Columnas
2010-05-11
2114 lecturas

Angel Saldomando
especial para G80

Crisis de Honduras: segundo round

La normalización política de Honduras tiene significativos obstáculos, tanto nacionales como internacionales. La crisis que produjo el golpe de estado que derrocó al presidente Manuel Zelaya, no se ha cerrado con la elección de Porfirio Lobo como nuevo presidente.  La lectura de la situación generada en Honduras tiene diferentes intereses que trascienden a los propios actores locales, su análisis sigue revelando las posiciones que se disputan en la región, no todas consecuentes con el objetivo de la democratización.

Un golpe de estado internacionalizado

La caída del presidente Zelaya mediante un golpe de fuerza propulsó la crisis política hondureña hasta ese momento, doméstica y larvada, al escenario internacional.

Las justificaciones golpistas sostenían que el derrocamiento de Zelaya estaba avalado por un mandato tanto judicial como legislativo que respondía a su comportamiento inconstitucional, ilegal por lo tanto,  de buscar reformar la constitución con afanes continuistas prohibidos. Los argumentos de los zelayistas respondían que el golpe de estado era ilegal y antidemocrático, hecho por  una coalición conservadora que impedía el cambio mediante una consulta ciudadana sobre la eventual reforma de la constitución.  

Lo cierto es que en Honduras había una crisis política derivada de un enfrentamiento entre grupos de poder atrincherados en las instituciones, de Zelaya y sus opositores. La crisis no estaba en las calles, la gente esperaba las elecciones y el país estaba en campaña electoral.

Pero ante el bloqueo institucional y  la búsqueda de soluciones de hecho, los grupos de poder atrincherados eliminaron la política, la negociación y las instituciones. El conflicto se volvió un enfrentamiento abierto para dirimir la correlación de fuerzas y Zelaya perdió la pulseada. El golpe trasladó la crisis intra institucional a la calle con su correlato de enfrentamientos y represión.

Este cuadro clásico de crisis entre grupos de poder dominantes y no entre proyectos políticos, revolucionario y reaccionario como lo pintaron algunos interesados, adquirió sin embargo características particulares que lo convirtieron en un test latinoamericano y ahora está entrampado en el, aunque no inmovilizado.

El golpe no fue negado por sus autores, fue explicado como una interrupción necesaria y que se respetaba tanto el calendario electoral y el resultado de las elecciones por venir.

La resistencia zelayista se posicionó como frente a un golpe clásico donde los militares toman el poder, clausuran todas las instituciones, los partidos, la represión es masiva y se desencadena un proceso de enfrentamiento.

Los actores externos se posicionaron en base a lecturas muy distintas. Chavez y sus aliados, dieron apoyo directo de Zelaya pretendieron presentar las cosas no solo como un golpe anti democrático sino que como el inicio de un ataque a los gobiernos de izquierda en la región.

Veían entonces una amenaza directa y en sus momentos más delirantes Chávez habló hasta de intervenir militarmente. Los gobiernos electos fuera de la órbita chavista también percibieron el peligro que un gobierno democrático fuera derrocado, cualquiera fuera la justificación, para luego aceptar nuevas elecciones como que no hubiera pasado nada.

Brasil, Argentina llevaron la voz cantante en esto. La OEA y otros países como Costa Rica buscaron una solución intermedia, facilitar un arreglo, restituir a Zelaya y normalizar la situación con las próximas elecciones. Los Estados Unidos, actor de peso principal, avaló la tesis golpista y le dio oxigeno para llegar hasta las elecciones, como solución final.

La trascendencia de la crisis hondureña se constituyó entonces en un revelador de aspectos críticos, hasta ese momento ignorado, en el marco de la euforia creada por la sucesión de de gobiernos electos en la región, algo inédito.

En primer lugar se vio que la posibilidad de golpes y derrocamientos no ha desparecido completamente y que en muchos países fuerzas de facto condicionan el desarrollo democrático. En segundo lugar quedó en evidencia que ser electo y gobernar democráticamente son dos cosas distintas, por último se revelaron las divergencias entre los países latinoamericanos ante situaciones de este tipo.

El camino tortuoso de la normalización

El desarrollo de las elecciones, el reconocimiento del nuevo presidente y la desaparición del gobierno de facto de Micheleti se presentaron como el inicio de la normalización política. El nuevo presidente Porfirio Lobo asumió con un discurso de apertura política y de reconciliación.

Sin embargo tanto en el frente interno como en el externo el camino se ha hecho difícil.

La instalación de la comisión de la verdad, el retorno de Zelaya y un dialogo nacional son las condiciones internas. La primera acaba de ser instalada pero desde ya con fuertes criticas. Se le acusa de recoger 230 casos contra el movimiento de resistencia y sólo 7 casos de la represión oficial. Los asesinatos de periodistas y otros actos de apremio son también señales negativas para la normalización.

El reconocimiento externo también ha sido problemático. Estados Unidos, Perú, Colombia, El Salvador están por reconocer el nuevo presidente. México Brasil y Argentina manifiestan reticencias, mientras que Venezuela, Bolivia Ecuador están en contra. Otros países oscilan según la situación. De hecho esto ha obligado al presidente Lobo a una suerte de zigzag para evitar los repudios y asistir allí donde es bienvenido.
 
Las diferentes posiciones le dejan un camino estrecho a Honduras, la cuestión es que tanto contribuyen a la democratización del país.

Si bien el antecedente del golpe es un hecho, la normalización política no se puede bloquear por ello. De ser asi muchas transiciones políticas en América latina que se realizaron en un contexto dictatorial, en particular la chilena y otras, no podrían haber sido reconocidas.

Lo importante ahora es identificar los componentes y el itinerario de un proceso democratizador, esto es lo que no está claro. Ese proceso es el que debería ser monitoreado y evaluado interna y externamente, abriendo un espacio político y no poniéndole obstáculos, bloqueando la situación.

Las fuerzas políticas tradicionales en Honduras se habían encargado de ir esterilizando reformas políticas democratizadoras, Zelaya no supo dinamizarlas y los golpistas suspiraban por restaurar el statu quo. Sin embargo una agenda prometedora se había perfilando en torno a la lucha contra la corrupción, la elección de cargos en la corte suprema, el aumento de la transparencia, los espacios de participación, la descentralización por citar algunos. La agenda democratizadora puede recomponerse, la cuestión más de fondo es si hay fuerzas que pueden jugar un papel en ello y se comprometan.

Eso pasa por un ejercicio de lucidez política y de abandono tanto de posiciones ideologizadas fuera de contexto como de posiciones formalistas que se comprometan solo con el papel y no con la letra de la democracia.

Angel Saldomando
Mayo 2010

Comenta con ayuda de Facebook(*) (Habilitado el 11 de diciembre del 2009): ¡OJO! Se puede comentar escribiendo un mail (no se muestra es solo para validación) o con cuenta de Facebook.


(*)Algunas versiones de Internet Explorer bloquean esta herramienta social, sugerimos navegar con Firefox, Safari, Opera, Chrome u otro navegador web para hacer y leer los comentarios



129.140 lecturas en total tienen las 77 columnas de Angel Saldomando con 1.677 lecturas en promedio por columna
Columnas de Angel Saldomando
2017-08-10
Venezuela: crisis para todo uso
738 lecturas

2017-08-09
Crisis DC: el partido fiorentino
542 lecturas

2017-08-01
Aires Irrespirables
499 lecturas

2016-06-20
Un debate en curso: Sobre la Constituyente
852 lecturas

2016-05-12
Chiloé: metástasis de un modelo agotado
982 lecturas

2016-05-09
De Aysén a Chiloé
1001 lecturas

2016-01-21
La licuadora
1274 lecturas

2015-10-07
Revelaciones tardias
950 lecturas

2015-08-05
La guerra de los diagnósticos
1023 lecturas

2015-07-06
Sísifo se cansó
1304 lecturas

2015-04-21
Chile estrena: las instituciones bikini
1328 lecturas

2015-04-08
La casta en su laberinto
1405 lecturas

2015-03-05
Tocar el fondo
1384 lecturas

2015-01-24
Gobiernos progresistas: el vaso ¿medio lleno o medio vacío?
1278 lecturas

2014-12-15
El pais de la elite
1347 lecturas

2014-09-30
Catastrofismos y pesimismos
2239 lecturas

2014-09-11
La alianza publico privada. La burbuja de la elite
1310 lecturas

2014-04-17
Cuando se quema la realidad
1918 lecturas

2014-03-20
El zorro en el gallinero
1423 lecturas

2014-03-19
Nuevas Mayorias ¿Usura o Renovación?
1496 lecturas

2014-03-12
Echeverria en el país de nunca más
1317 lecturas

2013-12-17
La vitrina y la realidad
1460 lecturas

2013-11-12
Dilemas electorales y después
1324 lecturas

2013-10-31
Las cartas sobre la mesa: programas y política
1356 lecturas

2013-09-10
Allende se invita a las elecciones
1322 lecturas

2013-09-07
¿Hacerse cargo del golpe o de la historia?
1212 lecturas

2013-07-28
De las primarias a las ultimarias
1399 lecturas

2013-07-09
La fractura
1643 lecturas

2013-05-28
Un debate necesario: sobre elecciones y perspectivas
1525 lecturas

2013-04-04
Contradicciones en torno a Bachelet: expectativas y realidades
1711 lecturas

2013-03-13
La hoja de ruta con o sin Bachelet
1603 lecturas

2012-12-19
De vida o muerte. Lucro Lacra Liviandad
1672 lecturas

2012-12-06
Fronteras externas e internas
1762 lecturas

2012-10-08
Venezuela en la mira
1541 lecturas

2012-10-03
El país entrampado
1654 lecturas

2012-09-24
El fondo de la cacerola. Malestar y cambio en la sociedad
1514 lecturas

2012-09-02
La fiebre o el termómetro. El debate sobre la encuesta Casen y la pobreza
1739 lecturas

2012-07-22
La lección paraguaya
1707 lecturas

2012-06-21
La espada de Damocles
1665 lecturas

2012-05-31
Rebelión en la granja
1692 lecturas

2012-04-16
La descentralización: ¿Trampa o refundación?
1894 lecturas

2012-03-22
Las regiones de la discordia
1765 lecturas

2012-03-15
Mirando al Sur
1706 lecturas

2012-03-07
La ceguera del poder
1836 lecturas

2012-02-26
La medida del poder o el poder de la medida
1691 lecturas

2012-02-25
Aysén II ¿Lo posible de lo imposible?
2116 lecturas

2012-02-23
Aysén o el otro país
1971 lecturas

2011-09-10
Los dilemas del movimiento social
2144 lecturas

2011-08-17
¿Y ahora qué?
1784 lecturas

2011-07-29
Legitimidad y refundación
1975 lecturas

2011-07-19
Primer round post concertación
1964 lecturas

2011-07-01
Grecia al matadero
2466 lecturas

2011-06-16
El enrarecido clima político
1989 lecturas

2011-06-08
Tendencias en la izquierda latinoamericana el amigo brasilero
2199 lecturas

2011-06-02
América Latina: La exigencia de más y mejor democracia
1925 lecturas

2011-05-07
La hora de la igualdad
2008 lecturas

2011-03-14
Un nuevo parte aguas
1860 lecturas

2011-03-11
Libia: Sacudida Mundial
2154 lecturas

2011-02-25
La Economía Política de los Mínimos
2578 lecturas

2011-02-01
El incendio se extiende a Egipto
2006 lecturas

2011-01-19
Túnez no está lejos
2032 lecturas

2010-12-14
Las dos caras de la moneda
2147 lecturas

2010-11-10
¡Alto trabajos en la vía política!
1686 lecturas

2010-10-29
Muertes Políticas
1789 lecturas

2010-10-20
Agitación en Francia
1883 lecturas

2010-10-13
Profundidades
1721 lecturas

2010-10-07
Paracaídas sin Correa
1956 lecturas

2010-09-01
El bicentenario y la copia feliz del edén
1758 lecturas

2010-05-27
¿Un Nuevo Comienzo Post Concertacionista?
2051 lecturas

2010-05-15
La deuda olímpica
2115 lecturas

2010-05-11
Crisis de Honduras: segundo round
2115 lecturas

2010-05-07
El Olimpo en bancarrota
2299 lecturas

2010-05-04
Estado de catástrofe
2023 lecturas

2010-03-12
El destape
1978 lecturas

2010-03-01
Chile a prueba
2382 lecturas

2010-01-23
Que 20 años no es nada
2016 lecturas

2010-01-10
Elecciones en Chile: ¿Fin de reino?
2047 lecturas




Hay 30 usuarios visitando www.generacion80.cl

òltimas Columnas
Vengo de un pueblo pequeño... que se llama Til Til por Vólker Gutiérrez
Tierra: medio siglo de la Ley de Reforma Agraria por Manuel Riesco
2016, Venezuela en la encrucijada. La grave crisis económica, social y política por Orlando Caputo
La Codelco de Eduardo Engel por Julián Alcayaga
Venezuela: crisis para todo uso por Ángel Saldomando
Otras noticias
2017-08-01
LUN DESTACA INVESTIGACIÓN EN FUSIÓN NUCLEAR DE LA CChEN
2017-07-27
CONMEMORAN LOS 50 AÑOS DE LA TOMA DE LA UC
2017-07-26
OFICIALIZAN LA POSTULACIÓN DEL FÍSICO LEOPOLDO SOTO NORAMBUENA