Columnas
2010-04-10
2175 lecturas

Vólker Gutiérrez
especial para G80

La justa ciudad

Tras el reciente terremoto, interrogado por un periodista sobre los daños en la comuna que dirige, el alcalde de Maipú, Alberto Undurraga, señaló que “Aquí hay algo de la ciudad no justa. Hay que mejorar el marco legal para que la ciudad sea justa…”. Se refería esta autoridad al distinto estándar de seguridad con que una misma empresa inmobiliaria construye edificios según el sector socio económico de que se trate. No hablaba Undurraga de cánones estéticos o estilos arquitectónicos sino, reitero, de seguridad. Y lo mismo decía respecto a obras públicas y privadas. La ciudad no es justa.

En rigor, hay quienes van un poco (o mucho) más allá y señalan sin ambages que la vida no es justa. Sin embargo, quiero centrarme en la acusación del alcalde y hacerme eco de ciertas ideas que se direccionan hacia la ciudad justa.  

Ejemplos que abunden en lo expresado por Undurraga sobran. En Santiago, basta con dar una mirada por la conformación y entorno de las plazas públicas y percibir, como nos lo hizo notar una vez un profesor de Geografía, que los habitantes que menos espacio privado y menos patio tienen, disponen a su vez de las peores plazas y áreas verdes. O, quizás, hay que mirar y comparar la estructura y diseño de los puentes construidos en los últimos veinte años sobre el Mapocho. O, tal vez, recorrer la circunvalación Américo Vespucio, como lo propuso de forma tragicómica Payo Grondona en una canción. Bueno, está claro que el alcalde de Maipú (ni mucho menos yo, por cierto) está descubriendo la pólvora.

Agrego otra característica a lo ya señalado. Las ciudades actuales, las modernas y enormes como Santiago, están fragmentadas, divididas (pulverizadas, dirán algunos). Esta atomización no sólo tiene que ver con el surgimiento de varios centros que complementan o compiten con el original o del casco histórico. También está relacionada con la fragmentación socioeconómica que no se puede simular y que, con el reciente terremoto, en Chile quedó impúdicamente al desnudo.

En un artículo de 2004, los investigadores Alfredo Rodríguez y Lucy Winchester apuntan que nuestra capital sufre de una “aguda segregación socioeconómica (…) que se ve replicada también en la infraestructura básica y los servicios públicos”; que está “fragmentada por el temor, que repliega a los habitantes a sus dominios particulares”; y que, por último, “Santiago es una ciudad fragmentada política y administrativamente (…) sin una instancia gubernamental cuya área de responsabilidad sea la ciudad en su conjunto”.

De las condiciones anotadas resultan una serie de fenómenos colaterales que, entre otros y a mi modo de ver, se expresan en el desamparo, la enajenación, la delincuencia, la agresividad. Y frente a la constatación de esta realidad, más allá del lamento, ¿qué hacer?  

En tanto creación humana, cultural, la ciudad es un espacio que construimos para (bien) vivirla y con-vivirla. No nos puede resultar ajena y, menos, antagónica. Por ello debemos dotarla de sentido, para todos y cada uno de los que la residimos y transitamos, y apertrecharla de entornos protectores, partiendo desde lo más básico, pues no se quiere lo que no se conoce.

En esta línea, apuntar a que los niños, desde sus colegios y hogares, se familiaricen con su entorno, con su ciudad, es el puntapié inicial. Las calles y los espacios públicos deben ser reconocidos desde los primeros años de vida y, por supuesto, los adultos tenemos esa responsabilidad. La urbe tiene que constituirse, como indica el especialista español Jaume Trilla, en el contexto, en el vehículo y en el contenido en que se educa.  

Partiendo desde ahí, con un sentido pedagógico muy práctico, sumando y enlazando las ya varias iniciativas que invitan a los habitantes a recorrer sus ciudades, comenzaremos a revertir este proceso de fragmentación y desencuentro, haremos que el espacio que nos cobija sea aprendido y, sobre todo, aprehendido.

Esa es la apuesta que han realizado varias ciudades en el mundo (cuatro de Chile: Los Ángeles, Purranque, Vallenar y Frutillar), al constituir la Asociación Internacional de Ciudades Educadoras. En un fragmento de su Carta inicial, del año 1990, expresan que “las ciudades de todos los países deben actuar, desde su dimensión local, como plataformas de experimentación y consolidación de una ciudadanía democrática plena, promotoras de una convivencia pacífica mediante la formación en valores éticos y cívicos, el respeto a la pluralidad de las diversas formas posibles de gobierno y el estímulo de unos mecanismos representativos y participativos de calidad”. Hacia allá apunta la idea de educar en, para y por la ciudad y la ciudadanía.

Cierto. Aunque no basta. El alcalde de Maipú sugiere reformas legales, a fin de lograr una ciudad justa. Y ahí entramos de lleno a un terreno que tiene que ver con las políticas y los intereses económicos y diversos de quienes actuamos en el espacio urbano. Pero en la misma medida que acojamos la propuesta pedagógica señalada más arriba, también enfilaremos rumbo hacia lograr ciudadanos más comprometidos, habitantes más activos e interesados en definir el tipo de ciudad que quieren. Y no me cabe duda que la apuesta será, como lo dijo en la entrevista Alberto Undurraga, por una ciudad más justa, una ciudad inclusiva.
 
Vólker Gutiérrez A.
Periodista / Profesor
Presidente de Cultura Mapocho
www.culturamapocho.cl

Comenta con ayuda de Facebook(*) (Habilitado el 11 de diciembre del 2009): ¡OJO! Se puede comentar escribiendo un mail (no se muestra es solo para validacin) o con cuenta de Facebook.


(*)Algunas versiones de Internet Explorer bloquean esta herramienta social, sugerimos navegar con Firefox, Safari, Opera, Chrome u otro navegador web para hacer y leer los comentarios



110.272 lecturas en total tienen las 41 columnas de Vólker Gutiérrez con 2.690 lecturas en promedio por columna
Columnas de Vólker Gutiérrez
2017-08-09
El rey de oros
2012 lecturas

2017-07-27
Vengo de un pueblo pequeño... que se llama Til Til
2345 lecturas

2016-07-26
Valparaíso, un futuro con raíces en el pasado
3942 lecturas

2016-07-12
La Alameda debe ser una delicia ciudadana
2155 lecturas

2016-06-14
Vivir de la nostalgia o "no te quedes en el pasado, nena’
2614 lecturas

2016-05-30
El patrimonio cultural (también) emociona
2461 lecturas

2015-02-04
Viajar la ciudad
3005 lecturas

2014-07-24
En mi calle
2397 lecturas

2014-01-24
Presencia urbana del Perú en Santiago de Chile
1841 lecturas

2013-03-07
Plaza de la Justicia...
1730 lecturas

2012-06-22
Ya no será lo mismo volver a Valdivia (es que ''me aprieta la camisa'')
2286 lecturas

2011-07-22
Milagro en la Alameda
2399 lecturas

2011-06-17
Lugarizando la memoria: Joan Baez en Ñuñoa, Chile
2665 lecturas

2011-03-08
Las patronas del 8 de marzo...
2545 lecturas

2010-11-23
Historia, futuro y... tecnocracia...
2346 lecturas

2010-08-31
El Huáscar y las campanas
2373 lecturas

2010-08-02
Leyendo (en/de) la ciudad
2508 lecturas

2010-07-26
De feriados, fiestas y homenajes
2373 lecturas

2010-06-16
No tan sinónimos
2267 lecturas

2010-06-02
Los reyes del cholguán
2330 lecturas

2010-05-22
Con K… de Kulzcewski
2690 lecturas

2010-04-14
Extranjeros en sismos chilenos
2325 lecturas

2010-04-10
La justa ciudad
2176 lecturas

2010-02-12
12 de febrero: cuádruple aniversario...
2497 lecturas

2010-01-29
Patrimonio de exportación
2488 lecturas

2009-12-22
Martín Rivas: ciudad, literatura y… teleseries
3357 lecturas

2009-10-29
No hay mal que dure cien años... ni deuda que no se pague...
2891 lecturas

2009-09-02
Cerro Santa Lucía, un espacio para la diversidad
2534 lecturas

2009-08-19
Independencia y cultura: 196 años de la Biblioteca Nacional
2526 lecturas

2009-07-08
RECORRER SANTIAGO LITERARIO
3110 lecturas

2009-05-14
Santiago necesita más espacios públicos… sin rejas...
2434 lecturas

2009-04-03
La República en un bello barrio
2453 lecturas

2009-03-24
Santiago con ojos de gringa…
2981 lecturas

2009-02-12
Una canción para Santiago
4827 lecturas

2009-02-05
La identidad recreada en Violeta Parra
3037 lecturas

2008-12-22
Un tufillo recorre la plaza
2725 lecturas

2008-12-17
¡Tramoyistas del mundo, uníos!
3681 lecturas

2008-10-17
El pasado que no deja de pasar... (o la porfía de Diego Portales)
2572 lecturas

2008-08-20
El verbo también se conjuga en pasado
2879 lecturas

2008-07-03
En el centenario de Casa Grande
2961 lecturas

2006-03-24
La Idea De Que El Mercado Tiene La Solución Para Todo Es Una Farsa
4534 lecturas




Hay 15 usuarios visitando www.generacion80.cl

ltimas Columnas
Vengo de un pueblo pequeño... que se llama Til Til por Vólker Gutiérrez
Tierra: medio siglo de la Ley de Reforma Agraria por Manuel Riesco
2016, Venezuela en la encrucijada. La grave crisis económica, social y política por Orlando Caputo
La Codelco de Eduardo Engel por Julián Alcayaga
Venezuela: crisis para todo uso por Ángel Saldomando
Otras noticias
2017-08-01
LUN DESTACA INVESTIGACIÓN EN FUSIÓN NUCLEAR DE LA CChEN
2017-07-27
CONMEMORAN LOS 50 AÑOS DE LA TOMA DE LA UC
2017-07-26
OFICIALIZAN LA POSTULACIÓN DEL FÍSICO LEOPOLDO SOTO NORAMBUENA