Columnas
2010-10-05
2467 lecturas

Orlando Caputo
especial para G80

Crítica a la Interpretación Financiera de la Crisis y Nuestra Interpretación (Parte 1)

Existe un amplio reconocimiento de que actualmente a nivel de la economía mundial hay varias crisis simultáneas: económica, energética, alimentaria, del medio ambiente, e incluso, en una perspectiva más general, se habla de crisis sistémica. Sin embargo, cada una de las crisis tiene su especificidad. La crisis económica actual debe ser un objeto de estudio en sí misma. Un análisis concreto de la realidad concreta.

Lee  también las columnas de Orlando Caputo y Graciela Galarce en www.g80.cl (pincha aquí)

Descarga "Chile Del Crecimiento Empobrecedor a un Bajo Crecimiento", sobre economia chilena actual que fue presentado en la Universidad de las Madres de Mayo, Argentina, septiembre 2010. (Power Point 188Kb) de Orlando Caputo y Graciela Galarce
La interpretación económica más difundida, y, en realidad, casi la única interpretación, es que la actual crisis de la economía mundial es una crisis financiera. El Fondo Monetario Internacional, y otras instituciones internacionales han caracterizado así las últimas crisis. La gran mayoría de los análisis críticos de carácter académico y en la esfera política recogen también esta caracterización de la crisis actual como crisis financiera.  Los análisis críticos se apoyan en difundidos trabajos teóricos que señalan el predominio del capital financiero sobre el capital productivo.

Desde inicios de esta década, planteamos una posición completamente opuesta  pero que ha tenido poca resonancia. En el capitalismo es muy importante el desarrollo del crédito y de las instituciones financieras. La crisis actual se manifiesta como crisis financiera. Pero nada se puede explicar por la manifestación del fenómeno. Es necesario estudiar las causas que lo provocan.

Con la globalización de la economía mundial, y apoyado en la amplia libertad de circulación de mercancías y de capitales, se ha profundizado una estructura de producción y de circulación de mercancías por sobre las economías nacionales, y, comandadas por las grandes empresas trasnacionales productoras de bienes y servicios. Como parte de este proceso, se han producido muchas y profundas transformaciones de la economía mundial a principios de este siglo2.  

Una de las transformaciones más significativas ha sido el cambio de la preeminencia del capital financiero en la década de los ochenta a la preeminencia del capital productivo en la economía mundial a partir de los noventa. El incremento de las ganancias y de la tasa de ganancia de las empresas productoras de bienes y servicios son tan elevadas, que se han transformado en prestatarias netas del sistema financiero y han dejado de ser clientes significativos del sistema financiero3. Ambos enfoques interpretativos y su confrontación constituyen el objeto central de este documento.
 
Síntesis de los planteamientos sobre el predominio del capital financiero.

Francois Chesnais, 2003, en su trabajo “La teoría  del régimen de acumulación financiarizado: contenidos, alcances e interrogantes”4,   del encabezado denominado “En este texto se defienden las siguientes posturas” seleccionamos los siguiente

“Desde el periodo 1979-1980, se asiste a la reaparición, después de un lapso de sesenta años, de capital financiero muy concentrado. Las dos ultimas décadas han supuesto, además, el surgimiento y, seguidamente, el pleno desarrollo de mercados financieros que han garantizado a ese capital los privilegios específicos y el gran poder económico y social que se asocia a la “liquidez””

Más adelante señala:

“A partir de mediados de los ochentas el capital financiero ha adquirido una trascendencia que le permite influir significativamente en el  nivel y la orientación de las inversiones, así como en la estructura y la distribución de la renta. Esto ha conducido a algunos observadores - poco numerosos, por el momento- a plantear la hipótesis de que el régimen de acumulación que podría erigirse en “sucesor” del régimen “fordista” sería un régimen en torno a unas relaciones, cuyo origen estaría más lejos del contexto de la producción y más cerca del ámbito financiero. Este seria un “régimen de acumulación dominado por  lo financiero”, o un incluso un régimen de acumulación financiarizado”

Y más adelante continúa:

“A la vista de las propuestas teóricas de estos autores y de las tendencias que se observan en la historia económica y social de la ultima década, se confirma que el capital que se valoriza bajo la forma de inversión financiera y que comparte intereses con el beneficio empresarial aparece como la fracción dominante del capital, la que se muestra capaz de marcar la pauta de las formas y  el ritmo de acumulación”.

Más adelante, en el punto 1 de la Introducción, denominada, “Las diferentes fases en torno a un régimen financiarizado”, Francois Chesnais plantea  lo siguiente:

“Probablemente he sido uno de los primeros, sino el primero, en emplear la expresión “régimen de acumulación dominado por lo financiero”. Este concepto me ha servido para designar lo que me pareció una nueva configuración del capitalismo, cuyo contenido económico y social concreto respondería a la influencia, tanto en el orden económico como en el social, de una forma especifica del capital, a la que Marx se refería como “capital que reporta interés” o como “forma moderna de capital dinero”.

Inmediatamente a continuación agrega:

“Como antecedente de esta caracterización, en la primera edición de La mondialisation du capital, se realizaban una serie de observaciones sobre la posición de dominio y el grado de autonomía que parecía haber adquirido este capital. Desde mi punto de vista, el incremento de la importancia de todo lo que se denomina, de forma abreviada, financiero ha estado (y está) unido en forma indisociable a lo que ha constituido el punto de partida de mis análisis, es decir, a la nueva fase de la internacionalización  (la de la mundialización del capital)

“El “golpe de Estado” que ha permitido el avance de la dictadura de los prestamistas, en el sentido amplio en el que la concibe André Orlean no hubiese sido posible sin las políticas de liberalización, desregulación y privatización, que no sólo ha afectado al plano financiero, sino que ha repercutido también  sobre las inversiones directas en el exterior (IDE)  los intercambios de mercancías y de servicios”

Por su parte, Gérard Duménil y Dominique Lévy, señalan “En el capitalismo moderno, las clases de los grandes propietarios de capital está relativamente unificada y posee parte de todos los sectores de la economía (por sus títulos) y las controla (mediante sus instituciones financieras). Eso no impide que las actividades financieras y el sector financiero hayan adquirido, en el neoliberalismo, una mayor importancia. Por una parte, esas actividades se han hecho mucho más rentables y, por otra parte, y, el control de la economía nacional y mundial por las instituciones financieras es crucial para mantener y perpetuar el orden neoliberal. Por esas razones, se habla a menudo de financiarización y de mundialización financiera 5.

Las tesis de la financiarización  y la crisis actual son analizadas en un libro colectivo de 20096.

Nuestra Interpretación: De la preeminencia del capital financiero a la preeminencia del capital productivo

“De la preeminencia del capital financiero a la preeminencia del capital productivo”, es el título de un apartado de nuestro texto “Estados Unidos y China: ¿Locomotoras en la recuperación y en las crisis cíclicas de la economía Mundial?”7.  

A continuación reproducimos el texto del documento mencionado.

“Una de las transformaciones más importantes es el profundo cambio que se  ha procesado entre las diferentes formas del capital en los países capitalistas desarrollados y particularmente en los Estados Unidos. Las empresas productoras de bienes y servicios se han liberado del dominio que en décadas anteriores ejerció sobre ellas el capital financiero.

En la década de los ochenta y a inicios de la década de los noventa, el capital financiero captaba en torno al 35% de las ganancias de las empresas no financieras. Posteriormente,  los intereses netos pagados disminuyen a menos del 20% de las ganancias. En los períodos de auge, se aproximan al 10%.

La disminución generalizada de la tasa de interés en los países desarrollados en los últimos años es un antecedente significativo que apoya el proceso de liberalización del capital productivo respecto del capital financiero. Las tasas de interés en Estados Unidos son las más bajas en las últimas cuatro décadas y por varios meses fue fijada en 1 %. En Japón, la tasa de interés real ha sido negativa por un período prolongado.

Las grandes inversiones que se han realizado, se han financiado con el gran crecimiento de las ganancias a través de las ganancias retenidas. También, las inversiones se han financiado con recursos que las empresas han captado directamente colocando acciones y bonos.

Con el aumento de las ganancias y con la disminución de los intereses y más allá de la escasez mayor o menor de capital, parece suficientemente claro que el capital productor de bienes y servicios no financieros en los países desarrollados se ha liberado bastante de la dependencia del capital financiero. Esa dependencia llevó a caracterizar el capitalismo de las últimas décadas como dominado por el capital financiero. Se sigue caracterizándolo de esta forma, lo que nos parece que es un grave error muy difundido y que está presente en la mayoría de los análisis que se ubican al interior de la economía crítica.

El predominio del capital productivo por sobre las otras formas de capital permite asignarle, como es en la realidad, mayor significado a la relación de dominación del capital sobre el trabajo y la sociedad. En el período en que el capital productivo dependía en forma extrema del capital financiero, la relación fundamental aparece entre capitales. La relación capital - trabajo se ubicaba en un nivel bastante inferior. La fuerza con que se plantea en la actualidad la flexibilidad laboral y las formas prácticas que asume, ilustran con claridad que para el sistema en su conjunto, la relación de las empresas con los trabajadores es fundamental.

A diferencia de lo que pasa en los países desarrollados, en América Latina, el capital productivo y el capital financiero actúan conjuntamente, potenciándose. Así sucede al interior de los países de América Latina en que se produce una relación muy estrecha entre el sistema productivo y financiero.

Esta situación se presenta también y con mayor claridad en las inversiones extranjeras que ingresan a la región. La inversión extranjera directa contempla una proporción significativa de créditos internacionales asociados. Se puede decir que en América Latina el capital productivo y el capital financiero actúan en forma redoblada tras la persecución de utilidades e intereses elevados. Este es un elemento fundamental que explica el desarrollo desigual entre Estados Unidos y América Latina y también las dificultades de reproducción económica y social en la región.

En el documento citado, y en otros documentos8, hemos analizado las principales transformaciones de la economía mundial a inicios del siglo XXI. Basado en dichos estudios, nuestra interpretación teórica e histórica  es diferente y opuesta  a la caracterización simple como crisis financiera. Constatamos que a nivel de la economía mundial, las ganancias y la tasa de ganancia de las grandes empresas trasnacionales productoras de bienes y servicios, se han incrementado a partir de mediados de la década del ochenta y se han mantenido elevadas en los últimos años, previos al inicio de la actual crisis mundial.  Estas elevadas ganancias transformaron a estas empresas en prestamistas netas del sistema financiero. Sus inversiones, compra de empresas y fusiones han sido financiadas en gran parte con recursos propios provenientes de sus grandes ganancias.

Las grandes empresas productoras de bienes y servicios dejaron de ser clientes significativos del sistema financiero. Los grandes fondos acumulados por el sector financiero, que incluyen las inversiones financieras de una parte de las ganancias de las empresas, sumados a otros fondos,  fueron orientados hacia las empresas tecnológicas provocando posteriormente la crisis de las empresas punto com y la crisis económica mundial de 2001. En la década actual, se suman a las grandes ganancias de las empresas productoras de bienes y servicios, los fondos soberanos y las incrementadas reservas internacionales provenientes también de la economía real.

Para superar la crisis del año 2001, estos grandes fondos financieros generados en la economía real, fueron orientados hacia la construcción habitacional acompañados de masivos créditos hipotecarios. La crisis no es sólo se manifiesta como crisis financiera, sino como crisis inmobiliaria, que incluye al sector real y al financiero.

El FMI ha caracterizado las últimas crisis, como crisis financieras, desplazando la importancia de la producción y de la distribución a nivel mundial, entre ganancias, renta de los recursos naturales y remuneraciones de los trabajadores. La caracterización como crisis financiera es ampliamente asumida por la academia, por otras instituciones internacionales y por los medios de comunicación, incluyendo una parte significativa del pensamiento crítico

El gran aumento de las ganancias de las empresas trasnacionales proviene de una disminución de los salarios y de la renta de los recursos naturales a nivel mundial

La globalización de la economía mundial fue una respuesta a los bajos niveles de la masa de ganancia y de la tasa de ganancia en la década del setenta y hasta mediados de la década del ochenta. En las últimas décadas, las elevadas ganancias de las grandes empresas trasnacionales productoras de bienes y servicios, son el resultado de la globalización actual y del neoliberalismo en la economía mundial.

La globalización a nivel mundial ha significado un fuerte aumento de la producción mundial al  mismo tiempo que ha limitado las capacidades de consumo. El gran desarrollo del sistema de crédito y el elevado endeudamiento generalizado, ha posibilitado el funcionamiento de la economía mundial, ajustando la demanda a la oferta en las últimas décadas previo a la crisis actual. El gran desarrollo del sector inmobiliario, el incremento del gasto militar, el aumento del consumo con créditos permitió la superación de la crisis de inicios de esta década. La burbuja inmobiliaria incentivada por las bajas tasas de interés, asociada a créditos de alto riesgo, culminó con el rompimiento de la burbuja inmobiliaria, -y no sólo financiera-, ya que la construcción residencial es uno de los sectores reales más importantes de la economía.

En el documento “Crisis de la Economía Mundial…”9, en el apartado ‘De la Crisis Inmobiliaria en Estados Unidos a la Crisis de la Economía Mundial’, señalamos cómo los elevados niveles de ganancia de las empresas productoras de bienes y servicios en Estados Unidos, inicialmente resistieron la crisis inmobiliaria que se prolongó por varios años, hasta que las ganancias fueron afectados en forma significativa a mediados de 2008, y con pérdidas muy elevadas, especialmente en el sector automotriz. Las disminuciones de las ganancias transformaron la crisis inmobiliaria de Estados Unidos, en crisis de la economía mundial.

En los documentos citados, habíamos analizado las seis crisis cíclicas del capitalismo a partir de 1974.hasta la de inicios de esta década. Estas seis crisis cíclicas se producen al interior del proceso de globalización. La crisis mundial actual es mucho más profunda, es una crisis de la globalización actual de la economía mundial y del neoliberalismo.

Las diferencias teóricas sobre el tipo de capital dominante en la economía mundial, dan cuenta de diferencias opuestas en relación a múltiples categorias económicas y comportamiento dinámico de la economía mundial, de las cuales desarrollaremos en este documento, tres que nos parecen principales:

En la producción nacional y mundial,  y en general, en la dinámica de la reproducción del capitalismo.

El comportamiento de la masa y de la tasa de ganancia de las empresas productoras  de bienes y servicios (las empresas no financieras)

La distribución de la producción en: salarios, ganancias y renta de recursos naturales, a nivel de los países y a nivel mundial.

Continua mañana parte 2...

Notas

1. Agradezco a Graciela Galarce su gran ayuda en la elaboración de este documento.
2. Caputo, Orlando 2007. “La Economía Mundial a Inicios del Siglo XXI” en Gandásegui (Hijo), Marco A (coordinador) Crisis de Hegemonía de Estados Unidos, (México DF: Siglo XXI y CLACSO).
3. Caputo, Orlando 2010 “Crisis de la Economía Mundial: Aumento de las ganancias y disminución de salarios”, en Gandásegui (Hijo), Marco A y Castillo Fernández, Dídimo (Coordinadores)Estados Unidos. La Crisis Sistémica y las Nuevas Condiciones de Legitimación, (México DF: Siglo XXI y CLACSO)
4. Chesnai, Francois 2003 “La teoría del Régimen de Acumulación Financiarizado: Contenido, Alcances e Interrogantes”, Revista de Economía Crítica Nº 1, Valladolid, España.
5. Duménil Gérard y Lévy, Dominique 2005 El Imperialismo en la Era Neoliberal, en Revista de Economía Crítica Nº 3, (Valladolid España).
6. Chesnais, Francois, de Brunoff, Suzane, Duménil, Gérard, Hussan, Michel y Lévy, Dominique 2009. Las Finanzas Capitalistas. Para Comprender la Crisis Mundial (Buenos Aires: Ediciones Herramienta)
7. Caputo, Orlando 2005 (2004)  “Estados Unidos y China: ¿Locomotoras en la recuperación y en las crisis cíclicas de la economía mundial?” en  Estay, Jaime (comp.) La Economía Mundial y América Latina, (Argentina: CLACSO)
8. Caputo, Orlando. 2007, op cit
9. Caputo, Orlando. 2007. Op cit


Orlando Caputo Leiva
Agosto 2010

Comenta con ayuda de Facebook(*) (Habilitado el 11 de diciembre del 2009): ¡OJO! Se puede comentar escribiendo un mail (no se muestra es solo para validacin) o con cuenta de Facebook.


(*)Algunas versiones de Internet Explorer bloquean esta herramienta social, sugerimos navegar con Firefox, Safari, Opera, Chrome u otro navegador web para hacer y leer los comentarios



113.148 lecturas en total tienen las 33 columnas de Orlando Caputo con 3.429 lecturas en promedio por columna
Columnas de Orlando Caputo
2016-04-01
2016, Venezuela en la encrucijada. La grave crisis económica, social y política
3699 lecturas

2015-03-31
Algunas formulaciones económicas de Marx y la actual crisis económica mundial (Parte II y final)
2928 lecturas

2015-03-24
Algunas formulaciones económicas de Marx y la actual crisis económica mundial (Parte I)
2490 lecturas

2011-10-02
El Presupuesto de Educacion 2012: Mitomanía
20063 lecturas

2011-04-07
Cuba: Marx, la disminución de la jornada de trabajo y las categorías mercantiles
2320 lecturas

2011-01-10
El dominio del capital sobre el trabajo y la naturaleza: Nueva interpretación de la crisis actual (Parte 4 y final)
2263 lecturas

2011-01-06
El dominio del capital sobre el trabajo y la naturaleza: Nueva interpretación de la crisis actual (Parte 3)
2326 lecturas

2011-01-02
El dominio del capital sobre el trabajo y la naturaleza: Nueva interpretación de la crisis actual (Parte 2)
2329 lecturas

2010-12-29
El dominio del capital sobre el trabajo y la naturaleza: Nueva interpretación de la crisis actual (Parte 1)
2504 lecturas

2010-11-30
Acerca de la discusión en Cuba
3009 lecturas

2010-10-14
Crítica a la Interpretación Financiera de la Crisis y Nuestra Interpretación (Parte 5 y final)
2246 lecturas

2010-10-12
Crítica a la Interpretación Financiera de la Crisis y Nuestra Interpretación (Parte 4)
2979 lecturas

2010-10-07
Crítica a la Interpretación Financiera de la Crisis y Nuestra Interpretación (Parte 3)
2543 lecturas

2010-10-06
Crítica a la Interpretación Financiera de la Crisis y Nuestra Interpretación (Parte 2)
2240 lecturas

2010-10-05
Crítica a la Interpretación Financiera de la Crisis y Nuestra Interpretación (Parte 1)
2468 lecturas

2010-07-16
Piñera y el fraude estadístico sobre la pobreza en Chile
2920 lecturas

2010-05-06
Plan de Reconstrucción reafirma la propiedad privada sobre los yacimientos mineros en Chile
3488 lecturas

2009-11-07
Una interpretación de la crisis opuesta a la de Manuel Riesco
3417 lecturas

2009-07-28
Los errores del FMI sobre la crisis
2525 lecturas

2009-06-05
La crisis actual de la economía mundial. Una nueva interpretación teórica e histórica
3778 lecturas

2009-05-22
Mensaje Presidencial: ausencia de estrategias de desarrollo
2446 lecturas

2009-02-03
Critica a la concepción de la crisis según Sebastián Piñera y Felipe Larraín
2479 lecturas

2009-01-16
De la Inflación a la Deflación
3770 lecturas

2009-01-07
Chile y la crisis de la economía mundial
3504 lecturas

2008-11-24
Estados Unidos, China y Rusia en la economía mundial (Quinta Parte)
2786 lecturas

2008-11-12
Chile por las AFP y el cobre, uno de los países más afectado por la crisis de la economía mundial (Cuarta Parte)
3518 lecturas

2008-10-30
La Crisis y la Posible Ruptura del Proceso de Globalización Actual de la Economía Mundial (Tercera Parte)
2567 lecturas

2008-09-15
Las mineras privadas quieren usufructuar del ‘Royalty’
3187 lecturas

2008-09-02
La Economía Mundial y la Eventual Séptima Crisis Cíclica (Segunda Parte)
3251 lecturas

2008-08-24
Economía Mundial y la Eventual Séptima Crisis Cíclica (Primera Parte)
4105 lecturas

2008-08-08
Estancamiento económico con destrucción de empleo
2628 lecturas

2008-08-01
Estancamiento y destrucción económica con inflación y con exceso de riqueza
2650 lecturas

2008-07-02
ESTANCAMIENTO ECONÓMICO EN UN PAÍS CON RECURSOS
3722 lecturas




Hay 18 usuarios visitando www.generacion80.cl

ltimas Columnas
Vengo de un pueblo pequeño... que se llama Til Til por Vólker Gutiérrez
Tierra: medio siglo de la Ley de Reforma Agraria por Manuel Riesco
2016, Venezuela en la encrucijada. La grave crisis económica, social y política por Orlando Caputo
La Codelco de Eduardo Engel por Julián Alcayaga
Venezuela: crisis para todo uso por Ángel Saldomando
Otras noticias
2017-08-01
LUN DESTACA INVESTIGACIÓN EN FUSIÓN NUCLEAR DE LA CChEN
2017-07-27
CONMEMORAN LOS 50 AÑOS DE LA TOMA DE LA UC
2017-07-26
OFICIALIZAN LA POSTULACIÓN DEL FÍSICO LEOPOLDO SOTO NORAMBUENA