Noticias
2008-01-04
3980 lecturas

Cómo fue el 2007 y cómo viene el 2008
MESA REDONDA DE COLUMNISTAS DE LA WEB G80 (II)

Continuamos con la publicación de la conversación sostenida el 13 de diciembre por un grupo de columnistas de nuestra web. Ahora publicamos las intervenciones de Vania Cantero y Cristian Meneses ambos integrantes del Movimiento Generación 80, G80 y la intervención de Roberto Avila, miembro del Comité Central del Partido Socialista y también colaborador de nuestro sitio, la conversación fue moderada por el periodista Volker Gutiérrez.

Volker Gutiérrez
¿Vania tú, cómo has visto el segundo año de gobierno de la Presidenta Bachelet?

Vania Cantero
"...los que estamos en crisis somos los de izquierda"

Quiero empezar, quiero nombrar lo que me ha impactado del año pasado.
Lo que me impactó en primer lugar fue la división de la izquierda, del Juntos Podemos, con respecto de la opción de votar nulo o votar por Bachelet, en donde se distancian los partidos de izquierda; me impacta porque teníamos una gran esperanza de que este Juntos Podemos fuera un referente muy fuerte y que se iba a proyectar.

Lo otro que me impactó en las elecciones y la asunción de la presidenta Bachelet, es el poco acercamiento que tiene con la gente, no quiere escuchar a la gente, no habla de la gente, no opina, al contrario ella siempre en sus discursos siempre está de lado de los empresarios de los que tienen más, entonces la exclusión de Bachelet en su discurso a mi me impacta mucho.

Lo otro que me impactó fue la revolución pingüina, de los secundarios.
La implementación del Transantiago.

El permiso que le da el gobierno de la Concertación al protagonismo de la derecha y de los empresarios, a este trabajo en conjunto, esta alianza con la derecha.

Lo que me impactó también es la violencia en contra de la mujer. También la violencia oculta que existe en contra de los niños, de la juventud, porque una cosa conlleva a la otra de parte de los hombres, de los varones.

Me impactó también es la implementación de la ley de responsabilidad juvenil, esta represión a la juventud sin darle oportunidades también a la inserción social de estos jóvenes, y darle otros chances, por ejemplo, si ellos determinan lo que al final este gobierno determina, y la gente no tiene derecho a voz ni voto, no nos han preguntado jamás si estamos de acuerdo o no con estos cambios, entonces no darle también a la vez a los jóvenes otras alternativas para poder participar en política o inserciones sociales; hay una nueva moda pero algo que en Latinoamérica se está discutiendo no sólo acá, algunos jóvenes comentan que quieren también que baje la edad para votar y ellos ser partícipes del gobierno.

Destaco también este nuevo referente de los deudores habitacionales, esta nueva gran masa que se hace mucho notar, y que están trabajando, se juntan, es mucha gente y también es importante, ellos se están organizando políticamente respecto a las elecciones que vienen con un nuevo partido político.

Me ha impactado también este nuevo referente latinoamericano, el referente de estos países de izquierda, como dice Leo que el pueblo se lo ha ganado en realidad todos estos cambios, estos progresos es porque el pueblo lucha incansablemente para ganarse estos espacios.

Lo otro que me ha impactado es la impunidad y la falta de memoria de los chilenos en general.

Entonces con respecto a todos estos puntos que me han impactado quiero decir una frase que dice: “La gracia del pasado es que ya pasó”; es medio chistoso, pero no es tan chistoso pensando que la falta de memoria, la impunidad, nos ha dolido mucho a los que fuimos perseguidos o no fuimos perseguidos y que no sea un tema importante en la juventud de hoy, en la gente en general que trata de ocultar todo lo que pasó en dictadura, toda esta brutalidad, una manera de hacer borrón y cuenta nueva, de no acordarse de cosas malas y tener otro tipo de moral que es una moral más bien basada en pasarlo bien, en consumir, en otras cosas que son más superfluas.

Lo que quiero decir es que durante todo este tiempo, desde los años 90 hasta ahora, este adormecimiento psicológico que hemos tenido en general con respecto a la memoria es algo que nos duele mucho y tratamos de buscar alguna respuesta con respecto a esto, pienso de que todo este tiempo en que la gente se adormeció psicológicamente con respecto a las violaciones a los derechos humanos, las violaciones de los derechos humanos tiene que ver con múltiples cosas, no solamente con lo que pasamos en dictadura, sino la violación a los derechos humanos en la vida diaria; por ejemplo, con lo que pasa con los trabajadores, la violación a los derechos de los trabajadores, a las temporeras, a la implementación del Transantiago, que son políticas que realmente son devastadoras para el pueblo; con la revolución de los pingüinos que nos ha impactado a todos, y que ellos reclaman y reclaman y dicen “nosotros sentimos impotencia con respecto a lo que está pasando, porque somos chiquititos, pero somos seres humanos y encontramos muchas contradicciones con respecto a lo que los adultos hablan, dicen y hacen”, porque en realidad los adultos ¿que están haciendo en este momento?, se conforman con todas estas violaciones a los derechos humanos, los adultos hablamos de los derechos humanos pero en definitiva nos conformamos con lo que está pasando, con estas aberraciones; entonces ellos reclaman, salen a la calle y nos dicen ustedes súmense también, también ustedes tienen que reclamar.

Con respecto a lo que dice Ramón Poblete, yo encuentro que estos grupúsculos que están apareciendo porque no creo que sea una rebelión generalizada de los trabajadores sino que estos grupúsculos que pueden y tienen toda la chance para poder protestar con lo que está pasando porque están contratados, porque hay una gran masa de gente y de jóvenes, las temporeras, esa gente que trabaja en esas empresas que llaman por teléfono (call center), esas empresas que se dedican a esas cosas, no los contratan, ni siquiera tienen boletas de honorarios, ellos no se pueden organizar, no pueden protestar y no pueden salir a la calle; por ejemplo el sector público, Codelco, esta gente que tiene contrato una manera de aferrarse a que no los echen, ellos pueden sí protestar y salir a la calle a pedir un sueldo más digno; pero la mayoría de la gente no puede hacerlo y no lo va a hacer, porque no quiere perder la pega, porque además al otro día tiene que ir a pagar la cuota en Ripley, porque está endeudada hasta el cogote y tiene que darse vuelta con este sistema de pedir un préstamo para tapar el otro hoyo que tienen, y así se dan vuelta porque los pobres en este país así viven, sacando de acá, poniendo acá y endeudándose cada vez más, ese es el sistema.

Discrepo que estamos en una crisis del neoliberalismo, los que estamos en crisis somos los de izquierda, el sistema es así, no está en crisis, el sistema es aberrante; pasa a llevar, viola los derechos humanos, este es el apogeo del neoliberalismo, es como tiene que ser, así es; entonces el sistema no está en crisis, somos los partidos de izquierda los que estamos crisis, por varios motivos: porque se nos ataca, porque no sabemos trabajar en equipo, porque no sabemos resolver los problemas, por una serie de cosas que más adelante me puede seguir explayando.

Lo último que me voy a referir es algo muy bonito que me contó una persona que viajó a Bolivia, al congreso de los humanistas en Bolivia, yo le pregunté como está la cosa allá en Bolivia porque me da susto porque veo a un Evo Morales muy calladito y el silencio a veces dice muchas cosas, es una antesala de los problemas, como lo que pasó con Chávez, acuérdense de las elecciones de Chávez había un silencio total y entonces todo el mundo decía aquí está pasando algo; entonces cuando los partidos políticos, cuando las situaciones sociales, cuando pasa algo que está todo en silencio es porque vienen los problemas y eso es generalizado, hay que poner ojo cuando hay silencio.
Entonces le pregunté y que pasa con Bolivia, resulta que Evo Morales tiene una personalidad distinta, es como lo contrario, es bien introvertido, es un señor, una persona, es un campesino de abajo creo que ni siquiera tiene estudios superiores, entonces él rechaza generalmente estas reuniones de protocolo cuando viaja a otros países y debe reunirse con los mandatarios, cuando va a un restorán, a una cena, o cuando dan una cena en una casa de gobierno, él rechaza estas cosas, prefiere estar solo, él no está acostumbrado, se siente tan apegado a su pueblo, a sus raíces, que el no comparte esta otra vida que tiene como mandatario. Pero, la situación en Bolivia me cuenta algo que me puso bien contenta, cuando hablé con este humanista que viajó a Bolivia, que Evo Morales está haciendo muchos cambios y está muy arraigado en el poder porque tiene el apoyo popular, todos los días sale la gente a la calle a apoyar a Evo Morales con respecto a toda esta ofensiva que tiene EE.UU. influyendo en la derecha allá y en los sectores oligárquicos que tienen el poder, entonces todo el campesinado sale a la calle a apoyar a Evo Morales. Me contaba que el agua estaba en manos de privados y Evo Morales luchó para recuperar el agua; lo más bonito de todo esto que cuando hablamos de globalización hablamos siempre de la economía, de la plata, pero resulta que algunas ongs europeas -no sé específicamente quien- simpatizantes de Evo Morales lo apoyaron y trabajaron en conjunto para recuperar el agua, y el agua la recuperaron pagando un dólar, le pagaron un dólar a la empresa y recuperó el agua. Siento que Evo Morales es una persona que me gusta, creo que está haciendo bien las cosas, tiene una manera de actuar diferente a Hugo Chávez, es más pausado; me siento contenta que en la comunidad internacional cuando se habla de globalización no pensemos tanto en la economía, en las aberraciones, pero también hay solidaridad en el mundo, el mundo tiene que apoyar a estos cambios latinoamericanos, con solidaridad, con las ONGs, estas organizaciones de izquierda; invito a Leopoldo que se sume a este apoyo latinoamericano, que por cierto siempre lo ha hecho.



Cristian Meneses
"...el único camino viable es romper la institucionalidad pinochetista e instaurar una Asamblea Constituyente"


Llegué a Chile, de vuelta después de 14 años fuera, en el 2003 y todas las ideas preconcebidas que tenía de Chile las he reafirmado completamente en estos cinco años.

Si algunos de ustedes recuerda las primeras veces que nos juntamos, yo decía exactamente o peor, es decir que aquí en Chile sigue siendo una democracia de muy mala calidad, es un poco atrevido llamarla democracia, sigue teniendo plena vigencia la institucionalidad pinochetista, esta estructura de poder y de modelo es un compromiso entre la ultraderecha, no puedo llamarle derecha a los funcionarios de la dictadura que fue responsable de miles de crímenes, de tortura, de cerca de 28 mil compatriotas; este sistema es un compromiso entre la ultraderecha y la centro derecha que es la Concertación. Podríamos analizar punto por punto las políticas sociales, económicas, la postura internacional de distintos gobiernos de Concertación, no podría decir en base a eso que la Concertación es un conglomerado de centro izquierda, ni siquiera de centro.

En general creo que en Chile lo que ha pasado en los dos últimos dos años, creo que hay que extenderse hasta la crisis pingüina para analizar el periodo reciente, es que el agotamiento de la concepción de que esto es lo mejor que podemos tener da paso y viene de la mano, en general con las movilizaciones sociales de distintos sectores; los estudiantes, por ejemplo, también los pobladores con el ANDHA Chile, distintas organizaciones ecologistas o defensoras del medio ambiente y en particular trabajadores que están más organizados, porque es verdad que aquí hay una gran cantidad de gente -como dice Vania-, que no está organizada.

Esto ha puesto de relieve el cansancio y la decepción con las promesas del cambio después de la dictadura. Creo que en estos años, particularmente en éste, ha quedado muy claro que los trabajadores, que el pueblo de Chile en general, que no pinochetista, que no es golpista, que no es de ultraderecha, no tiene nada que esperar de la Concertación porque la Concertación es funcional –como decía Leopoldo- al sistema global, al neoliberalismo en términos económicos y al imperialismo en términos políticos globales.

Lo que queda claro, como ahora vemos con lo que pasa con los subcontratistas de Codelco, igual que en el caso de los estudiantes, el gobierno se las arregla para presentar un lado dialogante y después simplemente decir “ahora formamos comisiones o ahora diriman el asunto a tribunales”, eso significa que la pelota se pasó dos o tres años más; con la reforma previsional va a pasar lo mismo. Todo ese supuesto acento social de este conglomerado en el poder es una farsa, en realidad lo que hacen es pelotear las cosas de modo que siga funcionando el sistema económico que subyace, que siga funcionando la institucionalidad que es heredada de Pinochet, y lo van a seguir haciendo hasta que no puedan más.

Vemos ahora que hay crisis también creo gatilladas por la efervecencia social pero también por un desgaste interno, por las pugnas de poder, y porque aquí el poder significa plata, y ese es el problema real. Participar en el poder en Chile es sumamente rentable, al contrario la participación política de los ciudadanos no es nada rentable, por eso hay un margen de abstención enorme, aparte del sentimiento de la gente de que no sirve votar, yo no voto ni me inscribo porque no quiero ser manipulado, creo que hay mucha gente que piensa con claridad o no más o menos lo mismo; pero creo que por el lado de mantener esta institucionalidad que es la ruta de la ultraderecha y la centro derecha no creo que el movimiento popular pueda cambiar muchas cosas, con mil elecciones no creo que lo haga. Este sistema electoral, creo que lo he dicho en otras opiniones, es un sistema de manipulación, ni siquiera de exclusión, a mi no me importa que excluyan a alguien o no si tiene un 5%, lo que pasa que este sistema está hecho para que se manipulen las preferencias de los electores. Si la gente vota no por su candidato preferido en elecciones significativas, parlamentarias, sino por el mal menor; es una cosa no solamente de Chile, he visto artículos de Canadá que dicen lo mismo. Candidatos de partidos pequeños, la gente no vota por ellos aunque sí se siente representados por ellos porque piensa que van a perder, vota por el ganador y eso es lo que está instalado aquí como modelo, hay que votar por el ganador aunque no me guste, y voto por la Bachelet o por Lavín porque ellos van a ganar, no voy a votar por Hirsh porque va a perder; y esa idea está fundamentada en el mecanismo electoral, el mecanismo binominal es un mecanismo de manipulación elector de las preferencias, y eso lo tengo mas que clarito; entonces no creo en mi percepción que sólo por ese camino se vaya a dar la lucha.

En realidad lo que hay que hacer, y afortunadamente ya está en las palabras y en las ideas de mucha gente como Arrate que plantea una Asamblea Constituyente, una nueva Constitución, el único camino viable es romper la institucionalidad pinochetista e instaurar una Asamblea Constituyente que dé paso a una Constitución nueva para Chile, esa es la única posibilidad; las otras posibilidades se van a diluir tal como se ha diluido la reforma estudiantil, tenemos una LOCE que no se llama LOCE pero que es lo mismo; como se va a diluir la reforma previsional, vamos a tener lo mismo pero con otro nombre, seguramente y va a firmar Bachelet; como pasa con el subcontrato; los únicos acuerdos aquí que tienen posibilidad de ser cumplidos y trascender en el tiempo son los acuerdos entre la centro derecha que es la Concertación y la ultraderecha que es la Alianza por Chile, esos son los únicos acuerdos estables que le dan gobernabilidad al sistema y que aseguran la continuidad en este país, lo demás creo que tiene poco futuro.


Roberto Avila
"Hemos perdido el optimismo de que exista alguna posibilidad de que la Concertación tenga algún curso progresista en su accionar político y ... también el derecho a invocar la ingenuidad respecto a albergar esta esperanza"




Voy a hablar desde la cotidianidad, desde donde hago mi praxis política que es lo que más conozco.

Diría que el año 2007 que termina ha hecho que los socialistas tengamos dos pérdidas –a mi juicio- irreversibles, irreparables, hemos perdido el optimismo de que exista alguna posibilidad de que la Concertación tenga algún curso progresista en su accionar político y hemos perdido también el derecho a invocar la ingenuidad respecto a albergar esta esperanza.

Creo que ya no podemos invocar ninguna ingenuidad respecto a esto por lo siguiente: cuando se instaló el gobierno de don Patricio Aylwin no habíamos sido capaces de derrocar la dictadura, eso era objetivamente así, se había producido la caída del campo socialista encabezado por la Unión Soviética con todos sus defectos y en lo particular los socialistas veníamos de una fragmentación terrible, en esas condiciones era razonable conformarse con un gobierno que instalara una realidad política democrática y nos alejara del pinochetismo.

Después vino Frei y nos dijeron que esta era una coalición, que al interior de una coalición se podían conseguir algunas cosas, pero como era coalición había que ganar y perder, y que la DC que tiene una orientación que es conocida, era hegemónica y que las cosas sólo podían ser de esa manera.

Después vino Lagos y ahí sí que tuvimos bastantes esperanzas, se decía que era un socialista, ya sabemos lo que es Lagos, el compañero Carlos Altamirano lo ha definido. Lagos en una comida, que invitó al compañero Altamirano a La Moneda, estaba muy contento respecto a su propio gobierno y le preguntó su opinión y Altamirano le dijo con la franqueza que lo caracteriza que “había sido el mejor gobierno del siglo XX”, y ante la satisfacción inicial del rostro del ex Presidente Lagos, Altamirano agregó, “sí, le dijo, el mejor gobierno de derecha, la derecha no ha tenido mejor gobierno que el tuyo”.

Pero vino la Presidenta Bachelet y aquí sí que nosotros teníamos muchas más esperanzas, por varias cosas, porque se presume con razón o sin ella que las mujeres son menos mentirosas que los hombres, que tienen menos demagogia; ella había vivido la represión en carne propia, su padre falleció en las trágicas circunstancias que se conocen; ella vivió el exilio en la Alemania Oriental, estuvo presa junto con su madre en Villa Grimaldi, fue un cuadro político de la Juventud Socialista mientras la dirigía Carlos Lorca diputado detenido desaparecido. Ella tenía la tradición de la lucha del pueblo chileno sintetizado en ella misma, por eso nuestras esperanzas se desplegaron; y por eso es que ahora que con ella pasa lo que pasa, ya uno no puede invocar ingenuidad, ni puede invocar optimismo.

A nivel de titular, se estableció durante el año 2007 un sueldo mínimo miserable de 144 mil pesos y mil pesos más que parecen una burla, una ironía; como en una nueva mesa de billar tienen que darse una, dos, tres, cuatro, cinco condiciones, requisitos, para que se aumente mil pesos. Pero aún esa miseria tiene gente en situación peor, y hay no menos de un millón de personas que de acuerdo a las siempre atemperadas encuestas Casen ganan menos del sueldo mínimo; y la Iglesia Católica que es ponderada, por llamarla de alguna manera, dice que estas desigualdades son escandalosas.

Se llevó al Parlamento un proyecto de depreciación acelerada que no era otra cosa que aumentar las ganancias de los más ricos; conversé en ese momento con el senador Ominami, y este me dijo -lo puedo decir sin reservas-, él votó en contra, dijo “creo que estamos llegando demasiado lejos”, y yo le agregué no sólo en esto estamos llegando demasiado lejos, pero me alegraba coincidir que por lo menos en eso estuviéramos de acuerdo.

Se vivieron hechos nuevos, represión. Alguna vez dijimos cuando se gobierna con los criterios de la derecha, para la derecha, se termina reprimiendo por la derecha, y terminó un obrero muerto, don Rodrigo Cisternas, ganaba 60 mil pesos mensuales, se nos debería caer la cara de vergüenza. Las categorías culturales que implican, que se desarrollan en los aspecto gubernativos de la Concertación, son de derecha; el subsecretario Felipe Harboe creyó ver en unos machetes de un grupo de bailes afro cubanos un arsenal subversivo, y utilizaba estas categorías conceptuales y hablaba de los subversivos. Cuando se llega a un acuerdo con la derecha ahora se va a penalizar el uso de una capucha, lo que hay detrás de eso es la criminalización del movimiento social, el que tire una piedra, dé un grito, haga esto o lo otro.

La corrupción creo que la conocemos todos, la vemos cada día, tendríamos que hacer unos cinco foros sobre corrupción pero hay cosas que preocupan especialmente; me tocó junto con otros compañeros plantear en el último Consejo General del Partido Socialista una cosa que es obvia, que es natural, que ningún miembro de la dirección del partido, vale decir del Comité Central, de la Comisión Política, pudiera ser simultáneamente gerente o director de alguna empresa que tuviera relaciones conflictivas con el Estado o con su clientela cautiva, esto le caía –según algunos-, como anillo al dedo a don Ricardo Solari que era vicepresidente del Partido Socialista y a la vez presidente del directorio de Alsasia y Express, empresas concesionarias del Transantiago, que dan el servicio que sabemos y que son de capitales colombianos. Alguien nos decía, nunca nos hubiésemos imaginado en el tiempo de Allende que Altamirano fuera del directorio de la Braden Cooper, que Allende fuera de la Sociedad Nacional de Agricultura, que Almeyda fuera de la Coca Cola, esas cosas no formaban parte de una cosa discutible; y para mi sorpresa el Consejo General votó mayoritariamente señalando que esto era legítimo, que se podía ser miembro de una empresa de estos grandes directorios y se podía ser miembro de la dirección del Partido.

Esas cosas hacen que ya nadie pueda legítimamente invocar ingenuidad dentro del Partido Socialista se podrán invocar otras cosas que podrán tener algún día legitimidad, la necesidad de llevar el sustento a la casa que es importante cuando se tienen muchos hijos, la cesantía es cruel; pueden ser víctimas de aquello, pero no diga que están ahí porque es posible desplegar, ya no digamos ideas de izquierda, digamos ideas progresistas; no hablemos de cambio constitucional, cambio constituyente, esas ya son palabras de la subversión.

Pero esto ha tocado al conjunto de la Concertación, por eso alguien dice lo bueno de esto, es que esto se está poniendo mal. El PPD tuvo un conflicto, podrán decir mil cosas de Flores, de Schaulson, pero ahí hubo un problema de corrupción, con aprovechamiento o no aprovechamiento político, pero la corrupción desató una crisis. En la DC se podrán decir otras tantas cosas de Adolfo Zaldívar, pero hay un problema de fondo, él dice querer corregir el modelo, yo creo que es sincero, creo que él quiere realmente corregir el modelo, incluso él lo dice cuando uno conversa con él, dice “yo quiero corregir el modelo porque a mi me gusta el modelo, yo quiero esta economía social de mercado porque si no aquí va a haber una explosión social”. Creo que a él lo acusan injustamente de una postura estatista; creo que él es un hombre de una economía social de mercado, incluso cuando nos juntamos nos regala libros de Adenauer y cosas así.

Pero hay algo que no calza, algo se mueve en la Concertación, en días recientes nos hemos juntado un buen número de dirigentes socialistas, se encontraban entre ellos el senador Alejandro Navarro que lo tienen ahí con un proceso pendiente por participar en una manifestación de trabajadores; el diputado Sergio Aguiló que escribió solitaria y meritoriamente en algún momento un documento que se llamaba “Chile entre dos brechas”; Marco Enríquez Ominami; había una gran cantidad de concejales; el hermano de Camilo Escalona, Simón Escalona; hay una fuerza hoy en el socialismo que ha perdido la esperanza de que podamos hacer algo no digamos revolucionario, no es vergüenza decirse social demócrata, pero ser socialdemócrata hoy día en Chile es una cosa super revolucionaria, si usted dice educación pública, si usted dice un sueldo mínimo decente, como cualquier socialdemócrata bien amarillenteado en Europa, usted ya se sitúa en el campo de la subversión.

Diría que hay un desafío enorme para la izquierda, ando buscando un título que impacte pero que no sea grosero, quiero decirles: “oye dejemos de ser jiles, dejemos la pendejería a un lado”; cuando veo que hay un Juntos Podemos A, y un Juntos Podemos B, disputándose porque hace una elección atrás unos votaron, otros no votaron; lo decía una compañera ahora recién, y para esto no se necesitan los filósofos, basta con escuchar a Joan Manuel Serrat; lo único que tiene la verdad es que es irremediable. Lo que pasó pasó, eso ya está; creo que lo que se impone ahora es una confluencia de la izquierda que está dentro de la Concertación con la izquierda que está fuera de la Concertación, dejemos de pendejería, si aquí lo que necesitamos es unidad y determinación.

Los socialistas que creen que todavía pueden desplegar alguna idea progresista al interior de la Concertación creo que están muy equivocados y diría que la gran mayoría miente, porque entre nosotros ya no nos podemos ver la suerte entre gitanos, la Concertación es un ciclo que se ha terminado y que tiene una gráfica, si esto fuera un programa de TV, habría traído esa foto donde aparece Camilo Escalona con Carlos Larraín con la satisfacción graficada en su rostro y sus manos en alto cuando habían logrado instalar el lucro en la educación pública; para no ver eso, para no interpretar eso, no se trata de ingenuo, que uno se quiera auto engañar.

Compañeros si tenemos una izquierda pequeña es culpa de nosotros, ensimismados mirándonos hacia adentro, que dijo o no dijo, unidad compañeros, decisión y dejarnos de pendejería, disculpen que sea un poco grosero, pero hay que dejarse de pendejería, a veces nuestras peleas son tontas; si usted junta cualquier izquierdista en un café y le dice ¿qué es ser de izquierda hoy día?, es renacionalizar el cobre, la educación pública, la asamblea constituyente, el nuevo sueldo mínimo decente.

Les voy a contar hora para terminar, el otro día me di un gusto exquisito que hacía tiempo que no me daba y gratis lo que es más placentero. Me bajó un dolor de muelas terrible y llegué a la Posta Central y en la Posta Central me dice el señor que no me puede sacar la muela porque tiene que tomarme una plaquita, una cosa de rayos X, que en cualquier clínica chiquita vale 3 mil pesos, y todas las clínicas la tienen, pero ellos no disponen. La Posta Central de un país que tiene 26 mil millones de dólares como producto de excedente de los mayores precios del cobre, que tiene 90 mil millones de dólares en el conjunto del ahorro y que estúpida, torpemente o dolosamente lo pone en bancos norteamericanos a dólares e intereses en que cada día perdemos plata, y ese país no tiene en su Posta Central capacidad técnica para sacar una muela; y tuve que partir a la Clínica Alemana, afortunadamente tenía unos pesitos pero ¿cuántos millones de chilenos pueden partir a la Clínica Alemana con un dolor de muela terrible como el que yo tenía? Pero tuve la suerte que me encontré en el último pleno del Comité Central con la Ministra de Salud, doña María Soledad Barría, le expliqué la situación y me sorprendió una cosa porque me dijo es que no hay dentista en la Posta, entonces le dije no siga compañera contándome porque quiere decir que usted no sabe si hay dentista o no hay dentista en la Posta, si hay porque estuve sentado en el sillón con la boca abierta; no, me dijo, lo que pasa es que hay nuevas reglas, las nuevas técnicas; explíqueme lo que quiera compañera, pero le voy a decir una cosa me da vergüenza de ser parte del gobierno en el que usted funge como ministra; ¿se está refiriendo así incluso a la Presidenta Bachelet? Sí, a la Presidenta Bachelet y a todos ustedes. Esa es una alegría que uno puede dársela en algún momento.

Continuara...

Anterior ............................................. Siguiente

 

 



Comunicaciones G-80

Comenta con ayuda de Facebook (Habilitado el 11 de diciembre del 2009): ¡OJO! Se puede comentar escribiendo un mail (no se muestra es solo para validacin) o con cuenta de Facebook.


(*)Algunas versiones de Internet Explorer bloquean esta herramienta social, sugerimos navegar con Firefox, Safari, Opera, Chrome u otro navegador web para hacer y leer los comentarios
ltimas Columnas
Vengo de un pueblo pequeño... que se llama Til Til por Vólker Gutiérrez
Tierra: medio siglo de la Ley de Reforma Agraria por Manuel Riesco
2016, Venezuela en la encrucijada. La grave crisis económica, social y política por Orlando Caputo
La Codelco de Eduardo Engel por Julián Alcayaga
Venezuela: crisis para todo uso por Ángel Saldomando
Otras noticias
2017-08-01
LUN DESTACA INVESTIGACIÓN EN FUSIÓN NUCLEAR DE LA CChEN
2017-07-27
CONMEMORAN LOS 50 AÑOS DE LA TOMA DE LA UC
2017-07-26
OFICIALIZAN LA POSTULACIÓN DEL FÍSICO LEOPOLDO SOTO NORAMBUENA



Hay 32 usuarios visitando www.generacion80.cl

Roberto Avila interviene en debate convocado por www.g80.cl