Columnas
2010-06-16
2219 lecturas

Vólker Gutiérrez
especial para G80

No tan sinónimos

“De la rosa nos queda únicamente el nombre”

Umberto Eco


Acto 1. Noticia en el portal de internet de un importante medio nacional:

"Queremos luz" y "Que den la cara" fueron los gritos más escuchados este mediodía frente al edificio de Chilectra, ubicado en calle Santa Rosa. Esas frases pertenecían a un centenar de pobladores de Quilicura, quienes reclamaron por la falta de energía eléctrica en su comuna.

Acto 2. Texto de noticia en el mismo portal anterior:

Todo comenzó  en el sector de Las Hualtatas, en la comuna de Vitacura, cuando los vecinos avisaron de la presencia de cuatro delincuentes sospechosos a bordo de un jeep Vitara, que merodeaban el sector robando especies de vehículos estacionados.

Acto 3. Noticia antigua en el mismo sitio de internet:

Representantes de los pobladores sin casa de la toma de Peñalolén entregaron copias de una carta a los vecinos de la comunidad ecológica de esa comuna para explicar su situación, pedirles que no discriminen ni promuevan las distancias sociales.  

¿Cómo se llama la obra?

------------------------------

En su “Chile actual, anatomía de un mito”, el sociólogo Tomás Moulián, haciendo una revisión de la historia más reciente de este país y en una nota al pie de página, llamó la atención acerca de que los opositores a Salvador Allende, al denominar como “upeliento” a quienes eran partidarios de ese gobierno, acuñaron “una poderosa construcción lingüística que junta UP con ‘peliento’, chilenismo sinónimo de roto, pero más despectivo aún”.  

La disputa por apropiarse de (o motejar a otros con) ciertas denominaciones es de viejo cuño y se desarrolla en los campos más variados de la actividad humana. Por ejemplo, es lo que ocurre con los médicos, que son llamados doctores sin haber realizado (o aprobado) un estudio de doctorado. O, en arenas más peliagudas e interesantes, es lo que pasa con algunas definiciones políticas: quién decide al que le corresponde el apelativo de momio, fascista, de izquierda, revolucionario, reaccionario, de centro, de centro-derecha, etc., etc.

Polémico tema este de los nombres que, en un terreno mucho más pedestre, a los padres (no a todos, lo reconozco) los complica enteros cuando deben elegir la “marca” que llevarán de por vida sus retoños.  

Pues bien. Existe otro escenario interesante, el del paisaje urbano, en el que también se presenta este problema de las denominaciones. En rigor, la primera dificultad al querer aplicar un nombre genérico a quien habita la ciudad, que sería el de “ciudadano”, es que tal palabra se restringe a los poseedores de derechos cívicos (los que pueden votar y ser electos en cargos de representación popular). Por tanto, un niño que vive en la ciudad no será llamado ciudadano.  

Por otro lado, y recurriendo a lo que señala el Diccionario de la Lengua Española, de la Real Academia Española (RAE), hay dos términos que tienen plena cabida cuando queremos hablar o referirnos a cualquier residente en la ciudad: poblador o vecino.

En el caso del primer vocablo, la RAE define a poblador como un adjetivo (posible de usar también como sustantivo) que se aplica a los habitantes de un lugar. A su vez, la misma institución señala que el habitante es “cada una de las personas que constituyen la población de un barrio, ciudad, provincia o nación”.   

Por su parte, en la situación de la palabra vecino, la RAE indica cuatro significados posibles, donde el tercero hace referencia a quienes “habitan independientemente en una misma población, calle o casa”.

O sea, cuando queremos hablar de alguien que reside en la ciudad, podemos indistintamente hacer uso de los términos “poblador” o “vecino”. Pero algo diferente a esas posibilidades que el diccionario nos entrega es lo que ocurre hoy en Chile (y quizás en cuántas partes más) con la utilización de los nombres ante señalados. Y, en especial, cuando se ocupa el primero de ellos. 
No es posible desconocer que en la historia de nuestras ciudades, al momento de formarse un conjunto habitacional, se utilizó bastante la fórmula de “población tanto tanto” (Población José María Caro, Población Gómez Carreño, Población La Victoria, Población Lo Franco, etc., etc.). Más todavía si la agrupación territorial nacía producto de una ardua lucha y no pocos sacrificios. Incluso, rigurosas investigaciones y publicaciones centradas en el problema de la vivienda hablan de poblaciones y pobladores. Así, tiempo atrás, nadie concurría en desliz lingüístico ni menos en discriminación social alguna cuando, a los que formaban parte de una población, se les llamaba pobladores. De hecho, había quienes ostentaban con orgullo tal denominación y lo señalaban casi como certificado de compromiso político, cuando no una prueba de haber sido parte de una legendaria batalla.

Sin embargo, habido cambio de costumbres y de miradas (igual que también evoluciona y se modifica la lengua), hoy por hoy se hacen esfuerzos para eliminar aquellos elementos que conllevan un dejo de discriminación de cualquier tipo (tal cual ocurre con la norma que obliga a los servicios públicos a no solicitar la fotografía en el currículum vitae de los que postulan a emplearse ahí). Algo que parece estar lejos de la mayoría de los medios de comunicación (y de unas cuantas autoridades, de hoy y de antes) cuando hacen una clara distinción al momento de ocupar las palabras “poblador” o “vecino”, como se puede observar en las citas de noticias al comienzo de este texto. ¿Se imaginan ustedes al alcalde Raúl Torrealba hablando de los pobladores de Vitacura?, ¿o que algún matutino haga referencia a que el presidente Piñera es poblador de la calle San Damián? Puede sonar divertido en este ejercicio de ficción, pero el asunto tiene otro tufillo en nuestra realidad urbana, ¿o no?
 
Vólker Gutiérrez A.
Periodista / Profesor
Presidente de Cultura Mapocho
www.culturamapocho.cl


Comenta con ayuda de Facebook(*) (Habilitado el 11 de diciembre del 2009): ¡OJO! Se puede comentar escribiendo un mail (no se muestra es solo para validacin) o con cuenta de Facebook.


(*)Algunas versiones de Internet Explorer bloquean esta herramienta social, sugerimos navegar con Firefox, Safari, Opera, Chrome u otro navegador web para hacer y leer los comentarios



107.384 lecturas en total tienen las 41 columnas de Vólker Gutiérrez con 2.619 lecturas en promedio por columna
Columnas de Vólker Gutiérrez
2017-08-09
El rey de oros
1739 lecturas

2017-07-27
Vengo de un pueblo pequeño... que se llama Til Til
2125 lecturas

2016-07-26
Valparaíso, un futuro con raíces en el pasado
3807 lecturas

2016-07-12
La Alameda debe ser una delicia ciudadana
2034 lecturas

2016-06-14
Vivir de la nostalgia o "no te quedes en el pasado, nena’
2475 lecturas

2016-05-30
El patrimonio cultural (también) emociona
2314 lecturas

2015-02-04
Viajar la ciudad
2876 lecturas

2014-07-24
En mi calle
2344 lecturas

2014-01-24
Presencia urbana del Perú en Santiago de Chile
1788 lecturas

2013-03-07
Plaza de la Justicia...
1674 lecturas

2012-06-22
Ya no será lo mismo volver a Valdivia (es que ''me aprieta la camisa'')
2243 lecturas

2011-07-22
Milagro en la Alameda
2355 lecturas

2011-06-17
Lugarizando la memoria: Joan Baez en Ñuñoa, Chile
2599 lecturas

2011-03-08
Las patronas del 8 de marzo...
2501 lecturas

2010-11-23
Historia, futuro y... tecnocracia...
2299 lecturas

2010-08-31
El Huáscar y las campanas
2328 lecturas

2010-08-02
Leyendo (en/de) la ciudad
2463 lecturas

2010-07-26
De feriados, fiestas y homenajes
2319 lecturas

2010-06-16
No tan sinónimos
2220 lecturas

2010-06-02
Los reyes del cholguán
2291 lecturas

2010-05-22
Con K… de Kulzcewski
2628 lecturas

2010-04-14
Extranjeros en sismos chilenos
2283 lecturas

2010-04-10
La justa ciudad
2135 lecturas

2010-02-12
12 de febrero: cuádruple aniversario...
2433 lecturas

2010-01-29
Patrimonio de exportación
2425 lecturas

2009-12-22
Martín Rivas: ciudad, literatura y… teleseries
3316 lecturas

2009-10-29
No hay mal que dure cien años... ni deuda que no se pague...
2828 lecturas

2009-09-02
Cerro Santa Lucía, un espacio para la diversidad
2492 lecturas

2009-08-19
Independencia y cultura: 196 años de la Biblioteca Nacional
2459 lecturas

2009-07-08
RECORRER SANTIAGO LITERARIO
3059 lecturas

2009-05-14
Santiago necesita más espacios públicos… sin rejas...
2391 lecturas

2009-04-03
La República en un bello barrio
2399 lecturas

2009-03-24
Santiago con ojos de gringa…
2930 lecturas

2009-02-12
Una canción para Santiago
4775 lecturas

2009-02-05
La identidad recreada en Violeta Parra
2987 lecturas

2008-12-22
Un tufillo recorre la plaza
2675 lecturas

2008-12-17
¡Tramoyistas del mundo, uníos!
3643 lecturas

2008-10-17
El pasado que no deja de pasar... (o la porfía de Diego Portales)
2533 lecturas

2008-08-20
El verbo también se conjuga en pasado
2832 lecturas

2008-07-03
En el centenario de Casa Grande
2899 lecturas

2006-03-24
La Idea De Que El Mercado Tiene La Solución Para Todo Es Una Farsa
4468 lecturas




Hay 35 usuarios visitando www.generacion80.cl

ltimas Columnas
Vengo de un pueblo pequeño... que se llama Til Til por Vólker Gutiérrez
Tierra: medio siglo de la Ley de Reforma Agraria por Manuel Riesco
2016, Venezuela en la encrucijada. La grave crisis económica, social y política por Orlando Caputo
La Codelco de Eduardo Engel por Julián Alcayaga
Venezuela: crisis para todo uso por Ángel Saldomando
Otras noticias
2017-08-01
LUN DESTACA INVESTIGACIÓN EN FUSIÓN NUCLEAR DE LA CChEN
2017-07-27
CONMEMORAN LOS 50 AÑOS DE LA TOMA DE LA UC
2017-07-26
OFICIALIZAN LA POSTULACIÓN DEL FÍSICO LEOPOLDO SOTO NORAMBUENA