Columnas
2010-03-12
2165 lecturas

Angel Saldomando
especial para G80

El destape

A medida que pasan los días y se completa la información se precisa el impacto del terremoto e inevitablemente se descubren los fallos de la respuesta a la emergencia y  surge la polémica sobre la capacidad real del estado y las condiciones del país. La valoración exitista de los últimos años es puesta en entredicho y cambian las percepciones. 

Surge la polémica

De manera amortiguada por la necesidad de presentar una dinámica de unidad nacional, las fuerzas políticas y diversos responsables institucionales le han puesto sordina a la naciente polémica sobre la respuesta gubernamental a la catástrofe. Todos coinciden en que no es la hora de la baja política y que ya llegará la hora de hacer el balance. Quizá esto no sea para Bachelet lo que fue el Katrina para Buch en Estados Unidos, pero muchos harán leña del árbol caído cuando ya no esté en el gobierno. Sin embargo, Bachelet abandonó el gobierno con 84% de popularidad positiva, inédito en la historia de Chile. Esta simpatía con la ex presidenta es intransferible a la coalición que gobernó durante 20 años, algo también nunca visto, sólo comparable con la socialdemocracia sueca.

Piñera nuevo presidente que asumirá el 11 de marzo en medio de las tareas de emergencia y con una vasta agenda de reconstrucción por delante tiene premura en desmarcarse. Su nuevo lema es que su gobierno no será el del terremoto sino que el de la reconstrucción. Por lo pronto esto impone readecuaciones presupuestarias, un discurso mas solidario y una exigencia de éxito no prevista. Si en dos años Piñera no da evidencia que la reconstrucción avanza al mismo tiempo que la situación mejora para los mas desafortunados se encontrará en el mismo punto que Bachelet al inicio. Ella, con la crisis del transporte en la capital y los movimientos sociales que la desgastaron parecía ir al fracaso hasta que logro remontar. El margen de maniobra de Piñera se redujo bruscamente.

La unidad nacional

Sorprendentemente la flamante oposición cierra filas con el gobierno electo. Frente a la tarea de la reconstrucción dicen, se impone la unidad nacional. Esto sin duda es apreciable en un momento de catástrofe. Las buenas intenciones pueden ser genuinas pero las segundas intenciones las no explicitas también deben ser expuestas. Para la clase política apareció importante dar una imagen de unidad nacional y de solidez, en un momento en que debía realizarse el cambio de presidente y en que también la sociedad chilena apareció socialmente fracturada. El orden y la estabilidad son dos pilares sobrevalorados en la gobernanza chilena y por lo tanto ningún esfuerzo, aunque parezca contra natura, como lo fue mantener el modelo socioeconómico implantado por la dictadura, es considerado menor.

Sin embargo la lealtad a las instituciones, a los partidos aparecen bajas en la opinión ciudadana y mas de tres millones de chilenos no están inscritos para votar. Bachelet había intentado mejorar la relación entre el gobierno y los ciudadanos, poniendo énfasis en la protección social y en los derechos. Piñera tiene un discurso de eficiencia empresarial, su gabinete está compuesto de gerentes y empresarios de los principales grupos económicos y su discurso solidario es neblinoso. Hay más que dudas sobre su capacidad de reconciliar en profundidad a la sociedad y a la elite.

Pasada la catarsis unitaria la realidad recobrará sus derechos, porque la reconstrucción no es sólo un problema material se trata de generar condiciones de equidad e integración social en un país muy fragmentado socialmente.

Uno de los ganadores según encuestas recientes son las fuerzas armadas. Estigmatizadas por 17 años de dictadura, su percepción en la opinión mejoró considerablemente. Si bien quizá no sea una reconciliación total, hay muchas causas de derechos humanos aun pendientes, es un hecho nuevo que paradójicamente coincide con el retorno de la derecha post pinochestista al gobierno.  Las fuerzas armadas han encontrado una oportunidad que más allá de su deber, le permite mostrar una imagen compasiva y solidaria por encima de la represión.

Realidad telúrica

El New York Times tituló  hace unos días un reportaje sobre Chile como “terremotos social” El periodista describía la realidad desnudada por el terremoto, una sociedad rica con una mayoría de bajos ingresos y frustaciones de todo tipo. En la hora de la transición presidencial los balances están a la orden del dia.  En ellos el acento oficial se pone en los avances en la modernización del país, puesto en cuestión sólo por el peor terremoto de todos los tiempos, particularmente en el área de comunicaciones y de técnica preventivas.

Esto contrasta con las versiones que señalan una realidad telúrica, el chile postergado en una sociedad donde la pobreza se oculta. Comparativamente la imagen de esta pobreza puede ser menos dramática que la de otros países, pero no por eso es menos dura para quienes la viven.

Las imágenes de los saqueos en concepción y otros episodios en Santiago, donde se vivió  una verdadera sicosis por parte de quienes temían ser robados por turbas de pobres vandálicos se constituyeron en un sismo aparte.

Reveló en el imaginario mas que en hechos masivos y generalizados de desorden, la fractura entre el chile pudiente, individualista y exitoso y el chile frustrado en los límites de ingresos bajos, exprimidos por el mercado y arrinconados en barrios socialmente transformados en ghetos, al punto que para encontrar trabajo se debe falsificar el domicilio.

La realidad social no se objetiva solo en lo cuantificable, el imaginario juega su papel en la construcción de una cierta idea de sociedad integrada. Eso es lo que se rompió aunque el discurso oficial no lo reconozca. Quiza esa imagen nunca existió y sólo salió a flote nada mas.

La clase política y empresarial tienen mala conciencia, saben sobre que base se ha construido el Chile moderno y el costo pagado por ello, de allí su inquietud y su sed de orden y estabilidad.  Del otro lado existe una conciencia fragmentada de los costos y de impotencia frente a una situación irreversible. En ausencia de movilidad social ascendente la frustración y el rencor social existente en diversos grados en las zonas populares, se expresa como puede.

La cobertura mediática de las imágenes de destrucción y saqueo fueron engañosas, esto ocurrió  pero fue limitado.

Sin embargo transmitieron una inquietud real durante varios días generando una percepción de que el orden dejaba de existir. El punto de inflexión vino desde el gobierno con un discurso de retoma del control, apoyado por las fuerzas armadas en la calle y de un cambio de enfoque noticioso simultaneo en casi todos lo medios. De un dia para otros las imágenes cambiaron, se conservaron las victimas pero se puso énfasis en las notas positivas, la solidaridad y la unidad nacional, hasta llegar al teletón para reunir fondos par la reconstrucción, días antes del cambio de mando presidencial.

Chile nunca ha sido un país igualitario, tampoco lo es ahora, aunque el imaginario colectivo insista en que debe serlo. La promesa de equidad nunca cumplida sigue vigente al llegar al bicentenario como nación, el terremoto desnudo la deuda con ella.

Angel Saldomando

Terremoto y tsunami en Chile #terremotochile           

Comenta con ayuda de Facebook(*) (Habilitado el 11 de diciembre del 2009): ¡OJO! Se puede comentar escribiendo un mail (no se muestra es solo para validaciůn) o con cuenta de Facebook.


(*)Algunas versiones de Internet Explorer bloquean esta herramienta social, sugerimos navegar con Firefox, Safari, Opera, Chrome u otro navegador web para hacer y leer los comentarios



150.060 lecturas en total tienen las 77 columnas de Angel Saldomando con 1.949 lecturas en promedio por columna
Columnas de Angel Saldomando
2017-08-10
Venezuela: crisis para todo uso
1841 lecturas

2017-08-09
Crisis DC: el partido fiorentino
1598 lecturas

2017-08-01
Aires Irrespirables
1359 lecturas

2016-06-20
Un debate en curso: Sobre la Constituyente
1332 lecturas

2016-05-12
Chiloé: metástasis de un modelo agotado
1486 lecturas

2016-05-09
De Aysén a Chiloé
1486 lecturas

2016-01-21
La licuadora
1740 lecturas

2015-10-07
Revelaciones tardias
1425 lecturas

2015-08-05
La guerra de los diagnósticos
1202 lecturas

2015-07-06
Sísifo se cansó
1761 lecturas

2015-04-21
Chile estrena: las instituciones bikini
1807 lecturas

2015-04-08
La casta en su laberinto
1875 lecturas

2015-03-05
Tocar el fondo
1828 lecturas

2015-01-24
Gobiernos progresistas: el vaso ¬Ņmedio lleno o medio vac√≠o?
1752 lecturas

2014-12-15
El pais de la elite
1794 lecturas

2014-09-30
Catastrofismos y pesimismos
2756 lecturas

2014-09-11
La alianza publico privada. La burbuja de la elite
1812 lecturas

2014-04-17
Cuando se quema la realidad
2114 lecturas

2014-03-20
El zorro en el gallinero
1598 lecturas

2014-03-19
Nuevas Mayorias ¬ŅUsura o Renovaci√≥n?
1705 lecturas

2014-03-12
Echeverria en el país de nunca más
1516 lecturas

2013-12-17
La vitrina y la realidad
1680 lecturas

2013-11-12
Dilemas electorales y después
1507 lecturas

2013-10-31
Las cartas sobre la mesa: programas y política
1528 lecturas

2013-09-10
Allende se invita a las elecciones
1496 lecturas

2013-09-07
¬ŅHacerse cargo del golpe o de la historia?
1409 lecturas

2013-07-28
De las primarias a las ultimarias
1578 lecturas

2013-07-09
La fractura
1814 lecturas

2013-05-28
Un debate necesario: sobre elecciones y perspectivas
1710 lecturas

2013-04-04
Contradicciones en torno a Bachelet: expectativas y realidades
1897 lecturas

2013-03-13
La hoja de ruta con o sin Bachelet
1796 lecturas

2012-12-19
De vida o muerte. Lucro Lacra Liviandad
1857 lecturas

2012-12-06
Fronteras externas e internas
1974 lecturas

2012-10-08
Venezuela en la mira
1727 lecturas

2012-10-03
El país entrampado
1828 lecturas

2012-09-24
El fondo de la cacerola. Malestar y cambio en la sociedad
1735 lecturas

2012-09-02
La fiebre o el termómetro. El debate sobre la encuesta Casen y la pobreza
1938 lecturas

2012-07-22
La lección paraguaya
1915 lecturas

2012-06-21
La espada de Damocles
1849 lecturas

2012-05-31
Rebelión en la granja
1883 lecturas

2012-04-16
La descentralizaci√≥n: ¬ŅTrampa o refundaci√≥n?
2087 lecturas

2012-03-22
Las regiones de la discordia
1947 lecturas

2012-03-15
Mirando al Sur
1890 lecturas

2012-03-07
La ceguera del poder
2003 lecturas

2012-02-26
La medida del poder o el poder de la medida
1881 lecturas

2012-02-25
Ays√©n II ¬ŅLo posible de lo imposible?
2338 lecturas

2012-02-23
Aysén o el otro país
2184 lecturas

2011-09-10
Los dilemas del movimiento social
2343 lecturas

2011-08-17
¬ŅY ahora qu√©?
2001 lecturas

2011-07-29
Legitimidad y refundación
2168 lecturas

2011-07-19
Primer round post concertación
2164 lecturas

2011-07-01
Grecia al matadero
2656 lecturas

2011-06-16
El enrarecido clima político
2180 lecturas

2011-06-08
Tendencias en la izquierda latinoamericana el amigo brasilero
2376 lecturas

2011-06-02
América Latina: La exigencia de más y mejor democracia
2100 lecturas

2011-05-07
La hora de la igualdad
2190 lecturas

2011-03-14
Un nuevo parte aguas
2051 lecturas

2011-03-11
Libia: Sacudida Mundial
2341 lecturas

2011-02-25
La Economía Política de los Mínimos
2752 lecturas

2011-02-01
El incendio se extiende a Egipto
2208 lecturas

2011-01-19
T√ļnez no est√° lejos
2211 lecturas

2010-12-14
Las dos caras de la moneda
2366 lecturas

2010-11-10
¡Alto trabajos en la vía política!
1873 lecturas

2010-10-29
Muertes Políticas
1976 lecturas

2010-10-20
Agitación en Francia
2099 lecturas

2010-10-13
Profundidades
1897 lecturas

2010-10-07
Paracaídas sin Correa
2169 lecturas

2010-09-01
El bicentenario y la copia feliz del edén
1952 lecturas

2010-05-27
¬ŅUn Nuevo Comienzo Post Concertacionista?
2239 lecturas

2010-05-15
La deuda olímpica
2292 lecturas

2010-05-11
Crisis de Honduras: segundo round
2286 lecturas

2010-05-07
El Olimpo en bancarrota
2499 lecturas

2010-05-04
Estado de cat√°strofe
2215 lecturas

2010-03-12
El destape
2166 lecturas

2010-03-01
Chile a prueba
2571 lecturas

2010-01-23
Que 20 a√Īos no es nada
2237 lecturas

2010-01-10
Elecciones en Chile: ¬ŅFin de reino?
2244 lecturas




Hay 30 usuarios visitando www.generacion80.cl

Últimas Columnas
Vengo de un pueblo peque√Īo... que se llama Til Til por V√≥lker Guti√©rrez
Tierra: medio siglo de la Ley de Reforma Agraria por Manuel Riesco
2016, Venezuela en la encrucijada. La grave crisis económica, social y política por Orlando Caputo
La Codelco de Eduardo Engel por Juli√°n Alcayaga
Venezuela: crisis para todo uso por √Āngel Saldomando
Otras noticias
2017-08-01
LUN DESTACA INVESTIGACI√ďN EN FUSI√ďN NUCLEAR DE LA CChEN
2017-07-27
CONMEMORAN LOS 50 A√ĎOS DE LA TOMA DE LA UC
2017-07-26
OFICIALIZAN LA POSTULACI√ďN DEL F√ćSICO LEOPOLDO SOTO NORAMBUENA