Editorial
2011-03-06
4564 lecturas

Coordinador Movimiento Generación 80, G80


Nuestro Análisis de las Rebeliones Árabes y de la situación en Libia

Las rebeliones sociales y ciudadanas y las tentativas de liberación del yugo de regímenes dictatoriales, oligárquicos y tribales en las naciones árabes son el resultado de una larga historia marcada por agresiones e intervenciones militares en el Gran Oriente Medio desde fines del siglo XIX y durante todo el siglo XX por parte de las potencias occidentales. A las que se agregan desde hace una década el impacto en la consciencia árabe de la ocupación militar de Afganistán e Irak por coaliciones militares lideradas por el imperialismo norteamericano.

Las oleadas ciudadanas impetuosas que comenzaron el año derribando dictadores en Túnez y Egipto para luego expandirse a otras naciones del mundo árabe, siguen enfrentándose con voluntad y coraje a los aparatos de Estados y a sus fuerzas represivas. Y por sus demandas de trabajo, pan y derechos sociales, son rebeliones contra las políticas económicas de "austeridad" de corte neoliberal aplicadas por el Fondo Monetario Internacional y el Banco Mundial con el acuerdo de los gobiernos árabes autocráticos y pro imperialistas.

Estos han concluido alianzas y tratados comerciales con las corporaciones capitalistas de Europa y EE.UU. deseosas de explotar la mano de obra árabe, lucrar con el alza del precio de los alimentos y apropiarse de los recursos petroleros.

Factor clave que atraviesa todo el mundo árabe y cuya comprensión nos ayuda a entender la fuerza arrolladora de la voluntad colectiva que ha contribuido a acumular rebeldía contra los regímenes aliados de Occidente, es la cuestión Palestina. Las agresiones y humillaciones constantes del pueblo palestino y la ocupación de Gaza por parte de Israel han dejado una huella indeleble en los millones de ciudadanos árabes. Esta se traduce en una desconfianza mayoritaria hacia los Estados de Occidente y principalmente contra EE.UU. Lo que determina la existencia de un profundo sentimiento antiimperialista en las masas árabes.

Y las elites de Washington y la OTAN lo saben. Por lo mismo, no pierden ocasión para tratar de confundir a la opinión pública mundial. Hoy buscan desembarazarse de algunos dictadores molestos, pero con quienes hasta hace poco se acomodaban y establecían acuerdos para lucrativas inversiones.

Demás está decir que estos levantamientos surgidos de los de abajo son motivo de orgullo para millones de hombres y mujeres árabes que con coraje y voluntad colectiva han conquistado la dignidad y reafirmado ante los ojos impávidos del mundo que lo impensable e imposible sucede. Además de luchar por crear espacios de libertad, sin los cuales no se puede hacer política, las actuales generaciones de militantes han demostrado una capacidad extraordinaria para darse formas imaginativas y colectivas de organización y lucha por mejores condiciones de vida y trabajo. Un ejemplo para todos los pueblos del mundo que viven hoy las embestidas de los gobiernos neoliberales y sus instituciones capitalistas.

Por lo tanto, las jóvenes rebeliones árabes en marcha necesitan toda nuestra solidaridad combativa. Estas gestas revolucionarias están contribuyendo a construir lentamente una correlación de fuerzas mundial favorable a las luchas por más justicia social, libertades democráticas y derechos colectivos de los sectores populares, los jóvenes, las mujeres y los trabajadores.

El empuje arrollador de la oleada democrática y popular ya derribó a dos dictadores y el contagio revolucionario puede llevarse a otros que se aferran al poder. Sin embargo, tanto en Túnez como en Egipto, los colaboradores de los ex dictadores Ben Ali y Hosni Mubarak, siguen en el poder para administrar transiciones controladas que mantengan lo esencial de las estructuras de dominación.

El primero en caer bajo el empuje arrollador de la calle y los trabajadores fue el tunecino Ben Ali que contaba con el apoyo indefectible de la burguesía francesa y el Gobierno de Sarkozy. El otro, Hosni Mubarak, aliado estratégico de EE.UU. en la geopolítica imperial en Medio Oriente y socio de Israel, debió irse y traspasarle el poder al Consejo Supremo de las FF.AA. Los dos gobiernos de transición han debido satisfacer a regañadientes algunas reivindicaciones populares y políticas de elecciones libres. Pero los dos reprimen con ferocidad las manifestaciones populares que siguen exigiendo cambios profundos.

En Túnez los presos políticos han sido liberados y en Egipto los militares en el poder han debido otorgar 15% de reajuste a los trabajadores públicos, pero sin liberar a los presos políticos. Los militares egipcios hacen presión sobre los huelguistas para que suspendan las huelgas y envían mensajes masivos por celular para atemorizar a quienes reivindican. En ambos países los gobiernos de transición y consenso con las fuerzas conservadoras y los poderes globales han debido prometer elecciones libres. Estos logros parciales de las masas se han hecho sin posponer sus demandas de cambio de régimen.  

Es evidente que después de las ofensivas neoliberales de los ochenta, hoy asistimos a un giro histórico importante. La iniciativa está del lado de las masas árabes que irrumpen en la escena de la historia, ahí donde el eslabón de la cadena de la dominación es más débil. Pero cabe decirlo: recién se está forjando, en la lucha misma, una dirección política que plantee alternativas claras. Y para que un proceso revolucionario se afiance, el instrumento partidario que piense y actúe en términos estratégicos con un programa de transformación social es una necesidad imperiosa. Las organizaciones islámicas ya sean sunitas o chiítas no son una alternativa; sus concepciones religiosas y sus posiciones neoliberales las alejan de las reivindicaciones de las masas musulmanas que no son islámicas.

Cabe abundar. El Islamismo es una doctrina política, como el Salafismo de Al Qaida o el fundamentalismo de la Hermandad Musulmana, los seguidores egipcios de los líderes religiosos Sayyid Qotb y Al Banna que profesan un anti laicismo y anti socialismo furibundo. No confundir: ser musulmán es compartir una cultura y una religión mayoritaria en los países árabes. Y se puede ser musulmán sin promover el proyecto político islamista.

Sin lugar a dudas, estos levantamientos forman parte del mismo ciclo de movilizaciones que han habido en Islandia, Tailandia, Grecia, Francia, Italia, España, Inglaterra y ahora en EE.UU., en Madison (Wisconsin), Ohio y Atlanta. A las que se agregan las revueltas del hambre en África y las huelgas obreras en China.

Vivimos en períodos de crisis del sistema capitalista y de su paradigma civilizacional explotador en lo humano y depredador de la naturaleza. Tanto el mercado capitalista regulador (el neoliberalismo) como la democracia parlamentaria, considerados como el Fin de la Historia, conforman el mito contemporáneo de las clases dominantes nacionales y globales de Occidente. Este comienza a desmoronarse ante el empuje de los sectores asalariados, campesinos, pensionados y estudiantes que se rebelan contra el poder de las armas, y del capital y la tecnociencia puestos al servicio del dominio de la naturaleza y la explotación del hombre por el hombre.

Son movimientos de claro contenido antineoliberal. Contra las políticas de los gobiernos del Capital, al que se agrega, no lo olvidemos, la ejemplar rebelión ciudadana magallánica contra el alza del gas en nuestro país.

Ahora bien, estos procesos revolucionarios en gestación que irrumpen de manera repentina aprovechando las fisuras de los dispositivos de poder, arrasan con instituciones políticas vetustas y exigen derechos democráticos y bienes públicos como salud, educación y pensiones, pero luego se decantan. Ahí, sectores empresariales y de las clases medias movilizadas al comienzo contra el nepotismo y la corrupción sucumben a las presiones del poder y al espantapájaros del "caos. Y abandonan la lucha. No así los sectores populares, de trabajadores, campesinos, mujeres y juveniles que continúan las movilizaciones bajo la consigna "No nos confiscaran nuestra Revolución". Como bien decía Bertold Brecht, "éstos son los imprescindibles".

Con respecto a la situación en Libia, cabe decir que el régimen de Mohammed Gadaffi, que cuenta con el apoyo del Presidente venezolano Hugo Chávez, utiliza la retórica antiimperialista para confundir. En el pasado el coronel Gadaffi logró unificar las tribus libias, darse un proyecto social y apoyar luchas antiimperialistas. Pero después de muchos errores cambió. En el 72 impuso una ley que prohíbe los sindicatos, los partidos políticos y las federaciones estudiantiles. Desde los 90 fue armado hasta los dientes por los Estados europeos con quienes forjó estrechas alianzas. En esta época abrió las inversiones al capital extranjero en Libia e invirtió en compañías italianas y francesas. Amigo íntimo de los derechistas Berlusconi y Sarkozy, es el gendarme subvencionado de Europa en territorio del Norte de Africa para reprimir la inmigración clandestina hacia Italia. Sus hijos tienen puestos claves en el aparato armado y en las empresas familiares de lucro personal y conforme a las prácticas capitalistas.

Disponemos de antecedentes históricos que nos permiten afirmar que el régimen libio de Gadaffi es dictatorial y represivo. No es posible asesinar 1.600 a 2.000 prisioneros políticos porque son islamistas. Y con razón, los 40 años en el poder de su gobierno han exacerbado las rencillas tribales en un territorio rico en petróleo y virtualmente ocupado por los intereses de las multinacionales petroleras que han financiado la ostentación y el enriquecimiento particular del clan Gadaffi.

Por lo tanto, el dictador libio no es santo de devoción de nuestra izquierda. Desde ya denunciamos que el pretexto imperialista de intervenir con fuerzas militares de EE.UU. y la OTAN en el conflicto libio, que ha devenido practicamente en una guerra civil, nada tiene que ver con apoyar las luchas de este pueblo y exigimos a todos los demócratas y revolucionarios una condena radical de esta intervención.

Mohammed Gadaffi nos recuerda irónicamente a muchos "renovados"; a aquellos que fueron socialistas algunos años, pero que después se reciclaron; reprimieron las luchas del pueblo mapuche, de los trabajadores y estudiantes, de los deudores y pobladores y se integraron pragmáticamente en el sistema de dominación. Además, pactaron con las derechas, negociaron con los empresarios y con los poderes de las potencias imperialistas y sus organizaciones globales a cambio de reconocimiento y usufructo del poder. Y cuando Gadaffi exclama "o yo o Al Qaeda con Bin Laden", nos recuerda cuando a Reagan, líder del Imperio en aquella época, Pinochet le decía, "o yo o el caos".

El imperialismo acepta y recurre a los tiranos mientras le conviene. Oportunistas de naturaleza, las elites imperiales aprovechan las contradicciones para meter cuñas entre los antiimperialistas y así perpetuar las estructuras mundiales de dominación y sus intereses estratégicos vitales, políticos y económicos. Y la situación en Libia es una excelente oportunidad para instalarse al lado de las rebeliones sociales de Egipto y Túnez; para vigilarlas y, llegado el caso, intervenir militarmente.

La Realpolitik no es nuestra política. Apoyamos las rebeliones de los de abajo; las del mundo árabe y de todos los continentes. Ahí están las fuerzas de la historia que abren perspectivas de futuro. Todas buscando su propio camino, sin caer en los cantos de sirena de un occidentalismo neo-colonial trasnochado en el plano político, que promueve el parlamentarismo elitista así como el capitalismo neoliberal.

¡Vivan las rebeliones árabes; adelante con todas fuerzas de la Historia de la emancipación de los pueblos!

¡Solidaridad con las luchas ciudadanas, juveniles y obreras del mundo entero!

¡Fuera el imperialismo yankee de las naciones árabes! ¡No a la invasión de Libia!

¡Solidaridad con el pueblo arabe palestino, Israel fuera de la tierra palestina!

¡Viva la solidaridad de los oprimidos!

¡Trabajadores del mundo uníos!


Comenta con ayuda de Facebook: ¡OJO! Se puede comentar escribiendo un mail (no se muestra es solo para validacin) o con cuenta de Facebook.


(*)Algunas versiones de Internet Explorer bloquean esta herramienta social, sugerimos navegar con Firefox, Safari, Opera, Chrome u otro navegador web para hacer y leer los comentarios



Otras editoriales
2016-09-30
Litio: recurso nacional estratégico
1376 lecturas

2016-05-06
A transformar el proceso Constituyente en una Oportunidad para los Movimientos Sociales y Políticos
1423 lecturas

2015-08-01
La fea y real cara de la transición
1737 lecturas

2015-05-18
Esta claro que los cambios habrá que hacerlos con Movilizacion
1391 lecturas

2015-04-27
No se trata de adaptar las instituciones, es necesario cambiarlas
1405 lecturas

2013-12-03
En segunda vuelta marca AC para abrirle paso a la Asamblea Constituyente Popular
3081 lecturas

2013-11-12
La G80 no se pierde marca AC y Vota por Roxana Miranda
2673 lecturas

2013-07-17
Unidad del Pueblo para Empujar el Cambio de Modelo
3754 lecturas

2013-06-05
Unir todas las luchas, en todos los frentes y en todos los espacios políticos. Levantar una candidatura presidencial única para enfrentar al duopolio
3696 lecturas

2013-01-03
2013: Movilización, unidad y lucha social antineoliberal
4786 lecturas

2012-09-25
Nuestro análisis, nuestra política
4428 lecturas

2012-07-13
Basta del circo político binominal: a construir la Via popular y de los pueblos a la constituyente social
4237 lecturas

2012-06-25
A Chile le hace falta Igualdad ¡Que el pueblo mande!
3625 lecturas

2012-04-25
Recuperar el protagonismo social y político de los trabajadores
4097 lecturas

2012-01-26
A Chile le hace falta Igualdad
4888 lecturas

2011-12-13
Elecciones de la FECH, anuncio de un 2012 de mayor lucha política y social
5029 lecturas

2011-09-21
Los estudiantes tienen la legitimidad para convocar a todas las fuerzas del pueblo
5130 lecturas

2011-08-20
Trabajadores, pobladores y estudiantes: ¡A construir la unidad!
4949 lecturas

2011-08-10
Plebiscito y Asamblea Constituyente ¡Ahora!
4915 lecturas

2011-07-20
Cambio de gabinete: declaración de guerra a los movimientos sociales
4142 lecturas

2011-06-04
Se abre un nuevo ciclo de ascenso de luchas y movilizaciones ciudadanas y populares
4419 lecturas

2011-03-18
No a las centrales nucleares de Piñera y Obama
5197 lecturas

2011-03-06
Nuestro Análisis de las Rebeliones Árabes y de la situación en Libia
4565 lecturas

2010-11-30
CONTRA LA OFENSIVA DE LA ''NUEVA DERECHA'', CONTRAOFENSIVA Y NUEVO PROYECTO POPULAR
5460 lecturas

2010-10-01
A redoblar la movilización y la solidaridad con el pueblo mapuche
4538 lecturas

2010-08-13
La Izquierda debe ocupar el vacío político dejado por el Gobierno y la Concertación
4771 lecturas

2010-06-10
LA RENUNCIA DEL EMBAJADOR OTERO, LAS CONTRADICCIONES DE LA ELITE BINOMINAL Y NUESTRAS TAREAS
5271 lecturas

2010-05-20
La crisis mundial, las políticas del piñerismo y las tareas de la Izquierda
4860 lecturas

2010-04-28
En este Primero de Mayo, independencia y unidad sindical
5163 lecturas

2010-04-15
A CONSTRUIR LA IZQUIERDA QUE LOS TRABAJADORES Y EL PUEBLO NECESITAN
4690 lecturas

2010-03-29
La provocación piñerista. De nuevo, con Piñera, la bota militar ocupa ciudades para reprimir a la juventud
4730 lecturas

2010-03-25
FRENTE A LAS CATÁSTROFES VIVIDAS POR NUESTRO PUEBLO, SOLIDARIDAD Y ORGANIZACIÓN POPULAR
4636 lecturas

2010-01-23
FRENTE AL TRIUNFO DE LA DERECHA CONSERVADORA: HAY QUE SEGUIR SIENDO OPOSICIÓN AL NEOLIBERALISMO, NO SÓLO A PIÑERA
4961 lecturas

2010-01-12
NUESTRA OPCIÓN: SEGUIR CONSTRUYENDO UNA ALTERNATIVA POPULAR
4931 lecturas

2009-12-04
NUESTRA ELECCIÓN: SEGUIR LUCHANDO POR UNA ALTERNATIVA DE IZQUIERDA, DEMOCRÁTICA, POPULAR Y SOCIALISTA
5692 lecturas

2009-09-25
Y ¿DÓNDE ESTÁ LA IZQUIERDA?
5304 lecturas

2009-08-14
INTIFADA MAPUCHE
5307 lecturas

2009-08-06
NOSOTROS, ¡CON LA IZQUIERDA HASTA EL FINAL!
4768 lecturas

2009-07-25
PROCLAMACIÓN DEL SENADOR ALEJANDRO NAVARRO COMO CANDIDATO PRESIDENCIAL DEL MOVIMIENTO GENERACIÓN 80
4655 lecturas

2009-06-29
ANTE EL GOLPE CIVICO-MILITAR EN HONDURAS: DECLARACIÓN PÚBLICA DE G80
4410 lecturas

2009-05-26
FIJANDO POSICIONES FRENTE A LA PRÓXIMA ELECCIÓN PRESIDENCIAL
4972 lecturas

2009-04-06
EL DILEMA DE LA IZQUIERDA ¿CONSTRUIR ALTERNATIVA O ARRIMARSE A LA CONCERTACIÓN?
4969 lecturas

2009-03-13
A CONSTRUIR LA VERDADERA ALTERNATIVA DEMOCRÁTICA Y POPULAR
4920 lecturas

2009-02-04
A DERROTAR DE VERDAD LA EXCLUSIÓN
4639 lecturas

2009-01-21
UN ESTADO PALESTINO, PRIMER PASO HACIA LA PAZ
4704 lecturas

2008-12-13
A ELEGIR AL CANDITADO PRESIDENCIAL Y UN PROGRAMA DE GOBIERNO DE LA IZQUIERDA EN PRIMARIAS ABIERTAS
5784 lecturas

2008-09-05
NOSOTROS VOTAMOS IZQUIERDA
5856 lecturas

2008-08-10
CARTA A REDACCIÓN DE EL SIGLO
5111 lecturas

2008-07-31
ECONOMÍA: CRISIS PARA LA MAYORÍA, JAUJA PARA UNOS POCOS.
4926 lecturas

2008-06-30
QUE VIVAN L@S ESTUDIANT@S
5564 lecturas

2007-06-15
A 20 AÑOS DE LA MATANZA
5420 lecturas

2007-04-26
G-80 CONVOCA A CONMEMORAR EL 1 DE MAYO
4880 lecturas

2007-03-29
RECORDAMOS LA MUERTE DE DOS VALIENTES
5714 lecturas


Búsqueda personalizada


Hay 19 usuarios visitando www.generacion80.cl
ltimas Columnas
Vengo de un pueblo pequeño... que se llama Til Til por Vólker Gutiérrez
Tierra: medio siglo de la Ley de Reforma Agraria por Manuel Riesco
2016, Venezuela en la encrucijada. La grave crisis económica, social y política por Orlando Caputo
La Codelco de Eduardo Engel por Julián Alcayaga
Venezuela: crisis para todo uso por Ángel Saldomando
Otras noticias
2017-08-01
LUN DESTACA INVESTIGACIÓN EN FUSIÓN NUCLEAR DE LA CChEN
2017-07-27
CONMEMORAN LOS 50 AÑOS DE LA TOMA DE LA UC
2017-07-26
OFICIALIZAN LA POSTULACIÓN DEL FÍSICO LEOPOLDO SOTO NORAMBUENA
2016-08-10
ANTE LOS ANUNCIOS DE LA PRESIDENTA BACHELET