil millones de dólares), y que no sólo se llevan el molibdeno y la plata (adheridas al cobre) sino también utilizan el 60% de los recursos hídricos de la zona donde una minera explota nuestro suelo para extraer el mineral rojo, el que ni siquiera es refinado  en nuestro país.

Todo ello de nada sirvió  porque quienes criticamos tales asuntos jamás tuvimos el crédito de la gente…hasta que la naturaleza se hizo cargo de la situación y las sábanas de la falsía oficial cayeron al suelo, desnudando la cruda y dura realidad, esa misma realidad que mostraron las cámaras de la televisión internacional obligando a nuestros canales criollos a seguir sus pasos para no hacer el ridículo ni quedar como enfermizos mentirosos ante la opinión pública mundial.

Con el megasismo de 8,8º  Richter el oropel y el papel plateado con los que se cubría al país se vinieron abajo fácilmente. Fue entonces que el verdadero Chile asomó  su cara real. Miles de casas añosas -levantadas económica y miserablemente a base de barro, paja y tabique liviano-, se desplomaron como castillos de naipes dejando ver la pobreza de sus interiores y la vejez de sus deteriorados mobiliarios.  
 
Frente a lo que alguna vez fueron los frontis de esas viviendas, haciendo guardia a los retazos que perdonó el sismo, cientos de ojos asustados, de rostros fatalistas y labios balbuceantes, parecen suplicar a la divinidad  celestial un perdón que en realidad no corresponde a nada etéreo, ya que la situación de desamparo y de futuro incierto se desglosa básicamente de la pobreza enclaustrada en una tarjeta plástica, la cual no pudo (ni jamás podría) sufragar mejoras sustanciales en la calidad de la construcción y, además, pagar una ubicación de mayor plusvalía general y no aquella –popular y dantescamente insegura en términos físicos- que se ubica  en los márgenes del peligro.

Cuando el polvo de cerros, pampas y callejones volvió a asentarse sobre la corteza terrestre y el sol iluminó nuestro suelo horas después de aquella fatídica madrugada de sábado, los chilenos pudimos comprobar –a contrapelo y con los puños apretados- que éramos casi la nada misma como país, pues la mayor parte de lo que existe en nuestro territorio pertenece a entes extranjeros o a manos privadas... para Chile y su gente, nada, o muy poco.

No somos –en cuanto nación- propietarios del agua que baja de las montañas, ni tampoco  dueños de esas montañas, ni de los puertos, carreteras, puentes, bosques, energía eléctrica y tendidos eléctricos, ni de los minerales, bordes oceánicos, ni de la fauna marina. El país llamado Chile no es propietario de nada…algunas familias que habitan el lugar sí son dueñas del 60% de lo que en este territorio existe, pues el resto, el otro 40%, pertenece a empresas transnacionales a las que en verdad les importa un carajo la suerte y destino de quienes habitan esta república (nombre que de por sí parece que le está quedando demasiado holgado al Chile actual).

Desde hace 30 años importamos el 90% de los bienes económicos que utilizamos a diario. En estricto rigor ya casi no fabricamos nada, pues hace tres décadas comenzamos a surtirnos  con productos extranjeros, desde medicamentos y repuestos electrónicos hasta fósforos y vajillas. Nos dedicamos a explotar de manera inmisericorde nuestra propia pacha mama, arrancándole de su vientre los minerales, los frutos y hortalizas, los bosques y la fauna marina, para enviar todo ello al exterior permitiendo que unas pocas familias y empresas engorden económicamente hasta la morbidez.  
 
Como bien dije en un artículo escrito hace más de un lustro, Chile se convirtió en una nueva  Las Vegas dentro del continente; muchas luminarias, oropel,  farándula y fantasía…pero a la hora del arribo de los problemas, el país se percata de cuán débil y retrasado se encuentra.

Hoy, diez días después de acaecido el terremoto, la dirigencia política y empresarial no puede discutir una verdad tan enorme como la cordillera: la mitomanía les había carcomido el alma y el seso. Mintieron con descaro y creyeron en sus propias fantasías. Los remezones violentos de la tierra en la zona centro-sur del país, les trajeron de vuelta a la fría realidad.

¿Y nuestra inserción en la OCDE? ¿Y nuestra presencia en Haití y en la secretaría general de la OEA? Ello no muestra ni representa nada. Es inútil, es oropel. Hemos descubierto  que nos asemejamos más a Paraguay, Bolivia y Ecuador, que a España, Australia y Nueva Zelanda. La televisión internacional, desde la perspectiva del desarrollo global, nos ha ubicado lejos de Brasil y detrás de Argentina.  
 
¿Habremos de volver a la humildad de antaño, a ese provincialismo que nos caracterizó por siglos, pero que correspondía exactamente a la realidad, para desde ese punto reiniciar el camino?

Lo que está claro y resulta ineludible es que    deberemos  empezar de nuevo...pero ojalá esta vez lo hagamos como corresponde. No más quietud de ovejas ante el incremento de la brecha económica, el saqueo de nuestros recursos naturales y la depredación de nuestra geografía.  
 
Chile y su gente pondrá  el ‘ñeque’ necesario, como siempre…y por ello es recomendable  recoger la histórica frase con la cual, allá en Lisboa (Portugal) el día 10 de junio del año 1956, un chileno, Carlos Dittborn, emocionó a los fríos dirigentes de la FIFA (Federación Internacional de Fútbol Asociado): “porque no tenemos nada queremos hacerlo todo”.

Arturo Alejandro Muñoz

Terremoto y tsunami en Chile #terremotochile

Comenta con ayuda de Facebook(*) (Habilitado el 11 de diciembre del 2009): ¡OJO! Se puede comentar escribiendo un mail (no se muestra es solo para validacin) o con cuenta de Facebook.


(*)Algunas versiones de Internet Explorer bloquean esta herramienta social, sugerimos navegar con Firefox, Safari, Opera, Chrome u otro navegador web para hacer y leer los comentarios



1.592.542 lecturas en total tienen las 513 columnas de Arturo Alejandro Muñoz con 3.104 lecturas en promedio por columna
Columnas de Arturo Alejandro Muñoz
2017-08-03
El desorden del PS
1805 lecturas

2016-08-08
¿Qué quiere y para quién trabaja la Democracia Cristiana?
4139 lecturas

2016-08-02
La neo burguesía fiscal
4802 lecturas

2016-06-24
Chile vive hace años su propio “Brexit”
3242 lecturas

2016-06-20
El duopolio y sus alcaldes en comunas rurales, ¿ridículo… o ridículos?
2218 lecturas

2016-06-14
El enemigo no sólo es la derecha… es el sistema
2153 lecturas

2016-06-07
Cría cuervos... y la actual prensa canalla que siempre apoyaste te arrancará los ojos
2888 lecturas

2016-06-03
"Izquierdistas de orilla" en la Nueva Mayoría
2347 lecturas

2016-05-25
Ante un país en protesta, casta política apuesta al “mal menor”
1883 lecturas

2016-05-11
Redes sociales y prensa "oficial", ¿quién miente más?
2159 lecturas

2016-05-02
Trabajadores analizan nuevas formas de lucha
2228 lecturas

2016-04-29
Revoloteo en gallinero político confirma profundidad de la crisis
1699 lecturas

2016-04-26
¿Va a sufragar en octubre? Entonces lea esto
1857 lecturas

2016-04-21
¿El arte es de izquierda o sólo es arte sin apellidos?
1962 lecturas

2016-04-20
Tu generación y la mía unidas tras el mismo objetivo: Asamblea Constituyente
1927 lecturas

2016-04-12
Ese “centrino” llamado Patricio Aylwin Azócar
3407 lecturas

2016-04-05
Ese mal ejemplo político llamado Chile
1932 lecturas

2016-04-01
Democracia en reversa, dictadura perfecta
2011 lecturas

2016-03-14
¡¡¡A las municipales, a las municipales…!!!
2095 lecturas

2016-03-07
Graban conversación top-secret de dos sediciosos con un general
2124 lecturas

2016-01-20
Tarud, ¿parlamentario asertivo o simplemente bravucón?
2276 lecturas

2016-01-14
Gracias a mis miedos eres rico y estás libre
2197 lecturas

2016-01-11
Ya no hacemos ni haremos Historia
2051 lecturas

2016-01-06
Retazos olvidados para reconstruir una identidad política
2140 lecturas

2016-01-04
El último kilómetro
2188 lecturas

2015-12-13
La función terminó, a sacarse disfraces y caretas
2474 lecturas

2015-12-08
Izquierda latinoamericana sufre fractura en su columna vertebral
2337 lecturas

2015-11-30
No es por la democracia, es por otra cosa
2215 lecturas

2015-11-25
Neoliberalismo a la chilena se toma Argentina. ¿La culpa es del peronismo solamente?
2161 lecturas

2015-11-22
PDC, del éxtasis al regreso a sus raíces y al declive
2460 lecturas

2015-11-05
Que el populacho nos deje robar tranquilos, somos los jefes
2783 lecturas

2015-10-24
Iniciativa privada principal factor del desarrollo: mito empresarial
2896 lecturas

2015-10-21
Asamblea Constituyente: enemigo público número uno
2284 lecturas

2015-10-16
Mamihlapinatapai... en la administración comunal
2368 lecturas

2015-10-08
Señores parlamentarios, ustedes ya carecen de autoridad
2338 lecturas

2015-10-04
Pancho I, ¿pastor de algunos o capo de familia?
3553 lecturas

2015-09-25
La soberbia derrotada y la vanidad humillada
2489 lecturas

2015-09-21
Casos Wal-Mart y Felipe Kast certifican cuán débil es nuestra democracia
2343 lecturas

2015-09-08
Nuestra identidad nacional es la no-identidad
2626 lecturas

2015-08-31
Camioneros de Pinochet... raya para la suma
2541 lecturas

2015-08-27
No hay peor astilla que...
2254 lecturas

2015-08-24
El logro político de la corrupción y la estulticia
2274 lecturas

2015-08-21
Los temidos tres tercios anuncian regreso
1263 lecturas

2015-08-17
No hay tarugos para clavar la rueda de la Historia
2322 lecturas

2015-08-14
Sindicato Parlamentario, un proyecto posible
1418 lecturas

2015-08-09
La crisis política abrió las cloacas
1452 lecturas

2015-07-29
La UDI tiene su propio Ku-Klux-Klan
2702 lecturas

2015-07-23
La calva muerte busca siempre a los mejores
2930 lecturas

2015-07-14
Caso Stoulman-Pessa ¿podría comprometer a Augusto Pinochet Hiriart?
3565 lecturas

2015-07-10
Lo que nos ha enseñado el neoliberalismo
2588 lecturas

2015-07-09
En Chile no hay Bastilla, sólo hay Congreso Nacional
2315 lecturas

2015-07-02
La araña, la telaraña y la maraña
2303 lecturas

2015-06-24
Mirando Chile desde la otra banda
2456 lecturas

2015-06-17
¿Quo vadis, PS?
2333 lecturas

2015-06-15
La copa de la paciencia comienza a rebasarse
2265 lecturas

2015-06-08
Evaluación docente ¿Y el resto de las profesiones, qué?
2494 lecturas

2015-06-04
Este sofrito de democracia tampoco funciona
2650 lecturas

2015-06-01
Miro a Tonka y me reconozco abuelo
2775 lecturas

2015-05-29
Senador JP Letelier, me cuesta mucho creerle
2660 lecturas

2015-05-24
FFEE y el líder revolucionario “Fuenteovejuna”
2507 lecturas

2015-05-19
Soy columnista... no soy candidato, líder ni mago
2960 lecturas

2015-05-12
¡A los botes, o el retorno de los brujo$!
2457 lecturas

2015-05-07
¿Nuevo gabinete? ¡Aquí estoy!
2693 lecturas

2015-05-05
¿A cuál Democracia postulan derecha y empresariado?
2448 lecturas

2015-04-27
El pueblo no es corrupto ni traidor … ustedes sí
3407 lecturas

2015-04-21
Chile: La crisis existe, el sistema naufraga, ¿qué hacer?
2537 lecturas

2015-04-15
Andrés Zaldívar, la “Pimpinela Escarlata” del mega empresariado
3050 lecturas

2015-04-13
¿Son o no responsables los periodistas actuales de esta hecatombe política?
2618 lecturas

2015-04-07
Frente de mal tiempo tormentoso para el gobierno y sus socios derechistas
2729 lecturas

2015-03-28
No es desastre natural, es error humano
3271 lecturas

2015-03-24
Caso CAVAL comprometería a autoridades Región de O`Higgins
2708 lecturas

2015-03-21
Lo siento, pero la mejor cocina es la mía
3929 lecturas

2015-03-17
Todos corruptos... ¿también Michelle?
2629 lecturas

2015-03-15
¿Para quién trabaja realmente esa falsa izquierda oficial?
2726 lecturas

2015-03-06
Peloteros, pelotudos y "pelotehuenses"
2928 lecturas

2015-03-05
Venezuela 2015 no es Chile 1973
2552 lecturas

2015-03-03
Chile en la pitilla
2641 lecturas

2015-02-26
Políticos arrodillados ante el gran capital
2895 lecturas

2015-02-23
Goebbels le corrige la plana a los “honorables’ del Parlamento chileno
2872 lecturas

2015-02-17
El hijo de la jefa, “useful idiot” de Luksic
3652 lecturas

2015-02-13
Nueva tarea para los moralistas que censuran en La Moneda
3178 lecturas

2015-01-30
La UDI se enchula ¿Unidos por Ti? o ¿Unidos por Mí?
3289 lecturas

2015-01-28
Fidel, honor y gloria. Yo te saludo
3220 lecturas

2015-01-18
¡Ahora incluso la Derecha dice ser republicana!
3034 lecturas

2015-01-12
Una pregunta necesaria
3221 lecturas

2015-01-05
Mujer, ¿sientes que de verdad te has liberado?
2873 lecturas

2014-12-31
Si campaña del terror fracasa, ¿qué hará entonces la Derecha?
2815 lecturas

2014-12-29
Si no se acata lo que la Derecha quiere, ¿somos comunistas?
4388 lecturas

2014-12-23
Disquisiciones de un don nadie
2849 lecturas

2014-12-17
¿Podría tener Chile un presidente similar a Pepe Mujica?
2886 lecturas

2014-12-15
Aislada y sola, la UDI hojea el: Manual de los Sediciosos
2015 lecturas

2014-11-27
La UDI ya parece ser Unión Demócrata… In The Pendiente
2960 lecturas

2014-11-25
Mes de circos… y de Teletón, para felicidad de los alcaldes
1777 lecturas

2014-11-10
Mariana, Soledad, Ignacio y Gutenberg; ¿los “sheriff” de la Nueva Mayoría?
2001 lecturas

2014-11-01
Educación, copago, bolicheo y otras yerbas
3140 lecturas

2014-10-29
¿Quién ordenó –o solicitó- a la DINA asesinar al ministro José Tohá?
3721 lecturas

2014-10-22
A mi gente de la década de los 60
2652 lecturas

2014-10-19
Alex Vojkovic, ¿accidente, o secuestro y asesinato?
4286 lecturas

2014-10-16
Cena de amigos permite develar el peligro en que hemos vivido
2324 lecturas

2014-10-02
Soy provinciano, tengo fecha de vencimiento
3118 lecturas




Hay 13 usuarios visitando www.generacion80.cl

ltimas Columnas
Vengo de un pueblo pequeño... que se llama Til Til por Vólker Gutiérrez
Tierra: medio siglo de la Ley de Reforma Agraria por Manuel Riesco
2016, Venezuela en la encrucijada. La grave crisis económica, social y política por Orlando Caputo
La Codelco de Eduardo Engel por Julián Alcayaga
Venezuela: crisis para todo uso por Ángel Saldomando
Otras noticias
2017-08-01
LUN DESTACA INVESTIGACIÓN EN FUSIÓN NUCLEAR DE LA CChEN
2017-07-27
CONMEMORAN LOS 50 AÑOS DE LA TOMA DE LA UC
2017-07-26
OFICIALIZAN LA POSTULACIÓN DEL FÍSICO LEOPOLDO SOTO NORAMBUENA